El polvorín

Cuba en las noticias recientes

27 Febrero 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La basura mediática anticubana no deja de ser esparcida sin escrúpulos por los secuestradores de la información.
Rafael Pessini


 La bulliciosa ciudad de La Habana, estampa cubana donde las haya.
122567_catedral_de_La_Habana2.jpg

 
No vivir en la realidad puede hacer creer al paranoico que su visión distorsionada es comparida por el resto de los mortales. Empiezo diciendo todo esto porque los grandes medios de comunicación dominantes parecen ignorar el acceso creciente por parte de las masas a las noticias que se publican digitalmente(sobre todo) en los bien llamados portales alternativos. La desinformación de los dueños de la odiosa y tramposa prensa comercial cae en saco roto cuando sus falsedades son fácilmente refutables por aquellos/as que son capaces de demostrar al receptor del mensaje cómo los trabajan por el embrutecimiento sistemático de la ciudadanía.                                                                                                                                                                                                                                                   Tengo la costumbre de leer los teletextos de las distintas cadenas de televisión y luego acudir a la otra prensa, la honesta, parcial, pero honesta, para poder formarme una opinión medianamente racional. No hace falta decir que sobre patrañas no podemos emitir un juicio de valor aceptable. Por eso hago hincapié en lo que se cuenta, en cómo se cuenta y, cómo no, en las más que interesadas omisiones.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Todos/as podemos ser periodistas y debemos serlo, además. Sin información veraz los pueblos se corrompen y se aletargan, no pueden exigir lo que realmente necesitan, no pueden solidarizarse con sus hermanos y acaban asumiendo como propia la mentalidad venenosa de los que oprimen a las mayorías.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Ahora es cuando deseo entrar en materia para abordar el tema que más me preocupa en los últimos meses: Cuba, mi admirada Cuba. Cierto es que ninguna sociedad será nunca perfecta, afortunadamente, pero la obsesión antisocialista de las potencias adalides del capitalismo mundial e inhumano son campeonas del cinismo cuando pretenden dar lecciones de derechos humanos a naciones en desarrollo.                                                                                                                                                                                                                                                       Entre ellas, claro, la mayor de las Antillas. Y es que a menudo habla y aun vocifera quien más tiene que callar.                                                                                                                                                                                                                                                                                                               Los atacantes, invasores, exterminadores de países y regímenes que se oponen a la unipolaridad, al saqueo neoliberal y al belicismo insaciable con el fin de acumular en pocas manos el control de los recursos estratégicos, no conciben la legitimidad que un pueblo tiene a la hora de   elegir qué sistema político, económico y social le conviene. Si a esto le añadimos su postura solidaria hacia los más humildes del mundo y su falta de apoyo al Señor de los Anillos(léase sobre todo el imperio usamericano)para sus empresas depredadoras a lo largo y ancho del globo ya tenemos motivos suficientes para que los medios de comunicación de masas que integran la oligarquía mediática nos intoxiquen con su "verdad".                                                                                                                                                                                                                                                                                   Hablamos del cuarto poder, pero un poder reaccionario en contra de los marginados y explotados, no nacido precisamente para desenmascarar a los que tienen cogida la sartén por el mango. De ahí la necesidad de la contrainformación, auténticamente popular y no al servicio de la concentración del capital propia del inmundo sistema hegemónico aún.                                                                                                                                                                                                                                     Sigo con el asunto cubano. Si de las cadenas de radio y televisión privadas no podemos esperar ni asomo de honradez cuando practican(o eso dicen)su labor de comunicación, escandaliza tremendamente que los llamados entes públicos se presten a hacerle el juego a los listillos inmorales de siempre.                                                                                                                                                                                                                                                                                           Esta misma semana leí en el teletexto de RTVE una "noticia" relativa al reciente fallecimiento de Orlando Zapata, cuyo historial delictivo puede conocer cualquiera que quiera documentarse acerca del particular. Paso a analizar los párrafos en que se dividía el texto(supuestamente informativo).                                                                                                             

                                                        En el primero nos decían que Zapata era un preso político, a sabiendas de que eso era falso, y que había muerto por una huelga de hambre(demasiado larga para ser creíble), sin referir que el desaparecido caballero habia solicitado, entre otros caprichos, cocina propia, teléfono y ordenador en su propia celda.                                                                                                                                                                                                                                                                                                 En el segundo parágrafo cuentan que Raúl Castro "lamentaba"(estas comillas no son mías)el fin del recluso. Si lo dice Obama sobre uno de sus presos de la ilegal base de Guantánamo, entonces que nadie dude de la sinceridad de sus palabras y sentimientos. La Revolución Cubana es humanista y no se trata desconsideradamente a ninguna persona(encarcelada o no). Y si no, averigüen el trato médico recibido por el señor Zapata. No lo ha asesinado el mal llamado régimen castrista. No es de recibo llamar cínico al presidente de la República de Cuba.                                                                                                                                                                                                     Lo más hediondo lo podemos leer al final; se trata de la última parte de este panfleto, que no ejercicio periodístico. Por lo que explican, el Congreso de los Diputados de esta España nuestra, como diría Cecilia, ha condenado la, según sus señorías, violación de los derechos humanos perpetrada en este caso. Alguien pensará que la cámara legislativa ha obrado de buena fe, que estaba convencida de que las fuentes de Miami no le habían mentido a la opinión pública internacional. Pues eso es como creer que un cirujano jefe de un hospital tiene menos conocimientos sanitarios que los auxiliares de clínica.                                                                                                                                                                                                                                           De sobra saben nuestros sedicentes representantes que la guerra sucia contra Cuba se gesta en los laboratorios imperiales norteamericanos, que los "presos políticos" son asalariados del gobierno enemigo y que Amnistía Internacional(a su pesar)reconoce que la UE no está en disposición de impartir lecciones de iushumanismo a las autoridades cubanas. Más bien todo lo contrario.                                                                                                                                                                               Como la información a nivel mundial está a cargo y en manos de un pequeño número de agencias de prensa, con más o menos las mismas palabras se expresaron aquel día los demás canales televisivos y radiales.                                                                                                                                                                                                                                                                                           Ya sé que esto es el pan nuestro de cada jornada, pero nunca hemos de bajar la guardia. Tenemos por pura ética la obligación de hacer llegar a los incautos las rectificaciones que los sinvergüenzas no hacen. Ellos incumplen la Constitución y las leyes vigentes al burlarse de la audiencia, a la que no garantiza la autenticidad de los mensajes emitidos.                                                                                                                                                                                                                                       Promueven el triunfo de la irrealidad, se acaban creyendo sus propias mentiras, pero la verdad  no se puede tapar, como no somos capaces de ocultar el Sol con un dedo.                                                                                                                                                                                                               Seguiré al corriente de lo que acontece.                                                                                                                                                                                                                                                               Mis saludos.                                     
http://elblogderaf-raf.blogspot.com/

Compartir este post

Comentar este post

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog