Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Argentina: Lanús, el FpV y la debacle capitalista

16 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Nombre.jpg

 

 

Luego de haber tramado pacientemente distintas concesiones para que concejales de otro “palo” votaran a favor del tarifazo del ABL (que pinta la bancarrota de Lanús), el presidente del Bloque del FpV Jorge Montero no tuvo mejor idea que desempolvar argumentos ajenos, para encubrir el ataque contra el pueblo trabajador.

 

En declaraciones a www.infoconurbano.com.ar, Montero señaló frente a la diferencia existente entre el sueldo más alto (intendente por lo menos $30.000) y el más bajo del escalafón municipal (entre $1200 y $1500), lo siguiente:

 

La discusión es filosófica. Esto lo decía gente de plata que pensaba que en política se puede conseguir plata por otro lado” y agregó “Las clases altas que son las que gobernaron no tenían problema de cobrar o no un sueldo y agregó “¿Vos sabés lo que gana un ejecutivo? ¿Por qué profesionales como contadores u economistas no pueden entrar en la función pública? Y se respondió el mismo: “por los bajos sueldos que ganan. A gente que gana u$s 10.000 o 20.000 la llevás a un municipio a ganar $ 8000 y se te ríe en la cara”.

 

Luego Montero pasó a su tesis “filosófica” central: “Quieren plantear que los políticos ganen $2 para impedir que el pueblo conduzca los destinos del país”.

 

El ex candidato de Izquierda Unida, como todo los funcionarios del Estado conchabados por las grandes patronales, viven ocultando que con los salarios miserables que se pagan en el Estado los trabajadores no acceden a las condiciones mínimas para reproducir sus fuerzas. Pero en esta historia de mentiras e hipocresía, hay que analizar los recibos de sueldo municipales para entender que el 50 % se paga en negro, cuestión que acaba con la conquista de la jubilación.

 

Así, ser empleado del Estado capitalista es estar condenado a un futuro de paria social.

 

Ahora ¿de dónde saca Montero que pasados 250 años de la revolución industrial, el FpV es una fracción del pueblo sin medios económicos?

 

Nuestro “pitufilósofo” coloca en el siglo XXI consignas que eran progresistas en 1838, en Inglaterra, cuando los Cartistas –movimiento de reforma social- presentaron al parlamento inglés “copado” por los señores terratenientes y los industriales, una carta –de allí Cartistas- cuyas consignas centrales eran a favor de los derechos políticos y sociales de los obreros:

 

1) Sufragio universal masculino para mayores de 21 años.

2) Circunscripciones electorales de igual tamaño.

3) Votación por sufragio secreto.

4) No es necesario ser propietario para ser miembro del Parlamento.

5) Dieta para los miembros del Parlamento.

 

Los Cartistas acaudillaban a los parias de la época, sus líderes eran obreros mal pagos, sin derechos laborales ni políticos.

 

¿Qué tienen que ver líderes Cartistas como William Lovett, un carpintero que fundó la “Asociación de los trabajadores de Londres”, Francis Place del gremio de la sastrería, o el revolucionario Feargus O´Connor, abogado y periodista fundador de la “Asociación Democrática”, con la posición social y política de los funcionarios “nuevos ricos” del siglo XXI en Argentina?

 

Los Cartistas, padres del movimiento obrero mundial, le impusieron a la Reina de Inglaterra luego de 8 años, con huelgas y piquetes la jornada de 10 horas en lugar de 16 horas. Su contracara en Argentina son los grandes propietarios Kirchner, Díaz Perez y otros, enriquecidos al compás de obras públicas y créditos internacionales que luego paga el pueblo trabajador.

 

En un punto la queja “filosófica” de Montero es en referencia a que sus $8000 como concejal no sirven para blanquear su patrimonio y están muy lejos de los 30 mil del intendente.

 

En síntesis, el FpV no encabeza ningún movimiento de liberación o reforma social, es un movimiento de maniobra permanente, responde al imperialismo en Haití, en medio Oriente, etc. y por momentos se refugia en la explotación artera de los derechos humanos, careta que cae abruptamente frente al interrogante ¿Qué hiciste tú en la guerra papá?

 

Por momentos, también coquetea con los trabajadores, pero a la hora de la verdad quedan en pelotas frente a las reivindicaciones y reclamos.

 

En la catástrofe ambiental están con los industriales contaminadores, en GBA los protegen y subsidian, en todo el país están con las minas a cielo abierto y por su hipocresía internacional son repudiados en Gualeguaychú.

 

En la lucha salarial, las condiciones laborales y la defensa de los puestos de trabajo están y son parte de los negreros. El devenir de la crisis capitalista mundial los retrata. Moreno en nombre del Ejecutivo jugando a favor de todas las patronales porque no pueden dar la mala señal de que en medio de la debacle capitalista se rescate a los trabajadores y no a las patronales, fue abucheado por los obreros de Massuh.

 

Lo que Montero oculta es que hoy como en 1838 la clase obrera debe tener una dirección apta para luchar organizadamente y no ser despojada de sus conquistas, ya que el régimen al cual Montero representa entiende que para salvar al capital hay que acabar con todos los derechos laborales.

 

De allí que el rescate (parcial) de deudas de las provincias por el kirchnerismo, que aparece como una salida económica, que gambetea la crisis mundial, que no necesita del crédito internacional y otras pavadas, es en verdad un trámite del gobierno para su propio rescate político.

 

En 2010 y 2011 los K cubrirán agujeros con dinero que le adeudan a las provincias. El resto de la deuda, $ 65 mil millones, será refinanciada a un bajo interés, hasta 2030. Lo que intentan los K es desarmar la oposición de los gobernadores afectados por el derrumbe financiero y que éstos no acompañen la coparticipación del impuesto al cheque. El “rescate”, en lugar de un mérito, desnuda el fracaso de reparar déficit recurriendo a préstamos internacionales.

 

Los principales beneficiarios del “rescate” no son los trabajadores sino los acreedores capitalistas que corren el riesgo de no cobrar. El “rescate” es para refinanciar las deudas de las provincias con los capitalistas y, por sobre todo, salir a buscar créditos al exterior.

 

Esta es la novedosa política de “liberación nacional y social” que nos deparan los K.

 

Al igual que el Canje de la deuda externa, el “rescate” provincial lejos de acabar con la dependencia apunta a producir un nuevo ciclo de endeudamiento.

 

Hay que repudiar, en Argentina y el mundo, las deudas al capital financiero y reestructurar a la sociedad sobre bases socialistas.

 

lisandromartinez47@yahoo.com.ar

 

Compartir este post

Comentar este post