Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Honduras-Zelaya y Micheletti acercan posturas

1 Octubre 2009 Etiquetado en #Politica

Honduras


 
Con la mediación de EEUU

Zelaya y Micheletti acercan posturas y rebajan sus exigencias para poner fin a la crisis política

Juan Barahona, dirigente del Frente de Resistencia: "Rechazamos un acuerdo de San José II"

 
Daniel Lozano, enviado especial a Tegucigalpa
Público, Madrid, 1-10-2009


Ya tiene nombre, pese a que todavía no exista oficialmente: acuerdo San José II. Así lo ha bautizado Juan José Pineda, obispo auxiliar de Tegucigalpa y único mediador reconocido hasta el momento. "Lo que en San José se hizo fue una propuesta, no un acuerdo, y creo que deberíamos hablar ahora de un San José II". La presión de militares y de la embajada de EEUU ha conseguido que el Gobierno golpista transforme en vías de diálogo lo que hasta ahora sólo suponían declaraciones a la galería de Micheletti.

"Nos estamos poniendo dentro de los zapatos de la esperanza", remató Pineda. Una esperanza que también pretende acercarse a la Embajada de Brasil. El presidente depuesto, Manuel Zelaya, señaló desde su refugio que existen buenas señales para encontrar una salida negociada a la crisis política. Y lo que es aún más sorprendente, que él también está dispuesto a rehacer sus puntos de vista.

Presión entre bastidores

La reacción de Zelaya se produce horas después de la convulsión política producida por los últimos movimientos del general Romeo Vásquez y del embajador estadounidense Hugo Llorens. Ambos reaparecieron en escena con un margen de pocas horas y no se trató de una casualidad. Llorens no lo hacía desde antes del golpe. Y los dos apostaron por el diálogo, adelantando que la solución está cerca y haciendo público lo que es presión entre bastidores. "Ahí está, es la llave (acuerdo de San José) para la solución, para tener un acuerdo, volver a la democracia, tener un proceso electoral pacífico con apoyo de la comunidad internacional", enfatizó Llorens en una radio local.

La cuadratura del círculo la cerró el candidato izquierdista César Ham, quien junto a otros parlamentarios decidió regresar al Congreso, abandonado tras el golpe.

En sede parlamentaria y en mentideros políticos se discute sobre las distintas propuestas: regreso de Zelaya al poder, dimisión posterior y proclamación de un gobierno de concentración, que conduciría las elecciones; que Zelaya cambie la embajada por una especie de arresto domiciliario Distintas ideas, más de una disparatada.

Mientras, en su búnker de la Casa Presidencial, Micheletti proseguía la ceremonia de reuniones que sólo conducirán a la derogación del estado de sitio. Ayer le tocó el turno a la Corte Suprema de Justicia. Al finalizar, el líder golpista mantuvo ante la Prensa internacional las tesis de siempre, incluso retó a los zelayistas a medirse en pulso electoral.

Preguntado sobre la restitución, por un periodo breve, de Mel Zelaya, Micheletti aseguró en su habitual tono atronador que "este país no es de tontos. Es imposible el nombramiento de una junta cívico-militar porque eso es un golpe de Estado".

"Rechazamos un acuerdo de San José II "
Juan Barahona, dirigente del Frente de Resistencia

 
¿Los militares y los empresarios están presionando a Micheletti para retomar el diálogo?

Sin duda. Hay presión para que se establezca de inmediato el diálogo entre los golpistas y Zelaya. Pero Micheletti se niega y reprime al pueblo. Hace unos minutos la Policía nos ha desalojado de Radio Globo.

¿Estarían de acuerdo con retomar el diálogo?

Creemos que puede ser una salida, siempre que participe Zelaya. El Frente no participa en estas reuniones y la gente del presidente tampoco nos informa. Rechazaríamos cualquier acuerdo que no contemple la restitución y la convocatoria de la [Asamblea] Constituyente.

¿Y si el acuerdo incluyera el regreso de Zelaya y su inmediata dimisión para dar paso a un gobierno de concentración?

No, eso es una marranada. El pueblo eligió a Zelaya, nadie lo puede echar así. Sería premiar a los golpistas.

Entonces, ¿se están buscando soluciones como un San José II?

La Resistencia rechaza este llamado acuerdo de San José II. Tampoco nos creemos que el presidente lo vaya a aceptar.

¿Están planeando una huelga general?

Conversamos con las centrales sindicales para convocarla la semana que viene.
Leer más

Ecuador/ Correa se mancha de sangre, muertos y heridos por represión

1 Octubre 2009 Etiquetado en #Politica

Se reaviva protesta indígena
 
Organizaciones sociales denuncian que las fuerzas represivas asesinan en el sector del río Upano, ciudad de Macas, Provincia de Morona Santiago, a tres manifestantes de la Nacionalidad Shuar, dos de ellos maestros bilingües. Hay 40 heridos.
 
El presidente Rafael Correa, reconoce y "lamenta" la muerte de un joven aborigen en las protestas de grupos indígenas y de maestros efectuadas este miércoles en la Amazonia ecuatoriana
 
La Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), organización determinante en la caída de varios presidentes ecuatorianos en el pasado, resolvió reactivar su movilización contra el gobierno
 
Agencias

Las comunidades indígenas de la Amazonia habían decidido mantener sus protestas, a pesar de que la dirigencia de la CONAIE había resuelto intentar un diálogo con el gobierno. Este miércoles, dichas comunidades intensificaron la medida de hecho con bloqueos de carreteras y choques con la policía.

Avanzada la tarde del miércoles, Marlon Santi, presidente de la CONAIE, había dicho que durante las protestas en la Amazonia se habían producido enfrentamientos que dejaron, según afirmó, dos personas fallecidas y varios heridos. Al concluir la jornada, el presidente Correa insistió en su llamado al diálogo a los que llamó "queridos compañeros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE)" y dijo sentirse "destrozado" por la muerte de una persona durante las protestas.  "Les ratifico este llamado al diálogo, ahora más que nunca cuando se ha perdido una vida", señaló.

El mandatario explicó que, por expresa disposición del gobierno, los policías que controlaban las protestas en Morona Santiago no portaban armas sino "equipos antimotines". Previamente, el ministro de Gobierno, Gustavo Jalkh, acompañado del Alto Mando de la Policía, había dicho que el gobierno analiza la emisión de un decreto de emergencia si continúan intentos de los manifestantes de "secuestrar policías".

Tres policías fueron este miércoles retenidos por manifestantes y posteriormente liberados en una zona rural de la provincia amazónica de Puyo.
 
"Llamado de la sangre"
 
Los incidentes en la Amazonia encendieron los ánimos en la dirigencia de la CONAIE, organización indígena que en el pasado ha tenido un rol protagónico en la caída de los presidentes ecuatorianos Abdalá Bucaram (1997) y Jamil Mahuad (2000). "La sangre nos llama a defender a nuestro pueblo", dijo de forma enérgica Humberto Cholango, dirigente de la CONAIE, tras pedir a las comunidades indígenas del país que vuelvan a las calles "desde este momento".
La movilización indígena se produce en rechazo a la propuesta del Ejecutivo de Ley de Aguas, en la que se determina que debe ser una autoridad estatal, y no las comunidades, la que tenga el control de los recursos hídricos.
 
La directora de nacional de Vanguardia del Magisterio, Teresa Bolaños Naranjo, denuncia al gobierno de Correa: "lejos de buscar soluciones y diálogar con nuestros pueblos, trata de imponer la fuerza, burlándose de la lucha popular y minimisando la oleada de protesta sobre temas sensibles como la Ley de Aguas, la Ley de Sevicio Público y la defensa de la vida.
 
Mientras se mantienen las protestas indígenas y de maestros en el país, el gobierno organiza una movilización a su favor prevista para el sábado 3 de octubre en Quito.
En un comunicado, la Presidencia de Ecuador anunció que en la cita participará Correa, así como asambleístas, prefectos, alcaldes, concejales, representantes de juntas parroquiales y organizaciones sociales favorables al gobierno. El ministro coordinador de la Política, Ricardo Patiño, dijo que se tratará de "una gran movilización".
Leer más

¿A qué temen Israel y EEUU?: Rusia y la clave del ataque a Irán

1 Octubre 2009 Etiquetado en #Politica

Los expertos militares coinciden: Si un posible ataque militar del eje EEUU-Israel no consigue neutralizar y/o debilitar en pocos minutos el sistema de defensa iraní (principalmente su capacidad de respuesta aérea) en un "golpe sorpresa", se expone a un contraataque iraní a ciudades e instalaciones militares claves en Israel, y a una reacción islámica generalizada de difícil pronóstico en Medio Oriente. Este es el punto donde Moscú se convierte en un actor clave del conflicto.    
Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas@iarnoticias.com

Informe especial


S

egún analistas de Washington y Tel Aviv, los temores de EEUU y del estado mayor militar judío no se centran tanto en el contraataque sino en la capacidad defensiva de Irán.

Si en el primer escenario, con un ataque demoledor sobre las instalaciones militares y nucleares iraníes, no se consiguen los objetivos de paralizar la defensa iraní y destruir los blancos nucleares buscados, se activaría un segundo escenario con una reacción islámica generalizada (guerra irregular o asimétrica) contra diferentes blancos  de Israel y EEUU en la región.

Expertos israelíes y norteamericanos coinciden en que si bien un ataque Israel (o combinado con EEUU) es capaz de producir un "severo daño" a las usinas iraníes no garantiza en ningún caso acabar completamente con el programa nuclear o con el sistema defensivo de Irán.

Un "éxito" de la defensa iraní en los primeros momentos del ataque (además de posibilitar un demoledor contraataque iraní) generaría un teatro de operaciones para el cual Washington y Tel Aviv no están preparados, dado que (y al margen de la supremacía abrumante de su poder aéreo y naval) carecen de capacidad para una guerra terrestre generalizada en Irán y el Medio Oriente, donde (además de una guerra asimétrica contra las organizaciones islámicas) deberían enfrentarse al aparato militar iraní (convencional e irregular) compuesto por dos millones de efectivos movilizados y en capacidad de combate.

A su vez, un nuevo escenario para un contraataque iraní se plantea a partir del ingreso en escena del misil tierra-tierra Shahab 3 (ensayado el domingo pasado), con un recorrido de alrededor de 2.000 kilómetros, y con capacidad -según Teherán- para alcanzar
el territorio de Israel y las bases estadounidenses en la región del Golfo Pérsico.

De acuerdo con una estimación generalizada entre los expertos, ante un posible fracaso del "primer golpe" USA-israelí (por falla en la destrucción del sistema defensivo), el régimen iraní podría iniciar una contraofensiva hacia tres blancos estratégicos:

1) Cierre del Estrecho de Ormuz, a través del cual pasa más del cuarenta por ciento de las exportaciones del petróleo mundial. En este escenario, los precios del petróleo podrían escalar hasta hacer estallar los mercados mundiales potenciando la crisis económica mundial a niveles inimaginables. Ese cuadro podría agravarse si Irán resolviera atacar las refinerías petroleras en Arabia Saudí.

2) Contraataque iraní con cohetes de medio alcance contra ciudades, instalaciones militares, infraestructura y sistema de comunicación de Israel, que podría incluir un ataque al Comando Central de Washington (Centcom) en Qatar; instalaciones y bases militares militares en Irak e infraestructura energética de Arabia Saudita y de los Estados del Golfo.

3) Lanzamiento por parte de la Guardia Revolucionaria iraní y de los grupos islámicos de una  guerra asimétrica regional contra Israel y EEUU en Líbano, Siria, Arabia Saudí, Irak y Palestina, generando un teatro bélico generalizado contra instalaciones y oficinas de petroleras y transnacionales del "mundo occidental", incluidas la europeas.

Este es el punto donde Rusia, según los expertos, se convierte en una actor clave del conflicto y de la guerra latente en Medio Oriente.

Moscú, además de ser un socio estratégico (militar y comercial) de Irán, tiene la llave que abre o cierra el "éxito" o el "fracaso" de un ataque militar militar sionista contra blancos nucleares y militares iraníes.

Esa llave (que desvela a los estrategas y planificadores de Washington y Tel Aviv) es el sistema de misiles antiaéreos S-300 que Moscú vendió a Teherán , y cuya entrega continúa en un misterio, ya que Rusia niega su concreción y el régimen de Irán afirma que ya están en su poder.

En diciembre de 2005, Rusia vendió a Irán 29 misiles Tor-M1, por valor de US$ 700 millones de dólares, y posteriormente concretó otro contrato  lde US$  US$800 millones, que prevé el suministro de cinco sistemas S-300, cuya ejecución  se aplaza por motivos políticos, según Moscú.

Diversos funcionarios iraníes y medios de comunicación internacionales anunciaron en más de una oportunidad que Moscú procedió finalmente al envío de cinco sistemas de misiles S-300 a Irán, pero la parte rusa siempre lo desmintió.

El carácter estratégico (en un escenario de ataque sionista a Irán) que revestiría dicho sistema de defensa en manos iraníes, genera presiones constantes a Moscú por parte de EEUU, Israel y la Unión Europea para evitar que los misiles S-300 neutralicen el accionar de los cazas y bombarderos sionistas en un hipotético raid contra las usinas nucleares y las instalaciones militares de Irán.

La presión diplomática de la administración de Obama o la reciente reunión secreta de Netanyahu con el presidente Medvédev forman parte de ese objetivo, que -según coinciden especialistas en Washington y Tel Aviv- no han conseguido ningún resultado positivo para el eje sionista.

Según su descripción técnica proporcionada por la Defensa rusa, el S-300 (SA-10 Grumble, según la OTAN) es un sistema antiaéreo diseñado para proteger instalaciones militares y centros industriales y de mando de los ataques masivos desde el aire y el espacio.

Es capaz de destruir todo tipo de aviones, misiles balísticos y de crucero y teóricamente, puede atacar objetivos terrestres.

La versión básica de S-300 incluye un radar multifuncional, rampa de lanzamiento móvil y medios de localización de objetivos y guiado. Está provisto de misiles de combustible sólido de una etapa que alcanzan la velocidad máxima superior a 2.000 metros por segundo. Alcance: de 3 a 150 kilómetros, altitud de destrucción de blancos: de 20 metros a 30 kilómetros.

El sistema S-300 es capaz de efectuar el seguimiento simultáneo de 6 blancos y disparar contra ellos hasta 12 misiles a la vez.

Las diferentes versiones de este complejo cuentan con una mayor velocidad de ataque, rango, guía por sistema de televisión y capacidad ABM.

A diferencia del Patriot estadounidense, que no puede derribar objetivos a una altura inferior a 60 metros, el S-300 es capaz de abatir aviones y misiles de crucero a cualquier altitud, a partir de 10 metros. Otra ventaja del S-300 sobre el Patriot consiste en el despegue vertical, factor que permite contraatacar un objetivo procedente desde cualquier dirección sin necesidad de girar la plataforma de lanzamiento.

El modelo Patriot tarda media hora en ponerse en posición de ataque, mientras que el ruso S-300 lo hace en menos de 5 minutos.

¿Y qué puede pasar si los sistemas S-300 rusos son instalados en Irán?

En primer lugar se reduciría en grados notables la capacidad de destrucción de las usinas nucleares y de las instalaciones militares de Irán por un ataque aéreo judeo-estadounidense, y se crearían las  condiciones para una respuesta iraní "fulminante"  que pondría a Medio Oriente en el tablero de una "guerra generalizada".

En segundo lugar, se potenciarían las bajas de aparatos y aviadores israelíes (o norteamericanos) precipitando una crisis en Washington y Tel Aviv, y se desdibujaría la posibilidad de una reacción interna contra el régimen de los ayatolas, uno de los objetivos centrales que guiaría una operación militar sionista contra Irán.

Esa la explicación más coherente  de porqué el sistema S-300 ruso se ha convertido en la pesadilla de Washington  y de Tel Aviv.

Esta obsesión judeo-estadounidense por la efectividad del "primer golpe", alimentó la reciente  versión del secuestro por parte de unidades especiales israelíes de un  carguero de bandera maltesa, el Arctic Sea, que supuestamente transportaba en forma clandestina misiles rusos S-300 con destino a Irán.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, negó rotundamente que el Arctic Sea transportara misiles antiaéreos rusos destinados  a Irán,  pero no cesaron las especulaciones crecientes sobre una operación de inteligencia judía que habría determinado el viaje secreto de  Netanyahu a Moscú. 

Varios medios rusos informaron que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu estuvo de visita secreta en Moscú este mes para solicitar a Rusia que no entregase a Irán sus misiles antiaéreos  S-300.

"El primer ministro Netanyahu viajó a Moscú. Lo hizo a puerta cerrada. Fue su decisión", reconoció Medvedev en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CNN en su residencia de Barvikha, cerca de Moscú, cuya reproducción escrita fue publicada en el sitio de internet del Kremlin.

Si bien Tel Aviv confirmó la visita, se guardó entre siete llaves los temas tratados.

Ni la CIA ni el Mossad israelí tienen la certeza total: ¿Y si el dispositivo con los misiles S-300 ya se encuentra en Irán?

Ese el dilema que deben resolver los halcones sionistas de Washington y Tel Aviv antes de apretar el disparador.

                            ******

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias


Leer más
<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9