Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Apaches

5 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

  
Jueves, 05 de Agosto de 2010 01:32
foto-susanamo1(APe).- Hace muchos años en un artículo titulado “Apaches” Rafael Barret se asombraba de que habiendo multiplicado la tentación y facilitado las venganzas, habiendo mezclado las desesperaciones con las harturas, todavía hubiera gente que se quejara del aumento de la criminalidad.  

El artículo se cerraba con una exhortación a los eternos reformadores de códigos: “¡Oh doctores! ¿No comprendéis que los criminales son vuestros propios pensamientos hechos carne y puñal? ¿No comprendéis que el ladrón y el asesino -débiles médiums del crimen de todos- ejecutan vuestros designios mudos? ¿Queréis que no se robe, que no se mate? Pues bien, cerrad vuestros códigos y no codiciéis, no odiéis. Es muy sencillo: sed perfectos. El mundo os imitará silenciosamente”.

Barret murió en 1910 a los 34 años. Un siglo más tarde todavía no hemos sabido entender lo que nos dijo y todavía nos parece natural que haya “doctores”, periodistas, médicos, psicoanalistas, políticos y sectores enteros de la sociedad que crean que el crimen se combate con más castigo y la llamada criminalidad precoz con escarmientos cada vez más precoces.

Cuando en la crónica policial aparecen implicados menores, como en los casos que se ventilan todos los días, evitamos enfocar la mirada sobre los adultos que los reclutan y mandan a matar y morir por monedas. Tal vez no queremos verlos porque, se trate de policías o civiles, se parecen demasiado a nosotros.

Los policías de la federal que hace un par de semanas levantaron a un grupo de pibes en la vereda del Alto Palermo y los torturaron haciéndoles pasar electricidad por el cuerpo, sin uniforme y tomando café en un bar se confundirían con cualquiera de nosotros. Tal vez lleven sus hijos a las mismas escuelas que van los nuestros y compren su comida en los mismos supermercados. Tal vez tengan los mismos sueños y pesadillas que la gente que se dopa con las telenovelas de las nueve de la noche y alcanza casi la sobredosis de estupidez con los gritos de Tinelli.

Los pibes, en cambio, los apaches, diría Barret, son inconfundibles. La distancia que nos separa de ellos es casi insalvable. Comienza con la edad, sigue en la ropa y se concreta en las palabras y los hechos. Como si fuéramos habitantes de distintas galaxias nos miramos sin poder entendernos.

Una vez un pibe de El Jagüel me dijo:
Yo no hacía nada. Estaba sentado en la vereda con un amigo, de golpe llegaron los terrícolas bajaron de la nave y me llevaron.
¿Qué terrícolas?
La poli, dijo. Ustedes.
Tenía razón. Desde su vereda él era el apache, el descolocado, el extraterrestre y nosotros, los dueños del planeta, aunque vivamos del otro lado de la calle y soñemos las mismas pesadillas.
Tomado de Agencia de Noticias de Niñez y Juventud Pelota de Trapo (APE)

Compartir este post

Comentar este post

malcolm allison 08/05/2010 21:32



LOS APACHES HOY


Lejos de ser esos criminales sádicos de la historiografía oficial, los apaches tenían sus propios códigos de honor
incluso en el combate. Están muy lejos de ser esas criaturas que los que mal leen a Rafael Barrett
pueden conceptuar... SIN CAER EN LA CUENTA QUE APACHES=NIÑOS PARA BARRET.


          


El nombre de Gerónimo- que tanto miedo daba a sus enemigos cuando lo escuchaban- se lo pusieron los mexicanos durante una de sus muchas guerras
por defender a su pueblo de la invasión. En realidad su nombre original no era precisamente fiero, Goyaałé, que significa “el que bosteza” y así le llamó su padre porque de niño se cansaba
fácilmente.

Pero este bostezador ha pasado merecidamente a la historia como un símbolo de la resistencia contra el imperialismo, por su lucha por la libertad
de su pueblo- e incluso sería correcto hablar de nación apache- pese a su triste final. Gerónimo es el mito fundacional de la rebeldía contemporánea: es el Espartaco de nuestro
tiempo.

Su pueblo estaba dividido en varias tribus, concretamente Gerónimo era apache chiricahua, y tenían justa fama de ser unos fieros guerreros tal y
como muestra el hecho de que fueron los últimos nativos norteamericanos en ser sometidos. La lengua natal de nuestro personaje era precisamente el chiricahua pero también era capaz de comunicarse
en castellano, que fue la lengua en la que dictó sus memorias.
Luchó sin cuartel para no vivir en reservas y arengaba a su pueblo a resistir contra el invasor norteamericano y mexicano. Casi al final de su
vida en libertad, un pequeño puñado de chiricahuas resistentes- 16 guerreros, 14 mujeres y 6 niños- era acosado por 5 mil soldados, nada menos que la tercera parte del ejército yanqui. Gerónimo
daba miedo. Ya desde entonces es difícil saber qué era realidad y qué leyenda de las historias de sus cabalgadas por la sierra y las praderas. (tomado de http://pelusaradical.blogspot.com/2009/12/soy-apache.html


 Apache Nation - Crystalinks  Apache is the collective name for several culturally related tribes of Native Americans,
aboriginal inhabitants of North America, who speak a Southern ...
www.crystalinks.com/apache.html -


The present-day Apache peoples include the Jicarilla and Mescalero of New Mexico, the Chiricahua of the Arizona-New Mexico border area, the Western Apache of Arizona, the Lipan Apache of
southwestern Texas, and the Plains Apache of Oklahoma. There undoubtedly existed other Apache groups which are not as well-known by modern anthropologists and historians.





LOS APACHES AYER





LOS
APACHES HOY


 


El pensamiento cautivo de Rafael Barrett: crisis de fin de siglo,
juventud


   


 













malcolm.allison@gmail.com