Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Colombia,Álvaro Uribe acusado de paramilitar Vuelve y suena... y seguira sonando...‏

2 Octubre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Álvaro Uribe acusado de paramilitar Vuelve y suena
Octubre 1 de 2011 
  

 

Por:@camachohernan
 
Publicado en VOZ, pág. 9. Edición 2609 del 28 septiembre al 27 octubre de 2011
“Álvaro Uribe, AUC a la Presidencia” fue el slogan de la primera campaña presidencial del ex mandatario. La combinación de las formas de lucha uribista: paramilitarismo y política
Hace apenas veinte días el representante Cepeda dio a conocer el testimonio del ex jefe paramilitar del Bloque “Cacica Pipintá”, alias “Alberto Guerrero”, en el que se acusa a Álvaro Uribe de ser fundador de grupos paramilitares en San Roque, nordeste antioqueño. Ahora, es Juan Guillermo Monsalve, antiguo trabajador de la Hacienda Guacharacas, desmovilizado de las AUC y condenado por secuestro, quien entregó su testimonio a la Fiscalía General de la Nación, en el que acusa de paramilitarismo al ex gobernador de Antioquia.

Pioneros del paramilitarismo

Tanto el testimonio de Juan Guillermo Monsalve como el del ex comandante “Alberto Guerrero”, coinciden en citar los nombres de Santiago Uribe, Santiago Gallón y los hermanos Villegas como auspiciadores del grupo paramilitar instalado en el municipio antioqueño de San Roque.  Sin embargo, Monsalve va más allá, pues en su declaración explica el rol de cada uno de los participantes del grupo paramilitar. Según Monsalve, Luis Alberto Villegas se encargaba de los negocios del grupo, entre los que se cuentan el narcotráfico con la administración de las “cocinas”, es decir, los laboratorios de producción de drogas ilícitas, pero también Villegas era el encargado del “negocio del tubo”, refiriéndose al robo de la gasolina y comercialización de la misma en estaciones de servicio de su propiedad. Así mismo, aseveró que el ex mandatario era el encargado de “Coordinar lo militar” pues como Gobernador del departamento tenía la potestad de organizar la Fuerza Pública, complaciente con las actividades del grupo paramilitar.

“Todo ordenado por Álvaro Uribe”

“Limpiar la zona” fue la primera tarea que según el ex trabajador de la Hacienda Guacharacas habría recibido de los jefes del grupo paramilitar y que se traducía  inicialmente en recuperar el ganado de propiedad de la familia Uribe que el Ejército de Liberación Nacional, ELN, sustrajo de Guacharacas. De hecho, la primera masacre que tuvo ocurrencia en la zona rural de San Roque cobró la vida del comerciante ganadero Álvaro Carmona, quien fue acusado de haber comprado algunos de los semovientes hurtados de la familia Uribe. Incluso, Monsalve afirma que a partir de esa primera masacre se efectuaron desplazamientos y desapariciones originadas en el mismo grupo paramilitar, “Todo ordenado por Álvaro Uribe” dijo Monsalve.

Convivir El Cóndor

Precisamente, el portal de información Verdad Abierta, publicó un artículo titulado “Revelaciones del caso Villegas”, en el que se describe cómo el propio Gobernador Uribe avalaba, el 18 de noviembre de 1996 a través de la Resolución 42378, la representación legal de Luis Villegas Uribe en la Cooperativa Rural de Vigilancia y Seguridad Privada El Cóndor, que ejercía control en los municipios de Cisneros, San Roque, Yolombó, Caracolí, Maceo, entre otros. Según Verdad Abierta, la convivir estaba siendo investigada por la Fiscalía en el año 1998, gracias a las denuncias de pobladores del municipio de San Roque que alertaban de las masacres, desapariciones y desplazamientos en la zona, por tal razón se llegó a acusar que bajo la Convivir El Cóndor: “Se mimetizaba una organización paramilitar, la cual operaba entre los municipios de Cisneros y San Roque, tenía su base de operaciones en el corregimiento San José del Nus de San Roque, y realizaba actividades ilegales en abierta connivencia con integrantes de la policía y con militares acantonados en la región”.  

Parapolítica de Uribe

“A él lo montamos nosotros, las autodefensas” dijo Monsalve, en el testimonio recogido el 16 de septiembre de 2011 en la cárcel de Cómbita, Boyacá. Las autodefensas y la política se convirtieron en la fórmula perfecta para que Álvaro Uribe conquistara, en el año 2002, las elecciones presidenciales, explica Monsalve, quien además comenta que en algunas oportunidades eran las propias tropas del Bloque Metro las que le brindaban seguridad al candidato.“Le hicimos política”. Don Juan y Luis Villegas pusieron los carros para sacar la gente de las veredas a votar. Se pintaron las paredes con “Álvaro Uribe AUC a la Presidencia” y agrega en el testimonio: “Él fue e hizo campaña en San José de Nus y el helicóptero no despegó y necesitaba protección y nosotros lo llevamos hasta Barbosa en los carros de Villegas” sostuvo Monsalve. Lo que demostraría la combinación de las maneras de hacer política del ex mandatario.

A los testimonios de Juan Monsalve y de Alberto Guerrero ex comandante del Bloque “Cacica Pipintá”, que acusan a Uribe como organizador de los primeros grupos paramilitares, se le suma el de alias ‘El Canoso’, ex jefe político de un frente de las AUC en la Sierra Nevada y quien manifiesta que la familia Uribe concertó negocios con el Bloque Caribe. Igualmente, Raúl Emilio Hasbún, alias ‘Pedro Bonito’, ex jefe del Frente Árlex Hurtado, y alias HH, concuerdan en asegurar que Carlos Castaño tenía unas cercanas relaciones con los hermanos Santiago, Jaime y Álvaro Uribe Vélez cuando este último ya era Presidente. Además, las declaraciones de Miguel Mejía Múnera, alias ‘El Mellizo’, quien desde su reclusión en los Estados Unidos manifestó que “Todos los caminos del paramilitarismo conducen a Uribe”. Y por último, la acusación que hiciera Francisco Villalba en la que dice escuchar la voz de Álvaro Uribe cuando le ordena a Salvatore Mancuso “borren el pueblo” refiriéndose a la masacre del Aro, en Antioquia, el 22 de octubre de 1997.

Sin que trascendieran en los medios de comunicación los testimonios recaudados a pesar de su contundencia, la censura a la información y la molestia que les causaría con el ex presidente, los directores de medios prefirieron hacerse los de la vista gorda ante semejante denuncia. Por otro lado, Uribe contestó desde su trinchera virtual con una acostumbrada diatriba de improperios “Cepeda prepara nuevo show con criminal en la cárcel”.

La justicia debe poner sus ojos en el cúmulo de indicios, declaraciones y testimonios que suenan y suenan. O de lo contrario, será la justicia internacional la que tendrá que actuar para que estos crímenes no queden en la impunidad.

Compartir este post

Comentar este post