Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

24 de Abril. 95 Años del Genocidio Armenio

25 Abril 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

 

 

 

 

 

 

Gramsci y el genocidio armenio

Por Osvaldo Bayer

  

na40fo01.jpgOtro nuevo aniversario de uno de los mayores crímenes de la humanidad: el genocidio armenio cometido por Turquía. La muerte de miles y miles de niños, mujeres y hombres en manos de esbirros y de aquellos que se creían dueños de la vida y la muerte. Para recordar esto –como lo hacemos siempre para mantener la memoria de las injusticias y el terrorismo de Estado– reproduciremos hoy un hallazgo, un documento sobre ese genocidio, hasta hoy nunca publicado. Es un artículo sobre este tema del gran teórico político Antonio Gramsci, muerto en las cárceles de Mussolini. Uno de los pensadores más lúcidos del siglo pasado. Y más todavía, el artículo va con una presentación del escritor y periodista Emilio Corbière, quien nos dejó para siempre no hace mucho y quien fue el que hizo este verdadero hallazgo. Leamos primero a su presentador, Emilio Corbière, y luego la fundamental opinión de Antonio Gramsci:

 

“Antonio Gramsci y la cuestión Armenia”, por Emilio Corbière:

 

“Gramsci tenía 25 años cuando escribió su condena del genocidio armenio en el marco de una Europa conmovida por la guerra, pero ignorante de la terrible tragedia que vivían los armenios masacrados sin piedad por los turcos. Quien sería la mentalidad más esclarecida del marxismo occidental, político, pensador, periodista, organizador, demostró con su actitud franca ante el genocidio sus firmes convicciones humanistas.

 

“Bien pudo afirmar Benedetto Croce, en 1947, sobre el mártir antifascista Gramsci: ‘Recomendaba años atrás a los jóvenes comunistas napolitanos, armados de un catecismo filosófico escrito por Stalin, levantar los ojos a las estatuas que hay en Nápoles de Tomás de Aquino, Giordano Bruno, Tommaso Campanella, Giambattista Vigo y otros grandes pensadores nuestros y dedicarse a llevar la teoría comunista, si podían, a aquella altura y empalmarla a aquella tradición. Pero ahora les señalo no una estatua de mármol sino un hombre conocido en persona por muchos de ellos y cuyo recuerdo deberían mantener vivo por algo mejor que el vacuo sonido de su nombre: Gramsci’.

 

“De esa altura moral fue Gramsci, a quien, con acierto, Croce comparó con el Aquinante, con Bruno –también mártir– y con Vico. Es importante recordar esta página inédita del político y filósofo de izquierda, por dos razones. La primera, para destacar su ferviente humanismo; la segunda, porque el genocidio armenio todavía es una llaga lacerante en la historia de la civilización de nuestro tiempo.

 

“Cuando la mayoría callaba, o era indiferente, el joven Gramsci condenó el genocidio y llamó la atención desde una modesta hoja socialista regional, llamando la atención sobre el drama que culminaría con más de un millón y medio de armenios asesinados.

 

“Pocas voces se habían levantado contra la agresión desde fines del siglo XIX. Los franceses Anatole France y Jean Jaurès habían hecho escuchar sus demandas aisladas. También en el campo socialdemócrata alemán lo hicieron el judeoalemán Eduard Bernstein y la revolucionaria polaca Rosa Luxemburgo. Sin embargo, se trató de testimonios personales, aislados, sin ninguna fuerza como para llegar a la conciencia de los gobiernos y las monarquías europeas. El Papa romano, los líderes religiosos, los príncipes, los gobiernos republicanos, todos callaron.

 

“Bernstein, en su escrito, denunció que la mano criminal había sido turca pero que había complicidades de grandes potencias, entre ellas, Gran Bretaña. El renacimiento cultural y sociopolítico de los armenios a finales y principios de siglo estaba acompañado por un fuerte contenido nacional y revolucionario. Aseguraba que muchas cancillerías y políticos imperialistas creyeron ver el fantasma de la revolución socialista que venían anunciando los intelectuales y militantes de esa concepción en el centro de Europa y en el Este eslavo, y que la misma se podría producir en Armenia. En 1915 el drama culminó con el genocidio, sobre el cual los armenios reclaman ahora justicia y verdad.

 

“El 11 de marzo de 1916, en el semanario socialista El Grito del Pueblo, Antonio Gramsci, descendiente de italianos y albaneses, hace un llamamiento a favor de los armenios. El periódico había aparecido dos años antes y en la misma época que escribió su nota sobre los armenios, publicó, muy joven, su célebre trabajo ‘Socialismo y cultura’. Gramsci había nacido el 22 de enero de 1891, en el seno de una humilde familia de Ales, Cagliari, isla de Cerdeña. Se afilió muy joven al Partido Socialista Italiano y sus primeros trabajos políticos los editó El Grito del Pueblo. Posteriormente dio vida al órgano de las Juventudes Socialistas, La Ciudad Futura, y pasó a encabezar la posición de izquierda del PSI. En 1919, desde las páginas de L’Ordine Nuovo defendió los consejos de fábrica durante el proceso revolucionario vivido en el Turín rojo. Al año siguiente, convertido en líder e ideólogo del movimiento consejista, publicó su tesis ‘Por una renovación del Partido Socialista’.

 

“En 1921 encabezó con Bordiga y Togliatti, después del Congreso de Livorno, el Partido Comunista Italiano, cuya secretaría pasó a ocupar.

 

“Político, diputado, publicista, permaneció preso en las cárceles de Mussolini desde 1926, cuando fue detenido a pesar de su inmunidad parlamentaria, hasta su muerte, ocurrida el 27 de abril de 1937. El fiscal fascista, en su alegato, había afirmado: ‘Tenemos que impedir durante veinte años que este cerebro funcione’.

 

“Pero, a pesar de su martirologio, el líder comunista logró trascender su encierro con su firme conciencia de intelectual y político revolucionario. De esa época datan sus Cuadernos de la cárcel, que desglosados en seis volúmenes reúnen sus estudios sobre: El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce, Los intelectuales y la organización de la cultura, El resorgimento, Notas sobre Maquiavelo, la política y el Estado moderno, Literatura y vida nacional y Pasado y presente.

 

“La importancia de Gramsci en el siglo XXI, especialmente para el socialismo en los países del Tercer Mundo, y, en general, para el mundo occidental, cada día se reafirma más.”

 

 

 

Una página inédita

 

 

A continuación, en forma íntegra, el artículo juvenil de Gramsci sobre la cuestión armenia, publicado en El Grito del Pueblo, el 11 de marzo de 1916:

 

“Es siempre la misma historia. Para que un hecho nos interese, nos toque, es necesario que se torne parte de nuestra vida interior, es necesario que no se origine lejos de nosotros, que sea de personas que conocemos, de personas que pertenezcan al círculo de nuestro espacio humano.

 

“En Padre Goriot, Balzac hace formular a Rastignac la siguiente pregunta: ‘Si cada vez que comiese una naranja, muriera un chino, ¿desistiría usted de comer naranjas?’. Y Rastignac responde más o menos lo siguiente: ‘Las naranjas están cerca de mí, yo las conozco, los chinos están tan distantes que no sé si realmente existen’.

 

“Tal vez nunca llegaremos a dar la respuesta cínica de Rastignac. Entre tanto, cuando vimos que los turcos masacraban a millones de armenios, ¿sentimos el mismo dolor agudo que experimentamos cuando somos testigos del sufrimiento y la agonía, o cuando los alemanes invadieron Bélgica? Es una gran injusticia no ser reconocido. Eso significa quedar aislado, cerrarse en el propio dolor, sin posibilidad de contar con el apoyo de afuera o de la comparación. Para una nación significa la desintegración lenta, la anulación progresiva de los lazos internacionales. Significa ser abandonado, quedar indefenso frente a los que no tienen razón, pero sí tienen espada y dicen cumplir un deber religioso a través de la destrucción del infiel. Así, en sus momentos más dramáticos, Armenia solamente recibió unas pocas expresiones verbales de conmiseración y de repudio a sus ejecutores. ‘Las masacres armenias’ se tornaron proverbiales, pero fueron apenas palabras que sonaron huecas y fallaron en configurar las imágenes de hombres de carne y hueso. Hubiera sido posible obligar a Turquía –dependiente como era de todas las naciones europeas– a no atormentar a quienes tenían como único deseo ser dejados en paz.

 

“Nada fue hecho, o por lo menos nada que produjese resultados concretos. Apenas Vico Mantegazzo citó, ocasionalmente, a Armenia, en sus prolijas divulgaciones sobre política oriental. La Primera Guerra Mundial levantó, una vez más, la Cuestión Armenia, más sin mucha convicción. Cuando Erzerum cayó en poder de los rusos la retirada de los turcos de los territorios armenios recibió en nuestra prensa menor espacio que el dedicado al aterrizaje del Zeppelin en Francia.

 

“Los armenios que están desplegados por Europa debían habernos hablado sobre su país, su historia, su literatura. Lo mismo que aconteció en Persia, ocurrió con Armenia. ¿Quién sabe que los grandes árabes (Avicena, Averroes y otros) son en verdad persas? ¿Quién sabe que casi todas las cosas que pertenecen a la civilización árabe son en realidad persas? O aún más, ¿cuántos de vosotros tenéis conciencia de que todos los esfuerzos recientes para modernizar Turquía se deben a los judíos y a los armenios?

 

“Los armenios deberían haber hecho conocer Armenia. Deberían haberla traído a la vida y a las mentes de los que la ignoran, que nada saben a su respecto y que por eso no le tienen simpatía.

 

“Alguna cosa está siendo hecha en Turín. Una revista llamada Armenia está siendo publicada, y a través de diferentes colaboradores se habla sobre el pueblo armenio: quiénes son, qué quieren, en qué se pretenden transformar.

 

“En ese proyecto, debe ser incluida la publicación de varios libros que introduzcan más persuasivamente y con mayor fuerza a la historia, la cultura, la poesía y la lengua del pueblo armenio.”

 

Hasta allí Gramsci. Siempre un adelantado. Siempre con los que sufren. Los argentinos, en los organismos internacionales, debemos luchar para que Turquía reconozca su genocidio en todos sus detalles. Nosotros, que en nuestro territorio ocurrió el nefasto método de la “desaparición de personas”, uno de los peores crímenes masivos de la historia de la humanidad, la llamada “muerte argentina”, tenemos ese deber de conciencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

300px-Armenian_Genocide_Memorial_Montrea
Memorial del Genocidio Armenio en  Montreal, Canada
1812-1923 Los años de la muerte 
Cronología del Genocidio Armenio
1812
Grecia se declara independiente del Imperio Otomano.

1855
Las grandes potencias (Inglaterra, Prusia y Francia) obtienen del Sultán diversas concesiones y monopolios comerciales, acentuando de este modo Turquía su dependencia económica de Europa.

1856
En el Congreso de París, Inglaterra, Francia, Rusia, Austria y Cerdeña admiten al Imperio Otomano en el concierto europeo, aceptando el sangriento estilo de conducción del Imperio por parte del Sultán.

1860
Tras una insurrección árabe en Siria, se concede una Constitución especial para el Líbano.

1862
En Agosto, un total de "bahibozuk" (tropas irregulares turcas) rodean al heroico Zeitún, motivando la resistencia de su población armenia.

1864
El Sultán reconoce parcialmente mediante edictos emanados por el Sultán la autonomía de Zeitún, tras la contundente resistencia de aquel pueblo.

1865
Los armenios de Charsandjak, que sufrieron varios ataques a causa de las hordas de pillaje y saqueo kurdas, resisten la opresión turca.

1866
Se produce el levantamiento de los griegos en Creta.

1867
En París y Londres se fundó la primera organización política del país, la "Joven Turquía" en apoyo a un programa del príncipe Mustafá, para "derrocar al régimen que oprime al Imperio Otomano". Sería éste el origen del Comité Unión y Progreso, como desprendimiento de los "Jóvenes Turcos" quienes finalmente organizarían el plan genocida de 1915.

1875
Se lleva a cabo la insurrección contra los turcos en Bosnia y Herzegovina.

1876
El diputado y varias veces Primer Ministro británico William Gladstone publica un folleto titulado "Los horrores de los turcos contra los búlgaros y la Cuestión de Oriente".

1878
El Congreso de Berlín, presidido por Bismarck, se reúne entre los meses de junio y julio para revisar las cláusulas del Tratado de San Stéfano. Rusia renuncia a la anexión de casi todos los territorios ocupados, recibiendo a cambio Kars y Batúm. Rumania, Serbia y Montenegro son declarados independientes. El artículo 16 del tratado de San Stéfano que había aceptado algunos de los reclamos armenios, se transforma en el artículo 61, que desconoce tal reconocimiento. La Cuestión Armenia se trata por primera vez internacionalmente. La Iglesia Armenia, las organizaciones y los futuros partidos políticos que se afirmarían en la década siguiente, luchan por su constante promoción. Aparecen las novelas romántico-revolucionarias de Hagop Melik Hagopian (Raffí) y la prédica de Krikor Ardzruní.

Los turcos venden Chipre a los ingleses.

1891
El Sultán Abdul Hamid II crea los escuadrones de exterminio de los armenios llamados con el nombre de "Hamidiyé", formados por irregulares kurdos. Los jefes y los soldados reciben salario, armas y las pertenencias armenias que eventualmente solían saquear. Participan directamente en las masacres de 1894 -1896, ordenadas por el Sultán de turno.

1894-96
Abdul Hamid II es bautizado, por el ex-ministro William Gladstone, como el Sultán Rojo. Hamid causa la muerte de más de 300.000 víctimas armenias en toda la región de Anatolia. En mayo se suceden los enfrentamientos turcos contra los griegos en la isla de Creta.

1905
El 29 de Mayo las milicias turco-tártaras masacran a la población armenia en Najicheván. Se suceden las masacres en Bakú y Karabaj.

1908
Se proclama con la revolución de los Jóvenes Turcos la nueva Carta Magna, estableciendo la monarquía constitucional de manera pacífica. El nuevo gobierno promete la igualdad entre sus súbditos, libertad de conciencia, de palabra, de prensa, de reunión y de libre circulación. Se concede representación parlamentaria a los armenios en proporción a su número.

1909
El 13 de abril estalla un movimiento contrarrevolucionario. Los dirigentes del partido de los Jóvenes Turcos se refugian en zonas aledañas a Estambul. Muchos armenios esperanzados en el nuevo régimen les brindan ayuda. El 24 de Abril (Fecha Emblemática) arriban a Estambul y el 26 deponen al Sultán Abdul Hamid. El trono es ocupado por su hermano Mohamed V (Mehmet V / 1909-1915).

Simultáneamente se organizan las masacres de Adaná y otras ciudades. Aunque es atribuido a grupos retrógrados, los miembros del partido "Unión y Progreso" (Ittihad ve Terakkí - Jóvenes Turcos) participan del mismo. La política de los llegados al poder no se difiere en nada de las de sus predecesores. 30.000 armenios y algunos misioneros norteamericanos fueron las víctimas.

La rebelión de los árabes en Yemen, es ahogada en sangre.

1910
Se lleva a cabo un congreso secreto de los Jóvenes Turcos en Salónica. Taleat, Ministro del Interior, sintetiza el pensamiento de la organización en la afirmación del panturquismo, recurriendo al "exterminio de los disidentes".

1911
Nuevo congreso del Comité Unión y Progreso, donde se afirma el racismo y la alineación con las potencias centrales: Alemania y Austria-Hungría.

1912
Los diputados armenios del nuevo Parlamento Otomano y el Patriarcado Armenio de Constantinopla, solicitan al gobierno las reformas convenidas pero el mismo las rechaza. La demanda es promovida por todas las organizaciones políticas, sociales y benéficas.

1913
Se efectúa el "Congreso Panturánico" en Bayazid, presidido por Enver, donde se coordina el terrorismo de estado con la acción de los grupos que actúan en el Imperio zarista.

El 23 de enero los Jóvenes Turcos dan un golpe de Estado y el poder se concentra en Taleat, Ministro del Interior; Enver Ministro de Guerra y Djemal Ministro de Marina, formando de tal modo el siniestro triunvirato que lanzaría el gran plan sistemático de genocidio desde el 24 de Abril de 1915.

El 19 de diciembre el "Evening News" de Londres publica que "los Jóvenes Turcos, en su conferencia secreta en Salónica han decidido…exterminar a todos los elementos no turcos del Imperio".

Según las reformas prometidas por Turquía, se acepta dividir las provincias de Armenia en dos unidades administrativas. Cada una de ellas tendría una Asamblea Nacional y sería gobernada por un inspector general de origen europeo.

Durante la ocupación de Tracia oriental por parte del ejército turco, tienen lugar nuevas masacres de más de 15.000 ciudadanos griegos.

1914
El 8 de febrero el Imperio Otomano acepta el proyecto de reformas. Se designan dos inspectores europeos: un holandés y un noruego, confirmados por el Sultán.

El 25 de mayo, el Patriarca Ecuménico (Ortodoxo) protesta contra la persecución de los cristianos.

En julio llegan los inspectores de origen armenio para las provincias armenias a Estambul (Constantinopla).

También en julio, el gobierno turco crea "batallones de trabajo" para el exterminio de los súbditos cristianos.

El 31 de octubre el Imperio Turco-Otomano entra en la Primera Guerra Mundial, aprovechando esa circunstancia para suspender las reformas a llevarse a cabo en las provincias armenias.

1915
El 26 de enero en el "Osmanischer Lloyd" (diario alemán de Constantinopla) se publica una carta de Enver Pashá dirigida al entonces Primado de Koniá y luego primer Primado de Sudamérica, Monseñor Karekín Khatchadurian, para "presentar a la Nación Armenia -cuya fidelidad al gobierno imperial es conocida- la expresión de mi satisfacción y reconocimiento". Turquía paga la lealtad armenia con la traición a sus ciudadanos; en las zonas ocupadas por las tropas turcas, las poblaciones de origen armenia, griega y siríaca son saqueadas y aniquiladas. (Del Tomo III de "La Cuestión Armenia y las Relaciones Internacionales", del Dr. Pascual C. Ohanian).

La Suprema Corte de Justicia de la República Argentina se hace eco de la demanda de Rodolfo Bobrik, Cónsul General del Imperio Alemán, contra el Emir Emín Arslán, Cónsul General de Turquía, pidiéndole la entrega de los bienes consulares, a pedido del gobierno turco. El Cónsul Arslán, de origen druso y cultura árabe, siendo uno de los fundadores del Comité de los Jóvenes Turcos, y desde su revista "La Nota" y sus artículos en la prensa argentina, critica al régimen de Constantinopla, denunciando los crímenes contra los armenios y las demás minorías.

El 2 de febrero, el Ministro del Interior turco Taleat es recibido por el Embajador alemán Wagenheim, a quien le explica las medidas a tomar contra la Nación Armenia, pidiéndole que Alemania no las dificulte.

El 12 de febrero comienzan a desarmar a los soldados armenios del Ejército turco, a despedir de sus puestos a altos funcionarios del mismo origen, a apresar a altos oficiales y a conformar las "fuerzas especiales", que tendrían a su cargo la parte operativa del genocidio en ciernes.

El 14 de febrero, el Comité Central del Partido de los Jóvenes Turcos se reúne en la sede Osmaniyé, con la presidencia de Taleat y de Zía Gökalp y adopta la resolución definitiva respecto de la instrumentación del Genocidio, designándose unTriunvirato como Comité Ejecutivo Supremo, integrado por el Ministro de Educación Shiukrí y los Dres. Nazém y Behaeddín Shakír, para la supervisión general del plan de exterminio. Ese mismo día del inicio de la reunión, las autoridades militares deportan a unos 1.600 jóvenes de Dörtyol (Chors Marzbank), para trabajar en forma forzada en la construcción de caminos.

El 18 de febrero, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, William J. Bryan, le reclama al Embajador de su país ante el Imperio Otomano, Henry Morgenthau, que intente la obtención de un decreto del gobierno turco dirigido a las autoridades de Palestina y Siria, en el sentido que ellos sean considerados responsables por las vidas de judíos y cristianos en el caso que hubiera saqueos. Ese mismo día se firman las órdenes secretas para el exterminio de los armenios, dirigidas a los enviados especiales de todas las provincias del Imperio.

El 19 de febrero se integran las "formaciones especiales", con asesinos y homicidas liberados de las cárceles. Su primera misión es la de matar a los soldados armenios de Erzerúm, a mediados del mes de mayo.

El 20 de febrero, en una entrevista concedida por Taleat al embajador estadounidense Morgenthau, le asegura que ningún peligro amenaza a los armenios y a los judíos, que "están bien protegidos".

El 1º de marzo se disuelve el Parlamento Otomano, para no contar con controles o posible oposición a la política racista del gobierno.

El 31 de marzo el Ministro de Guerra Enver, prohíbe la edición del periódico armenio de la Federación Revolucionaria Armenia "Azadamard".

Al día siguiente del asesinato del político armenio Ishján, en el pueblo de Hiró, los turcos y kurdos atacan el pueblo de Tagh. El mismo 4 de abril toda la comarca de Shadaj inicia una heroica resistencia de cuarenta días, que concluye exitosamente el 10 de mayo, ante la huída de los turcos frente a la ofensiva rusa.

El 8 de abril se inicia la deportación y exilio de los armenios en la zona de Zeitún. Ese mismo día, en una entrevista con el Patriarca Zavén, el Ministro Taleat le asegura que el gobierno no ejecutaba ninguna política especial para los armenios. El mismo día Taleat, ordena al Ejército el desarme general de los soldados armenios.

El 20 de abril se inicia la resistencia en el Aikesdán (Area de Quintas) y en el Kaghakamech (Zona Urbana) de la ciudad de Van, una independiente de la otra. La población armenia soporta el asedio hasta el día 16 de mayo, cuando entra el Ejército ruso.

El 23 de abril se reúne en el Patriarcado Armenio de Constantinopla la cúpula comunitaria, la mesa interpartidaria y los legisladores armenios, para analizar las terribles noticias llegadas de las provincias armenias. Se acepta la propuesta del Diputado KrikorZohrab, de presentar un memorándum al gobierno, solicitándole el cambio de su política respecto de los armenios. Zohrab había redactado dos notas de protesta, había mantenido varias entrevistas con el Ministro del Interior Taleat y como respuesta, es: "deportado a Diarbekir" como forma encubierta de su asesinato, junto a otro intelectual, Vartkés, el 6 de julio.

El sábado 24 de Abril (según el antiguo calendario juliano, 11 de abril), víspera de la Pascua de Resurrección, al mediodía cumpliendo órdenes ilegales, con listados preparados en forma detallada, el gobierno de los Jóvenes Turcos hace detener y deportar -al día siguiente- a los máximos líderes religiosos, políticos, intelectuales, gente de la cultura de la nación armenia: tras pasar una noche en la cárcel de Mehder-Hané, son diseminados hacia diversos puntos del país, donde son esperados para ser asesinados, mediante falsos enjuiciamientos.
Las detenciones suceden durante todo un mes: 196 escritores, 168 pintores, 575 músicos, compositores, intérpretes y bailarines, 336 médicos, farmacéuticos y odontólogos, 176 docentes y profesores, 160 abogados, 62 arquitectos, 64 actores, etc.


El 26 de abril, el Patriarca Zavén se entrevista con el Premier turco Said Halim y luego con Taleat, quienes le confirman las garantías para la Nación Armenia y que las medidas adoptadas son sólo contra los militantes de los partidos políticos.

El 27 de abril, el Embajador de los Estados Unidos, Henry Morgenthau, envía un informe a su gobierno, caracterizando las detenciones y deportaciones como una gran acción contra las minorías de parte del gobierno turco.

El 16 de mayo se redacta un Estatuto por el cual se ordena la apropiación de los bienes que habían sido obligados a abandonar los ciudadanos otomanos de origen armenio, bajo amenaza de muerte.

El 22 de mayo se realiza, en la sede central del Partido de los Jóvenes Turcos, la reunión general informativa de las "fuerzas especiales". Taleat presenta un detallado informe de la marcha del plan genocida, de cómo apropiarse de los bienes de los armenios y repoblar las ciudades "desarmenizadas". Al día siguiente se ordenan las partidas extras para los gastos operativos.

El 24 de mayo, las potencias aliadas presentan por nota al gobierno turco-otomano un memorandum en el que lo hacen responsable de los crímenes. La Sublime Puerta niega las masacres, diciendo que "es producto de la imaginación de la Entente contra el lmperio Otomano". Al día siguiente, el Dr. Behaeddín Shakír emite una comunicación ordenando el aniquilamiento total de los armenios, empezando por los más destacados.

El 1º de junio comienza la epopeya de Shabín Karahisar, que concluyó el día 23 del mismo mes.

El 15 de junio son colgados en la Plaza Sultán Bayaceto, veinte jefes del Partido Político Armenio Hnchakián. El mismo día son ahorcados otros doce armenios en diversos sitios de Cilicia y doce más en Cesárea (Kayseri).

El 1º de julio son asesinados armenios y sirios en Medzpín, Tel Ermení y Mardín.

En una carta enviada el 13 de julio al Primado de Bulgaria, el Patriarca Zavén le plantea nuevamente el desastre armenio, pidiéndole que solicite la solidaridad de las potencias neutrales y la movilización del mundo, para salvar por lo menos al resto de los sobrevivientes.

El 18 de julio comienza la autodefensa de Sasún, ante el ataque del Ejército turco.

El 19 de julio, en una entrevista con el Embajador Morgenthau, Taleat lo reconvina acerca de su actividad en favor de los armenios y le anunció nuevas masacres.

El 21 de julio, Boghós Nubar, nombrado presidente de la Delegación Nacional Armenia por el Patriarca Kevork V y fundador de la Unión General Armenia de Beneficencia, informa al Primado de Bulgaria de la presentación de un informe al Rey de Italia y al Presidente de Estados Unidos, quienes no logran nada de Turquía. El mismo informe es presentado a las autoridades inglesas, francesas y rusas.

El 30 de julio llega la orden de deportación a las seis aldeas armenias ubicadas en las cercanías del Monte de Moisés (Musá Dagh). La población resuelve resistir, por lo que encara la epopeya conocida como "los cuarenta días del Musa Dagh", hasta que el 14 de septiembre son rescatados por una nave de guerra francesa. Por otra parte, el gobierno turco se dedica a sacar los libros de circulación permanentemente, ejerció presión sobre la empresa de cine estadounidense Metro Goldwyn Mayer, para que evitar su filmación en 1935, censura y prohibición que son logradas gracias a la presión ejercida por el Departamento de Estado norteamericano.

El 1º de agosto se inicia, en las laderas del Monte Ak Dagh, la autodefensa de los pueblos de Chat, Eilendjé y Kum Kuyú, hasta 1919.

El 6 de agosto se inicia la corta autodefensa de Fendeyak, cerca de Marash.

El 24 de agosto Taleat ordena transferir los colegios de la comunidad armenia al Ministerio de Educación de Turquía.

El 2 de septiembre el gobierno turco explica porqué había decidido como destino final de las caravanas y campo de exterminio el desierto de Deir El-Zor y la creación de brigadas de mano de obra esclava para el gobierno y el Ejército de Turquía.

El 16 de septiembre, el Papa Benedicto XV recibe a Monseñor Kojunian, representante de los armenios católicos ante el Vaticano, quien le informa la terrible persecución sufrida por los armenios. Días después, el Santo Padre remite al Sultán Mohamed V un pedido autógrafo de generosidad y piedad para el pueblo armenio, invocando al Altísimo. Un pedido semejante del príncipe heredero Abdul Mejid, realizado días después, es respondido así: "¿Qué puedo hacer? Le he hablado a Taleat pero no me hace caso". En la respuesta del Sultán al Papa, se repiten las tergiversaciones de la Cancillería turca.

El 3 de octubre, Taleat informa a las autoridades civiles que los asesinos de los armenios quedarían libres de toda acción judicial, porque "servían a los objetivos procurados por el gobierno, haciéndolos realidad".

El 14 de octubre, el Departamento de Estado norteamericano declara que Turquía ha faltado a la promesa de no deportar armenios católicos o protestantes, información ratificada por el Embajador Morgenthau.

El 15 de octubre, el Catolicós Sahag Jabaían, de la Gran Casa de Cilicia, quien había sido deportado de la Santa Sede de Sís a Alepo, es obligado, nuevamente, a partir al exilio. Por una circular ministerial del 5 de noviembre, Taleat ordena a las autoridades locales el asesinato de los niños armenios adoptados por las familias turcas.

El 27 de noviembre Lord Bryce publica un artículo con nuevos detalles acerca de las atrocidades de los turcos, con las últimas informaciones recabadas por el Reino Unido.

El 29 de noviembre comienza la heroica autodefensa de Urfá (Hetesia), que se extiende hasta el 23 de octubre.

En un telegrama remitido a Alepo el 17 de diciembre, se ordena que los armenios que aceptaran la religión islámica sean reconocidos como tales luego de haber llegado al punto del destino final de las caravanas de deportación.

1916
El Embajador alemán Wolf-Meternich propone a su gobierno el 14 de febrero honrar a Taleat con la Condecoración en Primer Grado del Aguila Roja Prusiana, por ser "el más influyente ministro de la Sublime Puerta y el convencido defensor de la alianza turco-alemana", como así también "el más activo, junto a Enver y Halil, dentro del Partido de los Jóvenes Turcos".

El 17 de marzo se realizan grandes matanzas en los campos de concentración de Ras-ul-ain (50.000) y Deir El-Zor (200.000), hacia donde se dirigían las caravanas de deportados.

Mediante un decreto del 10 de agosto, el gobierno turco anula los Patriarcados de Jerusalen y de Constantinopla el que es clausurado, conservando únicamente el Catolicosado de Cilicia, pero con sede en Jerusalén.

El 22 de agosto, el Patriarca Zavén de Constantinopla es deportado a Bagdad.

El 9 de septiembre, el Embajador turco en Berlín Hakken Pashá, solicita sacar de circulación en Alemania el "Informe Secreto" acerca del Genocidio que había sido editado por J. Lepsius.

El 28 de septiembre, en una reunión realizada en Constantinopla por el Partido de los Jóvenes Turcos, se encuentra como "recta y justa" la política llevada acabo por la conducción partidaria. El mismo día se crea un Banco con el dinero robado a los armenios.

Gracias a Marzbed y a otros revolucionarios de la Federación Revolucionaria Armenia, se organiza una vía de escape de los sobrevivientes desde Deir-El-Zor hacia Alepo, por ferrocarril.

El 7 de noviembre, en respuesta a una carta del Senador Louis Martin, el Premier francés Aristide Briand declara que "cuando llegue el momento de la justa reparación, el gobierno francés no va a olvidar la dolorosa situación del pueblo armenio y de acuerdo con sus aliados, va a adoptar las medidas necesarias para asegurarle una vida de paz y progreso".

El general alemán Liman von Sanders, Comandante General del V Cuerpo del Ejército otomano, informa al Gobernador de Esmirna que las deportaciones masivas de los armenios ponen en peligro la seguridad militar del V Cuerpo del Ejército y que si la policía intenta deportar a los armenios durante el período de su comandancia, él tendrá que usar la fuerza militar contra ellos, para impedir la operación. Cuando el Gobernador le responde que quien firmaba la orden era Taleat, von Sanders reitera su objeción y sugiere que pidiese una nueva contraorden del gobierno.

En una reunión entre Boghós Nubar y George Picot en la Embajada francesa de Londres, luego de crearse una brigada de voluntarios armenios que actuaría en el Ejército francés -para liberar los territorios armenios ocupados por Turquía-, se crea la Legión Oriental, que en diciembre de 1918 pasa a llamarse Legión Armenia.

1917
El 27 de febrero son deportados al desierto por orden del Gobernador local, los exiliados armenios y los prisioneros de guerra que se encontraban en Bagdad.

Durante el análisis del presupuesto otomano del año 1917, en su discurso ante el gabinete, el Ministro de Hacienda estima en 7.900.000 moneda oro "lo obtenido por medio del Ejército de los cuales sólo corresponden 1.900.000 a lo recaudado de acuerdo a las leyes, alcanzando lo ingresado ilegalmente a 6.000.000... aunque estoy convencido que es sólo un cuarto del monto real". Eso da una idea de lo robado a los armenios y de cuánto era para el Estado y cuánto para sus funcionarios.

El 28 de agosto, en una audiencia concedida a los dirigentes de la Sociedad Misionera y Benéfica Alemana, el criminal turco Djemal les declara que "el gobierno turco había obrado contra los armenios no porque eran cristianos, sino porque eran armenios y por haber puesto en peligro la existencia del estado otomano"

El 23 de octubre, el Ministerio del Interior turco le exige a la Superintendencia Ferroviaria de Alepo que le informara la nómina de los armenios que trabajaban en las estaciones de ese tramo, estableciendo -por una encuesta- sus identidades, la cantidad de parientes, etc. Los armenios utilizan ese camino para escapar del Genocidio.

1918
El 8 de enero, el Presidente estadounidense Wilson declara sus famosos catorce puntos para el establecimiento de la paz, cuyo párrafo doce menciona que "en los actuales territorios turcos se garantizará una soberanía segura, pero a las otras naciones que se encuentran ahora bajo dominación turca se les garantizará total seguridad para sus vidas y la posibilidad de un desarrollo autónomo".

El 28 de febrero, el Ministro de Guerra Enver ordena aniquilar a todos sus súbditos de nacionalidad armenia que se encontraran en sus fronteras, que tuvieran más de cinco años de edad, fusilar en lugares recónditos a los soldados armenios y apresar a los oficiales de la misma nacionalidad, hasta nueva orden.

El 18 de marzo comienza a actuar en Bakú la Brigada Salvaje tártara, al servicio del panturquismo, asesinando en corto tiempo a unos 30.000 armenios.

Halil, tío paterno de Enver, ocupó Kantzag el 20 de junio, desde donde inicia con su ejército las matanzas de los armenios de Karabagh.

El 11 de julio, los sobrevivientes del genocidio de la región de Meziré-Jarpert, quienes habían vuelto a sus hogares, son fusilados por el Ejército turco a orillas del río Arazaní.

Por invitación del Partido turco-azerí "Musavat", Nurí Pashá (cuñado de Enver) invade y sitia Bakú, que se encontraba bajo el mando conjunto ruso-armenio. Luego de cuatro meses de asedio, el 15 de septiembre la ciudad cae en manos de turcos y tártaros.

Tiene lugar en Palestina la decisiva batalla de Arará contra las fuerzas turco-germanas. El 19 de septiembre, el contingente armenio-francés tomó 25.000 prisioneros de guerra y 250 cañones. Son notables los actos de heroísmo de los voluntarios armenios en pro de la liberación de Palestina.

El 14 de octubre, el gobierno de Ahmet Izzet Pashá, que reemplaza al de Enver, solicita el armisticio con las naciones aliadas y el 24 de octubre los turcos comienzan a retirarse del Cáucaso, hacia las fronteras establecidas oportunamente en 1914.

Cuatro días después de la caída del gabinete de Taleat Pashá, el gobierno turco autoriza, el 24 de octubre, el retorno de los armenios a sus hogares. El 26 de octubre se firma en Constantinopla, un acuerdo entre el gabinete turco y la delegación de la República de Armenia, por el cual los turcos prometen restituir los territorios ocupados y retirarse de los límites fijados por el Tratado de Brest-Litovsk.

En una reunión urgente realizada en la tarde del 1º de noviembre, en vísperas de su fuga a Alemania, Taleat reitera ante el organismo central del Partido de los Jóvenes Turcos sus falsos argumentos para el Genocidio y declara disuelto ese partido. Dos días después, los dirigentes de segunda línea lo refundan bajo el nombre de Partido Teyediud.

El 4 de noviembre, el Parlamento del Imperio Otomano resuelve someter a juicio marcial a los responsables del Partido de los Jóvenes Turcos por el Genocidio.

Se crea una comisión investigadora presidida por el Gobernador de Paghesh. El 23 y el 26 de noviembre, Kiazím Pashá preside un Tribunal Militar para Enver y Djemal.

Según el diario turco "Yenigün" del 9 de diciembre, Alemania se niega a entregar a Taleat para ser juzgado por las autoridades turcas.

Mediante un telegrama remitido a Constantinopla el 14 de diciembre por el Gobernador de Erzerum, se informa la comprobación de los crímenes cometidos por Behaeddín Shakir en la región, mediante los kurdos traídos de Dersim.

El 16 de diciembre se emite un decreto por el cual serían investigados los ejecutores de crueldades, matanzas y deportaciones contra los armenios.

El 25 de diciembre, el gobierno de Constantinopla promulga una ley por la cual se anuncia el inicio de causas judiciales contra los responsables de las deportaciones cometidas durante los años 1915 - 1918.

Por iniciativa del Gobernador turco de Dörtyol, el 29 de diciembre se realiza una reunión especial con el fin de armar a los irregulares de la región, para perseguir a los armenios retornados a sus hogares en la región de Cilicia.

1919
El 1º de enero Enver y Djemal son expulsados del Ejército otomano y en ausencia, el veredicto es ratificado por el Premier Tevfik y el Ministro de Guerra Djevad.
El 5 de enero, en la gran iglesia griega Santísima Trinidad del Barrio de Pera, en la Capital del Imperio Otomano, se oficia una gran misa de requiem en homenaje a las víctimas de las masacres armenias de los años 1914-1918.

El 2 de febrero el gobierno confisca algunos bienes sin gran valor, de los Jóvenes Turcos. El manejo real de la financiación del Genocidio se había hecho desde cuentas particulares. Un documento demuestra que sólo en un mes de 1921 se habían distribuido, para diez criminales que se encontraban en Alemania, unos 115.000 marcos.

Durante el mes de febrero se reúne una Conferencia Panarmenia en Paris, que cuenta con la presencia de los delegados de las comunidades de Turquía, Persia, Siria, Egipto y Estados Unidos. En dicho encuentro se elabora un memorandum de las reivindicaciones armenias, se evalúan los daños sufridos y se constituye una comisión para la redacción de un status para el nuevo Estado.

Según una orden impartida desde Koniá, los turcos organizan una gran rebelión contra los franceses. Los jefes turcos emiten una declaración el 21 de febrero, en la que proponen saquear a los armenios, mientras esperaban a Enver (quien nunca llegó). "Ayúdenlo y maten a todos los cristianos, sin fljarse en mujeres ni niños" .

El 22 de febrero los nacionalistas turcos ocupan la ciudad de Marash, realizando nuevos crímenes.

El 28 de febrero, los kemalistas realizan una matanza de armenios en la ciudad de Alepo.

Según el diario turco "Yenigün", se inician juicios contra 93 dirigentes de los Jóvenes Turcos, acusados de responsabilidad por el Genocidio contra el pueblo armenio.

En Ghalatá (un barrio de Constantinopla) se realiza el día 21 de marzo, una gran reunión panarmenia, en donde hacen uso de la palabra oradores de las comunidades armenias católicas, evangélicas y apostólicas, haciendo hincapié en la necesidad de la realización de un trabajo coordinado y unitario, con el objeto de encarar la solución de las consecuencias derivadas del Genocidio.

El 30 de marzo, desde Karabagh llega un pedido de ayuda, para lograr que las autoridades inglesas de Constantinopla influencien sobre las autoridades inglesas de Bakú, para que abandonaran su acción pro-turca y fueran -por lo menos- imparciales.

El 2 de abril, el Ministerio del Interior turco presenta ante el Tribunal que juzgaba a los criminales del Genocidio, los documentos relativos a los años 1915-1917.

El 6 de abril el Comandante francés de Cilicia Coronel Bremond, publica una declaración por la cual deberían entregarse en un plazo de dos meses los bienes muebles e inmuebles de los armenios que habían sido apropiados por los turcos desde el año 1915.

El 8 de abril, el Tribunal Militar de Yozgad condena a muerte al Gobernador de la ciudad de Boghazlian y a su delegado, por los crímenes cometidos durante las deportaciones a los armenios.

El 12 de abril el Tribunal Militar resuelve en Constantinopla, someter a juicio a la mayoría de los integrantes del gabinete de los Jóvenes Turcos.

El 24 de Abril, en la iglesia de la SantísimaTrinidad del Barrio de Pera, se realiza un funeral en memoria de las victimas del Genocidio, con la "Misa a cuatro voces" del Padre Gomidás. En su homilía, el Patriarca Zavén -quien había retornado del exilio-, dice que "todos los mártires armenios son como los granos de trigo, que desde la tierra van a dar sus brotes y multitud de espigas".
Cartografia img_solapa_ama_3.gif
x_armenia.gif
chico1_mapaarmenia.gif chico2_mapaarmenia.gif chico3_mapaarmenia.gif
chico4_mapaarmenia.gif chico5_mapaarmenia.gif chico6_mapaarmenia.gif
El Genocidio Armenio
durante la caída del Imperio Otomano y la formación de Turquía moderna: Deportación y Aniquilación Sistemática de la población armenia desde 1890 a 1923.
logo_genocidio.gif www.GenocidioArmenio.org
Centro de Estudios e
Investigaciones Urartu
escudourartu.gif

         Referencias:

  Líneas férreas en actividad al año 1923
2ref1.gif C.O. (Chemins de Fers Orientaux)
2ref2.gif C.F.O.A. (Chemins de Fer Ottomans d'Anatolie)
2ref3.gif O.R.C. (Oriental Railway Company)
2ref4.gif S.C.P. (Smyrne Cassaba & Prolongements)
2ref5.gif Baghdad Railway
2ref6.gif Transcaucasus Railways
2ref7.gif Hidrografía
ref1.gif Ciudad de paso para el cambio de rutas de deportación
ref2.gif Ciuadad o pueblo con alto índice de población armenia
ref3.gif C.F.O.A. (Chemins de Fer Ottomans d'Anatolie)
ref4.gif Destinos de deportación
ref5.gif Rutas de deportación sistematizada
ref6.gif Rutas espontáneas de escape y emigración
ref7.gif Ubicación de las cárceles a las que los intelectuales armenios arrestados el 24 de Abril de 1915 fueron trasladados y masacrados

         Fuentes bibliográficas:

Hewsen, R. H. Armenian Genocide, 1915. Armenia: A Historical Atlas. 1999.

Khanzadian, Z., Kevorkian, R. H. y Van Lauke, E. The 1915 Armenian Genocide in the Turkish Empire. Maps / Greater Armenia. Armenian National Institute. Reedición 1998.

Khanzadian, Z. y Andonian, A. Armenié. Gomidas Institute. Reedición 2001.

Pawlewicz, M. J., Steinshouer, D. W. y Gautier, D., L. Map Showing Geology, Oil and Gas Fields, an Geologic provinces of Europe incluing Turkey. Open File Report 97-470I. U.S. Departament of the Interior. U.S. Geological Survey. 1997.

The Middle East Map. The World Factbook. Central Intelligence Agency (C.I.A). 2002.
Armenios en el camino entre Araval y Erevan. La masacre en Sasun (agosto 1894) La masacre de Armenia en Constantinopla (30 de septiembre 1895) El ataque de los Softas (estudiantes de teología) contra los armenios cerca de Santa Sofía. La policía llevando a los armenios prisioneros a la Prisión Grand Zaptie, Estambul.
Después del enfrentamiento en Estambul. A la izquierda, una mujer armenia herida; en el centro, una jóven de catorce años a quien golpearon terriblemente y asesinaron a sus padres; a la derecha, una mujer con un pulmón herido, sufriendo de heridas y cortes en la cara y piernas. La exhibición de las cabezas de nueve armenios tras haber sido asesinados en Mahlam el 14 de octubre de 1898 por orden el Gobierno Otomano. Masacre en Baku, 1905. Dos trabajadores de la Asociación de Asistencia acompañando a tres trabajadores locales quienes están enterrando el cadáver de una víctima armenia de la masacre de Cilicia. Una víctima armenia de la masacre de Cilicia.
Niños armenios de Adana, sus cuerpos han sido seccionados con ganchos y sus pantorrillas severamente lastimadas. El cuartel Armenio de Adana destruído El cuartel Armenio de Adana destruído. Armenios escondidos y resguardados en el cuartel Armenio en ruinas. Las ruinas de Tarsus (Cilicia), 1909.
Alrededor de 3000 armenios refugiados en la Iglesia de Bakhche (Cilicia). Las ruinas de Haruniye después de la masacre de abril 1909. Armenios víctimas de una epidemia de tifus en Kishifty (Cilicia) como consecuencia de la masacre de abril, 1909. La Asociación de Asistencia Alemana en Haruniye distribuyendo objetos para el descanso e higiene de los armenios necesitados. La Estación de la Misión en Haruniye distribuyendo arados de trilla para los granjeros armenios.
Movilización musulmana en Constantinopla al llamado de la Guerra Santa, 14 de Noviembre de 1914. Los armenios en el servicio militar otomano trabajaban sin armas. Tenían que realizar trabajos forzosos, construyendo calles o transportando herramientas pesadas. Muchos de ellos que no murieron de desnutrición, enfermedades epidémicas murieron por la complejidad de las tareas. Soldados del ejército Zarista después del entierro masivo de los cadáveres armenios de “los soldados trabajadores”. La Elite armenia de la ciudad de Kharberd (Kharpet, Harpoot) siendo alejados de la Guardia Armada en Mayo de 1915. El verdugo turco y la víctima armenia, cuyo rostro golpeado había sido tapado para no ser visto.
Un armenio golpeado hasta la muerte. Desde el principio del genocidio gran cantidad de armenios eran ahorcados. Eran, generalmente, vestidos con una capa blanca con un signo alrededor de sus cuellos que aludía a “su crimen”. Esta fotografía muestra la muerte de un griego (Rodosto), quien ha sido sentenciado a muerte por “colaborar con el enemigo”, Dresden, 1920. La ejecución de una pareja armenia. Después que un gran porcentaje de hombres armenios habían sido asesinados, lo que continuaba eran las “deportaciones” que tendrían lugar para las mujeres armenias, niños y ancianos, a los cuales les esperaba una muerte lenta de hambre, de cansancio y de enfermedades. Estas fotografías muestran a mujeres armenias cargando no solo a sus hijos en la marcha hacia la muerte, sino que también lo que quedaba de sus pertenencias. Cuanto más al sur se trasladaban, menos dinero tenían para alquilar vagones para resguardarse. Después que un gran porcentaje de hombres armenios habían sido asesinados, lo que continuaba eran las “deportaciones” que tendrían lugar para las mujeres armenias, niños y ancianos, a los cuales les esperaba una muerte lenta de hambre, de cansancio y de enfermedades. Estas fotografías muestran a mujeres armenias cargando no solo a sus hijos en la marcha hacia la muerte, sino que también lo que quedaba de sus pertenencias. Cuanto más al sur se trasladaban, menos dinero tenían para alquilar vagones para resguardarse.
La deportación de una mujer armenia y su hija. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios.. Ezurum era un importante punto de descanso para los deportados del norte del Imperio Otomano. El vice-consul alemán, Edwin von Scheubner-Richter fotografíó el “campo de los armenios exiliados” como también la “distribución de pan de parte de los oficiales del consulado”. Sus nueve fotografías desafortunadamente de muy mala calidad, se encuentran en el archivo policial de la oficina de extranjeros en Bonn. Sin embargo, muchos de los armenios deportados no llegaban al “éxito de la deportación” en la Mesopotamia, a pesar de la ayuda brindada. Parte de la población islámica y también los guardias realizaron muchas masacres, esto sumado al esfuerzo de la marcha forzada no ayudaba a los armenios..
“Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. “Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. “Ellos exponían la pila de cuerpos de niños que aún vivían suplicando vivir en la normalidad”. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños.
Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Sin embargo, los sobrevivientes de la agónica marcha de la deportación fueron al semi-desierto y a las regiones de desierto del norte de Siria e Iraq. Europeos contemporáneos y la literatura inglesa se refirieron a los campos de refugio a lo largo de Bagdad como un campo de concentración. No había ninguna preparación para la recepción, dejaron a la suerte el establecimiento de los armenios en ese lugar. Las fotografías de Wegner muestran como trataban de protegerse los armenios del tremendo calor con atuendos primitivos. Como atestiguan las imágenes los deportados consistían en ancianos, mujeres y niños. Armenias deportadas lavando en el Eufrates.
Este grupo de restos humanos representan a diez de miles esperando ayuda. “Niños armenios 1915-1918”. Una enfermera del cercano este, examina a un niño armenio. Uno de numerosos niños armenios disminuído a un esqueleto. Una mujer armenia muriendo de hambre con sus dos pequeños hijos.
La muerte de agotamiento de un niño deportado. Cráneos y restos de huesos humanos Un teatro armenio había sido planeado para este cuadro, ahora los restos de los armenios asesinados realizan los papeles de su propia tragedia. Expediente de una enfermera. Armenios ancianos en un campo de refugio en Aleppo.
“Momentos melancólicos en el patio”. “La edad no es…” Cuando las tropas de los turcos kemalies tomaron el mando de la ciudad, predominantemente habitada por griegos, quemaron el cuartel cristiano. Aproximadamente cientos de miles de personas fueron masacradas, quemadas o muertas en el intento de salvarse nadando. Habían diez mil armenios entre ellos. Algunos habían vivido en Smyrna, mientras que otros habían buscado refugio allí. Esta fotografía ha sido tomada un día antes del incendio. Niños armenios y griegos de orfanatos en el interior de Asia Menor aguardando en Constantinopla por un pasaje de barco a Grecia. La población griega de Asia Menor, fue deportada alli de acuerdo con el tratado de Lausanne de 1923. Cuando Cilicia y los sanjak estuvieron bajo la juridicción de Francia en 1919, los franceses alentaron a los armenios a retornar a su tierra de origen. Pero en 1939 Francia se retiró… Esta fotografía muestra niños armenios refugiados en Port Said, comiendo su ración de pan diario.
La invasión turca de Transcaucasia en 1918 y 1920 da como resultado un nuevo fluido de refugiados. La fotografía muestra armenios de Alexandropol (llamado Leninakan; y desde 1990, Kumairí) huyendo del ejercito turco. Como en todas las estaciones de Transcaucasia, los trabajadores del Cercano Oriente relevaban niños armenios hambrientos. Un niño sin hogar en Yerevan. Una refugiada del oeste de Armenia en las calles de Yerevan. El refugio de unos ocupantes que esperaban la muerte, echados a la deriva mientras se morían de hambre.
Adentro y afuera de las puertas del “Orphan City”. Los huérfanos y niños refugiados piden por la admisión en el “Orphan City” ubicado cerca de Alexandropol. Las construcciones de dicho orfanato que fueron utilizadas como refugio en la época zarista, sobrevivieron el terremoto del 7 de Diciembre de 1988 y aún hoy pueden verse. Niños esperando en la nieve por su admisión en el “Orphan City”, un espectáculo diario desde la mañana temprano hasta la noche bien tarde. Suplicando por la admisión. Dos niños reciben ropa del Cercano Oriente. Sin ningún medio para subsistir, esta mujer estaba obligada a renunciar a sus hijos para llevarlos a un orfanato. Su subsistencia era dudosa.
Los maestros americanos ponían mucho énfasis en la higiene y el ejercicio físico de sus alumnos (Octubre de 1925). La sección del campo de prevención de enfermedad para 30.000 niños en el Caucaso. El primer vagón de la salud (del Cercano Oriente). Visitaba villas donde los huérfanos eran desarraigados, revisando a niños u adultos. Este servicio se había expandido con móviles cubriendo muchas áreas del Caucaso y establecimientos de refugios en Siria. Los niños del Orphan City en Alexandropol en camino hacia la iglesia. Catholicos Gevork V recibiendo a algunos niños armenios.
Varios musulmanes (los kurdos y beduinos) protegieron a las mujeres armenias y a los niños de la aniquilación. Sus motivos no siempre eran desinteresados. Los armenios “adoptados” no sólo debían trabajar gratis para sus rescatadores islámicos, sino que también frecuentemente sufrían de abusos sexuales. Sin embargo, habían casos de verdadera generosidad y humanidad. Paralelamente a esto, también existían los armenios islamizados del norte de Siria quienes fueron adoptados desde niños por los beduinos y más tarde, fuera del agradecimiento y la convicción, mantuvieron la fé y la forma de vida de sus familias adoptivas. Ellos y sus descendientes siguen a pesar de todo preservando en su memoria sus raíces armenias. Estas imágenes vienen de un folleto misionero de Alsatian. Ellos reflejaban el destino de un joven armenio separado de su madre en el momento de la deportación y más tarde adoptado por unos beduinos. Al final de ésta odisea él se pudo reunir con su madre en América. Varios musulmanes (los kurdos y beduinos) protegieron a las mujeres armenias y a los niños de la aniquilación. Sus motivos no siempre eran desinteresados. Los armenios “adoptados” no sólo debían trabajar gratis para sus rescatadores islámicos, sino que también frecuentemente sufrían de abusos sexuales. Sin embargo, habían casos de verdadera generosidad y humanidad. Paralelamente a esto, también existían los armenios islamizados del norte de Siria quienes fueron adoptados desde niños por los beduinos y más tarde, fuera del agradecimiento y la convicción, mantuvieron la fé y la forma de vida de sus familias adoptivas. Ellos y sus descendientes siguen a pesar de todo preservando en su memoria sus raíces armenias. Estas imágenes vienen de un folleto misionero de Alsatian. Ellos reflejaban el destino de un joven armenio separado de su madre en el momento de la deportación y más tarde adoptado por unos beduinos. Al final de ésta odisea él se pudo reunir con su madre en América. Una niña armenia adoptada por beduinos. La señora Vartanian, antes de ser la tercer esposa de un árabe en el desierto de Arabia. La fotografía de esta mujer armenia (sentada a la Izquierda) tras ser forzada a contraer matrimonio con un beduino apareció en el folleto Am Ziel por la Armenian A. S. Baronigian. El nativo de Van. Baronigian realizó su propia operación de libertad en Alemania en la década de 1920. Viudas armenias y sus hijos.
Cleveland H. Dodge en cuyo cuarto fue organizado el Comité de la Liberación (en el Cercano Oriente) el 16 de septiembre de 1915. Fue el primer miembro del Comité Ejecutivo y el tesorero desde el 18 de Julio de 1917 hasta su muerte el 24 de Junio de 1926. John H. Finley, vice-presidente del Comité, mostando al Presidente Coolidge una alfombre tejida por las huérfanas del Cercano Oriente. Jacob Künzler (1871-1949). Sargento suizo- alemán activo desde 1899 a 1919 en el hospital de German Orient Misión en Urfa, testigo ocular del Genocidio de 1915-1916. En el verano de 1922, evacuó 8.000 niños armenios de Siria en representación del Cercano Oriente Relief, y eventualmente cuidó a 1.400 huérfanas en el Líbano. La fotografía muestra a Künzler en un campo de refugio en Beirut. Jacob Künzler y su esposa Elisabeth. Dr. Johannes Lepsius (1858-1926). Teólogo y misionero alemán, fundador del German Orient Missión (1895); autor y editor de tres publicaciones prominentes de la persecución y aniquilación de armenios en 1895-96 como así también en 1915-1918.
Wegner en 1933, después de ser denunciado, arrestado y torturado por su movimiento pacifista. Fue detenido por varios meses en varias prisiones alemanas y campos de concentración. Wegner junto con Gerayer Koutcharian en 1969 en Génova, donde Wegner formó parte de una convención internacional armenia como invitado de honor. Dr. Martin Niepage (1886-1963). Maestro del Secundario Alemán de Aleppo desde 1913 al 1916; testigo ocular del Genocidio, redactó un informe al Parlamento Alemán el 15 de octubre de 1915. Una versión expandida como un informe en 1916. Niepage evadió ser arrestado por Jemal Pasha en 1916 por retornar a Alemania en Junio de ese mismo año. A. The Armin T. Wegner Collection “The Armin T. Wegner Collection” El origen de esta foto que muestra a los cadáveres desnudos de estos niños armenios es desconocido. Una publicación alemana de la era de la posguerra la atribuye a un general de la infantería von Falkenhayn. La foto lleva como aclaración “víctimas femeninas en Mosul”, pero en el libro no aparece ninguna aclaración más que “habia sido una terrible masacre en la Mesopotamia, especialmente en Beirut y Baalbek”. Con respecto a esta fotografía hubo mucha polémica ya que criticaron a Wegner por el comentario realizado sobre el comportamiento de los alemanes durante el Genocidio. Tambien se decía que las fotografías eran falzas, ya que pertenecian a un grupo de árabes en Bagdad, muerto de hambre a finales de 1916. ¿Estas fotogrfías muestran a los armenios o los árabes y dónde y cúando han sido tomadas?
Estás fotografías están frecuentemente relacionadas con el Genocidio de 1915-1916. En realidad, fueron publicadas más tempranamente en 1895 en una revista Británica ilustrada, llamada The Graphics, junto con otras imágenes de la mascare en octubre de 1895 en Erzurum. Muchas de éstas fotografías le son atribuidas al nombre de Meisenbach, por lo que se puede concluir de que el fotógrafo responsable fue alemán. Estás fotografías están frecuentemente relacionadas con el Genocidio de 1915-1916. En realidad, fueron publicadas más tempranamente en 1895 en una revista Británica ilustrada, llamada The Graphics, junto con otras imágenes de la mascare en octubre de 1895 en Erzurum. Muchas de éstas fotografías le son atribuidas al nombre de Meisenbach, por lo que se puede concluir de que el fotógrafo responsable fue alemán. Esta imagen tambien se relaciona con el Genocidio de 1915 y según la escritura manuscrita que acompaña la fotografía fue captada en frente del “Armenian o American Relief Hospital”. Estas imágenes muestran la publicidad ejecutada individualmente como también a los oficiales uniformados los cuales han sido frecuentemente publicados. Con relación a determinar el lugar, se duda entre Jerusalen y Aleppo, con respecto a la nacionalidad de los protagonistas de las fotos, se duda si son armenios o árabes. Estas imágenes muestran la publicidad ejecutada individualmente como también a los oficiales uniformados los cuales han sido frecuentemente publicados. Con relación a determinar el lugar, se duda entre Jerusalen y Aleppo, con respecto a la nacionalidad de los protagonistas de las fotos, se duda si son armenios o árabes.
Estas imágenes han sido publicadas con el título de “La marcha de la muerte de los niños armenios”. La misma proviene de la colección de publicaciones de 1930 por James Barton en New York. La fotografía muestra la deportación de las mujeres, ancianos y niños armenios. Estas imágenes han sido publicadas con el título de “La marcha de la muerte de los niños armenios”. La misma proviene de la colección de publicaciones de 1930 por James Barton en New York. La fotografía muestra la deportación de las mujeres, ancianos y niños armenios. Esta foto es frecuentemente e incorrectamente considerada perteneciente al Genocidio de 1915. En realidad, no muestra ningún tipo de tortura del Imperio Otomano, pero pudo haber sido tomada en Iran donde este tipo de castigos corporales eran relacionados con la “administración de la justicia”.

Tomado de Genocidioarmenio.org

 

Compartir este post

Comentar este post

gerardo 09/04/2010 17:53



las imagenes realmente hablan mas que millones de palabras ,gracias por estar ahi



El polvorín 09/04/2010 17:56



Que bueno ver que anda por aca.


Un abrazo