Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Bolivia: Opositores intentaron desencadenar una guerra civil

18 Marzo 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Rozsa
Entre 2008 y 2009 Bolivia se libró de una guerra civil, detonada por una célula de mercenarios europeos en cabeza de Eduardo Rózsa que financió el denominado Grupo La Torre, con sede en la ciudad de Santa Cruz, manifestaron ayer domingo, César Navarro y René Martínez, que conformaron una comisión multipartidaria de la Asamblea Legislativa.
“Yo creo que grupos conservadores del país intentaban impedir que emerjan los cambios estructurales para la reorganización de un nuevo Estado y por ello contrataron a este grupo de mercenarios para conformar un ejército irregular como planteaba Rózsa”, dijo Navarro en entrevista con medios estatales.
Días después que el prófugo exfiscal asignado a la investigación de este caso y acusado de extorsión, Marcelo Soza, escribiera una carta pública en que sin pruebas acusó al Gobierno de haberle manipulado, lo que alzó voces que pidieron el archivo de obrados, Navarro dijo que el grupo La Torre, que recaudó fondos que sirvieron para contratar a Rózsa, apuntaba a la formación de un ejército irregular de 20.000 sujetos.
“La finalidad era tener un desplazamiento de defensa de Santa Cruz y a partir de ello poner en tela de juicio la unidad territorial del país”, rememoró. Rózsa y 5 mercenarios veteranos de la guerra de Yugoslavia, entre 1990 y 1995, perecieron durante una operación policial a mediados de abril de 2009, en un hotel de Santa Cruz.
Si la conspiración de La Torre y los mercenarios de Rósza no hubiera frenado, “hubiéramos ingresado a un momento dramático en la historia, mucho más dramático que en dictaduras militares que persiguió por ideales a hombres de izquierda y socialista a diferencia de un hecho similar, pero de un quiebre y fractura territorial en el país”, subrayó Navarro.
Por su parte, Martínez, recordó que una de la conclusiones de la comisión multipartidaria es que “de información confiscada por la Fiscalía, chats, correos electrónicos, presentaciones, manuscritos, mapas, planos, proyectos y otros, concluye que el grupo liderado por Rózsa y sus financiadores tenía como misión formar un ejército irregular (paramilitar)”.
“Dentro de nuestra legislación penal e internacional, se encuentra tipificado como terrorismo, alzamiento armado y un hecho criminal que no se limita a sujetos políticos o supuestos enemigos ideológicos, sino es un atentado contra vidas humanas”, sostuvo.
Martínez destacó la oportuna desarticulación de la célula de mercenarios que planearon replicar en Bolivia lo sucedido en la guerra que fragmentó la ex Yugoslavia. Además de Rósza perecieron el 19 de abril de 2009 el rumano Arpad Magyarosi y el irlandés Dwyer Michael Martin. Sobrevivieron Elöd Tóásó (húngaro) y Mario Tadic (bolivianio-croata), en un choque armado con agentes de la Policía Boliviana.
Caso terrorismo debe continuar con o sin Soza
El presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío, afirmó ayer domingo que el proceso por el caso terrorismo debe continuar con o sin el exfiscal acusado de extorsión, Marcelo Soza, que antes de huir a Brasil escribió una carta en un intento de desbaratarla la investigación de años.
 ”El caso terrorismo con Marcelo Soza o sin Marcelo Soza debe continuar, hay indicios probatorios, hay facturas de las cuales se ha cancelado, hay las armas que se han confiscado, correos que se han encontrado, hemos tenido la información de la forma clandestina que han entrado”, aseveró en una entrevista con Radio Panamericana.
A tiempo de pedir refugio en Brasil, Soza, acusado por sus propias víctimas de extorsión, envió una carta en que involucró, “sin pruebas”, a autoridades de Gobierno en sus tropelías. En ese marco, Elío manifestó que la carta que envió Soza pretende tapar los hechos de corrupción para no afrontar la justicia boliviana por el juicio que se le sigue.
El asambleísta recordó que la comisión investigadora multipartidaria, de la Cámara de Diputados, el año 2009 realizó seguimiento al proceso investigativo por el caso terrorismo. “Se hacen entrevistas visitas en el hotel las Américas, en el hotel Buganvillas, donde (Eduardo) Roza y su séquito de terroristas estuvieron armados en territorio boliviano”, remarcó. A su juicio el proceso debe llegar a una conclusión y debe tener una sentencia.
“No puede quedar impune porque fue prácticamente un hecho que pretendía dividir el país, y no puede quedar así”, concluyó.
Fuente: ABI 

Compartir este post

Comentar este post