Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Ali Lmrabet ´El fin de la monarquía absoluta en Marruecos

2 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

El periodista Ali Lmrabet es de los que no se callan. Ha estado en la cárcel por atreverse a hacer una caricatura del rey Mohammed VI y escribir contra la línea del régimen respecto de los refugiados saharauis y ha hecho huelga de hambre por defender su derecho, y el del pueblo marroquí, a expresarse libremente, aunque sea en contra del monarca. Ahora ve maravillado como decenas de miles de personas se atreven a salir a la calle y criticar al rey y a su régimen. Sabe que la revuelta está en marcha y no hay marcha atrás.

MAR FERRAGUT - ¿Qué pasa con las revueltas democráticas en los países árabes?

-Estoy muy sorprendido con lo que está pasando. En el mundo árabe siempre pensábamos que la democracia iba a llegar, pero no con esta rapidez. El mensaje más importante es que la gente ya está harta. Los pueblos árabes son como ustedes y quieren la libertad que tienen ustedes. Estas revoluciones además suponen el fin del mito fabricado por occidente de que esos dictadores son impresentables pero a la vez son el mejor modo de contener el islamismo. Nos hemos dado cuenta de una cosa maravillosa: es el pueblo, los jóvenes, en su expresión más pura, los que se están levantando para pedir algo que para usted es normal pero que para nosotros es extraordinario: libertad, igualdad y democracia.

- ¿Qué cree que pasará en Marruecos?

- Algunos dicen que Marruecos será la excepción. La ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, un día dice una cosa y otro día dice otra. Sin ir más lejos, decía que la manifestación en Marruecos pasó con 'normalidad democrática'. Si ella piensa que Marruecos es una democracia, pues es el segundo descubrimiento más importante después del de América. Los países árabes no son iguales y las revueltas no van a tener los mismos puntos comunes, pero tenemos en común la lengua y los problemas, ya sean países pobres o ricos. Ya son tres dictaduras las que están cayendo. Ahora yo no sé cómo van a ir las otras revueltas pero la normalidad democrática que dijo la señora Jiménez no se cumplió porque hubo cinco muertos. En ciudades del norte de Marruecos mucha gente salió a la calle.

- ¿Se persigue derrocar al rey o evolucionar hacia una monarquía como la española?

-Yo apoyo la protesta pero no estoy en la organización, aunque el gobierno y algunos grupos lo estén diciendo. Los jóvenes que salieron a manifestarse el 20-F decían que no tenían ningún problema con el rey, si no con la monarquía, y que quieren ir de una monarquía absoluta a una parlamentaria. Pienso que entonces también hay un problema con el rey , porque es él el monarca absoluto, Mohammed VI. Ahora tiene una ocasión extraordinaria de transformar la monarquía en una parlamentaria. Pero creo que no ha entendido el mensaje porque ha dicho que los que han salido a la calle hacían demagogia. Por desgracia, el rey de Marruecos reina, gobierna, es el comendador de los creyentes y es el mayor empresario del país; Mohammed VI es a la vez el rey don Juan Carlos, Rodríguez Zapatero, Rouco Varela y Botín. Esto no es normal y hay que decírselo de una manera pacífica. No pedimos más de lo que tienen ustedes. Nosotros no tenemos ni seguridad social, yo vivo con el teléfono pinchado 24 horas, ¿quién puede vivir así? Muy poca gente.

- En el caso de Marruecos, ¿España se está posicionando de una manera diferente que con el resto de revueltas?

-Yo aconsejaría a España neutralidad, y que se dedique más a sus problemas económicos que a los problemas de Marruecos. Cuando escucho a Zapatero decir que Marruecos es una excepción pienso "¡ah, extraordinario!". Pero no es la excepción. Yo no digo que la revuelta vaya a ser mañana, pero los gérmenes de la revuelta, democrática y no islamista, están ahí, y tarde o temprano tendremos un país democrático.

-¿Por qué el PSOE no recrimina nada a Marruecos?

- Por intereses económicos. España es el segundo inversor en Marruecos después de Francia. Y está el chantaje que hace Marruecos a España con el tema de la inmigración. Marruecos es un Estado policial y puede parar el flujo de la inmigración hacia Europa de manera policial, o si quiere puede dejar pasar a esta gente. España tiene este miedo. Pero Marruecos no es un santo y España nunca le critica, debería criticarlo de vez en cuando.

-¿Cómo están reflejando lo que sucede los medios europeos?

- En Europa hay medios de comunicación importantes que minimizan lo que está pasando. Recuerdo hace años que hubo una manifestación que fue un éxito en Egipto, y era de 300 personas. En Túnez todo empezó con 1, 2, 3 personas. Y en Marruecos hemos tenido una manifestación muy importante. Los organizadores dicen 240.000, el Gobierno dice 40.000. Hay expertos que dicen que hubo 120.000 personas, lo que es importantísimo, y sin los islamistas, que no se han implicado. Y los islamistas de Justicia y Espiritualidad son la asociación que pueden congregar a más gente, y no se han implicado. Y ahora hay periódicos que dicen que sólo había mil personas. El rey dijo que no iba a ceder a la demagogia, pero Ben Ali, en Túnez, y Mubarak, en Egipto, también lo decían y han cedido al final. Hemos esperado años y podemos esperar algo más, pero el fin de la monarquía absoluta en Marruecos ya está aquí. Y respecto a las revueltas del mundo árabe podemos decir que ningún geopolítico, nadie, las había previsto. Todo el mundo se ha equivocado.

- ¿Es el momento de la revuelta para la mujer también?

- Túnez es un país pionero en la liberalización de la mujer. En Marruecos el actual rey hizo un estatuto de la mujer en el que elimina muchas restricciones, por ejemplo en el momento de casarse. Sobre el papel está todo perfecto, pero el problema es que no tenemos una justicia independiente y sí una tasa de analfabetismo muy alta. Más del 56% de la población es analfabeta y en las zonas rurales llega al 92%. Puedes tener el mejor texto del mundo, pero a la hora de aplicarlo no funciona. La solución será una democratización de Marruecos. No sé cuánto va a tomar, pero será la solución. El rey nombra al primer ministro. Nosotros podemos votar, pero el rey puede elegir a una persona que no ha sido votada y esto ha pasado muchas veces. Y hay que decir que el islamismo es parte de nuestra sociedad, pero no hay que darle una visión mala, hay islamistas radicales y una franja importantísima de islamistas que no son radicales.

- Prevé abrir un nuevo periódico digital. ¿No tiene miedo a sufrir nuevas represalias?

- Yo soy como un virus, le pones antibióticos, antibióticos y antibióticos, y al final el virus se vuelve resistente al antibiótico. A nosotros hace años que nos machacan, llega un momento en que ya no sientes nada.

-¿Cómo valora el estado del periodismo en nuestro país?

-Aquí más o menos todo es igual. Supongo que existe también la censura y la autocensura. Y luego está el tema de los salarios, allá los periodistas ganan más.


Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/contraportada/2011/02/27/ali-lmrabet-monarquia-absoluta-marruecos/471831.html

 

Tomado de Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Saharaui

Compartir este post

Comentar este post