Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Brasil - Entre los países que más registran homicidios de jóvenes

22 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

4192750189_713c5c9e68.jpg

"Epidemia de la violencia" contra niños y adolescentes



Gilberto Costa y Guilherme Jeronymo
Agência Brasil
http://agenciabrasil.ebc.com.br/
Traducción de Correspondencia de Prensa


La nueva edición del Mapa de la Violencia, elaborado por el sociólogo  sociólogo Julio Jacobo Waiselfisz y editado por la Facultad de Ciencias Sociales (Flacso) y el Centro Brasilero de Estudios Latinoamericanos (Cebela), traza un grave alerta sobre lo que llama "epidemia de la violencia" en Brasil contra niños y adolescentes.
 
En un ranking de 92 países del mundo, apenas El Salvador, Venezuela y Guatemala presentan tasas de homicidio mayores que las de Brasil (44,2 casos en 100 mil jóvenes de 15 a 19 años). Los tres países tienen una economía menor que la brasilera, actualmente la 6ª mayor del mundo (según el Producto Interno Bruto), no disponen de un sistema de protección legalizado como el Estatuto del Niño y del Adolescente (con 22 años de existencia), ni programas sociales como el Bolsa Familia (que entre otras contrapartidas orienta el acompañamiento de la familia matriculando a los hijos en la escuela y manteniendo al día la vacunación).

La semana pasada, durante la apertura de la 9ª Conferencia Nacional de los Derechos del Niño y del Adolescente, la presidenta  Dilma Rousseff destacó que "una gran nación tiene que ser medida por aquello que hace por sus niños y adolescentes, y no por su PIB".
 
Las elevadas tasas de homicidios, según el coordinador del estudio, el investigador argentino Julio Jacobo Waiselfiz, muestran una triste realidad: Brasil y los países de América Latina son sociedades violenta. Para el investigador, el crecimiento de los datos guarda al menos una buena noticia: la mejora de la cobertura médica legal. "Datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) dan cuenta de que teníamos, hasta los años 90, algo en torno de un 20% óbitos que no era registrados. Los cuerpos desaparecían, algunas veces en cementerios clandestinos. Hoy se estima que ese índice retrocedió para 10%", afirmó.
 
Waiselfiz destaca todavía que las muertes en el tránsito podrían disminuirse. "Faltan mejoras en la infraestructura. Cuando analizamos los datos, percibimos que los países con más muertes en el tránsito tienen también las peores carreteras. Son muertes evitables", destaca, afirmando que las autoridades públicas tienen, ellas mismas, participación en esas muertes o las omiten.

El investigador destaca que las autoridades tienen culpa en un proceso delicado, que funciona como uno de los motores de la perpetuación de la violencia: la culpabilización de las víctimas. "Mujeres, niños y adolescentes son muchas veces culpados por los autoridades por estar expuestos a situaciones de violencia. Cuando el Estado es tolerante a esas situaciones", explica.

Las cifras presentadas confirman un diagnóstico hecho recientemente por Amnistía Internacional (AI). Según Atila Roque, director ejecutivo de AI en el país, "Brasil convive, trágicamente, con una especie de "epidemia de la indiferencia", una casi complicidad de gran parte de la sociedad, con una situación que debería ser tratada como una verdadera calamidad social. Eso ocurre debido a cierta naturalización de la violencia y a un grado aterrador de complacencia del Estado en relación a esa tragedia", resume en un trecho citado por el Mapa de la Violencia.
 
Según el informe de Julio Jacobo Waiselfisz, fueron registrados en Brasil  7.155 casos de violación entre 10,4 mil casos de violencia sexual (que incluyen acoso y atentado violento al pudor), la mayoría practicada por los propios padres (además de padrastros) contra las hijas de 10 a 14 años; o por conocidos próximos (como amigo o vecino) en el caso de jovencitas de 15 a 19 años.
 
El abuso sexual agrava los riesgos de violencia doméstica. Según datos del Ministerio de Salud, analizados por el Mapa de la Violencia, la residencia es el principal lugar de agresión declarado en el socorro de las víctimas hasta 19 años. Más del 63% de los casos de violencia ocurren en el hogar y cerca del 18% en la vía pública.

Los datos analizados (relativos a 2010) también verifican que la violencia no se distribuye de manera uniforme por el país. El estado de Alagoas, con la mayor tasa de homicidios (34,8 homicidios por cada 100 mil niños y adolescentes), es diez veces más violento que  Piauí (3,6 casos). Maceió (capital de Alagoas), es la más violenta (con 79,8 homicidios).

Las estadísticas indican la concentración de la violencia en 23% de los municipios brasileros (casi 1.300 ciudades). De acuerdo con el Mapa de la Violencia,  4.723 municipios no registran ningún asesinato de niños y adolescentes en 2010.
 
Entre otras causas "externas" de muerte (diferentes de las muertes "naturales" causadas por problemas de salud), el informe llama la atención por las muertes en accidentes de tránsito.  Entre 2000 y 2010, la tasa de mortalidad de jóvenes de 15 a 19 años en el tránsito, creció  376,3% (de 3,7 para 17,5 casos en 100 mil).
Leer más

Brasil ¿Progresista ? ¿para quien ? - Diez mil súper ricos más en un año

22 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

2323433820_827a0e754b.jpg

 
Brasil y los golden boys

 
Mario Augusto Jakobskind, desde Río de Janeiro
Brecha, Montevideo, 13-7-2012
http://www.brecha.com.uy/

 
El número de millonarios alcanzó el año pasado en Brasil los 165 mil, 10 mil más que en 2010, un crecimiento de 6,2 por ciento, el mayor en términos porcentuales registrado en esta materia en las principales economías del planeta. Los datos están contenidos en un informe de las empresas de consultoría Capgemini y rbc Wealth Management y fueron publicados a fines de junio por el diario O Estado de São Paulo. Fueron consideradas millonarias las personas que disponen de al menos un millón de dólares para invertir. Brasil está en camino de superar, en números absolutos, a Italia, donde en 2011 había 168 mil millonarios, 2 mil menos que el año anterior, aunque la población del país sudamericano es muy superior a la del europeo.

En esta lista de privilegiados, que totalizan alrededor de 11 millones en el mundo, los chinos aparecen en el pelotón de vanguardia con 562 mil (contra 535 mil en 2010), sólo detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania. Brasil ocupa el lugar 11 en el ranking, superando a Rusia, Corea del Sur e India. En Estados Unidos, el número de millonarios se retrajo el año pasado, pasando de 3,104 millones a 3,068 millones (1,2 por ciento menos), y en el Reino Unido cayó de 454 mil en 2010 a 441 mil en 2011, un descenso de 2,9 por ciento.

Los millonarios brasileños están por lo general vinculados al negocio de los commodities. Entre ellos destacan Elke Batista, Antônio Ermírio de Moraes (Grupo Votorantim), Abílio Diniz (Grupo Pão de Açúcar) y la familia Moreira Salles (Banco Itaú Unibanco). Liu Ming Chung, brasileño de origen chino, es a su vez dueño de una fortuna superior a los mil millones de dólares. Batista sigue siendo el brasileño más rico entre los ricos, a pesar de que abandonó esta semana la lista de los 20 más poderosos del planeta luego de que las acciones de una de sus empresas, la petrolera OGX, perdieran más de la mitad de su valor en la Bolsa de San Pablo.
 
Según la consultora Economática, en junio las siete empresas de Batista con acciones negociadas en la bolsa acumularon una pérdida patrimonial de más de 10.000 millones de dólares, y 5.000 millones más en el resto del año. En la lista de millonarios de la agencia Bloomberg, Batista perdió siete lugares en dos días, pasando del lugar 14 al 21. La revista Forbes lo había situado en el séptimo puesto de su escala cuatro meses atrás, en marzo, pero lo pasó ahora al 46, al evaluar que su fortuna se redujo de 30.000 a 15.000 millones de dólares.
Leer más

Uruguay - La lucha continúa, porque la injusticia también lo hace.

22 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

mujica-20cortina.jpgCIRCULAR DE OPINIÓN

OSL - 19 DE JULIO - 2012

             

"No olvide que los obreros son los únicos productores de riqueza.

Somos nosotros, los obreros, los que hacemos marchar las máquinas en las industrias,

los que extraemos el carbón y los minerales de las minas,

los que construimos ciudades…

¿Por qué no vamos, pues, a construir y aún en mejores condiciones

para remplazar lo destruido? (…)

a nosotros no nos dan miedo las ruinas,

porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones.

Ese mundo está creciendo en este instante"

Buenaventura Durruti

 

La lucha continúa, porque la injusticia también lo hace. Y aunque en el Uruguay de hoy la torta crezca, son poquitos los que se están llevando lo más grande. Para el pueblo, las migajas, mentiras y por las dudas, represión. Y mientras las desigualdades se profundizan, el discurso político y mediático se vuelve cada vez más reaccionario y policíaco. Van al seguro de paro cientos de compañeros de la industria textil, también van cientos de Pluna, pero el inversionista, aunque la empresa se funda, siempre sale bien parado, sobretodo si tiene amigos en el gobierno. La tierra se concentra en pocas manos y los agrotóxicos campean, pero a los cañeros se les niega. Al pobre se lo criminaliza y margina, y se lo reprime sin miramientos por ser pobre, y si además es joven, con más saña se le da. A los que nos sirven basura a diario a través de las frecuencias de televisión se les premia con privilegios legales frente a la competencia, pero a los compas que laburan de sol a sol con su carrito, reciclando para llevarle algo de comer a sus familias se los persigue... Por todas estas cosas seguimos en la lucha, y luchando recordamos a los que nos precedieron y señalaron el rumbo, a pesar de sacrificios y derrotas.

 

Cuando el fascismo intentó frenar el avance popular español aquel 19 de julio de 1936, el pueblo contratacó tomando en sus manos las riendas de la producción económica y barriendo, en muchas zonas de España, con toda forma de poder autoritario y de explotación económica. Mujeres y hombres de la clase trabajadora obrera y campesina, pusieron manos a la obra en la construcción de un proyecto de Poder Popular que aún hoy ilumina… En vastas zonas del país se levantaron proyectos autogestionarios de gran alcance, dirigidos por los trabajadores a través de sus organizaciones sindicales. Barcelona se convirtió en el epicentro de este movimiento, con la casi totalidad de su actividad económica, en la que se destacaba lo industrial, en manos de los trabajadores autoorganizados, prescindiendo tanto de los patrones privados como del Estado.

 

Las tierras de la campaña aragonesa fueron ocupadas por los campesinos, quienes los pusieron a producir de manera colectiva y solidaria, a través de infinidad de colectividades agrarias.

 

La lucha autónoma y la acción directa de mujeres y hombres del pueblo español explotado fueron cruciales durante la revolución, manifestándose tanto en la organización de las milicias que peleaban con el fusil en la mano contra el fascismo burgués, como en la ocupación masiva de tierras y su inmediata colectivización, así como en las fábricas gestionadas por los propios obreros para sustentar una nueva economía basada en la equidad real. Esta experiencia clasista y revolucionaria, es hasta el día de hoy un ejemplo para todos aquellos que sufrimos con la injusticia y luchamos por un mundo libre e igualitario. La revolución española, junto a otras experiencias de la historia de las luchas populares, es una demostración más de que el socialismo no solo puede, sino que debe construirse desde abajo y de manera libertaria. No olvidaremos jamás el papel nefasto y criminal que jugaron aquellos que buscaron manipular la lucha popular para ponerla al servicio de fines partidarios, aquellos que pusieron trabas y reprimieron las experiencias más avanzadas del pueblo español bajo un discurso seudoprogresista para complacer fines ajenos a los intereses de los trabajadores, aquellos que utilizaron un discurso supuestamente popular para encaramarse en el poder y llevaron a la derrota del pueblo organizado, a la victoria del fascismo. El autoritarismo y la complicidad con la burguesía de aquellos que se creyeron guías del pueblo sellaron la derrota de las esperanzas de libertad. Tampoco olvidaremos que las colectividades agrarias de Aragón, las industrias sindicales de Barcelona y Valencia, las milicias antifascistas y los comités de resistencia de toda España, fueron construcciones elaboradas en el seno del pueblo, de los sindicatos obreros y campesinos, al calor de las masas, y expresaron los intereses más profundos de estas. No fueron meras elaboraciones de minorías iluminadas por una retórica dogmática de socialismo o anarquía, sino auténtica creación original de las propias masas en diálogo con lo mejor de la teoría revolucionaria.

La Revolución Española fue también la lucha internacionalista. Porque la lucha que atravesaba esa revolución es la lucha que hasta el día de hoy y en todas partes divide al mundo de manera explícita o encubierta: la lucha entre los que tienen y entre los que no, entre los que mandan y los que están obligados a obedecer. Desde el seno del pueblo trabajador de las más diversas regiones del planeta (entre las cuales el Río de la Plata no fue una excepción), gremios, sindicatos, organizaciones culturales y comités de apoyo dieron su ayuda incansable a los obreros y campesinos españoles, enviando dinero y materiales, haciendo propaganda, enviando a miles de sus militantes a España, a luchar contra el fascismo y por la revolución. A esas mujeres y hombres que con su ejemplo de solidaridad y entrega barrieron las fronteras de los estados, también los recordamos y homenajeamos cuando traemos a la memoria la gesta española.

Aunque el tiempo haya pasado desde entonces, los sueños de justicia y libertad que movilizaron a aquellas mujeres y hombres siguen vigentes. En este nuevo aniversario, el recuerdo de aquellos que con sus vidas escribieron una de las páginas más heroicas de la lucha popular nos da calor para soportar el difícil invierno de las injusticias y la explotación. La lucha de aquellos compañeros en España nos demuestra que el socialismo debe ser libertario si quiere ser una verdadera alternativa para el pueblo trabajador, y que solo desde el pueblo y en las organizaciones sociales y económicas de lucha que este se da se construyen los cambios revolucionarios. Ni en lo electoral ni en lo vanguardista, es en la construcción obstinada y autónoma de Poder Popular donde se gesta el futuro.

En la memoria popular que se organiza y lucha contra la dominación y por la libertad siempre estará el ejemplo de aquella experiencia de construcción revolucionaria de las masas trabajadoras de la España obrera y campesina. Porque sabemos, que así como la clase trabajadora se levantó en España, y en tantas otras partes, y tantas otras veces, los trabajadores volveremos a levantarnos, volveremos a barrer con nuestro puño las injusticias, y esta vez sin vuelta atrás, construiremos sobre las ruinas de este sistema injusto el mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones.

Por el socialismo y la libertad!

ORGANIZACIÓN SOCIALISTA LIBERTARIA


http://osl-uruguay.weebly.com

Leer más

Salir del euro, la mejor opción

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Entrevista a Pedro Montes

 

 

Miguel Riera

El Viejo Topo226279590_b6f63fc8bd.jpg

 

 

Empiezan a oírse voces entre los economistas que plantean, como única salida realista –y dolorosa– a la crisis, el abandono de la moneda única. Pedro Montes fue de los primeros, si no el primero, en advertir de las graves consecuencias que arrostraría España tras la adopción del euro y la forma exclusivamente mercantil con que se estaba construyendo la Unión Europea; y a la vista está que Europa constituye el nudo de la cuestión de la compleja crisis española. La entrevista tiene un carácter polémico indiscutible, pero también muy necesario.

Hace años, en una entrevista publicada en esta revista, aseguraste que España se encaminaba bien al caos, o bien a la catástrofe. Utilizabas también en un artículo por aquellas fechas la expresión “callejón sin salida”. Me pregunto qué piensas ahora al respecto. ¿Caos, catástrofe, callejón sin salida?


No hace tantos años, Miguel, era marzo de 2010, lo que sucede es que la crisis económica es voraz y va muy deprisa. Traté de decir en aquella ocasión que, teniendo en cuenta la evolución de la economía española tras la creación del euro, cuando ya se había incurrido en un déficit enorme de lo que se llama la balanza de pagos por cuenta corriente y, por tanto, se había acumulado una deuda exterior insostenible, el país se enfrentaba a un dilema: o se mantenía en el euro y se encaminaba al desastre o asumía el paso convulsivo de desligarse de la moneda única. Caos y catástrofe, o catástrofe y caos. Decir entonces que el país se encontraba en un callejón sin salida era una forma de resaltar la angustiosa situación, bien entendido que las sociedades siempre encuentran una salida, por dramáticas que a veces sean las soluciones. El dilema sigue vigente, pero la perentoriedad es más aguda y también todo se ha clarificado. En mayo de 2010, como todo el mundo sabe, Zapatero dio un giro radical a su política, con recortes y ajustes, una reforma laboral y la deleznable reforma de las pensiones, que contó, no debe olvidarse, con el respaldo de las direcciones de CCOO y UGT. Posteriormente, y en apenas pocos meses, burlándose de los ciudadanos, el gobierno del PP ha emprendido un conjunto de reformas que, aparte de acentuar la política del PSOE, son de una agresividad, y se podría decir crueldad, que han dinamitando el pacto social surgido de la transición tras la muerte del dictador. Ha sobrevenido un desastre económico, social y ya también político, de modo que la disyuntiva en estos momentos es si continuamos directos por el camino al infierno, Grecia ya está en él, o recuperamos una moneda propia y un banco central propio para afrontar la crisis. La UE nos ha trazado una siniestra ruta que de aceptarla implicaría una especie de suicidio colectivo.

Vayamos por partes. Parece evidente que las fuerzas políticas mayoritarias (por no decir todas, porque todavía no se oye a ninguna de ellas exigir la salida del euro) están por tragar lo que haya que tragar para mantenerse en la moneda única. Si finalmente se decide seguir en la eurozona, ¿qué porvenir le queda reservado a los españoles? ¿Cuántos años de sufrimiento nos esperan?

En efecto, hay muchos datos, declaraciones y hechos –no olvidemos la nocturna e infame reforma de la Constitución– que dejan sentado que tanto el PP como el PSOE consideran el euro como irreversible, lo cual constituye el fundamento de la estrategia política que siguen. Es el acuerdo básico que comparten entre ellos, al cual se suman sin restricción alguna –fuera de las maniobras políticas ante tal o cual asunto– CiU y el PNV. A partir de ahí entramos en un gran problema político: la posición de la izquierda ante el dilema de la crisis. Y digo de la izquierda incorporando a ella a los sindicatos mayoritarios.

Nuestro país no puede sobrevivir en el euro y, con independencia de lo que quiera el centro derecha y piense mayoritariamente la izquierda y muchos de sus dirigentes, la desvinculación de la moneda única es inexorable

No se enteraron de lo que implicaba, económica y socialmente, la moneda única, y siguen sin querer saber las consecuencias que tendrá. Viven pensando que la crisis actual es un accidente que tendrá pronto remedio, que el pasado volverá y que todo lo que es necesario es ponerle un ápice de política social a la estricta política económica necesaria para remontar la situación. Se alaba la austeridad y se reconoce que es inevitable disminuir el déficit público, como si esa fuera la cuestión fundamental. Izquierda Unida, que tuvo el honor de oponerse a Maastricht con un debate muy rompedor en su seno, defiende ahora una salida progresista a la crisis, pero se queda sin respuesta, como pasó en el debate de investidura, cuando Rajoy contestó que muy bien, pero que los inversores extranjeros no nos prestaban dinero si no se acometían ajustes y recortes. Si la salida progresista de la crisis, que también desean los sindicatos, fuera posible y sencilla de practicar, ¿alguien piensa que no la hubiera aplicado el PSOE, e incluso el PP, aunque en este caso hay que introducir otras consideraciones políticas? Las perspectivas, desde mi punto de vista, son muy negras, al punto de que he llegado escribir un artículo afirmando que la crisis todavía no ha empezado.

Pues vaya…

Estamos no en el borde, sino cayendo por un precipicio cuya profundidad no se conoce. No es posible hacer pronósticos sobre el tiempo, así que todos los anuncios de brotes verdes son mentiras. Ahora bien, tengo la convicción de que nuestro país no puede sobrevivir en el euro, y que, con independencia de lo que quiera el centro derecha y piense mayoritariamente la izquierda y muchos de sus dirigentes, la desvinculación de la moneda única es inexorable. Cuándo y cómo se producirá, no lo sé. Ya he dejado de discutir si la alternativa mejor de la izquierda es procurarse una Europa que corrija los principales defectos y carencias de Maastricht. La unidad construida no es reformable y las consecuencias que ha comportado no son superables. El tiempo, pronto creo, dirimirá la cuestión.

Tratemos de verlo desde el punto de vista de los que quieren seguir en el euro. Imaginemos que fuera posible, ¿cuál sería el coste? Al final, las deudas hay que pagarlas… ¿a cuánto nos tocaría por cabeza?

El núcleo del problema es el endeudamiento de todos los agentes económicos, o su alto “apalancamiento”, como también se dice. Las familias deben mucho en relación con su renta disponible. Las empresas tienen una relación muy desequilibrada entre su capital propio y ajeno. La banca tiene muchas deudas contraídas y sus activos, muy ligados a la vivienda, suelo y promotores están sobrevalorados, son muy ilíquidos, tienen poca rentabilidad y sus plazos de amortización están desajustados con el calendario de sus pasivos. Las instituciones públicas no tienen ingresos suficientes para cubrir sus gastos y los compromisos de las deudas que tienen contraídas. Y el país en su conjunto, resultado de los grandes déficits de la balanza de pagos y una actividad financiera global disparatada, tiene unos pasivos frente al exterior que superan los 2,3 billones de euros, esto es, casi 2,3 veces el PIB.

¿Y cómo hemos llegado a eso?

El origen de esta situación tiene que ver con el euro. Una vez implantado y conectados los mercados financieros se obtenía financiación a raudales en los mercados internacionales y a tipos de interés muy bajos, puesto que todas las emisiones se hacían en una moneda común que no hacía distingos por países, pues ya no había que cubrir los riesgos de devaluación de las monedas de los países más débiles. Los tipos de interés de la deuda pública alemana y la deuda pública española eran parecidos. Esta situación duró hasta el estallido de la gran crisis financiera internacional que desató la quiebra del banco estadounidense de inversiones Lehman Brothers. Durante ese tiempo nadie cayó en que se estaban produciendo desequilibrios muy profundos en las relaciones económicas de los países euro, y por tanto que algunos de ellos estaban acumulando deudas insostenibles. Los más ilusos, que hubo muchos, llegaron a pensar que con el euro se había inventado algo maravilloso: se podía crecer y acumular déficits porque con la moneda común no había problemas de financiación.

Se había encontrado la lámpara de Aladino…

Todo cambió radicalmente con la crisis financiera. Los canales de financiación se cerraron, los mercados dejaron de operar, del clima de euforia financiera se pasó a otro tormentoso, y la situación de cada agente económico y de cada país pasó a examinarse con lupa. Las primas de riesgo de la deuda soberana de los países del euro empezaron a ensancharse, dependiendo de la solvencia que otorgaban los mercados a cada uno de ellos, y, por supuesto, los más endeudados se complicaron la existencia, ya que se les encareció crudamente la financiación. Todo es conocido, Grecia, Portugal, Irlanda… España. Hay un momento en la vida de los deudores en que la deuda los devora. Por elevada y por costosa ya no pueden hacerle frente, y esto vale para familias, empresas, bancos, Estados y países. En mi opinión, nuestro país ya está devorado por la deuda, y por ello, no logro imaginarme que continuemos en el euro con normalidad. Fíjate bien que para hacer frente a la deuda externa, para pagarla poco a poco sería preciso que nuestro país tuviera un excedente de la balanza de pagos por cuenta corriente, y todavía tenemos un déficit a pesar del hundimiento de la economía y de los millones de parados acumulados.

Del mismo modo, el sector público para reducir su deuda necesitaría tener superávit, y ya se ve lo difícil que es reducir el déficit y el círculo vicioso en que se entra cuando los ajustes y recortes se imponen, pues se ahonda la recesión y disminuye la recaudación fiscal. Ahora, engañosamente, la política económica está dirigida a equilibrar las cuentas públicas, y hasta la saciedad nos cuentan que la reducción del déficit es condición necesaria para remontar la crisis y, cómo no, para empezar a crear empleo. Digo engañosamente, porque siendo verdad que hay problemas para financiar el déficit y que mientras exista se agrava el endeudamiento del sector público, las cantidades en que puede reducirse son insignificantes con respecto a la deuda acumulada. La disputa entre el gobierno de la Unión Europea por fijar el montante del déficit publico décimas arriba o abajo, que finalmente quedó en el 5,3% del PIB para este año, es ridícula pensando que el endeudamiento público equivale –más o menos, las cifras reales son un misterio– al PIB anual. Algo así como discutir 10.000 euros cuando se debe 1 billón.

Tengo la impresión de que la gente sabe que estamos ante una crisis grave, pero que desconoce la magnitud de la tragedia.

Es evidente que se manipula a la opinión pública y que se aprovecha el problema marginal del déficit público para justificar la brutal política de recortes que se está llevando a cabo y que es inútil porque deja el problema de fondo intacto, si no agravado. Todo esto que cuento deja sin interés la pregunta de cuánto tendremos que aportar cada uno por la deuda. La crisis no es un cociente con un numerador que, por lo demás, no sabríamos cuál es: ¿los pasivos exteriores?, ¿la deuda pública? Lo del “per cápita” en sociedades tan profundamente desiguales es una entelequia. La crisis es un clima, una situación, donde el sufrimiento personal alcanza una casuística tan enorme que no hay comparaciones posibles. Un parado pagará poca deuda. Un desahuciado es posible que se libre de la hipoteca, pero se ha quedado sin casa. Un inmigrante irregular no tendría que preocuparse del déficit público, pero puede morir en la calle sin asistencia. Más vale ver con este prisma la crisis que haciendo operaciones aritméticas cuyos resultados no dicen nada. Me dijiste antes eso de que al final las deudas hay que pagarlas. La deuda abre cuestiones cruciales en estos momentos, que seguro deseas que comentemos. Te avanzo: las deudas hay que pagarlas si se puede.

Pero no se puede, eso se desprende nítidamente de lo que acabas de decir. Adelante con esas cuestiones cruciales…

Veamos. La economía española no puede generar los recursos para hacer frente a su posición deudora exterior, ya te he indicado que sería necesario registrar superávit de la balanza de pagos. El Estado a duras penas corrige su déficit y cada vez le resulta más difícil encontrar financiación para taponar los muchos agujeros que debe cubrir para que el país no sea declarado en bancarrota (ahí está el caso de Bankia y los 23.000 millones, o más, para rescatarlo). Las emisiones de muchas comunidades autónomas están valoradas como bonos basura.

El sistema bancario está en quiebra. La calificación de las emisiones de los bonos y acciones de las empresas importantes se rebaja cada día. La morosidad crece y los desahucios también. Este es el cuadro actual, pero lejos de ser estático tiende a empeorar por la recesión y porque la desconfianza que suscita la economía española es completa, dentro y fuera del país. La prima de riesgo de la deuda pública crece incontenible y con ella todos los tipos de interés aplicados a las empresas y entidades españolas, que son las que soportan la mayor parte de la deuda externa. De los 2,3 billones que he citado, 2 billones corresponden al sector privado.

Con esta perspectiva, los defensores de permanecer en el euro, entre ellos la cúpula del gobierno –para Rajoy el euro es irreversible, para el ministro de Hacienda, Montoro, la solución es más euro y más Europa– buscan desesperados en Europa y ya también en Washington fondos para sostener la situación. Se muestran renuentes a utilizar la palabra rescate, pero en el fondo saben que cualquier aportación financiera significa estar intervenidos y someterse a las directrices que emanen de los prestamistas. De hecho, desde mayo de 2010 la política económica depende de las instituciones europeas y las presiones de los mercados, y todo indica que se acentuará en lo inmediato. Ser rescatados no es fácil por la enorme cantidad de euros que se requieren, pero haciendo de la necesidad virtud, es posible, con el argumento de que España es demasiado grande para dejarla caer, que transitoriamente se evite la catástrofe.

¿Transitoriamente?

Transitoriamente, porque la palabra “rescate” es engañosa, o más duro, falsa. Ahí está otra vez Grecia como caso pionero. Cuando “rescatan” a un país no lo salvan de su precariedad y angustia, sino que “le echan el guante”, lo maniatan, lo aprisionan y lo someten a todo tipo de humillaciones y barbaridades, incluida la de pasarle por encima y despreciar a las instituciones democráticas. Siempre amenazados, continuamente vigilados, los países rescatados se van hundiendo económica y socialmente en un abismo que no parece tener fondo. No tendrá que ser diferente en el caso de España y cabe añadir un matiz a esta degradación.

Lo mejor para nuestro país, para la inmensa mayoría de los ciudadanos, sería desvincularse del euro y recuperar soberanía e instrumentos de política económica.

El país “rescatado” no se libera de sus deudas sino que estas aumentan y se hacen más onerosas. Por así decir, el “rescate” implica una agonía sin fin. La otra alternativa, la de desligarse del euro y recuperar muchos de los resortes con que ha contado la política económica históricamente para llevar a cabo las políticas necesarias que reclama la sociedad, conmocionará sin duda alguna al país.

Es muy difícil calibrar todas las consecuencias que desatará esa salida, pero frente al rescate, tras un período difícil, muy difícil y complejo si se quiere, no hay que engañarse, abre todas las oportunidades para recuperar y rehacer el país. Algún lector avispado preguntará inmediatamente: ¿y qué pasará con la deuda externa que además se elevará considerablemente en términos de nuestra nueva peseta tras la devaluación que tendrá lugar? Por mi parte, no puedo afirmar otra cosa que la salida del euro lleva aparejado inevitablemente el impago de la deuda, con los matices que puedan incorporarse. Palabras mayores, un grave problema, pero irresoluble de otra forma.

¿Y cuál crees que sería el impacto en la UE de una salida del euro por parte de España? ¿La seguirían otros países? ¿Podría significar el fin del euro?

Sin duda muy importante por el peso económico y financiero de nuestro país. Las fichas del dominó no son todas iguales, y tras Grecia, Portugal e Irlanda la caída de España, bien en la versión rescate o bien con la salida del euro, conmovería los cimientos de la unión monetaria, tanto más cuanto que se sabe que cuando se resuelva nuestro caso espera el de Italia. El disparatado proyecto del euro aún dará muchos quebraderos de cabeza a los dirigentes europeos. Acabo de leer una entrevista con Jacques Sapir, un reconocido crítico de la unión monetaria y un abanderado de la “ desglobalización”, cuyas palabras a una pregunta sobre si la crisis financiera de la UE podría afectar a Francia se pueden compartir y son las siguientes (resumo): “La crisis financiera ya ha contaminado a Francia. La prima de riesgo con Alemania alcanza ahora más del 1,3% o 130 puntos básicos. Es una diferencia idéntica, e incluso superior, a la que existía antes de crear la zona euro. De hecho, la única ventaja del euro –poder pedir prestado a tipos globalmente equivalentes a los alemanes– ha desaparecido.

La salida del euro lleva aparejado inevitablemente el impago de la deuda, con los matices que puedan incorporarse; palabras mayores, un grave problema, pero irresoluble de otra forma

La cadena de contaminación de la crisis es muy conocida. La situación de Grecia ejerce una influencia directa sobre Portugal. Una degradación de la situación portuguesa tiene consecuencias nefastas para España, y eso entraña la degradación de la situación financiera de Italia. Sin embargo, las situaciones en esos países son muy diferentes y esas diferencias hacen que, estructuralmente, no debería haber contaminación porque los problemas de los países son distintos, incluso aunque tengan el mismo origen: el euro. El euro ha sido el causante de que España se haya desindustrializado y especializado en los servicios y la construcción; y de que Italia padezca un tipo de cambio sobrevalorado. Los tipos de interés son importantes en España y cruciales para Italia. Por eso los mercados financieros reaccionan, pasan de esas diferencias y surge la cadena de contaminación”. Sapir concluye: “Está claro que cuando España e Italia tomen dinero prestado por encima del 6%, habrá llegado el momento de cuestionar a Francia. Todos saben, aunque ahora no se diga, que si España e Italia se vieran forzadas a salir de la zona euro, Francia tampoco podría permanecer en ella”. Creo que tu pregunta queda así contestada. Se pueden hacer muchas hipótesis sobre cómo discurrirán los acontecimientos, pero quizá lo único cierto es que nadie ni ningún país está en condiciones de controlarlos y que con la tormenta desatada la zona euro no sobrevivirá con la configuración actual, pudiendo llegar a desaparecer.

La desaparición del euro o una eurozona en la que hubiera sido podado el sur, ¿qué efectos produciría en el dólar y la economía estadounidense?

Entramos en un terreno más especulativo y me muevo con una regla que sería: cuanto mejor le vaya al euro o a las monedas más fuertes que lo conforman peor le irá al dólar estadounidense. No es algo surgido de ninguna ley mecánica, sino de la interpretación de que el capitalismo está sufriendo un desequilibrio económico-financiero mundial que se resolverá por un reequilibrio que tendrá consecuencias geopolíticas. Por otra parte, los Estados Unidos en particular, debido a las enormes emisiones de deuda pública financiadas por la Reserva Federal para hacer frente a la crisis terrible que abrió la quiebra de Lehman en las finanzas y la industria del país, ha alimentado una burbuja de sus bonos que en algún momento tendrá que explotar.

Por decirlo de otra manera, hay pendiente una crisis del dólar cuyo estallido puede sobrevenir por diversos motivos, uno de los cuales desde luego es cómo se resuelva la crisis del euro. Estados Unidos es de lejos el primer país deudor exterior neto del mundo –el segundo, por cierto, es España–, y cuando se tienen unos pasivos brutos que superan los 18 billones de dólares es para estar intranquilos, ellos como país y el resto del mundo por los contagios posibles.

Siempre amenazados, continuamente vigilados, los países rescatados se van hundiendo económica y socialmente en un abismo que no parece tener fondo

Los principales acreedores exteriores netos del mundo son Japón, China y Alemania, un país este que, por su fuerza económica, puede tener veleidades de todo tipo y no es descartable que el euro suponga una rémora para sus planes, si bien, como especulamos, habrá quien sostenga que es el primer país interesado en mantener el euro como una moneda débil que facilita sus exportaciones y el excedente de su balanza comercial. Digo para concluir: había una carrera entre el euro y el dólar para ver a qué moneda le llegaba antes la crisis y los europeos nos hemos adelantado. Algunos malpensados incluso opinan que los estadounidenses azuzan la crisis del euro –hasta se cita al profesor Krugman por sus análisis críticos sobre la unión monetaria– para entretener a los mercados.

Volvamos a las consecuencias de permanecer en el euro. Los eurobonos, la unión bancaria, la cesión de más soberanía, un cambio en la política del BCE, el diseño europeo de políticas de crecimiento, el rescate bancario… ¿todo eso sería suficiente para que la crisis que atraviesa España se resolviese a medio plazo?

Me reafirmo en mi opinión. Creo que lo mejor para nuestro país, para la inmensa mayoría de los ciudadanos, sería desvincularse del euro y recuperar soberanía e instrumentos de política económica. Confío además en que esto sucederá inevitablemente y sería muy conveniente que Izquierda Unida y los sindicatos mayoritarios adoptaran como estrategia esa alternativa. La sociedad tiene mucho miedo, la opinión pública está muy manipulada, al punto de que, a pesar de los grandes sufrimientos que ya padecemos y las amenazas que se ciernen en el horizonte, todavía se siente pánico ante la idea de abandonar, no Europa, sino la unión monetaria. Pasa aquí y está pasando en Grecia.

Con todo, las encuestas hablan ya de casi un tercio de la población que culpa al euro de la crisis y quisieran desvincularse de él. Nadie representa políticamente a esa significativa minoría que podría ampliarse con facilidad con una buena explicación de lo sucedido y si se trabajase con seriedad en esa alternativa. Todos estamos opinando de la crisis europea cuando, en las circunstancias actuales, sería conveniente y legítimo dedicarse a pensar, aunque fuese como hipótesis improbable, en el escenario de no permanecer en el euro. Quiero añadir que el tiempo es un dato de la situación que hay que tomar en cuenta. Cuanto más se prolongue la caída en esta fase destructiva del tejido productivo, de la desaparición de empresas, de ruina económica, de acumulación de paro –un terrible problema en todos los órdenes– y de degradación social, será mucho más difícil y complicado recuperar el país y rehacerlo desde todos los puntos de vista. Ahora bien, como verás, esta es una versión española, considerando lo más deseable para nuestro país y nuestras gentes. Pero cabe preguntarse qué piensa Europa de la crisis del euro, de los peligros que entraña España y de lo que convendría hacer. Hay mucho ruido, propuestas, ocurrencias, disputas y controversias, lo cual prueba que hay también mucha desesperación y pocas ideas claras.

Querámoslo o no, la unión monetaria la conforman un conglomerado de países, con fuerza distinta, intereses contrapuestos, situaciones económicas, sociales y políticas muy diferentes y todos, en general, con problemas serios, cuyas sociedades reclaman a sus gobiernos soluciones que respeten en lo fundamental los intereses nacionales. Añádase que hay reglas, compromisos, pactos y casi una constitución para comprender que no todo es posible y que algunos cambios que se reclaman contradicen la esencia del proyecto de Maastricht, que es una unión monetaria sin fiscalidad común.La aparición de Hollande ha acentuado los contrastes existentes y la división potencial entre Francia Alemania, si bien podemos estar de acuerdo en que la quiebra del euro sería un gran fracaso de la burguesía “europea” que lleva apostando por este proyecto de Europa más de 30 años.

De modo que el fiasco es inevitable…

Sí. El fracaso abre una variante especulativa en la que no entro, pero coge a Europa en una débil posición ante los cambios mundiales que se están produciendo. Supongamos, pues, que se quiere lograr con los medios disponibles el “rescate” de nuestro país, más allá del actual rescate bancario. Eso significa que los países fuertes están dispuestos a pagar los costes de “salvarnos” en estos momentos.

Eso de la austeridad y el crecimiento es otra ocurrencia, un engañabobos: es imposible, con los brutales ajustes y recortes decretados y los que se bajaran para que nos “rescate” la UE, pensar en el crecimiento. Todo lo contrario: las cifras de paro seguirán incrementándose de modo pavoroso durante tiempo

Con los eurobonos, para Alemania, el país en mejor posición, se encarecerían sus emisiones actuales de deuda pública, cosa por la que no sienten ninguna pasión. ¿Y cómo se distribuyen los fondos obtenidos con los eurobonos? ¿Cuánto para España, cuánto para Portugal, cuánto para Francia? ¿Y por qué? ¿Más para España dado que su déficit público es mayor porque los españoles como media pagan muchos menos impuestos que los franceses y los alemanes? Y si el BCE ofrece liquidez generosamente al estilo de la Reserva Federal, aunque sea contradiciendo los fundamentos del Tratado de Maastricht y pasando por encima de la voluntad de Alemania, de nuevo: ¿qué criterios se siguen o que límites para cada país, teniendo en cuenta que los más incumplidores fiscalmente son los que más necesitan o que la banca española alimentó una burbuja inmobiliaria disparatada que enriqueció a muchos, entre otros a los propios bancos? No sigo, esto es una entrevista y no un libro.

Escuetamente ya te diré que no se en qué consiste la “unidad bancaria” y algo fundamental: bien, se superan estos momentos de tensión extrema en España, se la rescata, pero el problema de su enorme deuda como país permanece intacto, y la deuda pública irá creciendo en la parte asignada de los eurobonos o monetizada por el BCE. Como ves, todo muy sencillo, rápido y sin contraindicaciones. Para terminar: eso de la austeridad y el crecimiento es otra ocurrencia, un engañabobos: es imposible, con los brutales ajustes y recortes decretados y los que se bajaran para que nos “rescate” la UE, pensar en el crecimiento. Todo lo contrario: las cifras de paro seguirán incrementándose de modo pavoroso durante tiempo.

La idea de salir del euro, sin embargo, provoca el pánico tanto entre la clase dirigente como en la inmensa mayoría de la población. ¿Cómo tendría que hacerse, cuáles serían los pasos?

Sí, es verdad, pero le da mucho más miedo a la clase dirigente que a los ciudadanos, como he comentado al referirme a las encuestas. Y esto por varios motivos: tanto el PSOE como el PP hicieron y siguen haciendo del tema de Europa la espina dorsal de su política, sin valorar nunca su significado y sus consecuencias, cuando estaba claro que Maastricht era la clave de bóveda de un modelo neoliberal extremo de la construcción europea. Competitividad sin límite y, al mismo tiempo, sin tipo de cambio para afrontar las diferencias entre países, luego condiciones inmejorables para recortar salarios, precarizar el mercado laboral, imponer reformas fiscales regresivas, privatizar, desmontar el estado del bienestar… Mientras el PP se sentía en su medio natural, se entiende menos que el PSOE haya acabado abrazado a la unión monetaria con la misma pasión, y de ahí la crisis ideológica de la socialdemocracia y el ridículo que ha acabado haciendo entre los votantes.

Las capas dirigentes no son propicias a reconocer errores y menos a desaparecer cuando se equivocan tan radicalmente. Otro motivo está implícito en lo que acabo de comentar: ¡que maravilla de proyecto! Una década imponiendo políticas regresivas en lo económico y lo social para cumplir las condiciones de convergencia y poder formar parte de la zona euro desde el principio, luego la necesidad imperiosa de practicar recortes para no perder competitividad y ya con la crisis el sueño hecho realidad, con el PP a por todas librando una guerra económica contra los trabajadores y las capas sociales más desfavorecidas con ribetes fascistas.

Y todo el mundo callando…

Sorprende, desde luego, el silencio cómplice que han mantenido muchos expertos y analistas ante lo que ha ocurrido, así como el pánico que se ha instalado en la sociedad. Hay una cobardía manifiesta, como si no se quisiera afrontar la realidad y se prefiriese descender a los infiernos antes que pararse y ver si hay otra alternativa. Todos los que componen el orden establecido –las tertulias son un buen exponente– hablan de la necesidad inevitable de los ajustes y la reducción del déficit público como si fueran obligaciones impuestas por la naturaleza, como si el mundo acabase donde ellos alcanzan a ver, cuando sólo basta mirar un poco y comprender que cabe otra opción que consiste en volver a la situación previa al euro tal como la conocíamos hace sólo 14 años.

Mi confianza es que la lucha y la necesidad de ofrecer una alternativa acaben por hacer evidente que romper con la unión monetaria es inevitable. Estamos en la barbarie

No es la vuelta a la edad media ni a la autarquía. Puedo reconocer que los cambios producidos complican esa vuelta, pero no al punto de que la sociedad se condene a un período indefinido de sacrificios y desolación por no querer rectificar unos pasos en falso. La complejidad técnica de ello es innegable, pero del mismo modo que las dificultades técnicas no impidieron adoptar el euro tampoco ahora podrían impedir implantar la peseta. La nueva moneda tendría que sufrir una significativa devaluación y el Banco de España podría recuperar su prestigio perdido volviendo a sus viejas tareas de emitir y distribuir la moneda nacional. Si tiene suerte Grecia, siempre podrá servirnos de modelo.

Al pasar del euro a la peseta, las deudas en euros crecerían por efecto de la devaluación.

Sí, la montaña de la deuda ahí está y veo dos problemas fundamentales. Uno es si se podrá hacer frente a la deuda externa que tiene fundamentalmente el sector privado de la economía –aunque también hay unos 300.000 millones de euros de deuda pública en manos de extranjeros–, sobre todo después de elevarse su cuantía con la devaluación indicada de la peseta. Los euros que se deben valdrán más pesetas. No será posible, y aquí, en una economía de mercado, cada acreedor y deudor tendrá que correr con las consecuencias de sus decisiones en el pasado. Habrá mucha agitación en los mercados, desconfianza generalizada en el país y sin duda muchos impagos, razón por la cual se piensa que a nuestro país no se le dejará caer.

Leer más

Movimiento Popular venezolano marcha en Caracas en apoyo a Chávez

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Por un Programa Popular y Socialista

Este 26 de julio marcharemos por la Gran Victoria Popular con Chávez por siempre. A partir de las 9 de la mañana desde Plaza Venezuela miles de hombres y mujeres del campo y la ciudad marcharemos hacia la Asamblea Nacional a entregar las propuestas del pueblo para el Programa Popular Socialista de la Nación 2013-2019.

Asumimos el llamado del Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez a debatir y proponer nuestros planteamientos utilizando las herramientas metodológicas de la educación popular, realizando cientos de asambleas en las Comunas y Ciudades Comunales Socialistas en construcción a lo largo y ancho de nuestro país.

Producto de este debate colectivo y de base, hemos plasmado las aspiraciones y demandas de nuestro pueblo en un documento que hacemos llegar este 26 de julio a nuestro líder. Seguros estamos que estas ideas alimentarán aun más las líneas estratégicas que nos entregará nuestro Presidente en su inscripción como candidato de la Patria para las elecciones presidenciales del 7 de octubre próximo.

La marcha iniciará a las 9 de la mañana desde Plaza Venezuela, para seguir su curso hacia el centro de Caracas, donde el punto central de la actividad estará situado a un costado de la Asamblea Nacional, donde se desarrollará un acto político cultural con la participación de varios artistas de nuestro pueblo.

¡¡CON BOLIVAR DECIMOS TODO EL PODER PARA EL PUEBLO!!

CORRIENTE REVOLUCIONARIA BOLIVAR Y ZAMORA

Leer más

Uruguay - CRÓNICA DE UNA MINA ANUNCIADA

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

mujica-20cortina.jpg

El gobierno uruguayo decidió asociarse con la empresa minera Aratirí para la construcción de un puerto de aguas profundas en la cosa oceánica. Supeditar la viabilidad del puerto a la carga del mineral extraido, deja en segundo plano el estudio inconcluso sobre la viabilidad ambiental del proyecto Aratirí, que podrá imponer sus condiciones. Por esta vía, Uruguay quedará a merced de las empresas extranjeras de megaminería a cielo abierto que buscan aprovechar la actual coyuntura especulativa del mercado internacional de los metales.

por Víctor L. Bacchetta

El 14 de junio, el presidente José Mujica aprobó el informe de la Comisión Interministerial designada para estudiar la viabilidad de la instalación de un puerto de aguas profundas en la costa oceánica y ordenó por decreto al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) dictar los actos para el desarrollo del puerto a través de un contrato de participación público-privada (PPP). Ese mismo día solicitamos el referido informe, basados en la Ley de Acceso a la Información Pública, y el 13 de julio recibimos el resumen de sus conclusiones.

A pesar de ser solo una síntesis de las conclusiones, el documento oficial permite conocer aspectos sustanciales de la propuesta aprobada por el Poder Ejecutivo y hacerse una idea de los fundamentos de tan trascendente decisión. Trascendente porque los compromisos asumidos por el gobierno en ese acto tienen graves implicaciones para el país y su futuro, aunque la habilitación del puerto y su ejecución deben ser refrendadas por instancias de contralor y legislativas que pueden llevar incluso a que el proyecto no prospere.

Definición presidencial

El asesor presidencial Pedro Buonomo presidió la Comisión Multipartidaria sobre la Minería de Gran Porte y la Comisión Interministerial sobre el Puerto de Aguas Profundas.

La introducción del informe de la Comisión Interministerial (CI) aclara que sus cometidos no incluyeron la realización de un plan maestro del puerto de aguas profundas y agrega que esto “exige estudios técnicos especializados y multidisciplinarios, a partir de los estudios y análisis realizados”. Dicho lo cual la CI llegó a las siguientes conclusiones:

● Es necesario y conveniente contar con un Puerto de Aguas Profundas (PAP) en la costa oceánica del país, valorando especialmente la viabilidad y oportunidad para encarar esta obra en las actuales circunstancias;

● Se ha definido el lugar de implantación del PAP (en el balneario El Palenque) con una única intervención en el departamento de Rocha, el carácter multipropósito del mismo, y en forma preliminar, se han estimado los requerimientos espaciales, terrestres y acuáticos;

También de manera preliminar se han definido las obras básicas, (obras de protección, escolleras, dragados y muelles de atraque), apoyados en los estudios realizados por las distintas propuestas, antecedentes y conocimiento, con el objetivo de realizar una estimación de las inversiones requeridas.

La versión es textual y los subrayados son nuestros, para destacar el carácter preliminar de las definiciones del informe, que es reconocido por la CI. Pero el fundamento de un puerto son las cargas a ser transbordadas en el mismo y aquí es donde se comienza a revelar el trasfondo político esencial de la definición presidencial. Dice el informe:

“Las cargas potenciales que pueden ser canalizadas con inmediatez fáctica para el puerto de aguas profundas que se estudia, son las cargas provenientes de la explotación minera y las provenientes de la explotación de cereales y granos. A estas cargas se agregarían otras con el desarrollo futuro del puerto”.

Aratirí proponía una terminal portuaria exclusiva para embarcar el hierro. Con la decisión presidencial sería la base de apoyo para el desarrollo del puerto de aguas profundas.

Y prosigue: “La necesidad de captar cargas que justifiquen la viabilidad económica del PAP tiene su contraparte en buena medida en la industria minera, que necesita disponer de una logística portuaria adecuada para su desarrollo (…) La necesidad de contar con una terminal con profundidades del orden de los 20m coloca a las iniciativas de producción minera en un lugar protagónico en el proyecto de PAP. El emprendimiento de explotación minera Aratirí se encuentra en esas condiciones”(sic).

El informe menciona las potenciales cargas líquidas (petróleo y gas lícuado) que dependen de instituciones del estado uruguayo y las potenciales cargas contenerizadas dependientes del sector privado, pero son desarrollos posibles no colocados como determinantes.

En síntesis, la necesidad operacional y la viabilidad económica del puerto propuesto por el presidente pasa por la explotación minera y el proyecto de Aratirí. El financiamiento de esa obra que Mujica ha definido que, junto con la regasificadora, “geopolíticamente será la decisión más importante que tome este gobierno” se basa en la inversión prevista por la minera para la terminal portuaria que llevaría el hierro hacia los mercados asiáticos.

Con nombre y apellido

Con esa definición esencial, que colocaría al Uruguay simplemente al servicio de la minería a cielo abierto en gran escala para aprovechar la actual coyuntura especulativa del mercado internacional de los metales, el informe y las decisiones del gobierno se concentran en los pasos institucionales de ejecución de la obra para asegurarse que la empresa contratante sea Aratirí y asegurarle a la minera las condiciones de viabilidad de su proyecto.

“En el caso de la minería de gran porte, si el Estado siguiera un procedimiento estándar para adjudicar una Concesión o un proyecto de PPP portuaria, considerando la etapa actual del proceso en la que se encuentra, le llevaría un plazo no menor a 15 a 20 meses. Este plazo podría llegar a ser muy largo para Aratirí, lo que sumado a otras consideraciones, podría llevarlos a plantearse, hipotéticamente, a desistir del proyecto en Uruguay”, señala la CI.

Pero hay una manera de superar esta dificultad, según el informe: “la propia ley de PPP establece que los estudios previos se definirán de acuerdo a las características de los proyectos, por lo cual se puede reglamentar que los estudios previos necesarios para comenzar el proceso por la ley de PPP son los estudios ya realizados por la Comisión Interministerial. Es decir, los estudios considerados “preliminares” por la propia CI.

Y agrega: “… en un contrato de PPP entre el MTOP y la CND, se puede incluir que la CND pueda establecer acuerdos comerciales con usuarios, que asegurando una determinada carga mínima para la operativa portuaria, puedan negociar condiciones especiales de obras (…) Dentro de este régimen se podría llevar adelante la negociación de realización de obras por Aratirí”. Así, con reglamentación y contrato a medida, quedaría todo resuelto.

Cronograma incluido en el informe de la Comisión Interministerial donde se prevee en 5 (cinco) meses firmar el contrato de usuario del PAP con Aratirí.

Calculando los tiempos necesarios para que el Proyecto Valentines siga en pie, el informe de la CI incluye además un cronograma que prevé en 5 (cinco) meses la suscripción de un contrato de usuario del PAP con Aratirí. Esto explica la ofensiva publicitaria desplegada por la empresa en los últimos días, el aumento de la presión sobre los productores de Cerro Chato y Valentines que se han resistido a la entrada de la minera en los campos y los anuncios de la reanudación de las perforaciones exploratorias en aquella zona.

En resumidas cuentas, los procedimientos para la conformación institucional del PAP se someten a la necesidad de asegurar la viabilidad del Proyecto Valentines en los términos definidos por Aratirí. La aprobación de este informe, el envío del proyecto de habilitación al Parlamento y el decreto de expropiación de 458 predios en la zona de El Palenque, son decisiones que configuran un Contrato de Inversión, al estilo del firmado entre el gobierno uruguayo y Montes del Plata, ahora con la firma trasnacional Zamin Ferrous.

En este contexto, ¿cuál puede ser el papel que le queda por desempeñar a la Dinama como organismo evaluador y fiscalizador de estos proyectos de alto impacto ambiental? La clave puede desprenderse de las declaraciones del arquitecto Francisco Beltrame, cuando ya había sido designado pero todavía no había asumido como nuevo ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente: “Adecuar los tiempos del ministerio a los tiempos que demandan quienes esperan el producto de sus políticas”(sic).

Aratirí presentó el segundo Estudio de Impacto Ambiental (EIA), el 13 de octubre de 2011, y la Dinama dijo que le llevaría 18 meses el análisis. Este plazo se vio ampliado por falta de respuestas de la empresa a requerimientos adicionales de información. Con el nuevo PAP, Aratirí tendría que reformular su mineroducto y su terminal portuaria. ¿Cómo encajan en 5 meses los más de 10 meses que restan para el análisis de la Dinama, más la puesta de manifiesto del EIA y la audiencia pública que prevé la ley para aprobar el proyecto?

Es una misión imposible. La decisión de atar la viabilidad del puerto de aguas profundas a la firma de un contrato de carga con Aratirí, dejó en segundo plano el análisis de la viabilidad ambiental del proyecto minero cuya ejecución, al ser considerada imprescindible para la construcción del PAP, habilita a la empresa a imponer sus condiciones.

¿Quién es el nuevo socio?

Con esta decisión del Poder Ejecutivo no solo se subvierten los mecanismos previstos por la legislación para ejecutar proyectos y crear asociaciones público-privadas para gestionarlos con seriedad y eficiencia. Se ignoran la consulta a la ciudadanía y a comunidades afectadas por proyectos cuya magnitud y sus impactos trastocan sus medios habituales de vida y modifican significativamente y a largo plazo el modelo de desarrollo del país.

En este marco, también quedan al margen los acuerdos de la Comisión Multipartidaria que analizó las políticas para la Minería de Gran Porte. La decisión de privilegiar la asociación con Aratirí para viabilizar el PAP hecha por tierra la intención de aquellos que admitían el proyecto si se elevaban las exigencias ambientales. Igual suerte corren los que creían haber logrado acuerdos para imponer mayores exigencias económicas a la minera.

Y en este proceso sobrevuela una pregunta que es natural hacer en cualquier negociación, más cuando se trata de proyectos de desarrollo del país. Es una pregunta planteada ante tantos elementos confusos: ¿quién es Aratirí? ¿cuáles son sus antecedentes reales y su experiencia en los proyectos propuestos? En suma, ¿quién sería el nuevo socio del gobierno uruguayo en estas obras de gran envergadura? Desde hace tiempo circula un informe de un estudio jurídico uruguayo que responde así a esas preguntas:

Pramod Agarwal, presidente de Zamin Ferrous, con sede en la Isla de Jersey, un paraíso fiscal dentro del Reino Unido.

“Aratirí es Zamin, una empresa que se dice es propiedad de un magnate indio con antecedentes turbios en China y que no se sabe siquiera si es quien dice ser, o que representaría intereses de un personaje que controla la producción de acero de todo el mundo. Esa empresa Zamin se introduce en un proyecto en Brasil, manifiesta su voluntad de desarrollarlo, y termina vendiéndolo a un grupo internacional con un pasado y presente más turbio aún, y que tras una fachada de seriedad y gran volumen es investigado y acusado por impulsar sus negocios en base a servicios de lavado de dinero, privatizaciones fraudulentas y entrega de sus asociados de antaño a la boca de peces mayores”.

“¿Saben las autoridades uruguayas con quiénes pueden estar lidiando?”, se pregunta este informe. Es obvio que deben saberlo: hay denuncias realizadas por legisladores uruguayos y un proceso abierto por una fiscal. Si no lo supieran, evidenciarían su incompetencia para manejar las responsabilidades asumidas y para las que fueron elegidas. ¿Cuál fue el origen de la relación entre Zamin Ferrous y algunos gobernantes en el primer gobierno del Frente Amplio? Tal vez esta sea otra de las revelaciones sorprendentes que se reserva el ex-presidente Tabaré Vázquez para nuestro futuro o el de nuestros hijos o nietos.

De habilitarse el puerto de aguas profundas bajo tales condiciones, la consecuencia será la instalación en el país de una serie de proyectos especulativos de minería metalífera a cielo abierto en gran escala. Atrás de Aratirí (Zamin Ferrous) vienen San Gregorio (Orosur Mining Co.) y otras empresas extranjeras camufladas con nombres diversos y más de tres millones y medio de hectáreas pedidos. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que será el inicio de un saqueo depredador como nunca hemos conocido los uruguayos.

Leer más

Uruguay - PUERTO DE AGUAS PROFUNDAS / LA VERDAD OFENDE

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Leer más

El tóxico de Coca Cola que produce cáncer 4-methylimidazole, o 4-MI‏

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Grupo EEUU advierte por químico en Coca-Cola vendida en exterior

  1.  5946001495_41217e8261.jpg

Reuters) - El refresco de Coca-Cola vendido en varios países, como Brasil y Kenia, contiene un alto nivel de un químico relacionado con cáncer en animales, meses después de que la compañía realizó cambios a las bebidas ofrecidas en California, dijo el martes un organismo de control estadounidense.

El Center for Science in the Public Interest dijo que análisis de Coca-Cola en nueve países mostraron "cantidades alarmantes" del químico 4-methylimidazole, o 4-MI, utilizado
como un ingrediente del colorante de caramelo.

Se ha relacionado los altos niveles de ese químico con cáncer en animales. En marzo, Coca-Cola y su rival PepsiCo Inc dijeron que habían pedido a sus proveedores del colorante que modificaran el proceso de producción para cumplir con los requisitos de una iniciativa de California para limitar la exposición de las personas a químicos tóxicos.

Coca-Cola dijo en ese momento que comenzaría el cambio en California y luego extendería el uso del colorante reducido con el tiempo. Pero no especificó un plazo. La compañía reiteró el martes que el colorante en todos sus productos era seguro y que le había solicitado a los proveedores que cambiaran el proceso de producción.

Según el organismo, las muestras de botellas de California tomadas en la primavera boreal mostraron sólo 4 microgramos de 4-MI por 12 onzas. En California se debe colocar una advertencia si un alimento puede llevar a que una persona consuma 30 microgramos o más por día.

Pero las muestras tomadas en Brasil contenían 267 microgramos y las de Kenia 177 microgramos, dijo el grupo. Incluso en Estados Unidos, las muestras de Washington D.C. dieron 145 microgramos.

El director ejecutivo del grupo de control, Michael Jacobson, dijo que los consumidores en otros países beben menos refresco que los de Estados Unidos, por lo que tienen una menor exposición al químico.

"Pero ahora que sabemos que es posible eliminar casi por completo este cancerígeno de los refrescos cola, no hay excusa para que Coca-Cola y otras compañías no lo hagan en todo el mundo", dijo en un comunicado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) está considerando una petición de un grupo de control para prohibir el proceso que crea los altos niveles de 4-MI, pero dijo que no hay razón para creer que existe un peligro inmediato o a corto plazo para los consumidores.

Coca-Cola dijo el martes que aún trabajaba en la logística de introducir el nuevo colorante de caramelo. "Tenemos la intención de extender el uso del colorante modificado globalmente para que nos permita hacer más eficiente y simplificar nuestra cadena de abastecimiento, fabricación, y sistemas de distribución", explicó la compañía en un comunicado.

Una portavoz declinó especificar cuánto costará el cambio.

Fuente

http://ar.noticias.yahoo.com/grupo-eeuu-advierte-por-qu%C3%ADmico-en-coca-cola-123031001.html

Leer más

Monsanto invade Malvinas Argentinas

21 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

transgenico.jpgFUNAM INFORMA  

Fundación para la defensa del ambiente

Córdoba, jueves 19 de julio de 2012

 

 

  

 

 

Dedicado a Cristina Fuentes, in memoriam

Una Madre de Barrio Ituzaingó Anexo, una luchadora

 

Por

Prof. Dr. Raúl A. Montenegro, Biólogo

 

Presidente de FUNAM, Profesor Titular de Biología Evolutiva en la Universidad Nacional de Córdoba y Premio Nóbel Alternativo 2004 (RLA-Estocolmo, Suecia). E-mail: biologomontenegro@gmail.com - Teléfono: 0351-155 125 637

 

El título no es un juego de palabras. Describe una realidad inminente. En 1956 la empresa estadounidense Monsanto ingresó a la Argentina como productora de plásticos y en 1978 empezó sus actividades de acondicionamiento de semillas híbridas de maíz en Pergamino, provincia de Buenos Aires. Actualmente posee en nuestro país 5 plantas: dos procesadoras de semillas (Planta María Eugenia en Rojas, Planta Pergamino); una productora de herbicidas (Planta Zárate) y dos estaciones experimentales (Camet, Fontezuela) [1]. Ahora pretende instalar una tercera fábrica en la provincia de Córdoba y dos nuevas estaciones experimentales [2] [3].

 

La sede central de Monsanto está en el barrio de Creve Coeur en Saint Louis, en el estado de Missouri (Estados Unidos). Fundada por John Francis Queen en 1901 su primer actividad de envergadura fue la venta del edulcorante artificial sacarina a la empresa Coca Cola. Desde entonces ha generado y comercializado centenares de sustancias químicas, entre ellas plaguicidas como el DDT y el Agente Naranja (un herbicida y desfoliante con partes iguales de 2,4 D y 2,4,5 T usado en Viet Nam), agregados para transformadores como los PCBs y edulcorantes como NutraSweet. Contribuyó al desarrollo de las primeras bombas atómicas a través del Proyecto Dayton y de Mound Laboratories y al desarrollo de plásticos y electrónica óptica. Ingresó al campo de la producción de semillas y fue pionera en el desarrollo de organismos genéticamente modificados, OGMs (1982). Los OGMs tienen incorporados genes que los torna resistentes a la aplicación de plaguicidas e incluso a la menor disponibilidad de lluvias. 

 

Lamentablemente sus conductas irresponsables han sido casi tan numerosas como sus productos. Innumerables tribunales de distintos países han condenado a Monsanto por adulteración de datos y otras malas prácticas [1] [4]. Recientemente el Tribunal de Gran Instancia de Lyon, en Francia, condenó a Monsanto porque su plaguicida Lasso dañó la salud de un productor. Lasso tiene alacloro como principio activo y cantidades significativas del solvente monoclorobenceno. Precisamente, las muestras biológicas tomadas al afectado confirmaron la presencia de monoclorobenceno (2012).  

 

Sería ingenuo considerar a Monsanto como la única amenaza corporativa. Aunque maneja el 80% del mercado de las plantas transgénicas, es seguida por Aventis con el 7%, Syngenta (antes Novartis) con el 5%, Basf con el 5% y DuPont con el 3%. Estas empresas también producen el 60% de los plaguicidas vendidos en el mundo [5].

 

Monsanto ingresó a la Argentina como industria plástica primero, y como productora de semillas no transgénicas después [1]. Sin embargo, sus actividades productivas y comerciales crecieron explosivamente a partir de la decisión que tomaron varios funcionarios públicos de Argentina en una oscura reunión de la CONABIA, el organismo de la Secretaría de Agricultura de la Nación, el 21 de septiembre de 1995 [6] [26]. Ese organismo consideró que en lo referente a bioseguridad agropecuaria no había inconvenientes para que se comercializara la soja RR (Round-up Ready). Las cartas habían sido echadas sin previo debate público ni consulta. Argentina ingresó de la mano de Felipe Solá y un grupo de ignotos funcionarios a la experimentación abierta de organismos genéticamente modificados. Todos ellos aprobaron al enigmático vegetal de pequeña estatura el 25 de marzo de 1996 [6]. La piratería de Monsanto, que se había apoderado de los genes naturales de la soja con solo agregarle un gene clonado procedente de la bacteria Agrobacterium CP4 (el gen CP4 EPSP), ingresaba legalmente al país. En cuanto al glifosato ya había sido aprobado en 1977 por el SENASA, que lo revalidó en 1999 [27].

 

Hacia fines de la década de 1990 Argentina empezaba a pagar el precio de tener instituciones públicas y funcionarios poco serios, más preocupados por complacer a las corporaciones internacionales que en proteger la salud de los ciudadanos. En base al criterio de dosis letal 50 -absolutamente inapropiado para clasificar plaguicidas- el glifosato ya estaba incluido internacionalmente en la Clase Toxicológica IV: "productos que normalmente no ofrecen peligro". Esto parecía ahuyentar cualquier riesgo. No se consideraron entonces las consecuencias negativas de sus bajas dosis, pese a que ya existía suficiente bibliografía y sólidas alertas. Servilismo e ignorancia se combinaron para que durante los siguientes 15 años personas y ecosistemas formaran parte de un experimento abierto que las afectaría en forma silenciosa. Cientos de miles de bebés, niños, adolescentes y adultos fueron transformados en cobayos involuntarios y sin derecho a protesta. Pero no recibirían solamente glifosato y su derivado AMPA [28], sino también una larga lista de otros plaguicidas, entre ellos los insecticidas endosulfán y clorpirifós y el herbicida 2,4 D.             

 

Las puertas institucionales del país quedaron abiertas así para el cultivo masivo de la soja TH (comercialmente RR), y su herbicida asociado, todo ello en base a un raquítico expediente de 146 fojas que contenía información mayoritariamente aportada por Monsanto. A partir de allí la revolución transgénica local siguió los mismos caminos de parcialidad y de corrupción técnica que ya se habían registrado en otros países. El glifosato y sus derivados pasaron a interactuar luego con plaguicidas ya existentes y con nuevos productos, todos ellos autorizados por SENASA con la misma torpeza e insuficiencia técnica demostrada por la CONABIA. Al resto de la historia la conocemos todos. La oscura historia administrativa quedó sepultada por crecientes superficies de suelo argentino dedicadas a la agricultura industrial y por cuantiosos ingresos privados y fiscales, resultado de las exportaciones de soja y demás cultivos transgénicos.

 

Actualmente la patente de la semilla de soja TH y de otras especies resistentes a plaguicidas sigue perteneciendo a Monsanto, pero desde el año 2000 ya no es propietaria de la fórmula del glifosato. Esto explica porqué se multiplicaron industrias productoras en varios países del mundo. En Argentina se utilizan crecientes cantidades de glifosato chino, y plantas petroquímicas como Atanor –del grupo estadounidense Albaugh- lo produce localmente (glifosato II). Atanor fabrica también los peligrosos plaguicidas 2,4 D; 2,4 DB; MCPA, trifluralina, atrazina, simazina y dicamba además de participar en el negocio de los organismos genéticamente modificados. Como Monsanto, Atanor tiene su casa matriz –Albaugh- en el estado de Missouri. Esta diversidad de productores de glifosato torna cada vez más difícil el control de las composiciones químicas, que pueden variar incluso entre partidas de la misma fábrica y procedencia.   

 

Lamentablemente, algo ya funcionaba mal antes de que se produjese el boom de los cultivos transgénicos. Al aplicarse plaguicidas solo se tenían en cuenta las dosis letales –las que pueden matar directamente una persona- y se descartaban los efectos de las bajas dosis y la exposición crónica. Además, en un país sin registros de morbilidad y de mortalidad por causas generales, y sin un monitoreo continuo y nacional de residuos de plaguicidas, todo parecía indicar que el uso de plaguicidas era inofensivo para la salud y el ambiente. Como no había mediciones tampoco podían detectarse los efectos [7]. Este pasado de irresponsabilidad estatal prosiguió sin cambios, lo cual facilitó la expansión descontrolada de cultivos industriales. Argentina era el país ideal para Monsanto y otras empresas. La debilidad del Estado y de la propia sociedad para proteger del desmonte a los ambientes nativos hizo el resto. Argentina bajó su biodiversidad nativa a niveles alarmantes, pero también bajó su diversidad de cultivos y productos agropecuarios. Durante el período 1999-2006 la diversidad de cultivos del campo argentino decreció en más de un 20% [8].

 

Campos ganaderos pasaron a ser sojeros, fue cada vez más difícil practicar agricultura orgánica y actividades tradicionales como la producción de miel entraron en crisis. En

Polonia por ejemplo el maíz transgénico Bt de Monsanto (Mon810) fue acusado de provocar en las abejas el Trastorno de Colapso de las Colonias (CCD en inglés). Hubo fuertes protestas nacionales de los apicultores y el gobierno prohibió finalmente el cultivo de maíz transgénico (mayo de 2012). Como preveía que esto podía ocurrir, Monsanto adquirió en septiembre del 2011 la prestigiosa empresa Beelogistics, especializada en esa y otra enfermedad de las abejas, la virosis IAPV. Al controlar las operaciones y por lo tanto los informes técnicos de Beelogistics, Monsanto protege al maíz transgénico del efecto cascada que podría provocar en otros países la dura sanción polaca [23] [24].

 

En Argentina dejamos de privilegiar la alimentación de seres humanos para pasar a alimentar masivamente el ganado de la Comunidad Europea y China, y a proveer de biocombustibles sus vehículos [9]. El uso de estos últimos le permite argumentar a los países del Primer Mundo que ellos utilizan menos petróleo, y que son por lo tanto más sustentables, lo cual es falso.

 

Quienes compran soja y derivados de soja en naciones alejadas de sus territorios cuidan así sus suelos, sus aguas y su salud, pues trasladan a los países productores –en este caso Argentina- todos los efectos negativos. Aún hoy seguimos creyendo, erróneamente, que el elevado  precio internacional pagado por tonelada de soja compensa las pérdidas ambientales y sanitarias. Previsiblemente las codicias privadas y públicas alimentadas por la soja siguen asociadas, aunque gobiernos y productores hayan mostrado fuertes enfrentamientos. Entretanto las enfermedades y muertes no registradas, la pérdida de biodiversidad única y la formación de crecientes depósitos ambientales de residuos de plaguicidas continúa escandalosamente [7]. Quien crea que el Estado regula y nos protege está equivocado. Somos un país abierto a experimentos agropecuarios abiertos, un país que contribuye además, y a bajo costo, con sus propios desarrollos biotecnológicos. Nos invaden y ofrecemos al invasor las patentes de OGMs desarrollados en laboratorios locales. Se repite así la perversidad de la colonización megaminera, facilitada por los excelentes estudios geológicos de investigadores argentinos. En este proceso las universidades públicas y privadas no son precisamente inocentes, pues generan investigación, desarrollo tecnológico y recursos humanos que alimentan el modelo extractivo.

 

Lamentablemente los gobiernos de la Nación y de las provincias siguen sin reaccionar  ante la "megaminería agrícola" que vacía suelos de nutrientes y hace aumentar las enfermedades y muertes. Mientras la megaminería metálica crea zonas de sacrificio sobre centenares y miles de hectáreas, la megaminería agrícola produce zonas de sacrificio sobre millones de hectáreas de suelos. Todo parece indicar que la codicia y la complicidad con el modelo agropecuario actual son más fuertes que la sensibilidad y la razón. Aunque rija por ley el Principio de Precaución –ello conforme al Artículo 4° de la Ley Nacional de Ambiente 25675- por ahora solo rige el Principio de la Ganancia a Cualquier Costo. Ambiental y social.

 

Facilitando la invasión

 

Cuatro hechos nos ayudarán a comprender el sugestivo silencio de los gobiernos de Argentina y sus funcionarios, y porqué Monsanto puede invadir Malvinas Argentinas sin mayores obstáculos.

 

1. El modelo de agricultura industrial o de "cadenas cortas intensas" que se generalizó en Argentina ha podido desarrollarse prácticamente sin trabas sociales porque la mayor parte de las personas viven en ciudades, donde no se perciben los desmontes, ni la expulsión de campesinos y comunidades indígenas, ni el empobrecimiento de los suelos. Las ciudades son además los lugares donde se produce la mayor parte de los insumos del modelo extractivo, desde plaguicidas hasta maquinaria agrícola [10].

 

Como era previsible, la ostensible afectación de la salud en barrios periurbanos expuestos a la contaminación por plaguicidas logró que se visibilizara uno de los aspectos más negativos de las "cadenas cortas intensas". Ni gobiernos ni corporaciones pudieron seguir tapando el sol con sus manos. Vivir cerca de cultivos de soja, algodón, maíz y muchos otras especies, transgénicas y no transgénicas podía enfermar y hasta producir la muerte a pequeñas dosis. Pero el aparato productivo privado y sus fuertes socios del Estado, principalmente Secretarías de Agricultura, siguieron ignorando mayoritariamente las evidencias científicas y el Principio de Precaución.

 

Durante el juicio que se sigue en Córdoba contra dos productores y un aeroaplicador, la Federación Agraria organizó un tractorazo para apoyar a los acusados y protestar contra la acción judicial (7 de julio de 2012). Uno de sus impulsores, visiblemente molesto, indicó públicamente que ellos venían aplicando plaguicidas desde hace 30-40 años sin que murieran personas por esa causa. Fue una confesión abierta. Reconoció que solo pensaban en las dosis letales. Para ellos –y para los ingenieros agrónomos que firman recetas sanitarias- las enfermedades y las muertes por exposición a pequeñas dosis no existen. Simplemente porque ninguno de ellos conoce los modos de acción de las bajas dosis de cócteles químicos, ni sus efectos negativos sobre el desarrollo embrionario, el sistema nervioso, el sistema hormonal, el sistema inmune y demás sistemas del organismo humano [7]. Ya no es solamente un problema de corporaciones y gobiernos, sino también de productores mal informados, universidades y carreras de formación profesional. Durante años los ingenieros agrónomos han dado indicaciones para la aplicación de plaguicidas sin tener en cuenta los residuos acumulados en campañas anteriores. Equivocadamente se operó como si los suelos de las explotaciones agrícolas, químicamente hablando, empezaran cada nuevo año en cero. Esto explica porqué al hacerse recetas fitosanitarias se sigue omitiendo la acumulación previa de clorados antiguos como DDT y recientes como endosulfán.    

 

2. Cada plaguicida no es un principio activo solamente. Es una mezcla de principio activo con inertes, coadyuvantes y otros agregados, alguno de ellos tanto o más tóxico que el plaguicida principal. Es lo que llamamos cóctel 1. Las mezclas de fábrica contenidas en envases sin abrir también pueden sufrir cambios químicos, lo cual genera nuevas sustancias químicas extremadamente peligrosas. En los envases cerrados del plaguicida fosforado malathión se puede formar isomalathión, una sustancia 7 veces más tóxica que el plaguicida originalmente envasado. Es lo que llamamos cóctel 2. Los productores y aplicadores no suelen usar plaguicidas en forma directa, sino que efectúan mezclas y diluciones muy variables, generando así nuevos e impredecibles productos. Es lo que llamamos cóctel 3. Finalmente, cuando esta suma de cócteles –cóctel 1 más cóctel 2 más cóctel 3- es descargada al ambiente, se generan nuevas sustancias, eventualmente más tóxicas o más persistentes o ambas. Es el cóctel 4. Del cóctel a base de glifosato deriva el AMPA y del cóctel a base de endosulfán deriva el sulfato de endosulfán [7] [16].

 

Todas estas sustancias –no solamente un producto activo- llegan a las personas por numerosas rutas, entre ellas deriva, por partículas de suelo contaminadas que transporta el viento, por el agua y por los alimentos. ¿Cómo pueden los productores y los ingenieros agrónomos evitar que pequeñas dosis de estos cócteles lleguen a las personas, y sobre todo a los bebés y a los niños pequeños, que comparativamente a los adultos, en relación con el peso, consumen más agua, más alimentos y más aire, y tienen mayor superficie expuesta? No pueden.

 

Existe además ese agravante ya mencionado anteriormente que ni la CONABIA ni el SENASA consideran. Los campos en que se practica la agricultura conservan residuos de plaguicidas antiguos como el DDT y el HCH, y recientes como el endosulfán, y toda nueva aplicación se suma a ese "fondo histórico". Se genera así un peligroso cóctel 5. Pero las personas expuestas, a su vez, son portadoras de plaguicidas en sus tejidos graso y sanguíneo, con lo cual todo ingreso de plaguicidas se "agrega" a los depósitos biológicos ya existentes. Es el cóctel 6. Tanto la deriva desde los campos pulverizados como la inhalación e ingesta de residuos de plaguicidas se suma a los que cada persona almacena en sus tejidos, y que le llegaron durante años con los alimentos, el aire o el agua contaminada, o que recibieron de sus madres cuando eran embriones y fetos (transferencia transplacentaria) y bebés (transferencia durante la lactancia). Dado que estas bajas dosis de residuos pueden alterar el sistema hormonal, pues muchos plaguicidas tienen actividad estrogénica, y afectar asimismo el sistema inmune, con lo cual nos volvemos menos resistentes a enfermedades virales y bacterianas, está claro que la dosis letal 50 con que se guían productores e ingenieros agrónomos resulta inadecuada, y no protege la salud de personas expuestas.    

 

3. El modelo de agricultura industrial para exportación no solo exporta granos y subproductos, sino también nutrientes. Los suelos, desprovistos de su cobertura y de su biodiversidad natural –ambos eliminados a fin de facilitar la siembra- carecen entonces de mecanismos físicos y biológicos suficientes para regenerar los nutrientes que extrae cada cosecha. El suelo acumula vacíos y se empobrece. Los compradores extranjeros pagan el grano que compran, pero no la pérdida de suelo, ni el agua que debió utilizarse para la producción, ni la salud perdida de las personas expuestas, ni la menor superficie con ambiente nativo que queda tras la expansión agrícola.

 

Para producir un kilogramo de porotos de soja, por ejemplo, la planta utiliza entre 1.500 y 2.000 litros de agua. Graciela Cordone, del INTA Castelar, sostiene que en un barco cargado con 40.000 toneladas de soja se exportan 3.576 toneladas de nutrientes, casi el 10% del total. Si la carga es de trigo, lleva 1.176 toneladas, y si se trata de maíz, 966 toneladas. Esa misma investigadora graficó la pérdida: "Necesitaríamos 300 camiones para cargar los nutrientes que se exportan en cada barco". Agregó que de cada tres unidades de nutrientes perdidas "solo se repone una". En Argentina solo se recupera mediante uso de abonos el 37% de los nutrientes que pierde el suelo [11]. Seguir considerando que la siembra directa conserva mejor el suelo es incorrecto, pues la erosión biológica –esto es la extracción de nutrientes por una planta de cultivo- afecta no solamente la estructura del suelo sino también la disponibilidad de nutrientes. De este modo a la erosión eólica e hídrica que afecta importantes superficies cultivadas en Argentina se agrega la erosión biológica, cada vez más importante y extendida [10].

 

En cualquier país las fábricas naturales de suelo son los bosques, matorrales y pastizales nativos con sus miles de especies vivas. La agricultura se extiende sobre partes importantes de estos ecosistemas naturales después que se elimina violentamente la biodiversidad superficial mediante desmonte mecánico, fuego o sustancias químicas. De allí que solo se conserve el suelo. Lamentablemente, la agricultura y muy especialmente la agricultura industrial, inclusive la practicada con abonos, demanda más suelo y nutrientes de los que su empobrecido sistema puede producir naturalmente. En este contexto los suelos más ricos de la pradera pampeana pueden "resistir" mayor explotación que los suelos del Chaco semiárido, y éstos –a su vez- bastante más que los frágiles y pobres suelos rojos de la selva misionera.

 

Además del defasaje entre la exportación y la regeneración de nutrientes principales (unos 12) también se registra en los suelos cultivados una pérdida creciente de oligonutrientes. Si el empobrecimiento de los suelos coincide con la ocurrencia de otros disturbios, como sequía, inundaciones y erosión eólica, los efectos combinados se vuelven cada vez más graves y definitivos. Los cultivos, ya de por sí vulnerables a plagas, muestran que también son vulnerables a su propia simplificación. Irónicamente, la destrucción de bosques y otros ambientes nativos, terrestres y acuáticos, termina siendo letal para la agricultura. En Argentina las futuras generaciones heredarán no solo suelos contaminados sino también suelos pobres y desertificados.        

 

Habida cuenta que parte de los nutrientes pueden reponerse con fertilizantes ¿dónde los obtenemos? A los fosfatos, por ejemplo, hay que comprarlos masivamente en el exterior. Uno de los mayores proveedores mundiales es Marruecos, donde su gobierno colonizó violentamente las tierras del pueblo Saharauí para explotar sin obstáculos sus enormes reservas fosfáticas [12]. De este modo Argentina comercia impunemente con un gobierno que sigue asesinando a niños, adolescentes y adultos del Sahara Occidental.

 

Cada día se extraen en las minas ocupadas del pueblo Saharauí unas 200.000 toneladas de fosfatos, parte de los cuales son compradas por nuestro país [12]. Pese al cruel origen de esos insumos, casi no hubo voces de protesta cuando en febrero de 2011 se anunció la instalación en Argentina de la Oficina Marroquí de Fosfatos (OCP). Peor aún, esta compañía fue autorizada para crear, conjuntamente con su filial Maroc Phosphore, la importadora OCP de Argentina. Exportamos soja y subproductos para alimentar vacas y vehículos extranjeros, e importamos fosfatos manchados de sangre. De este modo las grandes plantaciones de soja y sus responsables no solo provocan enfermedades y muertes silenciosas en Argentina. Al comprar fosfatos también contribuyen, indirectamente, a provocar muertes silenciosas en un país tan distante y tan próximo como Marruecos.

 

4. Los cultivos transgénicos no solamente implican el saqueo a veces irreversible del suelo, y la exportación de "agua virtual" y nutrientes a otros países, sino también la dramática reducción de la superficie cubierta con ambientes nativos. Solamente la soja TH cubre más de 18 millones de hectáreas que en algún momento fueron ecosistemas de alta biodiversidad. Se le deben sumar las superficies ocupadas por maíz y algodón transgénicos, cada uno de ellos en sus formas Bt, TH y Bt x TH, que totalizan más de 4,2 millones de hectáreas antes ocupadas por ambientes nativos (Campaña 2010-2011) [13].

 

Es imposible tener agua, regeneración de suelo y estabilidad ambiental sin conservar superficies importantes de ambientes nativos, terrestres y acuáticos. Lamentablemente los gobiernos y los pool de siembra no lo entienden, o no les conviene entender. Prefieren que el país termine reventándoles en las manos a las futuras generaciones antes que reducir sus ganancias. Un bosque no tiene solamente árboles, hongos, reptiles, aves y mamíferos, sino un complejo entramado de seres vivos. En un metro cuadrado de suelo y hasta los 30 centímetros de profundidad pueden vivir unos 1.500 millones de protozoarios (microorganismos), 120 millones de nematodos (gusanos), 440.000 colémbolos (insectos), 400.000 ácaros, 2.900 ciempiés y milpiés, 500 hormigas, y muchas poblaciones de otros organismos [17]. Cuando pasa la topadora o el fuego para plantar soja, desaparece la biodiversidad superficial. Ese ambiente "decapitado" deja de fabricar suelo y tiene muy baja capacidad para retener agua. La formación de 1 centímetro de suelo en condiciones naturales demanda de cientos a miles de años, mientras que su destrucción puede lograrse en apenas unos años o décadas. Sobre calizas duras y clima templado-frío un centímetro de suelo tarda 5.000 años en formarse. En selvas tropicales lluviosas la formación de 1 centímetro de suelo rojo (oxisol) puede demandar de 1 a 2 millones de años [18]. ¿Alcanzamos a comprender que los ecosistemas agrícolas casi no tienen biodiversidad? ¿Y que el silencio atroz y prácticamente sin vida animal de un campo cultivado con soja anticipa silencios más dramáticos, si no aprendemos a balancear producción agropecuaria con conservación de ambientes naturales? 

 

La estabilidad social y ambiental de un país depende primariamente de que la superficie dedicada a producción agropecuaria y sistemas urbanos, y la superficie ocupada por ambientes nativos, ocupen cada una el 50% de la superficie total aproximadamente. De este modo es mayor la resistencia ambiental a crisis ambientales de todo tipo, desde sequías a períodos extremadamente lluviosos, fuegos e ingreso de plagas. Si por el contrario la superficie dedicada a producción crece desmesuradamente, y solo van quedando Parques Nacionales y otras áreas naturales protegidas, la vulnerabilidad se vuelve crítica. Es lo que está sucediendo en Argentina. Pero baja también su resistencia social. Al haber menos diversidad de cultivos y una desmesurada dependencia de los países compradores de soja, cada vez que alguno de ellos impone barreras o suspende las importaciones nuestro sistema económico entra en pánico. En lugar de ser un país inteligente con una buena diversidad de cultivos, y un adecuado balance entre superficie dedicada a producción y ambiente nativo (lo cual supone, es cierto, menos ganancias) optamos por el país-monocultivo y la dependencia enfermiza de los compradores externos de granos. Esta combinación entre codicia, falta de planificación agrícola e imprudencia comercial puede costarnos muy caro en un planeta cada vez más volátil e inestable, sometido además al cambio climático global.     

 

En una provincia como Córdoba, que tenía 12 millones de hectáreas de ambiente boscoso, queda menos del 5% de bosque cerrado. Si recordamos que Córdoba es una de las provincias con peor gestión ambiental de Argentina (y la primera con mayor superficie dedicada a soja transgénica) [14] [15], y que para el período 1998-2002 tuvo la tasa de desmonte más alta del país (-2,93%, una cifra que contrasta con la media mundial para un período comparable, -0,23%), se entiende cómo llegamos al actual estado de crisis. Las cuencas hídricas colapsan, pero las exportaciones de soja aumentan. Nuevamente las ciudades, alejadas de los lugares donde se fabrican las crisis, parecen no advertir lo que sucede. Pero los cortes en los suministros de agua durante 2011 y 2012 encendieron una luz roja que todavía sigue encendida.

 

Sin embargo ¿Quién habla en nombre de aquellos que perdieron y perderán su salud y su vida por bajas dosis de plaguicidas? ¿Quién habla en nombre de los campesinos expulsados de las tierras donde convivían con el bosque, ahora dedicadas a la agricultura industrial que practican terratenientes ilegales? ¿Quién habla en nombre de la diversidad productiva, reducida irracionalmente por los monocultivos de soja, algodón, maíz o arroz? ¿Quién habla en nombre de los ambientes nativos que ya no producen suelo, ni agua, ni estabilidad ambiental? ¿Quién habla en nombre de un país y de provincias destrozadas ambientalmente por malas gestiones de gobierno y por poderosos intereses corporativos? ¿Quién asume la responsabilidad por la deprimida resistencia ambiental de Argentina, la más baja de toda su historia?           

 

La respuesta es el silencio. En Argentina ha triunfado hasta ahora el modelo de los agronegocios, no la agroecología sustentable. Aunque podría haberse equilibrado la superficie dedicada a producción con la ocupada por ambiente nativo, gobiernos, corporaciones y hasta sectores universitarios siguen privilegiando la destrucción, el uso de biotecnología y la codicia simplificadora. En lugar de Manejo Integrado de Plagas (MIP) continúa optándose por el envenenamiento masivo de organismos vivos, que expone colateralmente a cientos de miles de personas a bajas dosis de plaguicidas. Durante 2009, por ejemplo, se dispersaron en todo el país unos 292 millones de litros de plaguicidas. En este contexto las incorrectas autorizaciones de plaguicidas por el SENASA, la mediocre aprobación de organismos genéticamente modificados desde la CONABIA y la ausencia de controles estatales delatan la inadmisible complicidad del Estado con el modelo de los agronegocios.

 

Monsanto en Argentina: de 5 a 8 plantas.

 

Todo lo analizado con anterioridad es un prólogo indispensable para entender las nuevas invasiones de Monsanto en Argentina. Resulta ingenuo asumir que una planta procesadora de semillas es solamente una industria. También es un acelerador indirecto de los procesos de monocultivo, contaminación y desmonte, y sobre todo, un factor de consolidación del modelo básicamente depredador instalado en nuestro país.

 

En Nueva York, durante la reunión mantenida entre la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner con directivos de Monsanto, éstos le comunicaron su plan de inversiones en Argentina por 1.670 millones de pesos. El plan contempla la construcción de una planta para la producción de semillas de maíz en Malvinas Argentinas (Córdoba), dos estaciones experimentales y 170 millones de pesos para investigación y desarrollo en maíz y soja. Las estaciones experimentales se localizarían una en Tucumán y la otra en Córdoba [1] [2].

 

Malvinas Argentinas es una localidad del Departamento Colón ubicada 14 kilómetros al noreste de la ciudad de Córdoba y a 10 kilómetros de barrio Ituzaingó Anexo. Según el Censo de 2010 tiene 12.484 habitantes pero la población continúa creciendo. Al igual de otras ciudades rurales, sus bordes reciben los plaguicidas aplicados en campos colindantes cultivados con soja.     

 

Afortunadamente la noticia sobre la posible radicación de Monsanto en Malvinas Argentinas coincidió con el fuerte debate social sobre los efectos de las bajas dosis de plaguicidas en la salud humana y el ambiente.

 

Además del juicio que se registra en Córdoba contra tres personas por aplicación ilegal de plaguicidas (2012), se reactivó en la justicia provincial la causa madre por contaminación en barrio Ituzaingó Anexo iniciada por FUNAM en 2002 [20]. Esta causa –en la cual están imputadas las mismas personas que hoy enfrentan el juicio, y donde seguramente se investigará a funcionarios públicos- analiza la asociación entre aplicación de plaguicidas y daños a la salud. Los querellantes de la causa madre son FUNAM además de 30 Madres y vecinos de barrio Ituzaingó Anexo [19]. 

 

Estas acciones, históricas, se suman al emblemático juicio finalizado en Paraguay hace siete años (2005), donde su Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena de dos años de prisión impuesta a varios productores sojeros que produjeron la muerte de un niño (Silvino Talavera), y la intoxicación de su familia, tras aplicar glifosato en dos oportunidades (2003) [22].

 

Una planta para el acondicionamiento de semillas -como la planificada por Monsanto para Malvinas Argentinas- no puede disociarse de los campos que las sembrarían, ni del uso asociado de plaguicidas y sus efectos. Siendo Monsanto una de las empresas líderes en el mantenimiento del modelo extractivo, es inevitable predecir que una mayor presencia de la corporación agravaría regionalmente los efectos indeseados, esto es, expansión de la superficie cultivada, destrucción de ambientes nativos y sobre todo, más enfermedades y muertes por exposición a bajas dosis de plaguicidas.

 

El actual modelo agrícola extractivo que se practica en Argentina debería ser asumido como una variante muy extendida y superficial de la megaminería. En los cultivos no se extraen metales valiosos, sino nutrientes que luego se exportan como granos. Agricultura y megaminería tienen en común, además, el consumo de agua, mayor en la agricultura industrial, y la generación de pasivos ambientales. Mientras que la megaminería abandona colas de mineral y depósitos de estériles, la agricultura industrial deja acumulaciones diseminadas de plaguicidas que persisten por años y décadas.

 

La planta de Malvinas Argentinas, cuya puesta en funcionamiento se prevé para el año 2013, trataría y acondicionaría semillas de maíz hasta lograr una capacidad máxima de producción de 3,5 millones de hectáreas. Argentina tendría las dos plantas más grandes del mundo para el acondicionamiento de semillas, lo cual fortalecería el ya descontrolado modelo extractivo. Continuamente se registran en Córdoba operaciones de desmonte ilegal para seguir ampliando el área cultivable. Es previsible por lo tanto que las actividades de Monsanto no solo induzcan la expansión de fronteras agrícolas, sino también procesos de uso más intensivo de los suelos.

 

La planta que Monsanto pretende instalar en Malvinas Argentinas no se dedicaría a la producción de plaguicidas. Pero incentivaría indirectamente su uso a nivel provincial. Al establecerse en Córdoba –y ampliar sus actividades en Argentina- consolidaría aún más la agricultura industrial para exportación. El dilema queda planteado. Los 400 puestos de trabajo previstos por Monsanto para la planta representan indudablemente un atractivo en zonas con desempleo crónico. Pero las actividades de la acondicionadora de semillas también tendrían efectos indeseados, como la consolidación del modelo extractivo, con su secuela de morbilidad y mortalidad, y la pérdida de puestos de trabajo en actividades incompatibles con los cultivos transgénicos.

 

Existen además obstáculos legales y administrativos muy importantes. Es inaceptable que una empresa como Monsanto anuncie sus inversiones desde Nueva York, y que anticipe además fechas de puesta en funcionamiento como si no hubiera Estado regulador en Argentina. También es inaceptable que la propia presidencia de la Nación permita ese juego colonial. Monsanto, como cualquier otra empresa, no debe decidir por sí misma lo que hará o no en un país que se supone soberano. Por el contrario, debe hacer la propuesta formal, iniciar el proceso de Evaluación de Impacto Ambiental en Córdoba y someter su proyecto a debate en Audiencia Pública. La Ley del Ambiente 7343 de la provincia de Córdoba, su decreto reglamentario 2131 sobre Evaluación de Impacto Ambiental y la Ley Nacional de Ambiente 25675 son de cumplimiento obligatorio e ineludible.

 

Las localizaciones no se deciden en Nueva York o Saint Louis, Estados Unidos, sino en Malvinas Argentinas, en Córdoba, con la participación de todos sus pobladores. Ningún funcionario público, por alto que sea su rango, puede asegurarle a Monsanto que se instalará. Como cualquier empresa pública o privada debe presentar formalmente su propuesta en Argentina, y someterse a la ley. Lo sucedido fuera del país volvió a mostrar el escaso respeto de muchos funcionarios públicos de Argentina y de la propia Monsanto por los procesos administrativos y por la opinión de personas que pudieran verse afectadas. No olvidemos además que esa empresa tiene pésimos antecedentes industriales. Como ya lo dijimos antes, participó del proceso de fabricación de las primeras bombas atómicas, produjo armas químicas que se usaron en Vietnam y violó normas de todo tipo en muchos países, todo ello en nombre de sus ganancias. De allí que Natural Society, una reconocida organización no gubernamental de Estados Unidos, declarara a Monsanto "la peor empresa del año 2011" tras considerar que amenazaba "la salud humana y el ambiente" [25].

 

Muchos pobladores de Malvinas Argentinas conocieron la posible radicación de la planta dedicada al acondicionamiento de semillas por los medios y no están dispuestos a que la propia Municipalidad, la provincia o la nación cercene sus derechos. Los debates ya empezaron, sobre todo en los colegios [21]. Apuntan críticamente al intendente y al gobierno de la provincia, pues sospechan que ya se habrían otorgado autorizaciones.     

 

Cabría preguntarse ¿Por qué Córdoba? La decisión no es casual. Hay cuatro motivos visibles. 1) Tiene a nivel nacional la mayor superficie cultivada con soja transgénica y pese a que solo conserva menos del 5% de bosque nativo, su superficie cultivada sigue creciendo. 2) Desde 1996 los sucesivos gobiernos nacionales y provinciales vienen apoyando esta redituable simplificación de la biodiversidad productiva para acrecentar la exportación. 3) Las universidades públicas y privadas producen cada vez más especialistas en ingeniería genética, y 4) Sectores importantes de la sociedad están convencidos –equivocadamente- que este modelo de producción es económicamente sustentable. Aunque Monsanto no lo explicite, estar cerca de los grandes consumidores de semillas transgénicas le permitirá fiscalizar y reducir el creciente uso irregular de "sus" semillas patentadas.   

 

También existen cuatro motivos invisibles; 1) Argentina ejecuta una pésima política ambiental, más basada en la declamación que en los controles, lo cual tranquiliza a empresas como Monsanto. 2) Los gobiernos locales y buena parte de la sociedad no advierten la fuerte degradación de los suelos productivos. 3) Las consecuencias sanitarias permanecen tan poco visibles como los efectos ambientales, y 4) Estado y Monsanto favorecen el mismo tipo de modelo productivo.

 

Esto es, un modelo extractivo basado en cientos de sustancias tóxicas, falta de controles estatales y ausencia de estudios epidemiológicos. Un modelo que genera cuantiosas ganancias públicas y privadas en el corto plazo. Un modelo que nos hace más dependientes y vulnerables a los compradores externos. Un modelo que le roba salud y estabilidad ambiental a las actuales y futuras generaciones. Un modelo que diariamente y en silencio aumenta la contaminación química de embriones, fetos, mujeres embarazadas, bebés, niños, adolescentes y adultos. Un modelo que en el nombre del progreso (de unos pocos) termina haciendo sufrir indeciblemente (a la mayoría). Un modelo donde por cada tonelada de soja exportada se invierte localmente en una tonelada de sufrimiento silencioso. Pero los sufrimientos silenciosos terminan por romperse. Y cuando el silencio social se rompe nada vuelve a ser igual.

 

Referencias

 

[1] Pérez García, S. & H. Medina. 2008. "Informe de investigación sobre las operaciones de Monsanto en Argentina". Observatorio de las Empresas Transnacionales de FOCO, Reporte n° 5, 12 p.

 

[2] Nuestro Agro. 2012. "Monsanto invertirá 1.600 millones en su nueva planta de maíz en Córdoba". Editorial Nuestro Agro, Argentina, 18 de junio de 2012, 2 p. Ver la página Web: http://www.nuestroagro.com.ar/newsDetails.aspx?id=259

 

[3] El Liberal. 2012. "Monsanto anunció inversiones por más de 1.670 millones en la Argentina". Diario El Liberal, Santiago del Estero, 16 de junio de 2012, 1 p.

 

[4] Robin, M. 2008. "Le monde selon Monsanto, de la dioxine aux OGM, une multinationale qui vous veut du bien". Ed. Decouverte & Arte Editions, Paris.

 

[5] Santamarta, J. 2004. "Los transgénicos en el mundo". World Watch, España, 5 p.

 

[6] Aranda, D. 2011. "15 años de soja: la prueba del delito". La Vaca, Buenos Aires, 11 p.

 

[7] Montenegro, R.A. 2006. "Informe sobre los efectos de los plaguicidas en la salud humana y el ambiente. Necesidad de prohibir el uso de plaguicidas agropecuarios en áreas urbanas y periurbanas". Ed. FUNAM y Cátedra de Biología Evolutiva Humana, Córdoba, 58 p.

 

[8] Aizen, M.A.; L.A. Garibaldi & M. Dondo. 2009. "Expansión de la soja y diversidad de la agricultura argentina". Ecología Austral, Vol. 19, pp. 45-54.

 

[9] WATT. 2011. "Soja argentina se destina a producir biodiesel". WATT Ag Net, Estados Unidos, 29 de abril de 2011, 1 p.

 

[10] Montenegro, R.A. 1999. "Introducción a la ecología urbana". Ed. CEVEqU-GADU, Universidad Nacional del Comahue, Neuquén, 190 p.

 

[11] Cordone, G. "La Argentina solo repone el 37% de los nutrientes del suelo". AIM Digital, Buenos Aires, 6 de julio de 2012, 4 p.

 

[12] Contra Punto. 2011. "El 'campo' y el 'gobierno' argentino unidos: ambos sectores son cómplices del saqueo en el Sahara". Contra Punto, Argentina, 8 de febrero de 2011, 4 p.

 

[13] Argen Bio, 2011. "Argentina: evolución de la superficie cultivada con OGM en miles de hectáreas". ArgenBio, 2011, 1 p.

 

[14] Rollán, A. 2008. "La soja en Córdoba superaría los cinco millones de hectáreas". Diario La Voz del Interior, Córdoba, 29 de noviembre de 2008, p. A 8.

 

[15] Econ Link. 2009. "Datos de la producción de soja en Argentina: provincias". Econlink, 1 p. Ver la página Web: http://www.econlink.com.ar

 

[16] Montenegro, R.A. 2004. "Latin American experiences in community based assessments. Joint works with Ituzaingo Anexo neighbors in Cordoba". Proceedings, 3rd. International Conference on Children's Health and the Environment. London School of Hygiene and Tropical Medicine, University of London (Gran Bretaña), p. 31.

 

[17] Citado por Primavesi, A. 1984. "Manejo ecologico do solo". Nobel Ed., Sao Paulo, Brazil, p. 142. Ver Cuadro 5.1, en base a trabajos de Dunger (1964) y Kevan (1965).

 

[18] Según J.J. Ibáñez, del Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CSIC) de la Universidad de Valencia (España).

 

[19] En la causa madre y en la "tercer causa", esta última por loteo ilegal sobre suelos potencialmente contaminados con plaguicidas y demás sustancias tóxicas, el abogado patrocinante de FUNAM y de las Madres (y vecinos) es el Dr. Carlos Nayi. La causa madre y la "tercera causa" están radicadas en la Fiscalía del Dr. Carlos Matheu. 

 

[20] En el juicio o "segunda causa" se juzga la aplicación ilegal de plaguicidas. FUNAM participó del debate y elaboración de la Ordenanza 10590/2003 que prohibió la aplicación de plaguicidas en barrio Ituzaingó Anexo, y logró –tras presentar un informe técnico a la legislatura de Córdoba- que ésta incluyera en la Ley de Agroquímicos 9164/2004 una franja periurbana de 500 metros vedada para la aplicación terrestre de plaguicidas de las Clases Toxicológicas Ia, Ib y II; de 1500 metros para la aplicación aérea de plaguicidas de la Clases Ia, Ib y II, y de 500 metros para la aplicación aérea de plaguicidas de las Clases III y IV. FUNAM solicitaba prohibición total de aplicación terrestre y aérea para una franja de 2500 metros. En ambos casos las propuestas técnicas de FUNAM fueron apoyadas por las Madres de barrio Ituzaingó Anexo. La violación de la ordenanza municipal 10590, de la ley provincial 9164 y de la ley nacional 24051 sobre residuos peligrosos son claves para el juicio que se sustancia en Tribunales II.   

  

[21] FUNAM está acompañando la resistencia pacífica de grupos de vecinos, vecinas y estudiantes de Malvinas Argentinas que se oponen al proyecto, y que exigen el cumplimiento a rajatabla de las leyes vigentes.

 

[22] Ciciolli, R. 2007. "Se hizo justicia para Silvino Talavera. Dos años de cárcel para sojeros que envenenaron a niño campesino". UITA, Secretaría Regional Latinoamericana, 7 de julio de 2005, 2 p. Ver la página Web: http://www.rel-uita.org/agricultura/agrotoxicos/dos-anios-de-carcel.htm

 

[23] Mathews, K. 2012. "Research firm blames Monsanto for bee deaths so Monsanto buys it". Occupy Monsanto, USA, 30 April 2012, 2 p.

 

[24] Huff, E.A. 2012. "Poland beekeepers kick Monsanto out of the hive, successfully ban bee-killing GM corn". Natural News, USA, May 29, 2012, 2 p.   

 

[25] Gucciardi, A. & M. Barrett. 2011. "Monsanto declared worst company of 2011". Natural Society, USA, December 5, 2011, 3 p.

 

[26] CONABIA es la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria que funciona en el ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Se creó por Resolución 124/1991.

 

[27] SENASA es el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Se creó por Ley Nacional n° 23899/1990.

 

[28] El AMPA (ácido aminometilfosfónico) es un derivado químico del herbicida glifosato. 

Leer más

Uruguay - ¿Cómo Astori pudo equivocarse así?

20 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica





Los mismos argumentos. Las mismas
excusas. La misma falta de pudor y autocrítica. Confirmado: tenemos
tres partidos tradicionales. Esa es la triste conclusión de la sesión de
la Cámara de Diputados en la que se discutió el cierre de Pluna. Allí,
el gran argumento de los representantes del Frente Amplio fue recordar a
los legisladores colorados y blancos viejos escándalos de los gobiernos
de sus partidos. "Miren que ustedes también hicieron cosas horribles,
eh". De todo aquello que el Frente Amplio presumió durante décadas que
lo distinguía de sus adversarios políticos hoy ya no queda nada.

Ya se había visto antes. Había sido grotesco, por ejemplo, el final del
caso de la corrupción en los casinos municipales, con el fiscal llegando
fuera de plazo -porque tuvo problemas con su computadora- a presentar
su apelación al no procesamiento de varios importantes ex jerarcas del
gobierno del Frente Amplio.

Pero el caso Pluna, que terminó por borrar del mapa a la histórica línea aérea uruguaya, lo sobrepasó todo.

Durante días los tres principales responsables políticos de este
desastre -Víctor Rossi, Danilo Astori y Tabaré Vázquez- ni siquiera
dieron la cara. Ahora, tras muchos días de silencio, Astori escribió una
columna en el portal Uy.press donde dice "me equivoqué",
pero al mismo tiempo elude todas las grandes interrogantes que deja el
caso. Preguntas que el Parlamento tampoco podrá investigar ya que el
Frente Amplio, traicionando otro más de sus postulados históricos, se
negó a abrir una comisión investigadora.

Lo más insólito, lo que tendría que empezar por explicar Astori, es cómo Campiani llegó a hacerse de Pluna.

Según han admitido varios dirigentes del propio Frente Amplio (el senador comunista Eduardo Lorier por ejemplo) el gobierno del presidente Tabaré Vázquez a través de Astori, que entonces era ministro de Economía, recurrió al broker Paul
Elberse, uno de los responsables de la compañía Ficus Capital, para que
"encontrara" un inversor interesado en la compañía aérea uruguaya. Fue
Elberse quien presentó a Matías Campiani, un hombre de opacos
antecedentes empresariales sin la más mínima experiencia en compañías de
aviación o cualquier cosa que se le parezca mínimamente. Y el gobierno
-el presidente Vázquez, el ministro de Economía Astori y el de
Transporte, Víctor Rossi- aceptó la propuesta de Elberse, con los
resultados nefastos que hoy conocemos. No hubo licitación. Elberse cobró
por su tarea de asesoramiento y búsqueda de un inversor entre 900.000 y
1.000.000 de dólares, según han manifestado diferentes actores
políticos.


¿Cómo
fue posible que Astori seleccionara a Elberse para esa tarea? ¿Cómo fue
posible que el presidente Tabaré Vázquez lo aceptara? ¿Es que acaso
sufrieron una poderosa amnesia que les hizo olvidar los antecedentes de
este banquero nacido en Holada y engordado en Uruguay? Esa es una de las
grandes preguntas que nadie del Frente Amplio ha logrado responder
hasta el momento.



Sueldo presidencial



El "empresario" Elberse apareció en la escena uruguaya en 2002, como
vicepresidente y gerente general del "rescatado" Nuevo Banco Comercial,
propiedad del estado uruguayo. Llegó a ese puesto designado por el entonces ministro de Economía Alejandro Atchugarry.
En junio de 2003 Atchugarry dijo en el Parlamento que se le había
fijado a Elberse un sueldo de 20.000 dólares, aunque él y Gustavo
Licandro, el presidente del NBC, "estaban habilitados a percibir premios
vinculados al éxito de su gestión" que cobrarían ¡cuando ellos mismos
lo determinaran!

Al parecer Elberse fue muy generoso con sus propios premios porque meses
después estalló un escándalo al trascender que, en momentos de enormes
penurias para el país, el banquero holando uruguayo estaba cobrando un
salario mensual de unos 33.000 o 35.000 dólares por mes, una paga tres
veces superior a la del actual presidente Mujica y equivalente a la del
presidente de los Estados Unidos, la principal potencia mundial.

Elberse pidió por carta al gobierno que no divulgara su salario oficial,
pero el ministro del Tribunal del Cuentas Ariel Álvarez, informó que
entre abril y julio de 2003 el banquero había cobrado más todavía: 180.000 dólares (45.000 dólares por mes, en promedio) .

La noticia de los descomunales haberes que se embolsaba Elberse provocó
entonces fuertes críticas al gobierno de Jorge Batlle de parte de los
legisladores de la oposición. Uno de los más críticos fue el entonces
diputado Víctor Rossi.

El ministro de Economía de la época, Isaac Alfie, fue convocado al
Parlamento por este tema. Rossi denunció que los haberes de Elberse eran
"excesivos e inconvenientes". En medio de fuertes presiones, Alfie le
pidió la renuncia. Pero el broker holandés se negó a abandonar su
privilegiado cargo y sus surrealistas ingresos. Finalmente Alfie lo
despidió, noticia que Rossi celebró por estar en el "camino correcto".
Elberse realizó entonces un acción contra el Estado uruguayo ya que su
contrato establecía que si era despedido antes de un año se le debía
abonar una fuerte suma. Elberse reclamó que se le pagaran... 3,5
millones de dólares. El caso le fue confiado a un tribunal integrado por
Julián Moreno, Arturo Caumont y el ex ministro y senador blanco Ignacio
de Posadas, este último en representación de Elberse. El laudo llegó a fines de 2004.
Moreno votó en contra del holandés, pero Caumont y De Posadas lo
hicieron a favor y decidieron que el fundido Estado uruguayo debía
pagarle a Elberse la suma de 1,2 millones de dólares.

Aunque parezca mentira, a este señor fue a buscar Danilo Astori para
salvar Pluna. No alcanza un "me equivoqué" para explicar cómo pudo ser
posible. Astori escribió en su columna autocrítica que todo lo hizo
"buscando una salida pensando en el interés nacional". ¿Fue a buscar a
Elberse pensando en la patria? Con todo respeto, parece un chiste de
humor negro.

¿Y Rossi? ¿Será casualidad su participación en ambos episodios elbersianos?

Está visto que en este país falta memoria. Mucha memoria y bastante vergüenza.

Elberse estudió en Stanford. En Stanford debe existir una materia
llamada "Cómo Joder al Uruguay con el Gobierno del Partido que Sea".

Algún día Vázquez, Astori y Rossi deberán explicar por qué confiaron la
suerte de Pluna y le pagaron un millón de dólares (¡otro más!) al mismo
señor Elberse, a quien antes habían repudiado por sus descarados manejos
monetarios con el Estado uruguayo.


--

CX36 Radio Centenario 1.250 AM

 

Av. 18 de Julio 1357 Ap. 202

 

Montevideo-Uruguay

 

Leer más
<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>