Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

ARTIGAS - LAS CENIZAS DE ARTÍGAS

3 Agosto 2009 , Escrito por elpolvorin Etiquetado en #Politica

                                                         

Esta discusión instalada a partir de la intención de mover los restos de Artígas, me parece un clarísimo ejemplo de cómo se puede llegar a polemizar en torno a lo accesorio y dejar de lado lo esencial. Es casi increíble que se dedique tanto tiempo y espacio a la controversia sobre si se deben o no mover los restos mortales de Artígas y no se discuta sobre el ideario artiguista,  sobre su proyecto político.

 

¿Qué nos pasa a los orientales que entramos tan fácil en la discusión sobre donde deben estar los despojos físicos del héroe pero nos cuesta tanto discutir lo más importante: que vamos a hacer con sus ideas que aún están vivas? Para aliviarme un poco de esa sensación bastante molesta de asistir a una discusión que estimo tan desenfocada, releí algunos párrafos de un libro que recomiendo: Artígas, el resplandor desconocido, de Gonzalo Abella. Me reconforté leyendo lo siguiente, por ejemplo:

   

“Lo que realmente no se quiere admitir es que Artigas va mucho más allá de una política agraria radical: que apunta a soluciones para el siglo que nace, que nos habla de la posibilidad de un futuro sin trasnacionales manipulándolo todo, sin neoliberalismo, sin Organización Mundial del Comercio y sin Banco Mundial y que demuestra - con palabras, con hechos, y sobre todo con la gente - que ese futuro diferente, de soberanía particular de los pueblos, de control de las comunidades sobre el uso de la Ciencia, de integración fraterna y no de sometimiento, de equidad y no de marginalidad creciente, de relacionamiento respetuoso con la Naturaleza y con todos los seres humanos funcionó y funciona. Funcionó cuando la racionalidad "liberal" se reía de ella, ridiculizando al "excelentísmo Protector de los pueblos libres" que dormía en el suelo y bebía en un cuerno de vaca; y funcionará cada vez que la hagamos carne de nosotros mismos.”

“…yo vislumbro y me quedo con una imagen: la del Artigas como precursor de procesos participativos multiculturales, la de aquel que supo levantar mejor que nadie en su momento un programa de respeto a la diversidad cultural y a la integración continental desde "la soberanía particular de los pueblos", como él mismo decía. La federación de Artigas no era tanto de provincias como de culturas, hermanadas primero en el suelo charrúa y después en toda la gran Cuenca Platense, territorio donde se había aprendido a convivir en el respeto a todos los diferentes que respetaban.  La Liga Federal era algo así como decir, desde el alma de cada cultura y de cada comunidad, la frase que él mismo puso en su escudo: "con libertad ni ofendo ni temo". Esto incorporaba (o coincidía en parte con) las ideas esenciales del ideario progresista francés y norteamericano, y el pensamiento científico que siempre le interesó. También recogía las antiguas tendencias autonomistas de las ciudades medievales españolas y la defensa aldeana "del común". Pero al afirmar como él lo hiciera: "los indios tienen el principal derecho" reconoce algo que no entraba en el pensamiento europeo de la época: los derechos de la Naturaleza, y de los pueblos que viven en ella, a ser respetados. La relación con la Naturaleza desde una cosmovisión indígena, afro y gaucha es radicalmente diferente, es totalmente opuesta a la relación de manejo y propiedad que impone sobre ella el colonialismo. Artigas propone la coexistencia de cosmovisiones basada en el irrestricto respeto de cada una de ellas. Para ello resuelve dejar grandes zonas de Naturaleza sin repartir (ni siquiera su Reglamento Provisorio tocó esos lugares) para que los pueblos originarios, los afroamericanos y los gauchos pudieran vivir libremente en su hábitat. En realidad, el Reglamento Provisorio es solamente la parte escrita de su programa. Da respuestas exclusivamente para la racionalidad propietarista, que es la única que Artigas busca corregir, democratizándola y subordinando el derecho de propiedad al interés común. El Reglamento es sólo una pieza de una política agraria más amplia, la cual en relación a los hábitats tradicionales sólo delimita zonas para que los propios pueblos hagan allí su ley. Este es uno de los aspectos de la "soberanía particular de los pueblos"… 

¿Quién se atreve a declarar la muerte de esas ideas? ¿Quien puede demostrar que tienen un proyecto mejor? Esa es la discusión que yo quiero oír. Quiero ver a mi pueblo preocupado por las ideas de Artígas y no solo por sus cenizas.

.                                                                                           Aníbal Terán Castromán
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post