Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Palau, por que vota con EEUU.

3 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

Vota Palau junto a EEUU contra Cuba por necesidad de ayuda, afirma Ministra de Estado

 

Publicado el 30 Octubre 2009

Radio Australia

La Ministra de Estado de Palau, Sandra Pierantozziadmitió que su Gobierno apoya el bloqueo estadounidense contra Cuba para obtener más ayuda de EE.UU.

Israel, Palau y EEUU fueron los únicos tres países a favor del bloqueo contra la Isla, que se sometió a votación esta semana en la ONU. Ciento ochenta y siete países votaron en contra. Entretanto, Palau negocia con EEUU la ayuda externa, por la cual EEUU ofreció 156 millones de dólares para próximo año. Sin embargo, Palau quiere al menos 225 millones de dólares.

Presentador: James Oaten
Orador: Sandra Pierantozzi, Ministro de Estado de Palau.

PIERANTOZZI: Bueno, siempre hemos votado con EE.UU. en este y muchos otros temas en las Naciones Unidas. Mantenemos una relación muy estrecha con EE.UU. denominada “Libre Asociación”, bajo el Pacto de Asociación. Y hemos estado apoyándolos con vista a encontrar un aliado.

Oaten: Pero, ¿cuáles eran las razones? ¿Acaso fue solamente para demostrar que son amigos de EE.UU. o había intereses por lo que estaba ocurriendo en Cuba?

PIERANTOZZI: No tenemos relaciones diplomáticas con Cuba y en estos momentos estamos analizando nuestra situación. Hemos estado considerando hace algún tiempo la posibilidad de establecer relaciones diplomáticas con Cuba y notamos que Cuba se está haciendo sentir en el Pacífico, de lo se pudiera sacar provecho. Pero nos queremos asegurar de que no se cometan atrocidades o violaciones a los derechos humanos en los países con los que queremos establecer relaciones.

OATEN: Pero el voto fue de 187 a 3 en contra del embargo. ¿Entonces los 187 países alrededor del mundo sienten que el embargo debería existir?

PIERANTOZZI: Sí, todavía estamos en un mundo libre, ¿verdad? Pero Palau espera votar a favor de quien quiera sin la presión de todos.

OATEN: Pero si ustedes están tratando de establecer relaciones con Cuba o lo está considerando, ¿cree UD. que este voto a favor del embargo obstaculizará tales esfuerzos?

PIERANTOZZI: Como ya dije, aún lo estamos pensando. En estos momentos no tenemos nada acordado con Cuba o que venga de Cuba, y todavía no es la hora de cambiar nuestra posición. Como dije, todavía estamos en un país libre y aún somos un país libre del mundo y somos libres de decidir cuándo y cómo actuamos. Entonces, en estos momentos este es nuestro voto y puede que cambie, no lo sé. Bueno, quisiéramos también que EE.UU. cambie sus perspectivas. Quisiéramos saber qué está haciendo el resto del mundo.

OATEN: ¿Entonces lo que es cierto es que si EE.UU. cambia, Palau también cambiará?

PIERANTOZZI: No, nosotros no tenemos que seguir necesariamente a EE.UU., pero pudiera ser una consideración. Tenemos una fuerte relación con EE.UU. y no queremos poner en riesgo esa relación porque afectaría el bienestar de la economía de Palau.

OATEN: OK, bueno, acerca de eso, EE.UU. y Palau llevan a cabo negociaciones en estos momentos. Desde que Palau se independizó, EE.UU. le ha suministrado ayuda directa. Lo que equivaldría a $225 millones, a lo largo de los últimos 15 años. Washington dice que en el próximo periodo, está dispuesto a dar $156 millones. Palau quiere como mínimo $225 millones. La suma que recibía inicialmente de EE.UU. ¿Hasta qué punto esto está influyendo en la decisión de Palau de votar con EE.UU.? ¿Acaso Palau necesita más ayuda de EE.UU. y esa es la razón por la cual están votando con EE.UU. en este tema?

PIERANTOZZI: Bueno, nosotros hemos votado con los EEUU desde el primer día.

OATEN: ¿Pero acaso estas negociaciones van a conseguir más ayuda económica de los EEUU de lo que actualmente está propuesto, están influenciando estas negociaciones la decisión de Palau?

PIERANTOZZI: Ah, eso esperamos, bueno, eso esperamos. Como dije, Palau siempre ha votado de esta forma.

OATEN: Y Palau también accedió recientemente a recibir 13 detenidos de Uigur, provenientes del Centro de Detención estadounidense de la Bahía de Guantánamo. ¿Esto también guardaba relación con las negociaciones para conseguir la ayuda?

PIERANTOZZI: No, porque alguien en la prensa comenzó a decir que Palau estaba haciendo esto a cambio de 200 millones de dólares. Esto es completamente falso. Palau aceptó la solicitud de los EEUU y Palau también es consciente de que es miembro de la comunidad de naciones, y tratamos de cumplir con nuestra parte, y no sabemos porqué el asunto de los uigures tiene que tratarse aquí, porque tenemos refugiados de Myanmar que se han traído aquí a Palau y a nadie parece importarle, especialmente a la UNHCR de Australia, que han venido aquí, hablado con ellos, ¿por qué está centrada la atención en los uigures y no en otros refugiados?

OATEN: De acuerdo, y finalmente entonces, como dije anteriormente, los EEUU han propuesto darle a Palaos 156 millones de dólares en los próximos 15 años. Palaos quiere 225. Se están haciendo negociaciones en estos momentos. ¿Podría ponernos al tanto de como van estas negociaciones?

PIERANTOZZI: La oferta final de los EEUU ya está hecha. Hemos hecho un análisis económico de esta oferta, y si la aceptáramos en este momento, eso definitivamente reduciría el PIB de Palau, y el nivel de vida de su gente durante los próximos 15 años, y nosotros, los líderes, consideramos que esto no es aceptable para nuestro pueblo.

Leer más

MUJICA, NO ABORREGUES MAS A LA GENTE, DEJALOS PENSAR.

3 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

PARA LEER Y ANALIZAR.....

No va contra su campaña, tampoco contra ellos.

Va para q no c llenen la boca hablando de acomodos, y tapando q el país anda bien, etc.

 

 

 


El discurso maniqueo llegó a su fin. Aquello de que “los buenos estamos en el Frente Amplio y los malos en los partidos Colorado y Nacional”, se terminó.
Se terminó el verso de los “impolutos”, de los “cristalinos”, de los “honestos” frenteamplistas.
Quedó claro que, en la historia del Uruguay, NUNCA HUBO UN GOBIERNO TAN CORRUPTO, EN TAN POCO TIEMPO, COMO EL ACTUAL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO.


Cito sólo algunos ejemplos: 

a)     La boxeadora Chris Namús, tras admitir ser frenteamplista, logró ser subvencionada por ANTEL con un contrato publicitario de U$S 50.000. Como extensión, el novio de Chris ingresó y fue acomodado en ANTEL como “guardaespaldas” de un integrante del Directorio, más precisamente el rayado que parece haber simulado que lo quisieron matar, (Perera).

b)     El presidente Tabaré Vázquez (Partido Socialista) le dio en exclusividad todos los negocios de software, de casi toda la administración pública, a su hijo;

c)     La ministra Marina Arismendi, del Partido Comunista, acomodó a varios familiares, entre ellos su yerno, con un sueldazo en el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES);

d)     Juan Carlos Bengoa, director de Casinos Municipales, el ex director de Loterías y Quinielas, Orestes González Braida, y sus principales colaboradores José Antúnez y Gustavo Dalmonte, todos ellos hoy presos, se robaron hasta el agua de los floreros de los casinos de la Intendencia de Montevideo, en una jodita por más de U$S 14 millones (Somos vergonzosamente famosos en el mundo por ser los uruguayos los únicos casinos que dan “pérdidas”. ¡Cómo para no tener pérdidas, si se robaron todo!).

Para colmo, durante la instancia judicial “se perdió” una parte del expediente en dependencias del Tribunal Penal de 1º Turno de Montevideo. Casualmente, la parte del expediente donde se hablaba de la responsabilidad que les cupo al actual senador Mariano Arana y a la actual ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, cuando eran Intendente y Secretaria General de la Intendencia montevideana, respectivamente.

e)     El senador Leonardo Nicolini, dueño de un avión que hacía transporte de mercaderías prohibidas, falsificó un Carné de Asistencia para atenderse gratis en un hospital (El tipo es reincidente: años atrás, había falsificado varios faxes por el tema FOCOEX que lo enfrentó con el gobierno del ex presidente Luis Lacalle, ¿recuerdan? Le costó su banca en la Cámara de Diputados).

f)       El secretario del intendente Mariano Arana, Mario Areán, (Vertiente Artiguista) entregó en concesión a sus amigos varios locales del Parque Rodó sin licitación alguna;

g)     El vicepresidente Rodolfo Nin Novoa se “olvidó” de declarar un incremento en su patrimonio de U$S 300.000 por la compra de un nuevo “campito”, sin poder justificar el origen de los fondos. Su patrimonio aumentó U$S 1:200.000 en los últimos cuatro años.

h)     El intendente de Maldonado, Oscar De Los Santos, otorgó publicidad de los refugios peatonales sin licitación alguna a la empresa SATENIL S.A., y sus correligionarios no permiten que se le haga Juicio Político para investigar (es decir, que no sólo roban, sino que además encubren);

i)        Danilo Astori (hijo) obtuvo fondos de ANCAP para distribuir los discos de Jaime Roos editados por la Productora “Malacara”, propiedad de aquel;

j)        Tras hacer sucesivas licitaciones que fueron una tras otra quedando sin efecto, se otorgó directamente la organización del festival Punta Rock a SAVIL S.A., de Danilo Astori (h). La comuna le pagó U$S 85.870. También se le adelantó un pago sin que mediaran la factura y el recibo de la empresa, y sin que presentara los certificados de DGI, que fueron emitidos 10 días después que la empresa cobrara el primer adelanto.

k)     Ese mismo festival fue auspiciado por la marca de cigarrillos “Nevada”, en clara violación a la Ley Antitabaco (Ley Nº 18.256) impulsada por el propio gobierno, que en su Artículo 7 prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los productos del tabaco.

l)        El intendente de Canelones, Marcos Carámbula, dio ingreso a cientos de funcionarios en el municipio canario, acomodando a dedo, entre otros, a todos sus familiares y amigos de sus familiares con sueldos de reyes.

m)   El tribunal de Cuentas de la República (TCR) reveló que jerarcas de la Intendencia de Canelones no rindieron cuentas de gastos por $ 33:997.006 (U$S 1:600.000). Se desconoce a dónde fue a parar el dinero.

n)     Cuatro ediles del Movimiento de Participación Popular (MPP), que integran entre otros sectores el MLN-T, renunciaron a sus cargos tras comprobarse que incurrieron en usos indebidos de los gastos de representación que mensualmente les otorgaba la Junta Departamental de Paysandú.

o)     La Justicia Penal de Fray Bentos (Río Negro) procesó con prisión por un delito de “Abuso de funciones”, al ex presidente de ADEOM Río Negro, Antonio Martínez, dirigente del Frente Amplio. Faltaron $ 370.000 y, entre otras irregularidades, se constató la compra de material odontológico con boletos de una casa de repuestos.

p)     La Justicia dispuso que el presidente del Instituto Nacional de Colonización (INC), el frenteamplista Gonzalo Gaggero, le pague U$S 45.300 al productor Carlos Zuluaga a raíz del faltante de ganado durante la gestión que Gaggero desarrolló como liquidador interventor de la sociedad “Zuluaga Hnos.”, entre 1981 y 1994.

q)     El edil frenteamplista Daniel Placeres (MPP) se benefició  con un contrato de comodato por parte del Parque Tecnológico industrial (PTI) del Cerro, que depende de la Intendencia de Montevideo.

 

B) TENEMOS LA DEUDA EXTERNA MÁS ALTA PER CÁPITA DE AMÉRICA LATINA.

 

La dictadura (1973-1985) aumentó la deuda externa originada por el gobierno del Partido Nacional en la década del 60 de U$S 530 millones a U$S 4.410 millones (es decir, un promedio de U$S 298 millones por año).

Los gobiernos de los partidos tradicionales post dictadura (1985-2005) la llevaron a U$S 12.150 millones (U$S 387 millones por año), y el Frente Amplio, en sólo 4 años de gobierno, la llevó a U$S 17.337 millones por año (¡¡¡U$S 1.296 MILLONES POR AÑO!!!)
Pero el desastre frenteamplista es aún peor, porque sus integrantes nos “endeudaron” de este modo en la mejor época de vacas gordas desde el año 2004, vacas gordas que se debieron exclusivamente a factores externos, no a un buen manejo de la economía uruguaya, vale aclarar.

Nada inventaron para distribuir mejor los ingresos, aunque sí inventaron regalar plata sin trabajar para comprar votos, dinero que fue utilizado en términos generales para comprar celulares, bebidas alcohólicas y cigarrillos, además de hacerle perder a gran parte de los uruguayos el hábito del trabajo. ¿Dónde quedó aquello de enseñar a pescar en lugar de regalar pescado? Otra mentira más del FA.


C) LA INSEGURIDAD NO EMPEZÓ CON EL FRENTE AMPLIO, PERO TODO LO QUE HIZO EL FRENTE AMPLIO AYUDÓ A DISPARARLA COMO NUNCA.
La Ley de Humanización del Sistema Carcelario (Ley Díaz) sólo sirvió para soltar casi 1.000 presos a las calles con la excusa de que no había lugar en los establecimientos penitenciarios para tenerlos recluidos. Un 73% de los casos, volvió a reincidir (Cifras oficiales del FA a quien ya nadie le cree nada; seguramente sean muchos más).
La nueva Ley Policial le quitó herramientas a la Policía para actuar.
Si antes era un país bastante seguro, ahora es insoportablemente inseguro. Nadie del FA tiene el “coraje político” para poner mano dura con las herramientas legales que existen. Sólo miran los “derechos humanos” de los balandras. Y el común de la gente, ¿no tiene derechos humanos? ¿No tiene derecho a la vida, a la propiedad?  ES "POLITICAMENTE CORRECTO" DEFENDER A LOS "POBRES QUE SALEN A ROBAR, afirman. ¡¡¡MENTIRA!!! NO QUIEREN PAGAR LOS COSTOS POLITICOS DE UNA POLICÍA CON AUTORIDAD FUERTE.
Los niveles de delincuencia son indescriptibles. Las cifras de las estadísticas tienen márgenes de error inmensos, ya que está probado que más del 35% de los delitos no son denunciados porque los ciudadanos no quieren perder tiempo en trámites burocráticos luego de ser robados o asaltados, o por miedo a represalias.

 

D) EJEMPLOS DE HIPOCRESÍA ABSOLUTA

 

El FA votó en contra de la construcción del Hotel Casino “Conrad” de Punta del Este, por ejemplo, y ahora el candidato presidencial José Mujica (MLN-Tupamaros) admite que “es una fantástica fuente laboral”.

Defenestraron al presidente del CODICEN, Germán Rama, hasta el cansancio por la Ley de Educación, y ahora hasta el propio Mujica admite que Rama tenía razón.

Estuvieron en contra de las empresas productoras de celulosa BOTNIA y ENCE, y ya siendo gobierno insistieron que era una buena idea su instalación y las defendieron hasta más que los partidos tradicionales.

Insultaron al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llamándolo asesino, hampón, genocida, inescrupuloso, explotador e inepto, para después invitarlo a la estancia de Anchorena, a comer un asadito y sacarse fotos.

Empapelaron el país con carteles que decían “¡NO AL FMI! ¡NO PAGAR LA DEUDA EXTERNA CON EL HAMBRE DE LOS TRABAJADORES!” y fueron los primeros en ir a renegociar la deuda ofreciendo pagar intereses por adelantado. Se abrazaron con los otrora “cerdos capitalistas”, y ¡¡hasta Mujica se sacó fotos tomando champagne en copas tulipán con los emisarios del FMI!!

No construyeron una sola vivienda nueva en todo el país: ni del BHU, ni del SIAV, ni del BPS. Sólo entregaron las construidas en los gobiernos de Julio Mª Sanguinetti y Jorge Batlle con gran pompa y ceremonias fastuosas a las que asistieron numerosísimos jerarcas de turno, como que hubieran sido ellos los autores, y no construyeron nada… Politiquería pura.

¡¡HIPÓCRITAS UNA VEZ MAS!!

F) DÓNDE ESTÁ TABARÉ???

 

Hace días que no lo veo, y menos ahora con la gripe porcina, que parece que lo ha alejado de los medios, a la única q veo es a la ministra Muñoz, hablando muy soberbiamente sobre la gripe A y de las medidas drásticas que ¡no!, se van a tomar, porque supuestamente no hará falta, mas allá de que nuestro país tenga casi el mismo porcentaje de muertos que el país en segundo lugar de muertos en el mundo de Gripe A, como lo es nuestro vecino, Argentina. Ah no, si lo vi,  antes de ayer en el informativo, pero no era por la gripe porcina, sino que para opinar sobre la selección uruguaya y decir que "simplemente le ha faltado suerte en las eliminatorias", ah, y además,  para opinar de nuestro fútbol, dijo que "debe tener una reforma y ver a otros países como han evolucionado y sin embargo nosotros nos hemos quedado atrás" y que nuestro fútbol, mas allá de que tenga razón o no en lo que dice "se cree que se las sabe todas" o algo así.

Qué interesante no? Bue, es lo que hay.

Yo digo, en vez de no creernos que las sabemos todas sobre la salud. ¿Por qué no se toman las medidas que ha tomado nuestro vecino?

Ya ocurrió con la crisis del 2002, y en otros casos tambíén aunque no sea el mismo tema, "si ves las barbas de tu vecino arder, échalas en remojo", no se, m parece.

Leer más

China Zorrilla- a Mujica-“Yo no lo voto, aunque siempre voté al Frente Amplio

3 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

Fuente: revista Caras.

Nuestra reconocida y gran “China” Zorrilla sigue hablando de política. Tiempo atrás había concurrido junto a Carlos Perciavalle a almorzar con Mirtha Legrand, y allí, el uruguayo aseguró que en primera vuelta votaría a Bordaberry, mientras que su compañera de elenco solamente se limitó a decir que Mujica era un pesonaje de Laferrere y que si bien siempre votó al Frente, en octubre no lo haría.

Ahora, la actriz volvió a hablar en otro medio del tema, esta vez en radio Mitre, y allí se despachó con la siguiente declaración: “Yo no lo voto, aunque siempre voté al Frente Amplio. Mujica es un personaje inventado. Conozco al chico éste, al nieto de Luis Alberto de Herrera y estoy dispuesta a votarlo”. Por último, China concluyó la comunicación de manera categórica: "Yo creo en los uruguayos y ellos lo votaron. No hay tantos uruguayos que se equivoquen por el placer de equivocarse. Ojalá le vaya bien a Mujica si va a ser presidente nuestro”.

Leer más

El modelo del saqueo y el hambre

2 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

Una (otra) guerra, bajo el modelo del saqueo y el hambre


 

















“Nosotros debemos encontrar nuevas tierras desde las cuales podamos obtener fácilmente materias primas y al mismo tiempo explotar la mano de obra barata de los nativos de esas colonias. Las colonias serían también el basurero del excedente producido en nuestras fábricas.” Cecil Rhodes

 

Erasmo Magoulas

 

Federico Hayek, uno de los pensadores de la Escuela Austríaca del neoliberalismo, decía –a mediados del Siglo 20- que el ser racional es aquel que se adecúa a la racionalidad del mercado y el irracional aquel que discute esa racionalidad.

Uno de sus antecesores y mentores intelectuales, Adam Smith, hablaba –a mediados del Siglo 18- de una moralidad funcional del mercado. Hayek se refería a la ética del mercado como ética única.

Aunque entre ellos existe la diferencia de la visión del desarrollo histórico, mientras Smith -tal vez por desconocer a H. Spencer y C. Darwin que nacieron un par de décadas posteriores a su muerte- concibe el modelo newtoniano del conocimiento científico de la naturaleza aplicado a la ciencia de la sociedad humana, Hayek opta por el modelo de desarrollo histórico spenceriano de selección natural del más fuerte y más apto; los dos coinciden en que el locus de la actividad libre del hombre es el mercado, que es por ende el locus de la libertad humana.

También los relacionan, una racionalidad instrumental o la racionalidad medios-fines. Adam Smith decía, “la actuación humana óptima es aquella que maximiza la obtención de los fines propuestos a través de la elección de los medios adecuados”

Si el fin justifica los medios, la justicia y mas aún la justicia social son valores depreciados.

Hayek al respecto mencionaba, “las demandas de justicia social carecen de sentido por que las demandas de justicia son sencillamente incompatibles en cualquier proceso natural de caracter evolutivo”.

A veces se le achaca al viejo Darwin algo con lo cual él no estuvo de acuerdo, aplicar su teoría evolucionista fuera del ámbito biológico-natural. Darwin decía que si en el orden natural-biólogico la marcha evolutiva tiende a métodos de selección y de comportamientos eliminatorios del menos apto, en el orden social es unna marcha hacia lo civilizatorio que tiende a excluir los comportamientos eliminatrorios.

En otras palabras, la asimilación por parte de Hayek de la teoría spenceriana de la evolución selectiva en el orden social niega los componentes civilizadores de la especie humana que son la asistencia, la rehabilitación, la solidaridad y la compasión, por nombrar sólo algunos.

La cultura popular con acierto ha llamado al capitalismo “la ley de la selva”, por que lo cilivilizatorio no tiene espacio en él.

En el imaginario capitalista hay una norma que sobresale por su importante valor ideológico, el individualismo.

Tanto Milton Friedman, un contemporaneo de Hayek, como el filósofo Karl Popper ensalzaron esta virtud (según ellos), de la condición evolutiva de la sociedad.

Friedman, decía que puede haber gobernabilidad sin libertad política individual, pero con libertad económica individual.

Como el fin último es la libertad económica, en aras de ella puede llegar la ocasión de sacrificar las libertades políticas y por ende hasta las organizaciones formalmente democráticas.

Friedman hizo realidad su ideario siendo el padre del “milagro económico chileno” del dictador Augusto Pinochet, régimen de terror que conjugó una “libertad de mercado” neoliberal y una “justicia” expedita para aquellos que buscaron una alternativa a esa sociedad de “libre mercado”. En Chile como en los demás países donde se llevó adelante la Operación Condor –Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Brasil- conjuntamente con la expoliación, el saqueo y el hambre que trajo el neoliberalismo, se materializó en la cotideaneidad la frase de Popper, “Ninguna libertad para los enemigos de la libertad”.

Popper analizaba realidades situacionales mediante una lógica situacional entendiendo a las sociedades como el conjunto de agentes y voluntades individuales en la prosecución de maximizar sus objetivos, que son siempre objetivos de mercado, por que es el mercado el fin último y el centro neurálgico de la libertad humana, según el pensador austríaco.

Otra cuestión que Popper abordaba es la de la ingeniería social, donde lo político y el político son reemplazados por lo técnico y el tecnócrata o el político despolitizado o desideologizado o el político tecnocratizado.

La realidad social y política Nuestramericana de los ochenta y noventa (y aún continúa), está plagada de ejemplos de este modelo donde el mercado es el altar de la libertad del hombre, la actividad política se transformó en una actividad de elegidos, la lucha por la justicia social una quimera y en otros casos un auto de defunción, y el individualismo un comportamiento social compatible con cualquier fe religiosa.

Un sindicalista, intelectual y luchador social argentino, Germán Abdala, lo dijo con absoluta claridad a finales de los ochenta, “...la historia de la política del Imperio para nuestro país, no sólo fue matarmnos y perseguirnos a los mejores compañeros, intervenirnos las organizaciones sindicales, prohibir la política, saquear el país con la deuda externa, sino que fue cambiar las conductas humanas, quebrarnos en eso tan íntinmo como la voluntad de lo colecvtivo...de decir, si nos juntamos solidariamente vamos a ser más que una voluntad individual. Quebraron las actitudes solidarias de la sociedad, que es el valor más alto que puede generar la humanidad en su evolución.

He hicieron valer el reino éste, de que si uno cuerpea (no se compromete), o le mete el codazo en la cara al otro, si hago mérito, si delato, si hago buena letra y no transgredo y me mimetizo dentro de las posibilidades del sistema...a lo mejor tengo la suerte de ser uno de los 8 millones de argentinos (1/5 del total) que se salve......

 

Por eso hoy todos los formadores de opinión no critican a los malos políticos, no aparecen los ejemplos de corrupción corporizados con nombres y apellidos y van en cana, sino que quedan siempre en una nebulosa, por que esa es la mejor forma de destruir... no a los políticos, sino a la política...que es distinto. La política es  la herramienta que tenemos los pueblos para cambiar la sociedad en la que vivimos”.

Abdala reencarna en este discurso lo mejor del pensamiento crítico y del holismo metodológico en contraposición a Popper que basa su concepción ontológica de la sociedad en el individualismo metodológico, como una agregación de individualidades. Abdala dice que que la solidaridad es el valor más alto que puede generar la humanidad en su evolución, en contraposición al filósofo del neoliberalismo que plantea al egoismo como el fin último de un largo proceso histórico-social.

Hayek planteaba algo parecido, “el egoismo individualista es el resultado de un largo proceso evolutivo de las sociedades humanas en su lucha por la supervivencia”.

Esta “evolución” de la especie humana en su lucha por la supervivencia nos lleva al resultado del reporte sobre desarrollo humano de Naciones Unidas de 1992 donde el 20% más pobre de la población mundial recibe un ingreso del 1.4 % del producto bruto global mientras que el 20% más rico un ingreso del 82.7%.

Más dramático aún es la sumatoria de las 3 capas más pobres que se diferencian en un 0.5% de ingreso entre cada una pero que suman un 60% de la población mundial, algo así como 4200 millones de seres humanos con un ingreso del 5.6% del PBM y la sumatoria de las dos categorias más ricas con un 40 % de la población, aproximadamente 2800 millones de personas con un ingreso del 94.4%.

Para el racionalismo instrumental del capitalismo neoliberal están sobrando alrededor de 4000 millones de seres humanos, así de simple.

Este despropósito en América Latina como en otras partes del Tercer Mundo está ligado a la tenencia de la tierra. En Nuestra América el 1% de las familias propietarias de tierra agrícola-ganadera lo son del 50% de la superficie de dichas tierras.

Esta lógica genocida lleva a Brasil, uno de los más desiguales países en cuanto a tenencia de la tierra, aunque y por la misma razón uno de los más importantes exportadores de agrocombustibles, a tener una mortalidad infantil de 15 cada mil nacidos vivos. Unos 90 mil niños entre los cero y un año de vida mueren cada año por razones relacionadas directa o indirectamente con la desnutrición. Estos, que son datos conservadores, porque Brasil tenía una tasa de mortalidad infantil en el 2002, apenas 7 años atrás, de 38 por cada mil nacidos vivos, demuestran la catástrofe social a la que fueron empujados los pueblos latinoamericanos bajo el modelo neoliberal.

México, con casi la mitad de la población de Brasil, tiene cifras de mortalidad infantil parecidas a las del gigante del Sur.

 

 

En Chile, con la privatización del sistema previsional, el sector salud quedó libre para que se introdujeran reformas estructurales totalmente opuestas a los rumbos trazados por la Unidad Popular, institucionalizándose un nuevo principio axiológico, la iniquidad como fenomeno natural, que solámente la libre competencia mercantil y el esfuerzo individual podrían corregir, según los adscriptos al neoliberalismo.

En este país, laboratorio si los hubo del modelo de sociedad friedmanciana, el gasto fiscal para el área de salud bajó un 10.6 % de 1974 a 1989 de un 17.5 % a un 6.9% respectivamente. En educación la guerra económica contra la justicia social fue aún más desbastadora para los sectores populares de Chile, de un gasto del 38.7% en 1974 se llevó a un 22% en 1989. En el gasto para la vivienda digna que el Estado popular de la UP asignaba casi un 20% de sus recursos, el Estado oligárquico de 1989 lo llevó a poco más del 7% de su PIB.

Sólo entre 1980 y 1985 las políticas de ajuste estructural en América Latina significaron una reducción en la participación del gasto en educación y salud en el gasto total del 3%, una caida del ingreso per capita del 12% y un aumento de la pobreza del 6%.

Esta declaración de guerra contra la justicia social, arrebata la vida de millones de niños y niñas en todo el mundo y muy especialmente en el Tercer Mundo. Es una guerra sin fuego ni metralla, pero tan siniestra o más que la que destruye con napalm o fósforo blanco. Por eso cuando nuestros lideres hablen de Paz tenemos que recordarles que no se refieran unicamente a la ausencia de confrontación bélica, sino que se refieran al compromiso con la justicia como condición de paz.

Los niños y niñas son tanto en una guerra como en la otra las más injustificadas víctimas de la injusticia. La Unicef abrevia todo el drama de la injusticia en una sóla frase conmovedora, “La mayoría de los niños son pobres y la mayoría de los pobres son niños”.

El 45% de todos los niños menores de 5 años de los países subdesarrollados

viven en condiciones de pobreza absoluta.

Catorce millones de niños menores de 5 años mueren cada año en estos países. Más de 12 millones mueren a causa de enfermedades infecciosas facilmente prevenibles con medidas sanitarias simples y vacunaciones, y desde luego una dieta alimentaria adecuada.

De los que logran sobrevivir a esta guerra contra la justicia social, la mayoría queda con secuelas graves que los encerrará en un laberinto sin escapatoria de la pobreza y la miseria.

El 50% de los niños menores de un año no están inmunizadops contra enfermedades inmúnoprevenibles. Sólo el 20% de los niños nacidos en el Tercer Mundo tiene acceso a sales rehidratantes por via oral. Menos del 60% de los nacimientos cuentan con asistencia de personal sanitario capacitado.

Diez millones de niños de países subdesarrollados no están escolarizados y un tercio de los escolarizados abandona la escuela antes del cuarto año, por razones relacionadas a la pobreza y miseria.  

 

Segun la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) el índice de pobreza en A.L. se elevó de un 41% en 1990 a un 45% en el 2000.

El índice de desigualdad en la misma región pasó de un 0.51 en 1959 a un 0.70 (es decir casi 20 puntos sobre cien, más desigual) en 1998, es decir una brutal reconcentración de la riqueza en menos manos y una expansión de las situaciones de pobreza y miseria que fue ganando en los últimos 40 años a bastos sectores de la clase obrera, campesinos empobrecidos, profesionales y técnicos desauciados.

La diferencia de ingresos entre clases dentro de un país se refleja correlativamente con la diferencia de ingresos entre los sectores asalariados de los países dependientes y los industrializados y la curva de desigualdades aumentó 37 puntos en poco más de 40 años desde un 37 veces más ingresos en los países industrializados para la decada de los 60s hasta un 74 veces más ingresos en la actualidad.

Esta diferencia de ingresos no es debida a un capitalismo humano en el Norte que remunera mejor a sus asalariados sino a los excedentes de un intercambio desigual que le reportan al Sur pérdidas por más de 100 mil millones de dólares, una deuda esclavizante que en 10 años, de 1991 al 2001, aumentó un 60%, pero que sólo por servicios el Sur transfirió al Norte de 1992 al 1998 913 mil millones de dólares, lo que equivale al 56% de los ingresos por exportaciones de nuestra región.

Por esto no es dificil de entender que estas cifras se traduzcan en hambre y desesperación para cada vez un mayor número de excluidos de Nuetra América.

Una desigualdad que se traduce en un racismo frio y despiadado en los índices de mortalidad infantil, donde los indígenas, como los excluidos entre los excluidos, sufre un 60% más muertes infantiles que los no indígenas hasta el año de vida y la brecha aumenta hasta un 70% en el rango de mortalidad infantil hasta los 5 años de vida.

En el continente americano cada año mueren más de 250 mil niños y niñas antes de cumplir los 5 años de vida a causas de enfermedades prevenibles como diarreas, neumonías, desnutrición y falta de vacunación. De ese total más de 230 mil viven al sur del Río Grande.

En Argentina, por ejemplo, donde sus características de productora de granos y proteína animal aventajan comparativamente a cualquier vecino del área, hacen de las cifras de mortalidad infantil un verdadero pecado social y desenmascara con crudeza la visión “social” del neoliberalismo. Argentina tiene una mortalidad infantil rondando el 14 por mil de nacidos vivos y con bolsones de extrema pobreza como las provincias de Formosa y Chaco con índices muy superiores.

Cuba con todas sus condiciones naturales en desventaja comparativa con respecto a Argentina y un bloqueo económico, financiero, cultural y científico de más de 47 años ronda una  mortalidad infantil del 5 por cada mil, casi tres veces menor a la del gigante agropecuario.

Los últimos tres años del desenfrenado neoliberalismo argentino, de 1999 al 2002, duplicó la tasa de pobreza de 19.7% al 41.5% y la indigencia se cuadruplico de 4.8% a 18.6% arribando a la escalofriante suma de más de 7 millones de indigentes o personas en situación de extrema pobreza.

El modelo desarrollista que redujo el indice de pobreza en A.L. de un 51% en 1960 a un 33% en 1980 sucumbió por sus propias limitaciones ideológicas, la recesión internacional, la crisis de la deuda de los 80’s, su debilidad proteccionista, su dependencia del sector exportador, su dependencia al financiamiento y a los capitales externos. Su ideario de “rápida industrialización” se derrumbó ante la contundente presencia de un factor que los desarrolistas nunca quisieron considerar, el imperialismo.

Tras la crisis del desarrollismo y la abalancha triunfalista de la ola neo-conservadora llegarían las medidas neoliberales y su reforma estructural desmantelando el Estado en lo que hace a sus funciones de promoción e integración social, pero agigantándolo en cuanto a sus funciones represivas policiales y carcelarias.  Para 1990 los índices de pobreza en A.L. bajo la implacable mano del neoliberalismo subían a un 46% y para el 2000 superaban la mitad de la plobacion de la región, 211 millones de pobres y 90 millones de indigentes.

Los tres pilares del modelo económico neoliberal, la no intervencion estatal, las privatizaciones y la liberalización iban de la mano de su “política social”, la descentralización de las políticas sociales de rango nacional a rangos subalternos, la privatización de los servicios y la focalización de los “problemas”. Mientras se liberaban recursos financieros para la acumulación y reconcentración de la riqueza se prevenía situiaciones limites de tensión social.

Esa transferencia de recursos de los sectores del trabajo y de los excluidos hacia los del capital financiero en la Argentina, pasó por una caida estrepitosa en la participación de los ingresos del sector laboral de un 45% en 1974 a un 26% en 1983, periodo de la última dictadura oligárquica.

El Plan Baker (James Baker, Secretario del Tesoro entre 1985 y 1988 de la segunda administración de Reagan y posteriormente Secretario de Estado durante la administración de George Bush padre) de 1985 definía el rol del Estado para 15 naciones, entre las cuales buena parte pertenecían al área de la América Latina, bajo un achicamiento drástico y concentrándose en el mantenimiento del orden y la seguridad pública. En el caso argentino, debido a las sucesivas crisis y los embates económicos de una insoportable inflación y desempleo latente, preparó a la soiciedad para soportar los ajustes que un nuevo plan económico neoliberal requería. Durante los gobiernos de Ricardo Alfonsín y Carlos Menen, la incertidumbre social se tradujo en una casi total pasividad de bastos sectores de la sociedad, delegando al ejecutivo la toma de decisiones afines a una reforma del Estado y de medidas económicas de emergencia. Intervencion de empresas del Estado (aviación comercial, ferrocarriles, rutas, complejo siderúrgico, telefónica, energéticas) modificando su funcionamiento y privatizándolas. También desgrabando el trato preferencial al capital nacional y otorgándole al extranjero términos preferenciales.  

Estas políticas monetaristas amparadas en su bagaje filosófico de superioridad moral, racismo. xenofobia, anti-humanismo canalla, fascismo mercantil y financiero ha llevado al planeta al límite de una catastrofe ecológica y a estándares de monstruosidad en la esfera estrictamente humana.

Cerca de la mitad de los habitantes del planeta no tiene acceso a la asistencia médica, mil millones de hambrientos, otro tanto de analfabetos, más de 4 mil millones viven por debajo del límite de pobreza, 300 millones de niños trabajan, muchos en condiciones de semi-esclavitud, la mayoría sin ninguna posibilidad a adquirir ningún grado de escolaridad, mil millones de personas viven en la calle.

Si solamente en América Latina se alcanzaran los índices de salud de Cuba, se podrían salvar 400 mil niños por año, y si otro tanto se hiciera con la educación, desaparecería en poco tiempo la vergonzosa estadística de la Unesco que dice que 80% de los niños latinoamericanos y caribeños sólo llega al cuarto grado de escolaridad.

En números absolutos casi las dos terceras partes de la muertes infantiles por desnutrición y enfermedades relacionadas a la falta de alimentos ocurren en sólo una docena de países y en más de un 95% provienen de países del Tercer Mundo, con una larga historia de yugo colonial o semi-colonial.

El Africa occidental tiene una mortalidad infantil de 169 por cada mil nacidos vivos, Sierra Leona 262. En este país africano, uno de cada 6 niños mueren antes de cumplir el primer año de vida y más de uno cada cuatro no llegan a cumplir los 5 años, y en la India sucumbieron por desnutrición casi dos millones de niños durante el ano 2007.

Casi 150 millones de niños en el Tercer Mundo sufre de desnutrición, uno de cada cuatro.

Más del 25% de los niños nacidos en los paises subdesarrollados tiene bajo peso al nacer.

Mientras las Naciones Unidas dan las cifras pavorosas del hambre, su Programa Mundial de Alimentos (PMA) sólo recaudó el 38% de los 6700 millones de dólares que alimentarían tan sólo a poco más de 100 millones de hambrientos en 74 países. La cifra de hambrientos y desnutridos a nivel global supera los 4 mil millones de personas.

Alguien dijo alguna vez que la ONU no satisface ni las más tímidas aspiraciones de una inmensa mayoría, pero sí cumple a cabalidad con un puñado de poderosos en su afán de lucro.

El articulista Manuel Freytas lo ha dicho muy claro, “Fuera de la órbita del control estatal de los gobiernos, los recursos esenciales para la supervivencia están supeditados a la lógica de la rentabilidad capitalista de un puñado de Corporaciones Transnacionales, (con capacidad informática, financiera y tecnológica) que los controlan a nivel global y con protección nuclear de los Estados Unidos y las otras superpotencias”.

A este escenario nos han llevado los pensadores del neoliberalismo, bajo la soldadesca mercenaria del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y los escuadrones de la muerte de las Transnacionales. Por eso estamos en una guerra, guerra de exterminio de más de la mitad de la humanidad, mediante la aniquilación por hambre y enfermedades.



Erasmo Magoulas
Leer más

AGUA

2 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

Increíble historia de piratas en el Paraná hoy mismo.

Buques pirateando el agua en Argentina para empresa con sede en Miami. Si pudieran se llevarían hasta el aire.


Norelys Morales Aguilera.


La Red Nacional de Medios Alternativos de Argentina denuncia historia de piratas en el Paraná. Llegan en barco, se llevan el agua y la venden al otro lado del Atlántico sin que nadie ni siquiera les pregunte.

La ONG ecologista Río Paraná lucha contra ellos sin recurso jurídico alguno. El negocio está en internet también a los ojos de todos los que quieran verlo. Hay quien no quiere mirar.

La empresa Makhena SA, con sede en Miami y sucursal en Buenos Aires, ofrece por internet agua dulce de los ríos de la llanura argentina.

La Makhena SA expone en su página de Internet (www.makhena.com) las características del producto que ofrece al mercado: agua dulce, cruda, sin tratamiento, el origen: los ríos de llanura en Argentina. Las cantidades: entre 60.000 y 70.000 toneladas por envío. El uso: potabilización y consumo, riego, etc. La forma de transporte: buques tanque.

Ganan más por lo que roban que por lo que transportan legalmente.

El negocio es redondísimo y casi sin riesgos. Vender un recurso barato, a precios altísimos a partir de "un elemento insustituible que, a pesar de ser renovable, su escasez se manifiesta a medida que aumentan las demandas y conflictos por su uso", tal como admite la misma empresa en su web.

Modus operandi de los piratas:

Se llevan el agua del litoral argentino en el lastre de los barcos. Los buques descargan la mercadería en puerto y cargan agua dulce (también en puerto argentino) "para la vuelta", y la venden en los mercados del Medio Oriente, África y Europa donde luego la potabilizan.

A los compradores bien poco les importa si roban o violan. La ley del mercado es esa.

Hasta ahora no hay ninguna ley que regule el "tráfico clandestino de agua dulce", lo hacen impunemente a la vista de todo el mundo y en las propias narices de la prefectura naval Argentina, que sabe lo que hacen pero que no tienen los instrumentos jurídicos para poder actuar.

Navegan todos los días por los ríos del Delta del Paraná llevándose recursos naturales que no les pertenecen en sus bodegas gratuitamente. Lucro fácil a costa de recursos que muchos gobiernos latinoamericanos, como el argentino, aún no protegen.

Cuando los estados del subcontinente americano preservan sus recursos por la voluntad de sus pueblos, son los “totalitarios” que el concierto mundial de las transnacionales de la información tienen la misión de satanizar, como sucede con Venezuela, Bolivia y Ecuador, por citar solo tres casos.

Fuente : Islamiacu
Leer más

ENERGIA NUCLEAR - Seis tesis sobre la energía nuclear

2 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

 Seis tesis sobre la energía nuclear
La Haine.org





David Watson es profesor de literatura inglesa y americana y de lengua española en un instituto de enseñanza secundaria en Detroit. Ensayista y poeta, es también un activista vinculado a la revista libertaria norteamericana Fifth Estate. Texto que forma parte de su libro “Contra la Megamáquina. Ensayos sobre el imperio y el desastre tecnológico”

1. El complejo nuclear es intrínsecamente totalitario

La aparente controversia respecto a la energía nuclear no es en realidad una cuestión de debate, sino en la medida que se remite a la cuestión subyacente del poder social. Su historia lo deja claro. Desarrollada, primero, como arma de guerra bajo el velo del secreto militar y, luego, con los esfuerzos coordinados de los grandes intereses empresariales, la energía nuclear nunca fue debatida públicamente hasta que la totalidad de la sociedad se vio ampliamente comprometida. En los orígenes de la carrera nuclear, cualquier oposición pública habría supuesto la acusación de traición. La tecnología y los materiales nucleares todavía se consideran una cuestión de estricta seguridad estatal.

En lugar de una auténtica discusión pública, las preocupaciones sobre esta peligrosa tecnología se han visto relegadas al margen gracias a la imposición del monólogo de la propaganda y del patriotismo. Para los conspiradores de la energía nuclear, hablar de ello es una cortina de humo. No es una cuestión de decisiones técnicas o de simple procedimiento, de análisis de “coste/beneficio” o de valoración de riegos que haya que conceder a expertos o a ciudadanos bien educados. La vida es una cosa, la palabrería, la jerga sin sentido y la mistificación al servicio de la explícita dominación es otra. En las dos últimas décadas, los extravagantes reclamos llevados a cabo por la utopía tecnológica y la abundancia sin límites se han visto socavados.

El sueño de la energía nuclear se ha convertido mayormente en una pesadilla de terribles accidentes, despilfarros deslumbrantes y el interminable problema del residuo nuclear. Con todo, la discusión pública permanece poco más o menos como una diversión táctica por lo que respecta a los encargados de gestionar la industria nuclear; una manera de cambiar periódicamente el traje del emperador con el objeto de hipnotizar a la población. Están dispuestos a continuar haciéndolo a toda costa. El hecho es que la energía nuclear es necesariamente totalitaria. Desde el principio, los tecnócratas nucleares experimentaron con poblaciones enteras, como los médicos dementes de Buchenwald, un incontable número de gente fue tratada como objetos de experimentos secretos. De igual modo, a poblaciones enteras y ciudades como Los Angeles se les suministró una determinada dosis de lluvia radioactiva. Por su parte, hubo pueblos indígenas a los que se les sacó de su hábitat natural para que éste pudiera ser arrasado en pruebas nucleares y, del mismo modo, se dio el caso de soldados a los que se expuso a caminar por terrenos radiactivos con el objeto de comprobar los resultados a la exposición de las radiaciones. Estos son solo los experimentos de los cuales tenemos conocimiento y que ocurrieron no sólo en las dictaduras del Bloque del Este sino también en el “democrático” Occidente.

La energía nuclear no puede existir a no ser que sea en una sociedad basada en la división de clases o castas, según la cual un grupo ejerce la autoridad por sí mismo, incrementando su riqueza y poder a expensas del resto. La energía nuclear no puede operar más que bajo alguna forma de gobierno autoritario, a través de comisiones y policías que hagan cumplir y regular su poder. Por consiguiente, “discutir” los méritos o problemas de las centrales nucleares, ya sea con las compañías productoras de energía, ya sea con los burócratas del gobierno, es como debatir el significado que tiene la vida con un asesino que nos retiene con un cuchillo en la garganta.

El asunto de la energía nuclear también complica de manera exponencial la cuestión del poder social. Incluso el sueño de abolir la energía nuclear comporta un potencial autoritarismo y control centralizado: la tecnología ha creado problemas tecnológicos y sociales que quizás no tengan una solución adecuada. No es solamente el problema de desmantelar las centrales nucleares lo que hace más necesario, si cabe, parar todo esto lo antes posible, sino que la urgencia viene dada, asimismo, por el enorme dilema que supone almacenar los actuales residuos nucleares e industriales, los que se producen hoy; en el momento de escribir esto, y mañana, cuando este artículo se lea.

2. La energía nuclear es fundamentalmente una cuestión psicológica

La energía nuclear ocupa un lugar central entre los interrogantes con que se enfrenta la humanidad actualmente y que se pueden sintetizar en la contraposición vida-muerte. “Favorecer” la energía nuclear significa desear la autoaniquilación administrada de manera tecnoburocrática. Tener miedo de la energía nuclear y oponerse a ella, bien sea por razones científicas (“racionales”) o intuitivas (“irracionales”) es, hasta cierto punto, no dejarse arrastrar por la inercia, vislumbrar la vida más allá del velo del negocio en una civilización que se encamina hacia la autodestrucción.

La energía nuclear es, por lo tanto, algo más que una tecnología, un vocablo que hace que se la revista engañosamente de un halo inocuo. Es, mas bien, la materialización del propio deseo de muerte. La energía nuclear es el eje central de un sistema que, tal como reconocen ahora sus mentes científicas más clarividentes y reflexivas, socava la vida compleja de la tierra. Incluso los paladines de dicho sistema pueden ver como muchas de sus consecuencias, por ejemplo, el desastre de Chernobil, todavía perduran. Esta obligación suicida nos impulsa a considerar la energía nuclear en términos de patología: como fascinación por la autodestrucción y una indiferencia temeraria por la vida, como una capacidad que disminuye la integridad y autonomía de los individuos y como la psicología de la adicción y del rechazo. ¿Qué otra cosa explica el romance continuo de algunos sectores con una tecnología capaz de ocasionar desastres indescriptibles así como la indiferencia general y adormecimiento psíquico en otros?

Incluso si más desastre del tipo de Chernobil fueran una remota posibilidad (y, de hecho, son inevitables dada la antigüedad de los reactores y la corrupción e incompetencia de las fuerzas sociales que los manejan), el riesgo de quizás millones de enfermedades y muertes, y la necesidad de evacuar regiones enteras de manera permanente, deberían parecer razones suficientes para abandonar la energía nuclear. Se nos dice que “nosotros” debemos tener esta energía pero, ¿con qué objeto? ¿Desean las personas jugarse el futuro de sus hijos para que funcione un imperio industrial que produce cosas que no sólo no necesitan sino que, en muchos casos, sería mucho mejor estar sin ellas? ¿Podríamos ser capaces de llevar una vida satisfactoria y con una reducción radical de la energía? ¿Es necesario sacrificar la integridad genética de generaciones futuras con tal de mantener los centros comerciales encendidos toda la noche y las televisiones funcionando? ¿Por qué, dados los horrores de Chernobil, nadie, excepto un sector radical, se atreve a formular la pregunta energía para qué? Esto es una denegación* en masa. Una revista científica de amplio alcance comenta que “la posibilidad de una guerra nuclear se desvanece. Pero las armas nucleares, los residuos radioactivos y los reactores mal diseñados se quedan aquí”. Entonces, ¿por qué hay alguien que piensa que una guerra nuclear es menos probable cuando hay más material fisionable y más tecnología nuclear que nunca, un mayor número de naciones intentando conseguirla, así como una enorme epidemia de contrabando en la antigua Unión Soviética?

El autor de este artículo -que ya viene a ser algo típico-, informa alegremente sobre las calamidades de la carrera nuclear soviética para concluir con la idea de que “la tecnología marxista fue la culpable”.

¡Qué tranquilizador! Pero, ¿qué es exactamente “tecnología marxista? Fue marxista alguna vez, como aquellos pilotos chinos que manifestaban que podían volar a través de tormentas aplicando la sabiduría del Pensamiento de Mao Tse-Tung, quien creía que una ciencia una tecnología marxista eran algo más que el cumplimiento de un deseo. Pero todo esto ya está desacreditado. En todas partes y cada una de las instalaciones militares en los Estados Unidos ha habido una gran contaminación. ¿Era también esto “tecnología marxista”? ¿Aprenderemos trágicamente tras el hecho de que algunos diseños de estructuras de contención en reactores americanos sufrieron los mismo errores del marxismo? ¿Fue también marxista el escapa de fas de Unión Carbide en Bhopal (India) del cual la gente continua muriendo? ¿El desastre del trasbordador espacial? ¿El de Canal Love? Echarle la culpa a la ideología enemiga del imperio es una forma patética de denegación.

* Denial. Concepto introducido por Freud que indica la negación de un determinado sentimiento desagradable frente al propio yo y el medio circundante.

3. La tecnolatría es una forma de denegación

La tecnolotría asegura a la gente que los sistemas auxiliares van a funcionar, que las alegaciones no se van a oxidar o que no se van a desgastar de forma prematura, que los vertederos no van a tener nunca ningún escape y que los técnicos van a tomar las decisiones correctas, apretando los botones correctos, en las secuencias adecuadas, con los botones funcionando como se espera y con los ordenadores respondiendo correctamente. Todo esto, desde luego es, a gran escala, una denegación completamente irracional -una denegación que coexiste, de manera extraña, con una sospecha omnipresente, a nivel de toda la sociedad, de que nada en esta sociedad funciona, que todos los sistemas fallan, que ningún experto es digno de confianza y que ninguna maquinaria es fiable, ya que todo ha sido producido por el menor postor, un postor que descuida los detalles con el objeto de reducir costes.

Y a pesar de todo, esta amplia, compleja y peligrosa tecnología, así nos lo aseguran sus publicistas operativos y asalariados, funcionará bien. En cualquier caso, ellos mismos nos dicen que no nos queda elección, que simplemente no podemos prescindir de ella.

Desde luego, solamente la más venal y desesperada comunidad aceptaría alegremente que se colocara cerca de ella una planta nuclear o un depósito de residuos. La gente reconoce que no existe ningún sistema técnico que esté libre de fallos, bien sean para la producción nuclear o para el almacenamiento (no habiendo nada que sirva para la recogida de residuos). En los sistemas industriales complejos, los accidentes son inevitables. La mayoría de los vertederos de cualquier clase tienen ya algún escape y todos alguna vez tienen que tener algún escape en tanto en cuanto la naturaleza no deja que ningún contenedor permanezca por siempre intacto. Los fenómenos geológicos y químicos son más complicados de lo que se pensaba y una investigación reciente ha aumentado el sentimiento de incertidumbre de los científicos. Aunque hay más de 400 reactores nucleares operando en el mundo, no existe ningún programa aprobado para el almacenamiento de residuos a largo plazo.

A pesar de todo, el imperio nuclear continua su marcha hacia el olvido. Hacia finales de 1993, unas 50.000 personas habían muerto de enfermedades que eran resultado directo de la explosión nuclear y del fuego de Chernobil de abril de 1986. La gente encargada del servicio de emergencia está muriendo a montones y la población de Bieolorrusia y Ucrania sufre pandemias de cáncer, defectos de nacimiento y otras enfermedades. No obstante, necesitada de “independencia energética”, Ucrania ha decidido mantener los demás reactores funcionando y sacar una moratoria para nuevas plantas. En los EEUU la mentalidad no es la misma. Los burócratas de Detroit Edison y otras instituciones asociadas han visto, sin duda, amplios reportajes en los medios de comunicación del nefasto resultado de Chernobil, sin que por ello vacilen en su compromiso con un sistema de exterminio que ellos manejan. ¿Por qué?

Fue Wilheim Reich quien argmentó en sus estudios sobre psicología de masas del fascismo, que una gran parte de los alemanes deseaba el fascismo aunque no les conviniese. Recientemente he pensado en la psicología de masas cuando estuve en las oficinas de Edison en el centro de la ciudad de Detroit. Un pequeño grupo nuestro se reunió en una recepción donde un activista antinuclear intentaba entregar un pescado muerto a uno de esos clones que tienen como ejecutivo de su departamento de publicidad en la sede central. Los oficinistas y los ejecutivos que entraban y salían del hall de hormigón estéril, de vidrio y de acero, apenas se percataron de nuestra presencia. Aquellos que lo hicieron parecían disfrutar con una sonrisa cuando iban a comer antes de regresar a sus mesas de oficina, a la rutina de crear más chernobiles, más monstruos genéticos, más cánceres de tiroides y más leucemia.

A corto plazo (hasta el siguiente día del cobro, al menos), la gente que pasa de forma anodina, gana dinero (aunque en su mayoría no mucho) deshilachando la frágil red de la vida. A largo plazo, no obstante, verán los mismo cánceres, los desórdenes inmunológicos y otras enfermedades en sus propias familias como el resto de nosotros y se enfrentarán a la misma lúgubre nube radioactiva cuando los contadores geiger empiecen a dar vueltas de forma descontrolada y las agujas den en el blanco de la catástrofe. La denegación mantiene su adicción al soborno industrial (los coches, los barcos y los videos, sin los cuales no pueden estar) y al poder y al prestigio (su posición en la jerarquía gobernante). La denegación y el aturdimiento psíquico deja en manos de un automatismo un sistema suicida. Y no ocurre solamente en Edison ya que, de un modo u otro, todos estamos metidos en ello.

4. La energía nuclear socava la autonomía humana

Desde luego, la defensa de la energía nuclear se presenta de manera rutinaria como una defensa de los derechos del individuo: el derecho de las compañías de energía a obtener beneficio, el derecho de los individuos a obtener una “buena vida” a través de un acceso ilimitado a la energía. Pero el capitalismo industrial, basado como está en el saqueo de la naturaleza y de la humanidad en pos de la acumulación de capital y poder, solamente puede tener lugar allá donde la misma autonomía humana haya sido saqueada. Este proceso comenzó con una coacción violenta durante el ascenso del capitalismo industrial y está ahora culminando como norma por sugestión hipnótica.

El sistema industrial no podría sobrevivir sin la cooperación pasiva de los seres humanos que confían en sus líderes y los obedecen, que tienen fe en la abstrusa jerga de los expertos y aceptan, sin cuestionarlo, cada paso del progreso técnico desatado sobre ellos por el gobierno y las burocracias empresariales de forma tan natural como si fuera un enriquecimiento de sus empobrecidas vidas. Apenas parecen capaces de vivir autónomamente, tomar decisiones o examinar de forma crítica sus vidas y la sociedad. Al haber abdicado de sus responsabilidades, simplemente recitan las letanías de sus líderes y jefes. En su inicio, el capitalismo proclamó la primacía del individuo sólo para motivar, en su madurez, la supresión y la desaparición de la auténtica individualidad. Hoy los individuos sometidos detectan lo que han perdido, pero que son incapaces de nombrar. La ansiedad es dominante, junto con la ira. En su intento de expandir su mundo despersonalizado y lleno de artefactos mientras se prepara el siguiente colapso de la individualidad, el capital explota y degrada la tierra con objeto de producir un mundo de objetos consumibles, entretenimientos programados y “comunidades” prefabricadas.

Las criaturas domesticadas que continúan repitiendo las racionalizaciones del capital tras los dramáticos accidentes y los continuos informes de fallidos acontecimientos tecnológicos y que podrían haber roto su condicionamiento de la misma forma que una inundación en el laboratorio destrozó el condicionamiento de los perros de Pavlov, según se cuenta, son una reminiscencia de la gente que ansiaba el fascismo. Y son muchos los que todavía ansían el fascismo. Estos son tristes recuerdos de que el tiempo realmente se está acabando. Sin un cambio radical a nivel personal y social tal como lo piden los acontecimientos, la vida, como dentro de poco va a vivirse (si todavía es posible), puede que sea algo por lo que ya ni merezca la pena luchar.

5. Afirmar “Fuera centrales nucleares” no es suficiente: el capitalismo industrial es el enemigo

Según la opinión oficial, los espectros burocráticos del edificio de Edison, aquellos que llevaban traje y falda, eran, desde luego, normales y racionales. Nosotros éramos extremistas chiflados. Solamente cuando la energía nuclear complica las relaciones de poder, la razón sale al exterior. A diferencia del capitán Ahab en la novela de Melville, Moby Dick, la energía nuclear no puede afirmar ni que sus medios ni sus fines son sensatos: ambos son descabellados. No obstante, se nos presenta como la cúspide de la razón, como el estado normal y natural de la cuestión. Su retorcido y descabellado realismo sirve para legitimar lo que es en realidad; un componente de un gigante industrial fuera de control, decidido a provocar de forma compulsiva y suicida la “conquista de la naturaleza”, lo cual es el principal valor espiritual del capitalismo.

La conquista de la naturaleza tiene, por supuesto, su contrapartida en las consecuencias indeseables que produce. La naturaleza no se conquista tan fácilmente. El sistema industrial está causando, de manera creciente, una destrucción global de la diversidad cultural, biológica y agrícola. Funciona socavando el mundo natural, arrasando pueblos, territorios y especies, envenenando de manera temeraria la ecosfera con mortales agentes contaminantes, degradando ciegamente los ciclos naturales y acelerando y extendiendo la destrucción en aras de crecimiento. Al operar bajo una capa de normalidad, pulveriza las zonas inexploradas, echa por tierra la delicada armonía ecológica, llena el sagrado silencio terrestre con el ruido de fondo de la civilización industrial, y, finalmente, tritura comunidades humanas.

Habiendo amputado ya gran parte de la memoria humana, opera cercenando el futuro mediante la creciente imposición de rígidos y peligrosos sistemas institucionales y técnicos sobre la sociedad y la naturaleza que traerán consigo imprevistos resultados catastróficos.

Poner nuestra atención solamente en las centrales nucleares no es, sin embargo, suficiente. La resistencia contra la energía nuclear debe constituirse como el punto de partida para criticar el sistema en su totalidad. Ello significa buscar formas de resistir a la reducción que hace el capitalismo del mundo viviente en aras de la producción y de las materias primas, detener el expolio de los mares, de los suelos, de los bosques y del patrimonio genético, para invertir la reducción de la cultura al ruido de los medios de masas: no aceptar a ciegas nada de la propaganda de la civilización moderna. Asimismo, significa transformar el terreno del capital en un terreno de resistencia, restaurando y volviendo a habitar la tierra en consonancia con el mundo natural y las posibilidades de una auténtica comunidad y solidaridad humana.

Quienes argumentan que podemos mantener una civilización industrial urbana, “inocua para el usuario” donde no haya energía nuclear no se dan cuenta que el crecimiento de la economía de producción de masas (alimentada por cualquier energía) devora el mundo para reducirlo a cachivaches y a residuos tóxicos. La adicción al beneficio, al poder y a una megalópolis que se expande interminablemente continuará socavando la vida, con o sin energía nuclear.

La Guerra del Golfo fue un claro ejemplo de la adicción del capitalismo por la energía, energía que en este caso tenía que ver muy poco con la energía nuclear. Como expresaba el cartel de un manifestante en contra de la guerra : “El petróleo es el crack del capitalismo”. Un movimiento antinuclear que no comienza a enfrentar el sistema capitalista en su totalidad, y no solamente las centrales nucleares, sino el petróleo, la producción y los mercados, el militarismo, la cibernética, los medios de comuncación y la ingeniería genética, se enfrentará única y exclusivamente a una de las cabezas de la Hidra, dejando la raíz intacta. Tal enfoque no solamente está destinado a fracasar sino que también podría fortalecer aquello que más necesitamos destruir, si queremos que prevalezca la vida.

6. La industrialización es un imperio. La vida es la colonia

El sistema de la energía nuclear creció con la guerra y no puede separarse de la acumulación de armas nucleares por parte de las naciones y la inexorable marcha hacia más guerra. Así, cualquier resistencia a la energía nuclear debe enfrentarse necesariamente no sólo a las armas nucleares, sino a la maquinaria militar. Quien no vea que reclamar el desarme nuclear lleva lógicamente a la guerra contra el propio estado imperialista, desafía a la razón. De nuevo, uno comienza con un aspecto único y aislado, y termina con la totalidad de las interconexiones. La oposición a lo nuclear debe finalmente terminar ligada a la abolición de los ejércitos, los estados y los imperios rivales que lo controlan.

El sistema de energía nuclear no es sólo un componente clave de imperios militares industriales como los EEUU, Francia, Gran Bretaña, Israel, etc., sino que encaja con el modelo estructural de todos los imperios, comenzando desde los primeros estados esclavistas del antiguo Oriente Medio. Todo imperio exige una jerarquía de trabajo, una maquinaria militar, colonias sacrificadas y la terca destrucción de la naturaleza y de las comunidades humanas; y todas han sido esquemas piramidales que explotaron y debilitaron algunas zonas y comunidades con el objeto de realzar y enriquecer las élites de otros lugares. Al final, todos ellos trajeron una destrucción masiva antes de derrumbarse por su propio peso.

El complejo poder nuclear no es diferente, si traemos a colación la observación del historiador Gordon V Childe según el cual, las primeras civilizaciones imperialistas de Mesopotamia “probablemente destruyeron más riqueza de la que indirectamente crearon”, Del mismo modo, si uno tuviera que calcular la cantidad de energía que la industria nuclear ha producido frente al gasto en minería, procesamiento, mantenimiento y, finalmente, mandando a la reserva los materiales nucleares y reactores, representaría, obviamente, una pérdida neta de energía, una engañifa, una estafa imperial. La “riqueza” fabricada artificialmente y que la industrialización urbana global crea es asimismo un déficit para la plenitud social auténtica y natural.

Para el capital, un bosque no tiene valor hasta que sea destrozado y convertido en madera, del mismo modo que la gente cultiva su propia comida y que satisface sus propias necesidades son una pérdida económica. Para la vida, por otro lado, la vasta y tóxica necrópolis que estamos construyendo representa una pérdida irreemplazable una violencia imponderable. Si enfrentarse a la energía nuclear durante sus comienzo significó un acto de trición contra el estado, hoy significa no menos que un acto de traición aunque esta vez contra la totalidad del sistema imperialista y, más concretamente, contra la religión del crecimiento que ahora trae consigo el deceso de las formas de vida compleja en la tierra.

El problema nuclear aparece insalvable. Desafiar el sistema industrial puede parecer que esté totalmente fuera de nuestro alcance. Pero debemos empezar a enfrentarnos a este desafío ya que, de no hacerlo, nos rendimos a una inercia fatal. De no haber nada más, dejemos que este sentido de la urgencia nos mantenga.


(1979/1994)

La Haine

Leer más

URUGUAY FORESTACION, MONOCULTIVOS=PAIS IMPRODUCTIVO Y DESTRUIDO.

1 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

Posco: sumideros de carbono en Uruguay y destrucci�n de bosques en la India‏






En los primeros días de octubre la empresa Posco -de origen Coreano-
presentó el "Proyecto forestal bajo el Mecanismo de Desarrollo
Limpio" que pretende realizar en el Departamento de Cerro Largo,
Uruguay.

Compartimos a continuación una nota publicada en el boletín del
Movimiento Mundial por los Bosques que aporta algunos datos a tener en
cuenta sobre esta empresa.

*Posco: destrucción de bosques en la India y creación de sumideros
de carbono en Uruguay*

Recientemente, Uruguay y la República de Corea firmaron un Acuerdo
de Promoción y Protección de Inversiones que, según autoridades del
gobierno uruguayo, fija el marco para que puedan realizarse
inversiones de Corea en Uruguay. Fijar el marco para que se realice
una inversión en Uruguay, por experiencias ya conocidas en este
país, puede querer decir rebajar o eliminar impuestos, otorgar
permisos de zona franca y dar todo tipo de apoyo a la empresa en sus
emprendimientos.

Una de las primeras inversiones coreanas anunciadas en Uruguay es un
“Proyecto Forestal de Secuestro de Carbono” realizado por la
empresa POSCO. Sin tener en cuenta la cantidad de impactos negativos
de los monocultivos forestales, ya constatados y documentados, el
proyecto de la empresa POSCO se propone establecer una plantación de
eucaliptos de 1.139 hectáreas. Bajo el lema “Salvamos la Tierra a
través de plantaciones” la empresa sencillamente hace oídos sordos
a las innumerables voces de cientos de movimientos sociales que en
todo el mundo se oponen a ellas. La idea central de este proyecto es
que estableciendo monocultivos forestales en un país, la empresa
POSCO puede “compensar” sus emisiones de gases causantes del
cambio climático en su país de origen o en otros países.

Esta empresa, que es una de las mayores productoras de acero del
mundo, es bien conocida en la India y no precisamente porque “el
acero ama a la naturaleza” -como está escrito en la tapa de su
carpeta de presentación - y menos que menos a la gente.

En 2005, la compañía coreana POSCO firmó un acuerdo con el
gobierno de la India para construir una planta siderúrgica y un
puerto, y realizar prospecciones mineras en el estado oriental de
Orissa. Desde entonces, miles de personas se han opuesto al proyecto
debido a los enormes impactos que tendrá sobre los pobladores.

La zona que sería otorgada a POSCO para las minas abarca 6.000
hectáreas de bosques primarios. Dichos bosques están habitados por
una gran variedad de flora y fauna. Además, las comunidades tribales,
que representan el 74 por ciento de la población de la zona
circundante, dependen íntegramente de esos bosques para obtener
combustible, forraje, frutos y plantas medicinales. Los manantiales de
la zona les proveen agua para beber y para irrigación. Las minas
afectarían también la cascada de Khandadhar, un lugar asociado a
prácticas espirituales de los indígenas, que es también un famoso
destino turístico de ese Estado. El lugar donde se origina la cascada
– la cadena montañosa de Khandadhar – sería excavado por POSCO.

En junio de 2006, incluso el Partido del Congreso, el más importante
de la India, dio su apoyo al movimiento popular contra el
desplazamiento provocado por la planta siderúrgica propuesta por
POSCO. Las poblaciones de Dhinkia, Nuagaon y Gadakujang, que serán
desplazadas, eran prósperas gracias a sus actividades agrícolas. Los
dirigentes del Congreso dijeron que quienes ahora son prósperos,
cuando se los expulse de los campos de cultivo se convertirán en
mendigos y trabajadores sin tierra.

En agosto de 2007, un conjunto numeroso de personas pertenecientes a
diversos partidos políticos y organizaciones sociales manifestaron
ante las puertas de las oficinas de POSCO, protegidas por un gran
contingente de fuerzas policiales. Los manifestantes, entre los cuales
había muchas mujeres, levantaron pancartas contra la compañía
coreana y acusaron al gobierno de facilitar el proyecto siderúrgico
de POSCO en el distrito de Jagatsinghpur, a pesar de la oposición de
los aldeanos desplazados.

En octubre de 2008, una decisión firmada por más de cien
organizaciones y personas, mayoritariamente académicas, condenó la
situación de creciente represión en Orissa contra la resistencia
pacífica de la gente a la planta siderúrgica antipopular de POSCO. A
pesar del régimen represivo estatal, la lucha se había
intensificado; más residentes, especialmente mujeres, se habían
unido a ella y en todo el mundo aumentaba el número de voces
democráticas que condenaban al estado por actuar en contra de los
valores constitucionales y los derechos humanos y a favor de los
intereses empresariales. El nivel de represión llegó a su punto
culminante cuando se encarceló al presidente del movimiento contra
POSCO, Abhay Sahu.

En agosto de 2009, arrestaron más activistas por oponerse a POSCO y
les levantaron cargos falsos. Nada menos que 20.000 personas de 15
aldeas cercanas temen que la construcción de la planta las deje sin
hogar ni medios de vida. En cuanto a los planes de indemnización
propuestos, la respuesta de la gente es que nada puede compensar el
desplazamiento de miles de personas.

Las movilizaciones en contra de la empresa POSCO se unen en el Estado
de Orissa a los miles de movilizados desde hace años contra la
empresa minera inglesa ya instalada Vedanta. Los miles que días
pasados bloquearon las carreteras de la localidad de Muninguda
demandando que de inmediato se suspendan los permisos para minería
saben muy bien lo que significa el desplazamiento, la pérdida de
tierras, bosques, cultura, pérdida de medios de subsistencia e
identidad como lo especificaron en una resolución emitida el 10 de
octubre de 2009. (Ver resolución en inglés en
http://www.wrm.org.uy/countries/India/Niyamgiri.html)

A pesar de llevar años de lucha, a pesar de la cárcel, las torturas
y la represión, los líderes de ambos movimientos declaran que
continuarán con sus esfuerzos hasta expulsar a ambas empresas de la
India.

Con este prontuario, POSCO pretende limpiar su imagen en Uruguay
mediante la plantación de lo que llama “bosques” (plantaciones de
eucaliptos de rápido crecimiento) para “compensar” las emisiones
de CO2 resultantes de su actividad industrial. Claro que se
“olvida” de mencionar que en la India piensa destruir 6.000
hectáreas de bosques de verdad y que si aún no lo ha hecho es sólo
porque la gente local ha logrado impedirlo.

El pueblo y el actual gobierno uruguayo, que conocen en carne propia
lo que significa represión, cárcel y tortura por haber sufrido años
de dictadura militar, deben ponerse del lado de sus hermanos y
hermanas de la India y rechazar de plano este proyecto. El pueblo
indio no se merece que Uruguay sirva de excusa para otorgar impunidad
a los crímenes de la empresa POSCO y el pueblo uruguayo no se merece
tal vergüenza.

Artículo publicado en el boletín de octubre del WRM en base a
información enviada por Mamata Dash, correo electrónico:
mamata68@gmail.com; http://stoposco.wordpress.com/; World Prout
Assembly,
http://www.worldproutassembly.org/archives/2007/10/uneasy_quiet_on.html,
y The Hindu,
http://www.hindu.com/2007/07/24/stories/2007072456510300.htm.



--
Grupo Guayubira
http://www.guayubira.org.uy
Leer más
<< < 10 11 12 13 14 15 16 17