Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL CIRCULO MILITAR, Gral Ricardo Galarza

7 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


Señor Presidente del Círculo Militar, Gral Ricardo Galarza, torturar en sus más diversas, sádicas y crueles formas, capacitarse, especializarse, aprender y tomar clases de especialistas sobre tortura, aplicar los más siniestros castigos y apremios físicos y sicológicos que la mente humana pueda imaginar, sobre un hombre, una mujer, un o una adolescente, indefensa, abatida, atada de pies y manos, inmovilizada, es la acción más atroz y cobarde que un ser humano pueda realizar sobre otro. Y Ud. lo califica como “algún exceso”.

Que un grupo de camaradas suyos hagan fila para violar a una adolescente embarazada atada, menor de edad, delante de sus compañeros de clase, abusar sexualmente de ella, ante sus gritos de dolor, y jactarse de ello, aplicar la picana, el plantón, el submarino, y mil etc, hasta ocasionar la muerte o daños irreparables, resulta para usted “algún exceso”.

“Algunos excesos” que según Usted, se daban producto del “fragor del combate”. Que fragor y que combate habían entre 1973 y 1984, cuando decenas de personas fueron secuestradas, torturadas, asesinadas y desparecidas? Que fragor y de que combate existía en 1984, si 1984, cuando el Dr. Vladimir Roslik, médico de San Javier fue secuestrado por Ustedes, y torturado hasta morir, porque como reconocen camaradas suyos, “se nos fue la mano”. Eso Ud. lo denomina “algún exceso producto del fragor del combate”.

Que Ud. ironice que “tan duras no habrán sido las torturas y los castigos porque muchos de los Tupamaros están hoy en el Gobierno y en el Parlamento” es intolerable. Le aclaro ante esta siniestra reflexión, que muchos no están porque están muertos, que muchos no están porque están desaparecidos, y que muchos de los que están siguen padeciendo aún hoy diversas y severas enfermedades y secuelas producto de las tremendas torturas y abusos a los que eran sistemáticamente sometidos durante años por los militares.

En cuánto a su encendida defensa al Dictador Juan María Bordaberry, expresando “Cuál es la peligrosidad de un ex Presidente que debe ir en silla de ruedas a recibir su condena”, debería saber que en un Estado de Derecho, con un Parlamento y con una Constitución vigente, ese mismo Estado de Derecho, ese Parlamento y esa misma Constitución que Ud. y sus cómplices camaradas del Ejército desconocieron, avasallaron, aniquilaron y pisotearon, en un Estado de Derecho que se considere tal, una persona que da un Golpe de Estado, disuelve el Parlamento, instaura una Dictadura, viola la Constitución y en ese marco y en ese régimen se viola de forma sistemática y permanente los Derechos Humanos, debe ser juzgado, condenado y procesado. Son las garantías que ofrece vivir en un Estado de Derecho, ese mismo Estado de Derecho en el que Usted y muchos de sus cómplices no creyeron ni creen.

Ud. dice que “presuntamente se habrían cometido atrocidades por parte de los militares”. Allí están Gral., los testimonios, los relatos, los testigos, los cadáveres, los restos óseos, las pruebas, las salas de tortura, los registros fotográficos, los familiares destrozados, la operación zanahoria, las víctimas directas que aún viven, que dan prueba cabal y fehaciente de las bárbaras atrocidades que cometió su Ejército Nacional durante el período más oscuro de nuestra joven historia.

Afirma Ud. además: “Dicen que tienen cadáveres y después nunca aparecen. Pero ellos siguen”. Es imposible que Ud. pueda ponerse al menos un segundo en la piel de un familiar de un desaparecido. Carece de sensibilidad, de coraje, de solidaridad y de integridad moral para hacerlo.

Pero sin ponerse en su lugar imagine si un hijo o hija suyo hubiera sido secuestrada, torturada, asesinada o desaparecida simplemente por participar en una marcha sindical, estudiantil, o simplemente por pensar distinto, tener ideales y defenderlos. Difícil entender que alguien pueda tener ideales, cuando muchos camaradas suyos han dedicado su vida a matar o mandar matar idealistas y con ellos sus ideales. Probablemente la estrechez mental que los aturdía los hacía pensar “muerto el perro muerta la rabia”.

Créame que si fuera un ser querido suyo no le alcanzaría la vida para buscar con todas sus fuerzas, la verdad, los restos, y con esa verdad y esos restos intentar que se haga justicia. Es legítimo, comprensible, ético, natural y justo hacerlo.

Y por último, que Ud. afirme descaradamente, que la lucha por la defensa de los Derechos Humanos y las movilizaciones y Organizaciones que trabajan incansablemente por verdad y justicia “son un curro” habla de la deformación profesional que lo invade. Curro Gral., son el manejo de los fondos públicos que hace su Ejército, curro son el manejo que hace el Ejército de las compras de material y armamento, curro es el turbio y corrupto manejo de los Fondos de Naciones Unidas de las Misiones de Paz que hace su Ejército, absolutamente comprobado en las Auditorías realizadas por la Auditoría General de la Nación.

No es un curro dedicar la vida durante décadas, a buscar los restos de un ser querido, a luchar porque se haga justicia con los crímenes realizados, y los criminales que los llevaron a cabo. Buscar la verdad y pedir y exigir justicia, en un Estado de Derecho, es lo más digno y honesto que puede hacer un ser humano, no un curro.

Dignidad que a Ud. le falta al promover, apoyar, participar y justificar un Golpe de Estado, una Dictadura, violaciones a los Derechos Humanos, torturas, secuestros, y desaparición forzosa de personas. Ese es el curro mayor. El más denigrante y cobarde curro que sufrió nuestra sociedad en toda su historia. Nuestra vergüenza eterna…


Diego Fau

 

 

Nota de El Polvorín

 

La carta es respuesta a estas declaraciones:

Círculo Militar: "difícil" alcanzar la "reconciliación nacional"

Blanco y negro

imagen

24.05.2010 09:13

El general Ricardo Galarza, presidente del Círculo Militar, se preguntó "hasta cuándo" se seguirá insistiendo con la anulación de la Ley de Caducidad y opinó que los que promueven esta iniciativa "muestran intenciones confusas" y "son un curro". A juicio de Galarza, es difícil que se llegue a "una reconciliación" porque "deben quedar algunos resquemores".

El gral.Galarza se preguntó hasta cuándo se va a insistir con la anulación de la Ley de Caducidad. "Como dijo Azucena Berrutti, todos estos virulentos estaban debajo de la cama en aquel momento. Pero además fue plebiscitada dos veces. ¿Hasta cuando van a seguir? Incluso cuando el presidente José Mujica habló de liberar a los militares apareció una encuesta de Luis Eduardo González que decía que el 60% de los uruguayos querían terminar con este tema. Pero no lo terminan. No pueden anularla, pero no la derogan porque sería aplicable solo a futuro".

A juicio del presidente del Círculo Militar, "muestran intenciones confusas y desarrollan su prédica. Esas actitudes frente a la ley de caducidad son un curro, como se les llama en el Río de la Plata".

Entrevistado por el diario Últimas Noticias, el militar retirado consideró que el tema se mantiene en la agenda nacional porque "lo alimentan con denuncias. Dicen que tienen cadáveres en uno u otro lugar. Después nunca aparecen pero ellos siguen".

Consultado sobre los motivos por los cuales no se brinda toda la información para que la búsqueda de desaparecidos termine, Galarza responde que "conociendo el accionar marxista, no creo que esto tenga fin porque se diga lo que quieren saber, si es que hay alguien que tenga esa información. Yo tengo dudas de que saber todo signifique caminar hacia un proceso de paz".

Últimas Noticias lo consulta sobre los abusos cometidos por los militares durante la Dictadura y la antipatía que eso genera en parte de la sociedad hasta el día de hoy. "Es verdad que encima de las dificultades que se habían generado se empezó a hablar de las atrocidades que presuntamente había cometido el Ejército. Sin querer justificar nada, yo digo: tantas no se habrán cometido cuando los que estuvieron detenidos hoy están en el gobierno".

Sobre las declaraciones del presidente Mujica y sus "intenciones de liberar a los militares", el ex militar consideró que "su éxito dependerá de su capacidad para insistir para ganar adeptos. Son presos políticos y creo que la intención la tiene. Habrá que ver lo que puede avanzar".

A juicio del presidente del Círculo Militar, es difícil que se llegue a una reconciliación nacional. "Deben quedar algunos resquemores. Son cosas que pasan con el tiempo y que no dependan de que aparezca este o aquel. Es mucho más difícil".

 

Montevideo Portal

Compartir este post

Comentar este post