Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Anarcosindicalismo y cultura libre en tres sencillos pasos

19 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Especial feria del libro de la Fundación Aurora Intermitente

David García Arístegui

  

Uno — desde sus orígenes, dentro del movimiento libertario y el anarcosindicalismo siempre han tenido una gran importancia la cultura y el conocimiento libres, aunque no se denominaran entonces de esa manera. En general, el anarquismo constantemente ha poseído una visión de la educación y de la cultura como instrumentos imprescindibles para abordar cualquier transformación personal y social. En los ateneos libertarios se intentaba practicar una educación libre, cooperativa y solidaria:


GIF - 38.3 KB

“en los ateneos ácratas se luchaba contra el analfabetismo, se organizaban actividades como cursos o conferencias, se creaban escuelas racionalistas y bibliotecas, etc. Concebida como un arma de emancipación social, la educación de las clases populares se convierte así en una prioridad, facilitando a éstas la adquisición de conocimientos científicos, culturales, sociológicos y artísticos de distinta índole (...). La puesta en marcha de bibliotecas, la organización de charlas, conferencias, debates y lecturas comentadas, o más específicamente, la labor escolar(...) realizada desde estas entidades, son ejemplos de algunas de las iniciativas que vinculaban a los ateneos con la población trabajadora de su entorno”. Antonio Pérez Collado

 

Dos — Además de la importancia de los Ateneos Libertarios dentro del movimiento, un autor clave dentro del anarquismo como es Kropotkin planteaba con muchos años de anticipación unas ideas críticas con el concepto de propiedad intelectual, sentando las bases de un discurso que tiempo después adoptaría el llamado movimiento “copyleft” o movimiento de cultura libre. Este movimiento se basa en una filosofía que plantea una difusión de la cultura sin las trabas impuestas por los intereses capitalistas, es decir, por las diferentes formas que adopta la propiedad intelectual en los regímenes jurídicos de los estados.

“Ciencia e industria, saber y aplicación, descubrimiento y realización práctica que conduce a nuevas invenciones, trabajo cerebral y trabajo manual, idea y labor de los brazos, todo se enlaza. Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. ¿Qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»?” Bakunin

 

Tres — El anarcosindicalismo tiene que apostar por la cultura libre no únicamente como un medio de mejorar la formación de sus activistas y la difusión de sus ideas (ambas cosas de gran importancia), si no como la misma base de un discurso verdaderamente anticapitalista, que incida en los cimientos mismos de la actual fase del capitalismo. Las luchas contra las formas restrictivas de propiedad intelectual son la punta de lanza de cualquier movimiento que se plantee ser verdaderamente revolucionario en el siglo XXI, ya que hablamos, por ejemplo, de cómo empresas como Monsanto quieren patentar semillas y obligar de una manera u otra a que se cultive sólo con éstas, del monopolio de facto de las multinacionales del software o de todas las muertes que se dan en muchos países por la imposibilidad de fabricar medicamentos genéricos, debido a las presiones de la industria farmacéutica...

“de la misma manera que desde el sindicalismo y desde otras luchas reivindicativas se activaron en siglos pasados conflictos y contradicciones muchas veces insalvables para el poder, desde este amplio (y heterogéneo) movimiento Copyleft [NOTA: o de cultura libre] se empiezan a crear conflictos y contradicciones cualitativamente muy poderosos (y cuantitativamente también, sólo hay que conocer algo acerca del fenómeno GNU/Linux para saberlo), ya que tienen que ver (y atentan) contra las relaciones de propiedad sobre el conocimiento (y por lo tanto sobre buena parte de la riqueza que éste genera), es decir, sobre aquello que mantiene y reproduce la economía y la tecnología de guerra del capitalismo» Gustavo Roig

 

(Este texto recoge ideas y citas de “Asalto a la cultura” de David García y “Sindicalismo y cultura libre” de David García y David Lozano)

 

Documentos adjuntos

Tomado de Nodo50.contrainformación en la red

Compartir este post

Comentar este post