Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Argentina: Zona liberada para que corra sangre obrera.

21 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Han asesinado a otro compañero: ¡marchemos hacia la Paro Nacional!


Por el asesinato de Mariano Ferreyra.

Paro nacional de CTA, marchas y cortes en todo el país.

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) decretó para hoy jueves 21 de octubre una huelga en todo el país a partir de la hora cero. La medida es por el esclarecimiento del asesinato del compañero Mariano Ferreyra. Habrá también una marcha a partir de las 17.00 desde Callao y Corrientes Nacional a la Plaza de Mayo y cortes de ruta y movilizaciones en todo el país.

Una multitud de organizaciones política, sociales, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos, se reunieron hoy alrededor de las 18.00 en el hotel Bauen para decidir las acciones a seguir por el asesinato del joven militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra. Por otro lado la Central de Trabajadores Argentinos convocó a un paro por 24 hs, para hoy jueves a partir de la cero hora. (Ver comunicado más abajo)

Las organizaciones reunidas en el Bauen decidieron marchar en ese momento a Constitución y realizar una toma simbólica de estación terminal de trenes. En el momento en que se escribía el presente artículo, se estaba produciendo la desconcentración de los manifestantes sin poder cumplir con el objetivo de ingresar a la estación debido al inmenso operativo policial dispuesto para impedirlo.

Además se decidió realizar hoy al mediodía, un corte de vías en Avellaneda y cortes de ruta en distintos puntos del país entre los que se podrían contar el Puente Pueyrredón y la Panamericana. Los trabajadores de subterráneos por su parte harán un paro de una o dos horas en horario a definir.

La marcha central será a las 17.00 hs desde Callao y Corrientes hasta la plaza de Mayo, previo paso por el Ministerio del Interior.

Mariano Ferreyra fue asesinado en la tarde de hoy por una patota perteneciente a la Unión Ferroviaria que disparó a mansalva contra un grupo de compañeros que intentaban realizar una medida de lucha para que los trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca sean pasados a planta permanente y por reincorporación de los cesanteados. La patota actuó con total impunidad y con la “zona liberada” otorgada por la policía Federal. Además del joven muerto hay dos compañeros heridos de bala.

Marcelo Ramal dirigente del PO


Claudio Dellacarbonara, delegado de subterráneos



Entrevista sin edición de Ramón Diego Cardias (33
años, Trabajador Tercerizado del Roca - Despedido desde el mes de diciembre)



Entrevista a Oscar Castro (Docente - Delegado Escuela Nº 58)


Entrevista a militante del PO


www.agenciawalsh.org

Escucha este texto

Zona liberada para matar Mariano Ferreyra


A los 23 años de edad, Mariano Ferreyra fue asesinado de un balazo en el pecho este miércoles 20 de octubre, cuando los trabajadores tercerizados y cesanteados del Ferrocarril Roca que reclamaban ocupando las vías, fueron atacados por patotas de la Unión Ferroviaria apoyados por barrabravas (que en este caso ofician como supuestos hinchas de Racing, según testigos). Mariano integraba el Partido Obrero, y la Federación Universitaria de Buenos Aires (de Avellaneda) que apoyaba el reclamo de los cesanteados a lo largo de las vías, entre la estación Avellaneda y el barrio de Barracas. Es un hecho que se encadena -con sus diferencias de forma y su igualdad de fondo- con el asesinato del maestro Carlos Fuentealba, en abril de 2007.

Los trabajadores denunciaron la complicidad policial con las patotas, estableciendo la clásica “zona liberada”: la policía no intervino, dando vía libre a la violencia. Hubo otras dos personas heridas de bala. Una de ellas, Elsa Rodríguez, de 56 años (del Polo Obrero), recibió un balazo en la cabeza y quedó en estado desesperante, según informaron en el Hospital Argerich.

José Luis Matassa, secretario de comunicación de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), confirmó a lavaca que la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la propia ATE convocaron a un paro de 24 horas para este jueves 21 en los lugares de trabajo. A las 10 de la mañana se ocuparán las vías del Roca en la estación Avellaneda. Desde las 16 comenzarán las concentraciones y marchas hacia la Plaza de Mayo. Cada sindicato establecerá sus formas de acción. Adhirió CTERA al paro, la modalidad en subterráneos se estaba discutiendo, y trabajadores de la Comisión Nacional de Energía Atómica y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial saldrán a cortar calles. “Siempre dijimos que el límite es la muerte. Esto es una consecuencia del unicato y la falta de libertad sindical que hay en el país”, dijo Matassa.

La presidenta Cristina Fernández rompió algunas horas de espeso silencio oficial al declarar: “No cabe otra cosa que la más enérgica condena y el repudio. Y no basta con eso. Vamos a trabajar muy fuertemente en la identificación de los autores materiales. Hay mucho material fílmico, según lo que pude observar en los noticieros”.

RECUERDO DE LA MUERTE

Los enfrentamientos comenzaron a la mañana, cuando grupos de la Unión Ferroviaria en supuesta defensa de su fuente de trabajo, hostigaron, persiguieron y atacaron a grupos de trabajadores de empresas tercerizadas del Ferrocarril Roca, que habían sido cesanteados. Se trata de 117 obreros, que hace meses no logran renovar los contratos precarios trimestrales que les permiten el sustento. Las mujeres y hombres atacados intentaron defenderse del ataque armado con piedras, obviamente sin éxito y con el citado saldo de un muerto y dos heridos. Los cesanteados intentaban reclamar cortando el tránsito de trenes junto a las vías.

Matassa planteó a lavaca que se trata de una metodología en boga: “Esto es una movida contra la libertad sindical. Hace 15 días pasó lo mismo en Retiro, con los compañeros de la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA). La policía hizo “zona liberada” y llegó la patota de la UTA (Unión Tranviarios Automotor). Hubo enfrentamientos y pudimos evitar no caer en una emboscada que habían preparado en la zona de la Villa 31”. Es el área en la que el 4 de septiembre fue asesinado el periodista Adams Ledesma, integrante de Mundo Villa, crimen aún impune.

“No hay dudas de la presencia de barrabravas -sostiene Matassa-, que en realidad son sicarios, mercenarios. No son laburantes sino gente que cobra de la burocracia sindical, que manda a hacer estas cosas para poder mantener sus negocios”.

RESPONSABILIDADES Y VOZ OFICIAL

Para Matassa “acá hay responsables políticos. Más allá de quién apretó el gatillo hay responsables políticos que tienen que dar explicaciones”. Aclaró: “Yo no responsabilizo al gobierno por el hecho de hoy. Pero tiene todas las herramientas para esclarecer este tipo de hechos. Y es un factor fundamental para que haya democracia y libertad sindical”. ATE funciona junto al sector de la CTA hasta ahora triunfante en las traumáticas elecciones internas. “Pese a que venimos con ese proceso electoral, la CTA se pronunció en pleno por el paro”. La CTA reclama justamente un reconocimiento y una apertura sindical, que parece cada vez más lejos de las intenciones gubernamentales, teniendo en cuenta que en 8 años nada se hizo al respecto y que la alianza con la CGT -visible en el reciente acto de River Plate- funciona casi como dogma oficial.

La presidenta Cristina Fernández dijo al salir de un acto en Parque Norte: “Hay que buscar a los autores materiales y también a los intelectuales”. El gremialista ferroviario Pablo Díaz formó parte del grupo que se enfrentó con los cesanteados. Con anteojos oscuros y cinismo polarizado declaró sobre los disparos: “No me consta. Acá había padres de familia que defienden su fuente de trabajo. Es una cuestión política de los partidos de la izquierda. Lo que no hace la policía ni los jueces, en la medida que podemos lo hacemos nosotros”.

Sin inmutarse, agregó: “Andan diciendo que tienen heridos. Yo también tengo unos compañeros golpeados con piedrazos. Pero bueno, es una escaramuza normal en estas cuestiones”. Será interesante observar la evolución judicial de estos balbuceos.

CAMARILLAS Y MAFIAS

Militantes del Partido Obrero, mientras tanto, denunciaban al propio Díaz y a otros sindicalistas como autores del ataque. El PO además realizó una marcha a Constitución en repudio al asesinato. La idea de que el ataque y el crimen fue una forma de defender un negocio fue planteada también en el primer acto realizado el mismo miércoles en Callao y Corrientes, donde se mencionó al polarizado Pablo Díaz, al impermeable José Pedraza y al subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, como mentores y beneficiarios de un esquema de poder interno y subsidios, una especie de auto redistribución de la riqueza. “Aquí está saliendo a la luz un negocio de camarillas y mafias” dijeron los trabajadores en el acto.

En nombre de la FUBA, el presidente de la organización Alejandro Lipcovich dijo, visiblemente conmovido: “Mariano fue asesinado por una burocracia sindical podrida que se dedica únicamente a vivir a costa de los trabajadores, a enriquecerse los bolsillos a costa de su explotación, a construirse casas en Miami con la guita que le roban a los trabajadores”. Todo está por decirse y hacerse, pero la realidad plantea que un joven que reclamaba contra el desempleo y la precarización, fue asesinado: el dato ya es parte de la historia del presente.

lavaca.org

Escucha este texto

 

La CTA convoca al Paro Nacional y marchas en todo el país


Libertad y democracia sindical.

La CTA convoca a Paro Nacional y marcha a Plaza de Mayo este jueves ante asesinato de Mariano Ferreyra.

La movilización a Plaza de Mayo se realizará este jueves a partir de las 17:00. La CTA ha convocado a concentrarse a partir de las 16.30 en la intersección de Callao y Corrientes.

En un comunicado de prensa suscripto por Pablo Micheli, Ricardo Peidro y José Rigane, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) manifestó hoy “su más enérgico repudio, la solidaridad con familiares y compañeros”, a la vez que exigió “una investigación inmediata de los responsables directos y políticos del crimen”. Asimismo, convocó a “un Paro nacional para este jueves 21 con movilización a la Plaza de Mayo”.

En la misma dirección se pronunció esta tarde en declaraciones televisivas el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA-CTA) y secretario general electo de la CTA bonaerense, Roberto Baradel.

“Como es una posición históricamente asumida desde la CTA, el límite es la muerte. Es inadmisible el asesinato de un militante popular por la represión de patotas de la burocracia de la Unión Ferroviaria y la complicidad de las fuerzas de seguridad policiales. Nuestro repudio, nuestra solidaridad con familiares y compañeros y la exigencia desde la CTA al Gobierno nacional del esclarecimiento inmediato de los responsables materiales y políticos de este aberrante hecho”, agrega la nota.

Y finaliza: “Convocamos a un paro nacional de los trabajadores y trabajadoras de todo el país con una masiva movilización a Plaza de Mayo este jueves frente a este cruel asesinato de un joven militante. Sin duda hacemos responsable de esta situación a la falta de libertad y democracia sindical en nuestra República Argentina, donde estas burocracias sindicales como las patotas de la Unión Ferroviaria actúan con total discrecionalidad por la impunidad que les garantiza el propio Gobierno nacional y la Policía Federal”.

La CTA Capital también dispuso un paro para mañana al igual que la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) que resolvió una medida de fuerza a nivel nacional por el lapso de 24 horas.
Repudio de la CTA Córdoba

“La CTA Córdoba repudia el asesinato del joven militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, de 23 años, en momentos en que se encontraba, junto a otros compañeros, protestando en cercanías a la estación de trenes de Avellaneda de la Línea Roca, perpetrado por una patota sindical, relacionada con la dirigencia de la Unión Ferroviaria, que atacó con armas de fuego la movilización. Una mujer de 60 años se encuentra interna en un hospital, en gravísimo estado, como resultado de la agresión”, indica un comunicado firmado por Oscar Mengarelli y Guido Dreizik.

La declaración asevera textualmente: “Los manifestantes reclamaban el pase a planta de trabajadores subcontratados y denunciaron no contar con el apoyo del gremio para hacer valer sus derechos.

En consecuencia, mañana a partir de las 0 horas se realizará un paro nacional para exigir que se termine con estas prácticas mafiosas y exigir que la justicia establezca claramente a los responsables del brutal crimen.

Desde la CTA exigimos que la justicia establezca quiénes son los autores del infame crimen. Al mismo tiempo, denunciamos que estas situaciones son el resultado de la falta de aplicación por parte del gobierno nacional de la democracia sindical en nuestro país, medida que ya cuenta con el aval de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y las permanentes recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

Así, mientras los trabajadores ven cercenado su derecho constitucional a la libre agremiación, las patotas mafiosas de la burocracia sindical, enquistadas en el movimiento obrero, pretenden encuadrar con una violencia brutal a quienes no se sienten representados. Al mismo tiempo, estas patotas actúan como meros mercenarios de las empresas, garantizándoles la defensa de los intereses patronales, en contra de la legítima lucha de los trabajadores.

De la misma manera actuó una patota del gremio camionero en el conflicto de los trabajadores de la empresa Brinks en Córdoba, ante el despido de los trabajadores por parte de la firma, respaldando a la patronal y agrediendo a los compañeros del Sindicato de Recaudadores y Custodios de Valores y Afines de Córdoba (Sirecuva-CTA) que se manifestaban en el lugar.

De la CTA enviamos nuestras condolencias a la familia de Ferreyra y de las demás víctimas de ataque, a la vez que nos comprometemos a continuar luchando para que la democracia se instale finalmente en el seno del movimiento obrero”.

www.agenciacta.org.ar

Escucha este texto

¡ ASESINOS !


Mariano Ferreyra, un militante de 23 años del Partido Obrero, murió tras ser baleado por una patota de la Unión Ferroviaria cuando, junto a trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca y otras organizaciones que reclamaban por la reincorporación de cien despedidos intentaron cortar las vías del tren. Por este mismo conflicto ya había habido un episodio de violencia sindical el mes pasado, cuando el mismo grupo de ferroviarios y movimientos sociales fueron corridos de la estación Constitución por esta patota, que les impidió realizar un acto. Ayer, en la zona de la estación Hipólito Yrigoyen -en medio de las corridas- los de la Unión Ferroviaria sacaron armas y dispararon contra los militantes. Además de la muerte de Mariano Ferreyra hubo tres heridos.

Elsa Rodríguez, de 60 años, recibió un balazo en la cabeza y está en coma, tras ser operada en el Hospital Argerich. Según el último parte médico, permanece conectada a un respirador artificial en estado “grave” y con “pronóstico reservado”. Los otros dos heridos, Nelson Aguirre, con cuatro tiros en las piernas, y Ariel Pintos están fuera de peligro.

Testigos de los hechos aseguraron que como parte de la patota de la Unión Ferroviaria actuaron barrabravas de las hinchadas de Independiente, Ferro y Banfield. Denunciaron también a Pablo Díaz, la mano derecha del titular de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, como una de las personas que estaba con el grupo de la Unión Ferroviaria, y acusaron también de haber estado con ellos a un hijo del subsecretario de Transporte ferroviario, Antonio Luna.

Quedó a cargo de la investigación la fiscal de instrucción Cristina Caamaño, quien ayer recorrió el lugar donde ocurrió el asesinato y hoy comenzará a tomar declaración a los testigos.

EL ASESINATO

“El martes, Mariano había estado recorriendo las vías para sumar más gente a la protesta (de ayer). Él fue uno de los que pintó la bandera de ‘trabajadores tercerizados en lucha’”, contó Darío Roseto, estudiante y compañero del chico asesinado. El conflicto gremial venía de julio pasado, en reclamo de la reincorporación de 117 trabajadores tercerizados que habían sido despedidos del Ferrocarril Roca. La empresa está gestionada por la Ugofe (Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria), integrada por el Estado y empresas concesionarias (como Ferrovías, TBA y el grupo Roggio). Con una serie de medidas de fuerza, los tercerizados habían conseguido la reincorporación de doce despedidos. Una de las protestas consistió en el corte de las vías en la estación Avellaneda, el 21 de julio pasado, cuando mantuvieron el bloqueo durante once horas. La Unión Ferroviaria, enfrentada con las agrupaciones, comenzó una campaña de volantes y pasacalles con la leyenda “los trabajadores ferroviarios no cortamos las vías”. Los pegaron en el interior de los trenes y en las inmediaciones de la estación Avellaneda, donde ayer comenzó el asesinato.

Rosario - Repudio al asesinato de Mariano Ferreyra.


La muerte de Mariano Ferreyra


Imágenes fuertes Mariano Ferreyra


Patota sindical - La Unión Ferroviaria


Carlos Leavi - La Plata, Acto de repudio


José Montes - La Plata, Acto de repudio


Ferroviario: Acción de repudio


Flavio Bustillo - Ferroviario - Acción de repudio


Claudio Dellecarbonara - Subte - Acción de repudio

Tomado de Voz Entrerriana

 

7591-enfrentamiento-salvaje-los-kirchner-consiguieron-su-pr.jpg                                            

DISPAROS, PATOTAS, SINDICALISMO Y COMPLICIDAD OFICIAL

 

 

 

Hace horas, ocurrió uno de los hechos más trágicos e inesperados para el kirchnerismo en lo que va del año; mejor dicho, de los últimos años. Tanto hablar de la masacre de Puente Pueyrredón, acaecida el 26 junio de 2002 —y que cortó las aspiraciones presidenciales de Eduardo Duhalde—parece haber oficiado como profecía autocumplida este mediodía, cuando un enfrentamiento entre trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca y empleados de esa línea, nucleados en la Unión Ferroviaria, se enfrentaron a los tiros dejando como saldo un muerto y dos heridos, uno de ellos de gravedad.

El fallecido es Mariano Ferreyra, un militante del Partido Obrero de 23 años, quien pereció luego de que una inoportuna bala se alojara en su tórax. Ese nombre, promete convertirse en el causante de los más elocuentes dolores de cabeza en el seno del Gobierno en el corto plazo. Tal es el pesar que se vive hoy, que han debido pasar varias horas antes de que algún funcionario saliera a condenar lo sucedido.

¿Ha sido casual el mutismo oficial? Para nada. La preocupación que hoy influye sobre el humor del kirchnerismo tiene que ver con la participación de activistas de la Unión Ferroviaria en los hechos, manifestantes rentados que han sabido hacer trabajos de toda índole —especialmente sucios—para el oficialismo.

Por caso, el líder de esa agrupación es José Pedraza, un millonario sindicalista relacionado a Hugo Moyano y, por carácter transitivo, a los Kirchner. Según refiere el colega Alfredo Gutiérrez, Pedraza “ha tenido problemas con la Justicia que en 2006 le dictó un embargo por 50 millones de pesos (se lo investiga por un gigantesco fraude a sus propios afiliados) y el afamado Policlínico Ferroviario quebró. Como salvataje, el kirchnerismo estuvo a punto de expropiar por ley sus instalaciones en Retiro, una operación por la cual el sindicato recibiría unos 12 millones de pesos”.

Es dable mencionar que el Gobierno tiene mucho que ver con el poderío que ostenta Pedraza y algunos de sus hombres más cercanos —responsabilidad que les cabe también a los ex presidentes Carlos Menem y Eduardo Duhalde—, no sólo por la pasividad que ha ostentado frente a las constantes denuncias contra estos, sino también por la utilización de sus militantes para “rellenar” los actos políticos oficiales.

Un dato: Pedraza no estuvo en el pasado acto en el estadio de River Plate sólo por casualidad, ya que se encontraba de viaje; de lo contrario, hubiera sido parte integrante de las fotografías que pudieron verse por agencia Télam luego de ese acontecimiento.

Este y otros detalles son los que hoy el kirchnerismo quisiera enterrar en el pasado, pero no podrá hacerlo ya que son parte de las postales más brutales de la idiosincracia K.

 Mientras estas líneas son escritas, la CTA ha convocado a un paro y movilización para mañana a efectos de reclamar por la muerte de Ferreyra, al tiempo que sus militantes denunciaron la “complicidad” de Cristina Kirchner en el funcionamiento de estas "patotas de la burocracia sindical".

"Quiero denunciar a la Presidenta de la Nación, que hace poquitos días se ponía la remera de la Juventud Sindical Peronista, que entregaba a los compañeros en los '70. Hoy esta corporación en esta burocracia podrida acaba de asesinar a un compañero", señaló hace instantes Alejandro Lipcovich, presidente de la Federacion Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y compañero de Ferreyra.

Mal que le pese al Gobierno, esas palabras serán parte de las crónicas más duras de los diarios de mañana.

 

Christian Sanz

Tomado de Tribuna de Periodistas

Por CHE CACHO

Compartir este post

Comentar este post