Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Arde Libia, rumores de que Gadafi habria huido y sigue la rebelion

21 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

escrito por Resumen Latinoamericano   

libia_rebelion.jpg

Manifestantes ocupan los edificios oficiales en Libia y extienden la rebelion a todo el pais.

LA REBELION POPULAR ES IMPARABLE

LA OPOSICION YA HA TOMADO LA CIUDAD DE BENGASI
RUMORES DE QUE GADAFI HABRIA  HUIDO

******************************
*******************************************
Incendios y descontrol en Libia, mientras sigue la incertidumbre por Khadafi

Manifestantes ocupan edificios oficiales y muestran pancartas de protesta.


"Los soldados han dejado las armas al oír que Gadafi ha huido". Los soldados libios en Bengasi, la segunda ciudad del país, han abandonado las armas al escuchar la noticia, aún no confirmada, de que el mandatario de Libia, Muamar al Gadafi, ha abandonado el país. "A medianoche de ayer la gente tomó el control del aeropuerto de Bengasi. Los soldados dejaron las armas y abandonaron el aeropuerto al escuchar que Gadafi había huido del país. La gente tomó las armas (de los soldados)", relató Servet Zengin, un trabajador turco atrapado en Bengasi, en declaraciones al canal NTV.


La confusión y el caos se apoderan de Libia, donde la radicalización de las protestas contra el régimen de Gadafi ha derivado hoy en enfrentamientos, incendios y saqueos en Trípoli, e incidentes en otras ciudades como Bengasi y Jalu. La situación es caótica en la capital. Según testigos, han sido incendiadas las sedes del Gobierno y del Ministerio de Justicia sólo horas después de que el hijo de Gadafi advirtiese del peligro de una "guerra civil" en el país, donde hasta hoy habían muerto al menos 233 personas, según la ONG Human Rights Watch.

La oposición italiana critica a Berlusconi por decir que no quiere "molestar" a Gadafi. Las declaraciones del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en las que aseguró que, como la situación en Libia estaba en evolución no se "permitía molestar" al líder libio, Muamar al Gadafi, han levantado en Italia duras críticas de la oposición. Así, el líder de Italia de los Valores (IDV), Antonio Di Pietro, afirmó hoy: "¿Qué puede hacer la oposición sino exigir a la mayoría que se ocupe de la grave situación que se está viviendo en el norte de África? La única cosa que he oído por parte de Berlusconi, ante un mundo que se está derrumbando, es que no quiere molestar a Gadafi".

]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]


LIBIA

CONTINUA LA REPRESION CONTRA EL PUEBLO.
YA VAN 233 MUERTOS
El régimen de Ghadafi subraya que los militares libios
"no son los de Túnez ni los de Egipto"
*******************************************************

Seif al Islam, hijo del líder libio, Muamar al-Ghadafi, ha amenazado con la guerra civil. Ha subrayado que el Ejército "desempeñará un papel esencial para restaurar la seguridad, sea cual sea el precio a pagar" y ha advertido que "si el caos llega, lloraremos a centenares de miles de nuestros hermanos". La represión que ejerce contra las protestas se ha cobrado ya la vida de 233 personas,
según Human Rights Watch (HRW).




Manifestantes muestran uno de los sillones del Palacio Presidencial. La rebelion crece por todo Libia.
 
21/02/2011
       

TRÏPOLI-. El considerado como más probable sucesor
de Muamar al-Ghadafi, su hijo Seif al Islam, ha comparecido ante la
televisión estatal y ha amenazado con que "no permitirán el caos".

"Estamos en un giro peligroso de la historia de nuestro país, antes
de que todo el mundo tome las armas y haya una guerra civil y una
escisión en Libia, hace falta un debate nacional, con el que Ghadafi
está de acuerdo, para pasar a una segunda república", ha asegurado.

Ha planteado dos opciones: "o estamos de acuerdo todos los libios que
 queremos la democracia, la libertad y las reformas y actuamos con la
razón, o será el caos y nos encontraremos en un ciclo de violencia peor
que en Irak o en Yugoslavia".

Ha destacado que el Ejército "desempeñará un papel esencial para
restaurar la seguridad, sea cual sea el precio a pagar, ya que se trata
de la unidad de Libia" y aseguró que los militares libios "no son los de
 Túnez ni los de Egipto".

En este sentido, ha recalcado que el Ejército "permanecerá fiel a
Libia y a Gadafi hasta el último minuto" y que "destruirá a los que
hagan un complot contra el país".

"En lugar de llorar a los 80 muertos de estos últimos días, si el
caos llega, lloraremos a centenares de miles de nuestros hermanos y
estaremos obligados a huir de nuestro país", ha aseverado.

233 muertos

La cifra de muertos apuntada por Al-Islam queda muy lejos de las barajadas por organismos como Human Rights Watch.

La ONG estadounidense ha elevado a 233 el número de muertos por la brutal represión ejercida por el régimen libio.

Fuentes de un hospital del este de Benghazi, escenario de los peores
disturbios, han informado de que al menos 60 personas perdieron la vida
ayer.

Dimisión del embajador libio en India

La protesta por la brutal represión ha llegado también al ámbito
diplomático. El embajador de Libia en India, Alí al Esawi, ha dimitido
por la violencia utilizada contra los manifestantes.

El diplomático ha acusado a las autoridades libias de contratar a
mercenarios extranjeros para reprimir las revueltas populares, según
informa la cadena británica BBC en su servicio en árabe.

¿Dónde está Ghadafi?

El periodista Nezar Anmed ha declarado a la televisión Al Jazeera ha
asegurado que la sede central del Gobierno libio y el edifcio que
alberga el Ministerio de Justicia han sido incendiados.

Ahmed, en conexión telefónica desde la capital libia, ha asegurado
también que las fuerzas del orden se han retirado prácticamente de la
ciudad y que varias comisarias y otros edificios públicos han sido
saqueados o incendiados por manifestantes que reclaman la caída del
régimen de Muamar al-Ghadafi.

"No hay prácticamente fuerzas del orden. No se sabe donde han ido.
Esta situación favorece que haya rumores alarmantes por parte de unos y
otros", ha indicado el periodista, quien ha mencionado entre ellos la
posible huida del país de Ghadafi y disensiones entre altos dirigentes
del Ejército y de otros cuerpos de seguridad.

fuente GARA

]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]

LIBIA

Las amenazas del régimen de Gadafi no aplacan las protestas en Libia
********************************************************************

Varios edificios gubernamentales arden en Trípoli horas después de que el hijo del dictador lanzara un discurso advirtiendo del riesgo de una guerra civil

Las amenazas vertidas por el hijo del dictador libio Muamar el Gadafi, Saif el-Islam, contra la población en un mensaje televisado, en el que advertía del riesgo de una guerra civil si continuaban las protestas, no han aplacado la ira de los manifestantes que reclaman reformas democráticas en el país árabe. La revuelta en Bengasi, la segunda ciudad del país, amenaza ahora con extenderse a Trípoli, bastión de los partidarios de Gadafi.


Varias agencias informan de que algunos edificios gubernamentales de la capital libia han sido pasto de las llamas esta mañana y que las sedes de la televisión y la radio públicas han sido saqueadas y quemadas por una turbamulta enfurecida esta pasada madrugada. "La Casa del Pueblo (Parlamento) está en llamas; los bomberos tratan de apagar el fuego", ha explicado un testigo citado por Reuters. Al Yazira informa de que la sede central del Gobierno libio y el edificio que alberga el Ministerio de Justicia en Trípoli también han sido incendiados. Mientras, las fuerzas del orden se han retirado prácticamente de las calles de la capital, según relata Reuters, que asegura que una comisaría de un barrio del este de la capìtal ha sido asaltada y calcinada.

Mientras la revuelta en las calles se encona, las críticas contra la represión ejercida por el régimen van en aumento. Mohamed Bayou, que hasta hace un mes ejercía de portavoz del Gobierno, ha dicho que el empleo de la violencia para frenar la revuelta es una decisión equivocada. En un comunicado que pone de relieve las primeras divergencias dentro de la élite gobernante en Libia, Bayou ha reclamado a Saif al-Islam Gaddafi que abra un diálogo con la oposición. "Espero que cambie su discurso y reconozca la existencia de una oposición interna. Que abra un diálogo con ellos para lograr cambios en el sistema libio", ha explicado este ex responsable.

233 muertos

Al discurso del hijo de Gadafi le siguieron anoche tiros y muestras de descontento en Trípoli. La cadena BBC cita testigos en Trípoli que relatan duros enfrentamientos esta madrugada entre manifestantes antigobierno y simpatizantes del dictador. Las organizaciones de derechos humanos Human Rights Watch y Amnistía Internacional están actuando de portavoz de lo que ocurre en el país, bajo un régimen dictatorial desde hace 42 años. HRW maneja la única cifra con cierta vitola de oficialidad: 233 muertos y un millar de heridos.

Una revuelta contra Gadafi parecía imposible hace unos días. Más aún que esta alcanzara Trípoli, el feudo absoluto del general. Sin embargo, se extiende la impresión de que los jóvenes han comenzado a perder el miedo al régimen y han salido a la calle. La llamada plaza Verde se ha convertido en el centro de las manifestaciones. Un millar de personas se ha reunido allí y han sido disueltas a base de gases lacrimógenos.

El levantamiento continúa sobre todo en el este del país, y Gadafi sigue reprimiéndolas con fuego de mortero y ametralladoras. Las primeras imágenes que salen del país, vídeos caseros grabados por los propios manifestantes, muestran grupos armados persiguiendo a la gente y hombres cayendo por las balas. Ayer el descontento estalló en Musratha, (340.000 habitantes), la tercera ciudad después de Trípoli y de Bengasi (epicentro de la sublevación y segunda ciudad libia, con poco más de un millón de habitantes, en el noreste). También se contagió a una importante tribu, Werfella, en un país en el que Gadafi gobierna desde hace 42 años gracias a sutiles alianzas tribales.

En las últimas horas los manifestantes marcaron algunos puntos en Bengasi, el foco más rebelde. Ocuparon Quryna, el rotativo afín a Saif el-Islam, y se apoderaron de vehículos militares. Según todos los testimonios procedentes de los disidentes de Bengasi, la ciudad escapa ya al control de las fuerzas de seguridad. Los disidentes también han tomado tanques y grandes cantidades de armas y municiones del Ejército, según reconoció el hijo de Gadafi en el discurso. "Los criminales circulan incluso a bordo de blindados", dijo.

En las ciudades orientales Al Bayda, Darna y Ajdabiya, parte de las fuerzas de seguridad se han pasado al lado de los manifestantes. Los familiares de las víctimas mortales del miércoles y del jueves, pensaron que ellos también podían confraternizar con las fuerzas de seguridad. Su excesiva confianza propició la peor matanza que se ha producido en Bengasi, narra un vecino de la ciudad que pide no difundir su identidad. Tras el entierro colectivo, los familiares de los muertos acudieron, el viernes al caer la noche, a la sede central de la policía. "¡Nosotros y las fuerzas del orden somos el mismo pueblo!", gritaban.

Un oficial de las fuerzas de seguridad salió del edificio, recuerda el vecino, y les dijo que sí, que "eran el mismo pueblo". Invitó a entrar a los que estaban en primera fila y cerró las puertas. "Mataron a 23 hombres", asegura. "Los difuntos tienen heridas de bala en la cabeza y en el pecho".

Como sucedió en El Cairo, en la plaza Tahrir, en Bengasi hay un lugar de protesta permanente. Es la plaza situada ante los juzgados, al norte de la ciudad. Allí llegaron a concentrarse hasta 30.000 personas, según el vecino de citado, pese al temor de ser acribillados a balazos. Por la noche siempre permanece un retén.

FUENTE  agencias

]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]

LIBIA

Gadafi reprime la revuelta con morteros y ametralladoras
**********************************************************

Las organizaciones humanitarias elevan a cientos de muertos el balance provisional de la represión en el este del país

“Fracase o no, será la revolución más sangrienta”, afirma un exiliado libio

Hay francotiradores que disparan contra la multitud, según una web

Al menos 15 personas fallecieron en Benghazi por disparos de las fuerzas de seguridad, que abrieron fuego contra los participantes en una marcha fúnebre, según informó un médico del hospital Al Jalah en declaraciones a la cadena panárabe. Los disparos habrían causado además decenas de heridos. La marcha era para recordar a varios de los manifestantes fallecidos en los últimos días de protestas.

Gadafi impuso ayer un manto de silencio sobre su país y en el quinto día de protestas contra su régimen trascendieron aún menos informaciones que en días anteriores sobre la sangrienta represión de la rebelión popular que pide a gritos su caída. En Libia no hay prensa internacional, como hubo en Egipto o en Túnez, para cubrir unas revueltas que los medios de comunicación locales prácticamente ignoran.

Gran parte de la información sale del país a través de las redes sociales, pero el viernes el régimen cortó el acceso a Twitter y a Facebook y, ayer, a Internet, siguiendo el ejemplo de lo que hizo a principios de mes el presidente Hosni Mubarak en Egipto. Al Yazira, la televisión panárabe, no ha sido autorizada a entrar en Libia, pero ahora el régimen se esfuerza para que tampoco pueda ser vista en el país interfiriendo la señal del satélite.

Esta opacidad hace aún más difícil averiguar lo que de verdad sucede en el más próspero y menos poblado de los países del África mediterránea, pero también pone de relieve, junto con la despiadada represión, la determinación de Gadafi, que lleva ya casi 42 años en el poder, a convertirse a cualquier precio en un gobernante sempiterno.

Las escasas informaciones que salen del país se obtienen, en buena medida, a través de llamadas telefónicas o gracias, por ejemplo, a un vídeo sacado a escondidas por algún viajero. Es así, por ejemplo, como la ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW) ha podido, telefoneando a algunas de sus fuentes, dar ayer un balance de muertos confirmados.

La cifra provisional de manifestantes víctimas de los disparos de la policía y del Ejército, asciende, según HRW, a 84, de los que 49 habrían fallecido el jueves (24 en Bengasi y 23 en Al Baida) y 35 el viernes, todos ellos en Bengasi. El número real de muertos debe de ser bastante más alto. "Fracase o no será la revolución más sangrienta", afirma un exiliado libio desde Holanda.

Poco después de que HRW diese a conocer su balance, un médico libio señalaba a la televisión CNN que ayer, sábado, otras 30 personas habían perdido la vida en Bengasi. El secretario del Foreign Office británico, William Hague, indicaba, por su parte, que tenía constancias de que solo en un hospital había 35 cadáveres. Quryna, el diario del hijo Seif el Islam, el hijo de Gadafi, ha reconocido ya 24 muertos en Bengasi abatidos cuando intentaban asaltar comisarías y un cuartel.

Sí parece que Bengasi (1,09 millones de habitantes) y Al Baida (210.000 habitantes) han escapado, al menos parcialmente y durante largas horas, al control de las autoridades; que para amedrantar a la gente la policía coloca a francotiradores que disparan sobre la multitud. También se abre fuego sobre la muchedumbre desde helicópteros.

Gadafi reprime, pero él, tan propenso a hablar en otras ocasiones, guarda silencio ante la mayor crisis que padece su régimen desde hace 42 años. La televisión libia sigue difundiendo, por quinto día consecutivo, imágenes de sus partidarios con retratos del líder y ensalzando sus virtudes.

Compartir este post

Comentar este post