Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

COLOMBIA - El Quimbo, camino a la privatización del río Magdalena

3 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Reunión Asoquimbo en la vereda San Antonio de Pescador.

El Río Grande de la Magdalena es una arteria fluvial que recorre gran parte del país. Pasa por 19 departamentos y 728 municipios donde vive cerca del 66% de la población colombiana, de modo que se convierte en un importante medio de transporte para el comercio. Se le considera como el “Río Madre de la Patria”, pues desde su descubrimiento en 1501 fue la vía más importante de comunicación del país con el principal puerto marítimo: Cartagena de Indias. Solamente con la construcción de nuevas carreteras y aeropuertos en el país a mediados del siglo XX quedó relegado.

Los pueblos precolombinos lo conocían como el río Huancayo. Nace en el sur del departamento del Huila, concretamente en la Laguna de la Magdalena, localizada a 3.350 metros de elevación sobre el páramo de las Papas, en el Macizo Colombiano. Allí nacen, además del Magdalena, los ríos Cauca, Patía, Caquetá, Putumayo y Saldaña, afluentes hídricos claves para el desarrollo agrícola del país, ya que abastecen al 70% de la población nacional.

A 30 kilómetros de Neiva, capital del Huila, se encuentra la Represa de Betania, construida el 30 de junio de 1981 e inaugurada por el presidente Virgilio Barco el 4 de septiembre de 1987, generando el 15 % de energía que consume el país (540 Megavatios). Para esta construcción se desvió el caudal del río Magdalena y el rió Yaguará, inundando 7.400 hectáreas de tierra, casi todas productivas, siendo reforestadas solo 150 hectáreas alrededor del embalse. Este espejo de agua tiene una extensión de 23 kilómetros y 92 metros de profundidad, afectando a los municipios de Yaguará, Hobo, Gigante y Campoalegre. 

Leer artículo completo

Juventud indocumentada en Estados Unidos: una experiencia compartida del sueño americano que se evapora

notiagen | 30 julio, 2011 | URL: http://wp.me/p1kCQN-oD

El sueño americano no siempre llega aunque usted sea una estudiante con excelentes calificaciones, domine el inglés como su primer idioma y haya vivido la mayoría de su vida en Estados Unidos.

Jesse Salmerón es cineasta y reside en Houston (Texas). Él conoce la incertidumbre y la frustración de vivir en el país del sueño que no se puede atrapar a dos manos al no tener los documentos que certifiquen que es un residente legal.

Salmerón nació en El Salvador, país centroamericano del cual emigró en la década de los años ochenta durante el conflicto armado. En Estados Unidos vivió indocumentado por unos 12 años y ahora a sus 32 años es un residente legal: «Viví indocumentado hasta los 15, afortunadamente antes de que entendiera lo que significa».

«Llegué a los tres años de edad —dice Salmerón—; mi madre me trajo con mi hermano y mi hermana. Ella nos crió sola, tenía dos empleos, trabajaba 18 horas al día y se aseguró de que fuéramos a la escuela». Salmerón estudió literatura y teatro y se graduó con honores en la Universidad de Houston. Hoy cuenta con documentales y largometrajes las experiencias de personas indocumentadas, mujeres, jóvenes y menores de edad, en el país norteamericano.

Su trabajo más reciente, Dreamer, cuenta la experiencia de un joven, uno entre centenares de miles, que tras 10, 15 ó 20 años en el país se identifica por su cotidianidad como estadounidense pero a quien las leyes migratorias lo catalogan como “ilegal” porque nació en otro país.

Compartir este post

Comentar este post