Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

EE.UU. sanciona a banco suizo por violar bloqueo

18 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Publicado Cubadebate
(Habana) el 17 Diciembre 2009


n82409693514_8759.jpg

El gobierno de Estados Unidos impuso una multa de 536 millones de dólares al Credit Suisse Bank, por realizar transacciones que violaron las leyes del bloqueo contra Cuba, además de ayudar a Irán y a otros países que aparecen en la lista de enemigos de Washington, anunció Eric Holder, Procurador General de EEUU en una declaración. En el caso de Cuba, el banco realizó 32 transferencias electrónicas por 323 648 dólares, en las que el gobierno de la isla o individuos cubanos tenían interés, afirmó el documento. “Tanto en su alcance como en su complicidad, la conducta criminal perpetrada por el Credit Suisse, es asombrosa”, dijo el procurador general Eric Holder al anunciar un acuerdo con el banco, con sede en Suiza, que permitió que los investigadores norteamericanos accedieran a todos sus registros. Las transferencias se hicieron entre agosto del 2003 y diciembre del 2009 a través de instituciones financieras de Estados Unidos en aparente violación de la ley del bloqueo y de las regulaciones que señalan a Cuba como “un país colaborador con el terrorismo”, añade la nota. Sólo se limita a decir que las presuntas violaciones del Credit Suisse favorecieron ‘‘sustancialmente” a Irán, Birmania, Sudán, Cuba y Libia.
Leer más

Evo propone Tribunal de Justicia Climática para sancionar a contaminadores

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Evo-Morales1.jpg 
El presidente Evo Morales propuso hoy, en el marco de la cumbre mundial sobre el Cambio Climático en Copenhague, Dinamarca, la conformación de un Tribunal de Justicia Climática para juzgar a los países que persisten en contaminar la "madre tierra".

El mandatario responsabilizó al sistema capitalista de ser el responsable de ocasionar el calentamiento global y el efecto invernadero que pone en riesgo los ecosistemas de todo el planeta, al demandar acciones efectivas para frenar los graves daños que sufre el planeta.

"Desde este espacio proponemos la conformación de un Tribunal de Justicia Climática para juzgar a los países que sigan contaminando y destrozando la tierra. Esperamos que esta propuesta sea aceptada por Naciones Unidas. Si queremos salvar la humanidad tenemos la obligación de acabar con el sistema capitalista", dijo el Jefe de Estado, al señalar que los países industrializados deben "reparar los daños provocados".

En la misma línea, el mandatario planteó que sean los países industrializados los encargados de "pagar la deuda ecológica y acabar con la sobre explotación de los recursos naturales. La tierra es esclava de los países capitalistas", sostuvo, al proponer como alternativa el desarrollo de un "socialismo comunitario con la madre tierra".

La propuesta boliviana plantea el reto a los países industrializados de "bajar la temperatura del planeta en 1 grado centígrado, reduciendo la emisión de gases, para que los glaciales y lagos se salven".

El Jefe de Estado boliviano aprovechó este foro internacional para volver lanzar duras críticas a las acciones retardadas de los países industrializados; como Estados Unidos que destinó diez millones de dólares para fomentar estudios tendientes a reducir los gases y el efecto invernadero del planeta.

"Cuánto gasta Estados Unidos para exportar el terrorismo a Afganistán, para exportar el terrorismo hacia Irak y para exportar las bases militares hacia Latinoamérica. Por ejemplo (Barack) Obama (refiriéndose al Presidente de los EEUU) a su Congreso ha pedido 40 millones de dólares más, pero para salvar la vida y salvar a la humanidad 10 millones de dólares esa es una vergüenza", dijo.

Finalmente pidió a las nuevas generaciones "desterrar" el consumismo y los "lujos". "La juventud no sirve porque se pinta o se viste a la moda, los seres humanos valemos porque somos solidarios, respetuosos y por nuestro servicio al pueblo", reflexionó. ANF

Leer más

Un grano de maiz - ASOMBRO Y REVOLUCIÓN

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

16.12.09


quijote.jpg

ASOMBRO Y REVOLUCIÓN

Las revoluciones se construyen sobre asombros, lo revolucionario se sale de lo común, de lo ordinario, es extraordinario, y por eso maravilla.
Imaginemos la perplejidad del pueblo cubano cuando en la madrugada del 26 de Julio un grupo de jóvenes asalta uno de los mayores cuarteles del país, armados con la extraña pasión de servir, de dar.
Aquel acto de altruismo, en un mundo de mezquindades… asombró.
Y allí nació la Revolución que sigue pasmando con el Gramma, con la Sierra Maestra, y después, ya en La Habana, la Revolución sorprende todos los días con el rompimiento de las conductas del pasado y el establecimiento de nueva ética.
Ahora la austeridad se transformó en valor, y derrotó a la ostentación. El sacrificio por la sociedad se hizo norma que combate al egoísmo, el pueblo movilizado y organizado, entrelazado con los dirigentes que nacieron de sus entrañas, descubre el poder del colectivo y la sociedad toma la importancia que derrota al individualismo.
Es así, sobre el asombro, que es romper con los valores que encadenan a los pueblos, como se erigen las revoluciones. Y es sobre ese rompimiento transformado en épica que se sostienen.
La Revolución Bolivariana nace en el asombró del 4 de febrero, en la austeridad del uniforme de campaña prisionero en Yare, en el milagro de ganar al oligarca en su propio terreno y con sus propias reglas.
La Revolución Bolivariana asombra en abril, cuando todo parecía concluido, cuando el enemigo ya tomaba champaña en las copas de sus privilegios. Y sorprende con las Misiones, prueba del amor que no traiciona.
Ahora la Revolución Bolivariana enfrenta el reto de sostenerse, de construir una épica en las difíciles condiciones de ser pacífica, y por lo tanto, convivir con los valores enemigos.
Las revoluciones pacíficas, rodeadas de tentaciones, requieren de gran esfuerzo moral para producir asombros y romper con las reglas del pasado, pero si esa Revolución ocurre en un país rentista, entonces, el esfuerzo alcanza niveles de heroicidad, de hazaña.
Entre nosotros, con unos medios de deformación bombardeándonos constantemente con valores oligarcas, la épica debe ser construida con el ejemplo de una conducta que choque, que rompa, que asombre.
La conducta de los dirigentes nuestros, que es la principal fuente de educación, debe ser extremista en la austeridad, en el sacrificio. La entrega a la causa revolucionaria debe ser ejemplo, referencia de nuevos valores.
Los dirigentes, su manera de vestir, de festejar, toda su actuación, su vida, debe rezumar el rompimiento con las viejas señales de poder, con el oropel, y debe indicar la instauración de la nueva ética, la que prestigia la entrega al colectivo, el altruismo.
Es necesario, por ejemplo, que retomemos, sobre todo los dirigentes, el trabajo voluntario, no como un paseo dominical espasmódico, sino como el extraordinario instrumento educador que es el esfuerzo sólo recompensado con la satisfacción del deber social cumplido.
Así se construirá la épica que sostiene y nos prepararemos para nuevas hazañas.
¡Chávez es Socialismo!
!El Nobel para los Cinco!
!Irreverencia en la discusión, Lealtad en la acción!
Leer más

Acciones para combatir el calentamiento global‏

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

   SOLICITA. Declarar intangibles los bosques del                                                                                                            

                                                                               mundo y estimular la reforestación.


chiste-cambio-climatico.jpg      


SEÑOR PRESIDENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

.

GODOFREDO ARAUZO CHUCO de 76 años de edad, médico-cirujano, investigador del medio ambiente, domiciliado en Montero Rosas 203 El Tambo Huancayo Perú y con

DNI 22962962 me presento a Ud. y expongo:

 

El mundo está sufriendo el calentamiento global por el efecto invernadero de los gases: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxidos de nitrógeno (NOx) ozono (03), clorofluorocarbonos (CFCls) y el vapor de agua (H2O); eliminados principalmente por los países industrializados: EEUU elimina el 25%  y China 20 % del SO2 respectivamente; principal agente invernadero y se negaron al a firmar el protocolo de Kyoto. El calentamiento del planeta tierra está ocasionando alteraciones de los recursos hídricos superficiales y profundos, los suelos y la atmósfera, las biodiversidades, los ecosistemas  y trastornos socioeconómicos marcados especialmente en los países subdesarrollados, también son afectados los microorganismos que son vitales para la supervivencia del hombre en la tierra

Los árboles juegan un papel importante en el amortiguamiento del calentamiento de la tierra; para su proceso de fotosíntesis consumen CO2 y fabrican el oxígeno (O) y son formadores de agua  para el hombre, los animales, suelos y humedades. Un árbol produce por día: 400 litros de oxígeno y evapora 6 litros de agua, filtra por año: 7,000 kilos de polvo y tóxicos y consume 6 kilogramos de CO2.; una hectárea con árboles de laurel fija por año 4 toneladas y media de CO2. Al mantener intangibles los árboles del mundo y favorecer la reforestación, al absorber el CO2 existente del espacio, contribuiría tremendamente a la mitigación del calentamiento del planeta; sería un complemento de la disminución de la producción del SO2 ..  .

Por las razones expuestas solicito que la Organización de las Naciones Unidas declare intangibles los bosques de todo el mundo, para amenguar y retardar el calentamiento global mundial que será irreversible sí no se toman medidas inmediatas y estimular la reforestación a nivel planetario

Con la seguridad de tomar en cuenta esta sugerencia. me subscribo de Ud. muy atentamente

 

                                              Huancayo PERÜ 14 de Mayo del 2009.

 

                                             Dr. Godofredo Arauzo

Leer más

Cambiemos el sistema, no el clima - Declaración de los pueblos en Klimaforum09

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica



tierrafoto9.jpgEs necesario pagar la deuda ambiental y climática. No se deben promover y adoptar soluciones falsas, peligrosas y a corto plazo como la energía nuclear, los agrocombustibles, la compensación de emisiones, la captura y almacenamiento del dióxido de carbono, el biochar, la bioingeniería y el comercio de derechos de emisión. En lugar de ello, deberíamos llevar a cabo una transición plenamente sostenible, basada en recursos limpios, seguros y renovables y en la conservación de energía




Resumen

Hay soluciones a la crisis del clima. Lo que necesitan los pueblos y el planeta es una transición justa y sostenible de nuestras sociedades a un modelo que garantice el derecho a la vida y la dignidad de todas las personas, y entregue un planeta más fértil y vidas más plenas a las generaciones presentes y futuras.

Nosotros, los pueblos, las comunidades y todas las organizaciones participantes en Klimaforum09 en Copenhague, hacemos un llamado a todas las personas, organizaciones, gobiernos e instituciones, incluidas las Naciones Unidas, para que contribuyan a esta transición necesaria. Será un trabajo difícil. La crisis actual reviste aspectos económicos, sociales, ambientales, geopolíticos e ideológicos que se afectan y se fortalecen mutuamente, y que potencian la crisis del clima. Por este motivo llamamos a la acción urgente sobre el clima:

* Abandonar completamente los combustibles fósiles en los próximos 30 años, que deben incluir hitos específicos para cada período quinquenal. Exigimos una reducción inmediata en las emisiones de gases de efecto invernadero de los países industrialiazos de, como mínimo, un 40% en comparación con los niveles de 1990 para el año 2020.

* Reconocer, pagar y compensar la deuda climática por el consumo excesivo del espacio atmosférico y los efectos negativos del cambio climático sobre los pueblos y poblaciones afectados.

* Rechazar las falsas y peligrosas soluciones orientadas al mercado y centradas en la tecnología que proponen muchas compañías transnacionales. Entre ellas, la energía nuclear, los agrocombustibles, la captura y el almacenamiento del carbono, los Mecanismos de Desarrollo Limpio, el biochar, los cultivos transgénicos “climate ready”, la geoingeniería y la reducción de emisiones a través de la deforestación y de la degradación de los bosques (REDD) definida en la CMNUCC, que agravan los conflictos sociales y medioambientales.

* Soluciones reales a la crisis climática basadas en el uso seguro, limpio, renovable y sostenible de los recursos naturales, y la transición a la soberanía alimentaria, energética, sobre la tierra y las aguas.

Por tanto exigimos que la CDP15 llegue a un acuerdo que inicie la recuperación del equilibrio ambiental, social y económico del planeta con medios que sean sostenibles e igualitarios ambiental, social y económicamente, y que finalmente culmine en un tratado jurídicamente vinculante.

Los impactos negativos del cambio climático causado por el hombre producen graves violaciones de los derechos humanos. Las naciones tienen la obligación de cooperar en el ámbito internacional para garantizar el respeto de los derechos humanos en todo el mundo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas. Cualquier acuerdo específico sobre el cambio climático debe entenderse en el contexto más amplio de lograr una transición sostenible de nuestras sociedades.

Nosotros, los pueblos y organizaciones que participamos en Klimaforum09, nos obligamos a proseguir con nuestro compromiso pleno y activo por esta transición, que exige cambiar fundamentalmente las estructuras sociales, políticas y económicas, y corregir las desigualdades e injusticias por motivo de género, clase, raza, generación o grupo étnico.

Para ello hay que restaurar la soberanía democrática de nuestras comunidades locales, como unidad social, política y económica básica. La propiedad, el control y el acceso local y democrático de los recursos naturales forma la base de un desarrollo significativo y sostenible de las comunidades, al tiempo que reduce la emisión de gases de efecto invernadero. También son necesarios acuerdos regionales e internacionales de cooperación más sólidos para gestionar recursos comunes y compartidos, y una ONU más fuerte y democrática.

Llamamos a todos los afectados, personas, movimientos sociales, organizaciones culturales, políticas y económicas a que se unan a nosotros en la construcción de un movimiento de movimientos fuerte y global, que promueva las visiones y demandas de los pueblos en todos los niveles de la sociedad. Juntos, podemos propiciar una transición mundial hacia un futuro sostenible.

Versión completa

Cambiemos el sistema, no el clima

Declaración de los pueblos en Klimaforum09

1. Preámbulo

Hay soluciones a la crisis del clima. Lo que necesitan los pueblos y el planeta es una transición justa y sostenible de nuestras sociedades a un modelo que garantice el derecho a la vida y la dignidad de todas las personas, y entregue un planeta más fértil y vidas más plenas a las generaciones presentes y futuras. Una transición basada en los principios democráticos de la solidaridad, en particular con los más vulnerables, la no discriminación, la igualdad de género, la equidad y la sostenibilidad; que reconozca que somos parte de la naturaleza, a la que amamos y respetamos. Para solucionar la crisis del clima, sin embargo, es necesario despertar conciencias y adoptar medidas decisivas según principios que respeten los derechos. Las naciones tienen la obligación de cooperar en el ámbito internacional para garantizar el respeto de los derechos humanos en todo el mundo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

Nosotros, los pueblos, las comunidades y todas las organizaciones participantes en Klimaforum09 en Copenhague, hacemos un llamado a todas las personas, organizaciones, gobiernos e instituciones, incluidas las Naciones Unidas, para que contribuyan a esta transición necesaria. Será un trabajo difícil. La crisis actual reviste aspectos económicos, sociales, ambientales, geopolíticos e ideológicos que se afectan y se fortalecen mutuamente, y que potencian la crisis del clima. Esta encrucijada de crisis climática, energética, financiera, alimentaria e hídrica, entre otras, nos empuja a unirnos y a transformar el sistema social y económico dominante y la gobernanza mundial, que impide hallar las soluciones que exige la crisis del clima. Por este motivo, es necesario un movimiento de base que actúe urgentemente.

Es necesario pagar la deuda ambiental y climática. No se deben promover y adoptar soluciones falsas, peligrosas y a corto plazo como la energía nuclear, los agrocombustibles, la compensación de emisiones, la captura y almacenamiento del dióxido de carbono, el biochar, la bioingeniería y el comercio de derechos de emisión. En lugar de ello, deberíamos llevar a cabo una transición plenamente sostenible, basada en recursos limpios, seguros y renovables y en la conservación de energía. Celebramos las alianzas entre los movimientos sociales y los diversos sectores, que representen a todos los grupos de edad, géneros, orígenes étnicos, creencias, comunidades y nacionalidades. Queremos dar forma a nuestro futuro construyendo un movimiento popular sólido compuesto por jóvenes, mujeres, hombres, trabajadores, campesinos, pescadores, pueblos indígenas, gente de color y grupos sociales urbanos y rurales que sea capaz de actuar a todos los niveles de la sociedad para paliar la degradación del medio ambiente y el cambio climático. Instamos a un nuevo orden económico internacional y apoyamos una Organización de las Naciones Unidas fuerte y democrática, por oposición al G8, el G20 u otros grupos cerrados de países poderosos.

2. El desafío, desde nuestro punto de vista:

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha alcanzado ya niveles tan altos que el sistema climático se ha desequilibrado. La concentración de CO2 y la temperatura del mundo han aumentado aceleradamente en los últimos 50 años y subirán aun más rápido en las próximas décadas. Esto se suma a multitud de desequilibrios ecológicos, cuyo impacto pone en peligro las vidas y medios de subsistencia de los pueblos del mundo, y en particular de las personas desfavorecidas y otros grupos vulnerables.

El desequilibrio del sistema climático da lugar a episodios extremos más acusados y frecuentes de calor y lluvias, ciclones tropicales, huracanes y tifones, inundaciones y sequías intensas, pérdida de biodiversidad, corrimientos de tierras, aumento del nivel del mar, escasez de agua potable, periodos vegetativos mas cortos, menor rendimiento, deterioro o pérdida de tierras agrícolas, menor producción agrícola, pérdidas de ganado, extinción de ecosistemas y agotamiento de los caladeros, entre otros. Estos fenómenos dan lugar a crisis alimentarias, hambruna, enfermedades, muertes y desplazamientos, así como a la desapareción de formas de vida sostenibles. A esto se suma la introducción de los transgénicos, los monocultivos y la industrialización de la agricultura, fuertemente promovida por empresas que suponen una grave amenaza para la estabilidad y diversidad de los ecosistemas. Además, esto acarrea la marginalización y el empobrecimiento de los pequeños campesinos y socava su soberanía alimentaria. La agricultura industrial tiene por objeto dar respuesta a la demanda mundial que procede del consumo excesivo, en particular en los países del Norte, y no a las necesidades básicas locales. Lo mismo puede decirse de las industrias pesqueras modernas, la silvicultura intensiva y la minería, que destruyen los ecosistemas, disminuyen la biodiversidad y arruinan la vida y los medios de subsistencia de las comunidades locales.

Estas consecuencias del cambio climático, junto a la desigualdad social creciente y las graves repercusiones en nuestro entorno común, ya están devastando las vidas de millones de personas y comunidades locales. Ahora bien, nosotros los pueblos no estamos dispuestos a aceptar que ese sea nuestro destino. Por eso están surgiendo con rapidez movimientos populares que están decididos a defender sus medios de vida y a luchar contra esas fuerzas y las causas que nos han llevado por este camino suicida de destrucción ambiental.

En Asia, África, Oriente Medio, Oceanía y América Central y del Sur, así como la periferia de América del Norte y Europa, están surgiendo movimientos populares para luchar contra la explotación de sus tierras por parte de intereses extranjeros y retomar el control de sus propios recursos. Una nueva forma de activismo ha revitalizado los movimientos ambientalistas y ha dado lugar a una amplia variedad de protestas y acciones contra la minería, las grandes presas, la deforestación, las centrales térmicas de carbón, la navegación aérea y la construcción de nuevas carreteras, entre otras. Cada vez hay mayor conciencia sobre la necesidad de cambiar profundamente el actual paradigma económico. En los distintos movimientos están proliferando formas de vida alternativas. Al mismo tiempo, la opinión pública se ha dado cuenta de que los responsables políticos actuales no están dispuestos a enfrentarse a la amenaza del cambio climático y de la degradación ambiental. La llamada estrategia de crecimiento verde o crecimiento sostenible ha resultado ser una excusa para perpetuar el mismo modelo básico de desarrollo económico, que es una de las causas fundamentales de la destrucción ambiental y la crisis climática.

3. Las causas, desde nuestro punto de vista:

La causa inmediata y principal del cambio climático producido por la mano del hombre es una emisión sin precedentes de gases de efecto invernadero a la atmósfera, originada por el incremento del consumo de combustibles fósiles para la industria, el comercio, el transporte y fines militares, por mencionar sólo algunas fuentes significativas. Otros inductores importantes del cambio climático son la deforestación, las industrias extractivas, la degradación forestal (con excepción de la agricultura itinerante sostenible de los pueblos indígenas), la interrupción del ciclo del agua, el robo de tierras para extender la agricultura industrial, el aumento de la producción cárnica industrial y otros tipos de uso no sostenible de los recursos naturales.

Control y propiedad desiguales de los recursos

Estas causas inmediatas son el resultado de un sistema económico mundial no sostenible construido a partir de un acceso y un control desiguales a los limitados recursos del planeta y a los beneficios que se derivan de su uso. Este sistema se basa en la apropiación de tierras comunales locales, nacionales y mundiales por parte de las élites locales y mundiales. Los tan alabados avances en tecnología, en producción y en progreso humano son los que en realidad han producido los desastres de desarrollo locales y mundiales. Aún así, una élite mundial privilegiada sigue empeñada en un consumo desmesurado y una producción irresponsable que busca solo el lucro, mientras un gran porcentaje de la humanidad se ve sumido en la pobreza y consume apenas lo necesario para la subsistencia y la supervivencia, o incluso menos. Ésta es la situación no sólo en los países del Sur, sino también en el Norte. Las empresas transnacionales más grandes del mundo, con sede principalmente en los países del Norte y en paraísos fiscales, pero con operaciones en todo el mundo, llevan mucho tiempo al frente de estos excesos.

La competencia entre las transnacionales y los países ricos por los recursos y por mayores cuotas de mercado, así como los acuerdos y tratados de comercio, han llevado a una opresión neocolonial de los pueblos del Sur, a los que se les han negado la propiedad y el control legítimos de sus recursos. La Organización Mundial del Comercio, las instituciones financieras internacionales, así como la Unión Europea y los Estados Unidos, por medio de acuerdos bilaterales, están incrementando la privatización y la mercantilización de los recursos públicos a la vez que intensifican el robo de los recursos naturales a los países subdesarrollados y les imponen condiciones que aumentan su dependencia.

Corrientes de pensamiento imperantes y alternativas

El modelo de desarrollo que promueven estas instituciones no es sólo cuestión de “economía”. El paradigma económico imperante está directamente relacionado con un sistema de pensamiento que se basa en una imagen del ser humano como “ser económico”. Esta ideología la apoyan los grandes medios de comunicación y las empresas de mercadotecnia que promueven el egoísmo, la competencia, el consumo material y la acumulación ilimitada de riqueza personal sin prestar atención a las consecuencias sociales y ecológicas de tal comportamiento. Este sistema de pensamiento está íntimamente ligado a las corrientes de patriarcado y paternalismo.

Si realmente queremos hacer frente a esta crisis, necesitamos entender que la especie humana forma parte tanto de la naturaleza como de la sociedad, y que no puede existir sin ellas. Por tanto, si queremos que la humanidad sobreviva, tenemos que respetar la integridad de la Madre Tierra y tenemos que esforzarnos por conseguir la armonía con la naturaleza y la paz dentro y entre las culturas. Somos, al mismo tiempo, ciudadanos de diferentes países y de un sólo mundo. Todos compartimos la responsabilidad por el bienestar presente y futuro de la familia humana y de todos los demás seres vivos. El espíritu de solidaridad humana y de parentesco con toda forma de vida se refuerza si vivimos de acuerdo con el principio de “Uno entre muchos”.

4. Una transición justa y sostenible

Está claro que para solucionar la crisis del clima se requieren transformaciones de gran alcance, que actualmente están excluidas del orden del día de quienes diseñan las políticas en los gobiernos y en las instituciones multilaterales. Los pueblos piden un cambio de sistema, no “lo mismo de siempre”, ni el uso indiscriminado de apaños tecnológicos y comerciales con los que los grandes intereses han establecido y limitado la agenda climática.

Los movimientos populares no carecen de visiones alternativas para la sociedad ni de pasos concretos que se deban tomar para acercarse a un futuro sostenible a la vez que se abordan las crisis climática, hídrica, económica y alimentaria. Dicha transición sostenible empezará con muchas iniciativas diferentes. Algunos de los pasos hacia la transición sostenible son:

- Soberanía alimentaria y agricultura ecológica: Defender el derecho de los pueblos, comunidades y países a establecer sus propios sistemas de producción, incluyendo las políticas de agricultura, pesca, alimentación, bosques y territorio que sean apropiadas para sus circunstancias desde un punto de vista ecológico, social, económico y cultural. Se debe respetar y garantizar el acceso de las personas, especialmente de las mujeres, al control de los recursos productivos tales como la tierra, las semillas y el agua. La producción agrícola debe basarse principalmente en conocimientos locales, tecnologías apropiadas y técnicas sostenibles desde un punto de vista ecológico que absorban el CO2, lo mantengan en los diferentes sistemas nativos de plantación, capten y mantengan el agua y devuelvan al suelo más nutrientes de los que se extrajeron . La producción agrícola y alimentaria se debe centrar principalmente en satisfacer las necesidades locales, fomentar el autoabastecimiento y promover el mercado laboral local, así como en reducir el uso de recursos, los residuos y las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del proceso.

- Apropiación democrática y control de la economía: La reorganización de los bienes de producción de la sociedad hacia formas más democráticas de apropiación y gestión, con el fin de satisfacer las necesidades básicas de las personas, tales como la creación de empleo, el acceso al agua, la vivienda, la tierra, los sistemas sanitarios y educativos, la soberanía alimentaria y la sostenibilidad ecológa. Las políticas públicas deben garantizar que los sistemas financieros favorezcan los intereses públicos y que canalicen los recursos para la transformación sostenible de la industria, la agricultura y los servicios.

- Soberanía energética: Una reducción radical del consumo energético, especialmente en los países injustamente enriquecidos, combinada con un nuevo enfoque hacia fuentes de energía públicas y renovables, como la energía solar, eólica, geotérmica, del oleaje y de las minicentrales hidroeléctricas, así como el desarrollo de sistemas de distribución eléctrica autosuficientes para garantizar el suministro de energía a las comunidades, y la propiedad pública de la red eléctrica.

Planificación ecológica de las zonas urbanas y rurales: El objetivo es reducir radicalmente el consumo de energía y recursos, y la cantidad de residuos y contaminación, fomentando al mismo tiempo que se cubran las necesidades básicas de los ciudadanos con medios locales. Una planificación urbana y rural basada en los principios de la justicia social que ofrezca un servicio igualitario a todo el mundo y reduzca la necesidad de transporte. Promover los sistemas de transporte público, como sistemas ferroviarios ligeros y de alta velocidad y carriles bici, para reducir de este modo la necesidad de utilizar vehículos privados a motor y descongestionar las carreteras, a la vez que se mejora la salud pública y se reduce el consumo de energía.

- Instituciones educativas, científicas y culturales: Reorientar la investigación pública y la educación para satisfacer las necesidades de la población y el medio ambiente, en lugar de la tendencia actual que se limita a desarrollar tecnologías privadas y lucrativas. La investigación y el desarrollo debería ser, ante todo, un esfuerzo abierto y colaborativo por el bien común de la humanidad . Se deberían eliminar las patentes sobre las ideas y la tecnología. Se debería fomentar un intercambio justo de tecnologías apropiadas, el conocimiento tradicional y las prácticas indígenas innovadoras, así como el intercambio de ideas entre países.

- Poner fin al militarismo y a las guerras: El actual modelo de desarrollo basado en los combustibles fósiles nos conduce a la violencia, la guerra y los conflictos armados por el control de la energía, la tierra, el agua y otros recursos naturales. Esto queda patente en la invasión y ocupación de Iraq y Afganistán dirigidas por Estados Unidos y la militarización en todo el mundo de aquellas regiones que poseen combustibles fósiles y otros recursos naturales. Se está expulsando violentamente a campesinos y comunidades indígenas de sus tierras para abrir paso a plantaciones de agrocombustibles. Se han gastado billones de dólares en la industria armamentística, despilfarrando ingentes recursos humanos y materiales que deberían dedicarse a realizar una transición sostenible.

Dando pasos hacia adelante vamos aprendiendo. Estos pasos nos ayudarán a convencer a la gran mayoría de la gente de que una transición sostenible trae la promesa de una vida mejor y más plena. Los campos social, político, económico y ambiental están íntimamente interrelacionados. Por tanto, una estrategia coherente debería cubrirlos todos: esta es la idea central del concepto de transición sostenible.

Un aspecto de este concepto es el reestablecimiento de las comunidades locales en lugar del mercado global como unidad básica social, política y económica. La cohesión social, la participación democrática, la rendición de cuentas económica y la responsabilidad ecológica sólo se pueden alcanzar asegurando que cada decisión se tome al nivel más básico que sea adecuado. Ésta es una lección básica que hemos aprendido de las culturas étnicas y las comunidades locales.

Un enfoque comunitario, por tanto, no contradice la necesidad de una cooperación internacional extensiva. Por el contrario, requerirá alianzas más firmes dentro y a través de las fronteras entre productores directos en la agricultura, la silvicultura, la pesca y la industria. Las alianzas reforzadas por la igualdad de género y por el reconocimiento y la eliminación de las relaciones de poder injustas a todos los niveles. También incluye la necesidad de acuerdos cooperativos regionales e internacionales más fuertes para administrar los recursos comunes y compartidos, como los recursos hídricos transfronterizos. Además, la cooperación internacional promoverá el intercambio completo de ideas, tecnologías y conocimientos a través de todas las fronteras, además de entrar en un diálogo abierto, basado en el respeto mutuo entre las diferentes culturas.

5. Vías de transición

Muchas personas trabajan para crear una industria, agricultura, silvicultura y pesca más sostenible, así como en el sector de las energías renovables. Estas iniciativas dentro del sistema han desarrollado aún más las alianzas con otros sectores de la sociedad, los sindicatos, los consumidores, la población urbana, los profesores y los investigadores; todos ellos se esfuerzan para alcanzar modos de vida más sostenibles.

Naciones Unidas y la Conferencia de las Partes

Debemos influir en las negociaciones sobre el Cambio Climático y la 15ª Conferencia de las Partes (CDP15) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Las lecciones aprendidas de rondas de negociaciones previas no son muy prometedoras. A pesar de los planes de alto nivel de acción concertada iniciados en la Convención Marco sobre el Cambio Climático de Río de Janeiro de 1992, y posteriormente en el Protocolo de Kioto de 1997, los resultados son escasos y no se han solucionado los problemas. De hecho, la situación ha empeorado, pues ha habido muy poco progreso en los principios, objetivos y plazos de la Convención y del Protocolo.

Los mismos intereses de las grandes empresas, que en gran medida son responsables de la crisis del clima, parecen tener una influencia inmensa en las políticas climáticas a escala nacional y mundial. Nos oponemos firmemente a esta influencia antidemocrática de los lobbies en las actuales negociaciones de la CDP. Al contrario, pedimos a los estados que pongan en práctica mecanismos de evaluación para todas las políticas e instrumentos políticos bajo la CMNUCC, para asegurar procesos inclusivos y deliberativos multilaterales que reparen las desigualdades existentes, ya sean de género, color, edad, discapacidad u otras formas de discriminación en las negociaciones de la CDP. Exigimos que la CDP15 llegue a un acuerdo que inicie la recuperación del equilibrio ambiental, social y económico del planeta con medios que sean sostenibles e igualitarios ambiental, social y económicamente, y que finalmente culmine en un tratado jurídicamente vinculante.

Nuestras exigencias

Levantamos nuestra voz ante los líderes de la CMNUCC para postular las exigencias y alternativas del pueblo.

1. Supresión de los combustibles fósiles: Pedimos una estrategia clara para desmantelar la era de los combustibles fósiles en los próximos 30 años, que deben incluir hitos específicos para cada período quinquenal. Exigimos una reducción inmediata en las emisiones de gases de efecto invernadero de los países industrialiazos de, como mínimo, un 40% en comparación con los niveles de 1990 para el año 2020.

2. Reparaciones y compensación por la deuda climática y por los delitos ambientales: Exigimos reparaciones plenas para los países del Sur y aquellos empobrecidos por los estados del Norte, las corporaciones transnacionales y por instituciones de paraísos fiscales. De este modo, afrontamos parcialmente las injusticias históricas asociadas a la industrialización desigual y el cambio climático, originado en el genocidio de naciones indígenas, el tráfico transatlántico de esclavos, la era colonial y las invasiones. Esto debe ir acompañado de una estrategia igualmente clara para que los que se han enriquecido compensen a los pueblos empobrecidos por la deuda climática, y más ampliamente por la deuda ecológica. Se debería establecer un fondo global y democrático para dar un apoyo directo a las víctimas del cambio climático. Los países desarrollados deben proporcionar tecnologías nuevas, obligatorias, adecuadas, con financiación fiable y libre de patentes para que se adapten mejor a impactos climáticos adversos y para llevar a cabo reducciones de emisiones. Esto permitiría a los países en desarrollo desempeñar un papel en la contención del cambio climático, al mismo tiempo que se satisfacen las necesidades y aspiraciones de sus poblaciones. Las instituciones financieras internacionales, las agencias donantes y los mecanismos comerciales no deberían tener parte en las reparaciones.

3. Una prohibición global inmediata de la deforestación de bosques primarios y el inicio paralelo de un programa mundial ambicioso de plantación de árboles basado en especies nativas de diversa índole en asociación con pueblos indígenas y comunidades dependientes de los bosques. De forma similar, una prohibición de métodos de pesca industrial a gran escala y una vuelta a prácticas pesqueras principalmente de tipo local y sostenible. Por último, una prohibición de la apropiación de la tierra por parte de intereses extranjeros y la aceptación plena de la soberanía popular sobre los recursos naturales.

4. Nos oponemos radicalmente a las falsas y peligrosas soluciones orientadas al mercado y centradas en la tecnología que proponen muchas compañías transnacionales. Entre ellas, la energía nuclear, los agrocombustibles, la captura y el almacenamiento del carbono, los Mecanismos de Desarrollo Limpio, el biochar, los cultivos transgénicos “climate ready”, la geoingeniería y la reducción de emisiones a través de la deforestación y de la degradación de los bosques (REDD) definida en la CMNUCC. Todas ellas no hacen más que producir nuevas amenazas ambientales y no solucionan la crisis del clima. Las compensaciones y el comercio del carbono también son instrumentos falsos e injustos porque tratan un recurso mundial común, como es la atmósfera, como un producto que puede poseerse y comercializarse. Hasta ahora el sistema no ha mostrado ninguna ventaja y, al permitir a los países ricos compensar la reducción de sus obligaciones, ha mantenido este sistema injusto e insostenible.

5. Un impuesto equitativo sobre las emisiones de carbono: Exigimos un impuesto equitativo sobre las emisiones de carbono en lugar del régimen de cuotas comerciables carbono. Los ingresos obtenidos a través de dicho impuesto deben devolverse a los pueblos de manera equitativa y una parte de ellos debería utilizarse para compensar y para contribuir a financiar la adaptación y a la mitigación. Sin embargo, esto no sustituye la reparación de la ya acumulada deuda climática. Dicha compensación y financiación debe ser incondicional y quedar fuera de los mecanismos de mercado y de las instituciones financieras. Se debe fomentar la reducción de las emisiones por medio de un impuesto sobre el carbono transparente y fuertemente progresivo, y por medio de reglamentos específicos que eliminen paulatinamente el uso de combustibles fósiles a la vez que promueven una energía segura, limpia y renovable.

6. Instituciones multilaterales y empresas transnacionales: Las instituciones económicas y financieras internacionales como la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, los bancos de desarrollo regional, las instituciones donantes y los acuerdos de comercio son injustos, no sostenibles y no rinden cuentas y habría que sustituirlos por instituciones equitativas y democráticas que funcionen dentro del marco de la Carta de las Naciones Unidas, que respeten la soberanía popular sobre los recursos y promuevan la solidaridad entre los pueblos y las naciones. También se debería crear un mecanismo que controle y vigile estrechamente las operaciones de las empresas transnacionales.

Finalmente, nos comprometemos a trabajar activamente para llevar a cabo estas transiciones sostenibles para nuestras sociedades dentro de las líneas que impulsamos en esta Declaración.

6. Un movimiento mundial para una transición sostenible

Independientemente de los resultados de la Cumbre de Copenhague sobre el Cambio Climático, hay una necesidad urgente de construir un movimiento mundial de movimientos que trabajan a largo plazo en favor de una transición sostenible para nuestras sociedades. A diferencia de las estructuras de poder vigentes, este movimiento debe crecer en sentido ascendente. Lo que necesitamos es una gran alianza de movimientos ambientales, sociales, sindicales, agrícolas, de sociedad civil y otras partes alineadas que puedan trabajar juntos en la lucha política diaria a escala local, nacional e internacional. Esa alianza implica al mismo tiempo la creación de una nueva mentalidad y nuevas formas de activismo social, y debe ser capaz no sólo de reaccionar ante las prácticas no sostenibles, sino también de demostrar por el ejemplo cómo puede funcionar una nueva economía sostenible.

Nosotros, los pueblos, comunidades y organizaciones sociales participantes en Klimaforum09 estamos comprometidos a capitalizar los resultados logrados en este foro para proseguir el desarrollo de un movimiento mundial de movimientos.

Esta Declaración tiene por objeto servir de inspiración al desarrollo de ese movimiento y marcar el rumbo que queremos seguir. Juntos, podemos propiciar una transición mundial hacia un futuro sostenible. Únanse a nosotros. www.ecoportal.net

Klimaforum09

Nota

Klimaforum09 es un evento abierto que se realiza de manera paralela a la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas sobre cambio climático que se realiza en Copenhague, Dinamarca. Numerosas organizaciones participantes en el evento suscribieron esta declaración de principios y de carácter programática con el nombre: “Cambiemos el sistema, no el clima” que señala que hay soluciones a la crisis del clima pero que se necesita “una transición justa y sostenible” a un modelo que garantice el derecho a la vida y la dignidad de todas las personas.

Leer más

PARA ENTENDER GUALEGUAYCHÚ.

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

abella.jpg

PARA ENTENDER GUALEGUAYCHÚ.

 

Tres días después de electo, ya Mujica debía negar sus negociaciones con los Kirchner sobre Gualeguaychú.

Alguien reveló la naturaleza de las conversaciones para complicarlas. ¿Quién? Busquemos en el periodismo más conservador la fuente de la infidencia.

El desmentido forzoso complica, además los planes gubernamentales rioplatenses, un tanto disparatados, de pedirle a Chávez que cumpliera un papel de presión indirecta sobre los protagonistas colectivos del corte de ruta que la Casa Rosada y el Palacio Estévez desean liquidar. Pensaban ambos gobiernos, en su desesperación,  que el revolucionario venezolano se vería obligado a aceptar un papel "pacificador" a cambio del apoyo crítico que (Argentina más, Uruguay menos) le dan a sus proyectos de consolidación de la paz y la soberanía continentales.

Botnia (o como se llame) sí contamina. Si no la echamos a tiempo será la muerte irreversible del Río Uruguay. Ese Río Uruguay donde Mujica no descarta seguir colocando pasteras (que no estén pegaditas, eso sí, a la manzana a de la discordia).

 

Pero quiero centrarme en el aspecto político y no en el ambiental

Lo cierto es en vísperas del -seguramente ambiguo- fallo de La Haya, vuele a ponerse en el tapete la historia de este peculiar "soviet" gualeguaycheño, que no tiene un "partido bolchevique" que lo conduzca... y que, para la fase puramente de resistencia, tampoco lo necesitó hasta ahora. Su lúcida autogestión sin embargo no responde aún a una inquietante pregunta: ¿podrá la Asamblea de ciudadanos, órgano soberano, navegar las aguas cada vez más complejas a las que están arribando?  ¿Podrá sobrevivir a las crecientes presiones externas e internas que lo acosan?

 

De todos modos lo que ya ha hecho la Asamblea de Gualeguaychú perdurará por siglos en la mejor historia del Continente.

Es ante todo un episodio más de la lucha planetaria entre pueblos y trasnacionales, en estos tiempos en los que el imperialismo incorpora el saqueo ambiental sistemático y la exportación de capitales contaminantes como parte de su estrategia exterminadora.

Pero desde este punto de vista la lucha contra Botnia (y contra la ya derrotada Ence) no es más dramática ni más acuciante que otras tantas luchas que se dan simultáneamente en la región.

En cambio su masividad, su creatividad, su presencia mediática, su capacidad de jaquear a poderosas trasnacionales y hacer que ambos gobiernos rioplatenses pierdan la iniciativa por años, todo eso es lo que nos exige un atento estudio de sus características... y nos debería hacer pensar a los orientales si estamos haciendo todo lo que debemos por Gualeguaychú y por nosotros mismos.    

La histórica resistencia de Gualeguaychú a las trasnacionales del papel suntuario exhibe una serie de aspectos sumamente complejos.

El conflicto parte de una equivocada evaluación previa de las trasnacionales, por desconocer

 

a) que la orilla argentina del río iba a recibir los impactos sin que su clase política ni sus empresarios se beneficiaran directamente;

 

b) que ya había fuertes inversiones del lado argentino para un "turismo verde";

 

c) que existían  movimientos agro ecológicos locales ya enfrentados a la expansión de la soja y otros monocultivos;

 

d) que la clase política entrerriana permitiría demagógicamente que se organizara el movimiento popular de resistencia local advirtiendo demasiado tarde que ya era incontenible.

 

La profundidad inesperada del conflicto exhibió las contradicciones entre el gobierno vacilante de los Kirchner y el gobierno pro-trasnacionales de Vázquez, contradicciones que no se deseaban mostrar. Y saca a luz, desarrolla,  una confusa mezcla de sentimientos localistas, de indignación ética ante la mentira política, de mística religiosidad ecologista, y conflictos de la pequeña y mediana empresa local junto a expresiones de auténtico antimperialismo. Todos estos elementos subjetivos se suman a las claras definiciones de clase y antiimperialistas de una minoría de los asambleístas y de un sector muy activo de jóvenes anti-sistema.  . 

En estos días se presentó un importante libro sobre el corte y su protagonismo ciudadano.   Su autor, Fabián Magnotta, nos da algunos datos interesantes sobre este conflicto.

En "2000 días de conflicto" Magnotta hace un seguimiento a los cien asambleístas más destacados.

 En la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú no hay líderes explícitos ni jefes, pero hay gente de una militancia más constante y Magnotta advierte que en el grupo más activo hay 35 mujeres y 65 hombres;  que 30 son profesionales universitarios y sólo 16 son obreros y empleados, y otros tantos docentes. El pequeño empresario local juega un papel muy activo en la Asamblea Ciudadana.

En cuanto al origen político de "los cien" sólo quince se autodefinen como de origen "de izquierda".

Advierte este autor que si se exceptúan las grandes movilizaciones como los "abrazos al puente", es más usual ver automóviles y motos cubriendo los 30 km entre el corte de Arroyo Verde y la ciudad de Gualeguaychú,  que camiones con trabajadores o estudiantes.

El libro refleja los hitos centrales de este conflicto y desentraña las causas externas (IIRSA, Consenso de Washington, resignación de los  gobiernos al saqueo ambiental de las trasnacionales). Hace énfasis en el masivo apoyo popular a la Asamblea.

En efecto: aún aquellos pocos ciudadanos que quieren levantar el corte (sea por presiones políticas, por conveniencia mercantil  o por convicción propia) se apresuran a declarar que apoyan la lucha contra Botnia ·"por otros medios".

Los orientales que hemos tenido el honor de acompañar esta lucha (casi exclusivamente somos  militantes de Asamblea Popular) podemos atestiguar esta inmensa adhesión ciudadana, a la que no se pliega (según Magnotta), una parte de los residentes orientales allí pues sufren según sus palabras "una confusa noción de patria".

Quisiera detenerme en esa "confusa noción de Patria".

 Cuando la Provincia Oriental se separa del resto de las provincias en 1828 y jura su Constitución separatista, antiartiguista en 1830, sobre su población comienza una exaltación chovinista que el Partido Colorado introdujo en los programas de estudio. Este esfuerzo colorado lo refuerza el gobierno del FA transformando su servidumbre ante Botnia en "nacionalismo antiargentino".

 La dócil historiografía oficial miente y atribuye a los entrerrianos la traición a Artigas que en realidad encabezó el oriental Rivera.

La enemistad argentino uruguaya así manipulada es un nuevo servicio de Vázquez al imperialismo.        

 

Otro tema que el conflicto desnudó es el ambiguo papel de las ONGs ambientalistas. Primeras en la lúcida denuncia a Botnia, se vuelven agentes del apaciguamiento cuando su propio financiamiento entra en riesgo. El pueblo organizado sencillamente las ignora, pero no debemos subestimar su capacidad de disfrazar las fachadas claudicantes y llamarlas "mesas de diálogo".  

 

Los conflictos sociales nunca son "puros". En el 2008 estalló el conflicto del campo y la política contradictoria de Kirchner permitió una alianza circunstancial entre los pequeños productores endeudados  y los grandes empresarios de la soja. La alineación de fuerzas contaminó circunstancialmente la lucha de la Asamblea pero no la destruyó. La sabiduría ciudadana recuperó los ejes de la lucha sin agotar el debate sobre las (esencialmente justas) detracciones (retenciones) y el (perverso) abandono gubernamental a los pequeños productores.   

Hay quien objeta que la lucha de Gualeguaychú no la dirige el pueblo sino un puñado de pequeños empresarios e intelectuales.

En algunos momentos de merma militante puede ser así. Pero en los momentos duros está  el pueblo caminando, majestuoso, sobre el puente, porque no hay doscientos mil empresarios en esta ciudad; y cuando hay que ir a Buquebús o navegar desafiando el territorio ocupado por Finlandia, no son empresarios los que se juegan.  Además no olvidemos que la lucha de Gualeguaychú, que es la lucha de todos, no es por el socialismo; es parte de las tareas impostergables de liberación nacional.

 En lugar de mirar con lupa el origen de clase de algunos dirigentes, o su actitud ante el conflicto del campo, pensemos que en este conflicto ellos están haciendo lo que los orientales deberíamos hacer...      

 

Gonzalo Abella

Leer más

DISCURSO DEL PRESIDENTE CHAVEZ EN COPENHAGUE

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

hugo_chavez_fullblock.jpg

XV Conferencia Internacional de la Organización de Naciones Unidas sobre Cambio Climático

Copenhague, Reino de Dinamarca

Miércoles, 16 de diciembre de 2009

 

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez

Señor Presidente, señores, señoras, excelencias, amigas y amigos, les prometo que no voy a hablar más del que más ha hablado esta tarde aquí, permítanme un comentario inicial que hubiera querido hacer como parte del punto previo que fue ejercido por la delegación de Brasil, de China, de India, Bolivia, nosotros estábamos allá pidiendo la palabra pero, no fue posible tomarla. Dijo la representante Bolivia, mi saludo por cierto al compañero Presidente Evo Morales quien está por allí, Presidente de la República de Bolivia.

Asistentes [Aplausos].

Ella dijo entre otras cosas lo siguiente, tomé nota por aquí, dijo: el texto presentado no es democrático, no es inclusivo.

Yo venía llegando apenas y nos estábamos sentando cuando oímos a la Presidenta de la sesión anterior, la Ministra , decir que venía un documento por ahí, pero que nadie conoce, yo he preguntado por el documento, aún no lo tenemos, creo que nadie sabe de ese documento top secret.

Ahora ciertamente, la camarada boliviana lo dijo, no es democrático, no es inclusivo, ahora señoras, señores:

¿Acaso no es esa precisamente la realidad de este mundo?

¿Acaso estamos en un mundo democrático? ¿Acaso el sistema mundial es inclusivo?

¿Podemos esperar algo democrático, inclusivo del sistema mundial actual?

Lo que vivimos en este planeta es una dictadura imperial, y desde aquí la seguimos denunciando ¡Abajo la dictadura imperial! ¡Y que vivan los pueblos y la democracia y la igualdad en este planeta! 

Asistentes [Aplausos].

Y esto que aquí vemos es reflejo de ello: exclusión.

Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del sur, a nosotros el tercer mundo, a nosotros los subdesarrollados, o como dice el gran amigo Eduardo Galeano: nosotros lo países arrollados como por un tren que nos arrolló en la historia.

Así que no nos extrañemos pues de esto, no nos extrañemos, no hay democracia en el mundo y aquí estamos una vez más ante una poderosa evidencia de la dictadura imperial mundial. Luego aquí subieron dos jóvenes, afortunadamente los agentes del orden han sido decentes, algún empujón por ahí, y ellos colaboraron ¿no? Allá afuera hay mucha gente ¿saben? Claro, no caben en este salón, mucha gente; he leído por prensa que hubo algunos detenidos, algunas protestas intensas, ahí en las calles de Copenhague, y quiero saludar a toda esa gente que esta allá afuera, la mayor parte de ella jóvenes.

Asistentes [Aplausos].

Claro son jóvenes preocupados, creo que con razón mucho más que nosotros por el futuro del mundo; nosotros tenemos -la mayoría de los que estamos aquí- ya el sol a la espalda, ellos tienen el sol al frente y están muy preocupados.

Uno pudiera decir señor Presidente que un fantasma recorre Copenhague, parafraseando a Carlos Marx, el gran Carlos Marx, un fantasma recorre las calles de Copenhague, y creo que ese fantasma anda en silencio por esta sala, por ahí anda, entre nosotros, se mete por los pasillos, sale por debajo, sube, ese fantasma es un fantasma espantoso casi nadie quiere nombrarlo: el capitalismo es el fantasma, casi nadie quiere nombrarlo.

Asistentes [Aplausos].

Es el capitalismo, ahí rugen los pueblos, allá afuera se oyen.  

Yo venía leyendo algunas consignas que hay en las calles pintadas, y yo creo que esas consignas de estos jóvenes, algunas de ellas la oí cuando iba el joven allá y la joven, hay dos de las que tomé nota. Se oyen entre otras dos poderosas consignas. Una: No cambien el clima, cambien el sistema.

Asistentes [aplausos].

Y yo la tomo para nosotros.

No cambiemos el clima ¡Cambiemos el sistema!

Y en consecuencia comenzaremos a salvar el planeta. El capitalismo, el modelo de desarrollo destructivo está acabando con la vida, amenaza con acabar definitivamente con la especie humana.

Y el otro lema llama a la reflexión. Muy a tono con la crisis bancaria que recorrió al mundo y todavía lo golpea, y la forma cómo los países del norte rico auxiliaron a los banqueros y a los grandes bancos, sólo Estados Unidos, bueno, se perdió la cifra, es astronómica; para salvar bancos. Dicen en las calles lo siguiente: Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado.

Asistentes [aplausos].

Y creo que es verdad. Si el clima fuera un banco capitalista de los más grandes, ya lo habrían salvado los gobiernos ricos.

Creo que Obama no ha llegado, recibió el Premio Nóbel de la Paz casi el mismo día que mandaba 30 mil soldados más a matar inocentes en Afganistán, y viene ahora a presentarse aquí con el Premio Nóbel de la Paz, el Presidente de los Estados Unidos.

Pero Estados Unidos tiene la maquinita de hacer billetes, de hacer dólares, y ha salvado, bueno creen haber salvado los bancos y el sistema capitalista.

Bien, esto, comentario al margen, que yo quería hacerlo allá, estábamos levantando la mano para acompañar a Brasil, a India, a Bolivia, a China, en su interesante posición que Venezuela comparte y los países de la Alianza Bolivariana, con firmeza; pero bueno, no nos dieron la palabra, así que no me cuente estos minutos por favor Presidente.

Asistentes [aplausos].

Fíjense, por ahí conocí, tuve el gusto de conocer a este escritor francés Hervé Kempf, recomiendo este libro, lo recomiendo, se consigue en español –por ahí está Hervé- también en francés, en inglés seguramente, Cómo los ricos destruyen el planeta. Hervé Kempf: Cómo los ricos destruyen el planeta. Por eso fue que Cristo lo dijo: Más fácil será que un camello entre por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los cielos. Eso lo dijo Cristo nuestro señor.

Asistentes [aplausos].

Los ricos están destruyendo el planeta.

¿Será que piensan irse para otro cuando destruyan este?

¿Tendrán planes para irse a otro planeta?

Hasta ahora no se ve ninguno en el horizonte de la galaxia.

Apenas este libro me ha llegado, me lo ha regalado Ignacio Ramonet que está por ahí también en esta sala; y terminando el prólogo o el preámbulo esta frase es muy importante, dice Kempf lo siguiente, leo: “No podremos reducir el consumo material a nivel global si no hacemos que los poderosos bajen varios escalones, y si no combatimos la desigualdad. Es necesario que al principio ecologista tan útil a la hora de tomar conciencia, pensar globalmente y actuar localmente, le sumemos el principio que impone la situación: consumir menos y repartir mejor”. Creo que es un buen consejo que nos da este escritor francés Hervé Kempf.

Asistentes [aplausos].

Ahora bien señor Presidente, el cambio climático es sin duda el problema ambiental más devastador del presente siglo, inundaciones, sequías, tormentas severas, huracanes, deshielos, ascenso del nivel medio del mar, acidificación de los océanos y olas de calor, todo eso agudiza el impacto de las crisis globales que nos azotan.

La actual actividad humana supera los umbrales de la sostenibilidad, poniendo en peligro la vida en el planeta, pero también en ello somos profundamente desiguales.

Quiero recodarlo: los 500 millones de personas más ricas, 500 millones, esto es el siete por ciento, siete por ciento, seven por ciento de la población mundial. Ese siete por ciento es responsable, esos quinientos millones de personas más ricas son responsables del cincuenta por ciento de las emisiones contaminantes, mientras que el 50 por ciento más pobre es responsable de sólo siete por ciento de las emisiones contaminantes. Por eso a mí me llama la atención, es un poco extraño, llamar aquí a Estados Unidos y a China al mismo nivel. Estados Unidos tiene apenas, bueno, que, llegará si acaso a 300 millones de habitantes.

China tiene casi 5 veces más población que Estados Unidos.

Estados Unidos consume más de 20 millones de barriles diarios de petróleo, China llega apenas a 5, 6 millones de barriles diarios, no se puede pedir lo mismo a Estados Unidos y a China.

He allí temas que hay que discutir, ojalá pudiéramos los Jefes de Estado y de Gobierno sentarnos a discutir de verdad, verdad sobre estos temas.

Luego señor Presidente, el 60 por ciento de los ecosistemas del planeta están dañados, el 20 por ciento de la corteza terrestre está degradada; hemos sido testigos impasibles de la deforestación, la conversión de tierras, la desertificación, las alteraciones de los sistemas de agua dulce, la sobreexplotación de los recursos marinos, la contaminación y la pérdida de la diversidad biológica.

La utilización exacerbada de la tierra sobrepasa en un 30 por ciento la capacidad para regenerarla. El planeta está perdiendo lo que llaman los técnicos la capacidad para autorregularse, eso lo está perdiendo el Planeta, cada día se liberan más desechos de los que pueden ser procesados. La supervivencia de nuestra especie martilla en la conciencia de la humanidad. A pesar de la urgencia, han transcurrido dos años de negociaciones para concluir un segundo período de compromiso bajo el Protocolo de Kyoto, y asistimos a esta cita sin un acuerdo real y significativo.

Y por cierto, acerca del texto que viene de la nada, como algunos lo calificaron, el representante chino, Venezuela dice, y los países del ALBA decimos, la Alianza Bolivariana que nosotros no aceptamos, desde ya lo decimos, ningún otro texto que no sea el que venga de los grupos de trabajo del Protocolo de Kyoto y de la Convención , son los textos legítimos que se han estado discutiendo con tanta intensidad en estos años.

Asistentes [aplausos].

Y en estas últimas horas, creo que ustedes no han dormido, además de que no han almorzado, no han dormido. No me parece lógico que salga ahora un documento de la nada, como dicen ustedes.

El objetivo científicamente sustentado de reducir la emisión de gases contaminantes y lograr un convenio de cooperación a largo plazo a todas luces, hoy a esta hora, parece haber fracasado, por ahora.

La razón ¿Cuál es? No tenemos duda.

La razón es la actitud irresponsable y la falta de voluntad política de las naciones más poderosas del planeta, nadie se sienta ofendido, recurro al gran José Gervasio Artigas cuando dijo: “Con la verdad ni ofendo ni temo”. Pero en verdad es una actitud irresponsable de marchas, de contramarchas, de exclusión, de un manejo elitesco, de un problema que es de todos y que sólo podremos resolver todos.

El conservadurismo político y el egoísmo de los grandes consumidores, de los países más ricos denotan una alta insensibilidad y falta de solidaridad con los más pobres, con los hambrientos, con los más vulnerables a las enfermedades, a los desastres naturales, señor Presidente, es imprescindible un nuevo y único acuerdo aplicable a partes absolutamente desiguales, por la magnitud de sus contribuciones y capacidades económicas, financieras y tecnológicas y que esté basado en el respeto irrestricto a los principios contenidos en la Convención.

Los países desarrollados deberían establecer compromisos vinculantes, claros y concretos en la disminución sustancial de sus emisiones y asumir obligaciones de asistencia financiera y tecnológica a los países pobres para hacer frente a los peligros destructivos del cambio climático. En tal sentido la singularidad de los estados insulares y de los países menos desarrollados, debería ser plenamente reconocida.

Señor Presidente el cambio climático no es el único problema que afecta hoy a la humanidad, otros flagelos e injusticias nos asechan, la brecha que separa los países ricos y pobres no ha dejado de crecer, a pesar de todos los objetivos del milenio, la cumbre de financiamiento de Monterrey, todas esas cumbres como decía aquí el Presidente de Senegal denunciando una gran verdad, promesas y promesas incumplidas y el mundo sigue su marcha destructiva.

El ingreso total de los 500 individuos más ricos del mundo es superior al ingreso de los 416 millones de personas más pobres, los 2 mil 800 millones de personas que viven en la pobreza, con menos de 2 dólares al día y que representan el 40 por ciento de la población global obtiene sólo el 5 por ciento del ingreso mundial.

Hoy mueren al año unos 9,2 millones de niños antes de alcanzar el quinto año de vida y el 99,9 por ciento de estas muertes ocurren en los países más pobres.

La mortalidad infantil es de 47 muertes por mil nacidos vivos, pero es de sólo 5 por cada mil en los países ricos. La esperanza de vida en el planeta es de 67 años, en los países ricos es de 79, mientras en algunas naciones pobres es de sólo 40 años.

Adicionalmente existen mil cien millones de habitantes sin acceso al agua potable, 2 mil 600 millones sin servicio de saneamiento, más de 800 millones de analfabetos y mil veinte millones de personas hambrientas, ese es el escenario del mundo.

Ahora la causa ¿cuál es la causa?

Hablemos de la causa, no evadamos responsabilidades, no evadamos la profundidad de este problema, la causa sin duda, vuelvo al tema de todo este desastroso panorama es el sistema metabólico destructivo del capital y su modelo encarnado: el capitalismo.

Aquí hay una cita que quiero leerles brevemente de ese gran teólogo de la liberación Leonardo Boff, como sabemos brasileño, nuestro americano. Leonardo Boff dice sobre este tema lo siguiente:

¿Cuál es la causa? Ah, la causa es el sueño de buscar la felicidad a través de la acumulación material y del progreso sin fin, usando para eso la ciencia y la técnica con las cuales se puede explotar de forma ilimitada todos los recursos de la tierra; y cita por aquí a Charles Darwin y su “Selección natural” la sobrevivencia de los más fuertes, pero sabemos que los más fuertes sobreviven sobre la ceniza de los más débiles.

Juan Jacobo Rousseau siempre hay que recordarlo decía aquello: entre el fuerte y el débil la libertad oprime. Por eso es que el imperio habla de libertad, es la libertad para oprimir, para invadir, para asesinar, para aniquilar, para explotar, esa es su libertad y Rousseau agrega la frase salvadora: sólo la ley libera.

Hay algunos países que están jugando a que aquí no haya documento, porque precisamente no quieren una ley, no quieren una norma, porque la inexistencia de esa norma les permite jugar su libertad explotadora, su libertad arrolladora.

Hagamos un esfuerzo y presionemos aquí y en las calles para que aquí salga un compromiso, salga un documento que comprometa a los países más poderosos de la tierra.

Asistentes [Aplausos]

Bueno se pregunta Presidente Leonardo Boff ¿Usted le ha conocido a Boff? No sé si pudo venir Leonardo, yo le conocí hace poco en Paraguay, siempre lo hemos leído.

¿Puede una tierra finita soportar un proyecto infinito? La tesis del capitalismo, el desarrollismo infinito es un modelo destructivo, aceptémoslo.

Luego nos pregunta Boff: ¿qué podríamos esperar de Copenhague? Apenas esta sencilla confesión: así como estamos no podemos continuar, y un propósito simple, vamos a cambiar de rumbo, hagámoslo, pero sin cinismo, sin mentira, sin dobles agendas, sin documentos salidos de la nada, con la verdad por delante.

Hasta cuándo nos preguntamos desde Venezuela señor Presidente, señoras, señores, hasta cuándo vamos a permitir tales injusticias y desigualdades; hasta cuándo vamos a tolerar el actual orden económico internacional y los mecanismos de mercado vigente; hasta cuándo vamos a permitir que grandes epidemias como el VIH SIDA arrasen con poblaciones enteras; hasta cuándo vamos a permitir que los hambrientos no puedan alimentarse, ni alimentar a sus propios hijos; hasta cuándo vamos a permitir que sigan muriendo millones de niños por enfermedades curables; hasta cuándo vamos a permitir conflictos armados que masacran a millones de seres humanos inocentes, con el fin de apropiarse los poderosos de los recursos de otros pueblos.

Cesen las agresiones y las guerras pedimos los pueblos del mundo a los imperios, a los que pretenden seguir dominando el mundo y explotándonos.

No más bases militares imperiales, ni golpes de Estado, construyamos un orden económico y social más justo y equitativo, erradiquemos la pobreza, detengamos de inmediato los altos niveles de emisión, frenemos el deterioro ambiental y evitemos la gran catástrofe del cambio climático, integrémonos en el noble objetivo de ser todos más libres y solidarios.

Señor Presidente, hace casi dos siglos un venezolano universal, libertador de naciones y precursor de conciencias dejó para la posteridad un apotegma pleno de voluntad: “Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca...” Era Simón Bolívar el Libertador.

Desde la Venezuela Bolivariana , donde un día como hoy por cierto hace diez años, diez años exactos vivimos la tragedia climática más grande de nuestra historia: la tragedia de Vargas así llamada, desde esa Venezuela cuya Revolución intenta conquistar la justicia para todo su pueblo.

Sólo posible por el camino del socialismo, el socialismo, el otro fantasma del que hablaba Carlos Marx, ese anda por ahí también, más bien es como un contra fantasma, el socialismo, ese es el rumbo, ese es el rumbo para la salvación del planeta, no tengo yo la menor duda, y el capitalismo es el camino del infierno, a la destrucción del mundo. El socialismo, desde esa Venezuela que enfrenta por ello las amenazas del imperio norteamericano.

Desde los países que conformamos el ALBA, la Alianza Bolivariana exhortamos, yo quiero con respeto, pero desde mi alma exhortar a nombre de muchos en este planeta, exhortamos a los gobiernos y a los pueblos de la Tierra , parafraseando a Simón Bolívar, El Libertador; si la naturaleza destructiva del capitalismo se opone, pues luchemos contra ella y hagamos que nos obedezca, no esperemos de brazos cruzados la muerte de la humanidad.

La historia nos llama a la unión y a la lucha.

Si el capitalismo se resiste, nosotros estamos obligados a dar la batalla contra el capitalismo y abrir los caminos de la salvación de la especie humana, nos toca a nosotros, levantando las banderas de Cristo, de Mahoma, de la igualdad, del amor, de la justicia, del humanismo, del verdadero y más profundo humanismo. Si no lo hiciéramos, la más maravillosa creación del universo: el ser humano, desaparecerá, desaparecerá.

Este planeta tiene miles de millones de años, y vivió este planeta miles de millones de años sin nosotros la especie humana, es decir, no le hacemos falta nosotros para que él exista. Ahora, nosotros sin la Tierra no vivimos, y estamos destrozando la Pachamama , como dice Evo, como dicen nuestros hermanos aborígenes de Suramérica.

Finalmente señor Presidente ya para terminar, oigamos a Fidel Castro cuando dijo: Una especie está en peligro de extensión, el hombre.

Oigamos a Rosa Luxemburgo cuando dijo: Socialismo o barbarie.

Oigamos a Cristo el redentor cuando dijo: Bienaventurados los pobres porque de ellos será el reino de los cielos.

Señor Presidente, señoras y señores seamos capaces de hacer de esta Tierra no la tumba de la humanidad, hagamos de esta Tierra un cielo, un cielo de vida, de paz, y de paz de hermandad para toda la humanidad, para la especie humana.

Señor Presidente, señoras y señores muchísimas gracias y buen provecho.

Asistentes [aplausos]

Leer más

Capitalismo contra ciencia

17 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

 

Mike Palecek



 

Constantemente somos bombardeados con el mito de que el capitalismo impulsa la innovación, tecnología y el avance científico. Se nos dice que la competencia, combinado con la motivación por el lucro, empuja a la ciencia hacia nuevas fronteras y le da a las grandes corporaciones el incentivo para desarrollar nuevas medicinas, drogas y tratamientos. Se nos dice que el mercado libre es el mayor motivador para el avance humano. Pero en realidad, la verdad es exactamente lo opuesto. Las patentes, la ganancia y la propiedad privada de los medios de producción son en realidad los más grandes obstáculos que la ciencia haya conocido en la historia reciente. El capitalismo está retrasando todos y cada uno de los aspectos del desarrollo humano, y la ciencia y tecnología no son una excepción.

El ejemplo más reciente y representativo de la propiedad privada sirviendo como una barrera al desarrollo puede encontrarse en lo sucedido con el fósil Ida. El Darwinius masillae es un lémur de 47 millones de años que fue recientemente “descubierto”. Todos los interesados en la evolución, aclamaron la revelación de una especie transicional que vincula a los primates superiores a los mamíferos inferiores. Ida tiene ojos delanteros (en lugar de laterales), extremidades cortas e incluso pulgares oponibles. Lo que es incluso más interesante es la asombrosa condición en la que se ha preservado. Este fósil está en un 95% completo. El perfil de su pelaje resulta claramente visible y los científicos incluso han podido examinar los contenidos de su estómago, determinando que su última comida consistió en frutas, semillas y hojas. Masas entusiastas hacen cola para ir al Museo de Historia Natural de la ciudad de Nueva York para echarle un vistazo a este importante fósil.

¿Pero qué tiene que ver Ida con el capitalismo? Pues que de hecho Ida fue desenterrada en 1983 y ha estado en manos de un acaudalado coleccionista privado desde entonces. Éste no se dio cuenta de la importancia del descubrimiento de este fósil (lo cual no es sorprendente dado que no es un paleontólogo) por lo que simplemente ha estado recogiendo polvo por 25 años.

Hay un gran mercado internacional para los fósiles. El capitalismo ha reducido estos tesoros, que con todo derecho le pertenecen a la humanidad entera, en meras mercancías. Fósiles en manos privadas por lo general son prestados o incluso alquilados a museos para que los puedan estudiar o exhibir. Hay colecciones de fósiles que recorren el mundo para producirles dinero a sus propietarios, en lugar de estar disponibles para estudios serios, científicos. E incontables especies extrañas esperan en los almacenes de compañías de inversiones o en los salones de coleccionistas, sirviendo de nada más que de piezas sobre las cuales conversar durante una copa de coñac. Es imposible saber cuántos fósiles de gran importancia están simplemente guardados, esperando ser descubiertos de la oficina de algún multimillonario.

Investigación Médica

La industria farmacéutica es bien conocida por sus precios exorbitantes y negarse a distribuir medicamentos a aquellos que no los pueden costear. La falta de drogas para combatir la pandemia del SIDA, particularmente en África, es suficiente para probar la inhabilidad del capitalismo de distribuir medicina a aquellos que la necesitan. ¿Pero qué papel juega la búsqueda de ganancia en el desarrollo de nuevas drogas? Las grandes farmacéuticas tienen una historia igualmente lamentable en lo que se refiere a investigación y desarrollo en su industria.

Los pacientes con SIDA pueden pagar decenas de miles de dólares por año por los medicamentos que necesitan para mantenerse con vida. En 2003, cuando se introdujo una nueva droga llamada Fuzeon, hubo un escándalo por los precios del mismo, que implicaría gastos por encima de los $20.000 anuales por paciente. El gerente general de Laboratorios Roche, Franz Humer, intentó justificar el precio de venta: “Necesitamos tener una taza de retorno decente sobre nuestras innovaciones. Éste es un adelanto mayúsculo en terapia… No puedo imaginarme una sociedad que no desee que continúe la innovación”.

Pero la innovación de la que habla el Sr. Humer es sólo a medias. Las farmacéuticas no están motivadas por la compasión, sino por el dinero. Para una de estas grandes compañías, un enfermo de SIDA no es un paciente sino un cliente. La industria farmacéutica tiene un incentivo financiero para asegurarse que estas personas sean clientes frecuentes, por lo que hay muy poca investigación llevándose a cabo para encontrar una cura. La mayor parte de la investigación privada se centra en conseguir nuevas drogas anti-retrovirales; medicamentos éstos que los pacientes deberán seguir tomando de por vida.

Ha habido cierta presión para financiar investigaciones dirigidas a encontrar una vacuna al SIDA y, más recientemente, un microbicida efectivo. Sin embargo, la inmensa mayoría de estos recursos vienen del Gobierno y de grupos sin fines de lucro. La industria farmacéutica simplemente no está financiando investigaciones dirigidas a acabar con esta pandemia. ¿Y por qué habrían de hacerlo? Ninguna empresa sobre la tierra va a financiar investigaciones específicamente diseñadas para sacarlas del mercado.

Problemas similares surgen en otras áreas de la investigación médica. En el campo del cáncer, a principios de 2007 se descubrió una droga extremadamente prometedora. Investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá) descubrieron que una simple molécula de Dicloroacetato (DCA) puede reactivar la mitocondria [1] en células cancerosas, haciendo que éstas mueran como las células normales. Las investigaciones revelaron que el DCA parece ser extremadamente efectivo contra varias formas de cáncer en laboratorio y promete ser de hecho una cura para el cáncer [2]. El DCA ha sido utilizado por décadas para tratar a personas con desórdenes de mitocondria. Sus efectos sobre el cuerpo humano son por lo tanto bien conocidos, lo cual haría el proceso de desarrollo mucho más simple.

El problema es que las pruebas clínicas del DCA se han visto retrasadas por la falta de financiamiento. El DCA no está patentado ni es patentable. Las empresas farmacéuticas no van a poder sacarle cuantiosos beneficios a la producción de este medicamento, por lo que no están interesados. Los investigadores se han visto obligados a recaudar fondos ellos mismos para financiar tan importante trabajo. Las pruebas iniciales, a pequeña escala, han comenzado y los resultados preliminares son muy alentadores. Pero hace dos años desde que se hizo este importante descubrimiento y es apenas ahora que los estudios están empezando. La facultad de medicina de la Universidad de Alberta se ha visto forzada a rogar por financiamiento de parte del gobierno y organizaciones sin fines de lucro. Hasta el día de hoy no han recibido siquiera un centavo de alguna organización médica con fines de lucro.

La falta de investigaciones en potenciales curas que no son patentables no se limita al DCA. Hay toda una industria montada alrededor de los denominados remedios naturales alternativos. Muchas personas, incluido el presente autor, somos escépticas sobre las pretensiones hechas por aquellos que apoyan la medicina alternativa. Richard Dawkins [3] señala que “Si una técnica de sanación se demuestra que tiene propiedades curativas in experimentos doble-ciego apropiadamente controlados, deja de ser alternativa. Simplemente se vuelve… medicina”. Pero esta visión blanca y negra no toma en cuenta las limitaciones impuestas por el capitalismo sobre la ciencia. La negativa a financiar las pruebas para verificar medicinas alternativas no patentables tiene dos efectos dañinos. Primero, quedamos a oscuras respecto a medicamentos potencialmente efectivos. Y segundo, el moderno curandero charlatán que ofrece falsas curas se les da credibilidad por los pocos tratamientos alternativos que sí funcionan.

Tecnología e industria

Se supone que es en la industria manufacturera en particular donde la innovación capitalista está en su elemento. Se nos dice que la competencia entre empresas llevará a mejores productos, menores precios, nueva tecnología y nueva innovación. Pero nuevamente cuando inspeccionamos más de cerca vemos cómo los intereses privados sirven más de barrera que de impulsor. Las patentes y los secretos comerciales impiden el desarrollo de nuevas tecnologías. La industria petrolera en particular tiene una larga historia de compra de patentes simplemente para impedir que los productos siquiera salgan al mercado.

La competencia puede servir como un motivador para el desarrollo de nuevos productos. Pero como ya hemos visto con anterioridad, también puede servir como motivador para prevenir que nuevos productos vean jamás la luz del día. Las empresas no sólo se niegan a financiar investigaciones para el desarrollo de un producto que pueda herir su industria, sino que en algunos casos irán extraordinariamente lejos para prevenir que más nadie pueda realizar el mismo tipo de investigaciones.

El documental “¿Quién mató al carro eléctrico?”, filmado en 2006, entra profundamente en detalle sobre el papel jugado por las grandes petroleras, las empresas automotrices y el propio gobierno federal norteamericano para prevenir que saliera a la calle un vehículo alternativo. El cineasta dice que las compañías del sector automotriz perderían si se llegase a producir vehículos eléctricos debido a la mayor simpleza para su mantenimiento. El sector autopartista y de repuestos podría verse diezmado. Las empresas petroleras verían una dramática reducción en la demanda de sus productos si el mundo cambiase a vehículos eléctricos. Se dice que las celdas de combustible de hidrógeno, que tienen poca oportunidad de convertirse en una tecnología útil, son usadas en realidad como una distracción de las alternativas reales. El cineasta acusa al gobierno norteamericano de dirigir las investigaciones lejos de los vehículos eléctricos y hacia las células de combustible de hidrógeno.

Pero la mayor acusación es hecha contra las grandes petroleras y auto manufactureras. El documental sugiere que las empresas automotrices han saboteado su propia investigación sobre carros eléctricos. Lo que es peor, las empresas petroleras han adquirido las patentes para las baterías NiMH [4] para evitar que sean usadas en vehículos eléctricos. Éstas son las mismas baterías que se usan en computadoras portátiles y baterías grandes de este tipo podrían hacer realidad la idea de un vehículo eléctrico. Pero Chevron mantiene su poder de veto sobre cualquier licencia o uso de la tecnología de las baterías NiMH. Se niegan a vender este tipo de baterías con fines de investigación. Algunos vehículos híbridos de la actualidad usan baterías NiMH, pero éstos, aunque aumentan el rendimiento, todavía requieren de combustibles fósiles.

Mientras que comprar patentes es un medio efectivo para engavetar nuevas innovaciones, el sistema capitalista ciertamente tiene otras maneras de detener investigaciones y desarrollo. La naturaleza misma de un sistema basado en la competencia hace que la investigación colaborativa sea imposible. Bien sea la industria farmacéutica, la industria automotriz o cualquier otra, el capitalismo divide a los mejores científicos e ingenieros entre corporaciones en competencia. Cualquiera involucrado en investigación o desarrollo de productos se ve forzado a firmar acuerdos de confidencialidad como condiciones del trabajo. No sólo se les impide trabajar en conjunto sino que incluso ¡se les prohíbe comparar sus notas!

La revisión por pares [5], o el arbitraje, se supone que es una pieza fundamental del método científico. Muchas veces, los grandes avances los realizan no grupos de investigación individuales sino muchos grupos de investigadores. Un grupo desarrolla una pieza del rompecabezas, algún otro descubre otra e incluso otro equipo más de científicos logra juntar todas las piezas. ¿Cómo puede un sistema basado en la competencia promover tales esfuerzos colaborativos? Dicho de forma sencilla, simplemente no puede.

Los gobiernos del mundo claramente reconocen que esto es un problema. Cada vez que se enfrentan a una crisis seria echan sus ideales de libre mercado por la ventana y se vuelcan al sector público. Muchas veces se ha argumentado que >la II Guerra Mundial la ganó la nacionalización y planificación. El capitalismo en Gran Bretaña básicamente se detuvo, de manera tal que los esfuerzos de la guerra pudieran ser organizados de manera efectiva. En los EEUU, una nacionalización a tal escala no se llevó a cabo pero cuando se trató de investigación y desarrollo, la tarea no se le confió al sector privado.

Bajo el temor de que los Nazis estuvieran desarrollando la bomba atómica, el gobierno estadounidense inició un programa público masivo para asegurarse que fuesen los primeros en conseguir un arma de destrucción masiva. El Proyecto Manhattan tuvo éxito donde el sector privado no. En un momento dado, unas 130 mil personas trabajaban en dicho proyecto. Los mejores y más brillantes científicos e ingenieros fueron juntados para esta gigantesca colaboración. Lograron descubrir más sobre la fisión nuclear [6] en el lapso de unos pocos años que lo que habían conseguido en décadas desde que el primer átomo fuese dividido en 1919. Independientemente de lo que uno piense de la bomba atómica, indudablemente fue uno de los más grandes avances científicos del siglo XX.

Ciencia, Tecnología y Planificación Económica

La prueba más contundente del impedimento del capitalismo sobre la ciencia y la tecnología viene no del capitalismo sino de la alternativa. A pesar de que la URSS bajo Stalin estaba lejos de ser la sociedad socialista ideal (una idea que hemos explicado una y otra vez en multitud de documentos), su historia nos presenta una excelente visión del potencial de una economía nacionalizada y planificada. En 1917, los bolcheviques tomaron el control de un país atrasado y semi-feudal que había quedado arruinado con la I Guerra Mundial. En cuestión de pocas décadas fue transformada en una gran super-potencia. La URSS llegaría a ser el primer país en colocar un satélite en órbita, el primer en colocar un hombre en el espacio y el primero en construir una estación espacial permanente habitada por el hombre. Los científicos soviéticos llevaron más allá las fronteras del conocimiento, especialmente en Matemática, Astronomía, Física Nuclear, Exploración Espacial y Química. Muchos científicos de la era soviética fueron ganadores del Premio Nobel en distintos campos [7]. Estos éxitos son particularmente impresionantes cuando se considera el estado en que se encontraba el país cuando fue derrocado el capitalismo.

¿Cómo fueron posibles tales avances? ¿Cómo pudo la URSS pasar de tener una población en un 90% analfabeta a tener más científicos, doctores e ingenieros per cápita que cualquier otro país en el mundo en tan sólo unas décadas? La superioridad de la economía nacionalizada y planificada y la ruptura con la demencia del capitalismo es la única explicación.

El primer paso en este proceso fue simplemente reconocer que la ciencia es una prioridad. Bajo el capitalismo, la habilidad de las empresas privadas para desarrollar la ciencia y tecnología se limita por la visión estrecha de lo que es rentable. Las compañías no planifican avanzar en tecnología, sino en armar productos mercadeables y sólo harán lo mínimo necesario para llevar sus productos al mercado. Los Soviets inmediatamente reconocieron la importancia del desarrollo global de la ciencia y la tecnología y lo vincularon al desarrollo del país como un todo. Esta visión amplia es lo que permitió colocar grandes recursos en todas las áreas de estudio.

Otro componente vital de su éxito fue la expansión masiva de la educación. Al abolir la educación privada y proveyendo educación gratuita a todos los niveles, los individuos en la población pudo hacer efectivo su potencial. Cualquier ciudadano podía continuar estudiando siempre y cuando fuese capaz de hacerlo. Por el contrario, incluso en muchos países capitalistas han sido incapaces de eliminar el analfabetismo, ni hablar de abrir la educación universitaria a todos los que quieran. Bajo el capitalismo, se erigen gigantescas barreras financieras frente a los estudiantes, que previenen a grandes sectores de la población de alcanzar su potencial. Cuando la mitad de la humanidad es forzada a vivir con menos de US$ 2,00 al día (BSF 4,30), sólo podemos concluir que grandes reservas de talento humano están siendo desperdiciadas.

El gobierno soviético inmediatamente tiró abajo todas las barreras sobre la ciencia que estrangulan la innovación dentro del sistema capitalista. Patentes, secretos comerciales y la industria privada fueron eliminados. Esto permitió una investigación más colaborativa entre los distintos campos y un flujo libre de información entre los institutos. Los prejuicios religiosos que retrasan y contienen el estudio racional fue echado a un lado. Sólo hay que pensar en la prohibición de la investigación sobre las células madre bajo el régimen de G. W. Bush para ver los efectos negativos que el misticismo religioso puede tener sobre la ciencia.

Por supuesto que no todo era bueno bajo el estalinismo. Así como la burocracia impedía el desarrollo de la economía, también retrasó el desarrollo de ciertas áreas de estudio. Mientras que la mayoría de las barreras del capitalismo fueron derribadas, en algunos casos fueron erigidas nuevas murallas ya que la dirección de la investigación científica fue subyugada a las necesidades y deseos de la burocracia. En algunos casos extremos, ciertos campos de estudio fueron prohibidos por completo e importantes científicos enviados a los campos de trabajos forzados en Siberia. Uno de los casos más escandalosos era el desprecio de Stalin por la genética de cromosomas. El estudio de la genética fue prohibida y numerosos e importantes genetistas, incluyendo Agol, Levit y Nadson, fueron ejecutados. Nikolai Vavilov, uno de los genetistas más prominentes de la URSS fue enviado a campos de trabajo forzado, donde murió en 1943. Esta prohibición no fue revertida sino hasta mediados de los años 1960. Estos crímenes no fueron crímenes del Socialismo, sino del estalinismo. Bajo una economía democráticamente planificada no habría necesidad de tales atrocidades.

Hoy en día es la tarea de aquellos interesados en ciencia y socialismo el aprender las lecciones de la historia. La ciencia está siendo contenida por intereses particulares e industria capitalista. La falta de recursos para educación e investigación mantiene las puertas cerradas a muchos jóvenes interesados. La interferencia religiosa encierra a la ciencia en una jaula y declara importantes campos de estudio como prohibidos. Las cadenas del libre mercado impiden que investigaciones importantes puedan ser realizadas. Las empresas privadas se niegan a dejar salir nuevas tecnologías de sus cuartos traseros. Coleccionistas privados retienen especímenes únicos e importantes para su entretenimiento personal. Curas potenciales para enfermedades mortales se dejan a un lado para liberar el camino para investigaciones sobre drogas para curar la disfunción eréctil. Esto es demencial. El capitalismo no motoriza la innovación sino que la impide en cada momento.

La humanidad hoy en día está siendo retenida por un sistema económico diseñado para esclavizar a la mayoría para el beneficio de una minoría. Todo aspecto del desarrollo humano está siendo retrasado por el mal llamado mercado libre. Con el desarrollo de computadoras, Internet y nuevas tecnologías, la humanidad está a un paso de un futuro brillante de de avances científicos y de prosperidad. Estamos aprendiendo más y más sobre cada aspecto de nuestra existencia. Lo que una vez era imposible, es hoy una realidad tangible. Lo que una vez era un misterio, hoy es comprendido. Lo que una vez estaba oculto, hoy está a plena vista. El avance del conocimiento científico algún día pondrá los confines más lejanos de nuestro universo en la punta de nuestros dedos. Lo único que nos lo impide es el capitalismo.

 

NOTAS

[1] La mitocondria es un orgánulo celular al que tempranamente se asignó el papel de "horno" de la célula donde se obtiene energía tras el proceso oxidativo que ocurre sobre distintos metabolitos. Además, posee en su membrana esos magníficos mecanismos de la cadena transportadora de electrones y de la ATPasa, que permiten la transformación de la energia de oxidación en la llamada "moneda energética universal" de la célula; esto es, el ATP. Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Mitocondria

[2] El artículo, publicado en la revista Cancer Cell puede encontrarse en http://www.cell.com/cancer-cell/abstract/S1535-6108(06)00372-2

[3]  Richard Dawkins es un etólogo británico, teórico evolutivo y escritor de divulgación científica que ocupa la «cátedra Charles Simonyi de Difusión de la Ciencia» en la Universidad de Oxford. Se declara ateo, humanista y escéptico. Es miembro del movimiento bright y —como comentarista de ciencia, religión y política— está entre los intelectuales públicos más conocidos en lengua inglesa. En referencia al epíteto de «bulldog de Darwin» que se le daba a Thomas Huxley (1825-1895), la defensa apasionada de Dawkins de la evolución le ha ganado el apelativo de «rottweiler de Darwin». Ver http://richarddawkins.net/

[4] Una batería de níquel-hidruro metálico (Ni-MH) es un tipo de batería recargable que utiliza un ánodo de oxidróxido de níquel (NiOOH), como la batería de níquel cadmio, pero su cátodo es de una aleación de hidruro metálico. Esto permite eliminar el costoso (y medioambientalmente peligroso) cadmio a la vez que se beneficia de una mayor capacidad de carga (entre dos y tres veces la de una pila de NiCd del mismo tamaño y peso) y un menor efecto memoria. Ver http://es.wikipedia.org/wiki/Bateria_de_niquel_e_hidruro_metalico

[5] En los medios académicos, la revisión por pares (peer review en inglés) o arbitraje es un método usado para validar trabajos escritos y solicitudes de financiación con el fin de medir su calidad, factibilidad, rigurosidad científica, etc. Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Revision_por_pares

[6] En química y física, fisión es una reacción nuclear, lo que significa que tiene lugar en el núcleo del átomo. La fisión ocurre cuando un núcleo pesado se divide en dos o más núcleos pequeños, más algunos subproductos. Estos subproductos incluyen neutrones libres, fotones (generalmente rayos gamma) y otros fragmentos del núcleo como partículas alfa (núcleos de helio) y beta (electrones y positrones de alta energía).

[7] Física: En 1958, Pavel Cherenkov, Ilya Frank e Igor Tamm; 1962, Lev Davidovich Landau; 1964, Nikolai Basov y Alexander Projorov; 1978, Piotr Leonidovich Kapitsa. Economía: 1976, Leonid Vitaliyevich Kantorovich. En el campo de las matemáticas, aunque grandes nombres como los de Israel Gelfand, Andrei Kolmogorov, Nicolai Bogoliubov, entre muchos otros no están en esta lista, varios matemáticos rusos obtuvieron la medalla Fields, el equivalente al Nobel en Matemática: 1978, Grigori Margulis; 1990, Vladimir Drinfel’d.

 

Mike Palecek, escritor usamericano, miembro del Comité de redacción Fightback CMI Canada.

 

Fuente: marxist.com

Leer más

En la Guanábana podría estar la cura para el Cáncer

16 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

guanabana.jpg

En la Guanábana podría estar

la cura para el Cáncer

La Guanábana o la fruta del árbol de Graviola es un producto milagroso para matar las células cancerosas. Es 10,000 veces más potente que la quimioterapia.

¿Por qué no estamos enterados de ello? Porque existen organizaciones interesadas en encontrar una versión sintética, que les permita obtener fabulosas utilidades.

Así que de ahora en adelante usted puede ayudar a un amigo que lo

necesite, haciéndole saber que le conviene beber jugo de Guanábana para prevenir la enfermedad. Su sabor es agradable. Y por supuesto no produce los horribles efectos de la quimioterapia. Y sí tiene la posibilidad de hacerlo, plante un árbol de Guanábana en su patio trasero. Todas sus partes son útiles.

La próxima vez usted que quiera beber un jugo, pídalo de Guanábana.

¿Cuántas personas mueren mientras este secreto ha estado celosamente guardado para no poner en riegos las utilidades multimillonarias de grandes corporaciones?

?Como usted bien lo sabe el árbol de Guanábana es bajo. No ocupa mucho espacio, Se le conoce con el nombre de Graviola en Brasil, Guanábana en Hispanoamérica, y “Soursop” en Inglés.

La fruta es muy grande y su pulpa blanca, dulce, se come directamente o se la emplea normalmente, para elaborar bebidas, sorbetes, dulces etc.

El interés de esta planta se debe a sus fuertes efectos anti cancerígenos. Y aunque se le atribuyen muchas más propiedades, lo más interesante de ella es el efecto que produce sobre los tumores. Esta planta es un remedio de Cáncer probado para los Cánceres de todos los tipos. Hay quienes afirman que es de gran utilidad en todas las variantes del Cáncer.

Se la considera además como un agente de anti-microbiano de amplio espectro contra las infecciones bacterianas y por hongos; es eficaz contra los parásitos internos y los gusanos, regula tensión arterial alta y es antidepresiva, combate la tensión y los desórdenes nerviosos. La verdad es simple: En lo profundo de la selva Amazónica crece un árbol que podría revolucionar lo que usted, su doctor, y el resto del mundo piensan sobre el tratamiento del Cáncer y las oportunidades de supervivencia que ofrece, nunca antes se había presentado un panorama tan prometedor.  Las muestras de la investigación, con los extractos de este árbol milagroso,

son alentadoras. Veamos algunas conclusiones:

Es una terapia natural que no causa náuseas extrema, ni pérdida de peso o del cabello.

Protege el sistema inmunológico, evitando las infecciones mortales

La persona se siente más fuerte y más saludable a lo largo del

tratamiento

Esa energía renovada mejora sus perspectivas en la vida

La fuente de esta información es fascinante: procede de uno de los

fabricantes de medicinas más grandes del mundo, quien afirma que después de más de 20 pruebas de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron que:

Destruye las células malignas en 12 tipos de Cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, del pulmón y del páncreas…

Los compuestos de este árbol demostraron actuar 10,000 veces mejor retardando el crecimiento de las células de Cáncer que el producto Adriamycin, una droga normalmente usada en el mundo. Y lo que es todavía más asombroso: este tipo de terapia, con el extracto de Graviola, o Guanábana, destruye tan sólo las malignas células del Cáncer y no afecta las células sanas.

La pregunta que surge es: Y si las propiedades anti-cancerígenas de la Graviola han sido investigadas tan intensamente, por qué usted nunca había oído hablar al respecto ¿Si ese extracto tuviera tan siquiera el 50% de la importancia que se le atribuye, por qué los oncólogo, en los hospitales no instan a sus pacientes a usarlo?

La respuesta es sencilla: nuestras mismas vidas y nuestra salud están bajo el control del poder económico. Y la Graviola es una planta que trabaja muy bien. Una corporación americana, multimillonaria, inició la búsqueda de una cura para el Cáncer y su investigación se centró en la Graviola.

Todas sus partes mostraron ser útiles:, hojas, raíces, la pulpa y las semillas– se han sido usada durante siglos por los curanderos y los indígenas nativos en América del Sur, en el tratamiento de enfermedades del corazón, asma, problemas artritis.

Ante las primeras evidencias, la mencionada compañía gastó ingentes sumas de dinero para probar las propiedades anti-cancerígenas del árbol y se asombró por los resultados. Parecía que se iba a convertir en la fuente de millonarias utilidades. Pero se encontraron con un obstáculo insalvable: el árbol de Graviola (Guanábana) –es completamente natural, razón por la cual no es patentable bajo la ley federal. No hay ninguna manera de hacer ganancias serias de él.

La compañía optó entonces por tratar de sintetizar dos de los ingredientes del potente anti- cancerígeno del árbol de la Graviola. Si ellos hubieran podido aislarlos, estarían en condiciones de patentarlo y ganar billones de dólares. Pero se encontraron con un muro infranqueable. El original simplemente es imposible de reproducir. No había manera alguna para que la compañía mencionada pudiera protegerse comercialmente si divulgara los resultados de sus investigaciones, sin obtener antes una patente exclusiva.

Como ese sueño se ha evaporado, la compañía archivó el proyecto decidió abstenerse de publicar los resultados de su investigación.

Por suerte, un científico que participó en investigación, cuya ética profesional no le permitiría cohonestar tal decisión, resolvió arriesgarse poniéndose en contacto con una firma dedicada a estudiar las plantas de la Amazonia y se hizo el milagro.

Cuando los investigadores del Instituto de Ciencias de la Salud se enteraron de las buenas nuevas, comenzaron a investigar la posibilidad de que la Graviola pudiera combatir el Cáncer. La evidencia de la efectividad asombrosa de Graviola y la forma como se pretendió encubrir esa verdad no se hicieron esperan, levantando una ola de indignación. El Instituto Nacional del Cáncer realizó la primera investigación científica en 1976. Los resultados mostraron que las hojas de la Graviola y sus tallos son eficaces atacando y destruyendo las células malignas. Inexplicablemente, los resultados se recogieron en un informe confidencial y nunca fueron entregados a la opinión pública.

Desde entonces, la Graviola ha mostrado en 20  pruebas de laboratorio, independientes, que su poder anti-cancerígeno es muy potente, aunque todavía no se ha adelantado pruebas a ciegas (doble-ciego) que son las utilizadas por la ciencia médica como referencia para juzgar el valor de tratamiento, este se comenzó.

Un estudio publicó en el Periódico Natural Products ( Productos Naturales), recogió siguiendo un reciente estudio de la Universidad Católica de Corea Sur, declaró que un elemento, un químico de la Graviola (Guanábana) fue utilizado para matar las células de Cáncer de Colon de manera selectiva, con una potencia “10,000 superior a la Adriamicina normalmente usada… La parte más significativa del estudio de la Universidad Católica de Corea afirma que la G. mostró ser selectiva al atacar las células del Cáncer, mientras dejaba intactas las células sanas, al contrario de la quimioterapia tradicional que ataca, sin discriminación a las células en proceso de reproducción (como las de el estómago y el cabello), causando efectos colaterales a menudo devastadores como náusea s y la pérdida del pelo en los pacientes que la reciben.

Otro estudio reciente, de la Universidad de Purdue, Lafayette, Indiana, encontró que las hojas del árbol de G, matan las células de seis tipos de Cáncer, en especial de la próstata, el páncreas y los pulmones. !Una verdad ocultada por más de siete años al fin ha sido revelada!. Un suministro limitado de extracto de G, cultivado y obtenido por las los indígenas del Brasil, está finalmente disponible en América. Ese crucial reporte (con cinco reportes más GRATIS) se puede obtener en el Instituto de las Ciencias de La Salud.

 

Instituto de Ciencias de la Salud

L.L.C. 819 N. Charles Street

Baltimore, MD 21201

http://www.hsibaltimore.com
Leer más

Las 333 masacres del Bloque Norte

16 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Nunca más - Masacres
 
 
En uno de los peores registros que se haya conocido hasta el momento, la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía rescató de la impunidad 333 masacres cometidas por paramilitares al mando de 'Jorge 40' en cuatro departamentos de la Costa Caribe.  



En Nueva Venecia fueron asesinadas 39 personas, pero en la zona ocurrieron más masacres que fueron descubiertas por la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía. Foto Semana

En un informe elaborado con base en las versiones libres de los paramilitares desmovilizados, en los testimonios de las víctimas y en investigaciones judiciales, los fiscales de La Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General de la Nación, han podido confirmar que entre los años 1996 y 2005, las Autodefensas Unidas de Colombia a través del Bloque Norte, cometieron trescientas treinta y tres masacres en los departamentos de Atlántico, César, Magdalena y Guajira, con un total de 1.573 víctimas hasta el momento.

Se trata de un informe parcial realizado por el despacho de la Fiscal Tercera de Justicia y Paz, Deicy Jaramillo, que ha tenido como fuentes principales las versiones de los postulados José Gregorio Mangones Lugo, alias ‘Carlos Tijeras’, exjefe paramilitar del Frente José William Rivas que operaba en los municipios de Ciénaga, Fundación, Sevilla, Aracataca y El Retén; Jhon Jairo Esquivel Cuadrado, alias ‘El Tigre’, quien estuvo al frente de los grupos ‘La Trocha de Verdecia’ y el ‘Juan Andrés Álvarez’, que delinquía en el centro del Cesar y parte de Magdalena; y Edgar Ignacio Fierro Flórez, alias ‘Don Antonio’, entre otros desmovilizados.

No sólo las versiones de los desmovilizados ex-jefes paramilitares han servido para la elaboración del detallado informe de la fiscalía sobre las masacres, también han acudido a las denuncias de los familiares de las víctimas, a los archivos de prensa y a los procesos que cursan ante la justicia ordinaria.

Entre los centenares de hechos documentados hasta la fecha se destacan la masacre de Nueva Venecia o El Morro, cometida por un grupo comandado por alias ‘Esteban’ o ‘09’ el 21 de noviembre del año 2000 contra los habitantes de los pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande del Magdalena. Alias ‘Esteban’ recibió la orden de Rodrigo Tovar Pupo y éste a su vez de Salvatore Mancuso. En esa incursión fueron asesinadas 39 personas a quienes el grupo paramilitar acusaba de ser colaboradores de la guerrilla.

Otra masacre que, por el número de muertos y la forma como el grupo paramilitar mostró ensañamiento contra la población, fue la de Playón de Orozco, en donde fueron asesinadas treinta personas y los hechos fueron encabezados por una mujer a la que llamaban ‘La Mona’. La masacre ocurrió el 9 de enero de 1999 y de acuerdo con las versiones participaron cien hombres armados que, además, vestían uniformes privativos de las Fuerzas Armadas y armas de largo alcance. A las víctimas las encerraron en una vivienda y a las asesinaron.

El municipio que registra el mayor número de masacres (asesinatos de más de tres personas), es Ciénaga, Magdalena, con 48 que dejaron 228 personas asesinadas,  siendo el municipio más afectado, seguido por Zona Bananera cuya cabecera municipal es Prado – Sevilla, con un total de 21 masacres y 94 muertos. Continúan en número de masacres los municipios de Fundación con 16  y 61 personas asesinadas en crímenes colectivos y en menor proporción Sitio Nuevo, municipio a orillas del Río Magdalena, cabecera del corregimiento de Nueva Venecia, en donde ocurrió la peor de las masacres por el número, la hora en que llegaron y el modo en que fueron asesinando personas a lo largo del camino por los caños Clarín, Aguas Prietas y las ciénagas, degollaban a los pescadores que acostumbran salir a sus faenas en horas de la noche.

Muchos cuerpos no fueron encontrados y algunos los hallaron días después flotando entre mangles y en las orillas de las playas. El recorrido sangriento del grupo de 60 hombres que se movilizaba en lanchas, terminó al frente de la iglesia, el único sitio seco de la población, donde colocaron boca abajo a dieciséis personas que habían sido sacadas de sus casas en la madrugada y fueron asesinadas con ráfagas de fusil antes del amanecer.

Otra masacre tristemente célebre fue la cometida en febrero de 2000 en el corregimiento Trojas de Aracataca, otro pueblo palafítico ubicado en la desembocadura del río Aracataca. Los paramilitares llegaron en lanchas, sacaron a las personas de sus casas y las reunieron en la escuela del pueblo, al lado de la estación de policía y de la iglesia. Once personas fueron asesinadas, la mayoría de los habitantes se desplazaron y muy pocos viven hoy allí. Nueva Venecia y Trojas de Aracataca, además, están conectadas, pues  la causa fue la misma, acusaban a un grupo de habitantes de presuntamente colaborar con la guerrilla.

De acuerdo con el informe el mayor número de masacres documentadas hasta ahora ocurrieron en el Magdalena con un total de 127 y 609 personas asesinadas, seguido por Cesar con 123 masacres y 605 víctimas, Guajira con 71 hechos y 311 víctimas y Atlántico donde habrían perpetrado 12 masacres y 38 víctimas. La mayoría de los hechos documentados se trata de homicidios colectivos en los que fueron asesinadas más de tres personas, pero también cometieron muchas en las que fueron asesinadas cinco y seis personas 12 y 11 casos respectivamente.

El exjefe paramilitar que más masacres ha reconocido hasta el momento es José Gregorio Mangones Lugo, alias ‘Carlos Tijeras’, con un total de diecisiete (17), cometidas en Ciénaga, Fundación, Aracataca, El Retén y Zona Bananera en el Magdalena.

Sólo en Ciénaga, principal municipio bananero y puerto carbonero, ubicado sobre la Ciénaga Grande del Magdalena y el Mar Caribe, a mitad de camino entre Santa Marta y Barranquilla, registró entre 1998 y 2001 cinco masacres con más de diez víctimas.

Una de ellas, ocurrió el 12 de octubre de 1998 un grupo armado llegó a las fincas Mano de Dios y El Pedregal, en las estribaciones de La Sierra Nevada y asesinaron a 14 personas; siete meses después, 300 hombres incursionaron en el corregimiento de Guacamayal y asesinaron a 13 personas; el 27 de agosto de 2000, cien hombres entraron a un sector conocido como El Polvorín y asesinaron a 10 personas; y en 2001, con lista en mano cometieron dos masacres en el corregimiento de La Gran Vía asesinando a 21 personas los días 17 de mayo y 27 de noviembre.

En el mismo año en Pueblo Viejo, el seis de octubre en el corregimiento de Tasajera, paramilitares asesinaron a siete personas y desaparecieron a siete personas de quienes sus familiares no volvieron a saber qué ocurrió con sus cuerpos. A las ya mencionadas de Playón de Orozco, corregimiento de El Piñón donde fueron asesinadas treinta, y Nueva Venecia (El Morro) con 39 víctimas, alias ‘Picachú’ reconoció otra en Sitio Nuevo el 14 de noviembre de 2002 en la que fueron asesinadas diez personas y el propio Mangones Lugo reconoció haber participado en una más en Zona Bananera el 17 de mayo de 2001 en los corregimientos de la Gran Vía y Santa Rosalía, en las que perdieron la vida otras once personas. Sólo en Magdalena hubo diez masacres que sumadas reportan 158 víctimas.

Otros municipios del Magdalena en los que hubo hechos violentos documentados en detalle por la unidad de Justicia y Paz, son Algarrobo, Chivolo, El Banco, Pivijay, Plato, Pueblo Viejo, Remolino, Salamina, San Angel y Santa Marta.

La violencia en el Cesar
Otro departamento donde también hubo masacres que estremecieron a la población y provocaron desplazamiento, fue el Cesar, que reporta según el informe 123 masacres con 605 víctimas, es decir un promedio de cinco víctimas por cada hecho.

El municipio con el mayor número de masacres fue Codazzi, con 31 y 132 víctimas. Entre otras, está documentada la desaparición y asesinato de siete investigadores del CTI, confesada por Jhon Jairo Esquivel Cuadrado, alias ‘El Tigre’, cometida el 9 de marzo de 2000. También aparece la masacre de Estados Unidos, corregimiento de Becerril, donde asesinaron a ocho personas y a otras tres se las llevaron y las desaparecieron el 16 de noviembre de 1998. En Becerril, en cinco masacres hubo 41 víctimas.

En Santa Isabel, corregimiento de Curumaní, el primero de agosto de 1999, un grupo de 30 hombres incursionaron y asesinaron a once personas.

En Astrea, el 28 de enero de 2000, asesinaron a 12 personas. En Cesar, que reporta tantas masacres como Magdalena y casi el número de víctimas en los hechos documentados hasta ahora por la fiscalía, registra pocas masacres de más de diez víctimas. Sin embargo, en San Diego, el 15 de septiembre de de 1996 hubo una incursión en la que perdieron la vida 31 personas. En la capital del Cesar, Valledeupar, hubo treinta y un masacres entre 1996 y 2005 con 131 víctimas.

La mayoría de las masacres fueron cometidas como supuestas limpiezas sociales, retenes, incursiones a las poblaciones, fuego cruzado, sicariato y ‘ejecuciones’.

Los escuadrones paramilitares llegaban en la noche con listas de las víctimas, a las poblaciones y a zonas rurales, en grupos numerosos, encapuchados, vistiendo prendas militares, movilizándose en camionetas con vidrios polarizados, armados y pintaban las paredes de los pueblos con inscripciones tales como ‘muerte a rateros y guerrilleros’.

Montaban retenes hasta con 200 hombres armados, bajaban a las personas de sus vehículos, los apartaban y los desaparecían. Los vehículos se los llevaban, los utilizaban en sus desplazamientos y después de un tiempo los quemaban o entregaban como recompensa a los sicarios más sanguinarios.

Durante la década de masacres, asesinaron docentes, amas de casa, fotógrafos, vigilantes de fincas, habitantes de barrios de invasión, obreros bananeros, pescadores, alcaldes que desatendían sus pretensiones, líderes comunitarios, ganaderos que no cedían a la extorsión, campesinos, concejales y labriegos. Interrumpían las fiestas populares y religiosas, se llevaban a las personas y las desaparecían acusándolas de ser colaboradores de la guerrilla. También asesinaban familias enteras, padres e hijos.

Sacaban a las personas de sus casas, se las llevaban y las desaparecían. Los cuerpos eran arrojados a los ríos, otros descuartizados y sepultados en pequeñas fosas y hasta en pozas sépticas, o a la ribera de arroyos y quebradas para que las aguas arrastraran los restos. Otros eran torturados antes de ser asesinados, la mayoría con tiros de gracia en la cabeza. En Monterrubio reunieron en la plaza principal a los pobladores, allí preguntaron que quienes se querían ir para la guerrilla, un grupo de jóvenes levantaron la mano, los llamaron y les dieron muerte.

Los informes de Policía de Ciénaga y Fundación de la época, mencionaban que algunos de estos hechos eran cometidos por hombres armados que al parecer pertenecieron a las autodefensas que delinquieron en el municipio de San Angel y acampaban en La Pola, una finca en la que 'Jorge 40' estableció una base paramilitar, pero se habían apropiado de ella desplazando a pequeños propietarios que las habían adquirido a través del Incora.

Leer más
<< < 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 > >>