Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

A LOS MILITARES URUGUAYOS ADEMÁS DE MANDARLOS A JUNTAR BASURA LOS PONEN A CONTAR LAS VACAS

23 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

CENSO AGROPECUARIO
A LOS MILITARES URUGUAYOS  ADEMÁS DE MANDARLOS A JUNTAR BASURA LOS PONEN A CONTAR LAS VACAS

  Entrevista la Demógrafo Guillermo Macció.

Lunes 20 de diciembre de 2010

La noticia de este comunicado de Presidencia ha creado una cierta inquietud y es el ejército el que va a levantar el censo, el ejército no conoce los pagos, cuál va a ser el rol de la policía porque esta tarea toma mucho tiempo, mucho insumo de tiempo de la gente, mucha confianza recíproca entre la policía.
¿Será una nueva estrategia? No lo sabemos. Además desplazar soldados por los campos donde nos se conoce el suelo, el territorio no es tarea fácil tanto porque esta muy fraccionado y porque hay que saber llegar a los establecimientos cosa que cualquier policía con su moto llega”

Chury: Oyentes, tengo el gusto de darle la bienvenida a Guillermo Macció
Guillermo, ¿cómo estás?

Macció: Bien. Buenas tardes a la audiencia, buenas tardes a tí.

 

Chury: Estamos frente a un censo agropecuario

Macció: Sí, sí. Pero antes déjame mandarle un gran saludo a los compañeros Cristina y Héctor Marabotto de Juan Lacaze porque la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Popular, recursos naturales y seguridad alimentaria empezó su tarea en terreno. Y hemos salido, yo debuté, yendo a Juan Lacaze y a Tarariras y allí con la hospitalidad y las conexiones de los compañeros Marabotto recorrimos varios pagos. Estuvimos con mucha gente y realmente tomar contacto con la realidad, con la gente que está en el lugar es muy ilustrativo y en esta tarea pesa mucho lo que aporten los ciudadanos, sean o no miembros o militantes de la Asamblea Popular; gente que quiera ayudar en nuestros trabajos. Así que a ellos un gran saludo, un gran abrazo y gracias por la colaboración.
Y este tema lo tuve que preparar el fin de semana, no lo tenía en la agenda pero me pareció oportuno e importante porque un comunicado de la presidencia de la República que se leyó por Centenario creo que el miércoles o jueves de la semana pasada, anuncia un hecho que es regular, normal, la realización en 2011 del Censo general agropecuario, con una novedad, que eso es lo que me llamó la atención a mí y a mucha gente empezando por los productores: que esta vez la responsabilidad de su levantamiento y de su ejecución quedará a cargo del ejército nacional. Entonces independientemente de abrir juicio sobre esa decisión de a quién se asigna la responsabilidad, me preocupé de juntar el material porque me parece muy importante que los escuchas de Centenario, que no están vinculados al sector agropecuario -son la mayoría porque son población urbana-, conozcan cómo funciona la estadística agropecuaria que yo insisto y ahora volveré a probar, tiene una mayor atención que el estudio de la población humana. La población agropecuaria del país se estudia desde el punto de vista estadístico con mayor regularidad, con mayor detalle, con mayores exigencias que la población humana. Y en vez de hablar traje todos los formularios y todos los instrumentos que usa el estado uruguayo para conocer y controlar el stock de vacas, de caballos, de ovejas, de aves de corral, de cerdos y de cabras.
Y en consecuencia lo que iba a explicar es como es la dinámica de esta situación y también explicar el papel clave e importantísimo que tiene en esta función -que es continua- la policía. La policía en la función de las estadísticas agropecuarias tiene un papel determinante actualmente entonces también es un poco de sorpresa que una comunicación de presidencia diga que el Censo agropecuario lo va a hacer el ejército.
No hay juicio de valor en lo que estoy diciendo sino simplemente informar de la manera más objetiva.
Si te parece empiezo a comentar cómo es la cuestión de la estadística agropecuaria.
Nosotros para el control de la gente tenemos básicamente la partida de nacimiento y la Cédula de identidad, ahí está todo. Para el control del stock ganadero y los movimientos de ganado tenemos cuatro formularios, obligatorios.
La primera cosa es la declaración jurada de existencias que tiene que hacer cada productor agropecuario de todos los animales que hay en su establecimiento. Todos los años, contándolos el 30 de junio y teniendo que entregar la declaración jurada  que te estoy mostrando, a la Comisaría de la seccional donde está tu establecimiento.

Chury:¿Y ahora habrá que entregarlo en la Región 1?

Macció: No sé. La declaración jurada que tengo a la vista es la declaración de existencias al 30 de junio de 2010. Está el nombre del establecimiento y el lugar. Cada establecimiento tiene un número de registro que identifican los cuatro primeros números el departamento y la sección judicial. Yo estoy en el departamento de San José, es el número 16, y en la sección judicial 5ta., y después mi establecimiento es el número 24.111. Eso es fijo.
El lugar, la superficie, cómo se destina la tierra -en este caso cultivos forrajeros, tierra de labranza, huerta, frutales y viñedos, montes artificiales, campo natural, campo mejorado, campo fertilizado. Es decir, el estado uruguayo sabe quién tiene el campo y qué destino tiene el suelo. Está el número de los padrones de todo el establecimiento, con la superficie y después están los vacunos: cuántos toros, cuántas vacas de cría, cuántas vacas de invernada, novillos de más de 3 años, novillos de 2 a 3 años, novillos de 1 a 2 años, vaquillonas de más de 2 años sin enterar; vaquillonas de 1 a 2 años, los terneritos que nacieron. Cuántos se murieron, cuántos se consumieron, cuántos nacieron. Todos los años ese recuento.
Para las ovejas lo mismo: carneros, ovejas de cría, ovejas de descarte, capones, borregas, corderos, corderos diente de leche, corderos mamones. Cuántos se murieron y cuántos se comieron.
Y luego para los caballos, para los cerdos, para las cabras.
Y tenés que declarar si además de tener en tu campo tu ganado tenés ganado de otros, que es muy común, tenés que declarar de quiénes son vacunos ajenos dentro del establecimiento, el número de DICOSE a las personas, cuántos tenés y quién es el propietario. Sin esta declaración jurada uno queda atado de manos porque no puede hacer ningún trámite agropecuario ni conseguir vacunas para sanidad animal, ni hacer ninguna gestión si no presentas esto.  
¿Esto cómo se presenta? Se llena en cuadruplicado y dentro del plazo, que es al mes siguiente, se presenta en la comisaría de tu seccional. Allí hay un agente policial hombre o mujer que te hace el control, verifica algunas cosas, te lo sella y te lo entrega. Y con este papel tú te puedes mover por todas partes.
Esta declaración jurada paga timbres de profesionales universitarios aunque no interviene ningún profesional universitario. Es un impuesto
Con esta declaración jurada cuando es la hora de vacunar, uno va a donde distribuyen la vacuna, presenta la declaración jurada y pide las vacunas.
¿Va a mandar ganado a remate? Tiene que presentar una copia de la declaración jurada. Va a hacer cualquier trámite que tenga que ver con el establecimiento, tiene que presentar la declaración jurada.¿Se entiende?

Chury: Está clarito.

Macció: Muy bien. El segundo documento es la guía de propiedad y tránsito que fue inventada en la época de La Torre. Para probar que el ganado es de uno, cuando compra o vende ganado uno tiene la guía de propiedad y tránsito. Es el otro documento. Yo por ejemplo compré ganado, la persona que me lo vende -acá tengo la guía que se compra en las Intendencias municipales solamente y se paga un impuesto por cada formulario- y en consecuencia una persona que es del departamento de Colonia, seccional 12, me vendió a mí y está lo que me vende, está la marca del ganado; yo que compro, en qué vino, en qué camión, en qué matrícula, qué marca de camión y por dónde recorrió. Fue por la Ruta 1, por la Ruta 56; está todo el recorrido que hace el camión desde el lugar donde se compra hasta el lugar a donde llega el ganado está totalmente anotado. Es como si uno se fuera a mudar de Montevideo a Treinta y Tres y tuviera que declarar en qué se va, en qué camión, con qué matricula, lleva la mudanza. Eso no se hace para la gente, para el ganado se hace. Y por supuesto, cuando se hace una venta o una compra de ganado la primera gestión es pasar por la comisaría del lugar de donde sale el ganado, entregar los formularios, te los sellan y cuando yo lo recibo en mi lugar, voy a mi comisaría a que me sellen el papel de que llegó el ganado sin novedad. Es decir, hay un control escrupuloso en esta materia. Por supuesto si las vacas están en zonas donde hay alguna enfermedad como la brucelosis, tenés que adjuntar el certificado de vacuna de las vacas que lo tiene que hacer un veterinario que cobra 290 pesos el timbre más sus honorarios y cada vaca tiene el certificado de vacuna, más el análisis de sangre para ver si no tiene la enfermedad. Así es.
Acá tengo de esta señora que me vendió el ganado, la raza del ganado, la edad que se mide en la cantidad de dientes que tiene la vaca o boca llena, y los resultados de la extracción de sangre que me tiene que dar negativo, negativo, negativo en todas las vacas. Cuidadito con hacer un movimiento de ganado si no están los certificados de vacuna.

Chury: Perdón, ¿ese control, es desde hace mucho tiempo o se fueron incorporando a lo largo del tiempo?

Macció: Ah, la burocracia nuestra tiende a crecer. No se elimina ningún control, se agregan más controles

Chury: DINACOSE incluyó más cosas en el tiempo de la dictadura ¿no?

Macció: DICOSE

Chury: Ahora es DICOSE pero antes era DINACOSE: Dirección Nacional de Contralor de Semovientes.

Macció: Agregó más detalles en los formularios. Antes era una guía simple; ahora es una guía que es una radiografía, anual. Un Censo de población es una bagatela al lado de esto porque esta es una declaración jurada. Además cuando uno retira el formulario en blanco de la declaración jurada, compra otro formulario que se llama Planilla de control de movimiento interno, que hay que ser muy prolijo. Yo afortunadamente creo que lo hago bien, pero la mayoría no, donde uno anota todo lo que son las entradas de ganado y las salidas de ganado, que son los que nacen, cuándo nacen, los que se mueren, los que cambian de edad, porque una ternerita después pasa a ternera, después a una vaquilloncita, después se convierte en una vaquillona y después en una vaca de cría. Todo eso hay que anotarlo y eso se hace también todos los años y también el formulario cuesta sus pesos. O sea que la planilla de control interno no se controla mucho porque no hay personal para controlar, pero la declaración   jurada es más importante que el documento de identidad para todo el país. Y repito, el formulario A1 es para caballos, vacas y ovejas. Después está el de caballos aparte, el de chanchos aparte, el de cabrinos aparte y el de aves de corral. No se escapa nada.

Chury: ¡No se escapa nada! Se escapó una mulita de casualidad

Macció: Explico esto porque a mí me parece que los ciudadanos de Montevideo tienen que saber todo este mundo que está oculto simplemente por razones de actividad y vinculación, que cuando se habla de esto se está hablando de mucho trabajo, mucho dinero y mucho movimiento. Y acá por lo que se puede deducir, observarán que el papel de la policía es clave porque usted compra, pasa por la comisaría; vende, pasa por la comisaría; va a buscar el formulario de declaración jurada, va a la comisaría; tiene que presentar el formulario lleno, va a la comisaría. La comisaría en las áreas rurales cumple un papel extraordinariamente de relacionamiento con la población civil, con los productores. Son los que conocen todo. Uno los conoce a ellos y ellos lo conocen a uno y saben exactamente cómo llegar porque si en el campo usted necesita algún auxilio tiene que tener en la cabeza el número de la comisaría, es así. A veces  la comisaría no tiene recursos y hay que poner un poco de nafta, pero es la red vital de las comunicaciones del sector agropecuario, toda la documentación pasa por ahí.
Pero no termina: el registro más antiguo que se instaló allá en los primeros albores de la independencia, es la marca del animal, que acá traje la marca mía. Es todo un trámite, que también se compra. La marca  a fuego que se hace sobre un hierro caliente. Acá tengo la de mi establecimiento en tamaño natural, que usted va a DICOSE, se inscribe, la compra a la marca que es un dibujo, y después usted compra unos fierros con el dibujo para que cuando toque, su ganado lo tiene que marcar, es obligatoria la marca. Y si cambia de propiedad y está la marca del propietario antiguo usted lo tiene que contra marcar y ponerle otra marca. Es una técnica agresiva, lastima, hay que tener cuidado y si uno es cuidadoso lo único que hace es quemar la crin del animal y no la piel pero no ocurre así en la mayoría de los casos. Se ha intentado tinturas indelebles en lugar de fierro caliente y no da resultado porque termina borrándose.
Ahora vamos a ver que ha habido una iniciativa para eliminar la marca del animal pero el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca acaba de decir que de ninguna manera se va a abandonar la marca. Incluso para la industria del cuero una marca muy profunda devalúa el cuero porque es en el anca izquierda. La práctica que nosotros y muchos productores seguimos, es que adentro del campo no se marca el ganado, sólo si se vende cuando sale porque es obligatoria la identificación de la marca. La patente de la marca dura 10 años y hay que renovarla y le dan un carné de la marca.
Por supuesto que la marca corresponde cada una a un establecimiento no importa la sección judicial donde esté.
La marca es para el ganado vacuno y para los caballos. Para las ovejas no se usa la marca, se usa la señal, que es una muesca en la oreja que se le hace a la oveja, una o dos muescas, con una pinza especial que uno también compra la señal. Y el modo en que se coloca la señal, es en las orejas del animal, una doble v para arriba y otra para abajo en la oreja izquierda y en la oreja derecha para saber. Prácticamente esto no se usa  porque hay otras técnicas de identificación, pero la señal es obligatoria. Esos son todos controles. Nosotros nos escandalizamos cuando se habla del brazalete electrónico y el brazalete electrónico es un juguete comparado con toda esta parafernalia que toma tiempo hacerlo prolijamente.

Chury: A veces bastante tiempo. Más allá de los costos inclusive.

Macció: Ah, bueno, no estamos hablando de costos todavía, pero dedicación de personal, control, vigilancia, la época, la oportunidad. Es decir, yo estoy aportando elementos para decir que el estado uruguayo desde hace muchísimos años se preocupa más por el stock ganadero, ovejero y equino, que por la gente.
Por último, a partir de la administración del presidente Vázquez siendo Ministro de Ganadería el actual presidente de la República, se introdujo la trazabilidad que es un nuevo elemento. Todos los controles anteriores que mencioné están plenamente vigentes, ninguno está derogado. Tenemos la guía, la declaración jurada de DICOSE, la marca y ahora  a partir del 2006, se instala en forma obligatoria la caravana electrónica, que es una operación costosa, bastante complicada porque el Uruguay es hoy el primer país en el mundo que tiene trazabilidad universal para todos los animales vacunos del país. ¿En qué consiste? Es obligatorio que antes de los seis meses de edad de un ternero al ternero se le coloque una caravana -que aquí he traído una para que se vea, la caravana 7.155 que dice Uruguay-; esta caravana se coloca en la oreja izquierda con una caravana al frente y otra caravana de atrás para que se pueda leer de atrás o de adelante. Y en la caravana del lado de la derecha se coloca un broche, un botón naranja, que tiene un chip electrónico. Ese chip electrónico tiene en su memoria este mismo número y la pinza para colocar estas caravanas vale 50 dólares y sólo sirve para esto. Y la pinza usted la tiene que tener en su establecimiento, una pinza especial de una sola marca y de un solo proveedor ¿se entiende? Entonces en un momento se coloca esto.
Estas caravanas las distribuye gratuitamente DICOSE por correo. Vienen en cajas de 20 caravanas y usted las pide mediante un formulario y el correo, que no le cobra nada, se las manda a la dirección del correo más cerca de su establecimiento.
Esta caravana se coloca pero al mismo tiempo hay que llenar una planilla que se lee electrónicamente, que ya viene numerada la planilla. Es decir, los números de las caravanas de la caja de 20 están acá. Por ejemplo acá yo tengo la planilla que corresponde a esta caravana: 7155, 7155. Cuando yo coloco la caravana en el animal, tengo que decir qué sexo es: macho o hembra; tengo que decir qué raza es y tengo que decir si la raza es pura o es cruza. Y hay consignadas para el Uruguay 20 razas, o sea que acá está el código de las razas de ganado que hay en el Uruguay y cada raza tiene un código entonces tengo que pintar la que es. Después, si es cruza tengo que decir que es cruza. Para los que no conocen, cruza quiere decir que está cruzada con otra raza distinta.
Si conoce la fecha de nacimiento, hay que poner el mes y el año de nacimiento del animal o si no la conoce tiene que poner la estación, si fue en invierno, en primavera, en verano o en otoño. Esta planilla que es toda electrónica con mi nombre, con mi padrón, con mi DICOSE, la tengo que llenar, firmar, decir cuándo coloqué las caravanas e ir al correo, entregarla y la remiten. Con una lectora electrónica en DICOSE se lee esta planilla y ellos tienen un registro electrónico de todos los terneros que nacieron cada año. Cuando yo vendo, hay un funcionario o el propio rematador o el comerciante, lee el ganado que llevo a la venta, entra en la computadora de la central de DICOSE y le da de baja a los que yo vendí. Y la caravana no se toca hasta que el animal se muere. Por eso es trazabilidad: porque permite seguir la biografía de cada animal nacido desde que nace hasta que se muere o se va para exportación, vivo o faenado por el frigorífico.
Si se le muere un animal, que es muy normal que se le muera, usted tiene que sacar la caravana y hacer un trámite especial, sí señor. Por eso insisto: los controles que se hacen para el ganado en el Uruguay son más severos que los controles para la población.
Porque además ni siquiera se le arrima, usted con la pistola de lectura a menos de cinco metros le apunta a la cabeza de la vaca y lee y sabe qué vaca es. Y el Ministerio del estado uruguayo sabe la vaca dónde nació, qué raza es, cuándo nació y quién es el propietario. Es un control implacable. Y fíjense que el gobierno ha dicho que el año que viene todo ganado, aunque haya nacido antes del 2006, tiene que tener caravana. Hasta el ganado viejo también, así que hay un trabajo  importante porque por más diestro que se sea una caravana, entre que mueve al animal, lo tiene en el brete, le tarda 10 minutos así que son días de trabajo entonces la caravana es gratis, no se la cobran al productor

Chury: Se la cobrarán en impuestos al productor

Macció: Una caravana cuesta más o menos cuatro dólares veinte cada una así que el estado está gastando un millón 600 mil dólares por año en caravanas. La pregunta es ¿y qué gano yo? Y el productor no gana nada; quien gana es la industria frigorífica porque puede justificar la calidad de la carne y de la raza así que es probable que esto lo financie la industria frigorífica exportadora. Curiosamente es un solo proveedor.
Esos son los controles. Y por último, viene el Censo.

Chury: Productores vecinos de Colonia Fernández Crespo, Kilómetro 90 de Ruta 11, dicen que se murieron 20 vacas que están desaparecidas y si sabe algo de ese episodio. Luis Córdoba pregunta.

Macció: No sé si son las mismas 20 porque el otro día me llamó un vecino más cercano a mi establecimiento, de que se le habían desaparecido 5 novillos Aberdeen Angus puros, que son negros, se ven hasta de noche, y no aparecieron así que en la zona debe haber algún extraño fenómeno, quizás extraterrestre, que se desaparecen.

Chury: Ovnis deben ser. Ovnis cargueros

Macció: Si. Y en esta época se da con bastante frecuencia. Lo que pasa es que tendrán que hacer la denuncia para dar de baja la trazabilidad, lo que es un gran trabajo porque hay que reunir el rodeo para saber cuáles son los que faltan, para que les den de baja porque si no van a seguir apareciendo como que ellos los tienen y hacer todo el procedimiento ante el registro de trazabilidad que no se van con tropas, se van con camión, eso es tan simple como eso y hay que seguir a que destino tiene. Voy a agregar después para complementar la pregunta de estos vecinos algunas declaraciones preocupantes que han salido de la propia DICOSE.

Chury: Ah, ¿sí?

Macció: El censo general agropecuario que es una particularidad registra solo los establecimientos mayores de una hectárea. Los establecimientos, chacritas menores de una hectárea no se registran en el censo agropecuario y allí que es una operación que ha estado sistemáticamente a cargo de la policía, una parte de la policía, funcionarios de la propia Dirección de Ganadería Agricultura y Pesca o algunos maestros en algunos casos. Pero el elemento aglutinante de la operación es la publicidad porque conoce todos los establecimientos de la Seccional y los productores conocen a los policías, es algo normal, están las recorridas, casi todos tienen motos por lo tanto pueden llegar e incluso algunos policías muy deferentes le piden una hora para que la entrevista pueda ser distendida según le convenga al productor. El productor a veces tiene un horario muy rígido cuando ordeña ganado.
Ahí se registra todo el establecimiento, la superficie del establecimiento, todos los datos, todos los datos de la producción que tiene de ganado, los potreros que tiene, las instalaciones que tiene, el suministro de agua, el suministro de energía, es un censo completísimo.
Lo único que no le importa el censo agropecuario es la gente.
Tanto que yo en una época cuando existía la DIPYPA (Dirección de Planeamiento y Planificación Agropecuaria) que había fundado Wilson Ferreira Aldunate intentamos conciliar los censos de población con los censos agropecuarios y para saber qué familia rural había nos quedamos en el intento, no prosperó la iniciativa.
Son dos cosas totalmente disociada. EL INE (Instituto Nacional de Estadística) no tiene nada que ver con el censo agropecuario. El censo agropecuario y las estadísticas agropecuaria son potestad exclusiva del MGAP a través de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias y de la DICOSE. O sea que son dos territorios totalmente separados.
Ese registro censal toma su tiempo de elaboración porque es una entrevista larga.
En general el productor va a la declaración jurada de DICOSE para dar los mismos datos. Pero le preguntan de todo.
Hace pocas semanas el Director de DICOSE el Ing. Sosa Díaz  en unas declaraciones dice que estaban terminando el recuento de la última declaración jurada y manifestaba alguna preocupación porque hay diferencias de varios miles de cabeza de ganado entre lo que se sospecha que hay por la trazabilidad y por lo que hay por la declaración jurada de DICOSE puede ser un problema estadístico de mala calidad de información, puede ser un ocultamiento sistemático de información que algunos productores por alguna intención aviesa no le colocan las caravanas a todos los terneros  y se reservan unos en la caja negra y no los declaran, para qué, para faena clandestina o para negocios transfronteras.
Pero el faltante parece que es del orden cercano al medio millón de cabezas de ganado.

Chury: Es mucho...

Macció: Es bastante.
No hay cifras porque lo que falta nunca se sabe cuanto es.
Lo que si sabemos en el departamento de San José en donde hay una enfermedad endémica que es la brucelosis y que hay vacunación obligatoria contra la brucelosis del ganado vacuno que es una enfermedad además zoonosis, es decir que del hombre se contagia por el animal que faltan vacunar en forma sistemática algo así como 40, 50 mil cabezas de ganado cada año.
Es una vacuna que hay que dosificar. Quiere decir que hay en el sistema de control pese a la complejidad y a todo el esmero que pone el Estado faltantes. Ahora, los faltantes no se generan en los pequeños productores porque no hay faltantes que sumen si faltan 50 vacas, 20 ó 10 vacas, empieza a pesar el faltante, la mala declaración o la omisión cuando hay un faltante de más de 200 vacas que sumen miles.
Lo que puedo asegurarles a todos los escuchas y a la autoridad es que cualquier productor sabe exactamente el ganado que tiene, puede no decirlo pero sabe exactamente qué ganado tiene, se podrá equivocar por una, dos, tres, cuatro vacas pero no por 1000 vacas.
Ahí tenemos un problema, pese a todos los controles acumulados, sistemáticos hay una cosa que aparentemente no esta funcionando bien.
Yo lo que he querido en esta audición es informar a la audiencia urbana de cuan complejo, severo, sistemático es el sistema de contralor el stock ganadero del país, mucho más que el de la gente.

Chury: ¿No hay superposición de controles?

Macció: No.
Por ejemplo, la marca y señal podría ser ociosa porque hay trazabilidad, si tiene caravanas para qué quiero la marca.
El MGAP acaba de decir en la Rural pasada en la Exposición del Prado se abogó por eliminar la señal, la marca de fuego y se acaba de ratificar que no, que la marca de ganado a fuego va a seguir plenamente vigente. Yo confieso que a mis caballos no los marco porque no los pienso vender y salen al campo sin marca porque me parece un crimen estropear el anca del animal  por nada, ahora, como hay un negocio creciente de exportación de carne de caballo ahí si es muy importante.

Chury: ¿Está creciente el tema?

Macció: Sí. Salen a comparar en camiones por los campos y el precio del caballo ha subido no porque la gente le gusta andar a caballo sino que hay compradores de caballos y compran caballos viejos camino a industrias frigoríficas.
Hay un mercado de carne de caballo que se exporta.

Chury: ¿El CLAIF sigue existiendo, el Frigorífico?

Macció: Sí.
Un caballo potro está costando 500, 600 dólares y para andar está arriba de los 1000 dólares.
No estoy hablando de caballos de raza, sino de caballos rústicos de campo.
La noticia de este comunicado de Presidencia a creado una cierta inquietud y es el ejército el que va a levantar el censo el ejército no conoce los pagos, cuál va a ser el rol de la policía porque esta tarea toma mucho tiempo, mucho insumo de tiempo de la gente, mucha confianza recíproca entre la policía.
¿Será una nueva estrategia? No lo sabemos. Además desplazar soldados por los campos donde nos se conoce el suelo, el territorio no es tarea fácil tanto porque esta muy fraccionado y porque hay que saber llegar a los establecimientos cosa que cualquier policía con su moto llega.
Quería compartir este tiempo, esta audición con un capítulo que es el más importante de la actividad agropecuaria y que es desde el punto de la economía del país uno de sus pilares fundamentales.

Chury: La verdad que no había prestado atención a la parte que era el ejército que se hacía cargo de esto, me sorprende porque de que uno vivía en el campo desde niño venía la policía a hacer el censo.

Macció: Hay una tradición de reconocimiento recíproco del productor y de la policía y es el vínculo natural por lo que he explicado.
Uno para el papeleo tiene que pasar por la Comisaría tres o cuatro veces por año entonces es dinámico ese proceso.
Quería informarlo, no tienen ninguna pretensión este espacio nuestro de hoy información para que el ciudadano urbano de Montevideo sepa cuan complejo es el sistema informático.
Cuando yo digo el Estado uruguayo tiene una política de Estado en materia de control de vacas, ovejas, caballos y no tiene una política en materia de censo de población no es una actitud crítica sustancial sino que es una actitud de registro de una situación que viene desde el siglo XIX para acá.

Chury: Guillermo te agradezco muchísimo y nos encontramos el lunes que viene.

Macció: Muchas gracias.

 

Tomado de Cx 36 Centenario.

Compartir este post

Comentar este post