Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Chinchilla se pelea con legisladores por retraso en la autorización de ingreso de naves de guerra

10 Abril 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

La presidenta Laura Chinchilla está brava.

CARLOS SALAZAR / NUESTRO PAÍS / LA RADIO DEL SUR – Diputados de varios partidos opositores, quienes respaldan la presencia naval militar de Estados Unidos en aguas costarricenses, desmintieron a la presidente Laura Chinchilla, quien culpó a los legisladores de retrasar un permiso a naves de guerra.

Chinchilla responsabilizó el sábado anterior “a los que están sentados en las curules”, por, supuestamente, “no autorizar el patrullaje conjunto”, en los mares costarricenses. Igualmente, la embajadora estadounidense, Ann S. Andrew, instó a los diputados a otorgar el permiso para que los buques artillados atraquen en puertos nacionales.

“La embarcaron señora Presidenta”, aseveró el diputado del Movimiento Libertario Carlos Manuel Góngora, del Movimiento Libertario, al demostrar el itinerario de la petición del permiso enviado por el ministro de Seguridad, José María Tijerino, a la Asamblea Legislativa.

Indicó que la solicitud fue retirada por el Poder Ejecutivo en diciembre y en febrero.

Por su parte, el Jefe de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Walter Céspedes, advirtió que “si vienen de nuevo con el garrote en mano, nosotros también vamos a sacarlo, y somos finillos al usarlo”, al rechazar la acusación de la mandataria.

Añadió que ante una consulta, “Tijerino no supo contestar tres preguntas básicas sobre este permiso: lo que quieren es un cheque en blanco”.

Entre tanto, su compañero de bancada, Rodolfo Sotomayor, dijo al Plenario que “no se vale atribuirle a la Asamblea los propios errores de la administración Chinchilla Miranda en la pésima tramitación de estos permisos”.

Rechazo

Por su lado, el Partido Acción Ciudadana (PAC), anunció que en consecuencia con sus principios y en respeto a la legalidad, sus diputados no darán sus votos a la solicitud de permiso para el atraque y permanencia de buques de la Armada de los Estados Unidos, para el periodo comprendido entre el 1º de marzo y el 30 de junio de 2011.

La solicitud que discute el Plenario Legislativo fue presentada el 23 de febrero de 2011 por parte del ministro Tijerino, a solicitud de la Embajada de los Estados Unidos.

Sin embargo, aclaró que la fracción seguirá apoyando la operación de Guardacostas de los Estados Unidos en aguas costarricenses, siempre y cuando, se respete el convenio de cooperación suscrito entre ambos países para suprimir el tráfico ilícito (Ley 7929).

Así se lo hicieron saber los diputados Juan Carlos Mendoza García, jefe de fracción, y Carmen Muñoz Quesada, gerente de temas de seguridad, a la Presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, mediante una carta.

Recordaron que “en diciembre aprobamos el ingreso de buques de guardacostas, tal y como lo establece el acuerdo de patrullaje conjunto, sin embargo, ésta solicitud contempla el ingreso de 27 buques de la Armada. Se trata de barcos artillados y con armamento militar que contravienen los artículos 5 y 6 del acuerdo”, señaló la diputada Muñoz Quesada.

Por su parte, el diputado Mendoza García reiteró que la fracción legislativa del PAC está a favor del patrullaje conjunto y apoya las acciones para el combate al narcotráfico y la delincuencia organizada, pero defiende la neutralidad activa y perpetua, así como los valores civilistas de los costarricenses.

“Queremos combatir el narcotráfico, pero no aceptamos el atraque y la permanencia de embarcaciones militares en nuestro país, pues viola la Constitución Política, el acuerdo de patrullaje conjunto y es contrario a la defensa de nuestra soberanía”, concluyó el jefe de la fracción del PAC.

Dijeron que cabe recordar que la Asamblea Legislativa aprobó para el semestre comprendido entre el 30 de junio y el 31 de diciembre de 2010, dos solicitudes para el atraque de 53 buques del Servicio Nacional de Guardacostas, y 46 de la Armada de los Estados Unidos.

En diciembre de 2010, la Asamblea conoció dos nuevas solicitudes para 46 buques del SNG y 27 de la Armada para el primer semestre de 2011.

El ingreso de los guardacostas fue autorizado hasta finales de junio. El de los buques de la Armada no llegó a votarse, pues la solicitud fue retirada unos días antes por el ministro de Seguridad.

Esta Asamblea Legislativa habría autorizado el ingreso de 145 guardacostas estadounidenses.

Entre tanto, el diputado del PUSC, Luís Fishman, resaltó que los buques que esperan por autorización son los del Ejército, que no están contemplados en el Acuerdo de Patrullaje Conjunto, a diferencia de los 46 guardacostas que deben estar patrullando los mares costarricenses, artillados y equipados con equipos de alta tecnología, además de helicópteros para interceptar a los narcotraficantes y sus cargamentos a más de 12 millas de las costas.

Inconstitucionalidad

Fishman dijo que en una semana, durante el pasado mes de diciembre, la Asamblea Legislativa tramitó y aprobó el permiso para que barcos del Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos ingresen en este primer semestre a territorio nacional, de conformidad con lo establecido en el convenio de patrullaje conjunto entre las dos naciones, y lo que establece la Constitución Política.

Fishman agregó que, en esa oportunidad, quedó pendiente una solicitud para barcos de guerra de la Marina de los Estados Unidos, por cuanto ese tipo de naves, no están comprendidos en el citado convenio, firmado en 1999 para la lucha contra el narcotráfico.

Por decisión de los jefes de fracción, el presidente legislativo, Luis Gerardo Villanueva, envió una nota al ministro de Seguridad, solicitándole especificar el número de barcos en bloque e individualmente que ingresarían a territorio nacional, el nombre de los mismos la fecha de ingreso, tripulación y tipo de armamento que cargan.

En respuesta, Tijerino manifestó imposibilidad de puntualizar los requerimientos de la Asamblea, alegando simplemente que esos barcos de guerra vienen para actuar como plataforma a las naves del servicio de guardacostas.

El diputado socialcristiano razonó que la Asamblea no puede dar permisos que violenten la Constitución ni el propio convenio de patrullaje conjunto vigente.

“No podemos dar una carta abierta para que aquí vengan 40, 50 ó más barcos de guerra, de una sola vez, o individualmente, sin precisar cuándo, ni a qué vienen y con qué tipo de tripulación. Tengan la seguridad de que, si solicitan el ingreso de manera individual, y cumpliendo con nuestras normas vigentes, yo seré el primero en dar mi voto para que ingresen”, expresó.

Además, Fishman señaló que a lo largo de casi 11 años de vigencia del Convenio, éste no ha sido objeto de revisión, tal y como lo establecen sus propias cláusulas.

Haciendo alusión a las normas constitucionales relacionadas con el tema, el diputado socialcristiano dijo que así como nuestra Carta Magna abolió el ejército y le encargó a una guardia civil las labores de vigilancia, y consecuentemente, en el convenio de patrullaje se establece que las fuerzas que ahí participen, sean de carácter policial, y no militar; por la parte norteamericana, están autorizados a intervenir en esos patrullajes los miembros del Servicio de Guardacostas, que es de naturaleza policial, y no de la Marina, que es de carácter militar.

Fishman resumió su posición señalando que los permisos para los barcos del Servicio de Guardacostas, de conformidad con lo que establece el Convenio de Patrullaje Conjunto, se han aprobado y se seguirán aprobando sin dilación. Las solicitudes para barcos de guerra de la Marina norteamericana, deberán solicitarse individualmente y tramitarse individualmente, previa información requerida para tales efectos.

Fracaso

Entre tanto, el diputado del Partido Frente Amplio, José María Villalta, afirmó que Costa Rica es víctima del fracaso de esa estrategia de la aplicación del Plan Colombia y de otros planes, se sigue exportando más que nunca la droga a la nación del norte porque hay bancos que lavan dólares a millones, hay un mercado de lavado de dólares multimillonario, hay comercio de armas producidas y fabricadas por las grandes naciones del norte, hay comercio de armas como uno de los mayores negocios en el mundo.

Explicó que los carteles de la droga mexicanos están armados hasta los dientes con armamento producido en los Estados Unidos y lavan sus dólares en los bancos estadounidenses y hay un mercado cautivo, hay un mercado con altísimo poder adquisitivo que sigue comprando la droga y la estrategia de combate al narcotráfico que ha aplicado el Gobierno estadounidense, se reduce a la militarización de América Latina, a la cooperación militar para volar bala en los países latinoamericanos.

Destacó que “esa estrategia ha sido un rotundo fracaso, y eso lo han dicho, repito, no el diputado del Frente Amplio, prominentes figuras de la política norteamericana, el más reciente, el ex vicepresidente Al Gore, que aquí lo trajeron como la figura a imitar, el gurú, el gurú lo trajeron aquí y todos querían tomarse fotos con el gurú, pero ¿por qué no escuchan lo que ha dicho el señor Gore en torno a este tema y otros respetadísimos políticos y ex funcionarios del Gobierno norteamericano?”.

“Es una estrategia condenada al fracaso mientras sigan esas condiciones de esa demanda voraz de drogas en las naciones más ricas del mundo, mientras siga la permisividad con el tráfico de armas, mientras siga la permisividad con el lavado de dinero, mientras exista toda una economía multinacional financiada y dependiente del narcotráfico”, resaltó.

Para Villalta, “militarizada América Latina no va a resolver ningún problema, militarizar Costa Rica no va a resolver ningún problema. Bienvenida la cooperación sana, la cooperación que no es condicionada a procesos de militarización; fuera de nuestro país, injerencias como estas que se denuncian en los cables de Wikileaks, fuera de nuestro país la injerencia de la CIA promoviendo operaciones ilegales, fuera de nuestro país los intentos de chantajear al Gobierno para que acepte impunidad de los violadores de los derechos humanos a cambio de cooperación, los chantajes y las presiones para aprobar permisos de barcos militares sin análisis, en contra de nuestras normas constitucionales, sin hacer un estudio de sus efectos, de sus impactos, de sus consecuencias, esa no es la cooperación que necesitamos en este país”.

Finalmente, el legislador Villalta cuestionó “Si tanto quiere el Gobierno combatir el narcotráfico, ¿por qué retiró de esta Asamblea Legislativa el proyecto para ponerle impuestos a los casinos?, esa es una buena pregunta, ¿por qué retiraron el proyecto para ponerle impuestos a los casinos y financiar los proyectos de seguridad ciudadana, incluido el combate al narcotráfico?, ¿por qué aquí no se discuten con prioridad los proyectos para tener mayor transparencia fiscal y que Costa Rica deje de ser paraíso de lavado de dinero y un paraíso fiscal?, ¿por qué aquí no estamos discutiendo, a sabiendas de que como mínimo este permiso no va a resolver nada del problema del narcotráfico que vivimos en nuestras escuelas, en nuestras calles y nuestras comunidades?, porque eso está demostrado, este permiso no va a resolver ese problema, ¿por qué aquí discutimos por presiones del Gobierno norteamericano este permiso, pero no sacamos un ratito para discutir la ley de ponerle impuestos a los casinos y financiar los proyectos de seguridad, que era la principal promesa de campaña del Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla?, ¿por qué aquí no estamos discutiendo estos proyectos?, ¿qué intereses hay para retirar ese proyecto de la Asamblea Legislativa?”.

 

Contrainjerencia

Compartir este post

Comentar este post