Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Ex guerrilleros al poder: La revolución jubilada y sin dientes

2 Diciembre 2009 , Escrito por iar Etiquetado en #Politica

La oportunidad con el "poder blando"

(Felicitaciones a IAR Noticias, lo mas objetivo y coherente que hemos leido en paginas internacionales. (desde Urguayay, elpolvorin)

Ex guerrilleros al poder: La revolución jubilada y
sin dientes










IAR Noticias /
Por Manuel Freytas*















Para el sistema y el Departamento de Estado, forman parte de la vieja izquierda hoy "políticamente correcta", asimilada al "proceso democrático" y que no reviste ningún peligro para la gobernabilidad del sistema capitalista en la región.
En los hechos, más allá de las filosofías justificatorias, son viejos ex guerrilleros decadentes y acomodaticios que  traicionaron y cambiaron los principios revolucionarios por un espacio de poder dentro del dominio imperial con la estrategia  del "poder blando" (la democracia).





Desde hace más de 20 años, en  América Latina la "democracia de mercado" (el "poder blando") convive con la cadena de bases y el Comando Sur cuya misión es preservar la hegemonía militar norteamericana en la región (el "poder duro"). Se trata de una estrategia de "dos caras" orientada a preservar el dominio geopolítico y militar del imperio norteamericano (sin que se note) en su histórico Patio Trasero.

La función más elemental y clave que cumplieron en América Latina ambas estrategias --la "militar" (dura) y la "democrática" (blanda)-- consistió en eliminar los dos factores que impedían la "gobernabilidad en paz" del sistema capitalista en la región: la lucha armada, primero, y la resistencia social y sindical, después.

En los 90, tras la desaparición de la URSS y de la Guerra Fría por áreas de influencia en América Latina, Washington terminó de implantar el nuevo sistema de control político y social que se situó en las antípodas del anterior (basado en gobiernos y dictaduras represivas), y que explotó el consenso masivo que despertó la apertura de procesos constitucionales después de largos años de dictaduras militares con supresión de elecciones y parlamentos.

Paralelamente, y en el plano político, en la década del 80 los gobiernos "democráticos" (el "poder blando") fueron sustituyendo en América Latina a los viejos y gastados gobiernos militares (el "poder duro") mediante elecciones, procesos constitucionales, y banderas de defensa de los derechos humanos.

Debajo de ese paraguas, se preservada la "gobernabilidad",  la "paz social" y la "estabilidad económica" del sistema capitalista en América Latina  por la ausencia de conflictos sindicales y sociales.

La "democracia de mercado" cobija bajo sus alas tanto a gobiernos de "derecha" como de "izquierda" que ejecutan los mismos programas (capitalistas imperiales) que antes se ejecutaban con golpes militares y represión.

En este marco, y al abandonar sus postulados setentistas de "toma del poder" y adoptar los esquemas de la democracia burguesa y el parlamentarismo como única opción para acceder a posiciones de gobierno, la  "izquierda" (vieja y nueva) se convirtió en una opción válida para gerenciar el "Estado trasnacional" del capitalismo en cualquier país de América Latina y del mundo.

La asociación beneficiosa entre la "izquierda civilizada" y el establishment del poder capitalista es obvia: el sistema (por medio de la izquierda) crea una "alternativa de gobernabilidad" a la "derecha neoliberal", y la izquierda (y los izquierdistas) pueden acceder al control administrativo del Estado burgués sin haber hecho ninguna revolución.

La "segunda oportunidad"

En un articulo titulado: "Un puñado de ex guerrilleros, en el poder en América latina", Pablo Stefanoni, columnista del diario Clarín, sostiene que "Adaptados a estos tiempos, militantes de los 60 y 70, hoy ocupan altos cargos en el continente".

En ese escenario, sostiene Stefanoni, "Si hace unos años, el pasado guerrillero era algo para ocultar, hoy puede ser un no despreciable capital político a reivindicar, obviamente como "pecados" de juventud, "acordes al momento histórico". Las controversias sobre la lucha armada quedaron relegadas a pequeños espacios intelectuales. Ya el socialismo está en la agenda de pocos, y nadie pone en duda a la democracia como vía de acceso al poder".

En ese sentido cita a José "Pepe" Mujica (presidente electo de Uruguay)  que se presentaba hace unos años como "un viejo que tiene unos cuantos años de cárcel y tiros en el lomo, un tipo que se ha equivocado mucho, como su generación, medio terco, porfiado, y que trata, hasta donde puede, de ser coherente con lo que piensa".

"Y son muchos los militantes de la generación de los 60 y 70 que comparten ser hoy más viejos, haber vivido la cárcel y la tortura y, sobre todo, "haberse equivocado mucho", señala el artículo.

Pero como dice Emir Sader, sociólogo y veterano militante de la izquierda brasileña, a Clarín, "es como si hubiéramos conquistado una nueva oportunidad de realizar los viejos sueños".

"Obviamente, el mundo, y esta generación que buscó tomar el cielo por asalto -con las armas en la mano- no son los mismoos de entonces. Muchos simplemente cambiaron de métodos para conseguir los mismos sueños, otros cambiaron la utopía por el cinismo. Pero muchos llegaron al poder", dice Stefanoni.

A Mujica la "segunda oportunidad" lo acaba de llevar a la presidencia de Uruguay a los 74 años. Alí Rodríguez -alias "Comandante Fausto"- es hoy ministro de Economía de Venezuela, después de presidir la superpoderosa petrolera estatal PDVSA. Dilma Roussef -que competirá con José Serra para suceder a Lula- militó en Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares, uno de los principales grupos guerrilleros brasileños y sucedió en el cargo de Jefa de Gabinete a otro ex militante armado: José Dirceu. Daniel Ortega regresó al poder en Nicaragua, aliado a los ex contras -la guerrilla antisandinista apoyada por Ronald Reagan- y a la cúpula de la Iglesia católica. En el vecino El Salvador, Mauricio Funes -sin pasado armado- llegó a la presidencia de la mano del ex grupo guerrillero Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional. Y en Argentina, vinculados a Montoneros como Nilda Garré -al mando de las FF.AA.- o Carlos Kunkel (que terminó amigo de Aldo Rico) llegaron al poder", resume Stefanoni.

Un caso más atípico -señala Stefanoni- es el del actual vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, quien participó junto al aymara Felipe Quispe en una extemporánea guerrilla indígena en los 90 -el Ejército Guerrillero Tupak Katari-, estuvo cinco años en la cárcel y, al salir, su nuevo rol de analista y sociólogo mediático lo llevó en menos de una década al segundo lugar de mando.

Pero entre los ex guerrilleros notorios no todos son oficialistas en el "giro a la izquierda", subraya el corresponsal de Clarín.

Teodoro Petkoff (77 años) ex guerrillero comunista en los 60, en el Comando de Douglas Bravo, es una figura de la oposición dura a Hugo Chávez, al igual que el ex líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Domingo Alberto Rangel.

"Pero es en Nicaragua -señala Stefanoni-  donde más ex guerrilleros se oponen a un gobierno supuestamente de izquierda: la mayoría de la vieja guardia sandinista -como Dora María Téllez, el ex vicepresidente Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal y Gioconda Belli- son furibundos "antidanielistas" y dicen que Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo conduce al país hacia una dictadura familiar... como la de Anastasio Somoza".

El emergente "democrático"

"De la revolución armada a la democracia de mercado", podría ser el titulo que sintetice la metamorfosis de los viejos ex guerrilleros convertidos en funcionarios o estadistas del sistema que combatieron en el pasado.   

Pero, más allá de las posturas filosóficas para justificar su adscripción al sistema, los viejos ex guerrilleros forman parte  de una estrategia imperial que sustituyó el dominio militar (las dictadura) por el dominio civil (los gobiernos de "izquierda" o de "derecha") dentro de una  estrategia de "poder blando" vigilado por el "poder duro".  

La función más elemental y clave que cumplieron en América Latina ambas estrategias --la "militar" (dura) y la "democrática" (blanda)-- consistió en eliminar los dos factores que impedían la "gobernabilidad en paz" del sistema capitalista en la región: la lucha armada, primero, y la resistencia social y sindical, después.

 

Si se analiza el actual escenario socio-económico y político de América Latina, se pueden verificar cuatro fenómenos emergentes y concatenados:

A) Funcionamiento a pleno de las llamadas "instituciones" con elecciones periódicas y continuidad del sistema de "gobernabilidad democrática".

B) Ausencia total de huelgas generales y de conflictos sociales por reivindicaciones generales de la sociedad (sólo existen conflictos atomizados por reivindicación sectorial), y ausencia de dictaduras militares y de lucha armada (salvo Colombia).

C) Crecimiento constante de ganancias siderales para los bancos y empresas que hegemonizan el control económico-productivo de los países,  y crecimiento desmesurado de los activos empresariales y fortunas personales.

D) Crecimiento sostenido y sin interrupción de la llamada "pobreza estructural" (falta de trabajo estable, vivienda y seguridad social) que ya afecta a más de la mitad de la población del continente, cuya mayoría permanece sometida a políticas "asistenciales" y a empleos temporarios y en negro (contratos basura).

En este proceso, de depredación sin limites y con "gobernabilidad" capitalista asegurada, se desarrolla la "segunda oportunidad" de la "vieja izquierda" combativa convertida en gerenciadora de la democracia de mercado.
 

 

*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias

















Leer más

LA IGLESIA CATOLICA AL LADO DE LOS HUMILDES, SIGUIENDO EL EJEMPLO DE CRISTO( fotos)

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Chino Daza


 

El genocida y dictador hondureño Micheletti.

Juan Pablo II, ése que va para santo, saludando al genocida Pinochet

El genocida sanguinario Pinochet, tomando la ‘Sagrada Forma’

El genocida impune de los españoles, Francisco Franco


Franco, el genocida, bajo palio

El genocida patrio, Franco, toma el ‘cuerpo de Cristo’, al lado de ‘La Collares’

Hitler, el genocida de los europeos

Pio XII recibiendo al genocida Hitler

Pavelic, el genocida croata

Pavelic, otro genocida, rodeado de unas piadosas monjas

Mussolini el genocida italiano


El futuro Pío XII, con el genocida Mussolini

Salazar, el genocida de nuestros hermanos portugueses

Salazar con un cardenal católico

Videla, el genocida de los argentinos

El cardenal Samoré saluda al genocida Videla

Trujillo, el genocida de los dominicanos

Trujillo también comulgaba

Leer más

España: Aprendiendo formas del enemigo

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Pascual Serrano/Rebelión




Cuando hemos dedicado tanto esfuerzo y énfasis a denunciar los hábitos de desinformación de los medios convencionales, no podemos permitirnos la injusticia y deshonestidad de no hacerlo cuando se trata de medios alternativos. Mientras que de los primeros no se puede esperar solución porque operan al servicio de poderes que nunca les permitirán informar con honestidad, los segundos deberían preocuparnos cuando también les vemos aplicar métodos de tergiversación que siembran la duda sobre los principios éticos en los que, entendemos, se inspiran los medios alternativos.

El 29 de noviembre observamos una noticia publicada de forma similar en dos medios alternativos, Insurgente y Kaos en la Red. En el primero de ellos, citan como fuente Insurgente y titulan “El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el PSOE e IU, aprueba que la Duquesa de Alba tenga una estatua”, con el antetítulo siguiente: "Ser progre para acabar así". Por su parte, Kaos en la Red cita como fuente Kaosenlared/Insurgente y titula ironizando sobre el reciente acto llamando a la refundación de la izquierda que organizó Izquierda Unida “Refundando la izquierda: El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado (PSOE e IU) pone una estatua a la Duquesa de Alba”.

Es evidente que tras leer los titulares e incluso el texto de la noticia, donde ya no se vuelve a hacer referencia a IU, se llega a la conclusión de que tanto PSOE como IU han apoyado la instalación de la estatua. Hace falta dirigirse a las agencias de noticias para conocer la posición de IU, por cierto de absoluto rechazo: “IU carga contra la estatua de la duquesa de Alba en Sevilla" (Europa Press en El País), Torrijos censura la estatua homenaje a la duquesa de Alba por su promoción de la "injusticia y la desigualdad" (Europa Press en ADN), "La propuesta ha sido finalmente aprobada por la Comisión Local de Patrimonio, aunque con el voto en contra del concejal de Izquierda Unida Antonio Rodríguez Torrijos" (Terra). La posición de IU estaba bien definida en sus declaraciones a las agencias:

"¿Qué presuntos méritos, favores o proezas debemos reconocerle a María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart? Ninguno. ¿Es acaso porque acumula una de las fortunas más grandes de España? ¿Es quizás porque es la persona que más títulos nobiliarios posee de toda Europa? ¿Tenemos que homenajearla con una estatua porque tiene casas, palacios, castillos, fincas, terrenos, propiedades inmobiliarias, innumerables sociedades mercantiles, participaciones bursátiles o una incalculable colección de arte?", preguntó retóricamente el portavoz municipal de IU-CA.

Para Rodrigo Torrijos, resulta "ofensivo" que "por ser obscenamente rico, alguien merezca un homenaje de los sevillanos", con lo que advirtió de que si la duquesa de Alba "no tiene razones para el reconocimiento por los tesoros que acumula, menos aún cuando aumenta su ya inmenso patrimonio con dinero público, procedente de subvenciones europeas de la Política Agraria Común, de las ventajas fiscales por sus innumerables sociedades y sus eficaces fundaciones, por valor de muchos millones de euros al año".

El primer teniente de alcalde, así, recordó el enfrentamiento que mantienen Cayetana Fitz-James Stuart y el colectivo de jornaleros andaluces y alertó de que "quien llama 'delincuentes, gentuza y cuatro locos' a los trabajadores, no puede tener el apoyo de una fuerza política como Izquierda Unida", lo que le llevó a insistir en la idea de que "no hay razones para reconocer que una colosal riqueza ociosa tenga que ser premiada por algo".

Pero especialmente consideró que "por insultar a los que luchan legítimamente por defender y disputar sus condiciones de trabajo a los latifundistas del siglo XXI", la duquesa de Alba "no debe esperar ningún homenaje que legitime socialmente los valores de la acumulación de la riqueza, la promoción de la desigualdad, el fomento de la injusticia o el desprecio a los trabajadores".

En realidad el artículo publicado en Insurgente y en Kaos en la Red era la reproducción textual de la noticia del diario Público, titulada y subtitulada respectivamente “¿Qué ha hecho para merecer una estatua?”, “Polémica en Sevilla por dos homenajes a la duquesa de Alba”, pero que no citaron al periódico como fuente, ni tampoco a los autores del texto, los periodistas O. Carballar y R. Bocanegra. En cambio, sí omitieron los dos últimos párrafos de la información, uno de los cuáles recogía la postura de Izquierda Unida:

"Doña Cayetana es una ciudadana respetable. Pero, si algún mérito tuvo, se difuminó cuando llamó a los trabajadores gentuza y delincuentes", afirma el teniente de alcalde y portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, que se opone a la estatua. Fue en 2006, cuando los jornaleros del SOC, azote de los terratenientes, se manifestaron contra el título de Hija Predilecta que la Junta acababa de concederle. La propia biografía oficial muestra la dificultad para encontrar méritos más allá de ser "20 veces Grande de España" y expresarse con "naturalidad y llaneza".

La edil de Cultura, Maribel Montaño (PSOE), alega que el Ayuntamiento "ha apoyado una iniciativa ciudadana, la de la Academia". "¿Y si la pago, me ponen también una estatua?", se preguntan ahora muchos ciudadanos.


No se trata aquí de defender ni de juzgar a Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, ni plantear si su presencia en el gobierno de la ciudad le hace corresponsable a pesar de su voto en contra, sino de observar el tratamiento de esos medios alternativos que negaron a los lectores el derecho a conocer la opinión de Izquierda Unida. En conclusión, un triste ejemplo de penosas prácticas periodísticas cuando se trata de embestir contra quienes no son de su gusto. Y un flaco favor a quienes intentamos convencer de la existencia de un periodismo digno, participativo y honesto fuera de las empresas de comunicación. No parece que el periodismo alternativo esté en condiciones de dar lecciones ni denunciar el funcionamiento de los medios comerciales si en muchas ocasiones operan como ellos.

http://www.pascualserrano.net/noticias/aprendiendo-formas-del-enemigo
Leer más

Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la XIX Cumbre Iberoamericana, Estoril, Portugal, 30 de noviembre del 2009

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica



bruno-en-cumbre-iberoam-xix_ain-foto_afp_sdl.JPG

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Excelentísimo Señor Aníbal Cavaco Silva, Presidente de la República Portuguesa:

Excelentísimo Señor José Sócrates Carvalho Pinto de Sousa, Primer Ministro:

Majestad:

Excelencias:

Quisiera trasladarle a usted, a los distinguidos Jefes de Estado y de Gobierno, y a los Jefes de Delegaciones que nos acompañan un saludo afectuoso del Presidente Raúl Castro Ruz, así como un mensaje de amistad y de solidaridad del pueblo de Cuba. 

Deseo expresar también nuestro reconocimiento al Gobierno de Portugal y al pueblo de este hermoso país, por la simpatía y la hospitalidad con que nos han acogido a todos.  

El tema que ocupa nuestra atención en esta Conferencia Cumbre refleja, como pocos, los dilemas del desarrollo y expresa con nitidez y crudeza las inmensas desproporciones entre las naciones subdesarrolladas, con índices de hambre y pobreza que crecen al calor de la secuencia de crisis que hoy las azotan, y las sociedades industrializadas, en las que el irracional despilfarro y consumismo siguen siendo una constante. 

La innovación y el conocimiento plantean oportunidades para promover el desarrollo, para impulsar el crecimiento económico, para reducir la inequidad, para curar las enfermedades curables y encontrar solución a las hoy incurables, para mejorar las condiciones de vida de miles de millones de seres humanos, para darle oportunidad a los discapacitados, para erradicar el hambre del mundo, para conseguir la justicia y para proteger al planeta del efecto depredador de nuestra propia acción. 

Pero también pueden usarse para promover la exclusión, privar a los más pobres de la tecnología y el adelanto, perpetuar en la miseria a miles de millones de personas, contribuir al acaparamiento y la exclusividad del conocimiento, concentrar el dominio de las fuentes y recursos para la producción de alimentos y explotar más intensamente los recursos agotables del planeta.  Sirven, además, para crear las armas con las que se podría destruir el mundo en que vivimos y también para agotar al planeta y aniquilar a todo lo que en él habita. 

José Saramago, hijo de esta tierra fértil y premio Nóbel de Literatura, representó tal dilema con una pregunta desafiante: “¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a Marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?” 

La innovación y el conocimiento no son categorías neutrales independientes de la voluntad de los seres humanos, y las impactantes realidades del mundo en que vivimos no pueden ser ignoradas.    

Existe una inobjetable brecha digital y del conocimiento. La actividad científica y de innovación está altamente desbalanceada. Cada año se publican dos millones de artículos científicos, se depositan un millón de patentes y hay más de mil millones de usuarios de Internet. Pero el 85 por ciento de las publicaciones, el 90 por ciento de las patentes y el 75 por ciento de los usuarios de Internet corresponden a los países industrializados. En la actualidad, 700 empresas dan cuenta de la mitad del gasto mundial y de dos tercios de la inversión privada en investigación y desarrollo. El 80 por ciento de este grupo de firmas pertenece a cinco países industrializados, mientras que sólo el uno por ciento proviene de países subdesarrollados.  

Hoy, en lugar de “robo de cerebros”, se trata de acuñar el término “libre circulación de cerebros”, eufemismo que enmascara la emigración masiva hacia el Primer Mundo de graduados universitarios y profesionales de alta calificación que nunca retornan a sus países de origen. O sea, no sólo se trata de que se produce el acaparamiento y la exclusividad del conocimiento, sino de que operan las viejas y nuevas formas de expropiación del conocimiento de los países subdesarrollados por parte del mundo industrializado, de las que el “robo de cerebros” constituye una clara manifestación y una práctica muy rentable de apropiarse de mano de obra calificada a un bajo costo.  

Como consecuencia de este fenómeno, según datos de la CEPAL, los países de la América Latina y el Caribe disponen sólo de 146,000 investigadores, que representan apenas el 3,5 por ciento del total de científicos del planeta, valor inferior al promedio mundial. América Latina y el Caribe tienen 3 veces menos investigadores que Japón, 6 veces menos que los Estados Unidos y un cuarto del personal de investigación y desarrollo de Europa, y 4 veces menos que China. Solamente Estados Unidos y Canadá disponen del 25 por ciento de los investigadores del mundo. Las cifras son dramáticas. Se calcula que de 1961 a 2002, un millón 200 mil personas altamente calificadas de la América Latina y el Caribe emigraron a Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, lo que le ha costado a los países de la región más de 30 mil millones de dólares, según cálculos conservadores.  

El Banco Interamericano de Desarrollo informó recientemente que, en América Latina, unos 54 millones de adolescentes no tienen acceso a la escuela o cursan la enseñanza primaria en instituciones de mala calidad. 

Señor Presidente:

Desde hace 50 años, en Cuba la educación para todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos, es un derecho humano garantizado por nuestro gobierno.

Cuba ha identificado a la innovación y el conocimiento como factores centrales del proceso de desarrollo, como piezas clave de los objetivos de justicia social y como estímulos al progreso de la población en su conjunto.  Han sido también componentes sustanciales del logro de nuestra verdadera independencia, tanto en el ámbito político como en el económico y el cultural.

Cuba cuenta hoy con una infraestructura de más de 200 centros y áreas investigativas, tecnológicas y de innovación, de los cuales 115 son grandes centros de investigación, desarrollo y comercialización. El país dedica el uno por ciento de su PIB a la ciencia y tecnología y contamos con 15 científicos e ingenieros por cada 10 mil habitantes.  Hoy tenemos un graduado universitario por cada 10 habitantes y, dentro de dos años, en las más de 60 universidades cubanas, se alcanzará el millón de graduados en la enseñanza superior.  En el importante campo de la conservación y cuidado del medio ambiente, Cuba es considerada, por su huella ecológica, como uno de los contados países con un desarrollo sostenible, compatible con la preservación de la naturaleza.

En el campo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, hemos invertido en la formación de recursos humanos, con la creación de centros de excelencia, como la Universidad de Ciencias Informáticas.  En este moderno complejo, junto a las facultades ya existentes en todo el país dedicadas a ingeniería, cibernética, matemática, pedagogía y tecnologías de la salud, se forman especialistas en más de 10 profesiones de alto nivel para la aplicación de las ciencias informáticas.

Las tecnologías aplicadas a la salud, la ingeniería genética y la biotecnología en su conjunto, son áreas de demostrado éxito para la ciencia y la innovación en Cuba. Su impacto en la población se demuestra, entre otros, en la expectativa de vida, que alcanza niveles comparables con los países más desarrollados.

Hoy, el país se adentra paulatinamente en el campo de la nanotecnología por sus múltiples aplicaciones potenciales, especialmente en la salud. Lo que Cuba ha alcanzado en este frente es un testimonio del importante lugar que merecen entre las prioridades de nuestro gobierno la formación de recursos humanos y la inversión en la ciencia, y constituye una conquista incuestionable, si se considera, además, que se logra en las condiciones de un país subdesarrollado, sometido a la más persistente hostilidad de los Estados Unidos de América y al más brutal bloqueo económico que haya conocido nación alguna. 

Señor Presidente:  

Nuestro país comparte plenamente la afirmación de que la innovación y el conocimiento son instrumentos fundamentales para erradicar la pobreza, combatir el hambre y mejorar la salud de nuestras poblaciones, como se afirma en los documentos que nos proponemos aprobar. También sostiene el criterio de que éstas no son categorías que puedan tratarse con un enfoque mercantilista, en búsqueda de mezquinas ganancias, ni con el estrecho propósito de obtener ventajas comerciales y mejorar la competitividad económica. 

El empeño iberoamericano de otorgar prioridad a la innovación, poco logrará si descuidamos el compromiso con la justicia social y nos rendimos ante el dictado del mercado, del monopolio de las patentes, de las restricciones de la propiedad intelectual y de los intereses de las grandes corporaciones transnacionales que concentran cada vez más el dominio del conocimiento, de sus fuentes de desarrollo y de sus medios de transmisión.   

Nuestro avance será escaso si no se facilita la transferencia de tecnología hacia los países en desarrollo y si la gran mayoría de las naciones iberoamericanas sigue siendo víctima de un orden económico internacional injusto e inoperante.  

La innovación y el conocimiento han de disfrutar de la cooperación entre nuestras naciones, y han de compartirse con un sentido solidario y responsable.  Sólo pueden promoverse exitosamente con un papel activo y consciente de los Estados nacionales, con un involucramiento vigoroso de los gobiernos y una participación masiva de la población.  Sólo ciudadanos educados, cultos y con dominio de la ciencia y la tecnología, llevarán a nuestras sociedades hacia un desarrollo sostenible y justo. Es el orden económico internacional, excluyente y expoliador y no la cultura ni la idiosincrasia latinoamericana, de la que me siento orgulloso, el que constituye un obstáculo estructural e inevitable para avanzar en estos propósitos. 

La innovación y el conocimiento requieren, además, de un clima de paz y de seguridad.  En pleno siglo XXI, el Gobierno de los Estados Unidos de América amenaza a los pueblos latinoamericanos con el desarrollo de una doctrina militar agresiva, la reactivación de la IV Flota y con el establecimiento de bases militares, cuyo propósito es la dominación y la intervención,  es  acercar el poderío militar estadounidense a las ricas fuentes de materias primas y recursos energéticos que posee la región. Constituyen una ofensa a la dignidad de “Nuestra América”, y una amenaza a la paz, la estabilidad y la soberanía. Apuntan no sólo contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, que tiene todo el derecho de defenderse, sino contra todos los Estados de la región.  

América Latina y el Caribe debe ser territorio libre de bases militares extranjeras.  Cuba, país que ha sufrido y sufre en carne propia la persistente hostilidad de los Estados Unidos de América, reclama el cierra de la Base de Guantánamo, del campo de tortura allí instalado y la devolución del territorio que usurpan a nuestro país.  

En Honduras se ha instalado, mediante un golpe militar, con la instigación y el apoyo de los Estados Unidos, una dictadura. Reconocer el gobierno espurio que de estas elecciones ilegitimas emerja, traicionaría los principios de paz, democracia y justicia que se proclaman, y así debería manifestarse esta Cumbre. Tenemos la profunda convicción de que el pueblo hondureño, con su lucha, dirá la última palabra. 

América Latina y el Caribe debe ser también territorio libre del terrorismo. Cuba, que ha sido durante medio siglo víctima de dicho flagelo desde el territorio de los Estados Unidos, reclama la liberación de cinco luchadores antiterroristas cubanos presos injustamente en cárceles norteamericanas, por tratar de impedir, con sus actos, que el terrorismo contra su Patria cobre nuevas vidas cubanas e incluso norteamericanas.  

América Latina y el Caribe reclama también el derecho de sus pueblos a vivir en paz y a construir un futuro de justicia, en el que la innovación y el conocimiento sean fuente de virtud, no instrumentos de guerra. 

Esperamos que nuestra meditación conjunta sobre estos temas, nuestra valoración serena de la realidad en que vivimos y una acción resuelta, contribuya al desarrollo equilibrado y sostenible de nuestros pueblos, a facilitar el camino del conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación; y nos permita defender el derecho a la paz y a la justicia. 

Muchas gracias.

Leer más

Propiedad Social vs. Propiedad Privada

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica


¿Por qué es de vida o muerte EXPROPIAR a los empresarios?

Por: Manuel Sutherland (*)

Los sumos sacerdotes e ideólogos de la burguesía a nivel moral, salen "argumentando" que la Propiedad Privada es un don de Dios (el judío Pynchas Brener y el católico Baltazar Porras) y que la ira despiadada del Señor le caerá, a quienes maléficamente osamos a invitar a la clase trabajadora a socializar los medios de producción que nos han robado, es decir, a hacer la Revolución Socialista.

¿Qué es la Propiedad Privada?

A menudo oímos en nuestras cajas de resonancia de ideología burguesa (mal llamados medios de comunicación) que la Propiedad es la base de la prosperidad y el trampolín de la alegría, al ser ésta, el único mecanismo de realización del individuo. En un mundo capitalista todo es un convenio económico, todo tiene un valor de (inter)cambio, es mercancía; por ello, es fundamental para la sociedad construir millones de propietarios "libres" que sólo se relacionen a través de transacciones comerciales. Así, como dice Marx en los Grundrisse, el mundo cabe en una cartera y es del tamaño del grosor de la prenda.
La propiedad privada se constituye como la alienación histórica más grande que han sufrido hombres y mujeres. La acumulación y centralización de los medios y recursos que permitan producir: Tierra, herramientas, maquinarias; se ha llevado a cabo a través de un salvaje proceso de expropiación violenta de las castas dominantes contra los productores originarios. Es decir, está probado antropológicamente que la propiedad común de herramientas y tierras, era la forma de organización social de los seres humanos por miles de años. El desarrollo ulterior de la sociedad trajo consigo la privatización de los recursos que estaban disponibles para el uso y disfrute de la comunidad por entero, condenando a la esclavitud a millones de personas que ya desprovistas de materiales para producir su sustento, tenían que venderse para poder comer. Esa privatización se realizó con guerras, masacres y crímenes con los cuales se empezaron a construir las sociedades de explotación, donde una clase ínfima en número, subyuga y oprime a una muy numerosa que se dedica a producir todos los alimentos y enseres necesarios para la vida.

¿Por qué es fundamental para el capital expropiar (empobrecer) diariamente al proletariado?

La terrible historia anterior la vivimos a diario, no es un recuerdo que nos desliza un abuelito en una hamaca. La consolidación de las relaciones de producción basadas en la explotación (esclavista, feudal y capitalista), se fundamentan en la necesidad de arrebatar los recursos y medios necesarios para subsistir a las clases subalternas, es decir, a la trabajadora del campo y la ciudad. Y esto es una necesidad objetiva que minuto a minuto se cumple. ¿Por qué? No es por la "maldad" de los empresarios o su avaricia. No. Es simplemente porque el Capital en su conjunto, para asegurar su proceso de reproducción amerita de un crecimiento del consumo y en la baja de los salarios. Es primordial lo primero para la gente pueda comprar las mercancías que les permitan al empresario cristalizar la plusvalía en la mercancía que negocian, es decir, recobrar el capital que invirtieron y tener un ganancia. La gente debe estar desposeída de medios de producción, para que no puedan Producir nada por sí mismo y deban ir obligatoriamente a comprarle al Burgués.
La rebaja de los salarios es fundamental para contrarrestar la tendencia histórica a la disminución de la tasa de ganancia, por el aumento del capital constante (materias primas, maquinarias etc.) en el proceso productivo, con relación al trabajo vivo, único generador de valor adicional. Por ello, el capital requiere de muchos trabajadores "liberados" de medios de producción que se ofrezcan a trabajar por lo mínimo posible. Y esto sólo se puede dar si a la clase obrera en general se la mantiene con una tasa de desempleo tal, que permita la creación de un Ejército Industrial de Reserva (EIR) que constituya una aglomeración de población relativamente sobrante que no consiga donde emplearse. Así, a medida que este EIR crezca, mayor será la competencia entre obreros para conseguir trabajo, lo que abaratará su costo de contratación. Así, mientras a más pequeños productores libres vaya destruyendo la feroz competencia capitalista, más grande será el número de obreros en una nación, más alto será el EIR y más bajos serán los salarios. Esto conlleva evidentemente a mayores ganancias para la burguesía y mayores penurias a la clase obrera. Por ello, es ridículo apenas dudar del crecimiento numérico del proletariado en el mundo.
La propiedad privada de los medios de producción es el pilar fundamental del sistema capitalista, para todos sus regímenes políticos (socialdemocracia, fascismo, populismo etc.) y en conjunción con la explotación del trabajo asalariado son la base del caos burgués, por ello es menester destruirla. La burguesía caricaturiza esta necesidad objetiva de expropiación disfrazando al comunista como el igualador de pobreza. Nada más lejos de la verdad. Quien ha llevado a las masas a la miseria a nivel mundial ha sido el sistema capitalista, que es dirigido por una clase social: La burguesía, quien expropiando a diario a millones, les arrebata los recursos para su sustento y los obliga a venderse por cada vez menos dinero...es decir empobrecerlos. Según la ONU (que no es nada marxista) 4 de cada 6 personas son pobres y 1 de cada 6 vive en situación de pobreza extrema.

¡La Propiedad Social, única forma de avance de la humanidad¡

Ahora bien, dialécticamente podemos entender que el socialismo es la antítesis del capitalismo, que emana de la agudización de las contradicciones intrínsecas del capital. Por tanto, la propiedad social es el anatema de la Propiedad Privada, su enemiga y perseguidora. La Propiedad Social radica en la posesión efectiva de los principales factores de la producción (maquinarias, instalaciones, la tierra, la tecnología etc.) que nos permita la producción concertada de los bienes y servicios indispensables para la reproducción de la vida. Ese control de los Medios de Producción por la Clase Trabajadora, es la baza de la lucha contra la explotación, que radica en la apropiación del trabajo ajeno, por una camarilla de propietarios, quienes utilizan el Capital (producido por el trabajo de la clase obrera) para conducirlos a trabajos penosos, rutinarios y empobrecedores que maltratan la existencia del trabajador.
Por ello, la propiedad social es un requisito fundamental para la organización racional de la sociedad. En nuestra sociedad, se obliga a que Todos actúen en pro de satisfacer su interés egoísta, todos entienden que deben aprovecharse del trabajo de otros para escalar posiciones, todos comprenden que deben luchar competitivamente contra todos para superarlos y sobrevivir. Por ello, la avaricia, la violencia, la viveza y otras actitudes grotescas, son los valores de la sociedad capitalista que día a día afirma la entronización de la propiedad privada, que radica en: "la facultad de excluir de uso y disfrute a la sociedad de un bien útil a la misma, para ponerlo a producir en relaciones de explotación, con la esperanza del enriquecimiento personal"

La Propiedad Privada amerita de un acto para su supresión: La Revolución Socialista.

Los capitalistas y los lamentables repetidores de sus falsos "conocimientos", insisten en que propiedad privada es: la mujer (el capital ve a la mujer como una mercancía de explotación y vejamen), el hogar, los hijos y la ropa interior. Es evidente que no es así. La propiedad PERSONAL, no tiene que ver con la Propiedad Privada, ésta última se caracteriza por ser útil a toda la sociedad, en la medida que sirve para producir bienes y servicios que permitan satisfacer necesidades sociales. Las tierras de los latifundistas, las grandes empresas, las fábricas, las instalaciones y maquinarias que detenta la burguesía, servirían para poner a producir a costos reducidos, los bienes y servicios que necesitamos para vivir. Se acabarían las estafas, especulaciones y robos a la población. El estado obrero ahorraría millones en dejar de perseguir a burgueses para que nos devuelvan un poco de lo que nos roban a diario.
Pero para construir la Propiedad Social, hace falta una Revolución Socialista, que olvide toda la trivial legalidad burguesa (hecha para legitimar la propiedad privada y mantener sojuzgada a la clase obrera) y haga saltar las estructuras de dominación. Nada de pactar con los explotadores, financiarlos (política crediticia del gobierno) y pedirle migajas. Construir hospitales, escuelas, universidades es necesario; pero arrebatarles todos los que nosotros construimos y ellos nos quitaron, es un acto de justicia y una necesidad material objetiva. No se puede construir una economía paralela y mantener a la burguesía con todos sus groseros lujos, mientras millones de personas hacen horas de colas para que les den un plato de comida. La propiedad que ellos tienen no es más que Plusvalía acumulada, es decir, explotación, es el resultado de apropiarse del trabajo de millones de personas y pagarles una miseria que en nada cubre todo lo que esa labor produjo. De esa explotación dimana la riqueza.
¡Es absolutamente vital la expropiación sin indemnización a la burguesía y que los Medios de Producción pasen a control del pueblo, con los Consejos Socialistas de Trabajad@s.                      Las nacionalizaciones han sido por norma en el país unas meras compras capitalistas. A nuestro entender, el estado no puede premiar a la burguesía nacional y mundial dándole el dinero que es fruto de nuestro trabajo y de nuestras riquezas nacionales (no renovables, el petróleo no es eterno, lo cuál es una noticia para los apologistas del rentismo como el Ingeniero Luís Vargas, insignia del burocratismo anticomunista). No podemos en plena crisis sistémica del capital, darle mil millones de dólares a unos parásitos banqueros que aparte de explotar a nuestros trabajadores, especular grotescamente y emplear la usura como deporte; han recuperado su inversión varias veces. No. Hay miles de personas en la calle hurgando en la basura, millones de personas quienes apenas pueden alimentarse con una comida de pésima calidad. Es un acto inmoral usar esos millones de dólares en enriquecer a la burguesía transnacional, en vez de emplearlos para sembrar el país de los alimentos que necesitamos. La expropiación, para que sea tal, debe sir indemnización. Los mil millones de dólares pagados por la compra estatal del Banco de Venezuela es un oprobio.

¿Debe la burocracia del estado burgués administrar los bienes recuperados?

¿Y luego qué? No se pueden entregar los medios de producción en manos de un estado (como lo dice el presidente Chávez) Burgués. Los estados capitalistas (y más en los países menos industrializados) no sirven ni para entregar a tiempo la correspondencia. Dicho aparataje, está tan disgregado, atomizado y en desorden que se la pasa en una perenne descoordinación y separación de las masas. Son los trabajadores y la comunidad quienes mancomunadamente deben organizarse en un consejo socialista de trabajador@s, en los cuáles bajo decisiones populares y en conjunto con otros Consejos y con las Federaciones de los mismos, decidan ¡Qué, Cómo, Cuándo, Cuánto, Por qué, Para qué y Dónde¡ se va a producir. Todo ello, no con el fin de lucrar a una camarilla de parásitos empresariales, sino para buscar la plena satisfacción de las necesidades sociales y para luchar contra el sistema que oprime a millones, El Capitalismo. Es menester profundizar en las formas de desarrollo de estos Consejos. Ya trabajaremos en ello. ¡Todo el poder al pueblo, si¡ ¡Todo el poder al Consejo Socialista de Trabajadoras y trabajadores¡


(*) Asociación Latinoamericana de Economía Política Marxista (ALEM)
Leer más

Un grano de maiz - LA DEMOCRACIA QUE CERTIFICA EL CAPITALISMO

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

1.12.09


LA DEMOCRACIA QUE CERTIFICA EL CAPITALISMO

Las reflexiones revolucionarias siempre se han asombrado frente a la paradoja de pueblos eligiendo a sus verdugos, persiguiendo a sus libertadores, sumidos en la esclavitud, y frustrando los intentos de redención.
¿Cómo consiguió la neoligarquía sacar al Libertador sin que el pueblo humilde reaccionara? ¿Cuál mecanismo se usó para neutralizar a los Generales que le eran fieles? ¿Por qué ese hecho se repite en la historia nuestra con espeluznante regularidad? ¿Por qué son muchos los intentos y poquísimos los éxitos?
Nosotros debemos estudiar este asunto con atención suprema, sólo de esta manera podremos defender el milagro. Veamos.
Son variados los modos que usa la oligarquía para dominarnos, sin embargo, los más poderosos son los espirituales, los que tienen que ver con el alma del dominado. Ya decía El Libertador, él, que era un guerrero: “Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza. "
A la oligarquía le interesa un pueblo ignorante, así será “instrumento de su propia destrucción”. Es decir, los intentos de redención perecen, y esto puede sonar duro y triste, en manos de los pueblos esclavos.
Variados son los modos que usa la oligarquía para dominarnos, pero uno destaca sobre todos y se repite con regularidad.
Las revoluciones siempre se resumen en un líder, es el alma de la Revolución, la suerte de éste está entrelazada con la Revolución, lo que a él le pase influye multiplicado en el proceso, lo que le pase al proceso se refleja en él multiplicado.
¡Si él faltare, la Revolución se frustra, de eso no cabe duda!
La oligarquía, taimada en su accionar, sabe a quién proteger y a quién atacar: No son por azar los atentados contra Bolívar, los seiscientos y tanto contra Fidel, el asesinato de Allende, de Torrijos, Lumunba, los atentados contra Chávez, contra Evo. No fue azar que dejaran escapar a Pompeyo y a Teodoro del San Carlos, mientras asesinaron a Fabricio y a Lovera.
Es así, el principal objetivo de las oligarquías es el líder.
Cuando la Revolución avanza, cuando el líder se consolida en el apoyo popular, y también en la madurez revolucionaria, entonces activan todas sus fuerzas, entre ellas y con más bríos a sus plumíferos y filosofastros internos, es lo que se llama la quinta columna, la encargada de preparar el terreno para quitar fuerza al líder.
Eso están haciendo aquí en nuestra Revolución, recordemos los ataques a Bolívar, lo acusaban de querer ser dictador, monarca, y de mil infamias más, al punto que en su lecho de muerte nos dijo: "Colombianos (…) Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos han abusado de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad".
Consiguieron que el pueblo de Bolívar desconfiara de su desprendimiento, esto nos da medida de la fuerza manipuladora de las oligarquías, contra ese monstruo nos enfrentamos. Los venceremos.
¡Chávez es Socialismo!
¡El Nobel para Los Cinco!
¡San Pedro Alejandrino no se repetirá!
Leer más

El Premio Nobel Obama enviará otros 34.000 soldados a la ocupación de Afganistán

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

El Premio Nobel Obama enviará otros 34.000 soldados a la ocupación de Afganistán


InSurGente.-


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará hoy en su esperado discurso televisado su intención de reforzar el contingente desplegado en Afganistán con 34. 000 nuevos efectivos, según señalaron fuentes diplomáticas y del Gobierno en declaraciones al periódico 'The Washington Post'.


Este aumento, junto a los 22. 000 soldados comprometidos a principios de año, elevaría la presencia estadounidense en el país centroasiático a más de 100. 000 efectivos, más de la mitad de ellos enviados a la zona por Obama.

Asimismo, según habría confirmado este lunes a sus principales aliados, el inquilino de la Casa Blanca lanzará un llamamiento a otros países para que envíen 5. 000 soldados adicionales. De esta forma, se rozarían en total los 40. 000 efectivos requeridos el pasado verano por el comandante de las tropas de la OTAN y de Estados Unidos en Afganistán, Stanley McChrystal.

Tras tres meses de deliberaciones, Obama dará a conocer su estrategia en un discurso a la nación que pronunciará hoy por la noche en la Academia Militar de West Point, en Nueva York. El presidente dio en los últimos días nuevas órdenes a los comandantes del Ejército y se reunió con sus principales asesores en un encuentro en el que les "comunicó su decisión final sobre la estrategia", según precisó el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs. Como ven el Premio Nobel otorgado está más que justificado.
Leer más

Uruguay - Renovación de mandato…

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica


Voto premio para el Frente Amplio
 
Ernesto Herrera *
 
 
Pasó la campaña electoral más chata de los últimos años. Despolitizada y negativa. Recursos demagógicos y enojos teatrales. Total ausencia de contrastes programáticos. Escasa movilización y entusiasmo popular por cuenta gotas.

Aunque valdría destacar un denominador común en los discursos. Unos y otros apelaron al mito de la “unidad nacional”. Pensando “en el día después”. O sea, en “los puentes tendidos” para pactar “políticas de Estado.” Porque en “un país de consensos”, los acuerdos son de fondo y las divergencias de forma. Lo afirmó antes del balotaje la máxima autoridad del Estado, el presidente Tabaré Vázquez: en lugar de una “contienda de modelos” o de “proyectos de país”, las diferencias entre Mujica-Astori y Lacalle-Larrañaga había que centrarlas entre “dos formas de encarar un gobierno.” (1) Aprobado.
 
Una sola nota desentonó la “ritualidad cívica.” La marcha convocada por la Coordinadora Contra la Impunidad, donde algo más de un millar de manifestantes (en su gran mayoría jóvenes y militantes de la izquierda radical) se dieron cita para continuar movilizados contra la impunidad del terrorismo de Estado y, su vez, dar una respuesta política a la derrota sufrida en el Plebiscito del 25 de octubre, cuando no se alcanzaron los votos necesarios para anular la Ley de Impunidad (cuando los principales dirigentes del Frente Amplio hicieron la plancha y no se comprometieron). Fue un acto pequeño, apenas testimonial. Con el valor de mostrar que al costado de la “frivolidad politiquera, sigue habiendo lucha, protesta, rebeldía. Memoria y dignidad.

Un poco mejor y alcanzó

Los pronósticos se cumplieron. El Frente Amplio ganó el balotaje del 29 de noviembre. Con una ventaja mayor que la prevista por los encuestadores. La fórmula Mujica-Astori obtuvo el 52,6% (1.153.267), la de Lacalle-Larrañaga, 43,3% (932.828). Los votos en blanco y anulados alcanzaron el 4,08% (88.812). En relación a la primera vuelta, donde había obtenido el 48,5%, el Frente Amplio no solo retuvo a la totalidad de sus votantes, sino que atrajo a miles de los partidos tradicionales (Partido Nacional y Partido Colorado) y del Partido Independiente. También consiguió un apoyo por izquierda: muchos de los adherentes de Asamblea Popular (algo más de 15.000 votos en octubre), desoyeron el llamado de sus dirigentes a votar anulado, y optaron esta vez por el “mal menor”.

Casi cinco años después de haber asumido el gobierno (1º de marzo 2005), el “progresismo” no recibió el habitual “voto castigo” a un gobierno que termina. Al revés, se benefició de un voto premio que le permite renovar el mandato. La mayoría del electorado ratificó, de manera inapelable, el rumbo propuesto por el Frente Amplio: “cambio posible”, “gradualismo”, “moderación”, “gobernabilidad democrática”. Lo que refuerza la estrategia de colaboración de clases.  

La derecha volvió a sufrir una aplastante derrota electoral. En ningún momento pudo competir realmente. Ni siquiera en el terreno programático consiguió tomar distancia del gobierno, al punto de proponer “mejorar” lo hecho por el Frente Amplio. Recién en los últimos días lanzó una serie de propuestas desesperadas (como la baja general de impuestos). Y, sobre todo, no pudo manejar a su favor - como en épocas anteriores -el eje orden-inseguridad, estatismo-libre mercado. Desde la cabeza del Estado, el Frente Amplio terminó con esas dicotomías. Con la autoridad que le asigna su historia de izquierda, garantizó el orden social y el libre mercado. Sin talante autoritario. Acercándose a una forma de “derecha moderada”. Entonces ¿para qué cambiar?

El país está “un poco mejor”. Es la percepción mayoritaria. No se dio el “temblarán las raíces de los árboles” (como alguna vez prometió Tabaré Vázquez), no hubo “reformas estructurales” (como las propuestas por el Frente Amplio años atrás), ni “salariazo” (como algún día reclamaron los sindicatos). Tampoco un avance sustancial en la justicia social. Los ricos son cada vez más ricos. Al punto que el gobierno reconoce que la “distribución de la riqueza” todavía está por hacerse.

No obstante, han impactado sobre la mayoría de la población trabajadora distintas medidas y políticas sociales que hacen al empleo, convenios salariales, relaciones laborales, programas asistenciales, atenuación de la pobreza y la indigencia, Plan Ceibal (una computadora por niño en las escuelas públicas), Hospital de Ojos (10 mil operaciones gratuitas), etc. Ante el anuncio de Lacalle que pensaba pasar la “motosierra” al “gasto social” y que el Plan de Emergencia Social solo había servido para pagarle a “80 mil atorrantes”, el “sentido común” de los de abajo inclinó de manera decisiva la balanza electoral. Aunque debe decirse: Mujica no sólo fue votado por la clase trabajadora y los más pobres, en algunos barrios de “clase media alta” tuvo más adhesiones que Lacalle, mientras que en algunos barrios populares de la periferia urbana (tanto de Montevideo como del Interior) perdió con el candidato blanco.

Poco pero alcanzó para revalidar la legitimidad. La del Frente Amplio como fuerza política. La del gobierno como “conductor” de la sociedad. La popularidad de Tabaré Vázquez (el gran triunfador de este proceso), quien cuenta con un apoyo del 71% (solo comparable en la región a la que tienen Lula, Uribe, y Bachelet), sintetiza esa hegemonía “progresista” en la sociedad. Incontestable por ahora.  

Evidente. Los moderados logros - celebrados efusivamente por algunos “medios alternativos” del extranjero y por una izquierda “campista” que sitúa al Frente Amplio en el “campo antiimperialista” -, se producen en el cuadro de un “modelo de desarrollo” acorde con el esquema neoliberal y con los programas de austeridad que imponen las instituciones financieras internacionales.

Ahora empieza otro episodio de la obra. Mujica en su discurso triunfal de la noche del 29, proclamó que “no hay ni vencedores, ni vencidos”. Que “apenas elegimos un gobierno, que no es dueño de la verdad, que nos precisa a todos”. Parece un lugar común. No obstante, reafirma la voluntad expresada muchas de veces de “colaboración y cooperación”. Porque como dijo Lacalle en su discurso póstumo (reconociendo su derrota), “el país es un solo”.

El clima político es “unidad nacional”. Aunque esto no debe confundir. El Frente Amplio cuenta con mayoría parlamentaria propia (en ambas cámaras legislativas). Puede “prácticamente hacer de todo” sin negociar con nadie e incluso evitar la censura de sus ministros. Seguramente habrá acuerdos. Ya se instalaron “comisiones de trabajo” sobre seguridad, educación, medioambiente, energía. Pero no es probable un gobierno de coalición, pese a que más del 60% de los votantes frenteamplistas estén a favor. En todo caso, las amplias coincidencias programáticas se expresaran mediante “políticas de Estado” y en la coparticipación en las empresas y bancos públicos.

El gobierno presidido por Mujica arrancará con un amplio consenso político y un apoyo de masas considerable. Contará con la benevolencia de la dirección del PIT-CNT, factor clave para imponer las políticas de “acuerdo social” con las patronales y desmovilizar a los sindicatos. Como hizo en el gobierno de Tabaré Vázquez, al garantizar la menor “conflictividad laboral” de los últimos 25 años.

Por último, no tiene en su horizonte un contrincante amenazador por la izquierda. Las fuerzas anticapitalistas se encuentran fragmentadas y en pleno repliegue. Su expresión en estas elecciones se limitó a unos cuantos miles de votos anulados. Lo tiene su importancia: resistir al chantaje de votar entre lo “menos malo” y lo peor”.  

Lo más a la derecha que pueda

Atrás quedaron algunos cucos agitados - sin demasiado énfasis, hay que decirlo - por momias de la derecha reaccionaria como los ex presidentes Sanguinetti y Batlle. Los exponentes políticos más lucidos de la clase dominante, las corporaciones patronales, los poderes mediáticos, saben de sobra que el Frente Amplio es una pieza clave de la “lealtad institucional”. Porque su adhesión al orden capitalista es absolutamente sincera. Irrenunciable.

Mujica, el antiguo guerrillero tupamaro, es un emblema de esa adhesión. El definitivo adiós a las armas es de tiempo atrás.  A casi nadie le importa. La capitulación política, ideológica, ética, se fue gestando a lo largo de estos años de democracia liberal. Fue su “pasaporte al poder”. O, como dice la prensa conservadora, el “gran viraje milagroso” que permitió la “resurrección de los vencidos”. (2) Al precio, claro, de una espantosa “metamorfosis de identidad.”

La conversión de Mujica a la economía de mercado es fervorosa. “Yo sé que la propiedad privada es santa”, dijo ante un foro de empresarios. (3) Cada vez que puede reitera la importancia de los capitales extranjeros: “juegan un papel a favor del país.” (4) Por eso, una y otra vez, ha defendido la instalación de Botnia, la multinacional de la celulosa. Porque se debe preservar “la imagen de seriedad” de Uruguay como un país que respeta la “seguridad jurídica” y “atrae las inversiones.”

Ya lo había confesado hace unos meses: “No me voy a disfrazar de capitalista, digo lo que pienso, pero vivo en un país capitalista, y el capitalismo es el motor que mueve a la economía, y cada mañana el afán de lucro que tiene mucha gente que sale a tratar de multiplicarlo es la fuerza principal que está empujando a la economía, y esta tiene sus reglas”. (5) Si algún ultraizquierdista todavía pensaba que el principal motor de la economía eran los asalariados, obligados a vender su fuerza de trabajo, pues estaba equivocado. Tanto como Marx.

Por si acaso, despejó cualquier duda. “En economía haré una maniobra de entrada lo más a la derecha que pueda, tipo Lula cuando llegó. Se trata de no asustar a los buenos burgueses que están por ahí, esas señales son clave, si no, corrés el riesgo de desestabilizar todo de entrada”. (6) Su vicepresidente electo y ex Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, no podría sentirse más reconfortado. El “Pepe” aprende rápido.

Ninguno de sus “modelos” de referencia es de izquierda. Brasil, Finlandia, Suecia, Nueva Zelandia. El “proceso bolivariano” solo aparece críticamente. “Le dije a Chávez: vos no construís ningún socialismo, sino una burocracia llena de empleados públicos”. (7) Su filosofía se resume a “como te digo una cosa, te digo la otra”. Porque no hay que encerrarse en dogmas. Puede ser la socialdemocracia sueca, “ampliando los espacios del Estado y apoyándose en los sindicatos”; o el neoliberalismo de Nueva Zelandia, “agarrando a patadas el Estado que tenían y parándole el carro a los sindicatos”. (8)

En su presentación ante la Cámara de Industrias, fue tajante: un gobierno del Frente Amplio por él presidido, puede “manejar mejor las contradicciones con el PIT-CNT”. ¿No habrá querido decir alinear mejor a los sindicatos? Nada quedó cerrado, ni siquiera la posibilidad de “revisar la normativa laboral”, como exigen las patronales.

En clave socialdemócrata

Aunque se ha mostrado “escéptico” sobre la posibilidad de acuerdos sociales a largo plazo, su prédica (y su práctica) en torno a un pacto social es sistemática. Como senador o ministro, como dirigente del Frente Amplio o chacarero, Mujica ha sido uno de los más activos promotores de la “concertación” entre trabajadores y empresarios. Un convencido apaciguador de la lucha de clases. Porque no se trata de “multiplicar los focos de conflicto de nuestra sociedad. Me parece que no es inteligente alentarlos.” (9)

Para Constanza Moreira (politóloga y senadora electa por el Movimiento de Participación Popular, corriente política mayoritaria en el Frente Amplio y a la cual pertenece el presidente electo), el rol de Mujica es el de un “articulador en clave socialdemócrata”. Porque “cuando Mujica habla sobre un ‘capitalismo en serio’ (…) su modelo es Nueva Zelandia, no es ningún país del socialismo real”. Porque cuando hace referencia a Lula, “que es el icono más claro en América Latina de un pacto socialdemócrata en el sentido de un pacto capital-trabajo, un pacto entre empresarios y trabajadores, un pacto de cooperación capitalista, se ubica exactamente en ese lugar”. (10)

Por si faltaran, Mujica tiene credenciales que demuestran la veracidad de su conversión. No solamente hay gestos o palabras coloquiales. Están las pruebas de su gestión como “hombre de Estado” en el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca entre 2005-2008: período en el cual se dio uno de los mayores procesos de concentración y extranjerización de la tierra y la producción agropecuaria. No más de 150 empresarios son los responsables del 70% de la cadena agrícola. La soja en manos de capitales argentinos y chilenos; la producción forestal es un feudo de un puñado de grandes conglomerados finlandeses, estadounidenses, españoles y portugueses; la industria frigorífica en su mayoría propiedad de capitales brasileros. Bienvenidos los inversores. Imprescindibles para “esta fase de acumulación.”

Cualquier sospecha de “violar la propiedad privada” - como le indilgaba algunos políticos blancos y colorados - fue eliminada. En su última comparecencia ante los corresponsales extranjeros, horas antes de la elección, Mujica aseguró que “no habrá ninguna ley para limitar la tenencia de la tierra”. Eso “no está ni en el programa del Frente Amplio, ni en el programa de gobierno”. (11) En todo caso, las iniciativas en ese terreno deberán “consensuarse con las otras fuerzas parlamentarias”. Es decir, con los partidos de la derecha. Traducción: nada cambiará en términos de latifundios, agro-negocios, desnacionalización de la tierra. La lucha por la reforma agraria que iniciaron Raúl Sendic y el proletariado cañero allá por 1960…apenas un lejano (y molesto) recuerdo.

Los editorialistas de orientación neoliberal se regocijan al certificar el “gran viraje milagroso”. Para El Observador: “Los cambios conceptuales de Mujica, según sus propias afirmaciones recientes, lo alejan de la extrema izquierda de viejo cuño y lo acercan al ejemplo del presidente Lula, incluyendo su compromiso con la democracia y el estado de derecho y la promoción de la inversión privada doméstica y externa como fuente primordial de desarrollo.” (12) Para el director de Búsqueda: "En los últimos meses, Mujica se pegó a su compañero de fórmula, Danilo Astori para marcar bien la continuidad. Astori, con su sola presencia, es la garantía de continuidad, porque es él quien estructuró el éxito económico del gobierno de Tabaré.” (13)

Chocante. Hasta para un crítico radical del “progresismo”. Sobre todo si uno piensa en los centenares de miles de trabajadores y jóvenes que salieron a festejar ayer a la noche en todo el país la “victoria de la izquierda”. Esperanzados en Mujica, “porque le quiere sacar a los ricos para darle a los pobres”.

Los de arriba no temen. Por razones de parentesco oligárquico las clases propietarias hubieran preferido el triunfo de Lacalle y compañía. Pero un gobierno “progresista”, aún presidido por Mujica, no les quita el sueño. No es una amenaza latente para su billetera. Por el contrario, resulta funcional a sus intereses. No solo porque el Frente Amplio es garantía de orden social (como lo demostró durante todos estos años), sino porque continuará gerenciando eficientemente el ciclo “normal” de acumulación y reproducción del capital.

Habrá voces que digan - desde la izquierda radical - que el escenario es hasta cierto punto “favorable”. Que un segundo gobierno del Frente Amplio acelerará el desgaste del “progresismo”; que se agudizarán las contradicciones entre el imaginario y los hechos; que las masas completarán la experiencia con el “reformismo”; que por fin, la “traición” de Mujica será desenmascarada; que entonces las propuestas clasistas y revolucionarias tendrán más espacio y receptividad. Me permito dudarlo. Sobre todo a la luz de la frustrante realidad que han mostrado las fuerzas anticapitalistas en estos cinco años. Más bien habría que (re)pensar, críticamente, nuestro estado de situación. Y (re) encauzar los esfuerzos hoy dispersos que impiden la acumulación revolucionaria.

Montevideo, 30 de noviembre 2009
 
* Miembro del Colectivo Militante. Editor de Correspondencia de Prensa.
 
Notas

1)  Declaraciones al semanario Búsqueda, Montevideo, 29-10-2009.
2)  “Resurrección de los vencidos”, nota de Mario Arregi sobre el rumbo de los tupamaros luego de su derrota militar, diario El Observador, Montevideo, 26-10-2009.
3)  Foro organizado por la Cámara de Industrias el 8-10-2009.
4)  Ibdem.
5)  Entrevista en el Semanario Brecha, Montevideo, 29-5-2009.
6)  Ibdem..
7)  “El triunfo de un proyecto comunitario de décadas”, Claudio Aliscioni, diario Clarín, Buenos Aires, 30-11-2009-
8)  “Ideología eran las de antes”, editorial de Mujica en el sitio “Pepe tal cual”, 7-7-2009.
9)  Nota ya citada de Aliscioni en Clarín.
10) Entrevista en el programa En Perspectiva, radio El Espectador, Montevideo, 9-11-2009
11) Citado por el diario El País, Madrid, 29-11-2009.
12) Nota editorial en el diario El Observador, Montevideo, 30-11-2009.
13) Citado por el diario La Nación, Buenos Aires, 30-11-2009.
Leer más

¿Qué es la conciencia de clase? ¿Es espontánea?

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

www.kaosenlared.net/noticia/conciencia-clase-espontanea
   
Lenin en Hombros
Pocos parecen conocer más allá del sentido común, el concepto de conciencia de clase, y lo vital para la emancipación del proletariado.  Peor aún, el espotaneísmo no pierde oportunidad para reclamar que la conciencia de clase es inherente al ser, o que en el mejor de los casos repiten fruslerías como: ³se aprende haciendo². En 45 lineas se podría dar respuesta a semejante inquietud.


¿Qué es la conciencia de clase? ¿Es espontánea?

A menudo la gente la nombra, la reclama e increpa, pero pocos parecen conocer más allá de lo que su sentido común le indica sobre este primordial elemento para la emancipación del proletariado. Dicha significación se suele confundir con la conciencia individual o una media de las conciencias de los individuos de una clase en una situación determinada, esto para nada lo explica, sólo lo enmaraña. Peor aún, el espotaneísmo no pierde oportunidad para reclamar que la conciencia de clase es inherente al ser, o que en el mejor de los casos repiten fruslerías como: ³se aprende haciendo² o ³se inventa en el camino². Por ello, más que nunca, la Conciencia de clase, debe estudiarse y discutirse, para luego desarrollarla en la más profunda de las praxis.
La conciencia de clase se entiende como un saber objetivo en una situación concreta, que se vincula a la posición que cada clase ocupa en la producción y apropiación de la riqueza en un momento determinado de la historia. Dicha expresión para el proletariado constituye el interés más claro en cuanto a la necesidad de entenderse a sí como sujeto histórico víctima de la explotación y la alienación económica que separa al proletariado de los medios de producción necesarios para su subsistencia y los obliga a vender su fuerza de trabajo en condiciones desventajosas a la clase que los oprime, la burguesía.
La burguesía también tiene conciencia de clase, y en la historia ha demostrado la capacidad de entenderse a sí, como sujeto histórico del cambio social (como lo hizo al hacer revolución y enterrar aquel sistema feudal vetusto y contrario al desarrollo de las fuerzas productivas) y como constructor y dirigente de una sociedad que gira en torno a sus necesidades de producción, generación de plusvalía y abatimiento de la clase que los sostiene con su trabajo expropiado, el proletariado.
La conciencia de clase no surge espontáneamente, los esquemas inconscientes de reacción y actividad representan una base subjetiva y espontánea que permite expresar ciertos intereses inmediatos de clase, lo que se puede considerar como un básico instinto de clase. Esta aproximación a la conciencia no evoluciona de manera mecánica, y no es desarrollada con facilidad en el seno del proletariado. Entre ambos estadios del ser consciente, se erige la ideología dominante, la burguesa-liberal. Esta falsa conciencia distorsiona y encarrila la evolución del instinto de clase a la mera aceptación pasiva del sistema y a la no confrontación directa y definitiva con los responsables de las calamidades que devienen del mismo. Disfraces seudo-revolucionarios que claman por el socialismo ³sin tomar el poder² son un claro ejemplo de ello.
Una conciencia puramente reivindicativa, pro-caudillesca y conciliadora con sus victimarios e incluso aparentes aliados no sólo es fruto de la inmadurez de las condiciones objetivas para la revolución, ya que ellas de por sí jamás generaran de forma automática la conciencia de clase.

Es deber de la vanguardia del partido que en exclusiva defiende y se identifica con los intereses más profundos y sentidos de la clase que labora, introducir y colaborar con el florecimiento de la ciencia marxista en los trabajadores, la cuál es la única realmente consecuente con la defensa y desarrollo del quehacer verdaderamente socialista.

Manuel Sutherland (Ccs 14-11-2007)
Asociación Bolivariana de Economistas Socialistas (ABES)
Leer más

En Bolivia, Evo va a por (mucho) MAS

1 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica



Brecha

"Logramos el gobierno, pero aún no tenemos el poder.” La frase, repetida durante los primeros cuatro años de gobierno de Evo Morales, es hoy la base de la estrategia del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS): conseguir los dos tercios del Congreso en las presidenciales del 6 de diciembre en las que, según todas las encuestas, Morales tiene asegurada su reelección en la primera vuelta.

A tal punto llega la sensación de derrota anticipada en la derecha boliviana en los comicios de este mes, que por estos días la discusión entre los dos binomios opositores (el encabezado por el ex militar Manfred Reyes Villa –segundo lejos en las encuestas– y el liderado por el empresario Samuel Doria Medina) gira alrededor de cuál de ellos debería bajarse de la contienda para evitar una catástrofe electoral. (Manfred Reyes Villa, que fue militar –y edecán del dictador Luis García Meza–, fue revocado como prefecto de Cochabamba en 2008, tiene comprobados vínculos con la secta Moon y considera que la homosexualidad es una enfermedad. Su candidato a vicepresidente, Leopoldo Fernández, ex prefecto de Pando, está en la cárcel acusado por la masacre de campesinos en El Porvenir, el año pasado). Con los dos tercios en la mira, Evo Morales sigue recorriendo febrilmente el país en busca de votos, y cada semana decenas de sectores sociales están en lista de espera para proclamar el binomio Evo Morales-Álvaro García Linera. Y en cada acto el mandatario cocalero no escatima promesas: en una reciente cena con empresarios de Santa Cruz se comprometió a bregar para que esta región, otrora en guerra contra su liderazgo, sea la sede del concurso de Miss Universo. Entre los cruceños, la industria de las misses es parte del orgullo regional de tener a las “mujeres más bellas de Bolivia”, y Morales puso a su ministro de Culturas, Pablo Groux, a cargo de esta meta que escandaliza a los grupos feministas.

* * *

Hoy Santa Cruz está lejos de tener la cohesión opositora de los últimos años, cuando las élites locales –políticas y empresariales– encabezaban la lucha por la autonomía regional. Los grupos dirigentes –incluidas las logias que manejan las empresas de servicios públicos– se muestran divididos y más pendientes de las elecciones para alcaldes y gobernadores de abril de 2010 que de las de diciembre. El propio prefecto, Rubén Costas –que llamó alguna vez a Morales “excelentísimo asesino”–, causó escándalo la semana anterior al referirse al mandatario como “mi presidente” y negar su apoyo a ambas fórmulas opositoras: “Si no estoy con Manfred ni con Samuel es por cuestión de principios, es por una cuestión de que no creo en esos liderazgos, eso queda claro”.

La frase completa sobre Evo Morales fue: “No comulgo ideológicamente con él pero es mi presidente, democráticamente Morales es el presidente y si el presidente me invita a mí a tener una reunión públicamente… yo tengo que aceptarlo, es mi obligación y es el respeto que le debo a la democracia”. Y lo que sería una sensata expresión de tolerancia política en cualquier contexto de normalidad democrática, enfureció a los sectores más radicales, que acusaron a Costas de traición a Santa Cruz y de tejer bajo la mesa acuerdos con el MAS en el marco de su campaña por la reelección como gobernador.

Morales sabe que es en el oriente boliviano donde se jugará la posibilidad de obtener los dos tercios. Por eso, como tituló en su tapa el diario estatal Cambio, allí la campaña es “casa por casa”. Por eso el MAS –a través del candidato a segundo senador y líder campesino Isaac Ávalos– concretó una jugada tan audaz como peligrosa: la incorporación, con bombos y platillos, de barrabravas del Blooming y el Oriente Petrolero, y de dirigentes de la Unión Juvenil Cruceñista que en 2008 tomaron violentamente las instituciones del Estado central y agredieron en las calles, a golpes, a simpatizantes oficialistas. Aunque hay malestar en las filas del MAS cruceño, después del visto bueno de Evo Morales a la jugada nadie se anima a hacer públicas sus críticas. De la misma forma, el ex director departamental de Seguridad Ciudadana del gobierno departamental, Jorge Aldunate Salvatierra, y Edmundo Arias, ex integrante del cuerpo de seguridad personal del prefecto Costas, firmaron un acuerdo para apoyar al partido de Evo Morales en las elecciones del 6 de diciembre. Como dijo García Linera, “todos, hasta los (opositores) más radicales, tienen lugar en el proceso de cambio”.

En La Paz, donde según las encuestas el apoyo a Evo supera el 60 por ciento contra un 4 por ciento de Reyes Vila, la campaña parece ser pan comido. Pero buscando los dos tercios que le permitirán al gobierno nombrar autoridades judiciales y aplicar la nueva Constitución sin oposición, Morales lanzó una campaña contra el voto cruzado (corte de boleta). Las organizaciones sociales se quedaron con las candidaturas a diputaciones uninominales, pero los equilibrios corporativos y territoriales no siempre dejan contentos a todos, por lo que muchos de los perdedores amenazan con votar a Evo pero no a los candidatos locales. Y lo mismo ocurre con la pelea con partidos aliados del MAS, como el Movimiento sin Miedo, del alcalde paceño Juan del Granado, quienes encabezan varias circunscripciones. Pero ahora, como dijo el jefe del Estado plurinacional, para alinear a los díscolos, “el voto cruzado es traición”.

* * *

Como constata el ex ministro de Hidrocarburos Andrés Soliz Rada, “la actual plataforma (electoral) del MAS es la antítesis de la Constitución (aprobada) en Oruro. Ofrece un gran salto industrial, carreteras, trenes, ferrocarril bioceánico, aeropuertos, hidroeléctricas, fundiciones, plantas de etano, etileno, metanol; producción agropecuaria en gran escala, seguro universal agrícola, empleo a raudales, educación digital… satélite de comunicaciones… valorizar la identidad nacional”.

Así, la propuesta electoral del MAS refuerza las ilusiones desarrollistas que cíclicamente reemergen en el imaginario político boliviano. Evo Morales ya consiguió espacio para el lanzamiento del satélite Tupak Katari –que se comprará a China– y según los spots llevará a Bolivia a “la era espacial de las comunicaciones” (agencia espacial boliviana incluida). El MAS promete un tren bala El Alto-Oruro y una serie de fábricas estatales (de papel, plástico, leche) además de la industrialización del litio, el nuevo recurso estrella.

Pero la discusión sobre el modelo de desarrollo no trasciende la reactualización de los sueños industrialistas de los años cincuenta, materializados en la famosa película Un poquito de diversificación económica, de Jorge Ruiz –icono del cine nacionalista revolucionario–, en el marco de una fuerte ambivalencia del actual presidente boliviano: un discurso eco-comunitarista en los foros internacionales y una prédica desarrollista sin muchos matices en el ámbito interno. El extractivismo sigue siendo el núcleo del crecimiento económico de Bolivia: los altos precios internacionales (incluido el actual auge minero: alrededor del 10 por ciento del PBI) le permitieron a Evo Morales acumular reservas internacionales récord de 10.000 millones de dólares, lo que –junto a una política macroeconómica muy prudente, bordeando la ortodoxia– mereció recientemente el elogio de la misión del FMI. Esa cantidad ingente de recursos permite a Morales llevar adelante una serie de programas sociales (Bono Juancito Pinto a los niños, Renta Dignidad a los ancianos, Bono Juana Azurduy a las mujeres embarazadas), y obras de infraestructura en los municipios –apoyadas por Venezuela– en el marco del plan "Evo Cumple", que genera un efecto similar al operado en el Brasil de Lula con la Bolsa Familia.

No parece demasiado alejada de la realidad la observación del sociólogo y ex ministro de Educación de Evo Morales Félix Patzi, quien distingue entre “liberales reformados” que manejan la gestión económica (“más que desde un protagonismo intelectual o político, desde la experiencia profesional, con fuerte influencia en las decisiones del gabinete de ministros”); ex izquierdistas que pasaron por ONG (“ex militantes de tendencias como el Partido Comunista, que realmente estaban muertos, y que con este gobierno comenzaron a revivir sin ninguna base social, pero están ahí”), y una tercera tendencia: “el indianismo o indigenismo”, con cargos relativamente marginales en el Estado (a excepción del canciller David Choquehuanca, quien mantiene una fuerte influencia en el altiplano aymara aunque está lejos de decidir los principales lineamientos de la política exterior) pero con una importante incidencia en la elaboración de la nueva Constitución. Con todo, lo que no está en duda es la continuidad de Morales por cinco años más, y quizás la clave del éxito sea el equilibrio entre el pragmatismo de la gestión y la utopía reflexiva emancipadora. O dicho de manera más brutal: salir del “estatismo sin Estado” que hizo fracasar los innumerables intentos previos de nacionalismo económico en este país andino amazónico.

Pablo Stefanoni es director de la edición boliviana de Le Monde Diplomatique.

Fuente: Brecha, Montevideo /
www.brecha.com.uy
Leer más
<< < 10 20 21 > >>