Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Chile - La aplicación de una zona de estado de excepción que permite criminalizar brutalmente a la minoría mapuche

27 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

logonizkor.gif

Información
Derechos indígenas
Estado de excepción

 

 

Chile - La aplicación de una zona de estado de excepción que permite criminalizar brutalmente a la minoría mapuche provoca una huelga de hambre de los presos mapuches que es silenciada en forma premeditada por el Estado y los medios de prensa.

 

i) Abogado de mapuches afirma que fallo de tribunal chileno no es claro.

Tras la autorización de un tribunal chileno de usar la fuerza para alimentar a 8 de 32 mapuches que se encuentran en huelga de hambre desde hace 42 días, el abogado defensor de los presos, Adolfo Montiel, aseguró que el fallo "no es muy claro".

"El texto del fallo del recurso no es muy claro, no dice claramente que se autoriza el uso de la fuerza física para poder alimentarlos o darles algún tipo de medicamentos a los comuneros mapuches que están en huelga", explicó Montiel.

El abogado, quien ofreció las declaraciones en una entrevista exclusiva concedida a teleSUR, manifestó que ante la presunta ambigüedad del documento, "nosotros, la defensa, y los comuneros estamos evaluando como se va desarrollando la situación".

Explicó que la evaluación se llevará debido a que, posiblemente, se permita adoptar "medidas extremas en virtud de este fallo y probablemente la situación se pueda complicar", cuando los huelguistas se debiliten.

Sostuvo que cuando se llegue al punto de que la fuerza física de los presos mapuches se debilite, se tendrían que alimentar de manera forzada.

"Podríamos usar la fuerza física (...) obligarlos a alimentarse por vía intravenosa o sacarle sangre para algunos exámenes médicos o trasladarlos a algún hospital de la región", dijo el abogado durante el contacto telefónico.

Reveló además que los representados se encuentran en "buenas condiciones, a pesar de los 42 días de huelga". Reiteró que "están psíquicamente muy serenos, tranquilos muy conscientes de lo que están haciendo".

El pasado mes de julio, los presos mapuches iniciaron una huelga de hambre para exigir garantías a la justicia chilena, informaron en ese entonces a través de un comunicado.

Muchos de los mapuches se encuentran en prisión desde hace cinco años, y su lucha continúa para tratar de recuperar las tierras que les pertenecen por derecho ancestral, pero que actualmente se encuentran en manos privadas.

La aprehensión de los indígenas "es una violación flagrante de los derechos humanos del pueblo mapuche, una nación distinta del pueblo chileno y que fue conquistada por la fuerza en 1861 por el Ejército chileno", manifestó Montiel.

Los indígenas se encuentran en prisión preventiva, imputados por la Ley Antiterrorista que se implantó durante la dictadura de Augusto Pinochet, con la finalidad de ir en contra de la oposición.

El abogado defensor señaló que a los mapuches se les condena por cometer "delitos contra la propiedad, pero no delitos contra la vida, que debería ser el buen texto de una ley antiterrorista".

Rechazó que la norma no haya sido modificada por los gobiernos democráticos que siguieron a la dictadura, sin embargo, recordó que existe un proyecto del año 2005 para enmendar la legislación, pero "nunca prosperó".

"La aplicación definitiva de la ley antiterrorista va a ser una decisión final de los tribunales chilenos, esperamos que el tribunal oral que es el que va a tener que fallar no aplique en definitiva la ley antiterrorista tal como lo está pidiendo el Ministerio Público", pidió.

[Fuente: Telesur, Caracas, 25ago10]

 


ii) Corte chilena autoriza alimentar por la fuerza a mapuches en huelga de hambre.

La Corte de Apelaciones de la ciudad chilena de Concepción (sur) autorizó a Gendarmería (Servicio de Prisiones) alimentar por la fuerza a ocho de 32 presos originarios mapuches que mantienen una huelga de hambre desde hace más de 40 días, según informaron este martes fuentes policiales.

El director de Gendarmería de la región del Biobío (centro), Jorge Mera, fue quien dio la orden que obliga a cinco reclusos de la cárcel El Manzano, de Concepción y a otros tres que se encuentran en la cárcel de la ciudad de Lebu a ingerir alimentos.

El pasado 12 de julio los mapuches iniciaron una huelga de hambre contra la aplicación de la Ley Antiterrorista que el Gobierno chileno desea implementar contra esa etnia, y denunciaron que el Ejecutivo pretende silenciar sus demandas.

Por su parte, los reclusos, que se consideran presos políticos, exigen que no se siga tramitando la ya mencionada ley, que supone condenas más duras y limitaciones al derecho de un juicio justo.

De igual forma piden la desmilitarización de las comunidades en conflicto y la libertad de todos los presos indígenas, incluyendo los que están en huelga de hambre.

La Ley Antiterrorista es heredada de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), y le daba más atribuciones a las autoridades para reprimir al pueblo.

Actualmente, los gendarmes tienen autorización de suministrar medicamentos a los presos en huelga aún contra su voluntad e ingresarlos en un centro asistencial en caso que sea necesario.

El abogado de los ocho presos que fueron incluidos en la resolución, Adolfo Montiel, anunció que elevaría el caso a la Corte Suprema, pues a su juicio unirse a la huelga de hambre es un derecho de los reclusos.

Argumentó que sus defendidos no se encuentran en una situación de riesgo vital que justifique el uso de la fuerza para alimentarlos.

Los demás presos que se mantienen en huelga permanecen en las cárceles de las ciudades centrales de Temuco, Angol y Valdivia.

Una veintena de dirigentes mapuches se apostaron pacíficamente este lunes la dependencia de radio Biobío, en la capital chilena, para solicitar el fin del ocultamiento de la huelga de hambre que mantienen los presos.

El Estado chileno ha impuesto un cerco de comunicación a esta etnia en conjunto con diferentes medios del país para mantener la opinión pública desinformada respecto del conflicto.

"Lo que estamos pidiendo y exigiendo es la libertad de informar. Que paren de hacer creer a la gente que nuestro pueblo es terrorista, que muestren la realidad como es, que se rompa el cerco comunicacional que han hecho con nosotros", indicó la dirigente Olga Trai Plantileo.

Mientras el Gobierno acusa a los mapuches por su presunta implicación en ocupaciones ilegales de terrenos e incendios de instalaciones agrícolas, en Chile se conoce como una lucha histórica la de esa étnia, por recuperar la tierra que por derecho ancestral les pertenece, de acuerdo con sus argumentos.

Los mapuches aseguraron en un comunicado difundido este martes que autoridades están "ensañados" en decir que están comiento durante la huelga de hambre interponiendo "un recurso de protección para obligarnos a la alimentación intravenosa. Al descubierto la inmoralidad del Gobierno y la complicidad de mucha gente afín al poder deshumanizante".

Afirmaron que "ningún gobierno ha querido abordar en serio nuestra demanda histórica y la solución más diplomática siempre ha sido la técnica del 'parche' y la militarización de nuestro territorio".

Los originarios alentaron a todo el pueblo chileno "pobres y desplazados en su lucha contra el sistema económico y el Estado garante de los ricos, nuestro enemigo común".

Durante años los mapuches han emprendido movilizaciones por la recuperación de los espacios territoriales que demandan como propios frente a la ocupación de éstos por parte de empresas forestales y propietarios particulares.

La comunidad mapuche es el pueblo indígena más numeroso de Chile y representa el 6,6 por ciento de la población del país, que en total posee 16 millones de habitantes.

[Fuente: Telesur, Caracas, 24ago10]

 


iii) Polémica resolución permite usar la fuerza para alimentar a mapuches en huelga de hambre.

Más de 45 días en huelga de hambre líquida que llevan los presos mapuche en las cárceles de Concepción, Lebu, Angol, Temuco y Valdivia y su estado de salud se complica cada vez más.

Bajas de hasta 15 kilogramos, calambres, dolores estomacales, alteraciones del sueño y constantes desmayos, son algunos de los síntomas del grueso de los huelguistas. Mientras, desde la cárcel de Angol, el vocero de los familiares en la zona, Jorge Huenchullán, confirmó la situación de dos internos en estado crítico.

"Hay dos peñis que están en una situación crítica de salud producto de la no ingesta de alimentos. Han perdido bastante peso, hay pérdida de memoria, de conciencia y debilitamiento profundo. Hemos pedido médicos externos a la cárcel para que verifiquen el estado de salud de nuestros hermanos. Hay dos peñis, entre ellos mi hermano Felipe Huenchullán y Camino Tori Quñinao", denunció el werkén.

El nutricionista de la Universidad de Chile, Alexander González, explicó que la resistencia a la inanición prolongada "depende de cada individuo y sus reservas energéticas, pero no creo que una persona pueda aguantar los tres meses. Ya alrededor de los dos a los tres meses debería haber problemas neurológicos importantes. Como el organismo está echando mano a nutrientes que no son los habituales, como la glucosa, empieza a haber confusión, parálisis, algunas convulsiones. Son varias las complicaciones que podrían tener".

En este contexto, Gendarmería presentó de antemano recursos de protección con la finalidad de que, en caso de que se amerite, los reos sean trasladados a centros asistenciales y alimentados por vía intravenosa, y en Concepción ya acogieron este recurso.

Sin embargo, los presos se niegan tajantemente a la medida ya que, en reiteradas oportunidades han señalado que la huelga será "hasta las últimas consecuencias".

Los huelguistas culpan al Estado de pretender confundir a la opinión pública internacional y desgastar el movimiento, además de desconfiar del proceso de toma de muestras de sangre, e indican que éstas podrían ser ocupadas por la fiscalía para inculparlos en nuevos delitos.

Un tema sumamente complejo que ha generado distintas interpretaciones en materia legal. Fernando Lira, presidente de la ONG Liberar afirmó que "existen distintas visiones. Hay mucha jurisprudencia con respecto a la libertad que tiene cada cual de hacer con su vida lo que quiera. Nosotros acá tenemos el problema de una legislación muy interpretativa. Yo creo que los jueces están muy tendientes a facilitar la opción de Gendarmería y no hacer pasar un mal rato al Gobierno y esto finalmente va a agudizar lo todo, porque nos e trata de un preso político, se trata de treinta".

Por su parte, Patricia Troncoso conocida como "la Chepa", quien se sometió a la huelga de hambre más larga en la Historia de nuestro país, recordó el Convenio de Malta, un tratado suscrito por Chile que establece la libertad del preso de hacer su huelga en las condiciones que tenga estipulado.

Y justamente en esta etapa, a lo largo de estos dos meses, se desarrollarán los juicios de varias causas que involucran a los huelguistas, como el juicio de Lautaro o el emblemático Cañete, instancias en las que deberán ir a declarar, lo que, en su estado generalizado de debilidad, podría complicar aún más su salud.

El silencio de los medios de comunicación

Mientras, el equipo de Mapuexpress, en colaboración con Luis Cuello, autor del sitio Otra Prensa, presentaron una denuncia ante el Consejo Nacional de Televisión, por el silencio que han guardo los principales noticieros de la televisión abierta ante la huelga de hambre que 32 Presos Políticos Mapuche (PPM) realizan desde el día 12 de julio.

La demanda a TVN, Canal 13, Mega y Chilevisión, se fundamenta en que sus noticieros han infringido la ley de televisión al omitir cualquier referencia a la huelga de hambre de los presos políticos mapuche, violando, específicamente el artículo 1 inciso final de la ley 18.838 en lo concerniente al deber de respeto al pluralismo y a la democracia.

Luis Cuello, redactor de la denuncia señaló que el objetivo es visibilizar un comportamiento sistemático de la televisión y añadió que existe la práctica de dar solo cobertura a hechos que criminalizan la causa mapuche, pero rara vez a las legítimas reivindicaciones del pueblo. Esta denuncia ha sido acogida a tramitación y se espera un próximo pronunciamiento del órgano regulador.

Así mismo, el Colegio de Periodistas emitió un comunicado condenando el silencio informativo. El presidente del gremio, Rodrigo Miranda, advirtió que "32 chilenos que no comen por más de 40 días es una noticia aquí en Chile y en cualquier parte del mundo".

Miranda agregó que esto debe ser analizado por la Federación de Medios de Comunicación, instancia de autorregulación de las empresas periodísticas, y que el Colegio solicitará a su Tribunal Nacional de Ética (TRINED) que se pronuncie al respecto.

[Fuente: Por Paula Correa, Radio Universidad, Santiago de Chile, 25ago10]

 


iv) Los excesos de la Ley Antiterrorista.

Testigos sin rostro, largos periodos de prisión preventiva sin derecho a beneficios y condenas el doble de duras que las de la justicia ordinaria, son algunas de las restricciones que consagra la Ley Antiterrorista que es aplicada en la mayoría de las causas mapuche. Los expertos coinciden en que la invocación de esta ley para este tipo casos es una exageración y que sólo se utilizan para silenciar una protesta social.

Una de las principales demandas de los presos políticos mapuche que está en huelga de hambre hace ya tres semanas en las cárceles del sur del país, es que no se les aplique la Ley Antiterrorista en los procesos judiciales relacionados con sus reivindicaciones históricas.

Esta legislación, entre otras cosas, establece penas mucho más duras para los mismos delitos tipificados en el Código Penal. Y es que cualquier acción que tenga apellido de "terrorista", automáticamente recibe un trato diferente porque, de acuerdo a la definición de Naciones Unidas, un acto terrorista es equivalente a un crimen de guerra en periodo de paz.

Pero además hace que los procedimientos judiciales sean mucho más complejos para los acusados, ya que "establece una serie de restricciones a las garantías del debido proceso", indica el abogado experto en asuntos indígenas del Observatorio Ciudadano, José Aylwin.

De hecho, si una persona es procesada bajo esta legislación, se puede mantener el secreto de investigación por largos periodos. También permite la protección de los testigos, lo que da dado lugar a la utilización de testigos sin rostros que difícilmente pueden ser interrogados por la defensa, y admite la intercepción de las comunicaciones del imputado. Pero además, la ley Antiterrorista dificulta enormemente la aplicación de medidas cautelares distintas de la prisión preventiva, por lo que las personas procesadas son privados de libertad por mucho tiempo.

Y, precisamente, bajo estas condiciones son juzgados la mayoría de los casos que tienen que ver con el conflicto mapuche. Debido a las limitaciones que consagra esta ley, en algunas ocasiones, los acusados terminan siendo liberados sin ningún cargo, luego de pasar largos periodos en los recintos penitenciarios.

Emblemático fue el juicio de la documentalista Elena Varela, quien luego de un proceso de dos años, el requisamiento de su material de trabajo, su encarcelamiento y de ser acusada bajo la ley antiterrorista, fue absuelta por el tribunal oral en lo penal de Villarrica.

El caso de Luis Tralcal Quidel también es un ejemplo de los excesos de la aplicación de esta ley. El comunero fue acusado de participar en el incendio de predios forestales en Cholchol. Después de un largo tiempo en prisión preventiva fue liberado porque el Ministerio Público no lo pudo vincular con ningún delito.

Reformas a la ley, una decisión política

La ley 18. 314 o Antiterrorista fue promulgada el 16 de mayo de 1984 durante la dictadura militar. Sin embargo, fueron las reformas que se aplicaron durante el gobierno de Patricio Aylwin las que permitieron que se comenzara a utilizar para los conflictos que se presentaban con los pueblos indígenas en el sur.

Según indica el informe "Indebido Proceso: los juicios antiterroristas, los tribunales militares y los mapuche en Chile" elaborado por la organización Human Right Watch "frente a una situación en la que el gobierno militar había tratado esencialmente el terrorismo como un delito político o ideológico, las reformas de Aylwin eliminaron sus connotaciones políticas y lo tipificaron simplemente como un delito violento gravísimo contra las personas".

Esta ley considera como crimen terrorista el homicidio, la mutilación, la retención de una persona en calidad de rehén, el envío de efectos explosivos, incendio y estragos; descarrilamiento; apoderarse o atentar en contra de una nave, aeronave, ferrocarril, bus u otro medio de transporte público en servicio; atentar en contra de la vida o la integridad corporal del Jefe del Estado o de otra autoridad política, judicial, militar, policial o religiosa, o de personas internacionalmente protegidas; colocar, lanzar o disparar bombas o artefactos explosivos o incendiarios que puedan causar daño y asociación ilícita para cometer cualquier de estos delitos. La mayoría de estos actos también tiene su correspondencia en el Código Penal.

Sin embargo, para el director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Jorge Contesse, "el ex Presidente Ricardo Lagos fue el primero en entender que había una afectación de carácter terrorista al orden interno y que, en consecuencia, lo que correspondía era la aplicación de este estatuto especial que es la legislación antiterrorista que existe en Chile".

En este sentido, el senador RN Alberto Espina recordó que la polémica "ley Antiterrorista como la conocemos hoy fue dictada íntegramente durante el gobierno de Patricio Aylwin. Es una ley promulgada en democracia y aprobada íntegramente por el Congreso".

Finalmente, con la Reforma Procesal Penal se le dio la prerrogativa al ministerio del Interior, a las Intendencias y a los Fiscales para invocar esta criticada ley y, precisamente, los fiscales relacionados con las causas mapuche la han utilizado sistemáticamente.

Delitos menores, castigos desmedidos

Pero según Jorge Contesse en el caso de las reivindicaciones mapuche "no se cumplen los estándares para hablar de actos terroristas. Son hechos delictuales que pueden ser abordados desde el punto de vista de la legislación común chilena".

El abogado agregó que "hay que recordar que en el mal llamado conflicto mapuche no ha habido muertos que no sean indígenas. Las personas que han fallecido han sido todas mapuche a manos de fuerzas especiales de Carabineros y en consecuencia, la utilización de esta legislación antiterrorista, lo que hace es distorsionar la utilización de la herramienta penal que legítimamente puede utilizar el Estado".

En la misma línea, José Aylwin sostuvo que "no hay ningún argumento sólido que permita justificar la utilización de esta legislación especial para acciones de protesta social que, eventualmente en algunos casos, podrían ser constitutivas de delitos, pero que en ningún caso revisten el carácter de terrorista y que si se constituyen delitos, hay legislación ordinaria que permite su sanción".

De hecho, el comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ya ha llamado la atención a Chile por la definición vaga y amplia que existe de terrorismo en nuestra ley.

"Las conductas terroristas deben estar muy delimitadas, muy claramente tipificadas y en Chile tenemos una definición que todavía es muy amplia, que permite que sea invocada en situaciones de conflictividad social especialmente porque lo que está ocurriendo en la Araucanía es una situación de conflictividad social producto de reivindicaciones de los pueblos indígenas", afirmó Contesse.

El académico concluyó que "en los casos en que se produzcan hechos delictuales, la ley chilena contempla remedios para ello en la legislación penal. Pero de ahí al salto cualitativo que es la invocación de la ley Antiterrorista, que hace paralelo lo que ocurre en Chile con la aplicación de bombas en España, con derribar torres en Estados Unidos, con estrellar camiones en Paquistán es, desde luego, una exageración".

Excesos que tienen a una treintena de presos políticos mapuche en huelga de hambre para lograr que la cuestionada ley Antiterrorista no pueda ser utilizada nunca más en sus casos.

[Fuente: Por Paula Correa, Radio Universidad, Santiago de Chile, 04ago10]

 


v) La Realidad del Pueblo Mapuche en el Chile del Bicentenario.

Qué duda cabe, nuestro mundo se encuentra pletórico de contradicciones y manipulaciones comunicacionales acerca de todo. Por ejemplo, es curioso que ciertas agencias estadounidenses emitan, cada cierto tiempo, pomposos documentos donde se identifica ante el mundo el nombre de los gobiernos que favorecen el terrorismo. Eso sí, omitiendo cualquier referencia al inmenso terror que desencadena cada nueva invasión norteamericana. Igualmente curioso es que singulares instituciones privadas de ese país hagan lo propio en relación a los derechos humanos, con poco simulado énfasis en el devenir político venezolano y, ciertamente, en el caso cubano, aunque jamás exhiban un ápice de preocupación por las violaciones sistemáticas que continúan ocurriendo en el reducto norteamericano de Guantánamo. También es curiosa esa denodada preocupación de la cultura de derecha criolla a la hora de erguirse como protectora de la vida del no nacido (preocupación que, dicho sea de paso, este humilde pensador comparte, aunque en modo alguno por suscribir semejante realidad cultural), sin que tal manifestación vaya acompañada por un respeto irrestricto a la vida de los ya nacidos, sobre todo cuando éstos en algún momento cuestionen las privilegios ancestrales de la élite. Finalmente, es curioso que todos aquellos que en algún momento criticaron y se levantaron en armas contra el sistema político que les tocó vivir y, por derivación, contra la minoría de turno que detentaba el dominio de los demás, hayan sido inicialmente rotulados como revoltosos, antisociales y hasta terroristas, si bien con el correr del tiempo sus ideales alcanzaron cierta admiración popular, al punto que los grupos dominantes terminaron por concederles reconocimiento histórico y social; verdaderos héroes nacionales de origen públicamente espurio, que luego, a fuerza de presiones sociales, son finalmente reivindicados, siendo un buen ejemplo de ello lo ocurrido con Manuel Rodríguez.

En un escenario de tantas curiosidades y paradojas, la mayoría de las cuales, lamentablemente, pasan del todo desapercibidas para el grueso de la población, me resulta gratamente necesario dedicar algunas líneas a un tema que en estos días se encuentra muy en boga en la intelectualidad chilena, y que es, tal vez, uno de los asuntos que amerita más tiempo y preocupación, no sólo por estar directamente conectado a la historia nacional y hallarnos en el bicentenario de la supuesta "independencia", sino también porque en torno a él se desenvuelve toda una vorágine de ideas complejas, algunas espontáneas, otras deliberadas; en ocasiones verídicas, en otras francamente carentes de todo sustento; todo lo cual contribuye a que la lectura social que se realiza de él suela estar henchida de contradicciones y apatía. Desde luego, me refiero al hecho histórico mapuche.

El pueblo mapuche ha sido tema recurrente en nuestros libros de historia. Desde el primer encuentro bélico con los españoles en la batalla de Reinohuelén (1536), pasando por Curalaba (1598) e incluso al momento de escudriñar las raíces del ímpetu guerrero exhibido por los militares chilenos en la Guerra del Pacífico (1879-1883), son muchos quienes recurren a establecer toda clase de orgullosos vínculos con la cultura mapuche. En honor a la verdad, se usa y abusa de tales vínculos, al extremo ignominioso que en ocasiones algunos han llegado a hacer inusitadas gárgaras con los mismos, mientras que más de algún político, incluso algún dictador, se ha sentido tentado a recurrir a la utilización propagandística de alguna expresión cultural mapuche, como cuando Pinochet explicitaba su éxtasis espiritual cada vez que oía las declamaciones poéticas de cierto infante mapuche que a fines de los setenta visitara cuanto programa televisivo había, del canal nacional o no, en todo caso destinado a barrenar eficientemente los cerebros de las clases dominadas.

Sin embargo, en un contexto semejante llama profundamente la atención que mientras redacto estas reflexiones, siendo agosto de 2010, una treintena de mapuches se encuentren en huelga de hambre hace ya cerca de un mes, sin que los medios de comunicación nacionales otorguen, siquiera, algunos segundos diarios a la alarmante posibilidad de que miembros de la raza originaria más mencionada por los libros de historia, pudiesen fenecer, sin mencionar la casi total displicencia del gobierno actual, cuyas autoridades simplemente se han limitado a "tomar palco". ¿Qué hay detrás de tan flagrante contradicción?

Un viejo proverbio reza que "la historia es escrita por los vencedores". Pues bien, suscribiendo lo señalado, afirmo sin temor a error que el caso mapuche no ha sido la excepción, pues, si bien los mapuches han dado muestras más que contundentes acerca del carácter vigente de su lucha, razón por la cual, cuando mucho, la derrota es parcial y transitoria, lo incuestionable es que son los no mapuches de élite quienes hoy por hoy ocupan los sitiales del poder real. Sin embargo, previo a profundizar en este planteamiento, es indispensable cierta precisión conceptual y nominal.

En rigor, la historia la hacemos todos, diariamente, con las magnas acciones que involucran a millones, pero también con las minucias individuales. Todo ello genera un consistente entrelazado compuesto de infinidad de hebras históricas. Incluso hay quienes, en una postura claramente conservadora, han sostenido que la no acción consciente, como la protagonizada por Gandhi, puede llegar a constituir un hecho histórico con consecuencias para millones de seres humanos (Véase: Herrera, H. Dimensiones de la Responsabilidad Educacional. Universitaria, Stgo, 1986, p. 47 ss.). Tal es, pues, el tejido de la historia al que todos contribuimos. Sin embargo, una cosa es la historia en cuanto quehacer humano, y otra muy distinta la intención del historiador de escoger secciones de este quehacer con el fin de registrarlos e interpretarlos, con lo cual se configura la historiografía.

Siendo así, lo que realmente ocurre es que, si bien todos, mapuches incluidos, realizamos y aportamos a cada instante nuestras hebras históricas, sólo unos pocos las escriben, y menos aún es el número de quienes logran publicar e instalar socialmente sus elaboraciones historiográficas. ¿Por qué? La respuesta es simple y la hallamos en la reformulación del viejo proverbio mencionado más arriba: la historiografía es elaborada por los vencedores o, al menos, con su anuencia. Quien no ajuste su producción a la visión de los vencedores, simplemente estará condenado a languidecer al margen de los medios aprobados por la élite.

Sólo la consideración de las precisiones anteriores posibilitará a mis conspicuos lectores la cabal comprensión de algunas singulares interpretaciones historiográficas relacionadas con el pueblo mapuche. De seguro, por ejemplo, todos recordamos los programas escolares, los textos de estudio y las palabras docentes referidas al "Desastre de Curalaba". Pues bien, si este hecho histórico hubiese sido abordado por un historiador mapuche, o por un "huinca" sistémicamente contestatario, seguramente escribiría sobre "La Gran Victoria de Curalaba", pues, como de seguro todos sabemos, lo que por entonces ocurrió fue un triunfo mapuche que implicó la muerte en batalla del gobernador invasor Oñez de Loyola, más la posterior destrucción de una serie de villas hispanas del sur. De igual manera es meridianamente claro que la denominación historiográfica "Pacificación de la Araucanía" no fue creada por mapuche alguno, pues, de haber sido así, el nombre sería "Usurpación de la Araucanía", o, "La Matanza del Pueblo Mapuche". En efecto, ante la posibilidad de que alguien no hubiese reparado en tal aberración históriográfica, téngase presente que desde el gobierno de José Joaquín Pérez con Cornelio Saavedra, y más tarde con Gregorio Urrutia en tiempos de Santa María, lo que hizo el Estado de Chile no fue otra cosa que matar mapuches y arrebatarles sus tierras. No obstante, cuando en la actualidad el pueblo mapuche discurre o acciona con el objetivo de avanzar en la recuperación de lo perdido, inmediatamente el Estado chileno reacciona violentamente, e incluso emplea fuerzas policiales financiadas por todos los chilenos, supuestamente de todos los chilenos, transformándolas en guardias privados de unos cuantos terratenientes cuyos antepasados se vieron beneficiados al recibir lo usurpado.

Luego de lo señalado, ¿acaso alguien podría dudar que la casi nula cobertura mediática de la huelga de hambre mapuche, así como también los interrogatorios policiales a que han sido sometidos niños de esa etnia y, finalmente, la aplicación de la ley antiterrorista para este heroico y curtido pueblo, no son sino algunos ejemplos del accionar propio de una élite vencedora que, más allá de las apariencias, lo controla todo? Acaso alguien pondrá en duda la afirmación según la cual cuanto haga el pueblo mapuche por recuperar lo propio será necesariamente mal calificado por la futura historiografía? Existe alguna vía de reivindicación historiográfica para la injusta opinión ya instalada? Alguna vez concluirá el utilitarismo potentado de servirse de la cultura mapuche con motivos ulteriores de tipo historiográfico-comunicacional, sin que jamás atienda real y genuinamente las penurias de la Araucanía…?

[Fuente: Prof. Dr. Alfredo Riquelme Torres, Radio Universidad, Santiago de Chile, 23ago10]

 


vi) Presos mapuches en huelga de hambre suman 31 y organismos internacionales exigen pronta solución al Gobierno.

Dos presos políticos mapuches de la cárcel de Lebu, Carlos Muñoz Huenuman y Eduardo César Painemil, adhirieron a la huelga de hambre líquida de carácter indefinido, que comenzaron hace ya más de dos semanas otros presos mapuche recluidos en las cárceles de Valdivia, Temuco, Angol y Concepción y que en total suman 31.

Los presos de Lebu se sumaron al petitorio original contra la Ley Antiterrorista, pero además exigen que no se concreten los proyectos mineros en el lago Lleu Lleu.

Asimismo, pidieron el encarcelamiento inmediato de los testigos protegidos que se encuentran confesos de los delitos investigados por la fiscalía y cuyas declaraciones mantienen presos a los comuneros mapuches.

Mientras, en Temuco, la publicación de fotografías donde se mostraría comida en las celdas de los comuneros, abrió una fuerte polémica, debido a que el vocero de la causa, Eric Millán, culpó a Gendarmería de realizar un montaje para desprestigiar la fuerza del movimiento.

María Tralcal, esposa del reo Luis Tralcal, desmintió la información y manifestó su preocupación ante una eventual manipulación de datos.

"Los hermanos desmienten tajantemente la información. Cuando nosotros entramos a la visita de comuneros, Gendarmería está avisada que ellos están en huelga y solamente entramos líquido. Es necesario que se pidan los informes y ahí van a darse cuenta que los hermanos están bajando de pesos. La única gente que tiene acceso a ese recinto es Gendarmería y de la única fuente donde pudo haber salido la información es de ahí. Estamos preocupados porque se supone que en otras huelgas ha pasado y ahora podría pasar que Gendarmería altere los pesos de los hermanos", indicó Tralcal.

Un hecho que está en investigación, para verificar en qué lugar se habrían tomado las fotos y de qué cámara provienen.

Por otra parte, los movimientos religiosos ya entraron al debate. El Obispo de Temuco, Manuel Camilo Vial, se mostró contrario a la huelga de hambre porque "daña el organismo y la mente de los internos", además de argumentar que la medida crea un clima que perjudica las gestiones que se están haciendo.

Por su lado, el padre jesuíta Rodrigo Aguayo, a través de cartas a los principales medios de comunicación, ha llamado a "informar esta situación y no permitir que se diluya la atención sobre un hecho tan grave".

Aguayo sostuvo que la congregación trabaja directamente con las comunidades, por lo que conocen la real magnitud de la situación que se está viviendo.

"Lo que ellos reclaman con respecto a la derogación de la ley antiterrorista es una petición justa en el sentido de que queda muy poco claro que el juicio que les hacen, en el contexto de esa ley, corresponde que a ellos se les aplique, porque es muy raro que solamente a las personas de origen mapuche se les aplique esta ley. Ellos no dicen que no se les juzgue, sino que se les juzgue de manera justa", aseguró el jesuita.

Ante estas dudas, el senador del MAS, Alejando Navarro, visitó la cárcel de Temuco, donde anunció la necesidad de retomar un proyecto que presentó el año pasado con el fin de regular la aplicación de la Ley Antiterrorista.

El senador añadió que esta ley es ampliamente condenada a nivel internacional y advirtió que Chile será castigado por diversos organismos si persiste en su postura.

"Dos organismos internacionales de manera sucesiva han observado y condenado la aplicación de la ley antiterrorista a las comunidades mapuches en Chile, por cuanto no existen hechos de sangre, hechos de intimidación o alarma pública. Esta ley aplicada así resulta racista en opinión de Human Rights Watch y la Comisión de Deerechos Indígenas ONU que han criticado y condenado el uso de la ley terrorista en contra de los mapuches", aseveró Navarro.

Apoyo Internacional

Distintos apoyos se van sumando a la medida de protesta de los presos políticos mapuches.

El presidente de Amnistía Internacional en Chile, Hernán Vergara, indicó que las medidas que se aplican al pueblo mapuche en nuestro país son rechazadas a nivel internacional.

Vergara agregó que la situación es preocupante porque en Chile no existe la voluntad política para remediar esta situación, ya que aplicar la Ley Antiterrorista es la opción más fácil que tiene el Estado para sancionar a quienes están luchando por una reevindicación social.

"Es mucho más fácil para el Estado aplicar una ley que te da todas las atribuciones habidas y por haber y más que buscar hacer una investigación acorde a los principios del debido proceso. Se les quieres sindicar a los mapuches como si fueran terroristas de alto nivel, cuestión que no es así. Aplicar la ley antiterrorista es querer violentar los derechos humanos, pero con la venia legal", afirmó Vergara.

Por otro lado, desde el Parlamento Europeo, Joe Higgins, diputado socialista irlandés envió una carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera para solicitar la pronta intervención del Gobierno en la huelga de hambre de los presos mapuches.

En la misiva, el diputado manifiesta su preocupación por la salud de los huelguistas, ya que están sufriendo una pérdida de peso grave y se enfrentan a la muerte en los próximos días o semanas.

"Pido a usted que intervenga de inmediato para satisfacer las demandas de los huelguistas de hambre, que están totalmente justificadas", señala el documento.

Higgins indica que está consciente de la grave opresión que sufre el pueblo mapuche, puesto que visitó Chile en 2008, donde se pronunció a favor de Elena Varela, quien era perseguida por su trabajo documental.

[Fuente: Radio Universidad, Santiago de Chile, 21ago10]

 


vii) Huelguistas mapuche en Angol denuncian hacinamiento, malos tratos y piden reforzar campaña contra ley antiterrorista.

Su plena disposición a continuar con su proceso de lucha a pesar de su notoria baja de peso de entre 10 a 12 kilos, demostraron los huelguistas mapuche de la cárcel de Angol, tras ser visitados por integrantes del Observatorio Ciudadano, organización no gubernamental de derechos humanos.

Los huelguistas denunciaron los malos tratos que frecuentemente son víctimas por parte del personal de Gendarmería de dicha cárcel, especialmente cuando se les allana. En una ocasión, "uno de los funcionaros amenazó a un peñi con sacarlo a escopetazo limpio de la celda", contaron, demostrando la crudeza del trato.

Relataron que viven muy hacinados, en espacios muy reducidos y en muchas oportunidades han sido objetos de insultos de carácter racista por su condición de mapuche, trato que rechazan y denuncian.

Señalaron que su lucha obedece a los reclamos de derechos políticos negados por el estado chileno, especialmente el acceso a la tierra, el derecho a la protesta social, siendo estigmatizados tanto por la prensa como la justicia como terroristas, lo que les ha valido la aplicación de la ley antiterrorista, por lo que piden redoblar los esfuerzos al movimiento mapuche como a la sociedad civil chilena consciente de la injusticia de que son objetos, para que se les aplique un debido proceso civil y no militar.

"Los encontré muy lúcidos sobre la situación que ellos están viviendo, sobre todo por lo injusto de la aplicación de la ley antiterrorista, y muy convencidos de seguir con la huelga, que para ellos tiene plena legitimidad.", comentó Blas Pantel Coordinador del Programa de Derechos Indígenas del Observatorio Ciudadano.

"El mensaje que ellos nos dieron es para el estado, que no ha escuchado sus requerimientos, por lo que nos plantearon la necesidad de tratar de hacer uso de todos los medios posibles para que el estado responda a sus requerimientos", comentó Hernando Silva, Coordinador del Área Jurídica de la misma institución.

También los huelguistas mapuche ven con preocupación que Gendarmería utilizara el ordenamiento jurídico para desvirtuar la lucha que están llevando adelante y por la vía de la justicia poder bajar la huelga de hambre, que en caso de concretarse ellos lucharán por mantener su decisión de continuar con la huelga de hambre.

[Fuente: Por Elías Paillan, Observatorio Ciudadano, 20ago10]

 


viii) Agrupaciones mapuche: "El Bicentenario representa la sangre derramada por nuestros hermanos".

Esa fue una de las conclusiones emanadas del coloquio "Bicentenario chileno: balances del colonialismo en el pueblo mapuche", que se realizó en la facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Y es que en medio de la huelga que mantienen por más de un mes una treintena de presos políticos que abogan por la derogación de la Ley Antiterrorista, las perspectivas de autonomía y libertad para los pueblos originarios chocan con las políticas estatales, aún más fuertemente que durante la colonia española.

Mucho se ha escuchado sobre la poca identificación que sienten algunos chilenos con las conmemoraciones programadas para el Bicentenario, que recuerda los doscientos años de independencia de la corona española. Menos razones para celebrar tiene el pueblo mapuche que precisamente en estos momentos se ve enfrentado a la represión policial, a conflictos y enjuiciamientos que impulsaron la huelga de hambre de una treintena de presos políticos en las cárceles del sur del país que se extiende por más de un mes.

El silencio que ha mantenido el Estado frente a situaciones como ésta, fue lo que motivó la realización del coloquio "Bicentenario chileno: balances del colonialismo en el pueblo mapuche", que se realizó este jueves en el aula magna de la facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Con un auditorio repleto, se realizaron cuatro ponencias que buscaban abrir el diálogo respecto de la relación histórica entre el Estado y el pueblo mapuche, donde se destacaron tópicos como la autonomía, la represión y las nuevas identidades de las comunidades.

Y es que hoy, más que nunca, ha quedado de manifiesto la tensa relación que se ha replicado durante estos dos siglos entre el aparato estatal y los pueblos originarios. "El Bicentenario representa la sangre derramada por nuestros hermanos y por eso, rechazamos toda la parafernalia en torno a él", dijo María Lincopi Pallaleo, representante de la comunidad de Collipulli y una de las exponentes del diálogo.

Según ella, "la represión en estos doscientos años ha sido sistemática, continua y no ha cesado. Han ido cambiando y se han ido matizando las formas de represión, pero sigue siendo igualmente aplicada. Sea el gobierno que sea, la violencia persiste y es avalada por las leyes chilenas. No podemos sentirnos parte de esta celebración, porque reconocer el Bicentenario, es reconocer esas leyes que se nos aplican".

Además de las tradicionales reivindicaciones territoriales, en la actualidad es altamente cuestionado el uso de la Ley Antiterrorista en las causas mapuche que implica el endurecimiento de las penas y da posibilidad a utilizar testigos encubiertos, lo que según han indicado varios juristas como José Aylwin del Observatorio Ciudadano, no dan garantías de un debido proceso.

También se percibe un exceso de violencia de parte del aparato estatal que, en ocasiones, ha terminado en tragedias como la muerte de los jóvenes Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collío. A eso se suma la estigmatización a la que se ven sometidos los miembros de las comunidades mapuche desde pequeños. "En nuestros territorios los niños son tratados como los hijos de terroristas, las policías llegan a interrogarlos a sus escuelas y allanan sus casas. Mientras hayan reivindicaciones territoriales y culturales toda persona que las defienda va a estar sujeta a la represión", indica María Lincopi.

De hecho, la situación que hoy vive el pueblo mapuche es más precaria aún que durante la colonia española. En ese tiempo, los hispanos acordaron la autonomía territorial para el territorio que comprendía del Bío Bío hacia el sur. Sin embargo, después que, con la independencia, Bernardo O´higgins determinara que todos los habitantes del país eran chilenos sin excepción, la posición autónoma de los mapuches se vio deteriorada.

"A partir de ese punto se produce una asimetría en el poder sociopolítico del Estado chileno que utiliza como discurso que el pueblo colonizado es débil y necesita protección", explica Sergio Caniuqueo.

En esa misma línea, Caniuqueo afirma que "el Estado en el Bicentenario trata de reforzar un centralismo que no da cabida a estos otros espacios territoriales. Y no le da cabida en términos políticos, pero tampoco culturales. Eso se transforma en un acto violento de negación y eso genera un malestar fuerte, sobre todo en personas mapuche, que reivindicamos el territorio".

"Si bien, para los chilenos el Bicentenario significa el desligarse del yugo de la corona española, para nosotros es un sufrimiento porque se nos quitó el estatus de nación y somos un pueblo que, en la actualidad, no tiene derecho a ninguna reivindicación territorial", dijo Maria Lincopi.

Es por eso que para el wekén Enrique Antileo el pueblo mapuche continuaría bajo un régimen colonialista que, si bien, tiene otras formas de expresarse y manifestarse, rechaza la independencia social, política y cultural de los pueblos originarios.

"Hay una dominación y todo lo que ocurre de ahí en adelante es consecuencia de ello. Hoy las políticas públicas de los gobiernos que han pasado en los últimos años, han estado orientadas a poner encima del mapuche una cantidad de recursos que permitan ser mapuche sin la necesidad de cuestionar la idea de territorio y sin tener un proyecto como nación", sostiene Antileo, y continúa diciendo que se "financia la posibilidad de tener cultura, pero de alguna manera la política pública va separando entre el indio malo y el bueno, porque cuando traspasas la barrera de sólo defender el mundo cultural y pasas a lo político, vienen los presos políticos y todo lo que eso conlleva".

Según Antileo, estas nuevas formas de colonialismo se esconden bajo un discurso multiculturalista donde "Piñera sale en una foto con algún representante mapuche y se intenta decir que ellos aceptan y respaldan que defendamos nuestra cultura. Pero cuando se habla de temas políticos se aplica la represión y ese es el nuevo colonialismo".

El encuentro, organizado por la agrupación mapuche Meli Wixan Mapu y patrocinado por el periódico Azkituwue, concluyó con un llamado tanto a mapuches como chilenos que solidaricen con la causa a plantear nuevas perspectivas sobre este tema y a lograr la derogación de los nuevas ataduras que son comunes a todo el país como la aplicación de la Ley Antiterrorista y el procesamiento de civiles en la justicia militar.

[Fuente: Radio Universidad, Santiago de Chile, 20ago10]

 


ix) Con 56 detenidos termina marcha realizada en Temuco en apoyo a mapuche en huelga de hambre.

Con cerca de 56 detenidos terminó la marcha realizada en Temuco, en apoyo a los mapuche en huelga de hambre. La manifestación se efectuó en completa tranquilidad hasta que llegaron a la cárcel de Temuco, donde se produjeron desórdenes por parte de estudiantes secundarios.

Eran cerca de 200 los comuneros mapuche venidos tanto de la Provincia de Cautín como de Malleco que marcharon por las calles de Temuco, expresando su solidaridad con los 22 mapuche que se encuentran en huelga de hambre hace más de un mes, tanto en la cárcel de Temuco como la de Angol.

La tranquilidad se rompió cuando cerca de 200 estudiantes secundarios, quienes no habían sido autorizados para marchar por la Gobernación Provincial de Cautín, se sumaron a esta manifestación. Según la información policial, lanzaron piedras al frontis de la cárcel, provocando la quebrazón de algunos ventanales, por lo que fuerzas especiales de Carabineros actuó de inmediato reprimiendo a los manifestantes.

Son alrededor de 56, entre estudiantes secundarios y comuneros mapuche, las personas que se encuentran detenidas, a la espera de lo que determine el fiscal del Ministerio Público.

Cabe destacar que entre los detenidos figura Catalina Catrileo, hermana de Matías Catrileo, joven fallecido en un enfrentamiento con Carabineros en Vilcún.

[Fuente: Radio Bio Bio, Concepción, 18ago10]

 


x) Mapuches en huelga de hambre, un debate necesario e ineludible.

Es irritante e insultante como se ignora en las páginas de la prensa de circulación nacional, la situación de los 32 presos políticos mapuche que completan hoy 15 de agosto, 35 días en huelga de hambre. Varias cárceles de la zona centro sur, son testigos de un nuevo capítulo en la larga historia de lucha y resistencia de este pueblo.

Las consecuencias de esta larga huelga ya se han hecho sentir. Pérdida de peso de hasta 15 kilos, mareos y debilitamiento físico generalizado, están poniendo en serio riesgo la salud de los mapuche.

Entre las demandas de los huelguistas se encuentran: la no aplicación de la Ley Antiterrorista; el derecho a un debido proceso o juicio justo sin los montajes político- judiciales actuales; el fin del doble procesamiento (militar y civil) y la desmilitarización de las comunidades y zonas en conflicto.

Cabe señalar que pese a la incesante actividad desplegada por los familiares y la extensa red solidaria que se ha organizado dentro y fuera de Chile, tanto el gobierno como la prensa silencian e ignoran olímpicamente el problema. ¿Están esperando que esto tenga consecuencias fatales para reaccionar y abrirse al diálogo?

La situación descrita devela varias aristas:

Primero, muestra la doble cara de un gobierno que por un lado pretende mostrarse cercano frente a complejos escenarios sociales (damnificados por el terremoto, familias de los mineros atrapados en el norte) y por el otro demuestra una nula sensibilidad social por abrirse a dialogar y tender puentes hacia el movimiento mapuche y sus reivindicaciones.

En segundo lugar, es una manera de criminalizar la protesta social, llevándola a rangos de lucha terrorista. Esto que hoy ocurre con los mapuche, podría extenderse a cualquier movimiento que vaya generando procesos de ascenso y radicalización de sus demandas. Es un síntoma peligroso, que pone en entredicho la calidad de la democracia.

Por último evidencia un prisma racista, por cuanto poco interés y preocupación se muestra por la salud de los huelguistas, tratándolos como ciudadanos de segunda clase. A la par que se realizan gestiones en pro de la disidencia cubana o se pretende intervenir en los procesos eleccionarios venezolanos, argumentando preocupación por los DDHH en dichos países, poco importan al parecer la dignidad y los derechos humanos de este pueblo originario.

Tengo la oportunidad de conocer a varios de los huelguistas y sus familias. En ellos veo la esperanza por construir una sociedad mejor, sin explotación ni discriminaciones de ninguna índole. Sé del orgullo que sienten, por ser parte de un pueblo ancestral y de una historia de luchas que han forjado su identidad colectiva. Conozco los esfuerzos por rescatar su memoria y ponerla al servicio del futuro.

Es cierto que la cuestión mapuche es un asunto de larga data. Debatirlo implica poner en cuestión aspectos ligados a la institucionalidad del Estado, a los patrones del modelo de desarrollo en curso y al régimen de propiedad. Sin embargo, el carácter estructural del debate, no puede inhibirnos a deliberar en tanto ciudadanos, sobre la forma en la cual el sistema político y sus diferentes órganos afrontan esta sensible problemática.

Porque los derechos humanos de los mapuche también importan, y sus legítimas reivindicaciones merecen ser escuchadas, la responsabilidad social de la intelectualidad crítica, es sometida nuevamente a prueba. No se puede ser cómplice de esta nueva historia de silencios y olvidos. El cerco informativo es una estrategia política de quienes apuestan por el desgaste de los huelguistas y la invisibilización de sus demandas.

Poner el problema en el debate público es por tanto una tarea ineludible para quienes aspiramos a la profundización radical de la democracia y la justicia social, sin exclusiones de ninguna índole.

[Fuente: Por Alexis Meza Sánchez, Telesur, Caracas, 18ago10]

 


xi) Dirigentes mapuches demandan diálogo al cumplirse un mes de la huelga de hambre de algunos presos.

Dirigentes mapuches y familiares de 32 presos de esa etnia que este jueves cumplieron un mes en huelga de hambre exigieron hoy un diálogo sobre sus demandas a instituciones del Estado y denunciaron intentos por silenciarlas.

El pasado 12 de julio, una veintena de mapuches encarcelados, que se consideran presos políticos, iniciaron una huelga de hambre líquida, a la cual se sumaron después otros doce, en cinco cárceles del sur de Chile.

La principal demanda de los reclusos es el fin de los procesos por la legislación antiterrorista, que supone condenas más duras y limitaciones al derecho a un juicio justo y debida defensa.

Hasta ahora, según sus familiares, los huelguistas han perdido entre 7 y 12 kilos de peso y presentan náuseas, mareos, desorientación, bajas de presión arterial y calambres.

Los presos están procesados o condenados por su presunta implicación en ocupaciones ilegales de tierras e incendios de instalaciones agrícolas, en el marco del llamado "conflicto mapuche", que enfrenta a comunidades indígenas con empresas agrícolas o forestales de La Araucanía.

Una delegación mapuche se reunió hoy en Santiago con el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, a quien plantearon la situación de los presos.

Jorge Huenchullán, "werkén" (portavoz) de la comunidad de Temucuicui, lamentó tras la reunión que los presos hayan tenido que cumplir un mes de ayuno para ser escuchados por las autoridades.

"Claramente aquí hay un intento de silenciar la justa demanda que están llevando los presos políticos mapuches. Al Estado no le conviene que se sepa en el mundo que en Chile se cometen violaciones a los derechos humanos", manifestó Huenchullán.

En las últimas semanas, la Fiscalía ha publicado documentos que supuestamente vinculan a los mapuches en conflicto con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que fue considerado por el abogado Alberto Espinoza una "campaña mediática" contra el pueblo mapuche.

"El Ministerio Público hace su juego y a veces es un juego un tanto sucio, puesto que manipula información y trabaja mediáticamente los casos que pone en conocimiento de los órganos jurisdiccionales", dijo.

La delegación mapuche se reunió también con las comisiones de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y del Senado, ante cuyos miembros denunciaron también "montajes de los servicios se inteligencia policial" para justificar la aplicación de la ley antiterrorista.

Tras la reunión, el diputado Hugo Gutiérrez y la senadora Lily Pérez, presidentes de ambas comisiones, anunciaron una visita a las cinco prisiones en que están los huelguistas de hambre para constatar su situación.

Agregaron que también pedirán una reunión al fiscal nacional, Sanas Chahuán, debido a las denuncias de los comuneros sobre testigos protegidos a quienes se les habría pagado para declarar en contra de los presos.

Parlamentarios de la oposición anunciaron por su parte la presentación de proyectos para reformar la ley antiterrorista en algunos puntos que a su juicio contravienen leyes internacionales.

En la región de La Araucanía, en tanto, los mapuches conmemoraron hoy con marchas y otras manifestaciones el primer aniversario de la muerte del comunero Jaime Mendoza Collío, en un incidente con Carabineros (Policía militarizada) ocurrido el 12 de agosto de 2009.

[Fuente: Agencia EFE, Santiago de Chile, 12ago10]

 


Información adicional:

COMUNICADOS
http://www.derechos.org/nizkor/chile/infomain.html#press 

GOPE allana violentamente el domicilio de la Presidenta de CODEPU
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/gope.html

Ex presa política y sobreviviente de centros de tortura
denuncia violento allanamiento a su hogar
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/tamblay.html

INDÍGENAS Y ESTADO DE EXCEPCIÓN
http://www.derechos.org/nizkor/chile/infomain.html#indi 

Abogado de mapuches afirma que fallo de tribunal chileno no es claro
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga27.html

Polémica resolución permite usar la fuerza para
alimentar a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga28.html

Corte chilena autoriza alimentar por la fuerza a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga30.html

La Realidad del Pueblo Mapuche en el Chile del Bicentenario
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche2.html

Intendente de La Araucanía está dispuesto a declarar en caso de presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga23.html

Joven comunero Mapuche en libertad condicional se quita la vida en Tirúa
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/newei.html

Denuncian indiferencia de Iglesia Católica con mapuche
en huelga de hambre en cárcel de Temuco
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga22.html

Familia de Matías Catrileo: "Es más grave atentar
contra la propiedad privada que contra la VIDA"
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo6.html

Presos mapuches en huelga de hambre suman 31 y organismos
internacionales exigen pronta solución al Gobierno
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga11.html

Mapuexpress denuncia a Canales de TV abierta por censurar la huelga
de hambre de Presos Políticos Mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuexpress.html

Más de 100 años de cárcel para comuneros y sólo
3 años de firma mensual para un asesino
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo7.html

Huelguistas mapuche en Angol denuncian hacinamiento, malos tratos
y piden reforzar campaña contra ley antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga25.html

El senador Walker y las huelgas de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga18.html

Denuncian que OIT Chile rechazó encuentro entre enviada especial
para pueblos indígenas y Consejo Nacional Aymara
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/aymara2.html

Agrupaciones mapuche: "El Bicentenario representa la sangre
derramada por nuestros hermanos"
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche4.html

Respuesta a El Mercurio por vinculación de mapuche con las FARC
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche6.html

Ministerio Público militar no investigó a carabinero
imputado por dar muerte a Jaime Mendoza Collío
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/gope1.html

Anulan sentencia que absuelve a adolescente mapuche acusado
de 4 delitos de carácter terrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/quijon.html

Asamblea Nacional Mapuche de Izquierda repudia actitud
matonezca de carabineros de fuerzas especiales
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche3.html

Instituto Nacional de Derechos Humanos expresa preocupación
por presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga7.html

Con 56 detenidos termina marcha realizada en Temuco en apoyo
a mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga24.html

Escasa implementación del convenio 169 complica
entrega de informe a la OIT sobre pueblos originarios
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/indig.html

Mapuches en huelga de hambre, un debate necesario e ineludible
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga9.html

Familiares se manifiestan en apoyo a mapuches en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga8.html

Mujeres mapuches piden voluntad política a Piñera
para acabar con la huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga17.html

Diputados solicitan comisión investigadora por irregularidades
en causas mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/mapuche1.html

Dirigentes mapuches demandan diálogo al cumplirse un
mes de la huelga de hambre de algunos presos
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga19.html

3 años y 1 día de libertad vigilada para el Carabinero
asesino de Matías Catrileo
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/catrileo5.html

Llegan a Santiago voceros de los presos mapuche en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga20.html

Familiares de mapuches en huelga denuncian malos tratos de Gendarmería
y amenazan con radicalizar medida
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga16.html

Continúa huelga de hambre de 31 presos políticos Mapuches
en cárceles de Chile
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga29.html

Comunero de Puerto Choque eleva a 32 los Mapuche Presos Politicos en huelga de hambre
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga21.html

Huelga mapuche comienza a generar primeras reacciones en el ámbito político
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga15.html

Los excesos de la Ley Antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga14.html

El oficialismo deslegitima huelga de hambre mapuche
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga13.html

Organizaciones mapuche: "El Gobierno montó un cerco
informativo para silenciar la huelga de hambre"
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga10.html

Huelga de hambre de presos mapuches es silenciada en Chile
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga26.html

Dos presos políticos mapuche de la cárcel de
Lebú se suman a huelga de hambre por Ley Antiterrorista
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/huelga12.html

Rechazan solicitud de nulidad del juicio que absolvió
a niña mapuche acusada de desórdenes públicos
http://www.derechos.org/nizkor/chile/doc/chibar.html

 

 

Tomado de Semanario Alternativas

Compartir este post

Comentar este post