Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

De la sociedad teledirigida a la sociedad ‘jibarizada’

14 Abril 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

   

13/04/2013

 

 De la sociedad teledirigida a la sociedad ‘jibarizada’

 

Los modelos de la comunicación digital propiciados por las nuevas tecnologías “han roto el oligopolio comunicativo de los grandes medios. Sin embargo, no han servido para mejorar la calidad de la información ni para democratizarla debido a la falta de rigor y al caos de internet. Creo que hemos perdido una gran oportunidad”. Así de pesimista y crítico con los análisis “tecnoutópicos” se muestra el periodista y ensayista Pascual Serrano, una visión a contracorriente que desarrolla en su último libro La comunicación jibarizada. Cómo la tecnología ha cambiado nuestras mentes (Península).

Para Serrano no hay duda de que los aspectos negativos que rodean a las nuevas formas de informarnos y comunicarnos son mucho mayores que los positivos. La dispersión de las ideas, el dominio de lo audiovisual, la tiranía de la inmediatez, la ausencia de rigor o el anonimato de las fuentes en las redes sociales son solo algunas de las características de lo que este experto en medios ha dado en llamar ‘comunicación jibarizada’. Las consecuencias, dice, “ya se están viendo en las nuevas generaciones, que han perdido la capacidad para concentrarse en un texto escrito durante más de media hora. Ahora se les hace muy difícil comprender y seguir la línea argumental de un discurso”.

Las dificultades para comprender y reflexionar críticamente sobre un texto se está contagiando a todo el mundo, pues “pocos son los que pueden estar frente al ordenador durante más de dos horas sin dispersar su atención, ya sea consultando el correo o cualquier otra cosa”. Un efecto inherente a las nuevas tecnologías porque, como explica el analista, todas sus características juegan en contra. “Un elemento tan inocente y aplaudido como son los hipervínculos hace que el discurso del emisor se rompa. Es decir, provoca que te encuentres ante el dilema de pinchar el enlace e interrumpir el discurso argumental, es como un cruce de caminos que destruye la correcta recepción del mensaje”.

De la sociedad teledirigida a la sociedad ‘jibarizada’

La reflexión que plantea Serrano guarda cierta relación con la teoría del Homo Videns (o sociedad teledirigida) de Giovanni Sartori, en la que advertía sobre el poder de los medios audiovisuales para lanzar mensajes directamente sobre nuestro cerebro. Un impacto que anularía nuestra capacidad para distanciarnos y procesar los mensajes de manera reflexiva, al contrario de lo que hacemos con los contenidos escritos. “Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para comprobar cómo estamos sufriendo una pérdida de nuestra autonomía de pensamiento. No seamos ingenuos y no creamos que por el hecho de realizar varias tareas al mismo tiempo, como ‘retuitear’ al tiempo que vemos la televisión y navegamos por la web, nos convierte en unos superdotados. Se trata de todo lo contrario, nos volvemos superficiales y nos ‘jibarizamos’”.

El mayor peligro de la comunicación jibarizada es que sus reglas y prácticas están “contaminando” a los medios escritos, lamenta Serrano. “Desde el punto de vista de la ética periodística es insostenible que los medios recurran a las redes sociales, citando fuentes anónimas y con un rigor discutible”. Con esto, Serrano no quiere decir el sistema mediático tradicional sea beneficioso para la democracia, ya que “no asegura la información como servicio público. No se trata de preguntarnos cuál es el mejor y elegir, pues ninguno de los dos modelos es bueno”.

El llamado periodismo ciudadano ejercido por blogueros ha supuesto un cambio de paradigma que, en contextos bélicos o donde la libertad de expresión brilla por su ausencia, ha servido para romper el cerco informativo e, incluso, trasformar la realidad, como en el caso de la Primavera Árabe. A pesar de ello, Serrano advierte que debemos acudir a estas fuentes con cautela. “Creo que en estos casos ocurre como con las ONG; algunas son honradas y otras no. Las que no lo son es porque están influenciadas por alguna mano negra que no sabes quién es, pero que tiene sus propios intereses”.

Como ejemplo subraya el caso de la bloguera cubana Yoani Sánchez: “No creo que pueda presentarse como una periodista espontánea o como testigo de una determinada realidad cuando las agencias estadounidenses le pagan viajes por todo el mundo para dar conferencias y hace una supuesta entrevista a Obama que luego los cables de Wikileaks demuestran que era falsa”. El gran reto de la comunicación hoy en día, remacha el analista, consiste en “luchar por saber quién está detrás de cada fuente informativa y a que intereses responde”.

En Latinoamérica los medios son más libres y democráticos

Pascual Serrano suele presentarse siempre como fundador del portal de periodismo alternativo Rebelión, pero entre 2005 y 2006 también fue asesor editorial de Telesur, una compañía pública auspiciada por los gobiernos de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela con el objetivo de hacer contrapeso a las grandes cadenas internacionales de noticias. Como tal, defiende las iniciativas gubernamentales de estos países para “hacer un reparto equitativo del espectro radioeléctrico”.

 

Unas medidas que levantaron fuertes críticas, principalmente en Argentina y Venezuela, donde las cadenas privadas acusaron a estos gobiernos de atacar la libertad de expresión. Sin embargo, para Serrano se trata de todo lo contrario: “La ley de medios en Argentina u otros países latinoamericanos fomenta la democracia al garantizar el acceso a la información de todos los sectores sociales, al contrario de lo que sucede en los neoliberales”.

Precisamente, la defensa de ciertos intereses económicos y políticos por parte de los medios generalistas tiene como resultado, según apunta Serrano, un tratamiento informativo agresivo contra los gobiernos bolivarianos. En el caso concreto de la muerte del expresidente de Venezuela Hugo Chávez, quedó patente para este analista que “los medios de aquí anteponen los intereses de las multinacionales españolas que operan en estos países a los de la ciudadanía. Embisten contra Chávez porque recuperó los recursos naturales para distribuir sus beneficios entre el pueblo, y eso no le viene bien a las multinacionales que se dedican a explotar los hidrocarburos, a las eléctricas o las de telefonía”. Así, sentencia que “los medios españoles nos engañan sobre lo que realmente sucede en América Latina”.

La muerte de Chávez no afectará a la continuidad del proceso bolivariano”

Desde el primer momento, Serrano vivió el proceso bolivariano en primera persona y es un gran conocedor de la política latinoamericana en general. Según su punto de vista, la muerte del líder venezolano no influirá en la continuidad de las políticas socialistas en este y otros países de su entorno. “La población latinoamericana ha podido comparar los efectos del neoliberalismo, como la privatización de recursos públicos, el problema de la deuda externa y, en definitiva, el empobrecimiento generalizado, con los efectos de las políticas sociales que han mejorado sus condiciones de vida. De este modo, la desaparición de Chávez no va a cambiar esta forma de pensar”.

Otro de los factores principales sobre los que el periodista sostiene estos argumentos es que la Venezuela de Chávez “sembró un precedente muy importante en la unidad de los países de América Latina. Ahora se han dado cuenta de que es más positivo colaborar y ayudarse entre ellos que competir. Es decir, el petróleo venezolano le puede servir a Cuba y los médicos cubanos le pueden servir a Venezuela, así como que los astilleros argentinos le pueden servir al resto, al igual que los alimentos bolivianos. Esto va mucho más allá del proceso biológico de un gobernante”.

El escenario socioeconómico de los años 90 en Latinoamérica guarda un fuerte paralelismo, según Serrano, con lo que está sucediendo ahora en los países del sur de Europa. “La pauperización social, la crisis de la deuda, el saqueo de los bancos, de los recursos naturales y de los derechos ciudadanos es absolutamente extrapolable e identificable con la situación actual en el Sur de la UE que está provocando el neoliberalismo”, apunta el analista.

El cambio de modelo económico solo es posible en las urnas”

Los paralelismos socioeconómicos entre ambas regiones no son cuestionables, dice Serrano, por lo que anima a que la ciudadanía indignada en Europa se mire al espejo de los movimientos sociales latinoamericanos y replique los mecanismos que ellos utilizaron para salir del hoyo. Sin embargo, “el desprestigio de las elecciones y de cualquier forma de partido político por parte de los actuales movimientos de contestación juegan en contra” de este fin.

Para Serrano hay que entender que la única herramienta útil y al alcance de la mano para cambiar el modelo económico “pasa por las urnas, como ocurrió en Latinoamérica”. Y esta es la principal carencia que le encuentra a movimientos como el 15-M en España: “Hace falta que esa indignación caótica se organice y se convierta en una alternativa política real. Luego hay que buscar ciertos liderazgos y conseguir una cohesión social de todos los sectores indignados”.

Al preguntarle sobre el futuro de los países del Sur de Europa y, en concreto de España, Serrano apunta dos salidas políticas: O Argentina o Venezuela, hay que elegir. La primera opción sería el resultado de una movilización en la calle sin apenas repercusión en unas elecciones. Algo similar al ‘que se vayan todos' de Argentina, que simplemente desembocó en un gobierno reformista. Si, por el contrario, la indignación se canaliza políticamente en las urnas, el resultado será más similar al venezolano o al ecuatoriano, donde llegó al poder un gobierno de transformación.



http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/04/08/el-futuro-de-espana-o-argentina-o-venezuela-elegid-118265/

Compartir este post

Comentar este post