Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Agenda Verde del Brasil

20 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

  
Marina Silva: a Agenda Verde
  
20 millones de votantes verdes demostraron que están en contra del modelo económico neoliberal que se ha utilizado hasta ahora en el país, con un desarrollo basado en la destrucción de grandes extensiones de la biodiversidad brasileña y su reemplazo por pasturas y por cultivos de commodities (productos básicos) de exportación.
 A cara do BrasilA cara do Brasil
 

Cuando en mayo de 2008 Marina Silva abandonó el estratégico Ministerio de Medio Ambiente de Brasil, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva tembló ante la mayor crisis de su Gobierno. Se había puesto en jaque a la entonces jefa del Gabinete y ahora candidata presidencial, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT).

Se trataba del cuestionamiento a una de las principales agendas estratégicas de Lula da Silva en su gestión gubernamental: la política ambiental y energética del gigante sudamericano.

Dilma Rousseff y Marina Silva representaban, entonces, dos enfoques radicalmente diferentes para dos materias fundamentales para el desarrollo brasileño, en pleno despegue hacia el ahora famoso “milagro brasileño”.

La primera privilegiaba el desarrollo económico y la reformulación energética más vinculada al crecimiento del polo industrial brasileño asentado en San Pablo y el sur de Brasil, antes que de la perspectiva ecológica de la despoblada Amazonia. La segunda asentó su gestión en poderosas organizaciones no gubernamentales medioambientales, como Amigos de la Tierra, y en los movimientos indígenas del todavía empobrecido norte brasileño de donde proviene Silva. Se había transformado en el ‘sello verde’ de la gestión de Lula, en medio del debate global sobre cambio climático y gestión ambiental.

Sin embargo, el primero, encabezado por Rousseff, se impuso al segundo y Marina fue obligada a dejar el gobierno federal.

La secretaria general de otra organización no gubernamental, la filial brasileña del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Denise Hamú, advirtió: “La renuncia de Marina Silva demuestra que el área ambiental no es una prioridad y no tiene espacio en el actual Gobierno".

Ficheiro:1500RP100 image media horizontal.jpg
  
El fondo de la discrepancia: El Plan Amazonia Sustentable (Plano Amazônia Sustentável - PAS).

El Plano Amazônia Sustentável (PAS) reúne numerosas acciones y proyectos destinados a promover el desarrollo de la región amazónica, ampliar la infraestructura y proteger el ambiente en el enorme norte brasileño.
Muchas medidas ya están en marcha, como la renovación del catastro de propiedades en los municipios de mayor deforestación en los últimos tiempos, más crédito para los hacendados que cumplen la legislación forestal y la reconstrucción de algunas carreteras, puertos e hidrovías.


Sin embargo, el PAS enterró el más ambicioso programa de desarrollo sustentable para la región que el Ministerio de Medio Ambiente venía elaborando desde 2003, con participación de investigadores, organizaciones de la sociedad civil, como Amigos de la Tierra y otras carteras, al que se unió Marina Silva.

El desarrollo sustentable de la Amazonia era asunto de total prioridad y dedicación para Marina Silva y su cartera, que se vieron súbitamente defraudados en sus esfuerzos, paradójicamente, en la gestión popular de Lula Da Silva.
 
   

Silva expresó entonces su molestia por la ausencia del Gobierno federal para combatir la deforestación amazónica, la construcción de centrales hidroeléctricas y la reanudación de obras para nuevas centrales nucleares.

La postura de Marina, diciendo que la deforestación por industrias brasileñas puede estar afectando al cambio del clima a nivel global fue aclamada por grupos ecologista de todo el mundo. Aunque la deforestación continúa, su tasa fue reducida significativamente entre 2004 y 2007.

Pero en 2008, Marina abondonó el cargo al frente del Ministerio de Medio Ambiente, culpando de su decisión al estancamiento dentro del gobierno de Lula de la política ambiental. Se había quedado cada vez más aislada dentro del ejecutivo a causa de sus críticas a algunas propuestas de presas hidroeléctricas y productos agrícolas modificados genéticamente.

 
É difícil aguentar a enganação 

Silva, que empezó su vida política en luchas ambientales y sociales en Acre, absorbió muchas derrotas en el Gobierno desde que fue investida ministra, en enero de 2003, al iniciarse la gestión de Lula.


La aprobación de las siembras de productos transgénicos, la construcción de grandes centrales hidroeléctricas y carreteras en la Amazonia y la reactivación del programa nuclear son algunas de sus frustraciones.
 
Pero fue capaz de defender los proyectos como "miembro solidario del gobierno", incorporándoles pequeñas medidas que reducen los impactos ambientales negativos.
 
LULA LIBRE AL FIN DE "LOS ECOLOGISTAS"
 
 

Tras la salida de Marina Silva, Lula siguió adelante y asentó los últimos dos años de su Gobierno en Rousseff, conocida por su capacidad en la administración pública liberalista.


MARINA SILVA EN EL CENTRO DEL CANDELERO ELECTORAL DE 2° VUELTA
 
Lo que nunca soñó Lula da Silva, ni en la peor de sus pesadillas, fue que la ex militante del PT y nueva afiliada al Partido Verde (PV) termine con 20 millones de votos, el 19,6% de los electores, en las elecciones del 3 de octubre y se transformara en el árbitro clave de la segunda vuelta, que se llevará a cabo el domingo 31.

Hoy, Silva es la política más requerida y adulada de los candidatos presidenciales. Tanto Rousseff como Serra han desplegado una batería de contactos y ofertas para lograr el favor de Marina Silva en las próximas elecciones.
En sus manos estará influir sobre el voto de millones de personas que optaron por el Partido Verde (PV), que, de hecho, se transformó en una fuerza política ascendente en la política brasileña.

Perfil de Marina Silva
¿Quién es esta pequeña y frágil mujer, transformada ahora en la política más influyente de Brasil? Silva se convirtió en una especie de heroína del ambiente y de la Amazonia desde mediados de los años 80. Alfabetizada siendo ya una joven, abandonó la idea de hacerse monja e ingresó a la facultad de historia, licenciándose a los 26 años. Fue en la Universidad cuando se unió al Partido Comunista Revolucionario, un grupo clandestino de oposición a la dictadura militar.

Durante ese periodo Marina conció a Chico Mendes, un cauchero que organizaba a los trabajadores para advertirles sobre los peligros de quemar y limpiar la selva y sobre el desplazamiento de las comunidades indígenas amazónicas.

Marina se unió a este movimiento, que realizaba manifestaciones pacíficas y la condujo a la militancia política. Después de ser elegida como concejal en Rio Branco, continuó con su carrera política hasta llegar a ser elegida diputada estatal, senadora, y alcanzar la cartera de Medio Ambiente con Lula.

 
 logró graduarse en Historia, mientras iniciaba la lucha en favor de los siringueros (recolectores de caucho natural), junto al mártir ‘Chico’ Mendes, asesinado en 1988. Allí, Marina abonó su conciencia por el medio ambiente y la lucha contra los poderosos ganaderos y agricultores del norte brasileño. Ella se unió al PT en 1985. Fue diputada y senadora por el norteño estado de Acre.

 Claves

- Primera vuelta. El 3 de octubre, Dilma Rousseff, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), gana la elección con 46,7% de los votos. Al no obtener el 50% más uno de los votos, deberá medir sus fuerzas con José Serra, que obtuvo 32,6%, el 31 de octubre.

- La tercera. Marina Silva, del Partido Verde (PV), logró 20 millones de votos, un 19,4% de los sufragios.

- Ficha clave. El nuevo escenario obliga a Rousseff y a Serra a negociar con Silva su posición para la segunda vuelta.

- Convención. El Partido Verde realizará un congreso para definir su posición; sin embargo, Marina Silva dijo que la suya puede no coincidir con la que asuma el partido.

- Diálogo. Luiz Inácio Lula da Silva dijo que está dispuesto a hablar con Marina Silva para convencerla de que apoye a su ex partido, el PT.

- Negociación. Silva dijo que no está en negociación su voto para la segunda vuelta, pero ha propuesto a los candidatos su programa ambiental para defender la Amazonia y luchar contra el cambio climático.

- Referente. Silva cuenta con un gran respaldo de las organizaciones no gubernamentales globales que defienden el medio ambiente como Amigos de la Tierra, Greenpeace y el Fondo Mundial para la Naturaleza .

- Cambio. El ingreso de Silva en la política de Brasil obligará a los principales partidos tradicionales a introducir acciones más agresivas para la defensa del medio ambiente en particular para la región amazónica que está afectada por la quema de bosques y la construcción de represas.

--------

La ex candidata presidencial Marina Silva ha puesto las primeras cartas sobre la mesa: exige que los programas de Gobierno de Dilma Rousseff y José Serra, que están en carrera para la segunda vuelta, tengan en cuenta los 10 mandamientos de su propuesta ambiental. Nada más y nada menos.
 
Silva presentó una lista de propuestas que espera sean incluidas en los programas de los candidatos con fuerte énfasis en medio ambiente y educación. El plan cuenta con el aval de organizaciones internacionales de defensa del medio ambiente que reclaman una acción más efectiva de Brasil en esta materia.

"Es un documento base sobre la cuestión ambiental para la discusión con los candidatos que fueron al segundo turno", destacó Silva, al señalar que la propuesta será enviada a la oficialista Dilma Rousseff y al socialdemócrata José Serra.

Junto a las autoridades del Partido Verde, la ambientalista detalló los diez "puntos prioritarios" para su sector, en los que se destacan iniciativas para educación, el cambio climático y la protección de los biomas brasileños.

La senadora por el estado de Acre (norte) subrayó el planteo de elevar al 7% del PIB la inversión para educación y la creación de una agencia reguladora para la Política Nacional de Cambios Climáticos, "fundamental para alcanzar una economía de bajo carbono".

Silva, que obtuvo una sorpresiva votación de casi el 20% el domingo 3 en la primera vuelta de las elecciones nacionales y se convirtió en árbitro de la disputa por la Presidencia, destacó que "no existe una garantía a priori" de que los candidatos asuman alguna de las propuestas, pese a que distintas fuentes señalan que Silva provocará, de hecho, un giro en los programas electorales.
"Nosotros cumplimos así con nuestra contribución", señaló la ex candidata.
 

Los 10 Mandamientos Verdes

1 ° Transparencia y ética.

2 ° Reforma Electoral.

3 ° Educación para la Sociedad del Conocimiento.

4° Seguridad Pública.

5° Cambio Climático, Infraestructura y Política Energética.

6° Seguridad Social: Salud, Asistencia Social y Prevención.

7° Protección de los ecosistemas (biomas) brasileños.

8° Gasto Público, Costos y Reforma Fiscal

9° Política Exterior;

10° Fortalecimiento de la diversidad socioambiental y de la diversidad cultural.

Marina Silva fue excomulgada por Lula, el mayor desamazonizador de todos los tiempos, caracterizado por su proclividad a un gobierno autocrático y adicto al neoliberalismo. ver1.blog.terra.com.br/2010/10/10/

 

 

   Opinión    “Marina fue el gran factor sorpresa de la elección”
Gabriela Michelotti  Periodista ambiental


Los analistas políticos consideraban que sólo un error o un factor sorpresa de última hora, que no parecía probable, podía frenar la subida constante de Dilma Rousseff, la candidata del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la campaña electoral en Brasil. La revista The Economist incluso publicó un artículo de portada antes de las elecciones dándole como cierta la victoria en primera vuelta.

Pero Marina Silva, la candidata del Partido Verde, logró ser ese gran factor sorpresa, más que duplicando las intenciones de voto a su favor en las últimas dos semanas antes de las elecciones del domingo 3 de octubre.
 
La olla verde obtuvo casi 20 millones de sufragios, lo que equivale a más del 19% del total de votos válidos, e impidió la victoria en primera vuelta de Dilma, que, irónicamente, fue la responsable directa por la salida de Marina del Gobierno Lula en 2008 y del Partido de los Trabajadores (PT).

La líder ecologista, ahora del Partido Verde, fue capaz de catalizar el voto de una parte heterogénea de la población, incluidos votantes jóvenes y ricos de los grandes centros urbanos, votantes evangélicos de clase baja en el noreste de Brasil y también votantes de izquierda descontentos con el rumbo del Gobierno de Lula en estos años, que buscaban castigar al presidente por su política ambiental y económica, que consideran neoliberal, y los escándalos de corrupción.

Lo importante es que los 20 millones de votantes verdes demostraron que están en contra del modelo económico neoliberal que se ha utilizado hasta ahora en el país, con un desarrollo basado en la destrucción de grandes extensiones de la biodiversidad brasileña y su reemplazo por pasturas y por cultivos de commodities (productos básicos) de exportación.

A pesar de no haber alcanzado la segunda vuelta, el fenómeno verde obligará a Rousseff y a Serra, de la oposición social demócrata, a discutir y tomar posiciones con relación a las cuestiones ambientales y el desarrollo sostenible en la campaña para la votación del 31 de octubre. Marina ya dejó claro que no apoyará a ningún candidato, que defiende el programa ambientalista y la política de desarrollo sostenible y que deja a sus simpatizantes libertad para emitir un voto de conciencia.
 
Brasil: Partido Verde no apoyará a ningún candidato - América ...
17 Oct 2010 ... Marina Silva, candidata presidencial por el Partido Verde, da un discurso durante un mítin de su partido en Sao Paulo, Brasil, el domingo 17 ...
www.elnuevoherald.com/.../brasil-partido-verde-no-apoyara.html -
 
 --------
      
Brasil: A“Onda Verde”-
Transfusão de Frescor ao Neoliberalismo?
Carta Maior-Editorial | 5-10-2010
www.kaosenlared.net/noticia/brasil-aonda-verde-partes-1-2

 
Marina 

[o filme] "Wall Street" foi feliz em descrever esta nova rearticulação entre agenda ecológica e mundo financeiro. Ela talvez nos explique um fenômeno político mundial que apareceu com toda força no Brasil: a transformação dos partidos verdes em novos partidos de centro e o abandono de suas antigas pautas de esquerda.


 
No Brasil, vimos a candidatura de Marina Silva impor-se como terceira via na política. Ela foi capaz de pegar um partido composto por personalidades do calibre de Zequinha Sarney e fazer acreditar que, com eles, um novo modo de fazer política está em vias de aparecer. Cobrando os outros candidatos por não ter um programa, ela conseguiu esconder que, de todos, seu programa era o economicamente mais liberal. O que não devia nos surpreender. Afinal, os verdes conservaram o que talvez havia de pior em maio de 68: um antiestatismo muitas vezes simplista enunciado em nome da crença na espontaneidade da sociedade civil..

Não é de se estranhar que este libertarianismo encontre, 40 anos depois, o liberalismo puro e duro. De fato, a ocupação do centro pelos verdes tem tudo para ficar. Ela vem a calhar para um eleitorado que um dia votou na esquerda, mas que gostaria de um discurso mais "moderno"

 

 

A BALA DE PRATA ERA VERDE. E AGORA, O QUE FARÃO OS AMBIENTALISTAS COM A MUNIÇÃO ACUMULADA?



 

 

"A direita brasileira raspou o fundo do tacho e chegou à seguinte conclusão: Marina é o último cartucho de Serra. [...] O movimento ambientalista brasileiro encontra-se diante de uma encruzilhada histórica:

Tem 26 dias para decidir se integra o campo de forças que lutam pela transformação do Brasil numa sociedade mais justa e sustentável, ou, ao contrário, como lamentavelmente sugere o comportamento de alguns de seus porta-vozes e lideranças lambuzadas com a atenção da mídia, se assume a condição subserviente de pé-de-palanque da direita e da extrema direita unidas no interior da coalizão demotucana.

Chico Mendes por certo não hesitaria em escolher seu lado se na reta final de uma disputa política, como agora, tivesse objetivamente duas opções de poder: um governo amarrado em torno dos compromissos históricos de Dilma e Lula ou uma alarmante coalizão de interesses liderada pela não menos alarmante dupla Serra e Índio da Costa.

Resta saber qual será a escolha de Marina Silva. A ver."

 

Vladimir Safatle; Folha; Carta Maior, 04-10

 

 

Inimigo do MST tenta seduzir Marina



Em artigo publicado no blog de Ricardo Noblat, um velho conhecido dos movimentos sociais e ecológicos, Xico Graziano, investiu na ignorância coletiva para seduzir o eleitor de Marina Silva. Ex-deputado federal do PSDB, ex-presidente do Instituto Nacional de Reforma Agrária (Incra) no triste reinado de FHC, ex-secretário de Agricultura e Meio Ambiente nos governos tucanos de São Paulo e coordenador de programa de José Serra, Graziano abusou dos sofismas em seu texto.

Logo de cara, ele tenta enganar o leitor (eleitor) insinuando enorme intimidade entre os tucanos e a ex-ministra. Até parece que Marina Silva foi fundadora do PSDB (e não do PT) e ministra do governo FHC (e não de Lula). Maroto, ele afirma que “ela conhece, e bem, nossa posição sobre a agenda da sustentabilidade. E a valorosa senadora do Acre sabe que o governo de Serra em São Paulo tomou medidas efetivas, como bons resultados, na defesa ecológica”. Haja cinismo!

A devastação do verde em São Paulo

 

Na maior caradura, o ex-secretário do Meio Ambiente lista as medidas dos governos tucanos, no estado e no país, para falar da “proximidade do PSDB com a agenda socioambiental”. São Paulo até parece um “paraíso verde”, exemplo mundial de desenvolvimento sustentável. Graziano, um homem com sinistros vínculos com os barões do agronegócio, só não explica porque o estado se transformou num grande canavial e na terra dos eucaliptos. São Paulo foi devastado pelo agro-business, envenenado pelo agrotóxico e virou um cemitério dos pequenos agricultores.

As bravatas do tucano visam colher parte dos 19 milhões votos dados à candidata verde. “Marina respeita a história tucana na questão da sustentabilidade. Serra visualiza o ambientalismo a partir de um raciocínio desenvolvimentista. Seu grande mentor se chama Ignacy Sachs, economista que é pai do ecodesenvolvimento... Nem o PSDB nem José Serra temem o debate ambiental, pois nós somos protagonistas da agenda da sustentabilidade... Demonstramos vontade e tranqüilidade para receber o apoio dos verdes no segundo turno das eleições. Aliados ao PV, nós juntaremos forças e, certamente, vamos acelerar a construção da economia verde do futuro”. É um demagogo!

Capacho dos barões do agronegócio

Neste artigo, Xico Graziano tenta parecer um democrata convicto, disposto ao diálogo com todos os setores da sociedade. Mas esta não é a característica principal do coordenador de programa de José Serra. Ele sempre foi arrogante e autoritário. Como assessor especial do ex-presidente FHC e chefão do Incra, ele se projetou como capacho dos barões do agronegócio, responsáveis pelo desmatamento e outras pragas. Ficou famosa a sua frase “a reforma agrária é um atraso”.

Graziano também ficou conhecido como inimigo hidrófobo dos movimentos sociais do campo. Para ele, o MST é expressão do “banditismo rural”. Num outro artigo, escrito às vésperas da eleição de 2006, ele rosnou: “Ao lado do MST, você tem um setor muito atrasado da Igreja Católica, aglutinado na Comissão Pastoral da Terra, cujo expoente é Tomás Balduíno. À esquerda atrasada da Igreja, soma-se a esquerda atrasada petista... E o governo Lula não tem coragem de assumir a modernidade”.

Agora, ele faz discurso para atrair os ambientalistas.
 
 
---
 
Escribió para El Polvorín Blog Malcolm Allison
 

Compartir este post

Comentar este post