Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

CONVOCATORIA CONTRA LA REPRESIÓN en Montevideo

25 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

ENCUENTRO para ANALIZAR Y RESPONDER AL AVANCE REPRESIVO 

 LA UTILIZACIÓN de FESTEJOS DEPORTIVOS PARA LEGITIMAR el DISCURSO y FORTALECER EL APARATO REPRESIVO para DESPUÉS GOLPEAR LA LUCHA POPULAR

Compañeros en la última semana quienes militamos día a día en organizaciones políticas y sociales que enfrentan y confrontan al sistema en las calles, hemos visto con preocupación el alarmante operativo realizado por el ministerio del interior para el festejo del clásico.

Mas grave consideramos el discurso emitido por  el propio ministerio. Desde el cual se señala la necesidad de estos operativos buscando legitimar y acostumbrarnos a este tipo de acciones represivas, así como el crear listas de personas "peligrosas" que estarían en manos de la policía.

No es nuevo que estos hechos son entrenamientos y métodos que mañana utilizaran contra el pueblo cuando sale a las calles por eso la necesidad desde el Estado de imponer el discurso de mano dura.

Consideramos que el análisis colectivo de estos temas es una de las mejores armas para enfrentar la represión y para la autodefensa de las organizaciones políticas y sociales. Por eso los convocamos, para discutir juntos y buscar la mejor respuesta.

VIERNES 28 DE MAYO 20Hs. ATENEO CARLOS MOLINA-CARLOS María Ramírez Y CONCILIACIÓN (FRENTE AL CEMENTERIO DE LA TEJA)

 

Mas testimonios sobre represión policial en Montevideo, esta de un MANYA

La verdad es que yo soy de Peñarol y fui al festejo. Es cierto que algunos iban bebiendo pero no había -para mí- alarma social. Luego la presencia de los coraceros cortando 18 en varios tramos dejó encerrados a grupos de festejadores, entre ellos yo. Según el Jefe de Policía y el mismo Vázquez dicen que intervinieron (primero dijo reprimieron), porque iban bebiendo alcohol.

Es decir que reprimieron por si se emborrachaban y luego pasaban a mayores. Es decir prevención. Siempre, desde que me conozco la presencia de los coraceros, causa una suerte de provocación, que alguno no siempre banca y responde con algo, una piedra o en este caso algunas botellas rotas sobre el pavimento.

No lo justifico, pero creo comprenderlo. Como pude di vuelta por Colonia y volví a 18, al llegar a la Plaza Libertad ya habían roto por completo la alegría del festejo. Y más aún de ahí para adelante, hasta la Plaza Independencia.

Lo de la bandera de Peñarol sobre el Prócer tampoco me alarma ni tampoco las pintadas. Yo tuve menos de 20 años y vi muchas cosas parecidas o peores incluso protagonizadas por los miembros del gobierno actual.

Cuando hice estos comentarios a algún compañero me agredió verbalmente porque dijo que yo mezclaba las cosas. Que lo nuestro había sido político. Aún siendo "político" creo que se pueden establecer algunas comparaciones.

Anoche me asombró el Sr. Vázquez por canal 5 cuándo le dijo a la lacruna de Sonia, que ya en el Estadio había habido un fallo que empañó "el notable operativo policial", y fue que parte del público en vez de cantar el himno Nacional, cantaban cánticos referidos a sendos equipos.

La verdad es que esto me deja recontra asombrado. Parece que no los reprimieron porque podían ser unos 35000 hinchas o más que hacían tal cosa.

También medito acerca de esto hace varias décadas y no recuerdo que pataleáramos por entonar otra cosa que no fuera el himno, o simplemente ignorarlo.

Cuando uno va a un clásico es mucha la excitación y es lógico que la gente entone cánticos para mantener el ánimo en alto. En definitiva uno va a ver un partido de futbol y no un desfile militar o policial. En fin al contrario a Vázquez, la no cantada del himno por muchos hinchas tampoco me sorprendió ni me alarmó, lo encuentro normal.

El ministro del Interior en funciones debe conocer por alguna afinidad política anterior, un grupo que si hizo algo más que poner una bandera de Peñarol sobre un monumento.

Creo que se trataba de una bandera que tenía un gran valor histórico. Sé que no va a gustar que ponga un ejemplo "altamente político" como el afane de una bandera.

Pero me gustaría saber la opinión de un ministro tan metido en la cuestión represiva, y de salvaguardia de los símbolos patrios, acerca de ese hecho histórico que al parecer nadie recuerda.

Aunque nunca me gustó esa acción "altamente política", no la traigo a colación para criticar nada más que a los responsables actuales de guardar el orden. Respecto al hecho de la bandera de Peñarol los patriotas nos sentimos heridos casi con exageración, y respecto a la otra, miramos para otro lado, porque las razones fueron "altamente políticas". Lo que pretendo es hacer conciencia que cuando los hinchas de un cuadro de fútbol ganan un torneo importante hacen cosas como esas, y que debemos tener consideración. Tratar de entenderlos, más o menos como entendimos a los "militantes políticos".

Cuando el Real de Madrid gana, la hinchada va a La Cibeles y cuelga banderas, se bañan en la fuente, etc. Yo creo que deberíamos tener ya a esta altura de los siglos, alguna mayor comprensión del fenómeno futbolístico.

Otra cosa que el Ministro suplente dijo a Sonia, es que la causa principal de los excesos en los festejos deportivos es la ingesta de alcohol. Y que habían comenzado a reprimir para prevenir desmanes mayores. Nueva onda esta de querer encarar el tema del alcoholismo a palos.

En esto tiene razón, en todo el mundo sucede lo mismo. Incluso en otros países la cosa es aún más grave. Como las bebidas alcohólicas en los boliches de la noche cuestan muy caras, los jóvenes, han sustituido los boliches por lugares urbanos y compran sobre todo vino y coca, que es lo más barato y se divierten barato y toda la noche.

En España son famosas las quedadas, es decir que los jóvenes se citan por Internet y se encuentran en un sitio determinado para disfrutar juntos. Esto trae perjuicios a los barrios donde esto sucede, ruidos molestos, meadas callejeras, etc.

Yo vuelvo a repetir, la ingesta de alcohol es un problema serio.

En Suecia uno ve que los jóvenes al llegar el viernes a la noche se encuentran por la calle con sus cervezas o vinos baratos y beben en parques, etc. Lo que nunca he visto, ni leído es que la policía los vaya a reprimir, a cagar a palos, a meterlos presos, e incluso quedar desconformes porque no les dan penas de cárcel.

El alcohol es un problema como dice Vázquez, pero no pienso que se resuelva a palos. La juventud es también problemática pero no podemos enviarlos en cana por eso.

En fin, cuando miraba el programa de Sonia anoche, no pude dejar de asombrarme. Que algunos de nosotros que fuimos jóvenes rebeldes que comprendíamos y pedíamos comprensión para nuestros excesos, nos hayamos convertido en los apaleadores de turno, no me parece un mérito, ni un motivo para galardonear con alguna medalla. Yo siento vergüenza.

Siento vergüenza ajena.

En fin eso es lo que pienso.

Néstor Larrosa

postaporteñ@

 

cabecera


Compartir este post

Comentar este post