Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Colombia: Por la defensa del jardín botánico El Cuchubo de Mompox

23 Abril 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

s.o.s
DEFENDER EL JARDIN BOTÁNICO EL CUCHUBO DE MOMPOX, ES UN ACTO HUMANO DE AMOR POR LA TIERRA. NO MÁS SILENCIO E INDIFERENCIA!!!

 

Queridos amigos, en un día como hoy signado como de la tierra, les invito a que nos apoyen con sus ideas y acciones a salvar el Jardín botánico El Cuchubo de Mompox, fundado por Don Carlos Pontón Rangel; éste se encuentra abandonado, muriendo lentamente ante la mirada indiferente de todos. En la actualidad, la suerte de este pulmón de Mompox y la región con un germoplasma de más de 2000 especias nativas y exóticas, conocido por muchos de ustedes, se encuentra en el limbo; el llamado es a defenderlo de la jauría loca de los negociantes de la vida, a conocer su historia y rescatarlo para bien de todos; sus propietarios, herederos del señor Pontón están dispuesto a venderlo. Este jardín ha sido objeto de premios nacionales y Don Carlos fue homenajeado  por muchas entidades públicas y privadas en vida. Amigos, este es un S.O.S. por el jardín de Mompox en el bicentenario de su grito de Independencia absoluta de España o cualquier otra potencia. Ustedes, conciencia viva de la vida, luchadores empedernidos de ella y por ella; ayúdennos  en esta noble causa.


FAVOR VER TEXTO QUE SIGUE.


Fraternalmente,
MAXIMO ALEMAN PADILLA, Presidente de la Fundación Cultural y Ambiental Candelario Obeso, FUCOB.
Celular: 3132543619
Telefono: 4043719 Bogotá.

 

Carlos Pontón Rangel: pionero de la ecología en la Región Caribe.

100_0951.JPG

Máximo Aleman Padilla

elmompoxino@gmail.com

 

Es claro que defender la naturaleza en todos

los frentes es difícil, porque se topa con

la indiferencia, la ignorancia y el escepticismo;

y sobre todo se tienen en contra, de manera

más o menos confesada, a todos los que ante

ponen sus ambiciones personales al interés

común, a todos los que, dispuestos a comprometer

el futuro para lograr una ventaja inmediata,

no les preocupa el diluvio con tal de no

estar presentes cuando se produzca”.

Edouard Bonnefous.

 

Su vida es símbolo de paciencia, amor, cultura, libertad y paz. Nació en Mompox el 18 de junio de 1918. Desde niño se preocupó por su entorno, la ecología y el medio ambiente. Le aterraba el trato que el hombre le daba a la naturaleza. Se dedicó a conocer su región, la Depresión Mompoxina. Se sumergió en el laberinto de sus embrujados caños, disfrutó del amor libre y puro como el aire, aprendió de la bondad de las plantas y de la prudencia de los animales. Observó cómo las inmundicias humanas e industriales iban al río de la Patria y luego nosotros consumíamos sus aguas, cómo talaban los árboles y quemaban la tierra, como pescaban con barbasco y dinamita. Todas estas acciones lo llevaron a tomar su mejor partido: el partido de la vida.

 

En 1939 y 1940 pagó su servicio militar, cuando las mujeres y los hombres eran de carne y hueso, no de hierro y acero como ahora. Trabajó en la Estación Experimental de Mompox, en la Estación Agroforestal del Pacífico en el Valle del Cauca, en la Secretaría de Agricultura de Córdoba, en la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Magdalena, Sinú y San Jorge. De 1966 hasta 1980 está vinculado a la Universidad de Córdoba. Luégo es contratado por la CVS, para organizar sus viveros y la reforestación de Sierra Chiquita, al sur de Montería, cuando lo sorprendió la muerte el 21 de noviembre de 1991.

 

UN JARDIN EN EL CORAZON DE MOMPOX

 100_0954.JPG

En un pedazo de tierra llamado “El Cuchubo”, en honor a un cacique de la zona que combatió al invasor español, Carlos se dedicó a enriquecerlo, sembró maderables, frutales, plantas medicinales y ornamentales; el cual cuenta hoy con un germoplasma de más de dos mil especies nativas y exóticas.

El jardín no ha cumplido la misión de su gestor como centro de estudios, lugar turístico y recreativo. Sus peores enemigos han sido los administradores locales, que lo ahogan con el predial. Después de muchas comunicaciones a las autoridades locales, departamentales y nacionales, donde se pide sea exonerado de impuestos, el Concejo de Mompox, resolló y, por acuerdo número 35 de diciembre de 1997 se exonera al jardín del predial por 9 años a partir del 1 de enero de 1998. Sin embargo, desde 1990 a 1994 el jardín tiene una deuda acumulada de $ 2.062.049. No tenemos datos del 95, 96 y 97. Desconocemos en que situación se encuentra en la actualidad.

 

PREMIOS RECIBIDOS POR CARLOS PONTON RANGEL

 

-Premio Enrique Pérez Arbelaez, FEN, Bogotá, 1986.

-El Roble de Oro “al mejor protector de la flora nacional” categoría única, INDERENA 20 años, octubre 23, 1988.

-Doctor Honoris causa, Universidad de Córdoba, 7 de abril, 1989.

-Estatua Cacique de Mompox, 1984.

-Escudo de Mompox, Academia de historia Santa Cruz de Mompox, 1987

-Medalla Mompox 450 años, Concejo Municipal, 1987.

-Bandeja de Plata, Universidad de Córdoba, 1987.

-1er. Encuentro de Ecología Caribe y 1er. Festival Nacional del Casabe en homenaje a Carlos Pontón, Peñoncito y Mompox, 1989, Colegio Ecológico Tomás Herrera Cantillo, Fundación Cultural y Ambiental Candelario Obeso, Promompox, Fundación Rafael Caneva Palomino, COLCULTURA, INDERENA, Colegio Verde de Villa de Leyva.

 

Han colaborado en esta noble causa: Leonor de la Cruz, Lizzette Díaz Pérez (El Heraldo), Gladis Gari y Gustavo Tatis Guerra (El Universal), Donaldo Donado (El Espectador), Esmeralda Ariza (Telecaribe), Amaury Ramírez del Valle (Voz del Sur), Carlos Martín Arenas (El Periódico), Miguel Castro Thomas (Gente Nueva), Revista la Taruya, Poder Costeño, Revista Alternativa, Revista Ecológia, Revista Colombia Cooperativa, La Tira Caribe, El Informador, Presencia Negra, Andrés Hurtado García (El Tiempo), Margarita Marino de Botero, Angel Guarnizo (FEN), Germán García Durán, Germán I. Andrade, Gustavo Rodríguez Argel (Universidad de Cordoba), Imelda Gutiérrez Correal, Guillermo Perry Rubio, Alvaro Castaño Castillo, Víctor y Anibal Patiño, María Teresa Arango Bueno, Alberto Gómez Mejía (Jardín Botánico José Celestino Mútiz, Bogotá), Orlando Caliz Villanueva (Suecia), Miguel Faciolince López, Gloria Valencia de Castaño, Club de Leones, Martín Castilla Navarro, Promompox, Colegio Ecológico Tomás Herrera Cantillo (Peñoncito), Hugo Pabón Lobato, Vicente Páramo Acuña (San Zenón)

 

Es importante que este hermoso bosque en el corazón de Mompox, viva para la vida de su pueblo y, como dice E. O. Wilson, el único proceso en curso que tomará millones de años para ser corregido, es la pérdida de la diversidad genética y la diversidad de especies, por la destrucción de los hábitat naturales. Esta es la locura que nuestros descendientes estarán menos dispuestos a perdonarnos.

 

 100_0943.JPG

 

 

100_0937.JPG

 

 

100_0946.JPG

Compartir este post

Comentar este post