Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Argentina: “Jornaleros para las multinacionales: el destino que nos espera si no seguimos la lucha a muerte”

17 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Te invito a pensar

“Jornaleros para las multinacionales: el destino que nos espera si no seguimos la lucha a muerte”

Descargar: MP3 (20.5 MB)

Un nuevo allanamiento de la justicia argentina en la provincia de Buenos Aires, esta vez en la ciudad de Arrecifes, encontró a 101 trabajadores rurales en régimen de esclavitud a manos de una empresa granelera, la argentina Satus Ager. Van cerca de 500 trabajadores encontrados en condiciones similares en los últimos 15 días, siempre a manos de empresas dedicadas a los agronegocios y en campos de Buenos Aires.

En todos los casos los trabajadores rescatados son originarios de la provincia de Santiago del Estero. “Muchachos organicensé, rebelensé contra la explotación. Dejen de ser corderos domesticados. ¡Rebelión, insurgencia!”, les sugirió Ángel Strappazón, del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE).

Radio Mundo Real fue en busca del dirigente campesino santiagueño, integrante de la Secretaría de Comunicación del MOCASE, para conocer la lectura del movimiento de estos descubrimientos de trabajo rural esclavo en Buenos Aires. El resultado de la entrevista fue un extenso diálogo, que empezó por una aclaración: “las personas explotadas en los predios encontrados no son campesinos”.

“Quiero aclarar que campesinos y campesinas somos autónomos e independientes, no tenemos patrones, no tenemos jefes, no trabajamos asalariadamente. Directamente tenemos los medios de producción de manera comunitaria o familiar y trabajamos la tierra”, empezó diciendo Strappazón. Explicó que otra cosa son los “asalariados rurales” o “peones”, y otra los “trabajadores esclavos golondrinas”, como los rescatados recientemente.

De acuerdo a las aclaraciones del dirigente del MOCASE, el campesino vive del trabajo de su tierra, en la cual produce para alimentar a su familia y a la comunidad. “Nosotros no producimos ni trabajamos para empresas transgénicas, con agrotóxicos”, dijo. El dirigente rescató las raíces indígenas y ecológicas del trabajo campesino.

Strapazzón señaló que el MOCASE ha presentado proyectos para que se les entreguen tierras ociosas a los trabajadores rurales, para que pasen a ser campesinos productores. “Transformarse en un campesino quiere decir, ante todo, romper la relación con un jefe o patrón, con un latifundista, con un empresario agrario. Cuando hablamos de campesino hablamos de un tipo social libertario”, apuntó.

El integrante del MOCASE aclaró que los casos de trabajo esclavo de obreros rurales santiagueños son muy frecuentes, parte de una realidad provincial de indigencia y pobreza extrema. “Por eso es que la lucha es tan dura de parte nuestra, porque sabemos que vamos a terminar siendo esclavos si no resistimos a muerte en la tierra. Vamos a terminar con el destino que están teniendo esos hermanos y hermanas nuestras, ser jornaleros para las grandes multinacionales”.

Strapazzón consideró que los patrones explotadores de trabajadores rurales “merecen que les tomemos la tierra”. El dirigente subrayó mucho las propuestas que el MOCASE ha hecho al sector político para que los asalariados del campo pasen a ser campesinos que dependan de su trabajo y no de jefes o transnacionales. En ese sentido, dijo que son necesarias tres cosas: acceso a la tierra, créditos y dinero para proyectos de producción, y que el Estado nos compre a los campesinos los alimentos para escuelas y comedores infantiles.

El campesino dijo que “para que 500 000 familias del campo (dos millones y medio de personas) salgan de la pobreza y dejen de estar hacinadas, se necesitan 156 millones de pesos (cerca de 40 millones de dólares)”. “En este momento, para callar a los jetones de la Mesa de Enlace (que nuclea a las principales asociaciones nacionales de empresarios agropecuarios del país), la presidenta (Cristina Fernández) dice que les da 2200 millones de pesos (para 20 000 productores). Son muchas veces más”, agregó.

El dirigente explicó que el MOCASE ya presentó un proyecto de Soberanía Alimentaria con sus propuestas para sacar de la pobreza y la esclavitud a esas 500 000 familias en cinco años. “Tenemos en este momento en la mano para Santiago del Estero 125 emprendimientos, que necesitamos chauchas y palitos para que se pongan en marcha, además de los que ya tenemos funcionando con nuestro propio pulmón o con financiación que no ha sido del Estado argentino”.

Finalmente, Strapazzón se lamentó de que “muchas veces el Estado argentino nos ha discriminado porque somos los peligrosos de La Vía Campesina”. “¿Por qué somos peligrosos?, ¿porque hemos quemado topadoras?, que son las grandes máquinas que destruyen los bosques, ¿porque hemos desarmado topadoras y paramilitares contratados por los empresarios? ¿No será que los paramilitares y sojeros de la Mesa de Enlace son los peligrosos?”.

 

Foto: http://www.flickr.com/photos/juantoxico/

Tomado de Radio Mundo Real

Compartir este post

Comentar este post