Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Antonio Orihuela

27 Mayo 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La clase media enciende el televisor
y los ricos se frotan las manos.

Un viejo cierra la puerta de su casa para dejarse morir
y los ricos se frotan las manos.

Un hombre entra en la consulta del psicólogo
y los ricos se frotan las manos.

Una mujer busca en el cajón sus ansiolíticos
y los ricos se frotan las manos.

Una chica solicita en la biblioteca libros de autoayuda
y los ricos se frotan las manos.

El paro, la angustia y la hipoteca
son violencia cotidiana, doméstica,
y los ricos se frotan las manos.

Los políticos y los sindicaleros hablan de diálogo social
y los ricos se frotan las manos.

La selección mete un gol, dos, tres,
y los ricos se frotan las manos.

Las calles, las barriadas obreras, los coches
se llenan de banderas españolas,
y los ricos se frotan las manos.


Los ricos se frotan las manos
y de ellas sale el despido arbitrario, barato, subvencionado,
salen millones de parados,
recortes de salarios,
congelación de pensiones,
expansión de ETT’s,
bancarización de las cajas,
privatización de correos y loterías,
cobro por consulta médica.

Los ricos se frotan las manos
y de ellas sale el miedo, la indefensión, la conformidad,
la calma, la abulia, la mansedumbre,
el silencio solo roto por el grito de gol.


Gol tras gol hasta que las calles, las barriadas obreras, los coches
se llenan de banderas con un mismo lema

I LOVE CAPITALISMO

Porque nadie quiere vivir fuera de lo obvio,
de lo real, del sentido común,

Porque todos queremos ser apacibles burgueses,
esclavos de la hipoteca, abonados a la religión del individualismo propietario,

Porque nadie quiere ser otra cosa,
nadie quiere luchar consigo mismo
porque el día que queramos luchar contra nosotros mismos,

Ese día la clase media arderá.

(Antonio Orihuela)

Compartir este post

Comentar este post

....arlette 05/28/2013 18:09


Así funciona el
Capitalismo.


El Capitalismo se basa en explotar lo más que se pueda un producto para luego poderlo cambiar por otro, y así sucesivamente. Incluso las personas “sobresalientes” son un
producto en potencia: deportistas, animadores, actores, escritores, cantantes, grupos musicales, etc., son objetos de campañas publicitarias. La constante fabricación de “ídolos” alimenta la
venta de marcas. Se explota lo más que se pueda y después es sustituido por otro, o se inventan otros para poder mantener o ampliar las ventas de una determinada marca. Lo mismo puede pasar en la
industria de la medicina.


 Si hay que inventar más enfermedades para ampliar sus utilidades, lo habrán de hacer.


No por nada se han creado últimamente “enfermedades” tales como la depresión, bulimia, obesidad, anorexia, alopecia, bipolaridad, 
… Si estás triste, ah es que estás con depresión, aquí tienes toda esta gama de pastillas; si comes mucha comida, ah es que estás con bulimia, aquí tienes estas pastillas; si estás muy gordo, ah
es que tienes problema de obesidad, aquí tienes estas pastillas; si no comes mucho, ah es que tienes anorexia, aquí tienes estas pastillas; si se te ha caído el pelo, ah es que tienes alopecia,
pero con estos productos podrás detener la caída del pelo; si estás muy alegre y después estás muy triste, no es que estés depresivo, es que tienes un trastorno de bipolaridad, ah aquí tienes
estas pastillas;


La explotación y humillación con la cual muchos trabajadores se encuentran, es una cruda realidad. Los trabajadores poco menos deben ir a sus trabajos con la cola entre
las piernas o con el moño gacho para no ser despedidos (máxima expresión de violencia hacia los trabajadores).


Un trabajador obediente, laborioso, “sacrificado”, “comprensivo” y no problemático o no “conflictivo”, es lo que más esperan de un trabajador en cualquier
empresa.


 Pues no. Deberíamos decir


¡¡¡BASTA YA!!!


Basta de sus
mentiras, y su hipocresía,