Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DEL RETROCESO EN EL URUGUAY DE HOY

16 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

“El seminario, “Uruguay, el retroceso. De la nación independiente a la nueva factoría colonial”, organizado por La Juventud,  contó con la exposición de los profesores Delia Villalba, José Antonio Rocca, Guillmermo Macció y Alción Cheroni, quienes abordaron el tema desde distintas ópticas. La riqueza del análisis  y contundencia de la argumentación de los panelistas donde se demuestra  que el Uruguay de hoy vive bajo un retroceso ideológico en lo político, social y económico ameritara un publicación  especial de los mismo, que La Juventud realizará a la brevedad.  En tanto no esté listo ese material, compartimos con el lector, pequeños pasajes de esas exposiciones.  En esta edición lo hacemos con los expresado por Delia Villalba y Alción Cheroni.
Una  analizando el tema propuesto desde el punto de vista ambiental y social; la otra desde el punto de vista ideológico”  

 

 

 

 

 

 


“La capacidad agresiva del sistema capitalista ha llegado a tal grado que pasó de la destrucción de la vida social y humana a la devastación de la vida vegetal, oceánica, atmosférica, rompiendo equilibrios que nunca se habían roto, por lo menos en el mismo tiempo”, afirmó Delia Villalba *“El proceso de devaluación ideológica operó como una barrera de contención en el necesario proceso de  reconstrucción de los movimientos revolucionarios”,  afirmó el profesor Cheroni

El seminario, “Uruguay, el retroceso. De la nación independiente a la nueva factoría colonial”, organizado por La Juventud,  contó con la exposición de los profesores Delia Villalba, José Antonio Rocca, Guillmermo Macció y Alción Cheroni, quienes abordaron el tema desde distintas ópticas. La riqueza del análisis  y contundencia de la argumentación de los panelistas donde se demuestra  que el Uruguay de hoy vive bajo un retroceso ideológico en lo político, social y económico ameritara un publicación  especial de los mismo, que La Juventud realizará a la brevedad.  En tanto no esté listo ese material, compartimos con el lector, pequeños pasajes de esas exposiciones.  En esta edición lo hacemos con los expresado por Delia Villalba y Alción Cheroni.
Una  analizando el tema propuesto desde el punto de vista ambiental y social; la otra desde el punto de vista ideológico.   

 

El Uruguay de las pérdidas

“La capacidad agresiva del sistema capitalista ha llegado a tal grado que pasó de la destrucción de la vida social y humana a la devastación de la vida vegetal, oceánica, atmosférica, rompiendo equilibrios que nunca se habían roto, por lo menos en el mismo tiempo. Esto me lleva  en cierto modo a sintetizar las pérdidas que estamos teniendo como país, que yo hace mucho tiempo que no en forma negativa sino en forma realista vengo diciendo que el Uruguay es un país de pérdidas. En primer lugar ya perdimos a esta altura lo que el gobierno luce como eslogan el “Uruguay Natural”, estamos perdiendo el Uruguay productivo y yo estoy llamando a ese Uruguay “el Uruguay exprimido”, sostuvo Delia Villalba de su exposición en el seminario organizado por La Juventud. “ Estamos perdiendo la tierra, todos lo sabemos, no solo por el mal trato sino también por la extranjerización, a esta altura llevamos la superficie territorial equivalente a 5 departamentos en nuestro país. Estamos perdiendo el agua no solo en cantidad sino también en la actualidad por la contaminación. Perdemos el aire indudablemente, hace años que venimos luchando contra los agro tóxicos que están en el aire contaminándolo, además hay emanaciones contaminantes, yo vengo de un lugar donde tengo la “suerte” de convivir con la UPM (ex Botnia) así que sé de que estoy hablando; tenemos a DIROX en Libertad departamento de San José, en el mismo departamento, a ISUSA y habría para citar cantidad de ejemplos, sobretodo en un país donde no hay leyes ambientales que protejan a partir de todo lo que se produce en contaminación por las emanaciones atmosféricas”, indicó.
Así mismo, señaló: “Estamos perdiendo los bosques nativos, en primer lugar hay gente que en su pobreza, en su miseria hace leña para vender y además la tala para la edificación de acuerdo con la irresponsabilidad de este gobierno que tenemos. Estamos perdiendo el medio ambiente habitable por la basura, por la contaminación absoluta, estamos perdiendo los eco sistemas, muchas veces por reconocimiento, por irresponsabilidad, por perversidad, por corrupción, aquellos proyectos que satisfacen a los empresarios, que satisfacen al gran capital va para adelante aunque se destruya un eco sistema. Estamos perdiendo las corrientes hídricas, los lagos, los arroyos, los manantiales, los ríos y acá también hablo con mucho conocimiento de causa porque vivo sobre el río Uruguay uno de los más importantes del planeta que se está perdiendo por una cantidad de proyectos, de emprendimientos que van en contra de este río maravilloso y hay una canción que dice, “el río Uruguay es una cinta azul que pasa”, hoy en día es un río marrón y ya hay muchos niños y jóvenes que no han conocido aquel río azul. Estamos impactando negativamente en nuestras napas freáticas y muchos pozos semisurgentes, sobretodo en el ambiente rural, se están secando, esto tampoco lo estoy hablando en forma teórica, sino que tenemos en la práctica cantidad de hechos comprobables y denunciados. También estamos perdiendo la apicultura y esto es muy lamentable, no solo porque ha sido una actividad que ha dado mucho trabajo a cantidad de familias sino también las consecuencias que puede tener desde el punto de vista de la vida, no solo en el país sino también en el planeta. Estamos perdiendo la riqueza ictícola en primer lugar, porque acá en nuestros ríos se pesca cualquier cosa sin ningún control y ninguna ley, y todo eso también trae las consecuencias de que hay especies que ya se están terminando. Estamos perdiendo aquella seguridad climática que teníamos en nuestro país cuando Chevataroff decía este es un país de clima templado, hoy en día venimos soportando un desequilibrio, sequías, inundaciones, temporales, tornados, sobretodo en un clima que ni se puede predecir. Lógicamente todos estos problemas influyen en las especies de animales y especies florísticas que se están perdiendo, han desaparecido, algunas que están en riesgo(…)”

 

La devaluación ideológica de  las concepciones de izquierda

 

El profesor Alción Cheroni, por su parte, realizó un repaso de los procesos de devaluación ideológica  de las concepciones de izquierda, que se operaron ya desde la publicación del Manifiesto Comunista  y que llegan a nuestros días, por parte de ciertos vinculados a las clases dominantes que intenta una y otra vez sepultar la teoría marxista sin conseguirlo.
“A principio de la formación del socialismo científico, ya a partir de la publicación del Manifiesto Comunista y posteriormente luego de la revolución de los 30 y del 48 también comenzó un proceso a partir de las derrotas, un proceso de devaluación ideológica de las concepciones de la izquierda. A su vez esta cuestión asumió proporciones importantes después de la derrota de la Comuna de Paris en 1871 que exigió además una reflexión profunda sobre alguna de las cuestiones esenciales del desarrollo teórico en esa época del Socialismo”, dijo Alción Cheroni al inicio de su exposición, de la cual transcribimos a continuación  apenas el  comienzo.
“Por supuesto que no me voy a referir a éstas épocas sino que voy a tomar algunos aspectos y algunas consideraciones a partir de una necesaria lectura de Lenin con respecto al problema de la devaluación ideológica.
Hace 100, años el filósofo italiano Benedetto Crocce quien había sido cautivado por las tendencias evolucionistas del Marxismo que iniciara y expusiera Eduardo Berstein se atrevió a decretar la muerte del Socialismo Científico en un artículo publicado en enero de 1911, el cual se iniciaba con esta expresión: “El Socialismo creo que está muerto y creo que es necesario anunciar solemnemente la muerte con la finalidad de impedir a tantos charlatanes de hacer la finta de creerlo aún vivo y vigente.”
Desde esa fecha a la actualidad con los mismos argumentos que utilizó Crocce para demostrar la muerte del Socialismo, sentencias de este calibre han inundado libros las bibliotecas,  de monografías y tesis en el mundo académico, de artículos, notas y revistas y publicaciones periódicas, de sesudas  exposiciones y debates, seminarios, coloquios y talleres. De esta manera se desbordaron los ámbitos sociales de una pléyade de calificados sepultureros del Socialismo”
Entre cientos de ellos para nosotros, es decir, para quienes que trabajamos en el campo de la filosofía apareció una serie de textos y libros allá por la década del 80 y del 90 que fueron escritos por un conjunto, por un núcleo de filósofos anglosajones que se titularon a sí mismos “marxistas analíticos”, de ellos hay uno muy conocido John Stern que escribió un libro que se llama “Introducción a Karl Marx” en el cual retomando las viejas ideas de los sepultureros del socialismo decía hacia 1992 .esto: “El Socialismo Científico está muerto, la teoría económica  marxista está muerta,  la teoría de valor-trabajo es una regla intelectual, la teoría de las fuerzas productivas y la relación de producción quizás la parte más importante el materialismo dialéctico, está muerta”. Imitando este estilo de la lucha contra el Marxismo si bien con menos agudeza que sus maestros europeos y yanquis , pero con igual calidad de sepultureros o función de los mismos, se han manifestado en nuestro país una serie de conocidos intelectuales cuyas producciones están concentradas en las exposiciones ejecutadas en un Seminario realizados entre los días 14 y 15 de julio de 1990 que se  titula “La izquierda uruguaya frente a la crisis del socialismo real” y recopilado en un libro cuyo título es “La herencia del Socialismo real”.
Por supuesto que no voy a reproducir lo que allí se vio,  porque prácticamente y textualmente reproduce lo que acabo de leer.
Lenin al analizar en “Materialismo y empiriocriticismo” las causas sociales y económicas que determinan las posturas contra la teoría  proletaria que asumen los intelectuales dentro de los sistemas educativos y científicos creados por el capitalismo, concluye a que estas actitudes se debe a que “todo el ambiente en el que viven estos hombres los apartan de Marx y de Engels y los lanza en brazos de la vulgar filosofía oficial”.
Es decir, en el capitalismo los sistemas educativos y científicos son como lo caracterizó el filósofo marxista francés Louis Althuser,  “aparatos ideológicos del Estado”, en los cuales tanto las instituciones de formación curricular como las destinadas  a la producción de conocimiento están organizadas al servicio de los intereses económicos, políticos, sociales y culturales de la clase dominante.
En el Siglo XX , el movimiento socialista ha vivido dos períodos de agudas crisis en los cuales la devaluación ideológica del Marxismo trascendió los círculos políticos y culturales burgueses para desencadenarse al interior de los partidos proletarios. En primer lugar, la crisis de los partidos social-demócratas europeos en el período de la 1º Guerra Mundial imperialista 1914-1918.  En segundo lugar, la que hemos vivido nosotros, la contemporánea, la llamada crisis y caída del socialismo real.
En los dos períodos actúan como causa la descomposición revisionista y el oportunismo de los partidos obreros a los cuales se agregan en el segundo período un proceso similar, agravado en cuanto afectó igualmente a los partidos comunistas y a los estados dictaduras del proletariado.
En ambos sucesos de derrota de las posiciones marxistas revolucionarias determinaron que direcciones enteras de los partidos de la clase obrera terminaran renunciando públicamente a los principios de la teoría Marxista, iniciando un proceso de devaluación ideológica que operó como una barrera de contención en el necesario proceso de  reconstrucción de los movimientos revolucionarios. (…)”

 

Tomado de Cx 36 Centenario

 

Compartir este post

Comentar este post