Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Argentina: Los enemigos del matrimonio igualitario

10 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Autor: Mariana Carbajal.Fuente: Página12 -Argentina.  

La senadora puntana Teresita Negre de Alonso preside un organismo de ultraconservadores de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, que se reunió ayer en Buenos Aires. Los que se oponen a las políticas de género.

El ex obispo castrense Antonio Baseotto fue uno de los invitados especiales, entre otros purpurados, a la primera jornada del encuentro internacional de parlamentarios y gobernantes “anti derechos” que tiene lugar en Buenos Aires. El encuentro, que contó con la presencia de legisladores ultraconservadores de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, busca afianzar una alianza intercontinental, a modo de cruzada medieval, para frenar el avance de reformas legales en países de la región que amplíen derechos sexuales y reproductivos, legalicen la interrupción voluntaria del embarazo y permitan el matrimonio a parejas del mismo sexo. Hoy, en repudio a la reunión, la Federación Argentina LGBT y activistas independientes realizarán una “besada” por la diversidad y la igualdad frente al Congreso (ver aparte).

La anfitriona del evento, la senadora puntana Liliana Negre de Alonso, se acercó especialmente al religioso que en 2005 dijo que había que tirar al mar al entonces ministro de Salud, Ginés González García –por repartir anticonceptivos y defender la despenalización del aborto–, y le estrechó cálidamente la mano. Fue pocos minutos después de finalizar el discurso con el que Negre de Alonso, peronista disidente y miembro del Opus Dei, inauguró la reunión convocada con el nombre de III Encuentro Internacional de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia. Negre de Alonso anunció que el próximo objetivo del movimiento, que –afirmó– aglutina a políticos de 40 países, será tramitar la personería jurídica internacional para ingresar como grupo parlamentario a la ONU. “Allí queremos hacer escuchar nuestra voz”, destacó Negre de Alonso.

En la primera fila, en el salón de las Banderas de la Cámara alta, la aplaudieron los senadores del peronismo disidente Hilda “Chiche” de Duhalde y Eduardo Menem, junto al obispo auxiliar de San Luis, Pedro Martínez, y la diputada evangélica Cynthia Hotton, cercana al vicepresidente Julio Cobos. El vicepresidente estaba invitado pero envió un mensaje disculpándose por no poder concurrir, debido a que se encuentra realizando el Cruce de los Andes. El presidente del bloque de diputados macrista, Federico Pinedo, en cambio, dio el presente. Hubo otros purpurados entre los asistentes, como el obispo de San Justo, monseñor Baldomero Marín, y el obispo auxiliar de La Plata, Antonio Marino, colaborador del arzobispo Héctor Aguer, exponentes del pensamiento más conservador de la Iglesia Católica.

Negre de Alonso se esforzó por señalar que “éste es un movimiento transversal”. “No importa la pertenencia política ni religiosa”, enfatizó, aunque en el auditorio eran amplia mayoría los legisladores argentinos opositores al Gobierno. Y apropiándose del discurso de los derechos humanos, agregó: “Lo que importa es que defendamos los derechos humanos, los derechos a la vida y a la familia”. Negre de Alonso, vale recordar, defendió en su momento a Baseotto, cuando pretendió emular los vuelos de la muerte con el ex ministro de Néstor Kirchner, y también a Cecilia Pando, representante de torturadores y represores de la última dictadura militar. La cruzada contra la ampliación de derechos, paradójicamente, la sustentan desde una interpretación libre –y errónea– de los tratados internacionales de derechos humanos. En el estrado, acompañó a Negre de Alonso el vicepresidente segundo del Senado, el sanjuanino aliado al Peronismo Federal Roberto Basualdo, quien dio unas palabras de bienvenida. Basualdo encabeza por lejos la lista de senadores más ricos, de acuerdo al ranking publicado recientemente por el diario La Nación, con una declaración de bienes de 112.814.284 pesos.

Además de poner un pie en la ONU y tener una representación en otros organismos internacionales, la alianza de legisladores y mandatarios ultraconservadores se propone extender sus tentáculos a todos los países de América latina y Europa y ampliar su presencia en cada territorio con la creación de nuevas organizaciones “anti derechos” en cada nación. Así lo explicitó ayer quien asumirá hoy como nuevo presidente del movimiento, el joven diputado español del Partido Popular Angel Pintado. Sucederá a Negre de Alonso, presidenta de esta alianza desde 2007, cuando fue fundada en Santiago de Chile. Entre otros principios, los cruzados se comprometen a “rechazar todo proyecto de ley que acepte o suponga cualquier tipo de práctica abortiva, eugenésica, eutanásica, de encarnizamiento terapéutico, mutilante, clinizante o que manipule la vida humana, cualquiera sean los medios utilizados par ello u objetivos que pretendan justificarlos”. Es decir, ni siquiera aceptan el aborto terapéutico cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer. También se oponen al matrimonio igualitario. En su discurso, en el que repasó las acciones del grupo en distintos países, Negre de Alonso hizo un llamado a los jóvenes para que se involucren en esta cruzada. “Necesitamos gente que no tenga vergüenza de decir: ‘Queremos un papá y queremos una mamá’”, apuntó. Con un lenguaje bélico, Pintado señaló que “nuestros enemigos” son la ONU, la OEA, el Parlamento y la Comisión Europea y el Consejo de Europa. Pero sugirió que “tenemos que verlos como enfermos al que hay que extirparles el cáncer”. Pintado dijo que los grandes adversarios de este movimiento son “el control de la natalidad, a través de la anticoncepción y el aborto, el cambio de la concepción familiar y los programas (de educación sexual) para socavar la autoridad de los padres”.

La senadora puntana, representante de la fuerza de los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, pasará a ser presidenta honoraria. Alberto, el gobernador de San Luis, está anunciado como orador en la agenda de la segunda y última jornada, que tendrá lugar hoy. Antes que él, el diputado español José Eugenio Azpiroz y el ex ministro de Salud de Perú Luis Solari de la Fuente, disertarán en un panel titulado “La Familia y la vida en la ideología de género”, que será coordinado por la diputada Hotton. Otros paneles estarán moderados por los diputados macrista Julián Obiglio, la puntana Ivana Bianchi, y Daniel Tomas, del Partido Justicialista. Están previstas, además, exposiciones de legisladores de México, El Salvador, Paraguay, España, que darán cuenta de la situación de sus respectivos países, y del congresista estadounidense del Partido Republicano Chris Smith, que hablará sobre “Derechos humanos y dignidad de las personas”.

El saludo entre dos cruzados, la senadora puntana Liliana Negre de Alonso y el ex obispo castrense Antonio Baseotto.
Imagen: Sandra Cartasso.

El obispo que echó Néstor Kirchner

El ex obispo castrense Antonio Baseotto, invitado especial al evento que reúne a parlamentarios ultraconservadores, acumuló en su carrera acusaciones de antisemitismo, vinculaciones con represores y justificaciones de los “excesos” de la dictadura. Devoto simpatizante del menemismo en los ’90, en 2005, con su sugerencia (dijo que) bíblica de arrojar al mar al entonces ministro de Salud, Ginés González García, con una piedra atada al cuello, por promover la distribución de preservativos, generó uno de los momentos más tensos entre el presidente Néstor Kirchner y la jerarquía católica. El ex mandatario lo desconoció como obispo castrense y Baseotto luego renunció y dejó la sede vacante.

Antes, en una homilía en Luján en octubre de 2004, el prelado desplegó un discurso “integrista” y disparó contra la inmigración musulmana a Europa, a la que responsabilizó de producir “un tembladeral” y llevar al Viejo Continente a “una agonía inexorable”. Ese sermón le valió una denuncia ante el Inadi y un dictamen del organismo en el que se lo acusó de violar la Ley Antidiscriminatoria, la Constitución nacional y hasta la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, uno de los tratados internacionales a los que apelan –con interpretaciones erróneas– los parlamentarios “antiderechos” para fundamentar sus posiciones en contra del matrimonio igualitario y la despenalización del aborto. No fue su primera denuncia por discriminación. La primera, en realidad, la recibió en su juventud, en años del alfonsinismo, cuando todavía no había sido ordenado obispo de Añatuya, pero ya era cura de aquella diócesis santiagueña y se encargaba del cierrre de programación dominical del Canal 7 de la capital provincial y en distintas oportunidades se despachó con expresiones antisemitas. En aquella oportunidad fue denunciado ante la DAIA.

 

Tomado de Laicismo.org

Compartir este post

Comentar este post