Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

ARGENTINA - LA SIP EN ARGENTINA

19 Noviembre 2009 Etiquetado en #Politica

LA SIP EN ARGENTINA. LAS MÁS NEGRAS INTENCIONES DE LA CASA BLANCA Y EL TERRORISMO MEDIÁTICO

Por Fernando Buen Abad Domínguez
REBELION

Fundación Federico Engels
Universidad de la Filosofía
ARGENPRESS

miércoles 4 de noviembre de 2009 

 -La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) celebrará en Buenos Aires, entre el 6 y el 10 de noviembre, su 65ª Asamblea General [1].
No es ocioso insistir en denunciar que la SIP se reunirá en Buenos Aires para fortalecerse, hacer visibles sus tareas organizativas y sus odios de clase más obvios.
No es inútil insistir en caracterizar esta reunión como un bastión de las oligarquías mediáticas argentinas para alentar ofensivas semiótico-mediáticas contra, por ejemplo, la nueva (y aun imperfecta) ley de medios audiovisuales, contra la reforma política en debate y contra todo lo que suene, así sea tenuemente, a democratización de las herramientas de producción comunicacional.
Ah, y desde luego, lloriquearán, como es su costumbre por la -libertad de expresión que ellos mismos combaten, cancelan y asesinan.
Será el show de la hipocresía reloaded.
Esta Sociedad Interamericana de Prensa reúne a los más conspicuos propagandistas de los golpes de estado y de los magnicidios.
Son los dueños de periódicos que con el pretexto de defender la -libertad de expresión, se dedican a invisibilizar, criminalizar y difamar toda iniciativa democrática.
Sirvientes mediáticos de las oligarquías golpistas en todo el continente.
La SIP fue creada en Nueva York en 1950 por el agente CIA Jules Dubois.
Es uno de los frentes más visibles de las burguesías latinoamericanas y de sus monopolios propagandísticos mercantiles. 
Su tarea primordial consiste en idear, organizar y ejecutar agresiones de todo tipo contra la clase trabajadora incluyendo traiciones descaradas contra la voluntad democrática de los pueblos y el asesinato de los líderes y descarrilamiento de las revoluciones.
Son serviles del Departamento de Estado norteamericano y de los servicios de inteligencia yanquis. Incuban los proyectos más recalcitrantes de la derecha latinoamericana para atacar a Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y especialmente a Venezuela. 
Entre otros.
La SIP encabeza campañas sistemáticas de difamación y golpes de estado de la mano del Grupo Prisa y TELEVISA, Globovisión, Clarín, Mercurio, OGLOBO... consorcios mediáticos monopólicos que operan en España, Estados Unidos, México, Panamá, Costa Rica, Colombia, Argentina y Chile... 
Es alma Mater del consenso de Miami que aglutina, incluso, arietes de la farándula servidores de la CIA como Gloria Stefan [2], su marido empresario y una lista larga de esbirros cantadores de música y letras chatarra. 
Entre sus logros cuenta la SIP su contribución en la propaganda terrorista contra Salvador Allende, contra el presidente Hugo Chávez y contra Cuba.
 
Halagan hasta la náusea el golpe de estado en Honduras.
La SIP es un instrumento de la manipulación de información al servicio de las más negras intenciones de la Casa Blanca y de los oligarcas dueños de los latifundios mediáticos.
Su táctica es la falsificación de la realidad, la tergiversación de las ideas democráticas y la invisibilización de las luchas.
Usan los medios para sembrar el terror y para descarrilar los procesos democráticos ocurran donde ocurran.
Ahora en Buenos Aires la SIP se apresta a repetir, neoliberal y fascistamente, sus letanías de marcado para sumarse a la tarea de derrotar hasta la más mínima iniciativa democratizadora de los monopolios mass media.
El discurso será absolutamente obvio y parvulario.
Se abrazaran a las banderas más devaluadas de su lucha empresarial y rasgarán sus vestiduras ayudados por intelectuales locales que suelen ser serviles lebreles de las canalladas más obscenas, impúdicas e impunes.
Muchos de ellos nostálgicos de la dictadura y de sus leyes de comunicación.
Muchos de ellos añejos combatientes contra las luchas sociales que se oponen, históricamente, a la monopolización del espectro radioeléctrico.
Muchos de ellos hoy ya sueñan y trabajan para revertir la nueva -ley de medios recientemente aprobada. 
La SIP viene a echarles una manita.
Estará presente todo lo que sea servidumbre del capitalismo.
Es su pan de cada día, y entre ponencias y disquisiciones con tufo golpista, orarán, a voz en cuello, la prédica alienante con que quieren sostener a los grandes monopolios transnacionales.
Publicitarios, clericales, terratenientes, bancarios, empresariales...
 
Esta reunión expresa, una vez más, la necesidad de entender el debate sobre medios de comunicación como un problema de seguridad nacional que sólo puede ser resuelto por la clase trabajadora movilizada rumbo a la expropiación de todos los medios y los modos de producción comunicacional.
La burguesía emplea los medios como armas de guerra ideológica y es indispensable desarmarla y desmontar sus obuses simbólicos en todos los frentes, desde las fábricas hasta las cátedras, desde las salas de redacción hasta las plazas públicas y las asambleas de trabajadores. 
Esta reunión de la SIP, ahora en Buenos Aires, es un ejercicio más de ordenamiento de los ejércitos mediáticos burgueses en un combate continental que ahora cuenta con la presencia de bases militares yanquis en Colombia.
La Guerra de IV Generación.
Hoy más que nunca nos urge una Cumbre Latinoamericana en materia de Comunicación que, con base en los movimientos sociales, los medios alternativos y comunitarios y la clase trabajadora, impulse con energía la expropiación y la democratización efectiva de todos los espectros radioeléctricos y todas las herramientas de comunicación.
No podemos quedarnos de brazos cruzados mientra ellos, entre champange y abrazos triunfalistas deciden como silenciarnos.
Por una Corriente Latinoamericana de la Comunicación hacia el Socialismo.
  Notas:
1] http://empresaperiodistica.blogspot.com/2009/11/la-sip-reune-en-buenos-aires-tres-ex.html
2] http://lapolillacubana.wordpress.com/2009/08/31/gloria-estefan-confirma-contactos-con-la-cia/

 

 

 

 

La guerra mediática y sus armas simbólicas
Los “ilustres capitanes” de la prensa libre


Diego Ghersi
APM


Una pequeña aproximación a los ejecutivos y constructores del mito de la independencia y la objetividad. Las técnicas que enmascaran la parcialidad

 


Si la guerra es la continuación de la política por otros medios, entonces los medios de prensa forman parte del arsenal utilizable en la dialéctica de la lucha por el poder.

La concentración, última etapa evolutiva de aquella vieja idea de libertad de prensa que sostenían los revolucionarios franceses de 1789, ya no funciona como ellos lo soñaron, en el papel de centinela de los poderes republicanos y de la voluntad popular.

Muy por el contrario, el cuarto poder –al que nadie ha elegido jamás con su voto- se ha convertido en un guardián de sus propios intereses corporativos, y es en defensa de dichos intereses que no vacila en castigar cruelmente a aquellos gobernantes que intenten perjudicarlos. Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, y el mismísimo Estados Unidos de Barack Obama son testigos de esta realidad.

En efecto, la concentración casi infinita de los conglomerados mediáticos en las últimas dos décadas ha generado dentro de los sistemas de representació n democrática un nuevo fenómeno que ha sido denominado “terrorismo mediático”, cuyo objetivo es la conquista del campo simbólico, para imponer la ideología dominante y cuya táctica es la desestabilizació n permanente, agresiva y despiadada de los gobiernos que se interpongan a sus dictados.

La corporación mediática ha creado incluso organizaciones internacionales que, a modo de batallones, promueven la desestabilizació n de los poderes constituidos. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) es una de ellas.

Basta con escudriñar las currículas de sus líderes reconocidos, para internarse en el tejido casi infinito de los oligopolios mediáticos transnacionales.

De esa forma, una visita a la página institucional de la Sociedad Interamericana de Prensa es el primer y obligado paso de aquellos que deseen investigar acerca de quienes son los miembros prominentes -los capitanes- de la organización.

Como ya se señalé en una nota de esta misma edición, la SIP reconoce como Presidente Honorario Vitalicio –nótese que el término vitalicio significa irrevocable y no sujeto a elecciones periódicas- al señor Scott C. Schurz, quien representa al consorcio Schurz Communications Inc., de Indiana, Estados Unidos. Schurz Communications publica trece diarios, entre los que se distingue el Herald-Times Bloomington y siete semanarios que suman una circulación combinada de 225.000 ejemplares.

La empresa además posee nueve estaciones de televisión y dos compañías de cable que se suman a trece emisoras de radio propias y participación en la explotación de otras tres estaciones ajenas. Complementa sus activos con un directorio telefónico y una compañía impresora. El holding de la familia Schurz sitúa geográficamente sus emprendimientos en Indiana, Kentucky, Maryland, Pennsylvania, California, Florida, Missouri, Michigan, Georgia, Dakota del Sur, Kansas y Virginia.

El Presidente de la SIP, Earl Maucker, es también el director del periódico Sun-Sentinel de Fort Lauderdale, Florida. El Sun-Sentinel es un periódico local de 170 páginas que combina avisos e información y que está considerado como el más grande del sur de Florida.

El Sentinel es parte de un conglomerado mediático poseedor de periódicos en distintos estados de la Unión.

La lista se compone del Chicago Tribune (Illinois); Los Angeles Times (California) ; Baltimore Sun (Maryland); Daily Press (Virginia); Hartford Courant (Connecticut) , The Virginia Gazette y Newsday (ambos de Virginia); Orlando Sentinel (Florida); The Morning Call (Pennsylvania) ; y AM New York.

Todos estos medios de papel poseen versión electrónica algunos de ellos patrocinan localmente otros servicios informativos, como ocurre en Chicago con Triblocal; Metromix.com; Chicagosports. com; ChicagoLive; Chicago Magazine; Hoy Chicago, RedEye; CLTV; WGN-TV y WGN-AM.

También el Sun Sentinel apadrina publicaciones dirigidas a la educación técnica, comunitaria y de adultos del estilo de Broward Educator; la revista News in Education y otros medios locales del sur de Florida como El Sentinel, City & Shore Magazine, Forum Publishing Group, Inc., South Florida Parenting, South Florida Teenlink, TCPalm.com, CW South Florida, la estación digital de radio y televisión WXEL y WPTV Nuevo Canal 5.

Como si esto fuera poco también son propietarios del equipo de béisbol “Medias Blancas” de Chicago.

El plantel de dirección de la Sociedad Interamericana de Prensa obtiene tinte plurinacional con la presencia de un colombiano que oficia de Primer Vicepresidente, el señor Enrique Santos Calderón, de quien se vuelcan referencias en otro artículo de APM.

Un primo del directivo de la SIP, Juan Manuel Santos Calderón, se desempeñó hasta agosto de 2009 como Ministro de la Defensa y fue principal protagonista de los hechos que terminaron con la vida de dos miembros del Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) –Raúl Reyes e Iván Ríos- y del rescate de Ingrid Betancourt en una operación militar sin precedentes.

Juan Lozano Ramírez, un tercer copropietario del diario, fue incorporado al gobierno de Uribe como ministro de Ambiente y Vivienda, cargo en el que se desempeñó hasta marzo de 2009.

Todos estos dirigentes políticos han sido vinculados –en distinto grado– con las fuerzas paramilitares creadas por el gobierno y el ejército para enfrentar a las guerrillas.

El vicepresidente segundo de la SIP es William E. Casey. Casey representa a la editorial Down Jones & Co. New York, mundialmente conocida por su producto The Wall Street Journal. Además es la responsable índice Down Jones, que mide la actividad bursátil.

Down Jones fue adquirida en 2007 por el magnate australiano Rupert Murdoch.

Murdoch reina sobre un imperio mediático que haría palidecer de envidia a Ciudadano Kane: evaluado en 68.000 millones de dólares, se compone de 175 diarios ubicados en todos los continentes.

En Estados Unidos posee la cadena de televisión Fox; los estudios de cine 20th Century Fox y el sitio de internet MySpace.

La secretaria de la SIP, Elizabeth Ballantine, pertenece al diario The Durango Herald, de Colorado.

Fundado en 1881, este medio local provinciano posee negocios conexos con publicaciones como el Cortez Journal; la revista de turismo Inside/Outside; el diario SW Colorado Home; la Web Durango y el Herald Store.

La presencia del Durango Herald, una empresa chica -en comparación con las otras representadas en el directorio de la SIP- sirve a los fines de aportar la apariencia de una pretendida diversidad democrática.

El director ejecutivo es el chileno Julio Muñoz Mellado, quien por el estatuto de la SIP responde directamente al presidente del comité ejecutivo.

Las otras instancias de la SIP son el Comité Ejecutivo, el Consejo Consultivo y la Junta de Directores, pero ninguna de ellas sirve para diluir el poder concentrado por los dueños de diarios de estadounidenses y de los grandes grupos que controlan la prensa escrita del resto del continente.

Entre estos últimos puede reconocerse a: Gonzalo Marroquín, de Prensa Libre, Guatemala; Fabricio Altamirano, de El Diario de Hoy, San Salvador, El Salvador; Jorge Canahuati Larach, de La Prensa, San Pedro Sula, Honduras; Juan Luis Correa, de La Estrella, El Siglo, Panamá, Republica de Panamá; Juan Francisco Eal y Ortiz, de El Universal, de México, DF; Felipe T. Edwards, de La Segunda, y por lo tanto de El Mercurio de Santiago, Chile; Luis A. Ferré, de El Nuevo Día, de San Juan, Puerto Rico; Armando González Rodicio, de La Nación, de San José, Costa Rica; André Jungblut, de la Gazeta do Sul, de Santa Cruz do Sul, Brasil; Jaime Mantilla Andersen, del Diario Hoy, Quito, Ecuador; Bartolomé Mitre, de La Nación de Buenos Aires, Argentina; Gustavo Mohme, de La República, de Lima, Perú; Rafael Molina, de El Día, de Santo Domingo, República Dominicana; Jaime Sirotsky, de RBS, Porto Alegre, Brasil; La familia Noble, de Clarín, Argentina…

Podríamos seguir buceando en los nombres y seguiríamos encontrando los mismos resultados: los capitanes de la SIP son reclutados entre los empresarios mediáticos más importantes del lugar que se trate y sus ganancias irán de la mano con la concentración mediática que hayan podido concretar.

Pero hay algo que es aún peor y que estriba en reconocer que, lamentablemente, el trabajo de todos los personajes nombrados ha sido de excelente calidad. La prueba radical y lapidaria está presente en los millones y millones de seres de todo el mundo absolutamente convencidos de que las ficciones que estos señores a diario les venden son la realidad.
Fuente: http://www.prensame rcosur.com. ar/apm/nota_ completa. php?idnota= 4504

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post