Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

ARGENTINA - Las palabras traicionan el lenguaje

11 Julio 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

2578292903_2baee8d46d.jpg 

 

Editorial del programa Colectivo Porteño / FM La Tribu 88.7 ( 02/07/2011 )

 
Gobierno nacional y popular implica corrupción ilimitada, saqueo de los recursos naturales, pago de la deuda externa ilegítima y fraudulenta, asignación universal a los menores que deja fuera de la misma a 4 millones de ellos, jubilaciones miserables después de 14 aumentos ( el 76 % de los jubilados no llega a $ 1200), menemistas, duhaldistas, alianzistas, hoy devenidos en furiosos kirchneristas.
Una nueva juventud “maravillosa”, capacitada especialmente en llenarse los bolsillos de suculentos sueldos estatales y nepotismos varios, un ministro de Trabajo ( Carlos Tomada ) que como candidato a vice jefe de gobierno a la ciudad de Buenos Aires dice que “ él sabe hacerlo” cuando no supo erradicar o disminuir siquiera el trabajo en negro que cubre ya casi a la mitad de los asalariados y se ubica por encima del promedio de los años noventa, cuando ha negado sistemáticamente la personería gremial a la Central de los trabajadores de la Argentina ( CTA ) para favorecer a la CGT ( Confederación General de Trabajadores, liderada por el camionero Hugo Moyano y poblada de sindicalistas – empresarios afines al Gobierno de Cristina Fernández.
La traición del lenguaje dice que este gobierno no reprime pero la verdad insoslayable muestra la tercerización de la represión en manos de patotas sindicales o barras bravas de ciertos clubes de futbol amparadas y alentadas por funcionarios gubernamentales que terminan golpeando y asesinando a integrantes del campo popular que reclaman por derechos arrasados de trabajadores y humildes ciudadanos.
Mariano Ferreira asesinado por las patotas sindicales ferroviarias, los docentes de Santa Cruz ya fuera de toda tercerización reprimidos severamente por la Policía Federal por interrumpir el tránsito según informaron, a las doce de la noche, en una avenida desolada, la desaparición de Jorge Julio López después de declarar contra un genocida confeso, durante el gobierno de Nestor Kirchner,
La desaparición del joven Luciano Arruga en manos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires por negarse a robar para ellos, el asesinato de aborígenes Qom y de tres muchachos en Bariloche, todo eso parecen ser son errores en una administración que dicen, ellos, que es puro acierto
Siete de cada diez hogares no llegan a fin de mes, doce millones de pobres, cuatro millones de indigentes en un país que crece a tasas chinas.
Un país construido en base a trigo y carne que no puede alimentar a la tercera parte de su población, un asistencialismo devenido en clientelismo político que mantiene de rehenes a quienes lo reciben.
La mano que da está siempre arriba de la mano que recibe dice un sabio refrán popular y las consecuencias de ello están dadas y evidenciadas hasta por la sumisión de organizaciones de DDHH que estuvieron hasta hace pocos años atrás en situación de independencia ante cualquier partido o gobierno y hoy se muestran subordinadas a la política estatal que requiere obediencia y apoyo incondicional.
Las Madres de Plaza de Mayo que eran un emblema de insubordinación y reclamo, hoy hasta se ven sospechadas por turbios manejos en la construcción de viviendas por un valor de casi 300 millones de dólares que eran administrados por Sergio Schoklender, el “hijo dilecto” de Hebe de Bonafini.
Las palabras no entienden lo que pasa… el organismo encargado de luchar contra la discriminación es teatro de un tremendo escándalo de ribetes cercano al escándalo mediático, el organismo encargado de medir estadísticas y guarismos inflacionarios miente con un descaro increíble y multa a quienes se atreven a mencionar otros números más cercanos a la realidad cotidiana.
Toma volumen la vieja y nefasta frase “ roban pero hacen” en boca de compañeros que miran hacia un costado ante la amenaza del mal mayor.
La derecha más dura pide pista y no hay que darle argumentos, dicen.
La culpa en este caso no es de quien ampara mentiras y corrupciones varias, de quien genera negociados con amigos y entenados y se enriquece abusando de su posición de privilegio como gestor de gobierno, No , la culpa no es de los culpables sino de quienes denuncian tales aberraciones.
La culpa nuevamente es del mensajero.
Lo posible le gana la batalla a lo necesario todos los días , mes a mes , año a año y torna peligrosa a la utopía.
Esta , porfiada, sigue dando batalla en los miles y miles de compañeros que no se resignan a lo menos malo, que no se creen el verso de lo nacional y popular cuando se sigue tirando migajas a los viejos y a los niños y se sigue negociando con los poderes económicos que hoy, están tan poderosos como siempre.
Las palabras no entienden lo que pasa…
 
Eduardo Abeleira / Colectivo Porteño


 

GALLEGO ABELEIRA - postaporteñ@ nº 583 - 2011-07-08

Compartir este post

Comentar este post