Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

"Cielito que lo parió" un regalo entrerriano para nuestra Patria Grande toda.

12 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


Daniel Tirso Fiorotto nos deja un cielito bien actual y sudamericano, aunque llegue hasta Haití y la selva Lacandona. La independencia que nos falta y las luchas que nos marcaron, se codean en el recorrido histórico que nos propone. Memoria, presente y futuro; en un regalo entrerriano para nuestra Patria Grande toda.


Cielito que lo parió

Cielo sudamericano

Cielo y Cielo del Mondongo

Que aprendió entre los Palmares

A armar piquete y quilombo.

¡Volvé Zumbí

A plantar libertades

Sobre Cargill!

A Cielo y Cielo resisten

Los pueblos el terremoto,

Por cada “yo” que sepultan

Echan alas mil “nosotros”.

Grita el mambí:

¡Muera el imperio y vivan

Chile y Haití!

Cielo de los bolicheros

De la changa y el azar

Que sabremos darle fuego

A Carrefour y Walmart.

Lindas fogatas:

Esta noche brindamos

Con serenatas.

Cielo y Cielo del carrito

Del cartón y las botellas

Que carga a los estrellados

Bajo todas las estrellas.

La oligarquía

Fundó en la Casa Rosa

Su cofradía.

Cielo y cielito sin quejas,

Que lindos que están los bancos

Para pintarles el centro

Y practicar tiro al blanco.

Los de la usura

Fingen miedo y se rasgan

Las vestiduras.

Cielo, que siga el festín:

De petróleo y minería.

Lindo dárselos al pueblo

Que afine la puntería.

Nuestras gomeras

Tiran semillas, letras

Y escarapelas.

Cielo y Cielo de la tierra

Para los que la trabajan

Y sobre los que especulan

Tierra y tierra, por mortaja.

¡Qué desatino

Jugarse nuestros sueños

En sus casinos!

Paso a paso y uno a uno

Dijo el mellizo al nacer:

Empecemos por Gualtieri

Y sigamos por Blaquier.

Gualeguaychú:

Si mira al horizonte

Ve Yapeyú.

Cielo, con Benetton, Soros,

Y los Grobocopatel

Nos colgaban la galleta

Y se mordían el pastel.

Chico atracón

De Repsol en la cena

Con Telecom.

Cielito y Cielo de Artigas

De reparto y banda roja

¡Qué diría don José

Del eucalipto y la soja!

No somos santos:

Que lo vayan rumiando

Botnia y Monsanto.

Cielo, y que se vayan todos,

Pero volvieron en banda:

Es más fácil desde el trono

Vender la foto y el alma.

Que desvergüenza:

Celebrar con la Barrick

La “independencia”.


Cielo y cielo libertario

Combatiente y malvinero

Gritándonos desde el Cielo

¡Que vuelva el Gaucho Rivero!

No hay uno manco

Si en la Europa se calzan

Los guantes blancos.

El europeo y el yanky

Que de ciencia hacen alardes

Por un barril de petróleo

Violarían a sus madres.

Los conocí

Desde que nos violaron

El Potosí.

Cielito para el flequillo

Y los ojos de mi china

Con más tesoros ocultos

Que el cerro de Famatina.

La mina es nuestra

Grita Facundo y vuelve

A la palestra.

Cielo revolucionario

De Condorcanqui a Bastidas

De Bartolina a Catari,

De Manuelita a Bolívar.

José Martí

Inspiraba al peludo

Bebe Sendic.

Cielito paraguayista:

Soy yerbócrata y me aguanto.

¡Que vivan los sublevados

De Toledo y de Basualdo!

Viva Felipe,

Y abra las puertas anchas

Que cerró Mitre.

Cielo guaraní y charrúa

De la resistencia a muerte:

Para no olvidar la gesta

Sabemos que Artigas vuelve.

Este combate

Sigue rodando en cada

Rueda de mate.

Cielito de los que buscan

Dos brillos en la hojarasca:

Los ojos de Guyunusa

En la lanza de Vaimaca.

Quien quiera escuche

Los ecos de Leftraru

En los Mapuches.

Cielo y Cielo solidario

Que sabe entender la vida:

En las tumbas de los trust

Flores de cooperativas.

Cuánto tilingo

Hace filosofía

De bingo en bingo.

Para caminar al alma

Conviene empezar en Mayo

Por el sendero de trinos

Entre Atahualpa y Sampayo.

Que el baile siga,

Y que con Andresito

Vuelva la Liga.

Cie lo y que seamos eternos


Los hijos de Concepción

Que un 29 de Junio

Ya cortamos el cordón.

La banda roja

Dice a los pueblos libres

“Que hay otra historia”.

Cielo de los panzaverdes

De bombachas y alpargatas

Que retan a los de arriba

Junto a Bartolo Zapata.

No pasarán

Mientras mande en los montes

López Jordán.

Y ahora que el Cielo termina

Aunque un Cielo no abandona

Que vengan otros Cielitos

De la selva Lacandona.

Subcomandante:

Lo saluda este pueblo

De Facón Grande.

Cielito de la juntada

Sin partidos de angaú:

Unidos seremos libres

Del Río Bravo al Polo sur.

Que lo parió:

Si el Che prendió un fueguito,

No se apagó.
 


Daniel Tirso Fiorotto

www.riobravo.com.ar

Compartir este post

Comentar este post