Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

A 13 años de la injusta detención de los 5 héroes cubanos

12 Septiembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

escrito por Carlos Aznárez   

cinco_heroes_bandera.jpg

En todo el mundo se reclamará este 12 de septiembre la libertad de los 5 revolucionarios cubanos detenidos en EEUU 

 
La defensa reune más evidencias sobre la falsedad de las acusaciones

 Cuando este 12 de septiembre se cumplan ya 13 años desde que Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández Nordelo y René González, fueran apresados por el FBI norteamericano, en base a multiples y fraguadas acusaciones de “espionaje y conspiración”, el Gobierno cubano y diversos organismos humanitarios  seguirán exigiendo a nivel internacional su libertad. Además, los defensores insisten en denunciar los agravios extras por las que tienen que pasar Gerardo y René, dos de los acusados.
Es preciso refrescar la memoria y recordar que previamente a la detención de los 5, se venían produciendo numeros atentados con explosivos contra instalaciones hoteleras cubanas por parte de organizaciones conformadas por exiliados residentes en Miami. En dicha tarea terrorista estaban empeñadas, entre otras, las organizaciones Alpha 66 y Omega 7. En una de esas incursiones, fue asesinado el joven turista italiano Fabio di Celmo, alojado en un hotel habanero, así como también se produjeron contínuas violaciones del espacio aéreo cubano por parte de la organización Hermanos al Rescate que lanzaban propaganda anticubana sobre la Isla. Dos de esas avionetas fueron derribada por fuerzas defensivas cubanas y ese hecho fue el que puso en marcha la maquinaria represiva del FBI y culminó con la detención de los 5.
El gobierno cubano alegó siempre que envió a los 5 agentes únicamente para infiltrarse en estos grupos hostiles contra su país y así obtener información de futuros actos terroristas contra Cuba.
Posteriormente se realizó un juicio amañado en Miami, en el que la prensa local ayudó a un virtual linchamiento que hizo recordar a las épocas en que el senador Mc Carthy y el FBI desarrollaban la caza de brujas contra todo aquel que les parecía izquierdista.
De ese juicio irregular celebrado en la ciudad y en el Estado (La Florida) donde viven los sectores cubanos más recalcitrantes contra el proceso revolucionario, salieron las condenas de decenas de años para los detenidos, a lo que luego se sumaron aislamientos por períodos prolongados, impedimento a las visitas de sus familiares e incluso negativa par ver a sus pequeños hijos.
En cuanto a René González, este año debe cumplirse su condena, pero los tribunales han dispuesto que debe permanecer tres años más bajo libertad supervisada en Miami, con lo cual, sus defensores y familiares temen que su vida corra peligro.
La previsión no es exagerada, ya  que en función de las contínuas campañas de hostigamiento al Gobierno de Cuba que se realizan en el Estado de la Florida, y que en determinadas ocasiones han derivado en atentados, palizas y amenazas de muerte a cubanos residentes allí o, incluso, a artistas que llegan desde La Habana, no es exagerado pensar que alguien pueda intentar generar actos de violencia contra González.
En ese sentido, tanto el Gobierno de Raúl Castro –que sigue considerando “estratégica” la lucha por la libertad de los 5- como los familiares de René, exigen que apenas sea liberado pueda viajar directamente a Cuba.
 
El caso de Gerardo Hernández Nordelo, condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión, es altamente significativo del empeño de los distintos gobiernos norteamericanos en demostrar que no están dispuestos a revisar lo ya juzgado, por más que surjan multiples evidencias de que se ha apelado a métodos ilegales para condenar a los detenidos. Las próximas semanas son consideradas cruciales en lo que hace a respuesta judicial ante el Habeas Corpus presentado por Hernández en marzo pasado sobre la base de nuevas evidencias. Gerardo viene soportando –como el resto de sus compañeros- una durísima situación carcelaria, en la que se violan sus derechos individuales de tal manera que afectan a las propias normas estadounidenses.
La petición del habeas corpus estuvo relacionada en su momento con el ocultamiento de la verdad y la manipulación informativa en la que incurrieron durante el juicio –y también posteriormente- los medios de Miami, generando un ambiente de evidente linchamiento que condenaba a los imputados antes de que lo determinara la Justicia.
Fue de tal envergadura la campaña, que la propia jueza  denunció que “sufrían presiones” y que incluso algunos indivíduos los perseguían con cámaras dentro del Tribunal y llegaron hasta fotografiarle las patentes de sus vehículos. Recién en 2006, se divulgó la información a través de una publicación de “Cuba Money Project”, en la cual se daban datos muy precisos sobre el dinero que recibieron periodistas para escribir notas con falsedades sobre los 5. Hay alrededor de 800 páginas con datos que rebela desde el nombre de los periodistas, el dinero recibido mensualmente para emitir noticias imputando a los 5,  y también su relación con Radio y TV Martí, que contínuamente viola la soberanía del espacio radioeléctrico cubano con información tendenciosa.
Por otra parte, el abogado Richard Klugh, miembro del equipo de defensa de los 5, replicó el rechazo al Habeas Corpus presentado por Gerardo y Antonio,  dejando claro que el gobierno de Estados Unidos nunca ha tratado de juzgar a alguien como lo hicieron con Gerardo. No solamente se le atribuye conspiración para cometer espionaje, aunque luego ellos mismos reconocieron que jamás el acusado había planificado semejante cosa, sino que insisten en que la conspiración era también para cometer asesinato. De esta manera llegan a la falsedad de atribuirle responsabilidad en el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate por parte de las baterías aéreas cubanas.
Según Klugh, “hemos llegado ahora a un momento donde la evidencia es abrumadora y demuestra el ambiente real e intencionalmente hostil en que se llevó a cabo el juicio”. En función de ello y de las pruebas adicionales reunidas específicamente sobre Gerardo, se establece su inocencia y como consecuencia inmediata, demuestran la injusticia de las condenas de los Cinco.
Sin embargo, el gobierno norteamericano aún se resiste a presentar la evidencia documental en la que se muestra lo que pasó exactamente con las avionetas, dato obtenido por las imágenes de los satélites que tiene EEUU y fotografiaron todo lo ocurrido. Esa prueba es irrebatible para demostrar que ni Gerardo ni sus compañeros jamás tuvieron la intención de hacer daño a nadie y que sólo investigaban a los grupos facciosos para prevenir atentados como los ya realizados en distintas oportunidades.
Ahora se está a la espera de que la Corte Suprema fije una nueva audiencia para que los abogados puedan exponer todas estas evidencias que les permitan poder defender a sus clientes como fue imposible hacerlo en el 2000.
Mientras tanto, no sólo en Cuba sino en todo el mundo, se realizarán este 12 de septiembre movilizaciones exigiendo “la libertad de los 5 patriotas cubanos”, denunciando el carácter de “venganza política” que tiene el caso y dando cuenta de las serias falencias y el comportamiento parcial de la justicia norteamericana.

Compartir este post

Comentar este post