Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Chile: Celebremos el Día del Libro con YO, PIÑERA, “biografía política no autorizada”

23 Abril 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 Del periodista (en medios de comunicación de Chile, Argentina y Venezuela; también, consejero nacional del Colegio de Periodistas de Chile y secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas [CIAP], de la Federación Latinoamericana de Periodistas [FELAP]) y escritor (Los Dueños de Chile, Los Dueños de Venezuela, Chile Desclasificado, ¿Qué es el Anarquismo?, Morir es la Noticia, entre numerosos otros libros) Ernesto Carmona Ulloa, será presentado –hoy, viernes, a las 18:45 horas, en la Feria del Libro de la Plaza de ArmasYo, Piñera, “una suerte de biografía política no autorizada”. 

 

 En la invitación a la presentación del libro editado por Mare Nostrum, Colección Momemtum, que dirige la periodista Maura Brescia– se lee que “en su iniciación política, Sebastián Piñera fue primero partidario del NO a Pinochet en el plebiscito de 1988 y, a la vez, buscó, sin éxito, su destino en el Partido Demócrata Cristiano (PDC); pero, sorpresivamente, apareció en 1989 como ‘generalísimo’ de la campaña de Hernán Büchi, ungido ‘sucesor’ de Pinochet. Ese mismo año, se convirtió en senador de la Derecha, para el período 1990-1998. ¿Qué hizo –y con quiénes– en esta carrera de 20 años por el sillón de O´Higgins?”

 

 

Contraportada enuncia los temas del libro  

 

 “Cuando Piñera decidió lanzarse a la política, primero tocó las puertas del PDC”, se asegura en la contraportada. “Tenía razones de sobra: votó el NO a Augusto Pinochet, en el plebiscito de 1988. Ya era un simpatizante próspero, que rechazaba la perpetuación de Pinochet e, incluso, colaboró en el financiamiento del Comando del NO. Durante un tiempo, Piñera tuvo un pie en la DC, donde no tenía gran espacio, y otro en la Derecha, que le ofrecía mejores oportunidades”.

 

 “Desde que lo conoció, Andrés Allamand quiso atraerlo a su tienda, Renovación Nacional (RN). Para Allamand, Piñera significaba un reclutamiento emblemático: origen democratacristiano, firme partidario de la modernización económica del gobierno militar, convicciones democráticas intransables. El empresario ya se había labrado una solidez económica y un prestigio que le permitió ingresar a un rol estelar en la política”, revela el texto.

 

 “En 1989, pagó un peaje más bien bajo al entrar como ‘generalísimo’ de Hernán Büchi, ungido por la cúpula del poder militar y la derecha económica política. Piñera halló, rápido, su propio destino político, cuyo jalón fue la apetecida senaturía RN por Santiago Oriente. En lo más íntimo, ya vislumbraba su propia candidatura presidencial para 1993, la que fue torpedeada por el ‘Piñeragate’”.

 

 “Una década después, se convertiría en el timonel de RN, para el periodo 2001-2004, manteniendo siempre la mira fija en la aspiración máxima: la nominación partidaria para una postulación presidencial. La oportunidad se le presentó en 2005, cuando desbancó al dos veces candidato de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Joaquín Lavín, compitiendo con Michelle Bachellet por el cupo presidencial”.

 

 “Trabajador infatigable, buen organizador, inteligente analítico pero no emocional y, pese al anticuerpo que provoca en la facción derechista más proclive al régimen militar, Piñera no cejó en sus ambiciones. Este libro abarca las dos décadas de su carrera política focalizada en alcanzar la primera magistratura de la Nación. El azote del 27 de febrero abre una nueva incógnita ¿Cómo enfrentará las tareas de reconstrucción y administración del País con colaboradores ligados al negocio de la construcción y otros grupos de la economía?” concluye, interrogando, la contraportada de Yo, Piñera.

 

 

Opina Álvaro Cuadra  

 

 “El talento de Ernesto Carmonalogra conjugar un tema de gran actualidad con un aspecto poco explorado y hasta desconocido del personaje, que podríamos llamar el ‘Piñera Político’”, escribió el semiólogo Álvaro Cuadra. “Las interrogantes que se plantea este hábil investigador son tan perspicaces como polémicas y sirven para trazar una silueta del nuevo mandatario, entre ellas destacamos las siguientes: ¿Cómo, cuándo y dónde hizo Piñera sus primeras armas en la política? Efectivamente, ¿fue miembro del Partido Demócrata Cristiano? ¿Cómo fue su relación real con Pinochet? ¿Qué dirección tomará su política exterior? ¿Qué influencia tendrán en su gobiernos las facciones fundamentalistas católicas –Opus Dei, Legionarios de Cristo, Schöensttat y otras– a que pertenecen varios de sus colaboradores clave?” 

  

 Según el académico, “Surge así la imagen de un hombre pragmático, ambicioso y sagaz, con una gran capacidad de trabajo. Como escribe Carmona, citando a uno de los jóvenes que rodea al presidente: ‘La dinámica de Piñera es establecer proyectos, objetivos, metas, plazos y delivery’”.

 

 “El libro Yo, Piñera no sólo establece las coordenadas de la historia reciente de la derecha chilena sino que advierte, con lucidez, el papel en el ámbito regional que pretende jugar el primer gobierno derechista, en más medio siglo”, concluye Álvaro Cuadra.

 

Adaptado del El Ciudadano 

 

librocarmona.jpg

Jorge Araya

Compartir este post

Comentar este post