Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Comienza la investigación por la muerte del ex soldado uruguayo, testigo en causas de DDHH

28 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Ver la nota del dia 26/12:

Uruguay: Aparece muerto y mutilado ex soldado "testigo clave" en causas de los DDHH

Separador

En Paranacito. Juez argentino indaga el crimen del testigo

La Cancillería se interesó en el caso del ex soldado uruguayo asesinado

El 18 de enero comenzarán los aprestos para excavar en el Batallón Nº 14.

Víctor Carrato l

En busca de Arlington. López Mass y su equipo reanudarán las excavaciones en enero.
En busca de Arlington. López Mass y su equipo reanudarán las excavaciones en enero.

La noticia aportada por LA REPUBLICA el pasado domingo sobre el asesinato del ex soldado uruguayo Julio Ruperto Ramírez, que revistó en los batallones 13 y 14 y que dejó un croquis sobre enterramientos de desaparecidos, trascendió fronteras y los diarios extranjeros así como las agencias internacionales se interesaron por el caso.

LA REPUBLICA pudo confirmar que a partir del 10 de enero comenzarán los trabajos preparatorios para reiniciar las excavaciones en busca de desaparecidos en el Batallón Nº 14 de Toledo, donde se dice que podría existir un cementerio clandestino llamado "Arlington". Los trabajos concretos darán inicio el 1º de febrero, según confirmaron las fuentes. Desde la Cancillería uruguaya, fuentes oficiales confirmaron que Uruguay se interesó por el caso y en los próximos días podría haber novedades. En la mañana de ayer LA REPUBLICA se contactó con el juzgado de Paranacito, en Entre Ríos, donde está radicada la causa del asesinato de Julio Ruperto Ramírez. Desde allí se expresó que es el juez Eduardo García Jurado el que se ocupa del caso, que está bajo secreto de presumario. Eduardo Esteban Tomás García Jurado es juez de Instrucción. Nació el 10 de agosto de 1952 en Gualeguaychú. Fuentes judiciales informaron que el juez García Jurado ordenó la realización de la autopsia y llamó a declarar a al menos dos testigos. El 21 de diciembre Prefectura encontró a Ramírez a diez kilómetros del lugar donde supuestamente ocurrió el accidente, indicaron las fuentes. Un amigo, de nombre Carlos Ferreyra, hizo la denuncia de que se había caído al agua.

Villa Paranacito, conocida como la Venecia argentina, se ubica en el delta entrerriano. Es un pequeño centro urbano, cabecera del departamento Islas del Ibicuy, ciudad de Gualeguaychú (230 km al noroeste de Buenos Aires).

"A Julio lo asesinaron. El capitán Montenegro, de Prefectura Argentina, me dijo que no viera el cadáver porque tenía la cara desfigurada y el pecho abierto y entonces me iba a impresionar demasiado. El cuerpo estaba en (Villa) Paranacito y lo llevaron a Gualeguaychú. Dijeron que tenía más de una puñalada", contó Luis Ramírez, hermano de Julio.

Roberto Martínez, un amigo de la víctima, aseguró que a Ramírez "alguien lo mató o lo mandó a matar" y afirmó que él "estaba decidido a declarar en la Justicia".

Julio Ruperto Ramírez trabajaba en la isla El Sauce, frente a la localidad uruguaya de Nueva Palmira, y vivía en una quinta propiedad de Diego Gómez. Este aseguró que Julio Ramírez no le dijo nada que hiciera sospechar que le podía pasar algo. "Julio no se metía con nadie, era tranquilo.

La gente de la isla lo quería. Me parece raro todo. Nadie, ni siquiera su hermano, me dijo que el cadáver tenía heridas. Mañana mismo (por ayer lunes) le pido autorización a mi médica y voy a ir a preguntar." El delta del Paraná es el área deltaica de Argentina localizada en la desembocadura del río Paraná ­y, en menor medida, la del Uruguay­, que se extiende desde el origen del río Paraná Pavón hasta el desagüe de los ríos Paraná de las Palmas, Paraná Miní, Barca Grande, Paraná Guazú, Paraná Bravo y Gutiérrez (todos ellos ramales del Paraná y los tres últimos afluentes del Uruguay en su tramo final); en total, tiene una longitud de unos 200 kilómetros y su ancho frente al Río de la Plata es de 50 kilómetros. Esta formación anegadiza enclavada en el valle inferior del río Paraná se reparte entre las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

Las aguas del Paraná se vuelcan a través de catorce bocas, entre las que se destacan, de norte a sur: río Paranacito, arroyo Martínez, arroyo de La Tinta, arroyo Brazo Largo, río Gutiérrez, río Paraná Bravo, río Sauce, río Paraná Guazú, río Barca Grande, río Paraná Miní, río Paraná de las Palmas y río Luján.

Julio Ruperto Ramírez era un ex soldado uruguayo, de unos 60 años de edad, que revistó en los batallones 13 y 14. Trabajaba en una explotación agropecuaria en la isla del río Uruguay, El Sauce, frente a Nueva Palmira. Fue encontrado con la cara y el pecho destrozados; le faltaba un brazo y presentaba una puñalada en el abdomen, según relataron sus hermanos a LA REPUBLICA.

Después su cadáver fue tirado al río. El feroz asesinato se habría producido entre el 12 y el 13 de diciembre y el cuerpo se habría encontrado alrededor del 21 de diciembre en aguas del río Uruguay.

La República

Separador

El testigo uruguayo habría sido asesinado, pero aún se ignoran las causas
Investigan la aparición sin vida en el Delta, en el río Uruguay, de un testigo clave contra la dictadura uruguaya. Investiga García Jurado. Conmoción en medios orientales.¿Mensaje mafioso, o pelea isleña?

El testigo uruguayo Julio Ruperto Ramírez, que apareciera muerto en el Delta entrerriano, podría haber sido asesinado según un informe de la autopsia.

De cualquier manera, la Justicia sigue trabajando en la investigación, y hasta el momento no habría ningún elemento que relacione el presunto homicidio de Ramírez con su declaración contra militares uruguayos.

El juez de Instrucción de Gualeguaychú, Eduardo García Jurado, investiga la muerte de Julio Ruperto Ramírez, uruguayo de 60 años que declarara contra la dictadura de ese país y apareciera muerto hace una semana en el río Uruguay, en el sur de Entre Ríos.

El cuerpo de Ramírez fue hallado el martes 19 por Prefectura en la zona de Arroyo Martínez, en el Delta entrerriano, pero había desaparecido el pasado 13 de diciembre, seis días antes.

El juez García Jurado ordenó la realización de la autopsia, en tanto que llamó a declarar al menos a dos testigos.

Algunas versiones indican que el cuerpo se encontraba en estado de descomposición y parcialmente mutilado, pero el juez pidió establecer si ello fue así por el paso de los días, o existió un homicidio, como sospecharon algunos testigos que observaron el hallazgo.

En ese sentido, RADIO MÁXIMA pudo saber que en la autopsia se habría verificado al menos una puñalada en el cuerpo de Ramírez.

El pasado 13 de diciembre se presentó ante la delegación de Prefectura del Delta entrerriano un hombre que trabaja en la zona, para relatar que él iba en un bote junto a Ramírez, y que éste cayó al agua y desapareció.

Prefectura encontró a Ramírez a diez kilómetros del lugar donde supuestamente ocurrió el hecho, pero seis días más tarde, según pudo saber RADIO MÁXIMA.

Luego también apareció ante la Policía otro poblador del Delta para decir que él había visto la caída de Ramírez.

Ramírez sería oriundo de Nueva Palmira, Uruguay, zona geográficamente ubicada frente al Delta entrerriano, pero se habría encontrado trabajando en las islas entrerrianas.

Hace algunos días, un hermano de Ramírez se comunicó con el juez García Jurado para reclamar el cuerpo, pero el magistrado le dijo que investigaría la muerte, según se informó a RADIO MÁXIMA.

 

*Repercusión en el Uruguay

 

El diario La República de Montevideo dijo que Ramírez “fue hallado muerto y mutilado en aguas del Río Uruguay”, y describió a la víctima como un ex soldado uruguayo que “aportó valiosa información sobre cementerios clandestinos de detenidos desaparecidos durante la dictadura militar (1973-1985)”.

Según el matutino uruguayo, el cuerpo de Julio Ruperto Ramírez, de unos 60 años de edad, fue encontrado por la Prefectura Argentina el 21 de diciembre pasado, con la cara y el pecho destrozados, un brazo mutilado y una puñalada en el abdomen.

También indica el diario La República que “Ramírez había aportado datos clave y hasta un croquis del lugar donde estarían enterrados en forma clandestina los cuerpos de varios detenidos desaparecidos, en la cancha de fútbol ubicada en las instalaciones de los batallones 13 y 14, próximos a Montevideo.

 

*La zona

 

El delta del Paraná es el área deltaica de Argentina localizada en la desembocadura del río Paraná —y, en menor medida, la del Uruguay—, que se extiende desde el origen del río Paraná Pavón hasta el desagüe de los ríos Paraná de las Palmas, Paraná Miní, Barca Grande, Paraná Guazú, Paraná Bravo y Gutiérrez (todos ellos ramales del Paraná y los tres últimos afluentes del Uruguay en su tramo final); en total, tiene una longitud de unos 200 km y su ancho frente al Río de la Plata es de 50 kilómetros.

Esta formación anegadiza enclavada en el valle inferior del río Paraná se reparte entre las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos

*Las aguas del Paranà se vuelcan a través de catorce bocas, entre las que se destacan, de norte a sur: Río Paranacito, Arroyo Martínez, Arroyo de La Tinta, Arroyo Brazo Largo, Río Gutiérrez, Río Paraná Bravo, Río Sauce, Río Paraná Guazú, Río Barca Grande, Río Paraná Miní, Río Paraná de las Palmas y Río Luján.

El Delta del Paraná, desde Diamante hasta su desembocadura se divide en tres grandes regiones: el Delta Superior (desde Diamante, Entre Ríos, hasta Villa Constitución, Santa Fe), el Delta Medio (desde Villa Constitución hasta Ibicuy, Entre Ríos) y el Delta Inferior o en formación (desde Ibicuy hasta la desembocadura).

Desde puerto Ibicuy hasta la desembocadura del río Gualeguaychú en el Uruguay, se extiende el delta inferior. Uno de los brazos del Paraná, el Paraná Bravo que desemboca en la ría del Uruguay, es la principal ruta de navegación del Plata hacia el norte.

Radio Maxima

Separador

Recogen datos en la causa del ex militar uruguayo asesinado


[28/12/2010- La víctima es un testigo clave en el caso Gelman; Había aportado datos de fosas comunes en Montevideo; Hoy el juez de Instrucción Eduardo García Jurado comenzará con las declaraciones.




El juez de Instrucción de Gualeguaychú, Eduardo García Jurado, comenzará hoy a tomar declaración a personas que estuvieron con Julio Ruperto Ramírez, el ex militar uruguayo que fue asesinado y hallado sin vida en el río Uruguay, informaron fuentes judiciales.
Ramírez era un ex soldado uruguayo de unos 60 años, testigo clave en varias causas de Derechos Humanos en el país vecino. Además, aportó información sobre fosas comunes en dos batallones de Montevideo donde estarían los restos de la nuera del poeta Juan Gelman.

El cuerpo de Ramírez fue encontrado por la Prefectura Argentina el 21, con la cara y el pecho destrozados, un brazo mutilado y una puñalada en el abdomen. La autopsia forense arrojó que se trató de una muerte violenta.

La investigación por el asesinato de Ramírez, está en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Gualeguaychú, a cargo de Eduardo García Jurado, quien avanza en la investigación, que hasta el momento no habría arrojado una vinculación militar en el crimen, como sostienen algunos medios uruguayos.

Los datos de Ramírez

Ramírez, que había aportado datos sobre un cementerio clandestino en el Batallón 13, fue encontrado con la cara y el pecho destrozados, con una puñalada en el abdomen y con un brazo mutilado. Los editores de La República, en su página web, se preguntaban: “¿Plan Cóndor? Se llamaba Julio Ruperto Ramírez, fue soldado en el temible infierno del Batallón 13 de Infantería y en el 14. Rompió la ley de la ‘omertá’ de los criminales golpistas y entregó el croquis donde podrían estar enterrados muchos desaparecidos en los batallones 13 y 14. En el 14, hay indicios de la existencia del cementerio clandestino Arlington.”

Hacía pocos días, Ramírez, que trabajaba en un establecimiento rural en la isla El Sauce, frente a Nueva Palmira (a unos 22 kilómetros de Carmelo), había sido citado a declarar en una causa, tras el hallazgo de restos de desaparecidos que fueron encontrados en el Departamento de Soriano. Ramírez había señalado que se habían enterrado cuerpos en la cancha de fútbol del Batallón 13.

La lupa de la Justicia, por estas horas, está sobre el Batallón 14. Allí se sospecha que existió un cementerio clandestino de desaparecidos, bautizado Arlington. Y se cree que, ya en democracia, los militares exhumaron restos óseos en la zona.

Los trabajos de los antropólogos forenses de la Universidad de la República (Udelar) dieron como resultado el hallazgo en ese batallón de restos que fueron enviados a la Argentina para ser analizados. De hecho, la Justicia anunció que haría nuevos trabajos durante febrero de 2011.

El jefe del Equipo de Antropología Forense de la Udelar, José López Mazz, además, declaró en la investigación por el secuestro y desaparición de María Claudia García de Gelman. Tras su declaración, se establecieron medidas de seguridad para preservar el predio del Batallón 13.

Según la información difundida por el diario La República, el asesinato de Ramírez se habría producido una semana antes de que fuera encontrado por la Prefectura argentina, que se comunicó, a su vez, con los hermanos de Ramírez para darles la noticia de su muerte.

Dudosos

El martes 12 se presentó ante la delegación de Prefectura del Delta entrerriano un hombre que trabaja en la zona para relatar que él iba en un bote junto a Ramírez, y que éste cayó al agua y desapareció.

Prefectura encontró a Ramírez a 10 kilómetros del lugar donde supuestamente ocurrió el hecho, pero nueve días más tarde. Luego también apareció ante la Policía otro poblador del Delta para decir que él había visto la caída de Ramírez.

Una fuente ligada a la investigación indicó que no sería descabellado pensar que uno de los testigos termine dando explicaciones ante la Justicia. Otra fuente señaló que podría ser un homicidio doméstico.

901 MHZ. Radio La Voz - Rompiendo Cadenas

Separador

 

 ORGANIZACIONES DE DD.HH. DE URUGUAY TRAS UNA MUERTE EXTRAñA

Investigan que pasó con el ex soldado

Organizaciones defensoras de los derechos humanos de Uruguay investigan el caso del ex soldado Julio Ruperto Ramírez, muerto en extrañas circunstancias en Argentina. Fuentes del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) consultadas por Página/12 señalaron que estaban investigando si Ramírez tenía información importante sobre asesinatos o torturas durante la pasada dictadura. La causa está desde hace una semana en un juzgado de la ciudad de Gualeguaychú, a cargo de Eduardo García Jurado.

El cadáver del ex soldado, de 60 años, fue encontrado por guardacostas argentinos en una apartada zona de islas del Río de la Plata el pasado el 21 de diciembre. Tenía el rostro desfigurado, un brazo roto y el pecho abierto de una puñalada, según dijo el hermano de la víctima, Luis Ramírez, que no pudo ver el cuerpo porque le advirtieron “que se iba a impresionar demasiado”. Los allegados del ex soldado afirman que se trató de un asesinato.

Según versiones de la prensa local, durante la dictadura que gobernó en Uruguay de 1973 a 1985 el soldado Ramírez formó parte de los Batallones 13 y 14 del Ejército, en cuyos cuarteles se presume fueron enterrados detenidos-desaparecidos. De acuerdo al diario La República, Ramírez habría aportado datos y un croquis sobre supuestos entierros de desaparecidos en la cancha de fútbol del Batallón 13, cercano a Montevideo, donde funcionó uno de los principales centros de detención de la dictadura. Ramírez también prestó servicios en el Batallón Nº 14 donde hay pistas sobre la existencia de un cementerio clandestino. El Serpaj dijo que iba a recabar información, dado que no tenía registro de que Ramírez fuera un testigo.

En Uruguay está en vigencia la Ley de Caducidad, que impide juzgar a los policías y militares acusados de violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar. La amnistía fue plebiscitada en 1989 y el año pasado. En ambas ocasiones fue ratificada. Actualmente se encuentra trabado en el Senado un proyecto interpretativo de la ley, que dejaría sin efecto parte de la norma. Sin embargo, el gobernante Frente Amplio cuenta con disidencias en su bancada, que se suman a la posición obstruccionista de los tradicionales partidos Colorado y Nacional.

El gobierno de Tabaré Vázquez habilitó excepciones previstas por la Ley de Caducidad, y ello dio lugar a algunas condenas, entre ellas, las del ex dictador Gregorio Alvarez. También durante el gobierno de Vázquez se realizaron excavaciones en el interior de esos cuarteles en la búsqueda de restos de detenidos-desaparecidos sin resultados positivos.

 

Página/12

Separador

ACUERDO PARA REANUDAR EXCAVACIONES EN BATALLON 14


MONTEVIDEO, 28 (ANSA) -

El gobierno uruguayo y la Universidad de la República firmaron un acuerdo para reanudar las excavaciones dentro del Batallón 14 de Toledo, próximo a Montevideo, a los efectos de hallar restos de detenidos desaparecidos durante la dictadura militar (1973-1985). El convenio estipula que las tareas de remoción de tierras serán realizadas entre el 1 de febrero y el 31 de julio de 2011, aunque si no hubiera resultados, el documento permite la posibilidad de prorrogar el contrato hasta el mes de octubre.
    Las tareas que estarán a cargo del jefe de Antropología Forense de la Udelar, José López Mazz, tendrá un costo de 114 mil dólares y será financiado por el Estado.
    Si bien las excavaciones se reanudarán en el Batallón 14 de Paracaidistas, podría extenderse luego a otros predios, en virtud de la información en poder de los antropólogos.
    El gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010) realizó excavaciones en el Batallón 13 y en una chacra privada que perteneció a la Fuerza Aérea, predios en los cuales se hallaron en 2005 los restos del profesor Fernando Miranda y del obrero metalúrgico Ubagesner Chavéz Sosa. Organizaciones de derechos humanos estiman en unos 200 los desaparecidos durante la dictadura, la mayoría de ellos secuestrados en Argentina en virtud del llamado Plan Cóndor que coordinó la represión de los regímenes militares del Cono Sur en los años 70 y 80.
   (ANSA). JFC

Compartir este post

Comentar este post

alberto brussain 12/31/2010 18:14



no tiene fundamentos una institucion que supuestamente deberia de destacar por el honor que predica y el que se enseña dentro,solo un loco asesino es capaz de las tropelias que se
han cometido en uruguay y en toda America Latina,no pueden llamarse hombres quienes lo hicieron como tampoco los que les encubren,.-