Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

CX 36 - EN LA TAPA DEL LIBRO , Las responsabilidades se asumen

5 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

36

 

Las responsabilidades se asumen

No hay que echarle la culpa a los demás de los errores propios

Trascripción de la intervención de nuestra compañera Sandra Barón en el periodístico de la tarde “Contrapunto” el viernes 29 de abril con motivo del encarcelamiento del periodista de ANCCOL, Joaquín Pérez Becerra

 

Sandra: Bueno compañeros, el tema que queríamos tratar ahora con  ustedes, con la audiencia, y con todos nuestros compañeros, es un tema que se ha tratado en estos días, que es el encarcelamiento en Colombia del periodista Joaquín Pérez Becerra.

Nuestra radio sacó una editorial hace unos días ni bien se supo de la detención de Joaquín Pérez Becerra donde pedíamos la libertad y solidaridad para el periodista de la Agencia de noticias colombiana ANCCOL, Joaquín Pérez Becerra.

Nos solidarizamos desde nuestra radio como correspondía a pesar de que incluso ANCCOL es una agencia de noticias que hace poquitos días publicó una carta que se tiraron contra la radio y que hicieron una cadena cuando hablamos acá de la visita de Víctor Báez Mosqueira y del cambio de actitud frente a este personaje vinculado a los archivos del terror en Paraguay, del periodista Dick Emanuelsson y ahí surgió toda una cantidad de notas, cuestiones en internet, las redes y todo lo demás, que como le decíamos recién a los compañeros que estaban acá, se nos subieron “como gatos monteses a las espaldas de la 36”, vino una andanada de críticas hacia la emisora. Y a raíz del encarcelamiento de este compañero en Colombia, en las cárceles de Santos que todo el mundo sabe y aquí en esta radio si se habrá hablado de lo que son las cárceles en Colombia: la falta de respeto a los derechos humanos, los atropellos, la cantidad de desaparecidos, de periodistas muertos, etc. Pero nosotros no nos fuimos contra Chávez y a pesar de que en las redes en todos lados son críticas y críticas a Chávez, nosotros analizamos esto desde otro punto de vista y lo queremos analizar con ustedes.

Hoy se leyeron acá dos artículos  que están en sintonía con la posición de la radio. Uno es e Telesur, del periodista Iván Maiza y otro es de Ernesto Villegas Polja que es un autor de un libro que está en la feria del libro en Buenos Aires tengo entendido.

Algunos de los párrafos de estos artículos dicen por ejemplo:

Iván Maiza. “El hecho es que Joaquín no estaba en Maicao perseguido por una jauría de las AUC y tuvo que cruzar la frontera. Ni estaba clandestino ni siquiera pasando roncha; estaba en Suecia montando su periódico tranquilito y bueno, se vino a Venezuela, agarró un avión y chupulún: cae en Maiquetía. Previa llegada la llamada de Santos a Chávez: hey  parcerito, todo bien, pa allá va uno que yo estoy buscando, me lo tiene y me lo manda, si usted no va a dejar mal nuestra amistad. Joaquín en pleno vuelo ya estaba sentenciado y el gobierno bolivariano también. Cabe destacar que para todos aquellos obtusos camaradas que sólo ven pa lante, que hasta en el momento que Joaquín va volando y Santos va a levantar el teléfono para llamar a Chávez, el gobierno bolivariano anda absolutamente inocente del tema posterior a la llamada de Santos. Quedan dos opciones: detenerlo o no detenerlo”

Se le presentan dos opciones al gobierno de Chávez, al comandante Chávez, y acá lo dice Iván Maiza en este artículo que hoy se leyó extensamente.

También lo dice acá Ernesto Villegas Polja: “En el avión que trajo al director de ANCCOL desde Francfort venían sembrados como pasajeros, agentes de la policía colombiana bajo el paraguas de Interpol, quienes tenían bajo la mira a su objetivo. Santos llamó al presidente Hugo Chávez cuando  apenas faltaban dos horas para el aterrizaje. Le dio incluso el número de asiento que ocupaba el "pajarito" a punto de recalar en Maiquetía. Pudo haber avisado con mayor antelación pero no quiso darle tiempo para pensar ni reaccionar. Lo quería con la papa caliente entre las manos a Chávez. Una vez practicada la detención en Maiquetía el ministro de Defensa de Colombia  telefoneó al ministro del Interior venezolano, Tarek El Aissami para decirle "lo tienen".

Es parte de este otro artículo que también se leyó todo hoy y que lo volveremos a leer porque hay que hablar de todas estas cosas que están entrelazadas

Y están entrelazadas con lo que denunciábamos hace unos días cuando aquí venía Víctor Báez Mosqueira, nosotros nos guiamos por un artículo publicado por el periodista sueco Dick Emanuelsson para denunciar quién era Víctor Báez, del cual mantenemos todo lo que hemos dicho, no nos retractamos ni un chiquitito así, como decía el Ché respecto al imperialismo. No nos retractamos en nada, tenemos más elementos, los vamos a ir dando a conocer; tenemos copia de los archivos del terror (250 folios) que también es mucho decir, y no me quiero ir por las ramas porque estamos con este tema, con todo lo que se armó en las redes, que le escriben a Chávez como de che y vos todos los periodistas que andan por ahí escribiendo y atacándolo por este tema en el cual Chávez también fue perjudicado, está tan encarcelado como está Joaquín Becerra. Entonces ¿qué tenemos que analizar con respecto a esto? Que nadie está libre de cometer errores, de caer en subjetivismos. Y también nos tenemos que incluir nosotros en esto. Pero los errores que se cometen, deben ser no muy grandes y cuando se reconocen, corregirlos rápidamente. Hace unos días fue extraditado por el gobierno bolivariano de Venezuela este periodista sueco Joaquín Becerra e inmediatamente las redes se poblaron de reproches contra la revolución venezolana y apuntaron todas sus baterías contra el comandante Chávez por esa traición, porque le llaman una traición lo que hizo Chávez.

La radio en cambio, no se expresó ni se hizo eco de esta campaña. Eso sí, a solicitud de nuestros hermanos colombianos nos sumamos a la campaña solidaria de pedir la libertad del compañero Joaquín Pérez Becerra y lo seguimos haciendo. Santos debe liberar a ese periodista que tiene encarcelado.

 

Ahora,  aún no se ha dado a publicidad ningún comunicado de las FARC, tampoco el ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela ni del propio Chávez. Recién llegan a nuestras manos estos dos artículos que están en sintonía con la radio.

Nuestra posición cuando hicimos el editorial que salió ya hace unos días que se titulaba “Mensaje de la 36, libertad y solidaridad para el periodista de la agencia de noticias colombiana ANCCOL Joaquín Pérez. Terminábamos diciendo: nuevamente exigimos al régimen colombiano del presidente Santos la libertad para el ciudadano y periodista colombiano y sueco Joaquín Pérez, residente en Suecia desde hace 20 años”

Era mucho más extenso por supuesto. Sólo lo digo para refrescarles la memoria.

Nuestra posición fue de humildad ante la dimensión del hecho y de las razones que estaban en juego. No se trata de opinar sobre todo y de todo desde un medio de prensa y de hombres y mujeres que aún no hemos hecho ni siquiera una revolución. Yo no puedo ponerme a decir Chávez te equivocaste, respondéme...Nosotros ni siquiera hemos hecho la revolución acá, apenas -y recién lo estábamos haciendo con López y Sabaté-, apenas estamos tratando de juntar un puñado de gente para este primero de mayo. ¿Quiénes somos nosotros? Hace unos días en cambio, atracamos con un dirigente sindical de los yankees, con el Víctor Báez Mosqueira, con 250 folios en los tétricos archivos del terror de Paraguay, los cuales ya tenemos. Y nos salieron periodistas a darnos palo como quien lava y no tuerce. Como les decía recién era como tener un gato montés prendido en el lomo. Y casualmente los compañero de ANCCOL de la cual Joaquín Pérez Becerra era su director, también publicaban la carta de Dick Emanuelsson que no daban palos. Eso no amerita que no seamos solidarios, lo vuelvo a reiterar, con Joaquín Pérez. Nos salieron de afuera y de adentro, como perros rabiosos, a darnos palo. Y ahora, qué se puede decir sobre este hecho, ¿qué podemos decir? ¿Quién mando a buscar a Venezuela al compañero de ANCCOL Joaquín Pérez Becerra? Pregúntense uruguayos quién salió perdiendo en toda esta jugada. Nosotros pensamos que Chávez.

Que el partido  Comunista de Venezuela le quita respaldo a Chávez o considera quebrada su confianza con la revolución bolivariana; las redes de internet lo crucifican a Chávez, sin darle tiempo a que dé ninguna explicación y nosotros decimos ahora ¿tienen autocrítica o se creen infalibles de darle palos a todo el mundo por igual? ¿No existe diferencia acaso entre criticar sin piedad a un medio alternativo como nosotros? Porque a nosotros pueden darnos palos todo el que se les antoje, no hay problema. Pero ¿no existe alguna diferencia entre darnos palos a nosotros y a un presidente, a un mandatario como Chávez, a una revolución como la bolivariana?

Y miren compañeros que nosotros estamos hablando del presidente y comandante Chávez, el mismo que pidió que nuestro pueblo le diera tiempo a Tabaré Vázquez, que le tuviéramos paciencia. El mismo que estuvo acá hace poco en una conferencia en la Facultad de Medicina que dijo que Raúl Sendic, el hijo del Bebe era un luchador, continuador de su padre. El mismo que abraza a Mujica que acaba de expropiarle las tierras a un peludo de Bella Unión. compañero del Bebe Sendic. Bueno, Chávez viene acá y se abraza con Mujica, levanta al hijo de Raúl Sendic, nos dice a nosotros que tengamos paciencia, que le demos tiempo, ¿cuántas veces hemos hablado de todo eso? Sin embargo a nosotros no nos dio para darle palo por eso. Nosotros estamos hablando desde una radio y una organización que no reconoce ni pasajes ni  invitaciones oficiales a Caracas, no hemos recibido un peso del gobierno venezolano ni para imprimir libros que hay mucha ganancia, ni para hacer casas prefabricadas, ni para reciclar botellas  ni para hacer cubiertos. Nosotros no hemos recibido ni hemos aceptado, porque cuando nos invitaron a ir a Venezuela fuimos con nuestros propios recursos, a un hotel de baja categoría mientras los demás iban a los hoteles Meliá y chupaban y comían porque de hoteles y de aviones y todo eso se cruzan acá. Y para ir a Venezuela ni qué hablar. Lo hacemos porque la verdad, aunque duela, hay que saber mirarla cara a cara. Y hemos dicho en estos días y no nos cansamos de repetirlo: como dijo Fidel Castro, “nos parece que el mundo se hunde cuando una verdad se dice, como si no valiera más la pena que el mundo se hundiera antes que vivir en la mentira”.

Entonces a nosotros nos ha ganado la cabeza el liberalismo, todo el mundo baja la guardia, no existe espíritu conspirativo, porque uno viendo esto que pasó con este compañero que llega ahí invitado por no sé quién, mandado por no sé quién a Venezuela, que pasa? no existe más espíritu conspirativo?, ¿se confían del imperialismo, de las interpoles, de la Cía.? Por más que haya pasado 20 años en Europa este compañero. Si un día agarraste las armas, eso no te lo van a perdonar nunca más. La burguesía perdona todo. Te perdona que te pongas caravanas, fumar marihuana, tirar piedras en las calles, hacer una sentada, la cumbia villera, te perdona todo. Lo que la burguesía no soporta es que un día te les enfrentes al monopolio de las armas con las armas en la mano. Aunque haga 20 años que estás en Suecia sin meterte en más nada, diciendo que no sos de las FARC, que sos periodista. Nosotros tenemos la experiencia: 30 mil desaparecidos, fusilamientos, torturas, 20, 30 años  de cárcel, ¿cuándo vamos a aprender? La historia nos indica que desde la Comuna de París que fue el primer ensayo revolucionario del cual Marx escribió un libro muy recomendable para todos los trabajadores, que es el 18 Brumario, donde una vez derrotados los comuneros, cuando los llevaban a la cárcel esposados y maniatados, las burguesas francesas parisinas, desde las veredas les reventaban los ojos con el pico del paraguas. No se puede bajar los brazos compañeros, no se puede confiar como decía el Che ni un chiquitito así en el imperialismo.

Siguen existiendo las cárceles, sigue existiendo la tortura, sigue existiendo la calumnia, sigue existiendo la mentira, sigue existiendo la justicia burguesa y de eso hay que ser muy consciente. Compañeros, nosotros pertenecemos a una organización revolucionaria y sabemos cómo viajaban nuestros compañeros hasta no hace mucho tiempo. Viajaban con pasaporte falso, había que cuidarse. Asimismo, había que proteger al país amigo al que íbamos, nunca decía en los pasaportes destino tal país, que era el país amigo de los revolucionarios, de nuestros compañeros. Tenía otros destinos. Pasaban ahí los compañeros, se bajaban  y seguían. Tenían que cuidarse ellos y tenían que preservar al país amigo al que íbamos. No se puede. ¿En quién vamos a confiar? Hoy nos traen a este Víctor Báez Mosqueira, está mencionado en 250 archivos del terror de Paraguay. Yo no preciso ni que la justicia se expida porque ahí hay un pedido en la Fiscalía de Paraguay. ¡Está en 250 archivos! Y anda viajando por todas las centrales de América Latina y va para Honduras y viene para Uruguay y va a la Argentina y estuvo en el 9no. Congreso de los trabajadores de Chile. ¿Hace falta que a ustedes les venga una resolución de la justicia diciendo de este hombre para saber que es un soplón y un ortiba? ¿Tanto nos ha comido la cabeza la socialdemocracia para no darnos cuenta? Porque una cosa es que agarren a un pibe, le den 3 patadas en el culo los milicos y larguen 3 o 4 nombres. Eso es una cosa. Ahora, ¡estar en 250 archivos!

Entonces nosotros no podemos tirarnos contra el presidente Chávez, contra la revolución bolivariana. Yo me imagino: es un país, tiene departamentos (estados) que están gobernados por la derecha; están infiltrados. ¿O se piensan que acá no estamos infiltrados? ¿Se piensan que el PIT-CNT no está infiltrado, que el Frente Amplio no está infiltrado? Nosotros mismos, el Movimiento 26 de Marzo, ¿no tendrá algún infiltrado adentro también? Si el imperialismo está vivito y coleando. Como les decía recién, hay cárceles, hay tortura, hay mentira y anda la socialdemocracia haciendo cualquier desastre por todos los movimientos obreros y sociales de América Latina, meten plata de acá, traen de allá; la NED, la USAID... Entonces ahora qué, ¿nos vamos a agarrar con la revolución bolivariana, nos vamos a agarrar con el comandante Chávez?

Nosotros queríamos decirles estas cosas porque los que son seguidores y escuchan esta radio y lectores del diario La Juventud  y que leyeron el mensaje de la 36 cuando apresaron  a este compañero se dieron cuenta y les llamó la atención y muchos nos lo hicieron ver: “ah, pero no le dicen nada a Chávez”

Les recomiendo esos dos artículos que recién les leí que segurametne los vamos a volver a leer. Pero bueno, no se puede andar regalado en esta vida. Por más que haga 20 años que estás en Suecia, si un día agarraste las armas...

¿Cómo fue este compañero ahí, cómo era que tenía ya plantado al agente de Interpol adentro de ese avión? ¿Quién le dijo andá para Venezuela, quién lo trajo?

Entonces Chávez es un gobierno. ¿A alguien acá no le consta? porque acá nos aburrimos de pasar que Chávez decía que las FARC eran fuerzas beligerantes, que no eran terroristas. Todo lo que colaboró con helicópteros y la mar en coche para hacer las liberaciones unilaterales que hicieron los guerrilleros de las FARC de los prisioneros. Yo me imagino que habrá llegado un momento que habrá dicho bueno muchachos,  la cosa acá está complicada, tenemos esto, este país al lado, vamos a cuidarnos, cuídennos, ayúdennos, dennos una mano. Hay mucha cosa atrás de esto,  hay gente que no les cierra. A nosotros nos cierra, nos queda muy clarito, que aquí Chávez fue embretado, que se le puso muy difícil y que no hay que andar regalado por la vida, que se piensan que acá ahora hay democracia para todo el mundo y no va a pasar nada. Hay que cuidarse compañeros. Nuestros compañeros se cuidaron y nos consta. No se viajaba con un pasaporte con tu verdadero nombre por ahí, había que tener pasaporte falso. No se podía decir al país que íbamos porque era un país amigo y también teníamos que preservarlo porque si no se decía: “mirá, este está recibiendo guerrilleros y los está entrenando etc.”. Entonces a Venezuela también habría que haberla cuidado, habría que haber preservado a la Revolución Bolivariana. No se la puede comprometer de esa manera. Y con esto vuelvo a reiterar, no quiere decir que nosotros no seamos solidarios con este compañero, y lo volvemos a exigir. Pero se lo exigimos a Santos: apresaste a un periodista que hace 20 años que lo que hace es periodismo desde una agencia de noticias en Suecia y sabemos cuáles son las situaciones de las cárceles de Colombia y nos debemos unir a esta campaña para que se lo libere. Pero de ahí, a hacer lo mismo que han hecho con nosotros en estos días, que lo pueden seguir haciendo todo lo que quieran, pero de ahí a tirarnos contra Chávez y la Revolución Bolivariana, en esa no entramos nosotros compañeros.

Compartir este post

Comentar este post