Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Comisión de Derechos Humanos de Uruguayos en Argentina

24 Marzo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Comisión de Derechos Humanos de Uruguayos en Argentina

Dibujo.jpgLa Comisión de Derechos Humanos de Uruguayos en Argentina expresó su rechazo al proyecto del

gobierno Uruguayo para liberar a militares procesados por delitos de Lesa Humanidad perpetrados en la

última dictadura militar. A continuación reproducimos el documento firmado por Marcia Rodríguez, Ana

María Parnás, Angel Graña, Marta Suárez y Mirta Rocha.


Queremos dejar constancia que como Comisión de Derechos Humanos de Uruguayos en Argentina no
podemos dejar pasar los trascendidos o comentarios acerca de la intención del Presidente de la República José Mujica Cordano, de perdonar, liberar -o cualquier otro sinónimo que quieran usar- a los asesinos del pueblo.

Hace mucho que venimos luchando al igual que otros compañeros por Anular la Ley de Impunidad y

aunque aún no lo hemos logrado seguiremos en ese camino hasta que finalmente todos los responsables

de matar, secuestrar, torturar, desaparecer, robar bebes e identidades y mandar al exilio a tantos

compatriotas se pudran en la cárcel. Como corresponde a quienes han cometido los peores delitos contra la humanidad.

Contestando a las declaraciones de Mujica que esto sería venganza, decimos que no, solamente JUSTICIA.

Largamente las organizaciones de Derechos Humanos hemos demostrado que nunca se ha intentado

tomar justicia por mano propia, siempre se ha recurrido a la Justicia en su Poder Judicial para esclarecer

los hechos, aportando desde nosotros todos los elementos en nuestro poder. No encontrando del lado de

los genocidas ni el más mínimo arrepentimiento ni aporte a la verdad, confesando dónde están siquiera los cuerpos de los desaparecidos o los hijos apropiados y privados de su identidad. La gran mayoría de las veces se expresaron justificando la tortura y las desapariciones, declarando su convicción de que si

volviera a suceder harían exactamente lo mismo Queremos expresar a la comunidad que estamos totalmente en contra de las declaraciones de Mujica, antes y ahora, acerca del tema de los derechos humanos, porque su opinión personal es sólo eso y no representa a la mayoría del pueblo uruguayo. Consideramos entonces muy presuntuoso pretender hablar en el nombre de todos los uruguayos.

Es por ello que no aceptamos sus dichos y advertimos a todos aquellos que estén dispuestos a cerrar,

silenciar o clausurar esta etapa tan dolorosa en nuestra historia como país que estamos dispuestos a

seguir adelante por la verdad pero sobre todo por el enjuiciamiento a los responsables del aniquilamiento de toda una generación y no pararemos hasta conseguirlo.

Queremos ser voz de los que no han podido gritar ni expresarse pues ya no están, están desaparecidos

por esos genocidas que hoy se beneficiarían con la libertad por ser “ancianos”; como si eso significara que dejaran de ser asesinos.

Pretendemos que las futuras generaciones puedan mirar hacia el futuro con la frente en alto sabiendo que existe la Justicia , que nuestro país no será aislado de la comunidad internacional por ser violador de los Derechos Humanos.

Es por eso que llamamos a los uruguayos y a todos los ciudadanos que sientan esta afrenta hacia valores fundamentales y fundantes de nuestras sociedades, como lo son la VERDAD y la JUSTICIA a expresar su repudio a nuestro correo, verdadyjusticia2005@yahoo.com, o por cualquier medio que tengan a su alcance, a fin de hacerlo llegar a nuestro país.

 

Polémico proyecto en Uruguay:

Mujica analiza una reforma para liberar a militares presos


El presidente de Uruguay, José Mujica, analiza una reforma que, de ser aprobada, podría sacar de la

 

cárcel al ex dictador Gregorio Alvarez y a otros represores procesados por violaciones de los derechos

humanos durante el último régimen militar (1973-1985), dijeron a "La Nación" fuentes del nuevo gobierno.

El proyecto en cuestión contempla un cambio en la legislación vigene para liberar a reclusos de edad

avanzada como Alvarez, que tiene 87 años. Sin embargo, antes de enviarlo al Congreso, Mujica quiere

lograr consenso político dentro de su coalición de izquierda, Frente Amplio.

El domingo se cumplirán 25 años de la liberación de los últimos presos políticos del régimen militar y de ex

guerrilleros que fueron amparados por la ley de pacificación nacional, que se votó en 1985, durante el

primer gobierno de Julio María Sanguinetti.

Mujica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky, dos ex guerrilleros tupamaros, fueron beneficiados por

esa ley y pudieron salir de prisión. En los últimos días, ambos transmitieron a su entorno político que es

necesario encontrar una fórmula jurídica para terminar con el encarcelamiento de los procesados por

hechos de aquella dictadura. Considera que no hay que limitarla a los militares recluidos en una cárcel

especial, sino a todos los que tengan edad avanzada.

Según aclararon, la reforma no significaría un "punto final" ni una amnistía o indulto, y tampoco implicaría

el fin de las investigaciones para aclarar casos de desaparecidos.

La vía que consideran más probable es una modificación de la ley de humanización del sistema carcelario,

promulgada en septiembre de 2005 por el entonces presidente Tabaré Vázquez con la intención de

descongestionar los penales.

Esa norma estableció condiciones para que los jueces pudieran "disponer la prisión domiciliaria de

personas procesadas o condenadas mayores de 70 años".

La ley aclara que sólo se podrá aplicar "cuando no involucre riesgos, considerando especialmente las

circunstancias del delito cometido", pero también establece excepciones, como para los procesados por

delitos de homicidios, entre otros.

"Justamente en ese punto se trató de que los militares que pudieran ser procesados no tuvieran

oportunidad de apelar a ese beneficio", recordaron las fuentes.

La condena

Mujica y Topolansky, que estuvieron presos entre 1972 y 1985, no están de acuerdo con que los símbolos

de la represión de aquellos años sigan presos.

"La condena es que ya se sabe lo que hicieron, es lo que la sociedad siente por ellos, no es que sigan

presos", dijo ayer Topolansky en el programa radial Tiempo presente.

La senadora, además, expresó su acuerdo con una fórmula que le otorgue potestad a la justicia para

decidir la prisión domiciliaria sin restricciones de casos.

Topolansky, que es la primera senadora del país, agregó que el tema deberá ser discutido por el Frente

Amplio. Justamente dentro de la coalición de izquierda hay sectores que están en virtual "estado de alerta"

para impedir cualquier decisión que pudiera abrir las puertas a la liberación de presos especiales, como

Gregorio Alvarez.

Hace pocos días, esa actitud vigilante derivó en duras críticas a una mujer que es símbolo de la defensa

de los presos políticos: Azucena Berruti, ministra de Defensa Nacional de Tabaré Vázquez.

En el libro Ministras, Berruti reconoció que no había apoyado el plebiscito celebrado en octubre pasado

para anular la ley de caducidad, que implicó un paraguas para agentes de la dictadura, y criticó que el ex

dictador Alvarez y otros represores estén hoy en prisión.

"Tener a todos esos viejos enfermos, cocinándolos en el odio, no me gusta", dijo Berruti, que consideró

que se trata de un "acto de crueldad".

Ayer, en Radio Oriental, Topolansky dijo que en general coincidía con Berruti, incluso sobre la sensación

de que esa prisión es una especie "de venganza" que no le agrada.

En 1985, con la restauración de la democracia, la amnistía para ex guerrilleros y presos políticos no tuvo la

correspondencia de una norma igual para militares, por lo que los juzgados comenzaron a movilizarse con

denuncias de víctimas de la dictadura o familiares de éstos.

Un año y medio después se votó otra ley, que sostuvo que había "caducado el ejercicio de la pretensión

punitiva del Estado respecto de los delitos cometidos [...] por funcionarios militares y policiales" durante la

dictadura.

La izquierda interpuso recursos de inconstitucionalidad, pero la Corte Suprema estableció que se ajustaba

a la Carta Magna. Luego, se convocó a un referéndum para decidir si era derogada, pero en 1989 la

ciudadanía ratificó la norma.

Con la llegada de la izquierda al gobierno, en 2005, y luego de que los militares no aportaran datos sobre

desaparecidos, las autoridades permitieron otra aplicación de aquella ley, por lo que el dictador Alvarez y

izzi, madre de Andrés Bellizzi, que aseguró que asistió al acto

 

varios militares y policías terminaron en prisión. 


DECLARACIONES FAMILIARES URUGUAY


José Mujica afirmó que continuará con la búsqueda de restos desaparecidos sólo si hay un pedido

 

específico o surgen nuevos datos. Varios familiares de desaparecidos, que se mostraron desilusionados

con el presidente. "¿Cómo Mujica no tiene sensibilidad para nosotros, pero sí la tiene para quien cometió

los delitos?", afirman, según informa Montevideo Portal.

La postura de José Mujica en torno a la búsqueda de restos de desaparecidos era una de las grandes

interrogantes de la nueva gestión, sobre todo teniendo en cuenta lo hecho pro la administración de Tabaré

Vázquez en sus primeros meses de mandato. Ayer, Mujica declaró al diario Últimas Noticias (que lo captó

in fraganti almorzando en La Casa del Whisky, prácticamente sin custodia) que la búsqueda continuará en

su gestión "si hay un pedido expreso o surgen nuevos hechos". El mandatario no descartó que se siga

investigando, pero ciertamente no mostró una actitud proactiva hacia los hechos, cómo sí lo hizo Vázquez

al momento de asumir hace ya cinco años.A pocos días de la asunción de José Mujica, hay descontento y

desazón entre los familiares de detenidos-desparecidos, porque el presidente omitió referirse a ellos y a

las violaciones de los Derechos Humanos durante sus primeros discursos. Montevideo Portal dialogó con

miembros de la organización de Familiares, que coincidieron en señalar que "esperaban más atención".El

tema de las violaciones a los Derechos Humanos durante la última dictadura no fue central en la campaña

que llevó a José Mujica a la presidencia, pese a que el partido de gobierno apoyó el voto por la anulación

de la Ley de Caducidad. El propio José Mujica manifestó, siendo aún precandidato, que no estaba de

acuerdo con tener "viejos presos", aunque firmó para anular la Ley.El 1º de marzo, como es habitual, los

Familiares de Desaparecidos se hicieron presentes en la Avenida del Libertador, con su reclamo de

Verdad y Justicia. Montevideo Portal conversó con integrantes de la Asociación de Familiares, que se

expresaron entre descontentos y decepcionados por la omisión de su lucha en los primeros discursos del

presidente.Jacqueline Barrios, hija del desaparecido Washington Barrios, dijo que, aunque la invitaron

prefirió no ir al acto de asunción de José Mujica porque simplemente "no espero demasiado de él porque

entiende que rever el asunto es entrar en temas de odio, y nosotros no compartimos ese

pensamiento".Quien sí asistió fue María Bell

 

 

 

de Mujica para marcar presencia y decir que este tema está pendiente: "No solamente no paró (donde se

encontraban los Familiares, en la puerta del Instituto de Profesores Artigas), sino que pasó de

espaldas".Olga Ramos, madre de Ileana García de Ramos, dijo que, en su opinión, esperaba "un poco

mas de atención. Que hubiera repensado las cosas, es muy duro tener una hija de 23 años y un yerno de

25, que los desaparezcan que y no tengamos derecho ni a pedir. No es un pedido de venganza, lo

hacemos siempre por la ley".Ramos agregó que "hace 32 años que lloramos todos los días. Yo no

pretendo que los torturen. Hay formas de decir la verdad, pero ellos tienen los medios, nosotros no.

¿Quien puede resignarse a no buscar la verdad sobre lo que pasó con su hijo?".Sobre la gestión de

Tabaré Vázquez, Ramos dijo que "no quedó conforme", aunque concedió que "por lo menos hizo algo", en

referencia a la búsqueda de restos en los cuarteles y al procesamiento de los responsables de violaciones

a los Derechos Humanos. "Nosotros mientras tengamos algo de vida vamos a seguir luchando, luego

seguirá mi nieta y mi nieto. Esto de la desaparición forzada no termina nunca. Yo pienso que Mujica algo

tiene que hacer".Ramos dijo que "se decepcionó" con el discurso que Mujica realizó en la Plaza

Independencia. "Lloré parada escuchando. Vino un amigo de Buenos Aires y también quedó asombrado.

Estamos muy tristes, estamos muy dolidos este es un nuevo golpe que no podemos asumir. ¿Cómo Mujica

no tiene sensibilidad para nosotros, porque sí la tiene para quien cometió los delitos? ¿Ahora porque sean

viejos no le podemos exigir que nos digan la verdad, y saber? ¿Los está protegiendo, y por que no protege

a nosotros que somos las víctimas?", concluyó.


TOMADO DE mercosurnoticias.com

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post