Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Costa Rica: Chinchilla continúa la senda heredada del Gobierno de los Arias Sánchez

18 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Construcción de Aeropuerto Internacional en Zona Sur declarada de interés nacional

Chinchilla continúa la senda heredada del Gobierno de los Arias Sánchez

 

Fuente: elpais.cr  | 17/10/2010
San José (elpais.cr) - La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda y el cuestionado ministro de Obras Públicas y Transportes, Francisco Jiménez, firmaron el decreto que declara de interés público la construcción del Aeropuerto Internacional del Sur, ubicado en Sierpe de Osa.

El Gobierno  considera que el turismo y la necesidad de generar empleo en la zona sur, amerita la inversión en dicho aeropuerto.

La declaratoria conlleva una serie de prioridades que permitirán aligerar el proceso de consolidación del proyecto para materializarlo.

El propósito del Ejecutivo es que la primera fase del proyecto, que contempla los estudios y procesos previos a la edificación, finalice en el 2012, de manera que la segunda etapa en un lapso de dos años máximo quede avanzada la construcción.

Chinchilla resaltó la necesidad de impulsar y desarrollar el turismo en la zona, apegado al cuido de los recursos naturales y del desarrollo sostenible.

“Necesitamos generar empleo y poder así enfrentar los distintos males que aquejan nuestra sociedad, como lo son el narcotráfico y la delincuencia. Con este aeropuerto, la zona sur será visitada por el turismo nacional e internacional, lo que facilitará un mayor desarrollo del área”, añadió.

El lugar ideal según los estudios realizados para la construcción de la terminal aérea está en el Valle de Diques en Sierpe de Osa, y se estima un costo de $35 millones.  Este monto saldrá del fondo de aeropuertos locales de la Dirección Nacional de Aviación Civil.

Fuentes cercanas a la Presidencia indicaron que al acto no se hizo presente el titular del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), Ricardo Benavides, por oponerse  a este proyecto.

El ICT ha invertido más de cuatro millones de dólares en mejorías el Aeropuerto ubicado en Palma Sur y no ve con buenos ojos este proyecto.

Según las mismas fuentes, incluso, los dos vice presidentes Alfio Piva y Luis Lieberman cuestionaron a la mandataria esta iniciativa en momentos en que el país sufre una crítica situación en materia vial y escasos recursos para enfrentarla.

Según informes oficiales, entre las características del aeropuerto están que la terminal, contará con una pista de 3.500 metros de longitud que permitirá el aterrizaje de aviones de cuerpo ancho, como Boeing 747 o Airbus A-340.

Si se conservan estas dimensiones, la pista de la zona sur será 500 metros más larga que la superficie de aterrizaje del aeropuerto internacional Juan Santamaría. Además, tendrá 60 metros de ancho (la pista del Santamaría tiene 45 metros) para permitir el futuro aterrizaje del Airbus A-380, actualmente la nave de pasajeros más grande del mundo.

Expertos consultados por este medio, indicaron que “se trata nuevamente de un megaproyecto heredado de la administración anterior, que la había colocado como su prioridad absoluta en la zona, por razones que habría que ir esclareciendo,  y defendido por el Alcalde Alberto Cole".

"Vean en estos años en que se está convirtiendo la Fila Costeña, y verán que a este señor lo único que le interesa es ayudar a los grandes inversionistas, cual sea el costo ambiental", afirmó una dirigente ecologista de la zona.

"Este  proyecto no tiene ni pies ni cabeza, no han hecho estudios de ningún tipo, no hay mayor demanda que lo justifique, y es totalmente ilógico construir una terminal aérea de esta importancia al tener a un aeropuerto en plena fase de mejorías como el del Palmar Sur, a unas cuantas horas", recalcaron.

Cabe recordar que The Center for Reposible Travel (Crest), recomendó en abril anterior  mejorar aeropuerto para uso local e invertir en infraestructura para un verdadero desarrollo sostenible en la zona.

El presidente de Crest, William Durham, advirtió a medios nacionales que Osa podría tener las mismas consecuencias que el Golfo de Papagayo al convertirse en un “polo turístico”.

Indicó que transformar el aeropuerto local de la Península de Osa en internacional traería consigo un aceleramiento de la actividad turística e inmobiliaria en la zona que atenta contra la riqueza natural de ese sector.

Por ello, especialistas del CREST advirtieron en abril al nuevo Gobierno sobre evitar ese paso y más bien invertir en infraestructura para promover el desarrollo de forma sostenible.

El informe "Impacto del Desarrollo Asociado al Turismo en la Costa Pacífica de Costa Rica" destaca que la explosión turística de los últimos años ha provocado un fuerte desarrollo inmobiliario en la provincia de Guanacaste, en la costa norte del Pacífico costarricense, pero poco a poco se ha ido extendiendo hacia el sur, hasta las cercanías de Osa.

El académico de la Universidad de Standfor y director de Crest, William Durham, advirtió que para Costa Rica lo crítico no es el tamaño o la ubicación de los proyectos turísticos o inmobiliarios, sino cuáles son las prácticas de sostenibilidad ambiental que practican.

De tal forma que en un lugar pequeño, el “desarrollo hormiga” puede ser destructivo, tal como ocurrió en lugares como Manuel Antonio o Tamarindo, en Guanacaste. Precisamente, para tener noción del alcance del turismo a pequeña escala, basta con analizar las estadísticas, ya que se incrementó en siete veces el número de llegadas al país y en millones de dólares se pasó de 133 en 1996 a 1.980 para 2007.

Para ambientalistas,  "hay que cuidar la Península de Osa porque es un tesoro en biodiversidad inusual, de los pocos que quedan en el mundo".

En la oportunidad, el investigador costarricense Erick Vargas comentó que desde 2006 existe "presión" sobre Osa, por el interés en la zona de inversores extranjeros, aunque la crisis económica internacional hizo mermar esa expectativa, por lo que, en su opinión, hay oportunidad de "replantear el modelo de desarrollo turístico".

La Península de Osa está dentro de las 25 zonas con mayor concentración de biodiversidad del mundo, tiene 160 mil hectáreas de extensión y unas 5 mil especies de plantas, 700 de árboles, y un 3% de la flora de esta área no existe en ningún otro lugar del planeta.

Además, hay 375 especies de aves, 124 de mamíferos y 8 mil de insectos, y posee el 71,5% de los manglares de Costa Rica, incluido el de Sierpe, el más grande de Centroamérica.

Compartir este post

Comentar este post