Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Datos peores de lo esperado sobre la economía norteamericana desalentaron a los inversores

18 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Wall Street cerró con otra caída una semana negra

Associated Press (AP), 14/08/10

 

Record de pedidos de subsidio de desempleo
y de ejecuciones hipotecarias

Democracy Now!, 13/08/10

Solicitudes de beneficios por desempleo alcanzan su nivel más alto de los últimos seis meses; las ejecuciones hipotecarias aumentan en un 9%.

El número de las personas que presentan solicitudes de beneficios por desempleo por primera vez alcanzó su nivel más alto en los últimos seis meses. El jueves, el Departamento de Trabajo informó que el mes pasado más de 484.000 personas presentaron reclamaciones de beneficios por desempleo por primera vez, la cantidad más alta desde la semana que culminó el 20 de febrero.

Mientras tanto, nuevas cifras demuestran que el mes pasado las ejecuciones hipotecarias llegaron a 93.000, lo que representa un incremento del 9. También se registra un aumento del 6 con respecto a igual período del año pasado.

Primas de Wall Street aumentarán

En medio de algunas de las peores noticias económicas de este año, un nuevo informe predice que las primas de los ejecutivos de Wall Street se incrementen por segundo año consecutivo. La consultora en retribuciones Johnson Associates sostiene que en las empresas se registrarán subidas de hasta un 15%, lo que supera los niveles de 2009.

Nueva York.– La Bolsa de Nueva York terminó ayer en baja por cuarta sesión consecutiva y acumuló una caída del 3,29% esta semana, lo que encendió las señales de alerta de los inversores, inquietos ante la oleada de datos que revelan una recuperación de la economía norteamericana más débil de lo esperado.

Según datos definitivos de cierre, el índice Dow Jones retrocedió ayer el 0,16% y el Nasdaq, de alto componente tecnológico, bajó el 0,77%.

Pese a varias incursiones en territorio positivo a lo largo de una jornada fluctuante, el principal índice neoyorquino, el Dow Jones, se instaló en el rojo a menos de media hora de la campana de cierre.

La publicación de datos que mostraban que los consumidores veían una magra mejoría de la economía norteamericana terminó de hacer caer a los mercados.

Las ventas minoristas volvieron a subir en julio en Estados Unidos (+0,4%), luego de dos meses en baja, pero esta recuperación es más débil que lo previsto y esencialmente atribuible a automóviles y combustibles. De hecho, si se excluyen las de nafta y automóviles, la ventas minoristas bajaron el 0,1%.

La evolución de las ventas minoristas reflejan una vez más la cautela de los consumidores a la hora de gastar, de lo que depende el 70% de la actividad económica en este país.

El índice de confianza de los consumidores estadounidenses, medido por la Universidad de Michigan, subió en agosto a 69,6 puntos, luego de caer en julio. Pero los economistas esperaban algo mejor (70 puntos). Los precios al consumo también subieron luego de tres meses consecutivos de baja (+0,3%), algo más que lo previsto.

"Se esperaban cifras mediocres, las tuvimos. No es realmente una sorpresa", comentó Gregori Volokhin, de Meeschaert New York.

"La ausencia de participantes en el mercado es una de las cosas más llamativas: no hay convicción ni volumen [de operaciones] ni entusiasmo", agregó Volokhin.

Después de la euforia que habían suscitado en julio algunos resultados trimestrales de empresas y sus perspectivas de negocio favorables, el optimismo se agotó en agosto en Wall Street, ante la contundencia de los datos económicos y de empleo que acrecientan los temores en torno al ritmo de recuperación en este país.

El incierto futuro de la economía también podría perjudicar al presidente Barack Obama y a su Partido Demócrata en las elecciones legislativas de noviembre próximo.

La bolsa ha cerrado con pérdidas en siete de las diez sesiones celebradas este mes y los inversores se muestran cada vez más decididos a buscar refugio en valores que consideran más seguros, como el dólar o el yen, hasta que pase la tormenta.

Horizonte incierto

Algunos analistas subrayaron estos días que resulta difícil imaginar qué motivos podrían aparecer en el corto plazo en el horizonte para reavivar la esperanza en el mercado bursátil.

Incluso no descartan que, a la vista de algunos datos recientes, se revisen próximamente a la baja los cálculos relativos al PBI norteamericano en el segundo trimestre de este año.

La semana próxima se divulgarán principalmente indicadores del sector inmobiliario y sobre la producción industrial, así como el índice de la actividad económica y los precios de la producción.

"Estos índices podrían mostrar una mejora con respecto al mes precedente", estima Sam Stovall, de Standard and Poor?s, quien considera que "las publicaciones económicas de la semana próxima serán probablemente más alentadoras que portadoras de malas noticias".

Asimismo, algunas empresas emitirán sus resultados trimestrales, entre ellas Walmart y Dell.

En América latina, la bolsa de México cerró ayer con una ganancia del 0,18%; Bogotá ganó el 0,77%, y el Merval, el 0,06%. En tanto, las bolsas europeas terminaron la semana en baja, en su mayoría, con la excepción de Londres, que tuvo una leve suba.

La bolsa londinense cerró con un aumento del 0,18%. En cambio, el índice Dax de Fráncfort cayó el 0,40%, a pesar de las muy buenas cifras sobre el crecimiento de Alemania en el segundo trimestre, que no lograron compensar las inquietudes sobre la reactivación económica mundial.

 

Tomado de Socialismo o Barbarie

Compartir este post

Comentar este post