Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

CUBA. Asalto al cielo

7 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

bloqueo4.jpg

Se auguran tiempos difíciles para Cuba y es hora de que todos los cubanos, donde quiera que estemos, pongamos a un lado diferencias y odios, y acudamos en ayuda de nuestra Nación.

 

Asalto al cielo

Por Pedro González Munné

 

  Luego de predicciones de pastores, obispos, babalaos, analistas, politólogos, disidentes, periodistas y hasta agoreros, todavía no tengo clara la respuesta al futuro de Cuba. De algo sí estoy convencido, y cuando se asiente el polvo de periódicos, emisoras, boletines y tertulias, pasen Congresos importantes, debates nocturnos y encuentros civilizados de extranjeros, quedará en manos del pueblo cubano sufrir el porvenir. 

  Es hora de que La Nación se abra a todos, como decía José Martí, y sea "con todos y para el bien de todos", tanto el sudor y el trabajo, como el disfrute de las cosechas, en una mesa abierta, donde todos los cubanos podamos discrepar y discernir las mejores formas de educar a nuestros hijos y vivir nuestras vidas, al servir los platos hará falta un tanto de vergüenza para sazonar el ajiaco y mucha virtud para no aguar el ron.

  No conozco a los futuros dirigentes de Cuba, pero sé que viven en los cuatro rincones de nuestro archipiélago verde y hoy visten el uniforme de obrero, de soldado, de estudiante, de profesional, de madres y hermanas, son, en fin, cubanos plenos y ellos deben de convocar a todos y cada uno de nosotros, los emigrados, desperdigados con nuestras penas a cuestas por los cuatro puntos cardinales, desalambrar los muros y abrir las ventanas al mundo, sin miedo, sin pudor, con las iras domadas.

  Es hora de unión y del trabajo común, dejando a la justicia ocuparse de mercenarios y criminales, pues la corriente de la voluntad social de renovación se ocupará de ratas y desechos, ellos mismos irán, conducidos por las verdades, perdiendo sus tribunas de papel y caerán uno a uno en el olvido, allá, en los oxidados museos de inútil parafernalia para el olvido, donde apestarán sus penas hasta el infinito.

  Señores, señoras, ministros y jefes, jefecillos y porteros, gente de sociedad y de pueblo, obreros y soldados, médicos y campesinos, solamente nosotros nos salvaremos de nosotros mismos: es ahora, o nunca.

 

  Coral Gables, La Florida, Enero 5 de 2011.

Compartir este post

Comentar este post