Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Acuerdo energético entreguista entre Brasil y Perú será "discutido" en el Congreso dominado por Alan García

4 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La mera formalidad de pasar por agua tibia el espúreo acuerdo de (des)integración energética con los brasileiros, pactado bajo la mesa por los caudillos Lula da Silva y Alan García, sin consulta, sin discusión ni debate y de espaldas a los compromisos con la OIT, debió ser cumplida el 3 de marzo de 2011 por el congreso más ineficiente y desprestigiado de la historia el Perú. El plan de (des)integración energética con los brasileiros,se ciñe a los planes del SUBIMPERIALISMO BRASILEÑO en Latinoamérica
 
Acuerdo energético entre Perú-Brasil debió ser discutido en el Congreso (cortinita de humo electoral, permitió que el tema pase desapercibido)

BONITO MAPA QUE ILUSTRA TODA LA HIDROENERGÍA QUE QUIERE Y REQUIERE EL SUBIMPERIALISMO BRASILEÑO:  finalmente terminaremos comprando energía producida en el Perú (Y VENDIDA POR LOS BRASILEÑOS AL PRECIO DE UN OJO DE LA CARA)

 

 

El 3 de marzo de 2011, escribe Malcolm Allison

Mediante la Resolución Suprema 057-2011, el Ejecutivo remitió al Congreso de la República del Perú la documentación referente al Acuerdo Energético entre Perú y Brasil, para someterserlo a discusión (entre los sometidos al Poder Ejecutivo y a la regalada gana de Alan García) ...antes de su respectiva aprobación. EL DÍA 4 DE MARZO, COMO ERA DE ESPERAR, NI LA PRENSA, NI LOS PORTALES ELECTRÓNICOS DICEN UNA PALABRA RESPECTO A TAN CRUCIAL TEMA QUE REVISTE CARACTER DE LESIÓN A LOS INTERESES DEL PERÚ Y LESIVAS VENTAJAS A FAVOR DE BRASIL-

 

El documento, denominado (eufemísticamente) ... “Acuerdo para el Suministro de Electricidad al Perú y Exportación de Excedentes al Brasil, suscrito con la Republica Federativa del Brasil”, fue firmado el 16 de junio del 2010, en la ciudad de Manaos... (en secreto entre los caudillos Lula da Silva y Alan García)

 

Este Acuerdo implica la construcción de un grupo de centrales hidroeléctricas en la Amazonía, lo cual ya ha ocasionado una serie de rechazos por parte de organizaciones civiles y poblaciones ubicadas, debido a la amenaza ecológica que supone la construcción de represas como la de Inambari.

 

Según el abogado de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Mariano Castro, finalmente “el Gobierno reconoce que el Acuerdo Energético entre Perú y Brasil debe ser aprobado por el Congreso. Esto no estaba claro cuando se discutía el acuerdo y había voceros del Ministerio de Energía y Minas (MEM) que (tenían la sinvergüencería) de llegar a señalar que esto no era necesario, sino que era suficiente con la firma del Ministro de dicha cartera para que entre en vigor”....¡PLOP!! ... doble PLOP!!  ....

 

“La Constitución establece que para que un acuerdo internacional entre en vigencia, en el caso de que el contenido del acuerdo obliga a realizar cambios legislativos, debe ser aprobado primero por el Congreso antes de su ratificación por el presidente”, explicó el abogado.

 

Para Castro Sánchez-Moreno, con esta medida del Ejecutivo se abre una discusión más abierta y nacional sobre las implicancias del acuerdo, en términos de lo que serán los beneficios respecto a los precios y la cuota de la energía, así como a los riesgos ambientales y sociales implicados.

 

APENAS HAY UNA CLÁUSULA

Asimismo, señaló que respecto a estos temas “apenas hay una cláusula muy genérica, contenida en el acuerdo, en donde se habla que los proyectos deben cumplir con las condiciones del desarrollo sostenible. Una referencia tan amplia hace que sean casi inexistentes los compromisos vinculados a asuntos ambientales”.

 

INAMBARI ESTÁ EN LOS PLANES DEL ACUERDO [DE (DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA]

 

Cabe destacar que en dicho Acuerdo se menciona la construcción de centrales hidroeléctricas que generarían energía cerca a 6 mil y 7 mil MW, lo que implica, de todas maneras, la construcción de la Central Hidroeléctrica de Inambari, cuya potencia equivale a 2 mil MW.

 

Otro tema importante es el referente a la cuota de energía. Según Mariano Castro, falta determinar la cantidad de energía será para el Perú y cuánto le corresponderá a Brasil.

 

“Estos excedentes se definen al momento inicial del proceso y se mantienen fijos a lo largo de 30 años, cuando debe ser un asunto que sea flexible a la necesidad de energía del país, sino, terminaremos comprando energía producida en el Perú (Y VENDIDA POR LOS BRASILEÑOS AL PRECIO DE UN OJO DE LA CARA), lo cual es contraproducente”, enfatizó el abogado.

Compartir este post

Comentar este post