Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Costa Rica duplica por mes denuncias sobre destrucción del ambiente

13 Julio 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

49104_110711abangares

 

 

Afectación a humedales, áreas de protección, aguas residuales, contaminación atmosférica y sónica son los principales delitos que cometen finqueros, empresas inmobiliarias y agropecuarias en Costa Rica.

Así lo informó el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), al dar a conocer que en el primer semestre del 2011, al cierre del 30 de junio, se registraron 254 nuevos casos denunciados ante esa instancia.

El informe no indica de casos presentados ante la Fiscalía Ambiental, otras instancias del Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet), así como las autoridades municipales encargadas de velar por el ambiente.

La cantidad de denuncias por mes se duplicó de enero a junio, pues enero abrió con 24 casos y junio cerró con 57 casos en ese mes, resaltó el TAA en un informe enviado a este medio.

La afectación a las áreas de protección ocupa el primer lugar de las denuncias con una tercera parte de los casos: 83 en total, que representan 33% de las 254 denuncias.

Puntarenas es la provincia más afectada con 77 casos, seguida por San José con 73, y

Alajuela con 39. Cartago ocupa el cuarto lugar con 18 casos y Guanacaste el quinto, con 16, mientras que Heredia y Limón comparten el sexto puesto con 12 casos cada una.

El informe agrega que la afectación de las áreas de protección de ríos, quebradas y nacientes ha sido el delito ambiental más denunciado en Costa Rica durante el primer semestre del 2011, según los datos acumulados por el Tribunal Ambiental al 30 de junio.

La tercera parte de los casos (83 de 254) corresponden a este rubro, y eso evidencia que tanto las personas físicas como empresas y desarrolladores de proyectos no cumplen con la normativa ambiental vigente en el país, correspondiente a la Ley Forestal 7575 y a la Ley de Aguas 276, afectando nacientes, ríos o quebradas.

Para el Tribunal, ello representa un peligro para el equilibrio ecológico de las cuencas hidrográficas y los cuerpos de agua nacionales, su flora, su fauna y la salud humana que depende de la buena condición de las aguas.

\”Esta tendencia se agravó con respecto al año pasado, pues en el 2010 un 28% de los casos correspondió a este tipo de delitos, mientras que en el primer semestre de este año la cantidad de casos por afectación de áreas de protección al recurso hídrico subió a un 33%\”, indicó.

Además, advirtió que la afectación a humedales y el mal manejo de aguas residuales es otro conjunto serio de problemas, pues entre ambos suman 54 denuncias en lo que va del año, representando un 20% de los casos totales.

\”Lo anterior significa que las fuentes hídricas y los cuerpos de agua son los recursos naturales que más se están afectando en el país, pues más del 50% de los casos denunciados ante el Tribunal Ambiental en este año (o abiertos de oficio) corresponden a daños en las áreas de protección de ríos, quebradas y nacientes, afectación de humedales y al mal manejo de aguas residuales, las cuales por lo general desfogan también en ríos y quebradas contaminándolos\”, añadió.

Destacó que la tala de árboles, los movimientos de tierra y el cambio de uso del suelo es otro grupo de alta afectación en el país, según las denuncias interpuestas ante el Tribunal Ambiental o abiertas de oficio durante la primera mitad del 2011.

Estas categorías de afectación suman un total de 40 denuncias (12 de tala de árboles, 21 de movimientos de tierra y 7 de cambio de uso del suelo), representando un 16% de los casos.

\”Esto último reconfirma un problema de comportamiento social con repercusiones económicas, sociales y ambientales, pues se amenazan los esfuerzos de velar por la conservación y protección de los bosques naturales y por la producción, aprovechamiento, industrialización y fomento de los recursos forestales de una manera sostenible\”, resaltó.

Además, sistiene que en la mayoría de estos casos se eliminan bosques para convertirlos en áreas cultivables o en proyectos turísticos o inmobiliarios.

El resto de casos denunciados corresponden a mal manejo de residuos sólidos, contaminación atmosférica, contaminación sónica, extracción de materiales, afectación de vida silvestre, e invasión a la zona marítimo terrestre, entre otros problemas.

Fotográfia | Destrucción de la zona protectora en Abangares – Costa Rica

FUENTE | www.elpais.cr

Compartir este post

Comentar este post