Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Brasil - Entre los países que más registran homicidios de jóvenes

22 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

4192750189_713c5c9e68.jpg

"Epidemia de la violencia" contra niños y adolescentes



Gilberto Costa y Guilherme Jeronymo
Agência Brasil
http://agenciabrasil.ebc.com.br/
Traducción de Correspondencia de Prensa


La nueva edición del Mapa de la Violencia, elaborado por el sociólogo  sociólogo Julio Jacobo Waiselfisz y editado por la Facultad de Ciencias Sociales (Flacso) y el Centro Brasilero de Estudios Latinoamericanos (Cebela), traza un grave alerta sobre lo que llama "epidemia de la violencia" en Brasil contra niños y adolescentes.
 
En un ranking de 92 países del mundo, apenas El Salvador, Venezuela y Guatemala presentan tasas de homicidio mayores que las de Brasil (44,2 casos en 100 mil jóvenes de 15 a 19 años). Los tres países tienen una economía menor que la brasilera, actualmente la 6ª mayor del mundo (según el Producto Interno Bruto), no disponen de un sistema de protección legalizado como el Estatuto del Niño y del Adolescente (con 22 años de existencia), ni programas sociales como el Bolsa Familia (que entre otras contrapartidas orienta el acompañamiento de la familia matriculando a los hijos en la escuela y manteniendo al día la vacunación).

La semana pasada, durante la apertura de la 9ª Conferencia Nacional de los Derechos del Niño y del Adolescente, la presidenta  Dilma Rousseff destacó que "una gran nación tiene que ser medida por aquello que hace por sus niños y adolescentes, y no por su PIB".
 
Las elevadas tasas de homicidios, según el coordinador del estudio, el investigador argentino Julio Jacobo Waiselfiz, muestran una triste realidad: Brasil y los países de América Latina son sociedades violenta. Para el investigador, el crecimiento de los datos guarda al menos una buena noticia: la mejora de la cobertura médica legal. "Datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) dan cuenta de que teníamos, hasta los años 90, algo en torno de un 20% óbitos que no era registrados. Los cuerpos desaparecían, algunas veces en cementerios clandestinos. Hoy se estima que ese índice retrocedió para 10%", afirmó.
 
Waiselfiz destaca todavía que las muertes en el tránsito podrían disminuirse. "Faltan mejoras en la infraestructura. Cuando analizamos los datos, percibimos que los países con más muertes en el tránsito tienen también las peores carreteras. Son muertes evitables", destaca, afirmando que las autoridades públicas tienen, ellas mismas, participación en esas muertes o las omiten.

El investigador destaca que las autoridades tienen culpa en un proceso delicado, que funciona como uno de los motores de la perpetuación de la violencia: la culpabilización de las víctimas. "Mujeres, niños y adolescentes son muchas veces culpados por los autoridades por estar expuestos a situaciones de violencia. Cuando el Estado es tolerante a esas situaciones", explica.

Las cifras presentadas confirman un diagnóstico hecho recientemente por Amnistía Internacional (AI). Según Atila Roque, director ejecutivo de AI en el país, "Brasil convive, trágicamente, con una especie de "epidemia de la indiferencia", una casi complicidad de gran parte de la sociedad, con una situación que debería ser tratada como una verdadera calamidad social. Eso ocurre debido a cierta naturalización de la violencia y a un grado aterrador de complacencia del Estado en relación a esa tragedia", resume en un trecho citado por el Mapa de la Violencia.
 
Según el informe de Julio Jacobo Waiselfisz, fueron registrados en Brasil  7.155 casos de violación entre 10,4 mil casos de violencia sexual (que incluyen acoso y atentado violento al pudor), la mayoría practicada por los propios padres (además de padrastros) contra las hijas de 10 a 14 años; o por conocidos próximos (como amigo o vecino) en el caso de jovencitas de 15 a 19 años.
 
El abuso sexual agrava los riesgos de violencia doméstica. Según datos del Ministerio de Salud, analizados por el Mapa de la Violencia, la residencia es el principal lugar de agresión declarado en el socorro de las víctimas hasta 19 años. Más del 63% de los casos de violencia ocurren en el hogar y cerca del 18% en la vía pública.

Los datos analizados (relativos a 2010) también verifican que la violencia no se distribuye de manera uniforme por el país. El estado de Alagoas, con la mayor tasa de homicidios (34,8 homicidios por cada 100 mil niños y adolescentes), es diez veces más violento que  Piauí (3,6 casos). Maceió (capital de Alagoas), es la más violenta (con 79,8 homicidios).

Las estadísticas indican la concentración de la violencia en 23% de los municipios brasileros (casi 1.300 ciudades). De acuerdo con el Mapa de la Violencia,  4.723 municipios no registran ningún asesinato de niños y adolescentes en 2010.
 
Entre otras causas "externas" de muerte (diferentes de las muertes "naturales" causadas por problemas de salud), el informe llama la atención por las muertes en accidentes de tránsito.  Entre 2000 y 2010, la tasa de mortalidad de jóvenes de 15 a 19 años en el tránsito, creció  376,3% (de 3,7 para 17,5 casos en 100 mil).

Compartir este post

Comentar este post