Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

A 189 años en que Venezuela confirmó su libertad del imperio español

25 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Por Lucía Berbeo

 

untitled-copia-1.jpgEste 24 de junio se conmemoró  189 años de la Batalla de Carabobo, hecho histórico que  constituye una efeméride emblemática dentro de las fechas magnas de la patria de Simón Bolívar, pues confirmó la libertad y el derecho para el ejercicio del sagrado principio de soberanía en Venezuela ante el yugo español.

De acuerdo a las páginas de la historia, la liberación de los pueblos se produce por la decadencia de los reinos que  sometieron. De allí que la soberanía revierte en sus legítimos depositarios la autoderminación que les corresponde por derecho natural. Aprovechando la declinación del imperio, Venezuela obtuvo autonomía y dominación en un proceso que  va desde 1810 hasta 1821.

 

Ese domingo 24 de junio de 1821 quedó perpetuado el sistema republicano y establecido por los cánones de la primera Constitución Nacional. La guerra total iniciada desde entonces tuvo por motivos reestablecer el ordenamiento legal, el Estado, la Nación, el Gobierno y la República dentro de las fronteras de su territorio, usurpado por la violación de la Capitulación de San Mateo el 25 de julio de 1812.

La jornada militar de Carabobo tiene el signo de la trascendencia porque junto con las batallas de San Félix, Boyacá, Junín, Pichincha y Ayacucho quebró el poder monárquico absolutista que tenía España en el continente americano y quedó inscrita como un monumento a la grandeza.

Las unidades del ejercito venezolano que se inmortalizaron en plena acción, estuvieron integradas por todos los contingentes militares venidos de los cuatro lados del territorio nacional, en convergencia sublime para alcanzar la victoria final exigida por el Acta de Independencia del 5 de julio de 1811, que proclamaba el holocausto y el sagrado deber de expulsar al enemigo común del suelo patrio para su rescate y redención perpetua.

Los batallones de infantería y los regimientos de caballería republicanos derrocharon valor y coraje en nombre de las generaciones por venir para que nunca más tuvieran tutelas ni dominios de nadie, familiar o dinastías, potencias u oligarquías, ni usurpaciones y demostrar al universo la decisión de conservar su soberanía por encima de todas las circunstancias.

Hoy a casi dos siglos de ese acontecimiento, el Presidente de la República, Hugo Chávez, en una de sus reflexiones recordó  que "con las armas en la mano este pueblo derrotó a un imperio, al soberbio imperio de Castilla (...) Nueve años después de Carabobo moría Bolívar, moría Sucre, el Gran Mariscal de América, asesinado cobardemente por la oligarquía (...) La independencia quedó truncada, el sueño de una república libre y habitada por hombres y mujeres iguales se fue al vacío".

Además, "insisto al pueblo venezolano y a sus soldados, Carabobo no ha terminado, pues retumba todavía en toda esta tierra, estamos en plena batalla por la independencia y Bolívar sigue adelante". Asimismo, el Jefe de Estado aprovechó para hacer un reconocimiento especial "a ese ejército que llevo en el corazón. Orgulloso me siento del papel que ha jugado y está jugando el ejército como punto de lanza junto al pueblo en la construcción del socialismo".

Finalmente, no podemos olvidar, que en este campo de Carabobo se libró una de las más cruentas batallas que puso punto final a más de 300 años de coloniaje y esclavitud impuesto por el imperio, y fue el inicio de una serie de enfrentamientos que sostuvo el ejército libertador, comandado por el Padre de la Patria, Simón Bolívar, para independizar otras naciones de Suramérica del yugo español y expulsar de estas tierras a los colonizadores que se aprovecharon de las riquezas y la gente  del continente.

  • La autora es licenciada en comunicación social, analista político e internacionalista de Venezuela y colaboradora para este medio.

 

Tomado de CLARINde Colombia.

 

 

     
   

 

 

 

     

Compartir este post

Comentar este post