Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

4 empresas europeas ocupan primeros puestos como productores de armas en el mundo

14 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

eadsDe los 20 mayores productores mundiales de armas, 4 empresas europeas ocupan lugares importantes. La primera de ellas es British BAE Systems (anteriormente British Aerospace).

El instituto sueco de investigación para la paz SIPRI ha situado a BAE incluso como el mayor productor mundial de armas en 2008, pero la publicación estadounidense Defence News, utilizando otro método de clasificación, sitúa a BAE en tercera posición detrás de las compañías estadounidenses Boeing y Lockheed Martin.

Además de BAE, los otros 3 gigantes europeos son la italiana Finmeccanica y la formalmente radicada en Holanda EADS, ambas principalmente empresas aeronáuticas, y la compañía francesa de electrónica Thales.

Los volúmenes de negocio de estos gigantes son mayores que los de muchos países en desarrollo. Surgieron a mediados de los años 90 en un proceso de fusiones y adquisiciones, cuando la competencia internacional (principalmente estadounidense) obligó a las empresas armamentísticas europeas a superar los límites nacionales para sobrevivir.

En esos momentos, muchas empresas estatales fueron privatizadas, facilitando el proceso de acumulación. Todavía los gobiernos nacionales a menudo mantienen una participación en sus industrias militares: Finmeccanica está participada en un 30% por el Estado, el 27% de Thales es propiedad del Estado francés, y EADS es en parte propiedad de los estados francés y español. En contraste, BAE Systems es privada, aunque la empresa puede contar con un fuerte apoyo del gobierno, incluyendo promoción de la exportación, financiación de las ventas e incluso encubriendo la corrupción de alto nivel.

Esta implicación estatal subraya el hecho de que la industria de defensa no es un sector cualquiera de la economía capitalista. La producción de armas es un caso de interés nacional más que una simple actividad económica.

Mediante una excepción de seguridad nacional, el comercio de armas fue excluido en 1947 de los acuerdos del GATT y todos los acuerdos comerciales desde entonces, incluyendo los tratados de la OMC y la UE. Esto da a los gobiernos la posibilidad de financiar la investigación y producción, y de promocionar las ventas. Las industrias armamentísticas nacionales son mimadas.

Recortes en los gastos

Sin embargo, desde la crisis económica, ni siquiera en EEUU los presupuestos militares son ya sagrados. Sólo el hecho de que el Senado de EEUU no recortara en absoluto el presupuesto -con sólo un poco más de un 1% de recorte de los 678.000 millones de dólares que Obama solicitó- ya es preocupante para la industria armamentística.

En Europa, el Reino Unido y Francia juntos representan cerca del 40% del gasto militar europeo, y el 50% del gasto en equipamiento. La estructura militar británica se enfrenta ahora a fuertes recortes del 8% en 4 años.

Incluyendo la retirada de los aviones Harrier de sus portaaviones, y la cancelación del avión de combate de aterrizaje vertical -versión para portaaviones- Joint Strike Fighter. Esto ha llevado al chiste de que el Reino Unido será el único país del mundo con un portaaviones sin aviones que portar. Incluso el reemplazo de los submarinos nucleares será retrasado.

Otros pedidos, como el de los helicópteros Chinook, han sido reducidos en volumen. Tanto la Casa Blanca como la industria armamentística británica han expresado su preocupación. Está por ver si todos los recortes anunciados se materializan realmente, pero BAE Systems ha anunciado recientemente que recortará 1350 puestos de trabajo en todo el Reino Unido, como resultado de la decisión del gobierno de anular los pedidos de los aviones Nimrod y Harrier.

En Francia, el crecimiento del presupuesto militar simplemente se ha ralentizado. Hasta ahora la industria armamentística no ha sido apenas afectada y la mayoría del ahorro proviene de los despidos de personal.

Programas como la actualización intermedia de los Mirage están siendo retrasados más que suspendidos. Por otro lado, la industria francesa está preocupada por perder su posición en el mercado de exportación de armas.

El año pasado no se firmó ningún acuerdo de aviones de combate y el gobierno francés ha tenido que intervenir para sostener los niveles de producción. Esta es otra ventaja -para la industria- de ser un interés de seguridad nacional protegido. Si el problema de la deuda persiste, los analistas esperan más recortes en defensa, preferentemente tras las elecciones de 2012.

Otros países europeos muestran un panorama diverso. España ha recortado su presupuesto militar en un 3,5% en términos reales en comparación con 2010, principalmente reduciendo el gasto en personal.

En Suecia todavía no está claro si el nuevo gobierno de centro-derecha recortará en defensa y cómo lo hará. El nuevo gobierno holandés recortará el presupuesto militar en 600 millones de euros, pero salva su plan favorito de comprar aviones de combate JSF, favoreciendo a la industria armamentística, que se beneficia de la participación y las deducciones.

En Alemania todavía no está claro en qué van a traducirse los anunciados recortes. No es probable que la abolición del reclutamiento por sí solo cubra los recortes. Se está considerando recortar algunos pedidos, afectando posiblemente a los beneficios de EADS.

Por otro lado, Alemania ha subido hasta la tercera posición de los exportadores mundiales de armas sin aplicar prácticamente ninguna restricción a las exportaciones. Italia, rechazando advertencias de recortes militares de hasta el 10%, mantiene estable el presupuesto para 2011. Según un ejecutivo de Finmeccanica, los gastos por adquisiciones incluso aumentarán en 2011. Aunque esto podrían ser sólo puras ilusiones: Italia redujo recientemente su pedido del Eurofighter en 25 aviones y comprará 6 fragatas FREMM en vez de 10.

Por otro lado, Noruega incrementa su gasto militar en un 3,5% basándose en sus crecientes beneficios petrolíferos. También hay crecimiento en Europa del Este, notablemente en Polonia, que aumentará su presupuesto militar en un 7,1% respecto a 2010, gran parte del cual se dedicará a modernización de armamento.


WRI-IRG/LibreRed.Net

Compartir este post

Comentar este post