Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Argentina - Mina los Gigantes – Crónica de un desastre anunciado

22 Marzo 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miércoles 21 de marzo de 2012

 

La ex Mina Los Gigantes se encuentra en la Pcia de Córdoba, en la Sierra Grande (sobre le cerro que le da nombre) a 30 km de la ciudad de Villa Carlos Paz. Allí la empresa Sánchez Granel recibió la concesión en 1982 y operó la planta de extracción de uranio por unos pocos años, desde el ‘83 hasta el ‘89.  En tan poco tiempo dejó escorias por dos millones y medio de toneladas. Y como todo lo que puede fallar termina fallando, el agua sucia de los diques bajó al lago San Roque… lago del cual se provee de aguala ciudad de Córdoba.

En 1986, luego de fuertes lluvias, se observó una importante mortandad de peces y un color verde-gris en el río ocasionado por el vertido intencional de soluciones de ácido sulfúrico utilizado en la lixiviación del mineral. Hoy, la realidad es incierta… y a muy pocos les interesa.

En el año 1982, se da en concesión a la empresa Sánchez Granel y firma un Convenio para explotar el yacimiento mineral de Uranio en Los Gigantes, Provincia de Córdoba.

En 1984 la mina a cielo abierto de uranio entra en tema: se instala la planta química para tratar el mineral y lograr el trióxido uranio para activarlo y con él hacer funcional la Central Nuclear Atucha I y Río Tercero.

Dicho yacimiento se ubica entre dos arroyos: El Cajón y El Cambuche, el primero de ellos desemboca en el río que atraviesa las cinco comunas que conforman el sur de Punilla.

En 1986 se percibe la contaminación del cauce del Río San Antonio, cuyas aguas presentan coloraciones verdosas y azuladas, producto de volamientos. En los Gigantes llueve entre 1000 y 1100 milímetros anuales, lo que permite sostener que las crecidas derraman sustancias tóxicas al río.

Se pierde la riqueza ictícola (peces) y la flora cercana al lecho del río se ve alterada.

En 1987 en la revista de Buenos Aires “Siete Días”, el entonces Diputado (cordobés) José Manuel de la Sota decía “existe un Complejo uranífero en Los Gigantes que posee una planta procesadora de uranio totalmente deficiente, que en casos de lluvias o de actividad extraordinaria contamina el río San Antonio y sus afluentes. Esta contaminación produce alteración de la flora, la mortandad de los peces y el impresionante espectáculo de las pezuñas de las vacas totalmente carcomidas por estar en continuo contacto con las aguas contaminadas.

Posteriormente y debido a que económicamente no es factible su explotación, cierra sus puertas el yacimiento. Quedando los residuos de la explotación en manos de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Hace pocos días atrás los Ediles de Villa Carlos Paz aprobaron un proyecto para solicitar a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) que materialice tareas de remediación ambienta.

La mina de Los Gigantes es un gran ejemplo de lo que hace la minería a cielo abierto, aún teniendo actualmente una Ley Provincial que la prohíbe. Es casi imposible que esta mina se pueda remediar. Pasaron 20 años desde su cierre y sigue ahí, a cielo abierto, contaminando el cauce del lago San Roque.

Se ve claramente lo que nos deja este tipo de minería y el interés del Gobierno por evitar que esto suceda.

Es una historia triste, pero estamos a tiempo para que esta mina no se convierta en algo peor: un cementerio nuclear.

 

No es extraño encontrar al Lago San Roque así en estos últimos tiempos.

 

Y tampoco es raro ver imágenes como esta. Peces muertos. 

 

Autor: Fernando Berdugo 

Compartir este post

Comentar este post