Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

EEUU defiende su derecho a asesinar a ciudadanos de esa nacionalidad

10 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

acluEl gobierno de Barack Obama sostuvo que la Casa Blanca debería tener autoridad no sujeta a revisión para rastrear, localizar y asesinar a ciudadanos estadounidenses en cualquier parte del mundo si estos representan supuestamente una amenaza para Estados Unidos.

El alegato se hizo ante un tribunal federal en respuesta a una demanda presentada por la Unión por las Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) y el Centro por los Derechos Constitucionales.

Estos grupos representan a Nasser Al-Awlaqi, quien entabló una demanda en relación con la decisión del gobierno de autorizar el asesinato de su hijo, Anwar Al-Awlaqi, un clérigo musulmán nacido en Estados Unidos que ahora vive en Yemen.

Jameel Jaffer, de la ACLU, dijo: “Si la Constitución significa algo, seguro que el Presidente no cuenta con autoridad no sujeta a revisión para ejecutar sumariamente a cualquier estadounidense que según él sea un enemigo del Estado”.

(Con información de Democracy Now!)/ Tomado de Cubadebate

Compartir este post

Comentar este post

Néstor 11/11/2010 10:55



No es necesario defender el derecho de asesinar a sus ciudadanos, pues ya lo ejerce desde tiempos inmemoriales, asesinando por ejemplo a sus propios presidentes, lo malo es que además de asesinar
a sus propios ciudadanos que podríamos pensar que es un problema intestino de los EEUU y el cual debería ser resuelto por su propio pueblo, también asesina a ciudadanos de todas partes del
planeta invocando la libertad, democracia y no sé cuantas virtudes más que se le ocurren a estos engendros y terroristas internacionales.


Conclusión final:estos tipos estadounidenses son unos verdaderos asesinos con patente para matar a quien le plazca, algún día "LA TORTILLA SE DARA VUELTA" y veremos qué pasará con estos mal
nacidos entonces, no hay mal que dure tanto tiempo ni pueblo que lo resista.