Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Caso Gomensoro Hoffman fuera de la ley de caducidad.

23 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Sacan de la Ley de Caducidad al caso Gomensoro Hoffman

Haga sus preguntas

10.06.2010

El presidente José Mujica declaró fuera de la Ley de Caducidad el asesinato de Roberto Gomensoro Hoffman, un dirigente del Movimiento 26 de marzo asesinado en 1973. Su cráneo fue guardado por un médico durante 30 años.

El pedido fue realizado desde el juzgado de Paso de los Toros, por la jueza Lilián Elorriburu quien consultó al Poder Ejecutivo a fines de mayo.

Gomensoro desapareció en 1973, y a los diez días su cuerpo fue encontrado en el lago de Rincón del Bonete, atado con alambres y con piedras colgando, en los alrededores del Batallón de Ingenieros Nº 3.

Emilio Laca, el médico que realizó la autopsia, guardó el cráneo durante 30 años, lo que provocó el pedido de procesamiento por parte de la fiscal Adriana Rocha.

Esta fue la primera consulta que recibió el presidente Mujica sobre si un caso está o no amparado por la Ley de Caducidad, que le da al Poder Ejecutivo la responsabilidad de determinar el alcance de la Ley caso por caso.

Montevideo Portal

 

Extracto de nota de La República del dia 17 de Junio 2010:


Una vez que asumió la presidencia, el pasado 1º de marzo, el mandatario señaló que su administración continuaría con la misma política del gobierno anterior respecto a los derechos humanos. Aclaró que el Ejecutivo no tendría la iniciativa de la búsqueda de restos de desaparecidos sino había certezas de lugares donde excavar. También se manifestó partidario de mantener la Ley de Caducidad, pero advirtió que era proclive a excluir de la misma determinados casos a fin de que investigue la Justicia, y así lo hizo, en el caso del asesinato Roberto Gomensoro Hoffman, quien fuera dirigente del 26 de Marzo y que desapareciera en 1973.

 

http://www.larepublica.com.uy/politica/414150-sin-acto-de-nunca-mas

 

 

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Notas de prensa de archivo

 

 

Hugo Ernesto Gomensoro Josman

7/ 6/ 2008 - Publicado por Memoria Viva


Hugo Gomensoro Josman había nacido el 14 de diciembre de 1955. Era uruguayo y tenía un hermano mayor, Roberto, que había sido desaparecido en Uruguay en 1973 . Vivía en Buenos Aires, en el Barrio general Paz, Monoblock, apto 8 79, piso 5º. Era docente en la la Facultad de Agronomía, Cátedra de Biometría. Había cursado sus estudios primarios en la Escuela Experimental de Malvín, los secundarios en el Liceo Piloto Nº 15 y había estudiado en la Facultad de Agronomía.
El 30 de abril de 1976 se presentó junto a su compañera, María del Rosario Vallarino, a la Dirección Nacional de Migraciones en General Paz, Buenos Aires, a donde habían sido citados. La pareja fue secuestrada por efectivos de la Policía Federal de Buenos Aires a las 13:30 horas. Mientras tanto, su vivienda fue desvalijada. Fueron llevados a un centro clandestino de detención, donde también había una mujer que amamantaba un bebé y un escritor. María del Rosario fue liberada cinco días después, y murió en el exilio en México.

El cuerpo de Hugo apareció flotando en el Río de La Plata, cerca de la costa de Berazategui, el 27 de mayo de 1976, junto a otros dos cadáveres. La policía siguió los procedimientos y amputó sus manos para hacer los análisis de necropapiloscopía. Se hicieron los análisis, se consiguieron huellas relativamente buenas, pero seguramente al ser uruguayo no se pudo identificar quien era. Hugo fue enterrado como NN en el cementerio municipal de Berazategui. No fue hasta el año 2002, cuando el Equipo Argentino de Antropología Forense comparó las huellas con las de la ficha de identificación uruguaya y pudo comprobar su identidad.

No.CONADEP:2220, Decl.No:7134
Desaparecidos.org






Confirman identidad de restos de Ernesto Gomensoro Josman

Técnicos argentinos confirmaron ayer la identidad del desaparecido uruguayo Hugo Ernesto Gomensoro Josman, luego de que los restos fueran sometidos a un análisis de ADN. -

Gomensoro Josman es hermano de otro uruguayo desaparecido en nuestro país -Roberto Gomensoro Josman- cuyos restos fueron encontrados en Paso de los Toros tras desaparecer en el año 1973.

Ernesto vivía en Buenos Aires en donde ejercía como docente en la Facultad de Agronomía. - El 30 de abril de 1976, Hugo Ernesto y su compañera, María del Rosario Valarino, fueron secuestrados por efectivos de la Policía Federal bonaerense y luego fueron trasladados a un centro de detención clandestino, que probablemente fue la Escuela Mecanizada de la Armada (ESMA). - Mientras María del Rosario Valarino fue liberada y se exilió en Suecia, país en el que falleció, el cuerpo de Hugo Ernesto Gomensoro Hoffman fue encontrado sin vida flotando en el Río de la Plata junto a otros dos cadáveres, cerca de la costa del barrio argentino de Berasategui, el 27 de mayo de 1976.

- El cuerpo de Gomensoro Hoffman fue sepultado como NN en el cementerio municipal de Berasategui hasta que en el año 2002, en el marco de los trabajos que realizó la Comisión para la Paz, el equipo argentino de antropología forense comparó las huellas que se tomaron en Argentina con las de la ficha de identificación uruguaya y luego procedió en un análisis de ADN. -

D20




Inhumaron restos de Hugo Gomensoro
 

La urna conteniendo los restos es transportada por el servicio funerario.



Se cierra otro capítulo de la verdad. Seres queridos y amigos despiden a Hugo Gomensoro, tras treinta años de ausencia.



Familiares y amigos de Hugo Gomensoro Josman enterraron ayer sus restos en un cementerio privado de Canelones. Desde la Asociación de Familiares, Mara Martínez indicó que aunque estos hechos no responden al cómo y por qué sucedieron las cosas, ayuda a que las familias recuperen una cierta paz.

Los restos repatriados del desaparecido Hugo Gomensoro Josman fueron enterrados ayer en el Parque Martinelli de Carrasco, ubicado en la Ruta 102 de Canelones, sobre el kilómetro 24.

Su cuerpo, que fue identificado por un equipo de antropología forense de Argentina, pudo ser enterrado por sus seres queridos luego de treinta años de búsqueda constante. Que sus restos hayan aparecido y fueran repatriados es para su hermano Arnaldo Gomensoro "el cierre de un ciclo doloroso que comenzó cuando se lo llevaron, junto a su esposa, en Buenos Aires militares uruguayos y argentinos".

"Este ciclo es vivido en la familia con mucho nervio y con cierta tranquilidad de que se va conociendo la verdad", dijo su hermano, quien además confía en que desde "todos los estamentos de la sociedad se haga todo lo posible para que se sepa la verdad".

En tanto, la representante de la organización de Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, Mara Martínez, expresó a LA REPUBLICA que "ésta es la respuesta más concreta y que aunque esto no dice el cómo ni otras cosas, por lo menos se recupera en las familias cierta paz, se pueden velar; lo otro, por qué sucedió, es otra historia que se va recuperando lentamente".

Mara expresó que éste es un caso de un desaparecido uruguayo en Argentina, en el que se sabe que intervinieron militares uruguayos. Contó que Rosario Vallarino, la esposa de Hugo, estuvo secuestrada con él. Entre las pocas cosas que llegó a contarle a su familia cuando fue liberada, dijo que "donde estaban secuestrados había uruguayos y que escuchaba que se cantaban canciones uruguayas". "Por la fecha no podemos decir que fue en Automotores Orletti; fue en otro lado y quienes actuaron saben qué pasó con Hugo y hasta ahora no habían dado datos de cómo llegar a esa información".

Hugo Gomensoro Josman se había marchado a Argentina junto a su esposa, María del Rosario Vallarino, durante la dictadura que azotó al país. Militaba en el sector de izquierda 26 de Marzo.

Su secuestro se produjo el 30 de marzo de 1976, en su domicilio en el barrio Monoblock, sobre la avenida General Paz, en la provincia de Buenos Aires.

Hugo y su esposa fueron recluidos en un centro clandestino que aún no ha podido ser identificado.

La República
06/06/07


Entrevista realizada en Noviembre del 2004 por Cx 36 Centenario.

Entrevista al Dr. Horacio Solla Antropólogo Forense. “en julio del 2002 yo lo identifico por los métodos que usamos los antropólogos en la Morgue Judicial de Montevideo, después hay una ratificación del estudio hecho por parte de Policía Técnica sobre octubre, noviembre del 2002, 3, 4 meses después le hacen ADN comparando la sangre de la madre de él, con unos dientes que se extrajeron del cráneo y se identifica también por ese medio, los restos ya fueron sepultados a principios del 2003. Es el único caso de adultos cuyos restos fueron encontrados e identificados de la lista de uruguayos desaparecidos en Uruguay que son 26, es el único que se encontró, Roberto Julio Gomensoro Hoffman”

Angeles: Estamos recibiendo al Dr. Horacio Solla, antropólogo forense con un currículum muy interesante, ha trabajado y trabaja mucho y nos está dando una mano en esta mañana para entrar de mejor manera en un área en que normalmente la ciudadanía en general no está, los temas de antropología no son de tratamiento masivo pero desde hace unos cuantos años nos vemos obligados a escuchar y a tener que entrar en el aporte que hace la antropología.
Le estamos dando la bienvenida y el agradecimiento de que esté aquí...


Solla: Muchas gracias y buenos días a todos los oyentes.


Angeles: El caso que nos está moviendo en los últimos días, hemos visto presentaciones de resultados de trabajos sobre restos humanos y sobre todo el interés de poder investigar más, por eso se ha hablado del Batallón 13, de la posibilidad de ingresar allí para ver si hubo o no enterramientos allí, si se encuentra a través de los restos alguna pista y vinculado a esto ha estado el Dr. Solla ¿de qué manera Doctor?...


Solla: Este tema comienza hace un par de años cuando en su oportunidad de suplente del Dr. Cavalli, el Dr. Recarey, tenemos una conversación telefónica primero, luego tenemos una entrevista personal en la Sede y él me plantea si sería posible abordar el tema de un estudio dentro del Batallón 13 de Infantería.
Ante eso lo que le propongo -pienso fue la vía más correcta desde el punto de vista metodológico- fue formar un equipo multidisciplinario, por esa fecha después de las conversaciones que tuve con Recarey formé un equipo multidisciplinario integrado por una Arqueóloga y 12 Morfólogos y quien habla.
Esto en el sentido de que al no poder ingresar al predio para no poder estudiar el lugar la única opción válida -todavía la sigue siendo- es el estudio de posible movimientos de tierra o enterramientos mediante el estudio de fotografías aéreas.


Angeles: Este tipo de trabajo hay que hacerlo en equipo, ¿porqué?...


Solla: Necesariamente hay que conformar un equipo porque la tapa de la fotografía aérea no es materia que nos atañe a los antopólogos forenses sino que más bien es tarea de geomorfólogos o de geógrafos, que ellos hacen todo un mapeo aéreo con fotografías y de ahí la posibilidad de ver mediante esas fotografías tratadas con sistemas informáticos de poder observar los cambios que había en determinados terrenos, en este caso en el cuartel pero puede ser en cualquier relieve del terreno donde haya cambios.


Angeles: Para tomar esas fotos ¿tienen que pedirle permiso a alguien?, ¿tuvieron facilidad para hacerlo?...


Solla: El trabajo específico, las fotos, el trabajo lo hicieron el Ingeniero Panario y la Licenciada Gutiérrez, yo trabajé en su equipo y tengo entendido que hubo algunas dificultades para conseguir las fotografías pero por medio de algunas fotos que ya tenían ellos porque trabajan rutinariamente en eso y otras eran fotografías que tuvieron mediante la Intendencia de Montevideo.


Angeles: Lo que se hace es comparar fotografías...


Solla: Si, ellos consiguieron una secuencia de fotografías del año 40 y pico hasta el 2002 creo, no recuerdo bien de memoria, compararon mediante toda esa secuencia de fotografías todos los cambios que hubo en el terreno.


Chury: Se pueden establecer fechas de esos movimientos de tierra...


Solla: Ellos establecieron que hubieron notorios movimientos de tierra de ciertos sectores específicos que más o menos fueron 8 sitios los que se ubicaron de posible interés y donde hubo evidentes reducciones de tierra.
No podemos saber si corresponden a enterramientos, si hubieron remociones, muchas veces en lugares donde no es muy lógico que se hagan trabajos de caminería o trabajos de acondicionamiento del predio.


Angeles: Estamos hablando del Batallón 13, pero se va a iniciar también en el Batallón 14 ¿no?...


Solla: Tengo entendido por declaraciones que hicieron los técnicos que están en eso que sí, que tienen a cargo el mismo estudio para el Batallón 14.


Angeles: Antes de que empezara esta zafra los antropólogos ¿tenían trabajo para hacer?...


Solla: Este equipo está formado para este tipo de trabajo, como dije los geomorfólogos estudiarían en una primera etapa la fotografía aérea al no poder ingresar al terreno, si el juez lo autoriza, si el juez determina que es necesario entrar y autoriza la entrada al predio allí se inicia una segunda etapa que estaría a cargo de una arqueóloga que conforma este equipo la Licenciada Elizabet Onega y los otros integrantes del equipo también, pero más que nada ante el trabajo de campo, de la excavación para este tipo de casos será realizado por arqueólogos, en general lo hacen arqueólogos, y en este caso particular la Licenciada Onega, para después en una tercera etapa hacer el trabajo antropológico forense propiamente dicho en el supuesto que se encontraran restos óseos, esa etapa estaría a mi cargo.


Angeles: Estuvo vinculado al trabajo acerca de los restos óseos que se encontraron en el Este del país, estamos hablando de casi 20 años atrás...


Solla: Si, estuvimos estudiando los restos que se encontraron en el este del país, son muchos casos, no sé específicamente a qué se refiere.


Angeles: A aquellos hallazgos que se encontraron en aquellas costas de la zona este del Uruguay que se habló que podrían ser restos de desaparecidos...


Solla: Bueno, en ese caso hicimos un primer estudio de unos restos que fueron traídos a través de SERPAJ, pero quería hacer una aclaración importante, esos restos no fueron estudiados en primera instancia por lo menos, no fue un caso judicial, fue un caso privado, un estudio que se me encargó de forma privada a través de SERPAJ que es una ONG, hicimos un estudio y constatamos que se trataba de un individuo de sexo masculino, de raza blanca, 1.70 de estatura, no recuerdo bien la edad, entre 30 y 40 años creo que era.
En una segunda instancia se pasó a una etapa de identificación por medio de estudios antropológicos y lo identificamos como los restos de Olivar Sena.
Después vino toda una controversia, no se aceptó en primera instancia que pudieran ser los restos de esta persona, creo que hasta el momento están en duda, es decir, los estudios que yo realicé me dieron que era esta persona y unos estudios que realizó SERPAJ a través del odontólogo que atendía a esta persona, le llevaron el cráneo para que lo viera y hay una declaración firmada del odontólogo tratante que le asegura que es el cráneo de Olivar Sena.


Angeles: ¿Quién ponía en duda esto?...


Solla: Se puso en duda a través de unos estudios de ADN que se hicieron que aparentemente dieron negativo, que no eran de Sena, se hicieron comparando sangre de uno de los hijos con los huesos hallados, aparentemente dieron negativo.


Angeles: En este caso ¿quién tiene la última palabra en un caso así?...


Solla: Yo sigo afirmando que los restos son de Sena, por conversaciones que tuve con el odontólogo él tampoco tiene dudas, es una declaración afirmando que eran los restos de Oliver Sena, que él los había tratado en Castillo, es una población pequeña, en el año 76.
Yo hice el estudio por mi parte y la gente de SERPAJ le llevó el cráneo para examinar al odontólogo, el Dr. Silveira y fue algo totalmente independiente, yo desconocía este estudio odontológico hasta que me lo presentaron.
Después hice un estudio de ADN, uno lo mandó el Poder Ejecutivo a realizar en el exterior, no sé si fue a España o en qué lugar fue y otro lo hizo la Policía Técnica de Montevideo.


Angeles: Está trabajando actualmente como antropólogo forense...


Solla: Si, en la Morgue Judicial de Montevideo.


Angeles: Hubo un caso, no sé si es el único pero son muy pocos los que se pudo identificar, el caso de Roberto Gomensoro, un desaparecido ¿ese es un caso que ya está terminado?...


Solla: Bueno, ese caso está cerrado en cuanto a la identificación, en julio del 2002 yo lo identifico por los métodos que usamos los antropólogos en la Morgue Judicial de Montevideo, después hay una ratificación del estudio hecho por parte de Policía Técnica sobre octubre, noviembre del 2002, 3, 4 meses después le hacen ADN comparando la sangre de la madre de él, con unos dientes que se extrajeron del cráneo y se identifica también por ese medio, los restos ya fueron sepultados a principios del 2003.
Es el único caso de adultos cuyos restos fueron encontrados e identificados de la lista de uruguayos desaparecidos en Uruguay que son 26, es el único que se encontró, Roberto Julio Gomensoro Hoffman.


Angeles: Se encontró solo el cráneo...


Solla: Si, se encontró solo el cráneo.


Chury: En qué lugar se encontró...


Solla: Bueno, el cuerpo aparece el 18 de marzo del año 73, él desaparece el 13 de marzo y un cuerpo atado con alambres de púa, muy hinchado, totalmente desfigurado, a parte de los maltratos físicos, aparece flotando en Rincón del Bonete el 18 de marzo del 73.
En ese momento no se logra identificar, va un equipo de acá de Montevideo de Policía Técnica, le cortan la falange para identificarlo por las huellas dactilares, aparentemente no se pudo identificar por el mal estado en que estaba el cuerpo, es sepultado en el Cementerio de Tacuarembó.
Nos enteramos después por el tratamiento judicial que el médico forense que le realizó una autopsia parece que extrajo el cráneo del cuerpo y lo retuvo hasta el 2002, lo tenía en su consultorio, el resto del cuerpo habrá quedado sepultado allí -supongo- y cuando se empieza la investigación para ubicar los restos de esta persona que se suponía que era Roberto Julio Gomensoro Hoffman se va al sitio donde teóricamente tendría que estar enterrado el cuerpo y no se encuentra nada, como se suponía que este cráneo que tenía el médico forense podría ser de Roberto Julio Gomensoro Hoffman la jueza de Paso de los Toros, la Dra. Adriana de los Santos intima al médico forense a que devuelva el cráneo.
El cráneo es devuelto, va primero para Policía Técnica, le sacamos piezas dentales y un pedacito del cráneo para estudiar ADN, pero en ese entonces no lo iban a comparar con nada porque no se tenía idea de quien podía ser, se suponía pero no era seguro.
Después ese cráneo viene a la Morgue Judicial de Montevideo, yo le hago un estudio de comparación, comparo ese cráneo con 4 o 5 fotografías de perfil, de frente, de este desaparecido y el resultado del estudio era que se trataba efectivamente de Roberto Julio Gomensoro Hoffman.


Angeles: ¿Se pueden hacer en Uruguay los estudios de ADN ahora?...


Solla: Si, se están haciendo en varios sitios, creo que lo están haciendo en la Facultad de Ciencias, los están haciendo -algo- en la Facultad de Humanidades, Policía Técnica hace estudios de ADN también.


Angeles: O sea que ahora no hay porqué mandarlos al exterior...


Solla: No, hay gente privada que lo hace también.


Chury: Manejando el ADN y los estudios que pueden realizar los especialistas, cuáles son los porcentajes de certezas que hay en ambos casos...


Solla: Para aplicar un método de identificación no todos los métodos sirven para todas las circunstancias, es decir, cada método depende de la cantidad y de la calidad del material que se tenga.
Depende de si tenemos un material más o menos completo o si tenemos un muy escaso material y depende de las circunstancias en que esté también, no es lo mismo restos calcinados, quemados que restos en buen estado.


Chury: Los restos que puedan estar en cal, ¿qué pasa con eso?...


Solla: La cal viva no afecta en lo absoluto al hueso, si a las partes blandas, pero no al hueso.
Como decía, se pueden aplicar uno o dos métodos para determinar la identidad, pero cada método depende de lo que se tenga para trabajar, por ejemplo, los métodos que utilizamos los forenses se basan en el cráneo, hay varios métodos como la comparación de la fotografía de la persona a la cual podría corresponder el cráneo hallado, está el estudio dental, los estudios de comparación de fichas dentales o de radiografías dentales con el cráneo hallado, después hay otro método que es mediante la comparación de los senos frontales que es una región del cráneo muy importante porque no hay dos iguales.
Los senos frontales a través de las placas forman como una especie de dibujitos que son como las huellas dactilares, no hay dos iguales, después están los métodos odontológicos y el método del ADN, cada método tiene sus pro y sus contras, algunos métodos son buenos para algunos casos, otros métodos son buenos para otros casos.
El método odontológico es excelente, es el mejor diría yo, pero tenemos desgraciadamente el inconveniente de que muchas veces no se encuentran registros que llamamos de ante-mortem del individuo, está el cráneo pero de la persona que se quiere identificar no se sabe nada de la dentadura, o no hay un registro confiable de la dictadura, o no hay placas radiográficas dentales.
Todo método de identificación se basa en comparaciones y para comparar tenemos que tener lo que hayamos más lo anterior que queríamos comparar, en el caso de comparar el cráneo con fotografías, necesitamos fotografías de las personas, en el caso dental precisamos la dentadura hallada con fichas dentales o radiografías dentales de las personas, en el caso de los senos frontales también, es un método excelente, pero necesitamos obviamente el cráneo bastante en buen estado y necesitamos una placa que se le saca al individuo en vida del cráneo de frente, en el caso del ADN existen ciertos riesgos que pueden dar problemas con el método, fundamentalmente la contaminación de la muestra.


Angeles: Por el caso que ocupa ahora del Batallón 13, del Batallón 14 que por lo que dicen han habido movimientos de tierra, uno puede suponer que trasladaron de lugar, que los sacaron para que nadie los pueda encontrar, pero siempre queda alguna seña de que hubo algo allí o una vez que retiran para que no se encuentren señas no queda nada más, ¿qué pasa?...


Solla: Todo depende de cómo haya sido el procedimiento de extracción, es decir, por lo general si es con palas mecánicas pueden quedar sobre los bordes pequeñas partículas de huesos, de cabellos o eventualmente dientes.
En este caso los que trabajan más con este tipo de hipótesis son los arqueólogos más que nosotros.
De todas formas es posible que haya quedado algo como es posible que no porque tal vez -pongo un ejemplo- se tuvieron que remover 2 metros cuadrados, por ahí removieron 20 metros cuadrados y no se deja rastro alguno.
Depende del procedimiento que se haya realizado.


Angeles: Perdone por la ignorancia de esta pregunta pero removiendo la tierra ¿cómo hace para encontrar un cabello?...


Solla: Eso lo ubican los arqueólogos, se hace un tamizado de la tierra, se pasa por una especie de colador la tierra, pero ese es uno de los métodos, hay otros más.


Chury: En cuanto influye la tecnología informática en la proyección de los huesos para saber cuales podrían ser las facciones o la fotografía, eso es un elemento importante dentro de la investigación...


Solla: Bueno, allí hay que diferenciar los métodos que mencioné anteriormente, es decir, estudios dentales, estudios de comparación cráneo fotográfica asistido por computadoras, estudios radiográficos de senos frontales o mismo en comparación con la dentadura, toda esa gama de estudios se denominan de certeza, porque nos pueden dar una certeza, a lo que usted se refiere son estudios que se denominan muy común por los antropólogos forenses y se ha hecho a nivel mundial de forma muy rutinaria, las reconstrucciones faciales.
Las reconstrucciones faciales se aplican en una etapa metodológica en la cual nosotros no tenemos ni idea de quien es la persona, no es un método exacto de identificación como los que mencioné anteriormente, es decir, sobre el cráneo de una persona se reproducen las posibles facciones, se puede hacer de forma tridimensional manual que algunos lo prefieren hacer así y se puede hacer por computadora también, es más rápido por computadora que de forma manual, pero algunos también dicen que prefieren hacerlo de forma manual porque se tiene la visión tridimensional, en la computadora por más que se gire y se trabaje la imagen siempre estamos viendo un monitor en dos dimensiones.


Chury: Esto no sería certeza, sería una aproximación...


Solla: Claro, porque vuelvo a repetir que los estudios dentales, comparación cráneo-fotográfica y estudios radiográficos, mismo el método de ADN son métodos que se utilizan cuando nosotros tenemos un sospechoso de quien pueda ser, es decir, nosotros encontramos restos y hay X persona desaparecida y suponemos o existe una hipótesis de que puedan pertenecer a Fulano o a Mengano, ahí conseguimos datos ante-mortem de esa persona y se comparan con eso, por eso el método de certeza, porque vamos a comparar con algo y así se puede afirmar o descartar una identidad.
Pero, hay casos que son los más comunes, sobre todo en los Estados Unidos donde más se ha utilizado el método de reproducción facial hace muchos años, la mayoría de los casos se encuentra un cráneo por ejemplo y se buscan desaparecidos en la zona, en la época y no se encuentra nadie, no hay con quien comparar, cuando no se encuentra con quien comparar se utiliza la reproducción facial, se hace mediante la utilización de unos tabiques que indican el espesor de la piel, del tejido blando en todo el cráneo.
Esto está establecido por sexo, por afinidad racial y por edad, hay para niños, para adultos, está muy bien establecido por tablas, por estudios importantes y bastante exactos de hace mucho tiempo, se calcula ese espesor mediante métodos computarizados y métodos muy modernos pero es un método el de reproducción facial junto con el dental -que es uno de los más antiguos y exactos-, la reproducción facial se usa cuando no se tiene idea de quien es la persona, vamos a tener una cara aparecida a alguien, no es un método de certeza, pero nos puede dar una cara que por lo general esos casos se publican en la prensa y aparece esa cara a la espera de que algún familiar o conocido reconozca el rostro y diga "es parecido a fulano".
Cuando se dice "es parecido a fulano" vamos a buscar los registros de ese fulano desaparecido y se aplican los métodos anteriores, este método de reproducción facial sobre el cráneo por lo general se hace una réplica para no alterar el original, se hace una réplica de material sintético.
Pero es un método muy viejo que se empezó a utilizar a fines del siglo XIX, lo empezó a desarrollar muy bien la escuela Alemana, en 1895.


Angeles: Leyendo el currículum hay algunos nombres sobre los que se ha expresado o ha estado vinculado: Berríos, Gardel, algún famoso más como Vaimaca Piru, tres casos totalmente diferentes.
¿Cómo afecta a una persona ser antropólogo forense?, no debe ser nada sencillo, tiene 43 años usted, trabaja en el ámbito del Poder Judicial, ¿tienen todo lo que necesitan para trabajar?...


Solla: Es como todo acá, en estos momentos los estudios que yo realizo en lo que tienen que ver con lo forense se pueden realizar, pero siempre en mayor o menor medida hay carencias.


Angeles: ¿Laboratorios?...


Solla: En el edificio del Poder Judicial hay laboratorios, está el laboratorio Forense, uno de químico-toxicología, y un laboratorio de anatomía patológica que para los medios que hay y las condiciones que se tienen bueno, muchas veces lo económico se suple con material humano.


Angeles: Por otro lado está Policía Técnica, ¿en algún momento se superponen las funciones o no?...


Solla: No se superponen porque ellos tienen que hacer estudios específicos que no se hacen en el Poder Judicial como por ejemplo estudio de balística que nosotros no hacemos, hacen estudios de ADN que nosotros tampoco hacemos.
En un momento el Poder Judicial había solicitado un esbozo de la creación de un laboratorio de ADN pero no recuerdo bien porqué no se pudo realizar.


Angeles: Vaimaca Piru, Gardel y Berríos, casos que no tienen nada que ver uno con el otro, pero ¿desde qué lugar se aproximó la antropología a ellos?...


Solla: En 1990 hicimos un estudio de los restos de Vaimaca Piru a partir de las placas radiográficas que se tuvieron de él que fueron tomadas en París, ahora está acá, un médico compatriota le pudo sacar una radiografía, con el Dr. Soiza y el Dr. Alfonso estudiamos las radiografías e identificamos todas las patologías que tenía el cuerpo y la causa muy probable de muerte de Vaimaca, que fue por hambre,estaba mal comido y a parte se le complicó porque tenía por la misma falta de alimentos y de proteínas provocó infecciones, una de ellas recuerdo en el oído, a parte se determinaron otras patologías que tenía, una fractura en el antebrazo izquierdo, otra patología en la pierna y un proyectil de una bala que le quedó alojada en el cráneo, pero que no lo mató, siguió con vida porque estaba en una parte del cráneo que no le afectó para nada.


Angeles: ¿En el caso de Gardel?...


Solla: Fue un caso privado también, lo que hice en ese caso fue comparar dos fotografías porque a los restos de Gardel no se tiene acceso, en el Cementerio de la Chacarita en Buenos Aires, pero a lo que sí tuvimos acceso fue a fotografías de Gardel, y fue un estudio comparativo fotográfico, pero más que nada de dos fotografías de dos niños que se suponían que era el mismo Gardel de niño, dicho por su propia madre.
Comprobamos antropológicamente por comparación de una fotografía con otra que se trataba efectivamente de dos niños diferentes que no tenían nada que ver uno con otro y eso es importante desde el momento que los investigadores del caso Gardel -que yo no estuve en eso, porque hay gente que se ha dedicado toda la vida a la historia de Gardel-, su hipótesis de Gardel Uruguayo se basaba en que habían dos niños, y efectivamente habían dos niños, de ahí que nace toda la historia de que Gardel nació en Tacuarembó, que era hijo del Cnel. Escayola, aparentemente se reforzó esa hipótesis.
Lo que podría determinar feacientemente si Gardel era hijo de Berta Gardés o no sería un estudio comparativo de maternidad comparando los restos de Berta Gardés con los restos de Carlos Gardel.
Pero para eso se necesita la autorización del gobierno de Buenos Aires, pero no depende de nosotros, creo que eso es muy difícil de hacerlo.


Angeles: ¿Y el caso Berríos?...


Solla: El caso Berríos todavía está en manos de la justicia, pero lo que sí se puede hacer referencia que es público y notorio fue el tema de la identificación.
Yo realice la identificación de los restos de Eugenio Berríos por el método de comparación del cráneo con las fotografías de él y así mismo la dentadura general porque en la fotografía que utilizamos él estaba sonriendo y se veía muy bien la dentadura frontal y en diciembre del 95 le hago un informe al juez del momento, porque este caso ha cambiado mucho de jueces y establezco con un casi 100% de certeza que se trataba de Berríos.
Esto tiene unas idas y venidas en cuanto a la identificación en sí y en el 96 el Dr. Andina que es odontólogo y trabaja en la Morgue Judicial de Montevideo en base a unas radiografías dentales que recibimos de Santiago de Chile yo lo apoyo en el trabajo de identificación y él realiza el trabajo de identificación dental que establece un 100% de certeza absoluta de que eran los restos de Eugenio Berríos en junio del 96.
Aparentemente siguen las controversias si es Berríos, si no es Berríos hasta que después a mediados de 2002 los restos son llevados a Santiago, allá le hacen un estudio de ADN que confirma plenamente lo que ya se había confirmado en el 95, pero pasaron unos cuantos años más, que se trataba de Berríos y también se hizo un estudio de ADN en Policía Técnica que también ratifica que eran los restos de Eugenio Berríos.


Angeles: ¿Hay que tener mucha vocación para ser antropólogo?...


Solla: Supongo que sí.


Angeles: Debe de ser duro el trabajo diario vinculado a los restos de las personas y a la muerte digamos...


Solla: Si, es un trabajo a veces duro, más que nada cuando no se trabaja de la forma en que se debería trabajar, como trabajan muchos profesionales de nuestro país.


Angeles: ¿Hay algo más que no se haya dicho y que sea importante acerca del Batallón 13 y eventualmente del 14?...


Solla: No, tengo entendido como se sabe, se han realizado esos estudios fotográficos que se han publicado y se han difundido en la prensa y según lo que declaró el Ingeniero Panario hay perspectiva de realizar el mismo estudio en el Batallón 14, después de eso yo desconozco alguna otra cosa.


Chury: Elida de Maroñas dice que es increíble que con las pruebas y los adelantos que hay se siga ocultando la verdad a la gente con la complicidad de dirigentes políticos de todas las fuerzas.
Ha resultado muy interesante esta conversación, nos vamos a encontrar en cualquier momento seguramente para seguir charlando...


Solla: Gracias por haberme invitado.

  //////////////////////////////////////////////////////////////////////////

03 de junio, 2008 La República

Testimonio. Hallazgo sería similar al de 1973: restos atados con alambre

Aparecen piezas óseas en Rincón del Bonete

En 1973, aparecieron los restos de Gomensoro identificados en 2001.

Investigan. La bajante del río dejó al descubierto los despojos.
Investigan. La bajante del río dejó al descubierto los despojos.

Restos óseos, atados con alambre, fueron hallados en el lago de Rincón del Bonete. El hecho viene siendo seguido de cerca por el equipo técnico que dirige José López Mazz, en el entendido de que se pudiera estar ante restos de personas detenidas-desaparecidas. La información fue corroborada a LA REPUBLICA por el propio López Mazz, quien por el momento se mostró cauto ante el hallazgo y señaló que estaba a la "espera de nuevos datos" y que por estas horas procuraba tomar contacto con las personas que hicieron la denuncia. De acuerdo a la información que pudo recoger LA REPUBLICA en la noche de ayer, el hallazgo tuvo lugar hace unos días atrás, en oportunidad en que el lago mostró una bajante considerable y dejó al descubierto dichos restos óseos, enterrados, atados con alambre. Los escasos datos que se poseen hasta el momento, no permiten asegurar la procedencia de los restos, ni que cantidad fueron encontrados, y si efectivamente pertenecen a seres humanos. López Mazz añadió que quedará a la espera de datos más contundentes y de haberlos, evaluará la posibilidad de trasladarse al propio lugar del hallazgo. En 1973, en ese lugar fue hallado otro cuerpo con las mismas características; rodeado de alambres y tres piedras atadas a los pies. En el 2001 se supo que ese cuerpo enterrado como NN, pertenecía al desaparecido Roberto Gomensoro Hoffman, que había sido detenido en marzo de 1973 (ver recuadro).

 

En espera

Entre tanto, se sigue a la espera de iniciar nuevas excavaciones en predios militares. Por el momento, el juez no ha determinado posibles lugares de excavaciones, aunque se iniciarían en un predio militar, que ya fuera excavado pero con resultados negativos. Nuevos datos aportarían otros elementos, que reforzarían la tesis de que en dicho predio militar, pero en otra zona del mismo, habrían sido enterrados militantes detenidos y desaparecidos, entre ellos la maestra Elena Quinteros. Como se recuerda el propio Tabaré Vázquez ha dicho que cuando se tengan datos, sumamente confiables, se procederá a excavar, en los predios que oportunamente la Justicia determine.

 

FORTUITA DECISION

El análisis de ADN sobre un cráneo que durante 28 años conservó en su consultorio de Tacuarembó un médico forense, permitió confirmar que un cuerpo hallado en el Lago del Rincón de Bonete en 1973 pertenecía al primer uruguayo desaparecido en democracia, Roberto Julio Gomensoro Josman.

Roberto Gomensoro había sido detenido en su domicilio de Montevideo el 12 de marzo del 73, a la 1.30 de la madrugada, por agentes vestidos de civil que se identificaron ante él y su esposa como miembros de las Fuerzas Conjuntas y lo llevaron en una camioneta "camello" del Ejército custodiada por un jeep.

El cuerpo, encontrado el 18 de marzo de 1973 por el propietario de un campo lindero al Batallón de Ingenieros Nº3 de Tacuarembó, estaba atado con alambres gruesos, rodeado con una malla de alambre nuevo y asegurado a tres pesadas piedras, con la intención de "fondearlo" en el lago de la represa de Rincón del Bonete.

Gomensoro nació el 30 de enero de 1949. Tenía 24 años cuando lo detuvieron. Estaba casado. Era estudiante y profesor con el grado de Ayudante de la Cátedra de Microgeología de la Facultad de Agronomía. Era dirigente de la FEUU y militante del Movimiento de Independientes 26 de Marzo.

La confirmación de su identidad se logró luego de una gestión iniciada en diciembre del año 2000 por el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) que realizó trámites para la exhumación de los restos del cuerpo que había sido enterrado en 1973 en la tumba 10.936, cuadro 7, del cementerio de Paso de los Toros. En el caso participó también la Comisión para la Paz.

Compartir este post

Comentar este post