Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Chile: La hija de Allende también votó contra Chávez

18 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

El Senado apoya al régimen de Honduras y denosta al gobierno de Venezuela, mientras en Chile crece la pobreza y los mapuche lanzan una huelga de hambre.

El Senado chileno se plegó a la campaña mundial de propaganda de Estados Unidos contra el gobierno democrático de Venezuela y a favor del reconocimiento del régimen de Honduras, surgido del golpe militar que propició el gobierno de Barack Obama y hace un año, el 27 de junio de 2009, depuso al presidente constitucional Manuel Zelaya.
Es decir, en dos acuerdos separados, los legisladores de la cámara alta apoyaron a un gobierno de origen oscuro, como el de Porfirio Lobo Sosa, y acordaron velar por la transparencia del proceso eleccionario de Venezuela que deberá culminar con los comicios del 26 de septiembre.

Los legisladores no exhibieron todavía inquietud por las cifras oficiales que indican un pavoroso crecimiento de la pobreza en el país en los últimos 3 años, en particular de la extrema pobreza, cuya tasa de incremento se ha triplicado, ni tampoco los conmueven las huelgas de hambre que libran los mapuche chilenos por sus derechos y contra la guerra terrorista-judicial-policial a que los someten el Estado y los grandes propietarios de bosques para la producción de celulosa sembrados en sus territorios ancestrales.

En un estrecho entendimiento derecha-demócrata cristianos y “socialistas” como la hija de Salvador Allende, los acuerdos del martes 13 pidieron al jefe del Estado, Sebastián Piñera, que solicite una “actitud más vigilante” de los organismos internacionales sobre el proceso electoral de Venezuela y, paralelamente, que Chile respalde “el proceso de consolidación democrática en Honduras” reconociendo al régimen surgido de la dictadura.

La moción para reconocer al régimen de Honduras fue propuesta por 13 de los 38 miembros del Senado. Pero a la hora de votar sólo aparecieron 12, notándose la ausencia de la senadora demócrata cristiana Ximena Rincón González, identificada con las posturas gubernamentales de política exterior más derechistas y una de las promotoras principales del proyecto de acuerdo.

El único senador que votó en contra fue el ex socialista Alejandro Navarro Brain, actual líder del partido MAS (Movimiento Amplio Social). Se abstuvieron el radical José Antonio Gómez U. y los democratacristianos Ignacio Walker, Patricio Walker y Andrés Zaldívar. En esta votación participó menos de la mitad de los miembros del Senado, ausentándose prominentes democratacristianos, socialistas y figuras del Partido por la Democracia (PPD).

A favor de que Piñera reconozca pronto al gobierno de Lobo en Honduras se manifestaron el demócrata cristiano Hosaín Sabag, el PPD Eugenio Tuma, los independientes de derecha Carlos Bianchi y Carlos Cantero; los RN (Renovación Nacional) Francisco Chahuán, Carlos Ignacio Kuschel, Lily Pérez, Baldo Prokuriça; y los UDI (Unión Demócrata Independiente) Hernán Larraín, Pablo Longueira, Jovino Novoa y Jaime Orpis.

Entre los gobiernos que ya reconocieron al régimen de Honduras se encuentran Estados Unidos, España, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Guatemala, Colombia y Perú.

Santa alianza contra Venezuela

La moción contra el gobierno Chávez/Venezuela se votó 2 minutos después del apoyo a Lobo/Honduras, a las 19,22 horas del martes 13. Estuvieron presentes dos senadores más que en la votación anterior, con un total de 19, exactamente la mitad de la cámara alta, donde 15 votaron a favor de la moción, 3 en contra y 1 se abstuvo. Entre las caras nuevas que votaron contra Venezuela comparecieron la socialista Isabel Allende, hija del Presidente Salvador Allende, y el RN Andrés Allamand, en tanto Fulvio Rossi, quien aspira a la conducción de ese partido, respaldó la moción pero no asistió a la votación.

El PPD Jaime Quintana acudió a esta fase para votar en contra de la moción, al igual que su compañero de tienda Eugenio Tuma (quien aprobó el reconocimiento de Lobo), y el senador del MAS Alejandro Navarro también votó contra esta propuesta. El resto de los senadores votó tal como ocurrió en el acuerdo anterior, excepto el UDI Orpis, quien se ausentó de la sala.

El acuerdo contra Venezuela pidió al gobierno que presione a organismos internacionales como Naciones Unidas, OEA, Unión Interparlamentaria (UIP) y Parlamento Latino para "adoptar una actitud más vigilante con el cumplimiento de normas básicas por parte del gobierno venezolano que aseguren la integridad y la transparencia del próximo proceso electoral".

Esta moción fue introducida por los senadores democratacristianos Patricio Walker, Soledad Alvear, Ximena Rincón, Ignacio Walker y Andrés Zaldívar, el RN Andrés Allamand y el caudillo socialista Fulvio Rossi, aspirante al liderazgo de ese partido.

Los legisladores también pidieron "el envío de senadores de nuestra corporación como observadores electorales a las elecciones venezolanas del día 26 de septiembre del presente año, para contribuir a asegurar el adecuado desarrollo de dicho proceso electoral".

Sin entrar en detalles, los senadores afirmaron que "la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha denunciado una serie de situaciones anómalas, como la persecución judicial de líderes opositores y periodistas, en un contexto de grave falta de autonomía e independencia del Poder Judicial de ese país, lo que representa un serio obstáculo para garantizar la adecuada participación política en el próximo proceso electoral".

El cuestionamiento al poder judicial venezolano fue embanderado hace años como tarea permanente de la entidad estadounidense Human Rights Watchs, en tanto ningún senador documentó a quienes afectarían y cuáles son “las situaciones anómalas” contra “líderes opositores y periodistas”. Resuelta la crisis prefabricada de los “presos de conciencia de Cuba”, la estrategia de EEUU en la región parece centrarse ahora con más fuerza en Venezuela, de cara a las próximas elecciones.

Falacias del "milagro chileno"

Los senadores chilenos que apoyan al régimen de Honduras y se muestran preocupados por Venezuela no exhiben ninguna inquietud ante los graves problemas que aquejan a su propio país. Esta semana se supo que en los últimos 3 años la pobreza de la población aumentó del 13,7 a 15,1 por ciento, afectando ahora a más de 2,5 millones de habitantes. La Encuesta de Caracterización Socioeconómica 2009 (Casen) reveló, además, que la extrema pobreza que en 2006 afectaba a 516 mil personas, en 2009 creció a 634 mil.

La muestra, diseñada y levantada antes del terremoto del 27 de febrero, se hizo con la misma metodología empleada anteriormente. El trabajo de campo estuvo a cargo de la Universidad Alberto Hurtado -controlada por la Compañía de Jesús- y los ajustes en líneas de pobreza según inflación estuvieron a cargo de la Cepal.

En esos tres últimos años, la población chilena creció en 5,2%, pero aquella en situación de pobreza aumentó al doble de ese guarismo y aquella en extrema pobreza, se triplicó. El mayor aumento de esta triste estadística se dio en la pobreza urbana, que los últimos tres años creció de 13,9 a 15,5%.

Los sectores que apoyan huelgas de hambre para liberar presos comunes en otras naciones tienen ahora una en casa. “En la cárcel de El Manzano, en la zona de Concepción, al sur de Chile, los presos mapuche iniciaron una huelga de hambre como única forma de responder a la que señalan es una campaña en su contra, orquestada desde la derecha política, con el objeto de buscar condenas anticipadas por parte de la opinión pública”, informó el portal SurySur.

Los presos políticos mapuche anunciaron que mantendrán la medida "hasta las últimas consecuencias” ante una serie de situaciones que denuncian, por ejemplo los injustos procesamientos político-judiciales de que son víctimas y que contravienen los derechos inherentes a su condición de indígenas mapuche y presos políticos.

También aseguran que son víctimas de montajes de los medios de prensa y de carácter propagandístico realizados por las autoridades que "a través de fiscales anti-mapuche y grupos corruptos de policías pretenden imponer”. Agregaron que el Estado, “en defensa del empresariado comprometido en el conflicto con nuestro pueblo, y en su afán de perseguir y aniquilar el movimiento mapuche ha criminalizado la justa lucha de las comunidades, encarcelando y ensañándose en contra nuestra, imponiendo severas leyes dictatoriales y fascistas que pretenden a honestos luchadores sociales”.


Fuentes:
- http://www.senado.cl/

 

Compartir este post

Comentar este post