Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

DILMA ROUSSEFF “OTRA GUERRILLERA PROGRESISTA AL PODER”

2 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

29 de octubre de 2010

 

MENSAJE DE LA 36

 

DILMA ROUSSEFF
“OTRA GUERRILLERA PROGRESISTA AL PODER”

 

Las campañas para las elecciones presidenciales del domingo en Brasil llegan al momento decisivo con la candidata del oficialismo, Dilma Rousseff, con una ventaja de 14 puntos porcentuales sobre el opositor José Serra, de acuerdo a los últimos sondeos.
Si en el primer turno de las elecciones, el 3 de octubre, Rousseff quedó a apenas tres puntos porcentuales de liquidar la factura, en este segundo turno su ventaja parece, una vez más, prácticamente insalvable a 48 horas de la habilitación de las urnas.

Entre los últimos sondeos, el instituto Ibope atribuyó a Rousseff una ventaja de 14 puntos porcentuales sobre Serra, considerando únicamente los votos válidos 57% a 43%, pero detectó también la existencia de un 4% de personas que aún no decidieron su voto.
En tanto, el instituto DataFolha apuntó este viernes una ventaja de Rousseff de 12 puntos, de 56% contra 44%, dejando en evidencia un escenario muy similar al apuntado por Ibope.

Por su parte, el instituto de sondeos Sensus calculó que la ventaja de Rousseff era de 15 puntos porcentuales 52% a 37%.
“Yo creo que ese escenario electoral está definido, a menos que ocurra una catástrofe política en las próximas 24 horas. Inclusive porque no logro ver en el candidato Serra una capacidad de reacción”, dijo a la AFP el politólogo Carlos de Melo del independiente Instituto de Enseñanza e Investigaciones Insper, de Sao Paulo.
En los días previos al primer turno de las elecciones, Rousseff ya aparecía con una enorme ventaja en los sondeos, pero todos los institutos fallaron en percibir la fuerza del voto religioso, que optó por la ambientalista y evangélica Marina Silva, quien quedó en tercer lugar y forzó el balotaje.

Para Melo, sin embargo, “inclusive lo que en el primer turno se llamó el 'factor Marina' ahora no existe”.
Rousseff y Serra protagonizarán en la noche de este viernes el último de los debates de televisión, con la expectativa de reducir el tono de los últimos debates, en particular el del lunes, donde los candidatos se trabaron en duros intercambios de acusaciones de todo calibre.
“Es necesario admitir que esta campaña electoral ha sido un horror, realmente. La gran víctima de esta campaña electoral ha sido la Política, con P mayúscula. Hemos tenido momentos pobrísimos, y los temas más importantes siquiera fueron mencionados”, consideró el analista.

En ese sentido, añadió, “un debate lleno de acusaciones termina como si fuese un empate, y un empate favorece al que está adelante en las preferencias”.
Inclusive el polémico tema del aborto, que fue apuntado como una de las razones del voto religioso a Silva en el primer turno y que parecía una discusión a superar en la segunda vuelta, volvió fugazmente al orden del día después de que el propio papa Benedicto XVI se refirió al tema.
Para Melo, “los análisis mostraron que el perfil prioritario del elector era el de una mujer pobre. Pero los candidatos no lograron hablarle a ese elector femenino y pobre más allá de una polémica sobre el aborto”.

Para el director del instituto Sensus, Ricardo Guedes, la ampliación de la ventaja de Rousseff ocurrió precisamente porque el foco de las discusiones salió de los temas como aborto y religión.
“La discusión emocional y de valores perdió fuerza y volvió al campo racional de los temas económicos y políticos”, que favorecen a la candidata de un gobierno que sacó a millones de la pobreza y termina en una expansión económica, explicó.

El domingo casi 136 millones de brasileños están llamados a elegir al sucesor del carismático Luiz Inácio Lula da Silva, entre Rousseff, de 62 años, y Serra, de 68.
¿Quién fue Rousseff, antes de ser la futura presidenta?
Según un artículo aparecido en Le Monde Diplomatique escrito por Darío Pignotti, fue una mujer de un pasado guerrillero y se puede decir que es casi nueva en el Partido de los Trabajadores, encaminada a ser la Presidenta del gigante Latinoamericano.

En la fotografía de su juventud como integrante de la guerrilla Dilma Rousseff aparece con lentes de grueso aumento que ocupan casi la mitad de su rostro.
Aquella joven de 22 años retenida por la dictadura era fichada como prisionera número 3023, y en aquel entonces los represores no se imaginaban que un día sería la Presidente de Brasil.

Ese retrato en blanco y negro del DOPS, publicada por el diario francés Le Monde Diplomatique, es la primera pista sobre la biografía pública de esta economista desconocida para la mayoría de los brasileros hasta hace un año atrás y a quien ahora todas las encuestas la dan como ganadora de las elecciones de este domingo. Rousseff fue detenida y torturada durante 28 meses, militó en varias organizaciones de izquierda, como la Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares (VAR Palmares), un grupo armado recordado por su audacia. Este grupo fue responsable de una de las acciones más humillantes para la dictadura, el robo de un cofre conteniendo dos millones y medios de dólares a uno de los personajes más corruptos del régimen.

Rousseff niega su participación en esa acción, pero acepta pertenecer a la VAR Palmares, y ahora exhibe ese pasado de presa política como un trofeo de un momento de su vida. Un hecho que la vieja derecha brasileña recibe con encono, cuando se dispone a festejar en marzo próximo un nuevo aniversario en el Círculo Militar del golpe de estado de 1964.

Rousseff está divorciada y tiene una hija, nació en una familia burguesa y se educó en el colegio más reputado de la ciudad de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais. Con su nuevo mandato el Partido de los Trabajadores estará cumpliendo 12 años en el poder. Todo hace suponer que el mandato de Roussef debiera proseguir la continuidad del gobierno de Lula durante 8 años.

La derecha brasilera, señalan a Rousseff su carácter de candidata por descarte y circunstancial, que ascendió al primer plano político, a consecuencia de las sucesivas crisis de corrupción conocida como “Mensalao” un pago mensual por sobornos a parlamentarios. Este caso enorme de corrupción dejó al desnudo y en ruinas al primer gabinete de Lula, descabezando la cúpula del Partido de los Trabajadores y casi derriba al propio Lula.

Rousseff, tiene cierta experiencia administrativa ya que fue secretaria de Economía y de Energía en Río Grande do Sul, estado donde fue militante durante treinta años y luego ministra de Minas y Energía Federal .
Se afilió al Partido de los Trabajadores a comienzos del 2000 y carece de peso propio en un partido de más de un millón de afiliados. Se puede decir que tiene un perfil altamente tecnocrático y no cuenta con el respaldo de ninguno de los sectores del PT, Lula la escogió en 2005 como Jefa de la Casa Civil donde controló las riendas del gabinete de la Presidencia.

A partir de 2007, durante el segundo mandato de Lula, Rousseff fue ratificada en la Casa Civil y adquirió un peso de Primera Ministra, asumiendo el primer lugar en el Programa de Aceleración del Crecimiento al cual se le había asignado un presupuesto de cientos de millones de dólares destinados a obras de infraestructura y  viviendas populares.

También dirigió la formulación de la legislación petrolera, dotando a este sector de mayor peso del estado en la explotación de las reservas gigantes descubiertas en el litoral atlántico.  
Con un mameluco naranja como el que utilizan los trabajadores en las plataformas petroleras de alta mar les dijo a un grupo de sindicalistas estar “orgullosa” de haber renacionalizado Petrobras, rescatándola de las privatizaciones incidas por el ex Presidente Enrique Felipe Cardozo. 

Rousseff reconoce públicamente ser discípula de Lula quien fue su mentor y creativo. “Lula nació en Pernambuco estado del nordeste, ella en Minas Gerais; el era muy pobre, ella tenía un poco más”, esto está escrito en un cartel electoral de su campaña. 
Claro en ese tuteo y desgaste con el poder a Dilma le pasó lo que a los demás guerrilleros devenidos en mandatarios, perdió su combatividad forjada en la lucha contra la dictadura. Cambió los lentes negros de aumento por otros de contacto, echó mano a un buen cirujano plástico para estirar su rostro quitándose varios años de encima  y comenzó a lucir trajes de lujo muy costosos. Tomó clases de control y artes marciales para no perder los estribos en los debates de la televisión frente a sus adversarios.

Al menos en Brasil la derecha actúa diferente a nuestro país. A medida que las encuestas dan a Dilma triunfadora en estas elecciones llevan a cabo una campaña de ataques virulentos contra Rousseff. El grupo periodístico O Globo, algo similar a Clarín en la Argentina ha asumido en el mayor baluarte conservador de la campaña contra Dilma, agitando fantasma de su pasado guerrillero, nada nuevo bajo el sol si se tiene en cuenta que la vieja derecha brasilera no está dispuesta a perder el control en el poder.
Rousseff se perfila al igual que Lula al “continuismo” progresista, un empeñado propósito de de “dotar con rostro humano al capitalismo”, según lo explica con claridad el politólogo Marcos Roitman en un artículo reciente.

 

Lula es el máximo representante y ejemplo a seguir por el resto de los progresistas del continente del “neoliberalismo de izquierda”. Mujica lo ha dicho repetidamente en público su ejemplo a seguir es Lula.

Con la desaparición de la ex Unión Soviética y el socialismo real en los países del este europeo, el capitalismo se adueñó enteramente de la escena mundial. Este articulista insiste en afirmar esta realidad de que nos “hallamos inmersos en el modo de producción capitalista” y pone como ejemplo la mercantilización del propio cuerpo humano.

Ojos, riñones, hígado, y hasta los huesos adquieren un valor de cambio.

 

Las clases populares explotadas y dominadas venden ahora sus órganos para enfrentar el hambre y pagar sus deudas, mientras los burgueses alargan su vida gracias a estos “donantes de necesidad”. 

Este es el famoso mercado del que hablan los economistas de izquierda neoliberales como Astori, al parecer carente de toda ética. Pero tal como lo señala Olesker, otrora también integrante del Comité Central de una organización de perfil guerrillero, el plan de salud progresista es una verdadera maravilla, acceder a los bancos de retina, plasma, riñones, etc es parte de ese avance de la civilización.

 

Es imposible resistirse al progreso que trae, BOTNIA, Aratirí, la central nuclear, los transgénicos, el biodisel, etc. Ese es el tren del progreso quien puede oponerse a él.

Puede ser que traiga algunos efectos no deseados, como cuando en la guerra los aviones de la OTAN en Afganistán asesinan niños y mujeres inocentes. Pero ya se corregirán por si solos esos errores, todo se solucionara por su propio peso, sea el recalentamiento del planeta, la pérdida de soberanía alimentaria, el envenenamiento del río Uruguay, la mortandad de peses, al capitalismo no hay quien lo pare y detenga.

 

El pueblo pobrecito ignora, es engañado una y otra vez, desinformado, y también él sueña con acceder al mercado. Y si no vean como son los más humildes quienes festejan la noche de las brujas, se colocan disfraces y salen a la calle a remedar a los yanquis pidiendo “dulces en lugar de caramelos”.

Pero desconocen en cambio que las guerras de hoy ya son por las materias primas, los recursos naturales, y allí impera la ley del más fuerte y no la razón o el entendimiento entre las naciones. Los gobierno capitalistas se vuelven depredadores por excelencia. Fidel habla de las futuras catástrofes sin precedente de esta política planetaria del imperialismo. 

 

Tiene mucha razón Fidel cuando habla de batalla de ideas en este plano, por que el debate teórico vuelve a ponerse en el primer plano de la lucha política.

Chávez, Cuba, Correa, Evo, y hasta el recién fallecido Kirchner intentan en este debate teórico llevar a la práctica su Socialismo del siglo veintiuno, su revolución ciudadana, el ALBA, el Banco del Sur, la Unasur, TELESUR etc.

 

Pero por su lado Lula, Mujica, Lugo, siguen empeñados en dotar al capitalismo de un rostro humano. Mujica no tiene teoría propia ni ideología que lo conduzca, es un filósofo de boliche, y a la vez continuismo de Tabaré Vázquez y llevado de las narices por Astori que es el único que realmente tiene un plan y está vinculado al FMI y el Banco Mundial. “Progresistas” ahora proceden de la intelectualidad guerrillera y comunista de los años setenta, si se analiza cada nombre se vera cual es su abstracción de clase y su perdigué político. Ahora desde las instituciones falsean los números de la realidad, saquean al pueblo desde esas mismas instituciones, a las cuales ahora le cambian de contenido. Bancos, que se convierten prácticamente en instituciones de beneficencia, enormes transnacionales como la Mac Donald adoradas por los artistas, periodistas, parlamentarios y el poder, vendiendo hamburguesas para las instituciones de la lucha contra el cáncer. A todo emprendimiento lucrativo hay que dotarlo de un sentido solidario.

 

Para el Frente Amplio ahora la lucha se resume a un enfrentamiento entre las fuerzas de la anterior dictadura, la derecha de la motosierra cavernícolas a quienes no se les puede permitir que regresen.

¿Pero qué significa para ellos y por tanto para una gran parte del pueblo ignorante ser progresista?

Ponerse del lado de los indigentes y darles una ayuda económica. Promover los consejos salariales para los trabajadores. Ser sensibles ante los problemas sociales. Por tanto muchos pueden llamarse a si mismos progresistas, desde quien da una moneda en la calle, hasta quienes visitan un cotolengo a fin de año. Todos en este momento -desde Fernández de Fripur, López Mena de Buquebus, o los Peirano- de una manera u otra son soldados del Pepe, luchando contra la derecha despiadada e insensible ante las necesidades de los más débiles.

Varias veces al año, vemos por televisión a la mayoría del empresariado anunciar sus contribuciones para obras sociales, ejemplo de altruismo y hermandad entre los uruguayos. Todos se comprometen con el medio ambiente y todos se fotografían en Galería se trate de un desfile de modas, a beneficio de un hogar de ancianos, o a favor de los minusválidos. Todos son ejemplos de progresistas de hoy.

 

Son progresistas quienes llevan a cabo sus campañas contra accidentes, y las sociedades protectoras de animales. En Francia por ejemplo tal como lo señala el articulista de Le Monde, está el ejemplo de Brigitte Bardot es un estandarte del progresismo mundial cuando encabeza una campaña contra la matanza de las focas, para el comercio de pieles, pero a su vez ella dice simpatizar políticamente con el Frente Nacional de ultraderecha de Jean Marie Le Pen.  

 

Tal como dice Mujica, “como te digo una cosa te digo la otra”, un progre de este estilo, se levanta progresista y se acuesta reaccionario. El pragmatismo político permite cualquier alianza. Para los progresistas del Frente Amplio, la crítica y autocrítica se les olvidó, y su crítica de hoy ya no es contra el capitalismo, ni contra el imperialismo como cuando ajusticiaron a Mitrione, o le expropiaban las libras a Mahilos. Ahora estos Progresistas sin principios prefieren criticar a los “izquierdistas”, “ultras” “radicales”, cavernícolas del pasado que no son capaces de darse cuenta que el mundo cambió. La izquierda anticapitalista y antiimperialista, la izquierda marxista leninista es anticuada, cosa del pasado. Es una locura un desquicio afirmar que el verdadero progresismo debería luchar contra el capitalismo y contra el imperialismo, enfrentar a las transnacionales. Para el progresismo uruguayo regenteado por Astori y Mujica, ahora la contradicción principal de los progresistas no es más “oligarquía - pueblo” luchar progresistas contra neoliberales.

 

En realidad el progresismo salió de la clase dominante de los liberales ingleses de Tony Blair de quien Tabaré Vázquez se dijo admirador antes de ser presidente en un reportaje en La República. La izquierda radical política y teórica  en cambio no se identifica con esta idea del progreso. Claro que a los efectos de America Latina y procesos realmente de izquierda o progresistas como Cuba, Venezuela, Ecuador y Bolivia, existe una diferencia importante y debemos reconocerla entre un gobierno de Vázquez o Mujica y otro de Batlle, Sanguinetti, o Lacalle.

 

PERO PARA EL POBRE PUEBLO URUGUAYO LA DIFERENCIA ENTRE UNO Y OTRO GOBIERNO, ES LA MISMA QUE EXISTE DE LOS LABIOS A LA BOCA.

 

Tomado de Cx 36 Radio Centenario

 

Compartir este post

Comentar este post